www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4969918
Un país para escucharlo - Programa 1: Sevilla y Cádiz - ver ahora
Transcripción completa

# El tiempo lo dice todo,

# y en el camino sabrás

# la vida no es como empieza,

# es como terminará. #

"A lo largo de mi vida he viajado sin documentos,

he bailado rock en la plaza del pueblo,

he sido marinero y algunas veces capitán,

y sin querer o queriendo, me he metido en mil milongas.

Hoy comienzo una nueva aventura

en la que explorar un país de músicas

lleno de paisajes sonoros.

Un encuentro con amigos y otros por descubrir.

Estoy en Andalucía, tierra de luz, de alegría,

de cantes de ida y vuelta,

de la mano de un músico al que admiro voy a tener la suerte

de adentrarme en esta nueva y fascinante experiencia.

(Música)

Soy Ariel Rot y esto es 'Un país para escucharlo'."

(Música)

A que sitio especial me has traído.

Es una parte emblemática de la geografía de la baja Andalucía.

Nunca había estado y me parece espectacular,

es gran sensación de amplitud y de silencio también,

dos cosas que son casi artículos de lujo, hoy en día.

Sí, este es el campo de Andalucía,

que es un campo que tiene su propia voz,

que es un campo que ha destilado mucha música

y mucha de ella ha venido de la gente del campo,

de los campesinos, de sus cantes de trabajo,

de sus cantes de pena, de dolor,

y Andalucía tiene geográficamente esa cosa que, de alguna forma,

tiene un sonido que te invita a que aflore la voz de la tierra,

la voz de las personas. Qué maravilla.

Pero tú no naciste ni siquiera en Andalucía.

Yo nací en Cataluña, pero a los dos años estaba ya en Cádiz.

Y luego viniste a Sevilla.

Y a los nueve años me vine para Sevilla con mi familia,

Y en esa época, ¿ya escuchabas música,

intentabas tocar algún instrumento?

Mi vinculación con la música viene de la radio,

de estar en mi casa en Cádiz con mi madre,

y teníamos la radio siempre puesta en casa,

entonces, escuchábamos muchas cosas juntos.

Yo soy de la cultura musical de la radio,

de Nat King Cole, de Juanita Valderrama,

de Caracol, de Antonio Machín,

esa música tan sentimental que había en los años 50,

que era una música muy de postguerra,

que este país estaba muy herido y necesitaba melodías,

necesitaba esa música que te acariciara un poco el alma.

# Te echo de menos,

# la cama revuelta,

# y ese zumo de naranja

# y las revistas abiertas,

# y en el espejo # no encuentro tu mirada,

# no hay besos en la ducha,

# ni pelos, ni nada.

# Y entre nosotros # un muro de metacrilato

# no nos deja vernos,

# ni manosearnos,

# y por las noches # todo es cambio de posturas

# y encuentro telarañas

# por las costuras. #

# Lo mismo te he echado de menos, # que antes te echaba de más.

# Si tú no te das cuenta # de lo que vale,

# el mundo es una tontería,

# si vas dejando que se escape

# lo que más querías.

# Si tú no te das cuenta # de lo que vale,

# el mundo es una tontería,

# si vas dejando que se escape

# lo que más querías. #

En un momento, decides hacerte un viaje a EE.UU.

y pasar una temporadilla ahí, ¿no?

Sí, ya había estado en algunos festivales rock aquí por Europa,

ya habíamos visto algunos grupos interesantes.

Y es a tu vuelta cuando te juntas ya con Raimundo,

con esta gente, y empezáis ya a desarrollar,

así de una manera intuitiva y espontánea

lo que luego fue viniendo, ¿no?

Entonces empecé a hacer mis primeras canciones

y las tocaba ahí, en mi casa

y Raimundo se ponía conmigo a tocar

y me decía: "Toca eso otra vez".

y yo decía: "¿Para qué? si yo ni sé tocar, ni sé cantar..."

Pero se produjo ahí una relación,

que él como que entendió mi...,

lo que yo ni sabía que quería hacer.

Y en dos años estábamos grabando el disco de "Veneno", en 1977,

Ese disco histórico.

Al año siguiente ya estábamos escuchando en la radio "Salta",

de un grupo que se llamaba Tequila,

(TARAREA)

Oye Kiko, que vamos a viajar mucho estos días,

(Música)

vamos a estar juntos, vamos a hablar de un montón de cosas,

pero, ¿qué me tienes preparado?

Bueno, vamos a estar por aquí en Sevilla ahora en sitios bonitos,

en sitios interesantes, viendo grupos de hoy en día,

Y vamos a salir de Sevilla también, eso me has prometido.

Sí, vamos a ir también para Cádiz y para Jerez, estos días,

estamos aquí en Andalucía la baja.

Lo vamos a pasar muy bien, Kiko, tenemos mucho que contarnos.

"Sobre el origen de Triana hay varias teorías,

una dice que viene del Emperador Trajano.

Otra cuenta que procede del latín y que significa 'más allá del río'.

Sobre Rosario, sin embargo, solo hay uno.

Ella es La Tremendita."

Estamos aquí en el antiguo Hotel Triana,

sitio de fuente de ese sonido que tiene Andalucía,

de los pies y las manos sonando al ritmo del corazón.

Sevilla, qué te voy a contar, es la mía.

-Estamos en Triana. -Iba a seguir por Sevilla,

pero si ya te hablo de Triana, hablamos de mi casa, de mi barrio.

Estás hablando de los corralones.

De los corralones, porque antiguamente lo que había en Triana

eran casas que eran corralones

donde había habitaciones alrededor de un patio,

y dormían en una habitación diez personas,

y allí se juntaban y lo mismo hacían una olla de puchero

para toda la calle, que lo mismo se ponían a cantar, a bailar,

que ponían un bidón en medio de la calle los viernes

para que los niños se ducharan porque era el día que se duchaban.

Con 12 años cuando volvía del colegio, he vivido como

iba desapareciendo, cómo las máquinas destruían los corrales,

cómo hacían edificios donde se convertían las casas y corralones

en apartamentos de 20 metros.

Porque, ¿tú sientes que eso también afecta

al espíritu musical del barrio?

Ha afectado muchísimo, aquí hay mucha gente que esa afición

al flamenco, al cante, a la música,

hoy por hoy ya no...

Ya no se hereda como lo pudiste heredar tú.

No, es una pena, ¿no?

¿Cómo vives tú la música que quieres hacer?

Tu nueva música es hecha aquí, desde Triana.

Mi lenguaje natural, por supuesto, es el flamenco,

mi modo de expresarme es flamenco, porque yo me he criado en las peñas,

en los concursos y festivales.

Quiera que no, es un sistema muy rígido,

donde un niño con diez u once años,

al final es un poco duro.

Yo me encontraba en un concurso con siete u ocho personas

de 60 años, mirando si yo la taranta de Linares la hacía bien,

y de pronto, competía con personas de 70 años,

y yo tenía diez años.

Entonces, yo creo que eso me fue generando mucha impotencia.

Entiendes que yo no he ido a la cárcel, ni he arado el campo,

y trabajo con un Macintosh,

y dices tú: "Yo quiero estar en mis tiempos".

Y me ponen a Bill Evans,

y entiendo que en un tema de Bill Evans

yo puedo cantar encima una soleá de Triana,

y escarzaba perfectamente.

Y empiezas a emocionarte y a entender

que tu lenguaje no está tan lejos.

-Yo creo que lo más importante es encontrar nuestra voz.

La voz que yo pueda tener es encontrar mi persona

y mi coherencia, a mí me ha costado mucho el encontrarme a mí misma,

porque te crían, que te tienes que poner un mantón y una flor

y salir a cantar flamenco, y tu naturaleza es otra,

y te tienes que sentar en una silla con un guitarrista,

y tu naturaleza es otra.

Y a mí me ha costado muchos años, pero de terapia.

Entonces, yo ya, hoy por hoy,

encontrarme. Es decir, yo hago flamenco,

por supuesto, pero esta es mi verdad

y necesito estar de pie y necesito estar moviéndome,

y no me gusta una flor en la cabeza, a mí no me queda bien,

me encanta verla en otras personas, pero a mí no me queda bien.

Para mí, mi voz hoy,

se trata de ser coherente con mi verdad,

y mi voz no es solo mi garganta, mi voz es mi instrumento,

mi voz es lo que yo quiero comunicar y lo que yo quiero contar.

(Música)

# A qué juegas tú conmigo,

# mujer de mal corazón,

# porque conmigo eres mala,

# que dime que tengo yo,

# de mi gente y mi fortuna,

# por ti llegué a renunciar.

# Y ahora me veo solita,

# te tengas por caridad. #

(TARAREA)

(Música)

"Hablar de Ricardo Pachón,

es hablar del origen del rock andaluz.

Manager de Smash y productor de Lole y Manuel,

Veneno, Pata Negra y Camarón.

Una generación que rompió las barreras que había

entre el blues, el rock, la psicodelia y el flamenco.

Un sonido que se movía entre las aguas

del Misisipi y el Guadalquivir.

y unas corrientes que se convirtieron

en 'Una leyenda del tiempo'".

Ricardo, entonces, ¿tú empezaste con Smash?

La verdad es que Smash en Sevilla eran algo

más importante incluso que la música porque eran

el catalizador del movimiento hippie de aquí, ¿no?

Los primeros con los pelos por la cintura

y ahí se fueron apuntando una serie de gente,

que incluso no eran músicos, era un símbolo del cambio

potente que se produjo en Sevilla.

Y eso te llevó a un camino de productor

que unos años después con Lole y Manuel

empieza brillantemente.

# Y en la montaña

# se oye un eco de gemidos,

# el viento ha quebrado juncos

# que ya estaban florecidos. #

Y al poco tiempo de este gran zambombazo que fue en toda España,

que nos alegró tanto,

Veneno y después viene Camarón.

Él estaba entusiasmado porque estaba rodeado de gente Camarón,

odiaba la soledad,

era una persona que necesitaba mucho de estar con gente,

entonces, aquí el estudio era una fiesta.

Sabías que te ibas a encontrar con toda esta crítica, ¿no?

Hombre, venían los gitanos de Madrid, los Chichos,

la gente que se enteraba, "oye, Camarón está haciendo una locura".

y se lo decían a Camarón y él se reía, ¿no?

Yo creo que Camarón era superinteligente.

# El Señor va sobre el tiempo

# flotando como un velero,

# flotando como un velero. #

Y al poco tiempo, también le metiste mano a Pata Negra,

que quizá sea la culminación de tu andadura por el rock andaluz.

El primer disco de Pata Negra se hizo después

de "La Leyenda del Tiempo", en el 81.

Yo en aquel momento, por ser productor de Camarón,

podía meter cosas raras, porque Pata Negra eran raritos.

¿Hay cosas nuevas en ese estilo? ¿Se están haciendo cosas nuevas?

Claro que sí, ahora por ejemplo, hay un grupo aquí en Sevilla

que se llama Derby Motoreta's, tiene dos apellidos más,

pero que no me los aprendí.

Y esta gente, de alguna forma, reviven la tradición

del rock andaluz.

(Música)

# En el salto del gitano,

# una vieja se ha resbalado

# y los buitres,

# buitres del sueño,

# le han robado su anillo blanco.

# La luna,

# brecha en el tiempo,

# la luna te agarra del pescuezo,

# como madre que agarra el cielo

# con sus alas de cuchillo viejo. #

# Romeros del campo, # amapolas en flor,

# que los cantes se asentaron, # ay color.

# Romeros del campo, # amapolas en flor,

# que los cantes se asentaron # ay color. #

¿Dónde me has traído, Kiko?

Esta es la Fábrica de Artillería,

la Real Maestranza de Artillería, aquí se fundió el Giraldillo,

aquí se fundieron los leones de Las Cortes,

se fundieron muchas bombas de estas que te tiran,

y es un sitio muy emblemático de la historia de Sevilla,

Ha quedado un espacio realmente espectacular.

# El primer rayo de luz,

# que rompe el amanecer,

# nos devuelve aquella imagen

# que no nos dejaron ser. #

Bueno, ¿qué venimos a hacer aquí?

Por cierto, el sitio está fantástico.

Aquí vamos a entrevistar a Rocío Márquez,

después cantaremos un poquito la canción

que hemos preparado con ella.

Y este es nuestro primer día.

(Música)

"Rocío Márquez se mueve con la soltura de quien conoce las reglas

y no tiene miedo a romperlas.

Esta cantaora rubia y de ojos claros,

ha deslumbrado a puristas y profanos

con su nueva visión del cante.

Rocío, ¿cómo eran esos primeros años,

tu infancia en la taberna de tu abuelo?

¿cómo era este ambiente que se respiraba ahí?

La verdad es que yo me siento una persona muy afortunada

porque desde pequeña he sentido la música dentro de mi vida.

Mi abuelo en eso tuvo muchísimo que ver,

sobre todo, hasta hace poquito que él nos ha dejado,

pero tenía la cabeza brillante

y de repente, estabas hablando con él y te decía: "Apunta",

y paraba la conversación y te decía una letra,

cualquiera que se le viniera a la cabeza.

Y luego empiezas también a innovar y a buscar cosas nuevas

en un territorio bastante estricto,

pero además, eres investigadora y escribes tesis.

Sí, la hice sobre la técnica vocal en el flamenco,

a mí era un tema que siempre me había apasionado,

porque creo que es el camino que tenemos que seguir

para que también el flamenco tenga ese punto de investigación,

que todo lo escrito no sea poesía,

que está genial, los sonidos negros de Lorca,

pero que también haya un punto un poco más objetivo y analítico.

-Estuviste cantando en una huelga minera.

¿Cómo viviste eso?

Creo que ha sido de las experiencias más emotivas de mi vida,

salí de allí tocada.

Había que meterse en una vagoneta,

que iba haciendo un sonido escalofriante,

con el relieve de la tierra porque iba chocando,

y yo llegué a esa primera galería, que era donde estaban ellos,

que lo tenían puesto con plásticos y tal para quitarse

del frío, de la humedad, cubierto

con dibujos de sus niños y de los niños de la zona,

"ánimo papá", "la lucha minera", tal, cual.

Y yo ahí me desplomé, yo allí dije: "Ay, Dios mío".

Y entonces, claro, acabé llorando

y los pobres consolándome a mí, y yo decía: "No, esto era al revés".

La idea de esto era justa la contraria.

Y es curioso porque ahora cada vez que canto por mineras

es lo que se me viene, es la emoción que recuerdo.

# Andaluces de Jaén,

# aceituneros altivos,

# decidme en el alma, quién,

# quién levantó los olivos,

# andaluces de Jaén,

# andaluces de Jaén.

# No los levantó la nada,

# ni el dinero, ni el señor,

# si no la tierra callada

# y el trabajo y el sudor,

# unidos al agua pura

# y a los planetas, unidos,

# los tres dieron la hermosura,

# de sus troncos retorcidos.

# Andaluces de Jaén,

# andaluces de Jaén,

# aceituneros altivos,

# decidme en el alma de quién,

# de quién son esos olivos,

# andaluces de Jaén,

# andaluces de Jaén. #

(Música)

Aquí estamos en Cádiz,

Cádiz, Cádiz, fíjate que sitio, ¿qué te sugiere?

Qué maravilla, bueno, como un decorado de cine parece.

no sé, una magia, una luz,

una actitud en la gente también,

de alegría, de compartir, de vecindad.

Sí, es una ciudad de una convivencia muy antigua.

Convivencia, esa es la palabra.

Y yo estuve aquí de los dos hasta las nueve años.

Y es una ciudad..., yo creo que el instinto artístico

aquí, yo creo que se cría de alguna forma, muy natural.

Este aire irreal que tiene Cádiz,

yo creo que a mí me inspiró para mi posterior vida.

Yo creo que esa espontaneidad que tienes tú

con tus letras y con tu manera de componer instantánea,

es lo que se refiere un poco aquí, ¿no?

que cualquiera se para y se pone a cantar algo

y parece que lo tuviese preparado ya, ¿no?

Aquí la gente canta desde chiquitito.

Y no hay quien no cante, ¿no?

Sí, hay gente que no canta, pero hay una costumbre social,

familiar, de cantar.

Ya estamos disfrutando, qué maravilla.

-Aquí están posiblemente las mejores ortiguillas de España.

¿Seguro? Mira que soy experto en ortiguillas yo.

Yo te las doy para que la pruebes.

Posiblemente las mejores ortiguillas de España.

Posiblemente, ¿eh?, cuidado.

"En 1908, una compañía gaditana de zarzuela

estaba de gira por Montevideo,

la taquilla fue un desastre y los músicos se arruinaron.

Para comprar el pasaje de vuelta sus componentes decidieron cantar

murgas por la calle y pasar la manga,

que es como le dicen allí a pasar la gorra.

Fue así como el Carnaval de Cádiz y el de Uruguay,

separados por 10.000 kilómetros, quedaron unidos para siempre."

Me acuerdo ese año 95, que me llamaste a casa de mis padres,

y dice: "Soy Kiko Veneno", y yo: "Sí, hombre".

Yo creía que era un amigo mío de broma,

y me tuve que repetir 500 veces, y ahí nos conocimos,

que para mí fue un gran honor conocer al cantante del momento,

que sigue siéndolo.

¿Cómo explicarías tu en argentino, como Ariel, el Carnaval de Cádiz?

porque él nunca ha estado aquí, cómo se lo explicarías tú,

en breves palabras.

El Carnaval de Cádiz es, sobre todo, libertad.

Aquí no tenemos el problema que hay ahora en España con el humor,

de los límites del humor.

¿No hay ese problema?

No, no hay límite, el límite es la ley, como en todo.

O sea, la ética, cada uno tiene una.

Entonces aquí, hablamos de lo que queremos

y luego, está la gente para escucharlo o no.

El Carnaval ha sobrevivido a dictaduras,

como una que hubo de Franco últimamente,

y ahí agudizábamos más la imaginación, los que lo hacían.

Como suele ocurrir con las dictaduras.

Y pasaban la censura, y ahí quedan las letras...

Encubierta, buscando un poco la poesía y esas cosas.

Bueno, y estamos también con la Koki,

una de las grandes pioneras también del Carnaval de Cádiz,

fue de las primeras mujeres,

y después tiene una fuerza y un arte personal,

que se sube a las paredes.

como Spiderman, rápido.

Yo me aprovecho de la oportunidad que mi ciudad me otorga.

Si en Cádiz tenemos esta oportunidad, yo me voy a la calle

y aprovecho. Yo soy superformalita todo el año.

Maestra de infantil, todo el año.

Ahora, llega el Carnaval y no me conoce nadie,

porque aprovecho, me transformo, me vuelvo loca.

¿Desde cuándo existe esto?

Soy muy ignorante, lo siento. ¿Desde cuándo existe?

Me has puesto en un compromiso, pero esto tiene cientos de años.

A veces, hablamos por Carnavales,

te dicen: "¿Cuándo pasó?" y dices: "Eso rondaba el año 76,

que salió no sé qué agrupación".

"¿Cuándo me casé? El año de los tal".

Te acuerdas del año por lo que saqué,

yo llevo 40 años,

te acuerdas de los hechos por el año de la agrupación,

es curioso.

Me gustaría que cantáramos algo, yo canto con ustedes.

Voy a cantar una chirigota del año 95 nuestra,

que se llamaban "Los Lacios", que era un personaje muy soso,

y decía:

# A mí me hubiera gustado

# ser de mayor cirujano,

# por eso nunca me pierdo # el programa "En buenas Manos".

# A mí me encantan las tripas, # los tendones y la sangre,

# yo siempre lo veo comiendo # y no se me quita el hambre.

# Mi madre me hizo un pollo # y yo, en vez de cogerlo

# e hincarle el diente,

# le hice dos operaciones

# y ahora anda el pollo # perfectamente.

La capital del pavo, ¿eh? Cádiz, de Europa.

¿Ah, sí? Sí.

-¡Hombre! ¿Qué haces aquí? -Se puede, ¿no?

-Qué mono que vienes. -¿Has visto?

-Qué camiseta más bonita llevas.

He venido al barrio ideal. Hemos venido a la zona cero.

Exactamente, la zona cero de la guasa.

El cante más de Cádiz, son las alegrías,

¿qué pasa aquí, que hay tantas ganas de reírse?

Bueno, yo creo que será, a lo mejor, una defensa...

-La catarsis. -Exactamente.

Algo como un escudo, una coraza a la pena.

Iñaki Gabilondo un día me preguntó: "¿Qué es Cádiz?".

Y le dije: "Pues es la risa que se desangra", para mí.

Y el "Tirititrán", ¿de dónde crees tú que viene?

El tío Chano Lobato contaba una cosa,

tú sabes, como los mil embustes que contaba.

Ignacio Espeleta, que era un cantaor de Cádiz,

un gitano del barrio de Santa María,

estaba de cantaor en las calles de Cádiz,

un espectáculo que hizo Ignacio Sánchez Mejías

con la Argentinita.

Un día llegó, y mira si era aficionado a empinar el codo,

tú sabes, pegarse cuatro vasos,

y un día llegó más contento el hombre y dice que entró

así en la alegría que tenía que cantar él,

y las dos así puestas, las dos bailaoras,

(HACE EL SONIDO DE LA GUITARRA)

Ignacio con el morazo, así mirando,

y el guitarrista: "¡Ignacio, Ignacio!

¡Ignacio, entra!".

Esto cuenta Chano, ¿eh?

Y dice que ya saltó, soltó la primera y en vez de cantar

una letra, empezó: # Piticlán, tipiclán,

# Tiriripiquín, parripiáun. #

y dicen que fue la borrachera de Ignacio

lo que provocó el "tirititrán" que hoy se conoce.

Tú te lo crees, ¿o no?

Dice: "Ya voy yendo yo 'pa Cai',

ya voy yendo yo 'pa Cai',

tierra de la alegría, se me quitan todos los dolores

cuando piso la bahía.

# Ya voy yendo yo "pa Cai",

# tierra de la alegría,

# ya voy yendo yo "pa Cai",

# se me quitan los dolores,

# cuando piso tu bahía.

# Cuando se entra por "Cai",

# por la bahía,

# se entra en el paraíso

# de la alegría. #

¡Ole! ¡Qué bonito!

Qué maestro, qué maestro.

En dos ratos así hacemos un disco.

(Música)

"En el siglo XVII llegaron a Cádiz más de 10.000 esclavos

procedentes de África.

Ellos nos trajeron unos ritmos que luego viajaron hasta América

con los cantes de ida y vuelta.

Los mismos que luego se colaron de contrabando

en la España de Franco cuando las canciones de Jimmy Hendrix

sonaban en la emisora de la base americana de Rota.

Muy cerca de ahí, vive el productor asturiano Paco Loco,

uno de los productores más interesantes de nuestro país."

Paco, qué maravilla lo que tienes aquí, ¿eh?

Aquí, ahí y al fondo.

Ya me lo he recorrido todo. Está todo lleno.

Habrás tardado mucho tiempo en juntar todo esto.

Se iba juntando. Bueno, tú vienes de Gijón,

y de repente descubres esto, ¿cómo es eso?

Yo me he movido aquí por lo que se mueve la mayoría de la gente,

por amor, mi mujer tocaba en un grupo,

se fue a grabar a Gijón,

y a los tres meses nos casamos

y vinimos aquí y me instalé aquí.

¿No te consideras pionero?

Sí, es verdad que cuando yo vine al Puerto de Santa María,

no había muchas cosas, y bueno, pues

un poco gracias a mí, en el mundo de la música se conoce

un poco el Puerto de Santa María,

por eso me dieron el año pasado el título de embajador

del Puerto de Santa María.

Cada vez hay menos estudios como estos, ¿no?

Lo curioso es que yo considero mi estudio como un estudio casero,

la gente se extraña, pero sí que uso mucho también el casete

y me gusta mucho llegar a ciertas cosas

de la manera antigua, sé que se puede hacer de otro modo,

y con el orden que se puede hacer, pero me gusta pensar

que soy un poco más artesano, me gusta pensar en artesanal.

Habrás grabado aquí infinidad de discos.

Siempre me hacen esa pregunta y hace dos años di una cifra,

o hace tres años di una cifra,

pero ya debe estar por los 1,000, 1.100 discos producidos.

Date cuenta que ahora hago los discos en siete días,

grabamos en cinco días y mezclamos en dos.

Más que buscar una toma perfecta, estás buscando,

digamos la verdad, el alma, el momento.

Claro, es que yo siempre hablo

de qué es el perfeccionismo,

el perfeccionismo no es estar encima de una cosa

hasta que se quede..., si no es que te llegue lo que haces.

-La magia de la música.

Exactamente, que si todos supiésemos lo que es, seríamos millonarios,

pero por suerte, nadie sabe lo que es.

Por suerte no somos millonarios, ¿quieres decir?

Por suerte nadie sabe lo que es, porque todos serían millonarios.

Y para ser millonarios todos,

para que haya guapos, tiene que haber feos.

Paco, y últimamente, ¿qué estás haciendo?

¿qué estás produciendo últimamente?

Pues mira, lo último,

la verdad es que me acuerdo más bien poco,

pero acaba de grabar Los Punsetes ahora,

en enero empiezo el tercer disco con Mikel Erentxun,

y en El Puerto, que es mitad de Jerez, mitad de El Puerto,

hay un grupo muy interesante que se llama Furia Trinidad,

que creo que es un dúo bastante interesante.

(Música)

(CANTA EN INGLÉS)

"Estas casetas de pescadores hechas de lata,

no están en Indonesia, ni en El Caribe ni en Senegal,

están escondidas en una pequeña playa de la bahía gaditana.

Lord Byron llamó a Cádiz 'La Sirena del Océano',

es que esta tierra se quedó varada entre dos mares

y entre dos continentes.

como la música mestiza de Brisa Fendy."

Brisa, qué buen nombre tienes,

que nos está despeinando ahora mismo,

-Tempestad.

Y eres una mujer compositora, música, modelo,

diseñadora. ¿Qué brisa te impulsa?

Pues la brisa del sur mucho, muchísimo.

A pesar de hacer una música con bases electrónicas,

sin embargo, tú metes estos temas en tus canciones

sobre todo, un buen Jericó, ¿no?

que habla del terror de los inmigrantes,

¿cómo llega eso?

Pues eso llega porque yo cuando me puse a producir música,

empecé a producir algo un poco más independiente,

más experimental.

Pero pensaba, el mensaje no va a llegar,

o sea, va a llegar a una minoría de gente que escucha esa música,

la electrónica experimental, pero si hago algo más "mainstream",

más pop, va a llegar a más, ¿no?

al final, los chavales jóvenes escuchan

lo que les ponen en la radio, en las discotecas.

El asunto de la inmigración te preocupa muy especialmente,

y está muy presente en tus letras, en tu lírica y en tu futuro social.

Sí, además dicen que el Estrecho es el mayor cementerio

del mundo, este Estrecho.

-Sí, solemos veranear en un cementerio.

-Qué paradoja, ¿no? que controversia.

Sí, yo quería mostrar un poco eso, como he nacido ahí,

desde mi casa veo Tánger porque vivo ahí en la playa,

porque Algeciras, casi toda la parte centro,

la mitad de la parte centro es musulmana.

Hablaste tan bien que se calmó el viento,

Ahora ya es más brisa.

(Música)

Bueno Kiko, al fin ya estamos aquí, en Jerez,

¿dónde me has traído? ¿qué barrio es este?

Estamos en el barrio de Santiago, de Jerez,

uno de los barrios emblemáticos, hay más, ¿eh?

que no se enfaden la gente de otros barrios.

Pero, bario cuna

y barrio muy importante en la guitarra y en el cante flamenco.

Hay mucha tradición. Muchísima tradición,

hay grandes figuras del cante y de la guitarra que están aquí,

una convivencia entre gitanos y no gitanos,

que ha permitido que este arte flamenco de Jerez

se halla desarrollado de una forma extraordinaria.

De aquí, me imagino que sacas mucho material para tus canciones.

Sí, hay una canción mía que se llama "Superhéroes de barrio",

que refleja mucho mi espíritu a la hora de componer

y mi admiración por la música popular,

que hierve, parece salir hirviendo de estos barrios,

de las ollas de estos barrios.

Y en esa canción, específicamente, ¿de qué hablas?

Hierven ya las calles, listo el escenario,

en los sótanos se entrenan los superhéroes de barrio,

como Tomás que lo vamos a ver ahora.

Ese es un superhéroe con poderes

de todo tipo.

# Hierven ya las calles,

# listo el escenario,

# y en los sótanos entrenan

# superhéroes de barrio. #

(TARAREA)

Tomás, te presentas tú solo o hablamos de Lola Flores.

Con Lola hice giras y muchas teles.

fui con ella, me llevaba en el cuadro,

y era como su sobrino, como uno más, y lo que me pidiera.

Me llamaba por teléfono en aquella época,

me decía mi madre: "Tomás, que te llama Lola",

y salía yo: "¿Qué quieres tata?", "Que nos vamos para acá".

Pero luego lo bueno era la fiesta que nos montaba,

y lo que aprendía uno de ella, su temperamento y su soltura.

Bueno, qué escuela, ¿no?

En la iglesia fue donde empezaste a rapear.

¿Cómo es eso?

Porque en el colegio entraba,

como era de Don Bosco casi,

entonces me apunté a monaguillo y empecé a rapear

por estar una hora menos en el colegio,

todos entraban a las nueve y yo a las diez,

me perdía una hora, la de Pitágoras,

el hexágono de Pitágoras que era...

pero claro, yo aprendí mis matemáticas, más o menos,

-Cómo era eso del Padrenuestro, ¿cómo era?

El Padrenuestro, claro,

de tantas veces escucharlo, pues yo lo metía por bulerías,

el rap por bulerías, que yo no sé si lo inventé o no,

yo lo veía al hombre, el que lo inventó fue él.

(RAPEA LA ORACIÓN DEL PADRENUESTRO)

Eres donante de felicidad, así es como yo te concibo,

Gracias, porque la felicidad está invisiblemente,

pero se transmite. Eso sí.

Porque yo estoy poco para donar sangre, la donaría, la verdad,

pero imagínate, mira cómo estoy, cómo está la cosa.

Tú, tu aire de Jerez lo has mezclado con una cantidad de música

extraordinaria, ¿no?

Mi música es, según lo que me apetezca, soy libre,

lo mismo me da por hacer un reggae, que me da por hacer un rap,

una bulería, una soleá punk,

pues toda la culpa, ¿tú sabes quien la tiene? pues el teléfono.

Porque te llama uno y dice: "Que me gusta, que no sé qué".

Me llama el otro: "Que no sé qué, que no sé cuánto".

¿Sabes?

Sí, es verdad, te llaman: "Vente para acá",

y a mí me gusta la música, tú ya sabes, Kiko, que soy así,

pues redondo, como ha quedado el móvil, que me gusta la música

y si la puedo hacer, la hago.

Y he aprendido mucho con Chano,

he aprendido mucho con Diego Carrasco,

con todos los flamencos,

con Lola Flores, yo que sé.

Ahora, siempre me meto tirándome a la piscina,

¿hay agua o no hay agua? igual que me junto contigo

o no me junto contigo, ¿sabes?

Espérate, por cierto, voy a coger el móvil.

¿Tú crees que este país se puede alegrar de alguna manera?

Yo creo que sí,

con una expresión así, con esta cara que tengo yo,

pero, nosotros lo podemos alegrar, Kiko,

con unas papas con chocos nada más, se alegra,

y eso es lo más sencillo del mundo, si no metes la cuchara, ¿qué?

Sí, hombre, sí lo podemos arreglar.

Bueno, no importa, las cosas nunca tienen arreglo,

no te preocupes.

(Música)

-Compadre, qué alegría de veros. -¡Qué alegría veros!

# Si tengo frío, busco a la Dolores.

# Si tengo frío, ay mi Dolores,

# Vola, volando, Dolo, Dolores voy,

# Dolores vengo, vengo.

# Dolo, Dolores voy,

# Dolo, Dolores vengo,

# por el camino yo me entretengo.

# Volando vengo, vengo.

# Volando voy,

# volando vengo, vengo,

# volando voy,

# volando vengo, vengo.

# Volando voy,

# yo me entretengo,

# por el camino,

# yo me entretengo. #

(Música)

# Vecinita, vecinita,

# vecina, la del romero,

# porompomporon, poropomporon,

# porompomporon, porompomporon. #

(CANTAN POR BULERÍAS)

# El marinero y el capitán

# se reunieron en un bar

# y encargaron otra botella de ron.

# Ese sería el puerto final,

# y lo fue tanto, de verdad,

# que bajo el mar # ahora descansan juntos los dos.

# Fue por una rubia loca,

# que bailaba sola # hasta el amanecer.

# y se movía, pero tan bien,

# que fue mirarla y fue perder

# todo por ese cuerpo # y esa promesa.

# Parampampan, parampampan,

# parampampan, parampan.

# Parampampan, parampampan. #

"De Jerez a Sevilla el rasgueo de las guitarras destilan arte.

La de Raimundo Amador, Gerundina, es pata negra."

El gran Elvis, al fin conozco tu casa.

Hombre, estaba loco yo porque vinieras.

Me has invitado muchas veces, pero no pude venir.

Bueno, nos conocimos, nos viniste a visitar,

a saludar al estudio cuando estábamos con Los Rodríguez,

que tuvimos la suerte de que nos dejes un solo para no olvidar.

como se llama la canción, "Solo para no olvidar".

Me acuerdo que te mostramos el tema

y dije: "¿Quieres que te escriba los acordes?"

"¿Cómo me vas a escribir los acordes? Tú ponte ahí enfrente,

y haz que tocas".

No, digo: "Tú hazme la partitura, pero con los dedos".

Entonces, yo ya me voy fijando y ya sé yo hacer este acorde,

y ya sé por dónde va.

Oye Rai, que me están pasando aquí,

creo que la auténtica Gerundina,

y casi que me tiemblan las manos.

Qué maravilla, pero yo no sé tocar esta...

(SUENA LA GUITARRA)

Tú si tocas bien.

(Música)

Ole. Qué cosa hermosa.

Suena guapa, ¿eh? Sí, sí.

Entonces tú, despertaste al señor Gerundino

a las tres de la mañana para que te haga esta guitarra.

Sí, era el último día de la gira histórica,

que se hizo un documental sobre esto.

Estaba Camarón, María Jiménez, Tabletom, mucha gente.

El último bolo fue en Almería,

yo tengo allí familia, y me traen y me dicen:

"Tengo una guitarra de Gerundino", y digo: "Ostia, me encanta",

porque yo ya había tocado guitarras de Gerundino,

y me dice: "Te la voy a traer para que la veas,

y después vamos a pillarle una guitarra".

Y a las tres de la mañana, en la primera planta,

y me enseñó unas guitarras.

Qué paciencia el hombre, ¿no? Sí, y encima yo le digo:

"No, pero yo quiero una de usted, yo tengo ya una de su hermano",

y dice: "Vamos a subir a la segunda planta"

y ya vi unas cuantas y vi esta.

Y dice: "Pero, es que esta es de alguien".

Y digo: "Pues véndemela a mí".

Y, ¿te acuerdas qué tocaste para probarla?

(Música)

¡Ole!

Es por donde siempre la arranco, por soleá.

Qué maravilla.

Y, ¿la has usado en muchas giras?

Esta me ha criado a mis niños,

esta guitarra me ha criado a mis niños, a todos.

Claro, esta tiene yo no sé cuantas,

dos o tres mil grabaciones.

Desde Pata Negra, los primeros discos de Pata Negra ya la tocaba,

menos en el de "Guitarras Callejeras", que no tenía guitarra.

¿Cómo no tenías guitarra? No tenía guitarra, tío.

Por eso ahora tengo muchas.

Esta es mi guitarra, y después tengo otra por ahí.

(GRITA A LA GUITARRA PARA ESCUCHAR SU ECO)

Le voy a dar un beso a la Gerundina, ¿vale?

(Música)

Gerundina blues.

# Rezaré

# ante vos,

# porque al verbo # diste encarnación,

# y ahora y siempre,

# mariana

# eres tú. #

¿Quién fue Silvio?

Don Silvio.

Silvio tenía una categoría muy grande,

que sabía el tío torear muy bien,

aunque a mucha gente le pareciera surrealista,

luego analizas, y yo creo que Silvio era un filósofo.

Yo tenía 17 añillos,

un día que me dejaron en un bar, y escuché unas voces

hablando así, entrando por la puerta y digo:

"Este tío es Silvio".

Y había una guitarra que había dejado Rafael Amador, Rafaelillo,

empeñada en el bar el día antes,

y esa fui la que cogí para decirle a Silvio que me sabía sus canciones,

y me dice: "Vas a ser mi guitarrista".

Y la Semana Santa,

yo sé que tú eres aficionado a la Semana Santa.

Semanasantero, empezando porque era música que teníamos en directo,

música popular que estaba en la calle, que la podías escuchar,

esto es puro, la pureza de la música de Semana Santa,

que no tiene nada que ver ni con la religión, ni con nada.

es un teatro, es un sello popular.

Hasta que tú pudiste coger toda esa tradición musical

de la Semana Santa, mezclarla con tu rollo roquero.

-Esto viene de muchos años atrás,

mi padre, la afición que tenía era que cogía el pick up,

que teníamos en casa y me ponía un disco que teníamos

que era magnífico, de marchas de Semana Santa.

"Sílbame Estrella Sublime".

Con la guitarra.

(SILBA)

Pero me ponía Glenn Miller, swing.

-La Semana Santa tiene swing. -Es lo que más swing tiene.

Un paso, eso es swing puro.

Y esa cosa tan bonita que estás contando de toda una vida

dedicada a la música, que has encontrado que la música es medicina

y es la salvación.

A mí me ha salvado la música, me han salvado las armonías,

yo he tenido momentos malos y momentos buenos,

es más, de los momentos malos

es donde salen las mejores músicas.

Si no, no tendríamos blues, ni tendríamos...,

pero es que de los momentos buenos también,

pero cuando estoy en un momento bueno,

¿para qué voy a hacer música? si lo estoy disfrutando, ¿verdad?

Muy buenas.

¡Hombre! ¿esto qué es?

Me voy a levantar ahora mismo.

Un abrazo, tío.

Qué alegría, tío.

Encantado de conocer tus guitarras,

pero todavía a ti no te conocía.

Me parece increíble poder despedirnos aquí,

haciendo un poco de música juntos.

Bueno, compañero.

# Sé lo que tuve un día y lo dejé,

# sé lo que debía, ya pagué.

# Siento estar pensando, # si tengo que elegir

# estar metido en fango o vivir.

# El día que Johnny cogió el fusil

# dejó claro quien mandaba aquí,

# una bala para un gitano,

# otra para Guardia Civil,

# y las cuatro que sobraron para mí,

# para mí.

(Música)

# Música.

# Música.

# Los animales. #

"Beautiful".

"Y con un pañuelo de lunares y en un Mercedes blanco,

llegó Kiko Veneno a nuestro encuentro.

Desde ahí comenzamos nuestro viaje,

un tránsito musical sureño en el que hemos avistado

un Pájaro en peligro de extinción,

escuchado la maravillosa brisa de la bahía de Cádiz,

hablado de los cantes de ida y vuelta,

de murgas y chirigotas,

del pasado y del devenir del sonido andaluz.

Me he echado un cantecito entre delincuentes

en el patio de la Bastiana.

Finalmente, Gerundina me contó

que el ángel cómplice y misterioso,

a veces, aparece cuando suena una guitarra,

que así, entre guitarras, brisas, blues y bulerías

llegó el final de este viaje.

Un viaje del que me voy, como diría Don Kiko,

enamorado de la vida."

# Y hasta que se arranque,

# los cachitos de hierro y de plomo,

# y a cantar como tú sabes.

# y a cantar, sí, sí, sí.

# Y a cantar como tú sabes,

# y a cantar como tú sabes,

# y a cantar como tú sabes,

# y a cantar como tú sabes. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1: Sevilla y Cádiz

Un país para escucharlo - Programa 1: Sevilla y Cádiz

05 feb 2019

En el primer episodio, Kiko Veneno, pilotando un Mercedes blanco, será el anfitrión que guiará a Ariel Rot por la Isla Mínima hacia Sevilla. Allí, conocerá el compromiso flamenco de Rocío Márquez; la leyenda roquera de Pájaro y Raimundo Amador, la cultura del carnaval gaditano con Selu, David Palomar y Koki de Cádiz; o los sonidos de nuevo cuño y la conciencia social de Brisa Fenoy.
Entre medias, el inesperado encuentro en un patio de Triana del flamenco indomable de Rosario La Tremendita con la electrónica libertina de Bronquio. También la historia del flamenco rock con el testimonio del productor Ricardo Pachón y su encarnación más contemporánea con Derby Motoreta´s Burrito Kachimba. Ariel Rot visitará en su estudio de El Puerto de Santa María al mítico productor indie Paco Loco, quien descubrirá el rock robusto de Furia Trinidad, e incluso vivirán toda una fiesta flamenca con un montón de amigos en la casa de Tomasito en Jerez.

ver más sobre "Un país para escucharlo - Programa 1: Sevilla y Cádiz" ver menos sobre "Un país para escucharlo - Programa 1: Sevilla y Cádiz"
Programas completos (2)

Los últimos 4 programas de Un país para escucharlo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Sonia

    Fenomenal, qué buen gusto!!

    ayer
  2. Buda feliz

    Profundamente inspirador, muchas gracias por este programa.

    pasado jueves
  3. Laura

    La tremendita no tararea.. Dice algo así como: que liberando a las bestias, por la noche me andan llamando.

    pasado miércoles
  4. Eba

    Buenísimo!! Esperando el siguiente programa

    pasado lunes
  5. Solonina

    Maravilloso!!!Gracias Rtve

    10 feb 2019
  6. samur

    Este documental es una perla entre la marea aséptica de pseudomúsicas enlatadas sin gesto humano. Gracias

    07 feb 2019
  7. Pedro López

    Increíbles los Burritos

    07 feb 2019
  8. Alaitz

    Increíble!!! ¿¿¿¿¿¿

    06 feb 2019
  9. Arantzazu Larrieta Arrizabalaga

    Desde Euskal Herria !Que ganas de volver a veros, Kiko , Pájaro,todxs que grandes que sois!! Besosssss

    06 feb 2019
  10. Fran

    Gracias TVE por este programa.

    06 feb 2019