www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5087944
Para todos los públicos Un país mágico - Palencia - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Este es Miguel de Lucas, el mago más curioso,

que viaja por España contando las tradiciones,

la cultura, las gentes, el arte y la historia escondida

en nuestros pueblos y ciudades.

Palencia es hoy nuestra ciudad mágica.

Descubrimos la historia de su increíble catedral

y por qué se le llama "la bella desconocida".

-La catedral de Palencia es la tercera catedral

más grande de España. La catedral actual es la gótica.

Se conservan restos de la catedral primitiva visigoda

del siglo VII y del primer románico del siglo XI.

Cómo las mujeres palentinas fueron capaces de defender la ciudad

en la batalla de Lancaster.

-Juan de Gante, que era el duque de Lancaster,

tenía unas ciertas pretensiones sobre la corona castellana

y las mujeres, ante la ausencia de los hombres,

decidieron que tenían que ser ellas las valedoras

y las que defendieran la muralla

para que no pudieran entrar los ingleses.

También sabremos por qué, según la leyenda,

El Cid Campeador se casó en la ciudad.

Cómo pudo construirse aquí una de las estatuas de Cristo

más grandes del mundo, o por qué el origen

de la universidad en España tenemos que buscarlo en Palencia.

-Fue la primera de España.

Una de las primeras de Europa.

El obispado palentino tenía mucho poder y recursos

en aquel momento.

Bienvenidos a "Un país mágico".

(Música)

Palencia debe su origen a un pequeño asentamiento

de la Edad del Bronce, hace aproximadamente unos 3500 años.

Los romanos, tras conquistarla, respetaron el mismo nombre

que le habían dado los vacceos, Pallantia.

La tarea no fue fácil, pues las fuentes citan

que los celtíberos del entorno se defendieron con fiereza.

(Música)

La misma fiereza que les hizo resurgir

y convertirse en un pueblo próspero en tiempos del vencedor

de las Navas de Tolosa, Alfonso VIII.

Palencia, ya convertida en sede episcopal

y en pleno auge urbano, se vio fortalecida

por la consolidación del camino de Santiago.

El monarca castellano favoreció también el crecimiento de la ciudad,

a la que concedió fueros y otros privilegios.

Aquí, en esta tierra con tantísima historia,

está ya Miguel para mostrarnos todos sus secretos.

(Música)

Llego a Palencia y lo hago en el cerro del Cristo del Otero,

y es que este cerro, desde el año 1931,

está presidido por una escultura nada más y nada menos

que de 20 m de altura.

Realizada por Victorio Macho,

es un referente para todos los palentinos.

Creo que es el mejor lugar para comenzar este viaje.

(Música)

Hola, Conchi.

Hola, ¿cómo estás? ¿Qué tal, cómo estás?

Bien, ¿y tú? Encantada.

Impresiona esta escultura, eh.

Es que es el emblema de Palencia.

Ten en cuenta

que la gente que viene en tren y por carretera,

lo primero que ve es al Cristo del Otero.

A lo mejor lo que esa gente que viene en tren no sabe

es que primero se hizo el de Río de Janeiro

y luego el de Palencia.

Es el primero de Europa.

Tiene más de 20 m, casi 21.

Victorio Macho se lució con este Cristo.

¿Qué podríamos destacar de él?

Se hace en un momento del año 1930 empieza y se termina en el año 1931.

Un momento en que se quería renovar la devoción

por el Sagrado Corazón de Jesús, que es lo que representa.

Es diferente del de Río de Janeiro.

El de Río de Janeiro tiene los brazos extendidos, acogiendo.

Es verdad.

Aquí se hizo un proyecto en que el Cristo tenía los ojos

mirando hacia abajo, lo mismo que los brazos.

La cabeza, manos, iban a ser en bronce

y los ojos, incluso, de marfil.

¿Al final no se realizó de esa manera?

Te lo voy a decir en secreto.

Costaba demasiado.

El presupuesto hubo que reducir y Victorio Macho

lo que hizo fue cambiar un poco su proyecto inicial.

Le pareció que, incluso para encajarlo en este otero,

que es de yeso y además pesa mucho, por cuestión de equilibrio

los brazos debían ser hacia arriba,

con lo cual, está en actitud de bendecir.

Lo vivís con mucha pasión.

Es que me gusta.

Entonces, transmito lo que siento

y lo que sienten la mayoría de los palentinos.

(Música)

Los palentinos se caracterizan siempre

por recibir a todo el mundo con los brazos abiertos.

Nosotros acabamos de llegar y ya nos estamos dando cuenta,

pero en el siglo V a un santo no lo recibieron así.

La verdad es que los palentinos somos acogedores,

pero sí que es cierto que el año 447

al pobre obispo de Astorga, Santo Toribio,

le recibieron muy mal.

¿Cómo fue aquello?

Pues porque los palentinos eran...

Gente de carácter.

En época visigoda y en ese momento,

lo que tú dices, teníamos un carácter un poquito fuerte.

Y practicaban una herejía. Seguían a Prisciliano.

El pobre Santo Toribio viene con la idea

de que vuelvan al catolicismo.

El resultado es que le apedrearon.

El pobre se tuvo que refugiar precisamente aquí, en el Otero,

en una especie de cueva que había,

huyendo de las pedradas de los palentinos.

¿Qué pasa?

Palencia en ese momento estaba al otro lado del río,

en la margen derecha, y el río Carrión,

en sus crecidas, se desbordaba continuamente.

¿Qué pasa? La leyenda dice que Santo Toribio hace que se desborde,

con lo cual los palentinos recapacitan y vienen a pedirle perdón

a Santo Toribio. ¿Resultado?

¿Acepta el perdón o no acepta el perdón?

Acepta el perdón. Eso está bien.

Y además protege mucho a las mujeres de Palencia.

Un sector de los priscilianos eran contrarios al matrimonio

y las palentinas debían decir: "aquí nos quedamos solteras

de por vida", y Santo Toribio les convence de que eso

no tiene nada que ver con la religión católica.

Qué bueno.

En agradecimiento, las palentinas inventan un baile,

el baile de Santo Toribio que, el domingo más próximo al 16 de abril

subimos los palentinos en romería, recordando ese hecho.

Ese apedreamiento lo hacemos también nosotros

desde esa ermita de ahí abajo que lo que hacemos

es lanzar pan y queso.

Es la romería del pan y el quesillo y luego, bueno, pues hay fiesta.

La verdad es que Santo Toribio es un santo muy querido aquí.

¡Qué protegidos estáis en Palencia!

Entre Santo Toribio y el Cristo del Otero, madre mía.

Es que este cerro es... Maravilloso.

Tiene muchas cosas.

Estamos empezando el viaje aquí, en Palencia,

y estoy muy sorprendido de lo que nos espera.

Palencia es una tierra mágica sin duda.

Totalmente, pero los palentinos estamos deseando que vengáis.

Somos acogedores, hay buena gastronomía,

hay unas vistas espléndidas,

hay monumentos que merece la pena conocer.

Lo que queremos es teneros continuamente con nosotros.

Voy a empezar, voy a empezar. Muchas gracias.

A vosotros.

Muchas gracias. Adiós, Conchi.

(Música)

Caminamos ahora hasta la plaza de San Francisco

en pleno corazón de Palencia.

Miguel ya está preparado aquí para hacer su juego de magia

más complicado y arriesgado. Muy atentos.

Llegamos a la ciudad de Palencia y desde aquí,

desde la plaza de San Francisco, os voy a proponer

un reto apasionante, en el que dos generaciones

diferentes me van a ayudar a hacer algo insólito.

De hecho, os invito a que desde vuestras casas

me digáis si lo que aquí va a ocurrir

es verdad o no.

Una.

Dos.

Y...

Tres.

¡Guau!

(Música)

Caminando por las calles de Palencia nos encontramos

con la catedral de San Antolín, dedicada al patrón de la ciudad.

(Música)

Para encontrar los orígenes del templo tenemos que remontarnos

a la época visigoda, según nos indican

los restos encontrados en la zona.

(Música)

La construcción del actual templo comenzó en el siglo XIV

y duró casi 200 años.

(Música)

"La bella desconocida", como se conoce popularmente

a este templo, debe su apodo

a las maravillas góticas, renacentistas y barrocas

que hay detrás de los austeros muros que Miguel ya ha cruzado

para disfrutar de su belleza.

(Música)

Muy buenas.

¿Qué tal?

Rubén. El número tres está muy relacionado

con la catedral de Palencia. Corrígeme si me equivoco.

La tercera catedral más grande de España.

Eso es.

Cuando yo digo que voy a visitar la catedral de Palencia,

casi voy a visitar tres catedrales.

Sí, exactamente. La catedral de Palencia

es la tercera catedral más grande de España,

después de Sevilla y Toledo. Son 127 metros de longitud.

Fíjate las dimensiones que tiene. Sí, sí.

Se conservan restos de las catedrales anteriores.

La catedral actual es la catedral gótica

y se conservan restos de la catedral primitiva visigoda

del siglo VII y del primer románico del siglo XI.

O sea, fíjate que son un tres en uno. ¿Qué destacarías de esta catedral?

Ahora mismo, estamos en el claustro. Exactamente.

¿Qué aspectos son los más relevantes de esta catedral?

Bueno, esta catedral tiene obras de primer nivel

desde punto de vista artístico. No solo la cripta,

que es lo que iremos a ver, sino también el retablo mayor

y otras capillas, ¿eh? Cada capilla tiene su historia.

Además, también personajes históricos.

Aquí, en la capilla del Sagrario se casaron

los primeros príncipes de Asturias, Enrique III y Catalina de Lancaster.

Qué bueno... Hablabas antes de la cripta

y es que supone el origen de todo. Es el germen de toda la catedral.

Hay que empezar por el principio. Exactamente.

Vamos a la cripta, venga. Vamos.

(Música sacra)

El origen de todo, Rubén. Exactamente,

este es el origen de todo, el germen de toda la catedral.

No justo aquí, en el suelo que estamos pisando,

sino que un poquito... Eso es, eso es.

Esa es la parte más primitiva de la catedral, es la parte visigoda,

que está hecha en la segunda mitad del siglo VII.

No todas las catedrales tienen una cripta y, además,

con restos altomedievales, ¿eh? O sea, es importante eso.

A través del paso de los años se van creando las historias,

se van creando las leyendas... Eso es.

Me gustan mucho las leyendas. Lo sé.

Seguro que aquí hay alguna. Sí.

Aquí hay una leyenda, que es la leyenda del jabalí.

¿Jabalí? Tiene que ver con un rey de Navarra,

que es el rey Sancho III. Un día, ese rey iba de cacería

detrás de un jabalí y el jabalí se escondió en una cueva,

que era la parte visigoda. Al entrar en la cripta

a matar a ese jabalí, cuando está a punto de asestarle

con la lanza, se le paraliza el brazo.

Se da cuenta de que el lugar es sagrado,

ve una imagen de san Antolín y decide hacer

una ampliación de la cripta, un nuevo santuario.

Donde estamos nosotros es la parte que amplía él en el siglo XI.

Así que la cripta tiene dos partes, siglo VII y siglo XI.

Siglo XI. Eso es.

Y siglo VII. Exactamente.

Qué bueno... Otra de las joyas de esta catedral

es el retablo mayor. Exactamente.

Un retablo impresionante... Pues me encantaría verlo.

Ahora mismo. ¿Puede ser?

Exactamente, vamos.

(Música solemne)

Este retablo impresiona. Sí. Es un retablo imponente.

Ajá. Es un retablo enorme

y es el retablo del Renacimiento más antiguo que hay en Castilla.

Primero, en 1504, se comienza la arquitectura;

en 1505, la escultura, y, en 1509, la pintura,

que la va a hacer un pintor importante llamado Juan de Flandes.

Ah, Juan de Flandes. Fue pintor de Isabel la Católica.

Ah, qué curioso. Todo parece que está muy relacionado

porque, si no me equivoco, el confesor de Isabel la Católica,

que era obispo de esta catedral, fue quien convenció

a la propia reina para que subvencionara,

de alguna manera, a Cristóbal Colón en sus viajes a América.

Sí, el obispo fray Diego de Deza, que fue el que mandó realizar

el retablo. Luego, lo siguen los siguientes obispos.

Qué curioso... Oye, en la magia y en el arte,

todo es cuestión de perspectivas. Por supuesto.

En la sala capitular de esta catedral,

hay una pintura que representa a Carlos V

que tiene que ver mucho con esto que te acabo de decir, ¿verdad?

Exactamente. ¿Vamos a verla?

Vamos a verla. Venga.

(Música solemne)

Entonces, aquí se reunían los canónigos para tratar temas

de la catedral. Exactamente.

Esto es la sala capitular, que era donde se reunían

para hablar de la catedral. Este es el famoso cuadro

que representa a Carlos V, ¿no? Eso es.

Esta es la anamorfosis. Anamorfosis, ah.

Es un cuadro que si miras, si te pones aquí, Miguel,

y miras de frente, no verás nada. No...

Bueno, se intuye, pero ver ver no se ve nada.

A priori, no se ve nada, pero se ve algo así.

Pero si lo miramos desde la mirilla del lateral,

veremos retrato del emperador Carlos V.

Ah, es verdad... Qué curioso. Es un retrato anamórfico, ¿no?

Oye, ¿cómo se le ocurrirían estas cosas?

Esto es el Photoshop del siglo XVI. El Photoshop del siglo XVI...

Eso es. Qué bueno.

Son juegos matemáticos a través de espejos,

juegos ópticos... Hacían este tipo de juegos.

Posiblemente, esté hecho por algún pintor alemán

que eran muy dados a hacer este tipo de juegos ópticos, ¿no?

Esto en lo que a pintura se refiere; pero, luego,

en lo que a escultura se refiere, me ha llamado la atención santa Ana.

Sí. Ahí tenemos una imagen de santa Ana, la Virgen y el Niño.

Es una especie como de miniárbol genealógico, ¿no?

Son la abuela, la madre y el nieto, ¿no?

Eso no era muy habitual en aquella época.

A partir del siglo XIV, aparecen estas representaciones,

pero lo curioso es verlo así, de forma piramidal.

Entonces, se ven las tres relaciones.

Bueno, Rubén, pues nada. Ha sido un placer, ¿eh?

Ha sido un placer, de verdad. Igualmente.

Vaya paseo más interesante por la catedral de Palencia.

Muy bien, pues cuando quieras. Oye, es la Bella Desconocida,

pero yo creo que tiene que ser la Bella Reconocida.

Exactamente, en eso estamos, en que sea reconocida.

Además, ahora la estamos poniendo a punto para celebrar

el VII Centenario de la primera piedra de la catedral,

en 2021... Muchísimas gracias, Rubén.

Nada, un placer. Gracias.

Hasta luego.

(Música)

(Música animada)

A 50 km de Palencia, en Pedrosa de la Vega,

está uno de los yacimientos arqueológicos romanos

más importantes del mundo hispánico, La Olmeda.

Hace 50 años, aparecieron los restos de lo que parecía

una vieja pared mientras se realizaban labores agrícolas.

Nadie se podía imaginar lo que aquí se iba a encontrar...

Una impresionante villa romana con aires de palacio

en unas condiciones excepcionales y con alrededor de 1600 años.

La construcción tiene un edificio principal cuadrado

en torno a un patio central y flanqueado por torres,

así como una galería transversal que conecta con otras galerías

que servían para dar acceso a los dormitorios principales,

donde se puede apreciar la ostentación propia

del estatus sociocultural de los propietarios de la villa.

Orientadas al extremo contrario, hay también otras habitaciones

rematadas con materiales menos nobles, que hacen indicar

que estarían destinadas a un uso secundario.

La extensión total de la villa son 4400 m²

y podría tener alrededor de 35 habitaciones en total.

Además, estas estancias estaban decoradas con nada menos

que 1450 m² de mosaicos.

Es todo un espectáculo disfrutar de este arte

parado en el tiempo desde hace más de dos milenios

y que está declarado Bien de Interés Cultural desde 1996.

(Música)

Las mujeres palentinas tomaron una decisión que cambió la historia

de esta ciudad para siempre. Fueron a sus casas,

cogieron las ropas y las armas de los hombres

y se batieron en duelo contra el ejército inglés,

liderado por Lancaster. Tras horas de combate,

fueron derrotados por un ejército de campesinas.

Es una historia apasionante que ahora vamos a conocer.

(Música)

Hola, Esther. Hola, Miguel, buenos días.

Venía pensando que cómo es posible que un hecho histórico

que cambió el rumbo de la ciudad de Palencia,

de la historia de Palencia, sea tan poco conocido.

Bueno, pues porque en la historia de las distintas provincias

la conocemos entre nuestras provincias más que a nivel nacional.

La verdad es que es un hecho histórico importantísimo.

Y, además, nos diferencia a las mujeres palentinas

del resto de mujeres del país. ¿Qué pasó exactamente?

Bueno, pues mira... Estando en tierras de... aquí,

al lado de León, en Valderas, Juan de Gante,

que era el duque de Lancaster, tenía ciertas pretensiones

sobre la corona castellana porque estaba casado con Constanza,

que era hija de Pedro I el Cruel. Estuvo atacando distintas zonas

desde que desembarcó hasta que llegó a la ciudad de Palencia

y las mujeres, ante la ausencia de los hombres,

decidieron que tenían que ser ellas las valedoras

y las que defendieran la muralla para que no entraran los ingleses.

Qué bueno... Y lucharon, lucharon...

y consiguieron echar a los ingleses. Sí, sí...

Bueno, no salieron de la muralla de la ciudad,

pero entre ellas, los niños y los ancianos

consiguieron que el ejército inglés, después del sitio

al que la sometieron, pues tuvieran que marchar.

Qué maravilla... La mujer palentina fue condecorada por aquella acción.

Sí. De hecho, Juan I de Castilla, en premio por haber derrotado

al ejército inglés, decidió otorgarles una condecoración,

un privilegio, que era un privilegio de caballeros,

que era poder lucir un adorno dorado y rojo en sus tocados.

Y eso se ve actualmente en los trajes regionales.

Sí. De hecho, si quieres, tenemos aquí a mis compañeros

y podemos verlo. Vamos a verlo. Claro que sí.

Entonces, tenemos aquí a Sara para ver un poco el reflejo

de aquella historia en el traje. Juan I de Castilla decide dar

este privilegio a las mujeres palentinas y, en 1949,

Consuelo Sánchez Sayalero decide que en el grupo de coros y danzas

de Palencia, cuando salen fuera, que se instituye este traje

como representante del folclore palentino,

pues se podía poner una banda de oro cruzada al pecho,

un poco en imitación de aquellos caballeros

que había de la Orden de la Banda y que podía ser, bueno,

una interpretación, como otra cualquiera,

del derecho de tocas que concedió el rey Juan I.

Qué bonito... Ella no está aquí por casualidad,

está al lado de esta mesa porque esta mesa es importante.

Esta mesa, que se encontraba en el Museo del Ejército...

En la sala de Heroínas. Sí, sí.

En la sala de mujeres heroínas, por supuesto,

no podía estar en otro sitio. Hay una inscripción.

(LEE) "En 1388, el rey Juan I de Castilla concedió

a las mujeres palentinas el privilegio de adornar

sus tocas con los colores oro y rojo, en premio a...

Que hallándose ausentes con el ejército del rey

todos los hombres de la ciudad, ellas defendieron solas

derrotando a las tropas del duque de Lancaster

y pereciendo muchas en aquel asalto". Loor eterno

a las heroínas de Palencia. Hombre, por supuesto,

que fueron muy valientes. Sabes que me parece

una historia increíble. Sí, es una historia muy bonita.

¿Te imaginas por un momento que estas mujeres

no hubieran tomado esa decisión de ir a casa y coger las armas?

¿Qué hubiera pasado con Palencia? Bueno, pues hubiera cambiado

el signo de la historia, Palencia hubiera sido arrasada,

seguramente... Y volviendo al traje,

este no es el traje de siempre, antes se vestía de otra manera.

No, esto es un traje, más o menos, te decía que regional,

que identificaba a la mujer de Palencia, bueno,

pues en los encuentros que había de grupos de coros y danzas.

Esther, si te parece, vamos a seguir viendo curiosidades

de este ayuntamiento. Vale, me parece bien.

Muchísimas gracias. Adiós. Vale.

El auténtico traje tradicional. El de los grijotanos.

Grijotanos... No hablo de palentinos

porque hablo de Grijota, que es un pueblo que está aquí,

a 3 kilómetros. Sí, muy cerquita.

Pero era el vestido tradicional de la ciudad

y de todas las zonas de alrededor. Es más, el traje de Grijota

fue tan importante que se utilizó, prácticamente,

como un icono de moda. Entonces, todas las mujeres de Grijota

te hablan siempre de la basquiña negra que llevaban,

que es esta sobrefalda. La basquiña...

Sí. Y ponían sobre estos manteos... Ah.

Que llevaban con unos picados, en otros casos...

Qué bonito... Qué pena que no se vea.

En este caso, está el nombre de la dueña recortado.

Ellas llevaban siempre varias capas...

Ves, otra falda serigrafiada... Siempre vestían las mujeres

con varias capas de manteos y sayas.

¿Y esa austeridad de la que hablábamos también

se puede ver reflejada en el traje de los hombres?

Sí, sí. Pero es austeridad y, a la vez, ese muy elegante.

El hombre va con calzón marrón, de pardo, que se llamaban.

La chaqueta es de paño azul y los chalecos podían ser

de paño negro... Y con un sombrero que, por moda, era propio de Grijota.

Oye, Esther, pues ha sido un placer inmenso.

La verdad es que me he quedado muy sorprendido con la historia

de la lucha de la mujer palentina. Bueno, a ver si se conoce

en el resto de España y nos dan a nosotras

el lugar que nos merecemos. Pues claro que sí.

Gracias por todo, Esther. Ha sido un placer.

Igualmente. Adiós, gracias.

(Música)

Para entender este paisaje palentino,

tenemos que viajar 215 millones de años atrás.

Son Las Tuerces, un paisaje rocoso

que parece tallado por un artista surrealista.

En su origen, toda esta zona estaba ocupada por una masa de agua,

probablemente, el mar. Como consecuencia

de los grandes movimientos que elevaron y hundieron

los terrenos durante miles de años.

A partir de aquí, la erosión y el tiempo hicieron el resto.

Las piedras calizas de Las Tuerces tomaron formas curiosas

y, en ocasiones, caprichosas, que hacen hoy sentir al visitante

que está en un entorno mágico.

Algunas de las rocas tienen incluso nombre propio,

como la Peña Mesa que, como su propio nombre indica,

parece una mesa.

Además de un lugar donde perderse y disfrutar del paisaje,

Las Tuerces son todo un catálogo para los geólogos,

que pueden contemplar y estudiar aquí un sinfín

de tipos de erosión de la roca.

(Música)

Palencia es una ciudad llena de misterios, de tradiciones,

de leyendas... Por eso, he querido venir

hasta la iglesia de San Miguel. Aquí, cuenta la leyenda

que, en el año 1074, se casó nada más y nada menos

que el caballero castellano más famoso de todos los tiempos.

Se casó el Cid Campeador. Y lo hizo con doña Jimena.

Doña Jimena, además, era sobrina del rey Alfonso VI de León.

Mirad, la ermita en la que tuvo lugar aquel enlace

es lo que hoy en día se conoce como la iglesia de San Miguel.

Es una de las parroquias más antiguas y queridas

de la ciudad de Palencia. Aquí, cada día 1 de enero,

se celebra una festividad que es muy querida y valorada

por todos los palentinos, el Bautizo del Niño.

Además, desde el año 2015, está declarada

como Bien de Interés Turístico Nacional.

(Continúa la música)

Andando por las calles de Palencia,

hay una que nos llama poderosamente la atención

por la cantidad de edificaciones modernistas

que tiene a ambos lados. Es la Calle Mayor.

El gusto de la burguesía, a finales del siglo XIX,

por las nuevas formas arquitectónicas

hizo que proliferasen edificios muy vanguardistas,

algunos de la mano del arquitecto palentino Jerónimo Arroyo.

Destacan el Casino, el colegio Villandrando,

la casa de Flora Germán, el Consejo de Cuentas

y, sobre todo, el Palacio Provincial,

en el que ya está Miguel con el periodista Javier Pérez de Andrés.

(Música)

Javier... ¡Miguel!

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Qué bueno... Genial, de maravilla.

Oye, muchísimas gracias por recibirme

en esta Diputación Provincial de Palencia,

que es un edificio un tanto particular.

Dos siglos velando por un territorio donde nos gustaría

que vivieran muchos más de los que viven...

Pero, gracias a instituciones como estas,

mantenemos el pulso de la provincia de Palencia y de todos los rincones.

¿Vamos a conocerlo? Magnífico.

Venga, vamos. Qué bueno, qué bueno.

(Continúa la música)

Mira, qué bonita la sala.

Qué chulo. Qué bonita esta sala.

¿Es la sala de visitas o no? Sí.

Aquí es fácil encontrarte a algún paisano

o un palentino de cualquier rincón que viene a hablar

con los responsables. Desde luego, esto sorprende a todos.

Ahí está el sello de Berruguete. ¡Un palentino ilustre!

De Paredes de Nava, además. Paredes de Nava...

¿Qué tiene que ver con el Renacimiento?

Todos decían que Pedro Berruguete fue el que introdujo

el Renacimiento en España. A Palencia, muchas veces,

nos olvidamos que, aparte de su peso histórico y monumental,

que lo tiene, pues está ligada a escultores de la talla

de Victorio Macho. Ahí es está ese Cristo del Otero,

que sobresale en la silueta...

Y Palencia está muy marcada... Paseas por las calles o la plaza

y te encuentras un boceto de Victorio Macho

hablando de Berruguete. Te puedes imaginar...

Qué bonito... Y eso está asociado,

lo asociamos los que venimos de Palencia,

y lo asocia el turista cuando llega y, desde luego,

cada vez lo tenemos más claro. Vamos a seguir hablando de arte;

pero, en esta ocasión, un poco del arte de la magia.

¿Te apetece? Madre mía...

Venga, vamos. ¿Seguro?

Sí, seguro. ¿Aquí? ¿En este sitio?

Sí, sí. Vamos a ir a otro sitio que ya verás que te va a gustar.

(Música)

Pero antes de hacer la magia, Javier,

es que me llama la atención nada más entrar esta vidriera.

Mira, lo de arriba es impresionante.

Siempre, cuando entramos aquí, nos cuentan

que lo que está representado es la fundación de la universidad.

Están los doctores, también hay un rey y un obispo,

Tello Téllez.

Tello Téllez de Meneses es un personaje que ha trascendido

a la cultura y a la sociedad actual palentina,

y Alfonso VIII.

Luego la vidriera, cómo entran las luces,

le llena de color y de ilusión. Pues vamos al lío.

¿Te parece? Venga, vamos. Genial.

(Música)

Javier, el que se tiene que impresionar eres tú,

pero yo estoy impresionado, primero, por tenerte enfrente de mí,

que para mí es un orgullo tener a un castellano como tú.

Y segundo, por estar presididos por este escudo.

¡Madre mía! Armas y ciencia.

Tengo una oportunidad hoy muy ilusionante para mi gremio,

el gremio de los magos,

y es que vamos a hacer en un salón de actos como este

una magia especial. Mira.

Me gustaría, primero, preguntarte...

Yo sé que eres un tipo honesto y sincero.

Nadie de mi equipo ha hablado contigo antes,

no estamos compinchados, ¿verdad?

No, no, qué va. Perfecto. Vale.

¿No será nada temeroso ni...? No, ni mucho menos.

De hecho, va a ser un juego con una baraja de cartas

que tiene 52 cartas.

Tiene picas, corazones, rombos y tréboles.

Antes de preguntarte una carta, voy a sacar este sobre.

Y este rotulador,

que serán elementos importantes en el desarrollo del efecto.

Quiero que nombres... Primero piensa una carta,

la que quieras, de la baraja francesa,

picas, corazones, rombos y tréboles.

La que tú quieras. Vale, ya está.

¿Cuál es? El 3 de picas.

Una carta preciosa y que no mucha gente la suele decir.

Te voy a pedir que firmes este sobre por aquí

y una vez que lo hayas hecho, muy importante, escúchame,

para que nadie lo pueda cambiar o tocar,

quiero que se lo muestres a la cámara.

Vale. Es decir... La marco, ¿y ahora? Se la muestras a la cámara.

Lo muestro a la cámara.

¿Está? Vale, perfecto.

Permíteme el rotulador. Bien.

Muy bien.

Oye, Javier, sería increíble que, de alguna manera,

cuando abras el sobre, resulta que está ahí...

No, no puede ser.

¿Por qué? Porque lo tengo en la mano.

Lo tienes en la mano, ¿no? No puede ser.

Te voy a pedir que te fijes bien en mis manos, por favor.

A ver... Mira, quiero que... Mira, Javier.

El 3 de picas, ¿verdad? Sí, sí, 3 de picas.

Un sobre firmado por ti. O sea, no te lo crees.

¿Será mi sobre? Sí.

¿Si giro y es el 3 de picas? Mira, una, dos...

Bueno, es el comodín, que vale por todas.

(RÍE) Tampoco...

Es que era muy difícil.

Era muy difícil,

pero lo podría haber conseguido de alguna manera.

Lo más increíble sería esto. Qué pena. Me he llevado una...

Espera, espera, espera. ¿Sí?

(Música)

Mira esto.

(Continúa la música)

Pon tu mano, por favor. (RÍE) No...

Pon así tu mano. No me lo creo.

Hay una carta. Quiero que le quites la goma.

¡No! No lo sé.

Quiero que despliegues la carta.

Una carta pensada que solo tú sabías.

Que abras y que veas que es... No puede ser.

Muéstraselo a la cámara. No puede ser.

Es alucinante.

Nunca dejarán de sorprenderme los magos.

Aquí no hay movimiento. Hay 1 m y medio donde nos hemos...

Es alucinante.

(Música)

A 120 km de la capital palentina, encontramos Brañosera,

que es el municipio más antiguo de España.

Según estudios recientes, esta localidad estaría construida

sobre la ciudad celtíbera de Vadinia,

que fue todo un mito en la resistencia cántabra

frente al imperio romano.

¿Y por qué se considera que Brañosera

es el municipio más antiguo?

Corría el año 824,

en pleno reinado de Alfonso II de Asturias,

y en plena huida hacia el norte de cristianos,

que huían de los musulmanes.

Brañosera se convirtió entonces

en un lugar de acogida para los huidos

que buscaban una espacio y tierras con las que poder ganarse la vida.

Para organizar esta gigantesca repoblación,

el conde de Castilla concedió una carta puebla,

o privilegio de población, a estos nuevos súbditos,

por la cual, les otorgaba una serie de derechos

como estar exentos de vigilancia militar

y del servicio en los castillos cercanos.

Esta carta de población es la más antigua que se conserva,

por lo que se puede decir que Brañosera

es el precursor de los municipios tal y como los conocemos hoy en día.

(Música)

Entre el siglo XVIII y el siglo XIX,

se acabó de construir este canal de Castilla.

Tiene más de 200 km

y fue creado para sacar la harina y el trigo dirección al norte,

dirección a Santander.

Gracias a dársenas como estas,

el canal de Castilla se comunica con Palencia capital.

Así que vamos a conocer un poquito más su historia.

(Música)

Hola, Javier. Buenas.

¿Cómo estás? Muy bien.

¿Por qué esta dársena es tan importante para Palencia?

Porque es un puerto donde llegaban las barcas

para cargar trigo y harina

con el objeto de sacar ese producto, que se hacía en tierra de campos,

hacia el mar Cantábrico.

¿En qué año se comenzó a construir? Se comenzó a construir en 1753.

¿Y fue una construcción seguida?

No, se tardó un siglo en construirlo. ¡Un siglo!

No había dinero para poderlo construir,

entonces, era muy lento. Aparte que era muy costosa y difícil.

Pero supuso una gran apuesta. Supuso una gran apuesta.

Se hizo durante la época de la Ilustración

a imitación de los canales franceses, que entonces había allí muchos,

para transportar productos,

y fue un intento por mejorar las vías de comunicación de España

y, sobre todo, por dinamizar la economía del trigo y harina,

que era muy importante en esta zona. Hablemos de alguna curiosidad.

¿Qué tienen que ver los presos con su construcción?

Pues que muchos presos participaron en la construcción del canal

porque, como no había dinero,

el Estado recurrió a presos para abaratarlo.

Actualmente, estamos viendo que es un lugar maravilloso para pasear.

¿Para que más se utiliza esta dársena?

Bueno, fundamentalmente, se utiliza como espacio natural.

Esto es un privilegio. Es decir, la ciudad está a 5 minutos.

Entonces, cualquiera viene aquí y en 5 minutos está en el campo.

Por aquí viene mucha gente a correr. También se viene a pescar.

Y hay un proyecto de poner unas barcas de madera y con remos.

Pues hacemos una cosa, cuando estén las barcas,

me llamas, que vengo a navegar por el canal.

Sí, pero cuando haga mejor tiempo. Cuando haga mejor tiempo.

Muchísimas gracias por todo.

Venga, hasta luego, gracias. Nada, encantado.

(Música)

En nuestro recorrido por Palencia,

encontramos esta joya histórica única,

la iglesia visigoda más antigua de España.

Es la basílica de San Juan de Baños,

la más representativa del arte hispano visigodo.

San Juan de Baños es, además, la única iglesia visigoda

cuya fecha de construcción está clara y comprobada

por una inscripción encontrada en el templo,

algo muy poco usual.

Sus muros están construidos con grandes sillares.

Tiene ocho capiteles corintios

y sus naves están sostenidas con cuatro columnas

que sujetan sus arcos de separación.

Y aunque su decoración es bastante austera,

la basílica es el monumento más importante

y representativo de arte hispano visigodo.

San Juan de Baños fue consagrada en el año 661

por el rey visigodo Recesvinto.

Cuenta la leyenda que fue mandada construir por el mismísimo rey

cuando volvía tras vencer en una batalla contra los vascones.

De repente, se sintió indispuesto y paró para descansar.

El rey, que padecía una afección renal,

bebió agua de un manantial cercano,

situado donde años atrás hubo una terma romana.

La leyenda dice que Recesvinto sanó y fue por eso

que, en señal de gratitud por el milagro,

mandó construir este templo en honor a San Juan Bautista.

A día de hoy, la famosa fuente sigue brotando

en el mismo lugar mágico en el que, según dicen,

sanó el rey visigodo.

(Música)

Un plato contundente, de temporada,

muy sano y muy rico es la menestra palentina.

Además, es típica de aquí, ¿verdad? Sí.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Bien.

Vengo como loco dispuesto a aprender cómo se hace este plato.

Tienes que explicármelo desde el principio y despacito

porque soy un poco cocinillas, ya te aviso. Venga.

Es un plato que lleva bastante elaboración.

Tenemos harina... Harina y huevo para el rebozado.

Después, espinacas, judía, guisante...

La coliflor, que también la... Coliflor, cebolla, pimientos,

zanahoria, judía, tres dedos de jamón,

el aceite de oliva, que no falte. Un poco de caldo de carne.

¿El primer paso cuál sería?

El primer paso, hervir la coliflor, la judía y la espinaca por separado.

Ya tenemos cocidas las primeras verduras.

Y haríamos el sofrito.

Empezaríamos a rebozarlo, que lo tenemos ya rebozado.

Y lo ponemos por aquí, serían las verduritas rebozadas.

La judía, la coliflor... Las pongo por aquí.

Añadiríamos ahora judía que dejamos sin rebozar.

¿Aquí dentro qué tendríamos? Aquí tenemos ajo, cebolla,

pimiento verde, pimiento rojo,

zanahoria, unos taquitos de jamón. Si es ibérico, mejor.

Jamón ibérico y las judías.

Unas judías que, a continuación, añadimos...

Una vez que añadamos todo el rebozado y el caldo,

unos 10 minutos de cocción son suficientes.

Tampoco queremos que la verdura vaya muy...

Ahora habría que añadir esto. Todo el rebozado.

¿Lo hacemos? Sí.

Ahora también el caldito. Echamos cuando tengamos todo...

O sea, después de 10 minutos, tendríamos esto.

Sí. Este es el plato ya terminado.

Lo dejaríamos tapado. Y 10 minutillos.

¿A fuego cómo? Yo dejo el mínimo.

Para que empiece un poco el hervor. Bajamos el fuego y que termine de...

Como las grandes obras de arte, a fuego lento.

Este sería el plato. El plato ya terminado.

Pues habrá que probar, ¿no?

Mm...

Muchísimas gracias. De nada, a vosotros.

Voy a llevarme para acabar de probar esto, si no te importa.

Sí.

Muchas gracias. Encantado de que estéis aquí.

Un placer la menestra palentina.

(Música)

Caminando por Palencia encuentras decenas de esculturas que,

como si fueran un habitante más de la ciudad,

acompañan a la gente en calles y parques.

Se dice por todas ellas que Palencia es una ciudad para la escultura:

la estatua de la mujer palentina, conocida por todos como "La gorda";

la famosísima "Aguadora" del escultor palentino Victorio Macho;

la "Niña de la comba", en bronce sobre un pedestal de piedra;

o la estatua de "La castañera", que destaca por ser de pequeño tamaño

y por ser trabajo de un artista ciego.

(Música)

Con San Pablo como testigo

quiero hacer una parada histórica y cultural.

Os voy a contar algo que muy poca gente conoce,

y es que hablar de la historia de la Universidad en nuestro país

es hablar de Palencia: aquí, en el año 1212

se creó la primera Universidad.

Vamos a hablar y conocer con detalle esta curiosa historia.

(Música)

Muy buenas. Buenas.

Qué curiosa la historia de la Universidad,

se conoce muy poquito fuera de Palencia.

Muy poco, muy poco.

Que fue la primera Universidad de España,

lo sabe muy poca gente, sí.

Es un lugar muy especial, porque tenemos esta obra,

que nos recuerda un poco a la primera Universidad.

Justamente eso es, el monumento a la primera Universidad de España.

Tengo entendido que la Universidad duró solo 80 años.

Sí, más o menos... ¿Por qué? Si fue de las primeras,

¿por qué no...? Fue la primera de España,

una de las primeras de Europa,

y la razón de que se inaugurara

es que el obispado palentino tenía mucho poder y recursos

en aquel momento. Duró poco, no se sabe muy bien todavía por qué,

Aunque hay dos factores que parece que derivaron

en la desaparición de la Universidad de Palencia.

¿Cuáles son? El primero, económico;

y el segundo, parece que tuvo que ver con las necesidades de la época;

y que la Universidad de Palencia ni supo, ni pudo,

ni la dejaron adaptarse a las nuevas circunstancias.

El poder del rey aumentó con respecto al poder de la Iglesia,

y empezaron a no necesitarse tantos clérigos,

y necesitarse más juristas.

Y todos los estudiantes, que entonces, como ahora,

lo que querían era tener una buena inserción laboral...

Sí, claro, claro.

Preferían estudiar Derecho, y no Teología.

¿Dónde se iban a estudiar Derecho?

A Valladolid, y sobre todo a Salamanca.

Qué bueno. Muchísimas gracias, una historia muy curiosa.

Muchas gracias a usted. Gracias.

(Música)

En pleno Parque Natural de las Fuentes Carrionas

encontramos Velilla del Río Carrión,

una localidad nacida a la vera del río,

y cuya vida siempre ha estado muy relacionada con él.

Sus orígenes debemos buscarlos en los cántabros,

más concretamente, los tamáricos,

que poblaron la zona y fundaron la Tamarica

unos 300 años antes de nuestra era.

La localidad es citada por el escritor romano Plinio el Viejo,

dice que es Velilla lugar de las "fontes" Tamaria,

tres fuentes que manan o permanecen secas,

inexplicablemente, de forma aleatoria,

asegurando el autor que quien las encontrara secas,

tendría mal agüero.

(Música dramática)

(Música)

Para Palencia y su provincia

la historia del ferrocarril es muy importante.

Estoy en esta pequeña estación de un pueblo que para mí

es muy especial: Venta de Baños.

Aquí, hace ya algunos años, y durante las 24 horas del día,

eran muchos los trenes que pasaban, incluso paraban.

Esta pequeña estación, como os digo, ha sido testigo

de innumerables secretos. Hoy vamos a conocer parte de esta historia

de mano de una persona que tiene que ver mucho con el ferrocarril.

(Música evocadora)

Rosina, ¿qué tal? Muy bien, ¿y tú?

Muy bien. ¿Exagero si digo que el ferrocarril cambió tu vida?

Pues sí, porque estuve 33 años. Sí, sí cambió.

¿Qué recuerdas de aquella época, cuando empezabas?

Cuando empezaba. Mira, las cuatro primeras mujeres

que habíamos en el economato.

¿Por qué estabais en el economato las cuatro?

¿No podíais trabajar en otro sitio?

De momento no, porque yo entré en el 74.

¿Cómo te dio por entrar en...?

Verás, yo trabajaba en una privada, y ganaba más dinero.

Pero bueno. Pero mi madre,

venía su padre ferroviario, su marido ferroviario,

y la hija tenía que ser ferroviaria. Y te tocó.

Porque era el trabajo fijo, y me tocó.

Y en tantos años de tu vida ligada al ferrocarril,

cuéntame alguna anécdota que recuerdes, que sea divertida.

Venía el pagador a pagarnos a la sala de espera,

y con la pareja de la Guardia Civil. ¿Custodiando el dinero?

El dinero. Para que no se lo quitaran.

Cuando entré cobraba 4300 pesetas.

Para este pueblo donde estamos, para Venta de Baños,

¿qué significó el ferrocarril?

Mucho, era todo: moverse, todo, todo.

Tú, cuando trabajabas, ¿había máquinas de este tipo?

¿Máquinas de estas?, sí, sí. ¿En serio?

Luego ya quitaron, sí. ¿Te montaste en una de estas?

No me llegué a montar. Entonces no, bueno, bueno.

No usábamos pantalones, eran faldas, te veían las piernas.

(RÍE) ¿Ah, sí? No, no podías subir, no.

¿Nos montamos ahora? Vamos.

Venga, vamos. Venga.

(Música)

(Silbato tren)

Rosina, no veas la ilusión que me hace esto.

¿Subo yo, o tú primero? Sube tú, sube tú.

¿Subo yo? Sube tú.

Vamos allá. Hola, ¿qué tal?

Hola. Bien. Muy buenas.

No digo nada, porque a ver cómo se me oye.

¿Qué tal, cómo estás? Bien, bien.

Sube, Resina. ¿Esta máquina de qué año es?

De 1887, aproximadamente. ¡1887!

¿Cómo llega una máquina como esta a Venta de Baños?

(ROSINA) Porque es un pueblo de mucha clase.

Hombre, lo sé, no me cabe ninguna duda,

por eso está aquí "Un país mágico".

No me digáis que funciona.

¿Que no funciona? Ya lo vas a ver.

¿Funciona de verdad? Hombre de poca fe.

(Silbato tren)

(Silbato tren)

¿Cuántos kilos conseguía arrastrar esta máquina?

Depende del perfil de vía, pero por término medio,

de 250 a 300 toneladas.

¿Qué velocidad máxima alcanzaba?

Estas, no conviene pasar de los 50, con 50 va bien,

porque tiene las ruedas bastante pequeñas,

tienen 1,40 de diámetro.

Y las de viajeros tienen de 1,65 a 1,70, incluso 1,90.

Pero esta no, esta era para mercancías.

Qué bueno, ¿eh, Rosina?

Ya sabes que lo que se gana en fuerza, se pierde en velocidad.

Eso es, eso es.

Ese es el freno, ese es el freno.

Rosina, tú y yo nos vamos... Vámonos.

Vamos a ir a un sitio. Muchísimas gracias.

Nada, hombre. Con el guante, no pasa nada.

Muchas gracias. A vosotros.

Caballero, muchísimas gracias. Ya nos vemos por ahí.

Que vaya muy bien. Gracias.

¡Gracias!

Nada. -A vosotros.

Adiós, adiós. Hasta luego.

Rosina, vamos a ilusionarnos un poquito.

Ay, qué bien.

Después de este viaje en el tiempo, ha sido una barbaridad.

Venga, vamos.

Hemos hablado de la infancia. De la infancia.

Como sabes, yo estudié en un colegio de aquí, de Venta de Baños,

el colegio Ángel Abia, y hace poco me hicieron un regalo.

Hala, qué bien.

Los niños dibujaron una baraja infantil,

y la hicieron a su manera, mira.

Con picas, corazones, rombos y tréboles, pero es muy curioso,

porque la hizo la clase de los más pequeños,

y luego los profes lo plastificaron y me lo mandaron.

Me dijeron que se podía ver la baraja de dos maneras:

con los ojos de los niños, que se ve así, con los ojos de la ilusión;

y otra, con los ojos de los mayores, que ya se vería...

Quiero hacer una pequeña magia contigo.

Vamos a elegir una carta, voy a ir pasando así,

me dices "para" donde quieras. Para.

¿Esta de aquí? Esa.

La vamos a dejar ahí arriba, que se vea bien.

No sé qué carta habrá salido, vamos a verla.

Mira: uno, dos, tres, cuatro, cinco y seis.

Es el 6 de corazones. De corazones.

Lo estamos viendo con los ojos de los niños.

Se ve bien aquí.

Me gustaría que lo vieras con los ojos de los mayores.

Si lo ves con los ojos de los mayores,

mira que todas las demás siguen así, mira.

Se convierte en el 6 de corazones de verdad.

¡Ay, por favor!

Mira, mira, mira, vamos a hacer una cosa aún más difícil.

Dejamos ahí el 6 de corazones.

Absolutamente todas las demás son con los ojos de los mayores.

Quiero que veas, mira.

Mira, absolutamente todas ya se han convertido en...

Lo de los mayores. Los mayores.

Pero voy a ir un poco más atrás, dime "alto" donde quieras.

¡Para! Mira.

Mírala bien. Sí.

¿La ves? Sí.

¿Seguro? Sí.

¿Sí? Sí.

¿Te gusta la carta? Sí.

¿Sí? Mira.

Ten en cuenta que ahora tenemos una baraja de mayores,

por un lado y por otro. Por el otro.

Voy a pensar en esta carta, en la que tú has visto.

¿Es una carta de diamantes?

No. ¿No? ¿Qué carta es?

La rombos.

De rombos, ¿no? De rombos.

Rombos, diamantes. Ah, ¿son diamantes?

Sí, rombos y diamantes. ¿Puede ser un número impar?

Impar.

¿Es el 9 de diamantes? El 9.

Mira, lo más increíble de todo es que la baraja, otra vez...

vuelve a estar como al principio,

donde siempre se vio con los ojos de los niños.

Es increíble, no lo jures, que es increíble.

Lo ves, y dices: "¿Qué está haciendo?".

Sí, me he quedado un poco hipnotizada de esto, ¿eh? No sé yo.

(Silbato tren)

(Música)

Puentecillas es quizá la construcción

a la que más cariño tienen los palentinos.

Su origen está en la época romana,

aunque de ese tiempo no haya quedado resto alguno.

Actualmente el puente es de uso peatonal,

y desde él se puede acceder al parque del Sotillo,

uno de los pulmones verdes de la ciudad.

(Música)

La historia de Palencia está muy ligada a los puentes:

Puentecillas; el puente de hierro;

y este puente Mayor, donde me encuentro.

He pensado que sería un buen sitio para despedir este apasionante viaje

que hemos vivido en la ciudad y en la provincia de Palencia.

Este puente Mayor fue construido en el siglo XV,

una época en la que Palencia vivía su mayor auge económico.

Posteriormente, en el siglo XIX, fue ampliado

para que soportara tráfico,

ya que era la principal vía de comunicación con León.

Palencia es una tierra que me ha sorprendido, me ha encantado,

y estoy deseando volver. Os invito a todos

a que vengáis a descubrir esta maravillosa tierra llamada Palencia.

(Música)

Miguel dice adiós a Palencia prendado de su historia, su gente,

de todo lo que ha descubierto aquí gracias a ellos.

Nos hemos dado cuenta hoy, Palencia, que la bella desconocida

no es solo tu catedral: son tus calles, tus tradiciones,

tu arte, tu naturaleza, y toda tú.

Más que adiós, te decimos que pronto nos volveremos a ver.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Palencia

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Un país mágico - Palencia

24 mar 2019

El mago Miguel Lucas recorre las distintas provincias españolas para conocer sus leyendas y misterios más ocultos: Palencia es hoy nuestra ciudad mágica: Palencia es hoy nuestra ciudad mágica.

ver más sobre "Un país mágico - Palencia" ver menos sobre "Un país mágico - Palencia"
Programas completos (39)
Clips

Los últimos 184 programas de Un país mágico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios