www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5482207
Para todos los públicos Un país mágico - Palma de Mallorca - ver ahora
Transcripción completa

Este es Miguel de Lucas, el mago más curioso

que viaja por España contando las tradiciones,

la cultura, el arte y la historia escondida

en nuestros pueblos y ciudades.

Palma es hoy nuestra ciudad mágica.

Descubriremos el alma de La Seu,

la única catedral de Europa que se refleja en el mar.

Estamos entre el mar y la selva, entre el mar y el huerto.

Delante el Cristo resucitado y este es un acto que para mí representa

un símbolo de innovación, ruptura.

Probaremos las ensaimadas más internacionales.

Esta es la ensaimada más antigua que queda reflejada

y es la que se suele tomar por carnaval antes de la Cuaresma.

Y viajaremos a un lugar donde el pianista Frédéric Chopin

compuso algunas de sus piezas más conocidas.

Bienvenidos a "Un País Mágico".

(Música)

La ciudad de Palma nace oficialmente como fundación romana

el año 123 a. C. a manos del general romano Quinto Cecilio Metelo.

Aunque tradicionalmente se ha querido otorgar

a la ciudad de Palma unos orígenes prehistóricos,

estos no han podido ser corroborados con evidencias arqueológicas.

Cuando la sociedad andalusí ocupó la ciudad romana en el año 902,

las Islas Baleares fueron incorporadas

al Emirato Omeya de Córdoba y el asentamiento tomaría el nombre

de Madina Mayurqa.

No será hasta el 1229, con la creación del Reino de Mallorca,

cuando la ciudad pase a denominarse por el nombre por el que es conocida

la isla a día de hoy, Mallorca.

(Música)

A medida que nos acercamos a la ciudad antigua,

desde el Portixol, se dibuja ya la silueta de la catedral.

Sus orígenes se remontan 800 años atrás,

cuando, tras la conquista de Mallorca por la corona de Aragón,

el rey Jaime I cumplió la promesa de construir un gran templo

dedicado a Santa María,

la actual Seu, como se la conoce popularmente.

En este edificio emblemático nos espera Miguel

para mostrarnos sus entresijos.

La belleza de esta catedral no solo está en su exterior.

En su interior hay tesoros ocultos que vamos a descubrir,

y lo vamos a hacer además con la ayuda de Cristina Ortiz,

una de las historiadoras de este increíble templo gótico.

Hola, Cristina. Hola, Miguel.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Muy bien.

Tengo muchas preguntas que hacerte. Casi no sé por dónde empezar.

Me gustaría saber cuándo comenzó a construirse esta catedral.

Esta catedral ya tiene más de 700 años de historia.

Nos tenemos que remontar a sus orígenes, que es en 1229.

Tenemos un rey, Jaime I, el conquistador.

Llega a la isla, la isla estaba dominada por musulmanes.

Se produce la conquista de Mallorca y justo después de la conquista

se comienza a planificar toda la construcción de este edificio.

A partir del siglo XIII después de la conquista, se inicia su construcción.

¿Vamos a verla por dentro? Claro que sí, vamos.

(Música)

(Música)

Me parece muy interesante que la primera parada la hagamos aquí,

en la Capilla Real, porque es uno de los lugares

donde se observa la mano de Gaudí.

Sí, correcto.

El obispo Campins es el que le marca el proyecto

que consiste en tres cosas. Lo tenía muy claro el obispo.

Muy claro. Es el que le marca todo.

Le pide una nave para el pueblo y lo que realiza Gaudí

es desmontar el coro que estaba en el centro de la nave,

como en la mayoría de catedrales que hay en España,

estaba en la nave central.

Lo traslada aquí, en la Capilla Real.

Lo podemos ver, son 110 sillas de madera de nogal.

Deja la nave libre para su uso puntual.

Para que sea el espacio donde se puedan ubicar los fieles.

La segunda cosa que le pide es una cátedra para el obispo

porque la cátedra episcopal es gótica del siglo XIV

hecha en mármol de Carrara.

Había quedado tapada por dos retablos,

uno gótico y, posteriormente, uno barroco.

Por tanto, el obispo le pide que también esa cátedra original

quede visible... Y lo hace.

De hecho, no queda ahí la reforma, sino que él también realiza

toda esa serie de decoración que podemos ver alrededor

con esos escudos, que son los escudos de los obispos de Mallorca.

Y la tercera cosa que le pide el obispo Campins a Gaudí

es un altar para Dios.

Aquí, justo detrás tenemos el altar mayor

y además vemos que está decorado por este elemento tan singular

que está suspendido desde la bóveda, que es el baldaquino.

Es un baldaquino bastante peculiar porque normalmente los baldaquinos

que nos encontramos, pensamos en el de San Pedro del Vaticano.

Sí, sí, sí.

Son cuatro columnas con un dosel, una cúpula.

En este caso, podemos ver las cuatro columnas,

pero no sustentan lo que cubre el altar,

sino que está suspendido y además está realizado

con elementos que son reciclables, prácticamente.

Hay cartón, papel, también hay calabaza.

Parece una obra muy actual, ¿verdad? Sí, muy actual.

Él lo hizo con la idea de que se acabara haciendo con materiales

más duraderos, con vidrio, por ejemplo,

pero finalmente quedó inacabado y es una maqueta.

Ahora me gustaría hablar contigo de algo que se observa y se siente

nada más entrar, que es la luz.

Pero lo hacemos desde otro sitio, ¿te parece?

Mejor, sí. Vamos.

Este es uno de los lugares donde mejor se percibe la magia

y además se hace en forma de luz.

Efectivamente.

Nos encontramos justo en la nave central

y tenemos en este lado el rosetón mayor.

Le llaman el ojo del gótico. El ojo del gótico.

Se dice que es uno de los más grandes de la arquitectura gótica.

Está formado por 1115 piezas de vidrio

1115. Sí.

Lógicamente, las piezas que tenemos ahora de vidrio son más modernas,

no son las originales.

Además, tienen 12 metros de diámetro y 100 metros cuadrados de superficie.

100 metros, claro. Desde aquí se percibe un poco más pequeñito,

pero claro, cuando... 100 metros de superficie.

¿Y este otro que tenemos ahí? Sí. Este es un poquito más pequeño.

Tiene unos nueve metros de diámetro. Está en la fachada principal.

Tiene una peculiaridad, y es que tiene la eme en el centro,

que es el anagrama de María, porque además esta catedral

está dedicada a la virgen María.

¿Y qué es la fiesta de la luz?

A diario podemos ver reflejos en las columnas,

podemos ver reflejos encima del órgano, en las capillas,

y además tenemos la gran suerte de que esta catedral

produce unos fenómenos lumínicos muy particulares y muy especiales.

En este caso tenemos dos. Uno se produce dos veces al año.

Son los días dos de febrero, la fiesta de la Candelaria

y el 11 de noviembre, que es la fiesta de San Martín.

Esos dos días, entre las 8:30 y las 9:00

entra la luz por el rosetón mayor y se proyecta debajo del rosetón

de la fachada principal.

En ese momento tenemos un rosetón de vidrio y un rosetón de luz.

Están uno debajo del otro colocados de forma tangencial.

Tenemos otro fenómeno que se produce en diciembre, en el solsticio.

Y que ese día, a primera hora de la mañana,

entra la luz por el rosetón mayor y atraviesa el rosetón

de la fachada principal, y desde fuera se ilumina.

Me parece maravilloso.

Ahora, Cristina, te voy a dejar porque, sin salir de la catedral,

voy a dar un salto en el tiempo y me voy a algo totalmente diferente.

Voy a conocer la obra de Barceló. Genial.

Muchísimas gracias. A ti.

Un placer. Gracias, Miguel.

La Seu de Palma se ha convertido desde hace años

en uno de los reclamos turísticos más atractivos de la ciudad,

no solo por su incuestionable belleza o ubicación,

sino porque acoge en su interior obras de genios

como el arquitecto Antoni Gaudí,

o la mucho más reciente intervención de Miquel Barceló,

uno de los artistas más influyentes de nuestro tiempo.

Miguel se ha citado con el periodista Andreu Manresa

para que nos la muestre.

Andreu, muy buenas. Buenas.

No me puedo creer que todavía siga en la catedral.

Bueno, y por muchos años, ¿no?

Parece que, de repente, pum. Nos hemos trasladado a otro lugar,

pero es que esto es la catedral

y no tiene nada que ver con el resto del templo.

Es del siglo de los tiempos, el cambio de milenio,

en el años 2000-2002, el obispo Úbeda encargó a Barceló,

que era y es el pintor español más importante de la actualidad.

Hicieron una intervención plástica para ilustrar el milagro

de los panes y los peces.

Barceló es un pintor vanguardista y este es un acto

que para mí representa un símbolo de innovación, ruptura,

revolución estética, un siglo después de que Gaudí y Jujol intervinieran,

por encargo del obispo Campins sobre esta gran nave arquitectónica

y fantástica, que es la Catedral de Mallorca, La Seu.

Dijo Borges que era un avión de piedra que estaba enganchado

con grandes cuerdas al suelo.

También se ha dicho que es una escultura de aire.

Creo que es un centro de contemporaneidad permanente

en la historia del gótico hasta el arte moderno actual.

Hablemos de este lienzo de cerámica.

Tiene un montón de detalles.

Desde aquí estoy viendo peces, evidentemente,

pero es que veo cosas que no tienen que ver, en principio,

con el milagro de los panes y los peces.

He visto alguna sandía, una cabra, un pulpo. Cuéntame.

Hay una cabra, un melón, hay un pulpo,

granadas, limones, berenjenas.

Pero ¿por qué? Es la huerta mediterránea.

Es la gran selva.

Después está la representación litúrgica de Cristo resucitado.

El pan, el vino, y los peces,

tras pasar por una cueva submarina en este lado.

Aquí al lado están el rape, las gambas, la llampuga,

que es un pescado propio del mediterráneo.

Estamos entre el mar y la selva, entre el mar y el huerto.

Ante Cristo resucitado y en orbitrales que representan

radiografías y un espacio submarino propio de la iconografía del pintor.

¿Y las grietas, Andreu? ¿Estas grietas?

Es una cerámica que se realizó en Nápoles durante meses

en una nave gigante y se realizó como una sola figura entera.

Se dejó secar y después se horneó en un horno especial gigante

y se trasladó a piezas para que no fuera

un mosaico cuadriculado de baldosas, Barceló supo y dijo

que se haría una cerámica agrietada que supone también la fragilidad,

la imagen del desierto.

Tengo una curiosidad.

Cómo en aquella época alguien le vende, entre comillas, al obispo,

hacer algo tan diferente. ¿Cómo se vende una idea como esta?

Esta es una obra clásica

porque es una representación de lo más figurativa.

Barceló no es un abstracto. Es una obra contemporánea,

vanguardista, distinta a como fue Gaudí.

Creo que es congruente.

El obispo fatalmente murió antes de haber inaugurado la obra

y está enterrado al pie del altar. Era contemporáneo y comprometido.

De hecho, la cantidad de gente que acude a la catedral,

bien por un motivo artístico, religioso,

acude a ver la capilla de Barceló, la capilla del Santísimo,

porque creo que es un gesto de valor patrimonial y artístico.

Desde luego, es un valor añadido. Andreu, es un placer.

Buscad también el trocito de la lava del Vesubio

que hay en algún rincón incorporado a esta cerámica.

Lo buscaremos. Gracias, Andreu.

(Música)

Ubicado en la plaza de Cort, auténtico kilómetro cero de la isla,

nos encontramos con el ayuntamiento de Palma.

Este solemne edificio reproduce el esquema de las casas señoriales

mallorquinas tradicionales y fue originalmente sede

de los denominados jurados.

Autoridades ejecutivas del antiguo Reino de Mallorca.

En su fachada barroca destacan su largo balcón el reloj de Figuera

y el banco de los vagos, pues era allí donde antiguamente

se sentaban los desempleados de la ciudad.

Aunque no son fáciles de ver, hay un caracol y dragón en la fachada.

Se dice que son las firmas del maestro picapedrero Jaume Caragol,

y el maestro escultor Francesc Dragó, quienes,

en venganza contra el alcalde de la época,

esculpieron sus apodos en la fachada.

(Música)

A un lado de la catedral, por encima de las murallas renacentistas,

y con unas impresionantes vistas sobre el puerto y la bahía de Palma,

nos encontramos con el Palacio de La Almudaina

o el Alcázar Real.

Actualmente utilizado como residencia oficial

para ceremonias de Estado y recepciones durante el verano.

Miguel ya está allí para conocer este edificio lleno de historia.

Hola. ¿Qué tal?

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Muy bien, ¿y tú?

Vaya lugar privilegiado para quedar contigo.

¿Dónde estamos exactamente?

Estamos en los bajos del Palacio de la Almudaina.

Este embarcadero de época árabe y este arco que tenemos aquí

es del siglo X. El estanque es un recuerdo de la bahía que llegaba

hasta los pies de la muralla, porque recordemos que todo esto era mar.

La entrada original era por una escalera justo por la muralla

y va subiendo hasta el palacio.

¿Cuándo se empezó a construir? Tenemos restos desde el 123 a. C.

Cecilio Metelo ya puso aquí su centro neurálgico.

Era un romano que se asentó aquí en la isla.

Después, en el 903,

en realidad es cuando se construye verdaderamente el palacio.

Es con la llegada de los árabes.

Antes de entrar al interior, que me has dejado con las ganas,

estoy viendo una estatua. ¿Tiene algún significado especial?

Sí, aquella estatua es una veleta, en realidad.

¿Una veleta? Sí. Es del siglo XIV.

Fue patrón de Palma, es el arcángel San Gabriel.

Lo que pasa que después, en el siglo XVI,

el patrón de Palma, que es San Sebastián ahora,

le usurpó un poco el trono. ¡Anda!

Qué de cosas curiosas me has contado.

Y todo lo que podemos hablar todavía. Pues vamos dentro, si te parece.

Vamos. Gracias.

(Música)

Bueno, María Antonia, ¿dónde me has traído?

Te he traído a un lugar especial con una pieza única.

¿Sabes lo que es? Vamos a ver.

Es una pieza muy valiosa, eso ya se intuye.

Una pieza muy valiosa.

¿Puede ser un casco? Es un casco.

Es una cimera.

Pertenecía al rey Jaime I, el Conquistador.

¿Has oído hablar de él? Claro que sí.

De hecho lo tenemos ahí, ¿verdad?

Exacto. Justo.

Jaime I, en 1229, llegó a las costas de Mallorca

con la intención de conquistarla.

Quería derrotar a los árabes.

En realidad, Mallorca era un paso idóneo en el mar

donde todo el mundo se quería parar y hacer negocio.

Claro, la corona de Aragón mandó a Jaime I con la intención

de hacerse la suya, y este casco llamada cimera

es un dragón alado. Es de papiro y cuero.

¿Papiro y cuero? Sí.

Y el rey la llevaba en las batallas para que todo su ejército

supiera en todo momento dónde estaba. Qué curioso.

Vamos a seguir paseando por aquí. Genial.

Es precioso este palacio. Sí, la verdad es que es maravilloso.

(Música)

Estoy maravillado con este palacio. Los tapices, los muebles...

Es un contexto realmente mágico. Y ahora, si no me equivoco, vamos...

A la sala Tinell, que es la sala grande de la Almudaina.

Estoy deseando verlo. Pasa.

(Música)

Llevamos algún tiempo paseando por esta maravilla

y aún no te he preguntado cuál es su uso actual.

La Almudaina es el palacio oficial

de los reyes don Felipe y doña Letizia

aquí en Mallorca cuando están de visita oficial.

Normalmente, duermen o descansan en su Palacio de Marivent.

Este únicamente es para eventos y actos oficiales.

Normalmente se hacen en esta sala.

Esta sala con estos arcos maravillosos góticos.

Y aquí anexos están sus despachos. Sí. Justo.

¿Sabes una cosa? Dime.

No te he preguntado por qué se llama así este palacio.

Ah, ¿la Almudaina? Claro.

Nos tenemos que remontar a época árabe.

Almudaina en realidad significa recinto o ciudadela amurallada.

Los árabes hicieron esa muralla en el que se cobijaban en el interior

para intentar defenderse de todo aquello que venía del mar.

Tiene sentido, eh... Sí.

El nombre de Almudaina también se ha extendido al barrio que lo rodea,

incluyendo la zona de la catedral y los aledaños.

Quiero agradecerte esta maravillosa visita

haciendo algo que me encanta hacer, que no es otra cosa que magia.

¿Te apetece? Claro.

Pues venga, vamos.

(Música)

Si te digo la verdad, va a ser la primera vez

que haga un juego de magia

en un lugar que tiene una historia como esta.

Estamos en el salón de consejos, porque aquí,

siendo rey de España don Juan Carlos I de Borbón,

realizó un Consejo de Ministros en julio de 1983,

y es que en esta visita tan especial que me has dedicado,

hemos hablado mucho de reyes, de dinastías.

Sí.

Entonces, en la baraja de cartas, hay una figura que es el rey.

Quiero que veas esto.

He elegido una baraja un tanto diferente porque todas las cartas

son blancas excepto los reyes.

El rey de picas y el rey de tréboles,

que es el rey de la suerte, de alguna manera...

También tenemos el rey de rombos. Simboliza quizás el poder.

Y por último, uno que nos gusta mucho,

que es el rey de corazones.

Como ves, absolutamente nada más.

Vamos a colocar tres cartas encima de cada uno de los reyes.

Quiero que veas que son las únicas cuatro cartas que hay en la baraja.

Vamos a hablar también de leyenda.

En estos palacios que tienen tanta historia,

siempre cuenta la leyenda que hay pequeños pasadizos,

pequeños lugares por donde los reyes se solían escapar a veces.

Porque los reyes también tienen vida personal.

Fíjate lo que hacían para escapar.

El rey de picas se colocaba aquí. Fíjate bien, ¿eh?

Sí, sí. Que no hago nada.

Simplemente hace así.

Y el primer rey escapa. ¿Qué te parece?

Impresionante, Miguel.

El rey de tréboles, que es el rey de la suerte,

ocurría exactamente lo mismo.

Se colocaba en el centro.

Quiero que veas que no tengo nada en mis manos,

que no hago ningún movimiento extraño.

Mira, un, dos, tres y cuatro cartas.

El rey volvió a escapar.

Mira. Este rey de rombos era un rey un tanto especial.

Dicen que nunca se le podía dar la espalda.

Si le das la espalda...

También desaparece. Desaparecen los tres reyes.

Pero lo más increíble de todo es que los reyes,

su lugar son los palacios como este. Sin duda.

Así que los reyes vuelven a su palacio.

Guau. Y con esto me despido de ti.

Ha sido un placer. Muchas gracias. Un placer. Igualmente.

Gracias. Hasta la próxima.

(Música)

Han escapado cuatro reyes delante de mi cara

y han regresado sin darme cuenta.

Me ha encantado el juego. Ha sido... impresionante.

En la costa noroeste de la isla, a 18 kilómetros de Palma

y encajado en la sierra de Tramontana

se encuentra Valldemosa.

Por aquí han pasado celebridades de la talla del escritor Ramón Llull,

el archiduque Luis Salvador de Austria

o el escritor Rubén Darío.

Pero si por algo es conocida esta villa,

es por el invierno que pasaron aquí hace casi dos siglos

el compositor polaco Frédéric Chopin y su amante,

la escritora francesa George Sand.

Una visita obligada, por tanto, es la de la Real Cartuja,

antiguo monasterio del siglo XIV reformado al estilo neoclásico,

o el Palacio del rey Sancho.

Un palacio que fue regalado a los monjes cartujos

que lo convirtieron en parte del monasterio.

(Música)

La judería de Palma es uno de los lugares más fascinantes

de toda la ciudad, debido a la historia que atesora.

Mirad, los judíos mallorquines también llamados chuetas

fueron, al igual que en otras partes de Europa,

una minoría discriminada.

Para conocer un poco más esta historia

hemos quedado con Jordi Maíz, doctor en historia medieval.

(Continúa la música)

Hola, Jordi. ¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

¿Qué tal? Muy bien.

Oye, ¿por qué me has citado aquí?

Estamos ante la estatua de Jafudà Cresques,

uno de los cartógrafos más importantes de la edad media,

de una familia de cartógrafos, y estamos justo en la entrada

del barrio judío de Palma.

Él era judío, pero además tiene una historia un tanto curiosa

que no sé si es leyenda o es realidad.

¿Tuvo que cambiar de nombre? Está totalmente documentado.

Jafudà Cresques sufrió, al igual que muchos judíos de este barrio,

sufrieron persecuciones.

En el año 1391 este barrio fue totalmente asaltado.

Murieron unas 300 personas.

Jafudà Cresques es uno de los que aparecen documentados

con el cambio de nombre, básicamente para asegurarse la existencia.

Que no acabaran con él y con su familia.

Optó por un nombre cristiano, como casi todos los judíos,

los otros marcharon, y recogió el nombre de Jaime Rivas.

Además, es muy interesante,

porque Jafudà convertido en Jaime Rivas,

aparece unos años después en Portugal,

en la escuela de navegantes de Sagres de Enrique el Navegante.

La escuela que acaba fomentando la salida de Portugal

hacia Madeira, las Azores y todo el entorno africano.

Qué curioso. Estoy deseando caminar por la judería. ¿Vamos?

Vale, venga. Perfecto.

(Música)

¿Y cuánta gente llegó a vivir aquí?

Hablaríamos seguramente de 3000-4000 personas de todo tipo.

Y en aquella época tan vibrante supongo que habría diversos oficios.

Sí. Claro. Ha llegado hasta nuestros días la idea de que eran

grandes banqueros y mercaderes, que los había.

De hecho, detrás tienes un gran palacio de la época.

Pero había judíos pobres.

Había oficios muy singulares como cartógrafos, astrónomos,

médicos, cuidadoras...

Con estos oficios tendrían muchos privilegios.

Sí. Había algunos oficios que sería hoy la gran tecnología del momento.

Los cartógrafos estaban superprotegidos por la monarquía.

Los médicos supongo que también. El propio rey, su médico era judío.

No se le podría ni tocar. No, no. Estaban superprotegidos.

Llevaban una documentación que se les asignaba literalmente

la categoría de familiares del rey. Familiares reales.

Sí, sí. Eran intocables.

Vamos a pasear a la judería. Venga...

(Música)

Ahora que nos encontramos al pie de la judería,

¿qué podríamos destacar de ella?

Quizás lo más interesante es que la mayor parte de antropólogos

consideran que aquellos habitantes que estaban hace 700 años

en este barrio, además, que era un hervidero,

han dejado hasta nuestros días algunas costumbres muy interesantes.

¿Ah, sí?

Por ejemplo, hoy en día está bastante aceptado que uno de los postres

más conocidos de Mallorca, como es la ensaimada,

tiene su origen en un postre judío, en el pan trenzado,

que se utiliza en las festividades judías.

Pero claro, para aparentar al exterior de sus conciudadanos

que no eran judíos, lo impregnaban

con un alimento prohibido para los judíos,

que es la manteca de cerdo, el saín. De ahí el nombre, ensaimada.

Qué bueno.

A parte de esto, también hay una expresión mallorquina

que las personas mayores aún la conservan.

Es la de "fer dissabte", que es hacer sábado.

Ese "fer dissabte" viene del sabbat, que es el día de descanso

en el cual las familias aprovechaban para ordenar y recolocar las casas.

Algunas personas pasearán por esta calle llama Del Viento

porque corre un poquito de fresquito

y no sabrán lo que tiene justo a la derecha.

Claro.

Estos muros que denotan cierta antigüedad

son parte de la antigua sinagoga de Palma.

La antigua sinagoga mayor.

Hoy en día, es la iglesia de Montesión.

Pero además, si nos fijamos todavía, algunos de los visitantes del barrio

descendientes de judíos y seguramente,

alguno de los habitantes de Mallorca

que se consideran descendientes de judíos,

siguen utilizando este templo como muro de las lamentaciones.

Es decir, nos podemos encontrar entre las piedras...

Ah, ya veo. Papelitos con inscripciones.

Sí, sí. Qué curioso.

Son rezos, plegarias propias del judaísmo.

Además, es habitual pasear por aquí y no fijarte,

pero si empiezas a observar las paredes,

te encontrarás muchísimas.

La importancia de los pequeños detalles.

Sí, sí, sí.

Estamos acabando ya este paseo por la judería

y no me quería ir de aquí sin conocer la famosa leyenda

que da nombre a esta calle.

La leyenda de la torre del amor.

¿Qué sabemos en realidad?

Hay dos familias que se dedican al comercio

que están enfrentadas entre sí.

Eso lo tienes documentado. Totalmente documentado.

Se llevan bastante mal. Vale.

¿Qué hay de leyenda?

Resulta que uno de ellos, Mossé Faquim,

hizo construir aquí una torre que con el tiempo iba creciendo.

El objetivo no era muy comercial, básicamente esta torre

era para observar a la mujer del otro comerciante.

Algo de espionaje sentimental, digamos.

Eso parece.

A la otra persona, Magaluf Natjar, no le sentó nada bien

este crecimiento de la torre.

Esto llegó a oídos del rey.

Tuvo un juicio y finalmente se dictaminó que la torre

debía bajar por lo menos unos diez palmos.

Y así acabó.

Jordi, ha sido un placer.

Una manera maravillosa de acabar este paseo por la judería.

Gracias.

(Música)

El Consolat de Mar, sede actual de la presidencia del Gobierno

de la Comunidad Autónoma Balear, tiene su origen

en las disposiciones de Jaume II,

que autorizó la creación de un tribunal gremial

para resolver las diferencias entre mercaderes

y hombres de mar.

En el lateral, anexa al conjunto,

se levanta la antigua capilla de la Lonja,

de estilo gótico tardío, modificada en el siglo XVII

con un rosetón renacentista.

Situada frente al mar y precedida por las palmeras del Paseo Sagrera,

la Lonja de Palma es, a su vez, una de las obras maestras

de la arquitectura gótica en Mallorca

y fue construida hace más de 500 años por el arquitecto

que da nombre al paseo, Guillem Sagrera.

(Continúa la música)

A 112 metros sobre el nivel de mar, el Castillo de Bellver

presume de tener una de las mejores vistas de la isla.

Fue concebido como residencia real en el siglo XIV,

y una de sus peculiaridades más llamativas es su planta circular,

pues es uno de los pocos castillos de Europa con esta forma

y el más antiguo de todos.

Miguel de Lucas se dispone a tomar el castillo para saber si es cierto

todo lo que se cuenta sobre él.

Hola, Chema. ¿Qué tal, Miguel? ¿Cómo estás?

Muy bien, encantado de que me recibas en un sitio...

tan bonito y tan especial,

no solo para Mallorca, sino para todas las Islas Baleares.

Totalmente de acuerdo. Un sitio excepcional y un placer.

¿Dónde estamos? El castillo de Bellver.

El castillo de Bellver está en las afueras de la ciudad de Palma

y un lugar, evidentemente, fascinante,

aunque tan solo sea por las vistas que podemos disfrutar aquí.

Es un sitio entrañable. ¿Y por qué se construyó aquí?

Bueno, pues uno de los motivos, no sé si te has parado a pensar

que "Bellver" es en mallorquín, o en catalán, "bella vista".

Jaime I, el Conquistador, cuando llegó en 1229, precisamente,

entró a la ciudad, a la antigua Madina Mayurqa,

a la ciudad musulmana, entró, precisamente, por esta zona

y cuando estuvo aquí dijo que era una de las más bellas vistas

que él había visto en su vida. Y razón tendría seguro.

Toda la del mundo.

Y yo creo que uno de los motivos por el que se hizo

fue este, porque él pudo llegar por aquí.

No había ninguna fortificación anterior.

Me llama la atención esta forma circular.

Yo he visitado con el programa muchos castillos,

pero tan circulares como este...

He hablado de Jaime I, el Conquistador, 1229.

Del castillo se encargó su hijo, Jaime II.

¿Por qué con esta forma circular? Pues yo pienso que quizá sea

por la relación que él tenía con Ramón Llull, el doctor iluminado.

Estamos hablando de uno de los mayores sabios...

que hubo en la época. Están conectados.

Estaban conectados. Se conocían. Pero no tan solo eso.

El que sea circular está lleno de simbolismo.

Ramón Llull en toda su obra, tiene más de 200 libros,

y el círculo es continuo y perenne. ¿Pero por qué circular?

Si te fijas, ahora estamos delante de la llamada torre del homenaje.

Está orientada hacia el norte. El resto de las torres principales,

las otras tres, están hacia los otros puntos cardinales,

pero si te fijas... ¿Ves que hay otras torres más pequeñas?

Muy bien, si las marcamos, todos los puntos, ¿qué nos daría?

Pues si te fijas, ya que la torre del homenaje

es más grande y está separada y está hacia el norte,

sería la rosa de los vientos. ¡Guau!

¿Quién inventó o popularizó la rosa de los vientos? Ramón Llull.

Luego hay otras teorías

que justificarían estas formas circulares,

aparte de la fascinación de Ramón Llull por el círculo,

que podría ser, por ejemplo, luego, si te parece, cuando entremos,

verás que hay 21 arcos... Pues, si te parece,

vamos a conquistar ya el castillo. ¿Vamos a por él?

Sí, sí. vamos. No sé si lo conseguirás.

Seguro que sí. Vamos. Pocas veces alguien ha conseguido...

hacerse con el castillo.

(Música épica)

Aquí tenemos los 21 arcos a los que te referías.

Exactamente. Tenemos los 21 arcos. Arriba también, pero vamos a basarnos

en estas 21 aperturas que, según podría ser,

se corresponderían a los arcanos.

O sea... ¿hablamos del tarot ahora? Estamos hablando del tarot.

Además es un tema que tú conoces.

Me gusta, pero faltaría uno, ¿no?

Exactamente. Tenemos los 21 arcos que corresponderían a los 21 arcanos,

los tendríamos localizados cada uno en esta apertura...

¿y cuál sería ese 22? ¿Esa figura abstracta?

El loco. El loco, efectivamente.

Pues el loco sería todo el castillo. Ah...

¿Cómo nos comemos que un arcano es el castillo?

Estamos hablando de una figura abstracta. De acuerdo.

Tendríamos que la torre del homenaje que podemos ver desde aquí

se correspondería a la cabeza y el resto del castillo a un cuerpo.

Entonces el propio castillo sería el loco.

Y un cuerpo humano necesita un corazón...

Claro, claro.

Pues el corazón, dicen las antiguas crónicas,

que sería la propia capilla de san Marcos del castillo.

Hablemos un poco más de este castillo,

y me voy a referir a él hablando de su funcionalidad.

No solo ha sido un castillo

sino que también ha albergado incluso una prisión.

Ha sido residencia real, también ha sido fortaleza,

pero también, desgraciadamente, ha sido prisión en muchas ocasiones

a lo largo de la historia. Hablemos de la prisión, que me...

Quiero saber alguien que todos podamos conocer

y que, de alguna manera, hubiera estado por aquí.

Todos hemos oído hablar de los meridianos.

Los meridianos alguien los tuvo que calcular.

Nos tenemos que remontar a principios del siglo XIX.

En ese momento, desde Mallorca, se estaba calculando

parte de la distancia de ese meridiano

mediante triangulación, mediante fuegos

y era un francés que se llamaba François Arago,

que era el que se encargaba de esto, pero justo en ese momento estalla

lo que aquí llamamos la guerra del francés,

la guerra de la independencia. ¿Qué pasa? Que él era francés.

Estaba en una montaña, aislado del mundo, haciendo fuego,

y los payeses de la época, de principios del XIX,

no tenían ni idea de lo que hacía aquél hombre.

¿Cómo que está calculando? ¿Qué calcula?

¿Qué pasa? Cuando estalla la guerra dicen: "Este es un espía.

Es que no puede ser otra cosa". Claro. ¿Qué pensarías tú?

Sí, sí, desde luego. Tenemos que ponernos en su lugar...

Entonces un colaborador suyo le avisa y le dice:

"Oye, que van a por ti, que creen que eres un espía".

Entonces él se disfraza de payés y echa a correr para abajo.

Mientras él corre para abajo de la montaña

sube la masa que iba a por él y él les dice en catalán:

"Está arriba el que estáis buscando". Entonces viene corriendo hasta aquí

y salvó la vida. Lo encerraron. Estuvo un tiempo encerrado

y luego consiguió huir en un barco y fue a Francia.

Este señor es el padre del metro como medida actual

y dejó escrito en sus memorias que quizás era la primera persona

que en vez de haber huido corriendo de la cárcel

había ido corriendo a la cárcel. Y ha habido más ilustres personajes,

como Jovellanos...

Tiene unas obras escritas sobre el castillo... fascinantes.

Y hay una parte del castillo, llamada popularmente la olla,

que es la más terrible de todas las mazmorras.

Así es. Y, si te parece, vamos a verla.

Pero juntos, ¿eh?

Bien juntos, que esto ya... se pone un poco interesante.

Venga, vale. Vamos.

(Música ominosa)

¡Guau!

Estamos en la torre del homenaje que es de unos 33 metros.

y hemos bajado 20 metros. Hemos bajado 20 metros

desde la entrada de la terraza superior del castillo.

Vemos este agujero de aquí.

Es una superficie como en la que estamos ahora,

3,5 metros de profundidad

y la única abertura que había era esta.

Según Jovellanos, según George Sand e incluso creo que Julio Verne

en su libro de Clovis Dardentor lo narra.

La más terrible de las mazmorras que podamos imaginar.

Cogían a una persona, la lanzaban,

la dejaban caer a 3,5 metros de profundidad

y ya te apañarás. Agua, pan y nada más.

Y no salías. Increíble. Y era aquí, en el castillo de Bellver.

Vamos a hablar de cosas más bonitas y, si te parece, en lugares

que tengan unas vistas más agradables.

Sí, porque ahora mismo estamos a la altura del foso.

Pues venga. Vamos. Nos vamos. Mejor.

Vamos a volver a subir...

(Música suave)

Antes de despedirme, una curiosidad.

El suelo que hemos pisado antes abajo... ¿está hueco de verdad?

Efectivamente. Los bajos del castillo, todos lo bajos,

están huecos y el motivo es simplemente

porque utilizaron la piedra... la piedra arenisca que hay abajo,

que aquí se llama marès, es la que se utilizó

para hacer el castillo. Es decir, la piedra que vemos aquí,

la mayoría de ella, está extraída de la propia base del castillo.

Bueno, pues, nada, Chema, solo me queda agradecerte esta visita.

Ha sido un placer. Muy pronto volveré a este castillo

para seguir descubriendo misterios y leyendas.

Como debe ser. Gracias. Hasta pronto.

(Continúa la música)

La sierra de Tramontana se extiende unos 90 kilómetros

por el noroeste de Mallorca y en ella se incluyen 20 municipios,

entre los que se encuentran Calvià, Pollença y Escorca.

El punto más elevado de la isla de Mallorca

y también de las Islas Baleares, es el Puig Major,

que alcanza los 1436 metros de altitud.

Sus estribaciones montañosas secundarias son

el Penyal del Mediodía y la Serra de Na Rius

donde podemos encontrar parajes mallorquines tan alpinos

como Sa Coma Fosca y El morro d'en Pelut.

Ya sea por su sobriedad, belleza o singularidad,

los patios de las casas señoriales del casco antiguo de Palma

se han convertido en uno de los elementos más representativos

de la arquitectura de la ciudad.

Originariamente estos espacios eran destinados a la vida social,

el comercio y símbolo de la pujanza de cada familia.

Para que nos acompañe en su recorrido, Miguel de Lucas

nos espera en uno de ellos con la historiadora Francisca Niell.

Hola, Francisca. Hola, buenos días.

Muchas gracias por recibirme. Gracias a vosotros.

Lo haces, además, al lado del centro,

pero me llama la atención que lo hagas en un patio tan especial.

¿Cómo está tan cerquita del centro?

Es una de las grandes sorpresas que tiene esta ciudad.

Son casas muy llenas de luz, con unos patios centrales.

Algunas de ellas con unos jardines también espectaculares,

y esto es el secreto más escondido que tenemos,

que hay que entrar en la casa para conocer.

¿Me lo enseñas por dentro? Sí, sí. Claro que sí. Vamos.

(Música clásica)

Palma tiene un pasado romano. Palma la fundó Quinto Metelo

y, entonces, evidentemente, la arquitectura conserva

parte de esta cultura romana.

Todo este tipo de casas tiene la misma estructura.

Hay una entrada, la distribución de todo lo que es el edificio

o la residencia en la planta noble, que también la llamamos aquí,

un entresuelo, al que se accede por el patio

y después el porche, que está en la parte de arriba.

Tienes también que tener en cuenta

que casas tenemos desde la época gótica.

Entonces puedes encontrar patios con características góticas

hasta este que ya es de la última fase del barroco,

un patio de estilo rococó con influencias neoclásicas.

¿Y alguna anécdota que me puedas contar de...?

Bueno, en este caso tenemos que esta, el Casal Solleric,

da a dos calles. Para cruzar del Paseo del Borne

a la iglesia del Sagrado Corazón, que se encuentra justo aquí,

pues la utilizaban para trasladar los ataúdes hasta la iglesia.

Entonces un día la marquesa salió, se encontró con todo el carro

y el ataúd y la familia y este día prohibió hacerlo,

cerró las puertas y prohibió el acceso

porque los patios tienen esta función,

son espacios público-privados. Si te parece seguimos nuestro paseo

por los patios y vamos a ir a otro patio,

si no me equivoco, más austero. Sí, podemos visitar Can Balaguer,

es otro patio que verás muy grande, con otras características,

siempre siguiendo la misma estructura,

pero vale la pena conocerlo. Pues claro que sí. Vamos para allá.

(Continúa la música)

Hemos atravesado el patio y nos encontramos en la planta de arriba.

Esto es espectacular. ¿A quién perteneció esta casa?

El último propietario de esta casa fue Josep Balaguer.

Nada más y nada menos.

Josep Balaguer fue un empresario mallorquín

que compró la casa a la familia Blanes,

que a su vez la habían comprado a la familia noble Gual-Sanglada

y, entonces, aquí también es un poco lo que ha sido la evolución social,

socio-económica de estas islas, también se refleja en esta casa.

Desde la nobleza hasta la burguesía.

Josep Balaguer era una persona con una gran inquietud cultural,

prueba de ello es que en su testamento dejó escrito

que a su muerte quería que esta casa pasara a manos

del Ayuntamiento de Palma para que lo convirtiera en un centro cultural.

Josep Balaguer, músico, se hizo instalar en su casa un órgano,

que es de los pocos órganos civiles que podemos ver,

porque el órgano es un instrumento más de iglesia.

Entonces, esto sí que llama mucho la atención.

Fundó también el Círculo de Bellas Artes...

La Orquesta Sinfónica... Vaya obra más completa.

Vaya legado nos dejó. Una de las partes importantes,

y quizá también un tanto secretas y mágicas de las casas,

de esta planta noble, era la alcoba. Aunque suene un poco raro...

te voy a pedir que me acompañes a la alcoba para contarte un secreto.

¿Te apetece? Te acompaño.

(Música clásica)

Pues, delante, Francisca. Estamos en la alcoba.

Vaya sitio más especial. Siéntate, por favor.

Siempre tengo a bien hacerle a algunos invitados

una pequeña experiencia relacionada con el mundo de la magia

y con el mundo de los sentidos y es que Balaguer era...

una persona muy sensible. Ya lo dice su obra y, bueno, su propia casa.

Entonces vamos a hacer algo que tiene que ver con los sentidos

porque muchas veces la magia es como las obras de arte.

Dicen que solo se puede percibir por el sentido de la vista...,

y no es verdad. Se puede percibir también por otro tipo de sentidos.

Quiero que estés muy atenta porque lo que va a suceder aquí

es lo mismo que la gente está viendo en su casa.

Una, dos, tres y cuatro monedas. Un vasito que me llevo aquí...,

así, aquí... Y quiero que veas esto.

Una, dos, tres y cuatro.

Mira, una moneda que ha pasado y tres que faltan aún por pasar.

Vamos allá. Vamos a hacerlo otra vez. Mira.

Tres monedas. Una, dos y tres.

Que se vean bien hasta el último momento.

Mira. Una, dos y...

tres. Mira. Pasan las monedas. ¿Qué te parece?

Increíble. Pues fíjate. Fíjate en esto.

Mira. Vamos a intentar hacer algo mucho más difícil todavía.

Don monedas. Mira, ¿eh? ¿Ves? Mira.

¡Mira! Fíjate que no hago nada. Mira.

De mano a mano.

Es la magia de los sentidos. Y espera ahora...

Quiero que pongas así tu mano, por favor. Mira... Apóyala.

Si yo te pongo aquí una moneda, otra moneda, otra moneda

y otra moneda, ¿cuántas tendrías? Cuatro.

Cuatro. Perfecto. Cierra la mano. Dale la vuelta.

Y me voy a llevar una, ¿de acuerdo? Para que tengas tres.

Mira esto, ya verás. Una, dos y... tres.

Gira la mano y cuenta las monedas que tienes.

Cuatro. Una, dos, tres y cuatro.

El juego es increíble. Es que no...

La magia siempre la encuentro sorprendente.

Sobre todo porque al final, cuando lo experimentas tú misma,

en tu propia mano, que ves que pasan estos cambios y no...

tú no te das cuenta..., es... es algo que es muy curioso...

y me sorprende siempre el mago cómo es capaz de hacer estos juegos,

que al final es un juego la magia.

Hasta la construcción de la quinta muralla

y la canalización hacia el Paseo Mallorca

las precipitaciones invernales

descendían por el centro de la ciudad

hasta el Paseo del Borne. Las aguas corrían por debajo del puente

que había frente al Gran Hotel y seguían por la calle Unió

pasando por delante de Can Berga,

actual sede del Tribunal Superior de Justicia.

Sus balcones, tapiados, al parecer, durante décadas,

se asoman a la plaza del Mercat

donde aparte de la iglesia de san Nicolás

con su elegante campanario destacan dos imponentes edificios

de arquitectura modernista.

La plaza del Mercado fue también linde de aguas en el pasado.

Las precipitaciones bajaban hasta el mar por el paseo del Borne,

original cauce de la riera.

Este antiguo torrente fue completamente anegado,

al parecer, en la dramática inundación de 1403.

Hoy en día, peatonalizado en su parte central,

y con una gran oferta comercial y hostelera,

se ha convertido en uno de los paseos más emblemáticos

y transitados del centro histórico.

(Campanillas)

Hola. Hola, buenos días.

Xisca, ¿verdad? Sí. Mucho gusto.

Muchas gracias por recibirme en La Gloria.

Porque estamos en La Gloria.

(RÍE) Sí, sí. Siempre estamos en La Gloria nosotros...

Oye, quería conocer contigo un poquito más la cultura del dulce,

sobre todo de este producto tan típico que tenéis aquí,

la ensaimada, pero me gustaría hacerlo desde dentro.

Vale. Ahí, en el horno. ¿Puede ser?

Claro que sí. Claro que sí, vamos. Pues venga, vamos para allá.

Adelante. Pues aquí hemos llegado.

Miguel, te presento a mi hermano Sebastià.

-Hola, Miguel. Bienvenido. Sebastià, ¿cómo estás?

Venía diciendo a Xisca que tengo muchas ganas de aprender a...

Yo soy un poco cocinillas y quiero saber todos los secretos

para hacer una ensaimada perfecta

y me han dicho que este es el lugar ideal.

Lo tenemos todo a punto. Pues, venga, vamos a empezar.

Vamos a hablar de los ingredientes que tenemos por aquí, que son...

Mira, aquí tenemos ya la masa elaborada...

¿Para una grande cuánto... cuánto aproximadamente?

Estas son ensaimadas de medio kilo.

Como puedes ver es una masa muy elástica.

Te la voy a extender para que la veas...

y este es, digamos, el primer paso.

Una vez el amasado pasamos al proceso de laminado.

El horno donde vamos a poner todos estos ingredientes

lleva aquí desde el año 1870. Correcto, sí, este horno sí.

¿Y cuál es la relación de... de Palma con los hornos?

Porque antiguamente había muchos, ¿verdad?

Sí, antiguamente sí. Bueno, los hornos antiguos de Palma

proceden del Llibre del Repartiment, que había 52, y era, antiguamente,

hornos comunes, hornos comunes donde se iba a cocer.

entonces, a partir de ese momento, cada uno tiene una fecha

en que aparece como comercio. Este comercio data de 1717...

y en este edificio está desde 1870. Lo que tú estás viendo es de 1870.

Madre mía. Ahora estamos con la manteca.

Pasamos de los hornos a la manteca de cerdo.

Se extiende bien de manteca. Una vez extendida la ensaimada,

ponemos el ingrediente que le da nombre,

la manteca o "saïm", que denominamos nosotros en Mallorca.

De ahí su nombre de ensaimada

y, como podrás ver, va a estar bien ensaimada.

Una vez que le hemos puesto la manteca...,

la extendemos...

para que tenga un buen laminado...

Ahora tenemos, digamos, la base de la ensaimada.

Ahora podemos optar por no ponerle ningún relleno...

o, si quieres rellenarla, por ejemplo, con cabello de ángel.

Vamos a hacerla con relleno. Miguel, ensúciate las manos.

(RÍE) Venga, venga, venga. Cómo mola. Venga. ¿Y qué...?

Extendemos... ¿Por aquí así?

Sí, sí. En abundancia.

Ahora ya tenemos puesto el cabello de ángel y ahora vamos a enrollarla.

Xisca, te estás quedando con mi estilo... alucinada, ¿eh?

Sí, sí. La verdad es que sí. Puedes venir, ¿eh?

Cuando vengas de vacaciones... Ya sabes...

Me está encantando Mallorca y seguro que vengo de vacaciones.

Ahora lo que vamos a hacer es dejarla reposar.

Ahora, una vez que la tenemos reposada procedemos...

Vamos al proceso de... Esto ya no me parece tan fácil,

cogerla así... Enrollado.

Todo tiene su qué.

Ahora la pones en espiral dejando un poco de espacio.

Dejamos espacio para que ella después, al fermentar... Vale...

¿Cuánto dura ese proceso de fermentación?

Este proceso de fermentación tiene que llevar un mínimo de 12 horas.

Y aquí, como puedes ver, enrollamos siempre la espiral

en el sentido de las agujas de reloj. Perfecto. Pues entonces...

Ya tienes aquí preparado cerca del horno otras que ya han fermentado.

Ya tengo unas preparadas para que podamos cocerlas...

y degustarlas. Pues, venga, vamos a verlas.

Llegamos al momento más mágico.

El horno.

Aquí, si no me equivoco, Sebastià, tenemos ya la ensaimada fermentada.

Como vemos, 12 horas, ha engordado un poquito.

Efectivamente, Miguel. Tenemos ya nuestra ensaimada fermentada.

Como podemos observar, ya ha adquirido volumen,

se ha hinchado y la tenemos a punto para cocerla.

Pues, venga, la metemos y, mientas tanto,

te voy a preguntar yo un par de cositas.

(Música)

Esto casi más que una ensaimada parece una pizza.

Sí, sí, es una ensaimada.

Es la más antigua que queda reflejada.

Lleva sobrasada y calabazate

y es la que se suele tomar por carnaval, antes de la cuaresma.

Es una mezcla... Es entre dulce y salada y esta es exquisita.

Y esta otra que tenemos por aquí... Esta es de albaricoque.

Aquí en Mallorca los albaricoques, a principio de verano...

Esta es la típica de cabello de ángel y esta es la de crema tostada.

O sea que no solo el relleno es cabello de ángel, sino que...

Admite cualquier relleno. ¿Y el azúcar?

¿El último toque? Porque cuando la vamos a comprar

a los sitios siempre tiene... están blanquitas por encima.

Siempre espolvoreamos con azúcar después para servirla.

¿Y podemos ver cómo lo haces? Por supuesto.

A ver cómo queda... ¡Guau! Ahora sí es una ensaimada.

Es el toque final. Qué maravilla.

El toque final. Lista para degustar.

Perfecto. Voy a comprobar que os haya quedado bien.

De acuerdo. Venga...

Nos fiamos. Muchas gracias.

Te llevas nuestra ensaimada más típica, con sobrasada de Mallorca.

Hombre, claro que sí.

(Música)

En el corazón de la sierra de Tramontana,

a caballo entre el mar Mediterráneo y la montaña, llegamos a Deià,

un pueblo pintoresco que ha sido fuente de inspiración

para bohemios de todo el mundo.

Con solo 700 habitantes,

la tranquilidad que se respira en sus calles

ha seducido a artistas de todos los tiempos como Manuel de Falla

Santiago Rusiñol o el poeta y novelista Robert Graves,

quien vivió aquí hasta su muerte

y que descansa en el cementerio de la localidad.

Siguiendo por la misma costa de la Tramontana,

a tan solo tres kilómetros de Deià

llegamos a la Casa Museo de Son Marroig,

una institución creada en el año 1927

con la finalidad de preservar y divulgar

la vida y obra del archiduque Luis Salvador,

personaje fundamental en la historia cultural de la isla.

(Música suave)

Situado en la fachada marítima de Palma,

nos encontramos con el Palacio de Congresos.

Abierto a la bahía de Palma, las líneas en zigzag del edificio

pretenden emular la muralla de la ciudad.

Miguel se ha citado aquí con Karina Zaplana,

directora comercial del Palacio.

(Música)

Hola, Karina, ¿cómo estás? Hola, Miguel. Muy bien, ¿y tú?

Muchas gracias por recibirme en el Palau.

Es impresionante esta sala de exposiciones.

Correcto.

¿Quién fue el arquitecto que diseñó esta maravilla?

Pues, verás, la propiedad del complejo,

que es el Gobierno de Baleares y el Ayuntamiento de Palma,

encargan la ejecución del proyecto al arquitecto navarro Patxi Mangado.

Además fue Premio Nacional de Arquitectura en 2017,

año en el que se abrió y se inauguró este magnífico complejo

por el diseño tan peculiar que tiene.

De hecho, una de las cosas que más llaman la atención

es, si se observa la fachada, los cubos que se ven desde fuera,

y que están realizados con alusion.

Alusion es un material que viene de Canadá.

Es aluminio inyectado con oxigeno y es un aluminio reciclado

de latas de refrescos. Imagínate.

Además estamos cumpliendo esa función de sostenibilidad.

Nosotros intentamos ser todo lo sostenibles que podemos.

Y, además, estos cubos cumplen tres funciones principales.

Hablamos de los cubos que conforman la fachada, ¿verdad?

Correcto. Estos cubos permiten aislar el calor dejándolo fuera.

De hecho, si ves la temperatura aquí es ideal durante todo el año.

Otra de las funciones es que, a pesar que tenemos una calle

con bastante tráfico, pues no se aprecia el sonido

y otra función muy importante es que captura...

Es un material muy ligero pero es capaz de capturar la luz del exterior

y lanzarla hacia el interior de los espacios, que esto es fundamental.

Parece magia. Sí, como la que tú haces.

Pues esta vez fue Patxi Mangado, que gracias a estos cubos

y al material utilizado logró realizar esta fachada impresionante.

Y, actualmente, ¿esta sala para qué se usa?

Bueno, esta es la sala de exposiciones

del Palacio de Congresos.

Son más de 2300 metros cuadrados y es una sala polivalente.

¿Te parece que vayamos hasta el auditorio?

Sí, porque, además, hoy es un día muy especial.

Lo vais a ver. Venga, vámonos.

(Música piano)

Impresiona. Este auditorio impresiona.

¿Qué aforo tiene? Este es nuestro auditorio principal,

el Illes Balears, y tiene capacidad para casi 2000 personas.

Ahora mismo estamos en la tercera planta

y tenemos a la Orquesta Sinfónica de Baleares que va a ofrecer

un concierto gratuito sobre bandas sonoras de películas.

Karina, no sé si es que me hablas muy bien

o que yo te escucho muy bien. ¿Qué pasa aquí?

Es que me escuchas muy bien.

De hecho, todas las formas y los materiales que observas

en el auditorio están pensados y diseñados

para que la acústica sea la de mejor calidad.

Oye, pues lo han conseguido. Totalmente.

Karina, estaba pensando que por la hora que es,

si nos damos un poquito de prisa, a lo mejor somos capaces de ver

la magia del cielo.

La puesta de sol desde nuestra terraza. ¿Qué te parece?

Una idea maravillosa.

(Música piano)

Me parece increíble estar tan solo a 10 minutos del centro de la ciudad

y con estas vistas. Sí. Estamos frente al mar,

la bahía de Palma, con esta magnífica puesta de sol,

y piensa que estamos apenas a 5 minutos del aeropuerto,

a 15 minutos escasos caminando del centro histórico de Palma,

coronado por esa espectacular catedral que tenemos en la ciudad

y, bueno, aquí os vamos a esperar hasta la próxima vez que vengáis.

Ha sido un placer. Muchas gracias. Igualmente. Muchas gracias.

(Música)

Me despido de vosotros donde comencé

y lo hago, además, compartiendo una curiosidad.

Estoy en el Parque del Mar.

Este parque fue proyectado por Joan Miró porque temía

que la construcción de la circunvalación en los años 80

hiciera perder a la catedral su sello de identidad,

y es que es la única catedral de toda Europa

cuya sombra se refleja en el Mediterráneo.

(Música)

Palma, te dejamos convencidos de haber encontrado

la perla más brillante de nuestro antiguo mar.

Una ciudad llena de luz

que deslumbra en cualquier época del año

Tus encantos naturales

te han convertido en el destino predilecto

de nuestros vecinos europeos.

Eres, además, la puerta de entrada a la isla de la calma,

una isla mágica que hechiza a cuantos la visitan.

Un paraíso en la tierra del que George Sand llegó a decir

que todo cuanto un poeta o un pintor pudiera soñar

ya lo había creado la naturaleza en este lugar.

Hasta la vista, Palma. Ya te echamos de menos.

(Música)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Palma de Mallorca

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Un país mágico - Palma de Mallorca

12 ene 2020

Palma será la primera ciudad mágica de la cuarta temporada, y entre otras muchas sorpresas, visitaremos la única catedral de Europa que se refleja en el mar, viajaremos a un valle que presume de tener las mejores naranjas de Europa.

ver más sobre "Un país mágico - Palma de Mallorca" ver menos sobre "Un país mágico - Palma de Mallorca"
Programas completos (41)
Clips

Los últimos 186 programas de Un país mágico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios