www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5031078
Para todos los públicos Un país mágico - Burgos - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Este es Miguel de Lucas, el mago más curioso,

que viaja por España contando las tradiciones,

la cultura, las gentes, el arte y la historia escondida

en nuestros pueblos y ciudades.

Burgos es hoy nuestra ciudad mágica.

Descubrimos la historia del Cid Campeador:

cómo era el hombre detrás del héroe,

y qué huellas han dejado él y su familia en la ciudad.

Voy a pisar con cuidado, podemos estar pisando en la casa del Cid.

Hay una serie de documentos del monasterio de San Pedro de Cardeña

que parece que decían que tenían unas casas que fueron del Cid.

También sabremos los secretos que guarda

la primera catedral gótica de España.

La primera catedral gótica española,

está a punto de cumplir su octavo centenario.

Cuáles son los ingredientes de la auténtica morcilla de Burgos,

o cómo es posible que los primeros habitantes de Europa

vivieran en la sierra burgalesa de Atapuerca.

Gracias a los yacimientos de la sierra de Atapuerca,

podemos conocer cómo han evolucionado los grupos humanos

desde hace más de un millón de años hasta nuestros días.

¡Un millón de años!

Bienvenidos a "Un país mágico".

(Música)

(Música suave)

En el centro de Burgos, sobre una catedral románica anterior,

está la imponente catedral de Burgos,

una espectacular construcción gótica muy adelantada a su tiempo.

¿Por qué se hizo esta superconstrucción en Burgos?

La ciudad estaba en constante expansión hacia Europa

por sus pactos políticos y por el Camino de Santiago.

Por todo esto, necesitaba una catedral con el rango e importancia

que estaba alcanzando la ciudad.

Esta es la primera catedral española

declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,

y está a punto de celebrar 800 años de su construcción.

Miguel ya ha cruzado sus puertas

para descubrir las maravillas que se encuentran en su interior.

(Música épica)

Muy buenas, René. Miguel, encantado de saludarte.

¿Todo bien? Bien, todo estupendamente.

Estoy encantado de entrar

en la primera catedral gótica clásica española.

Estás en la primera catedral gótica española,

que está a punto de cumplir su octavo centenario.

Octavo centenario ya. El año 2021 celebraremos

el octavo centenario de la catedral, 20 de julio.

¿Cómo surge esta catedral?

Te lo voy a contar con su protagonista.

¿Damos un paseo? Vamos a dar un paseíto, acompáñame.

(Música épica)

Aquí está don Mauricio.

Aquí está el responsable de la construcción

de este gran edificio, que... ¿Cómo fue su historia?

Porque... no se formó aquí, en España, ¿verdad?

Fue un hombre muy importante, que se formó en Francia,

se formó en la Universidad de París,

y eso le llevó a ser gran canciller de la corte del rey,

hombre de confianza del rey.

En París, cuando estuvo en sus años de formación,

vio las grandes catedrales, los grandes edificios góticos

que se estaban construyendo en Francia.

Y por eso, él soñó en ese momento, en construir un gran edificio

a la francesa, el primer gran edificio gótico clásico de España

a la francesa, en Burgos.

Claro, Burgos, hay que recordar, que en aquella época era capital.

Claro, Burgos era la Cabeza de Castilla,

la antigua Cabeza de Castilla. Hombre de confianza del rey,

el rey Fernando III el Santo le apoya,

y en muy poco tiempo se construye este gran edificio.

¿Cuánto tiempo? Es increíble.

Hay un mito de que las catedrales tardan mucho en construirse.

Tardaban menos en construirse si había dinero,

y aquí hubo dinero. Claro.

La catedral se empieza en 1221,

y en 1260-1270, se está cerrando ya la nave de la catedral.

En 40-50 años, se ha terminado el gran buque de la catedral.

¿Qué supuso para Burgos la construcción de esa catedral,

en ese momento histórico tan importante?

Tenemos que imaginarnos que aquella era una ciudad de madera,

de adobe, de paja.

Este era el gran edificio en piedra, una piedra blanca, luminosa,

era la casa de Dios en el mundo.

La gente que salía de sus pequeñas casas y entraba en este edificio,

con sus brillantes retablos, sus luminosas vidrieras,

verdaderamente se sentía más cerca de la gloria, que de eso se trataba.

Eh...

El obispo Mauricio tiene una vista maravillosa, ¿verdad?

Efectivamente. Está apuntando con sus ojos...

al cimborrio de la catedral, una parte muy importante.

Quiero que me cuentes. Apunta a la joya de la catedral.

A la joya, venga, vamos.

(Música sacra)

René, con las cosas bonitas que hay en la catedral,

asegurarme así, con tanta certeza,

que nos encontramos justo bajo la joya de la corona,

¿es muy atrevido, o no?

Cada uno tiene sus debilidades en la catedral,

yo tengo la debilidad del cimborrio,

pero sí que está reconocido, a nivel universal,

como una de las grandes joyas de la catedral.

Qué curioso.

En este triángulo, voy a hablar de triángulo,

porque hemos estado hace poquito viendo al fundador, digamos,

nos hemos ido al cimborrio, y justo para completar este trío,

nos encontramos ante una tumba muy importante,

aunque históricamente, eso me ha sorprendido al documentarme,

que el Cid vino aquí en el año 1921,

que históricamente hablando es ayer, digamos.

Efectivamente. ¿Cómo llegó aquí?

El Cid, ese gran personaje histórico, gran personaje literario,

estuvo enterrado durante casi toda la historia en un monasterio

muy cerquita de Burgos, el monasterio de San Pedro de Cardeña.

Ajá. Los franceses, en el siglo XIX,

lo sacaron de San Pedro de Cardeña, y lo trajeron a Burgos.

En Burgos estuvo durante todo el siglo XIX,

fundamentalmente en el salón de sesiones del Ayuntamiento.

Cuando se celebró el séptimo centenario de la catedral, en 1921,

se decidió traer el Cid desde el Ayuntamiento.

Una gran ceremonia presidida por el rey, por la Casa Real,

se extrajo en una gran ceremonia al Cid,

y se le buscó el lugar de honor: el cruce de la catedral,

el cruce de la nave principal con el crucero,

y debajo de la joya de la catedral. No está por casualidad.

No está por casualidad. Además del Cid...

Está acompañado de doña Jimena, ¿verdad?

Está acompañado de su esposa, su querida doña Jimena.

Hay una anécdota muy graciosa,

últimamente celebramos una exposición en la catedral,

y la que fue doña Jimena cinematográfica, Sophia Loren,

que vino a inaugurar la exposición,

vino y depositó un ramo de flores encima de la tumba del Cid.

Qué bonito. Muy bonito.

¿Seguimos nuestro paseo? Muy bien.

Venga, vamos a seguir.

(Música sacra)

René, son las 12 menos unos minutos.

Quiero ir a ver el Papamoscas, ese ritual tan mágico y tan bonito.

Quería que me contaras alguna pista del Papamoscas.

Ningún burgalés, ningún niño burgalés,

no quiere al Papamoscas, todo el mundo quiere al Papamoscas.

El Papamoscas es un reloj de finales del siglo XV, en torno al año 1500,

un reloj construido probablemente por un relojero alemán,

dentro de esa tradición de los relojes articulados...

Autómatas. De Centroeuropa, efectivamente,

de los relojes autómatas,

un reloj que tiene la característica siguiente:

los cuartos los da un secretario, el Martinillo,

un muñequito que está en un balconcito que después veremos.

Después, las horas las da el Papamoscas, con una campana,

pero a la vez que mueve el brazo para mover la campana, abre la boca.

Lo gracioso es ver al Papamoscas que abre la boca,

pero también ver a la gente que está en la parte baja,

que normalmente está con la boca abierta,

viendo cómo el Papamoscas da las campanadas.

Te dejo, estaríamos hablando horas, pero el Papamoscas va a sonar.

Un placer. Venga, hasta ahora.

(Música sacra)

Ya casi son las 12 en punto. Quiero que os fijéis en el Martinillo,

que va a dar los cuatro cuartos, y luego en el Papamoscas:

tirará de la campana y a la vez abrirá la boca.

Esto sucede tan solo una vez al día aquí, en la catedral de Burgos.

(Música)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

(Campanada)

En lo alto de la ciudad, y vigilando en silencio,

está el castillo de Burgos.

Es una pequeña fortaleza levantada durante el reinado

de Alfonso III el Magno en el año 884,

el mismo de la fundación de la ciudad.

¿Cuál fue el motivo de la construcción de este castillo?

El conde Diego Rodríguez Porcelos construyó el castillo

por orden del rey sobre el cerro que domina el valle del Arlanzón

y la antigua calzada romana.

Su función principal sería la de vigilar el paso de los musulmanes

y oponerse a su avance hacia los territorios de Cantabria y de León.

Capítulo aparte merece el pozo, ¿pero qué tiene de especial?

Es una verdadera obra de ingeniería medieval

que servía para abastecer de agua a los habitantes del castillo.

Tiene una profundidad de 63,5 m,

que es más o menos la altura de 20 pisos.

Además, cuenta la leyenda, que esconde un tesoro en su interior

dejado por las tropas napoleónicas antes de destruir el castillo

y huir de Burgos.

Pero ni siquiera el general Centeno, que dedicó casi media vida

a buscarlo, encontró ni rastro de este tesoro.

(Música)

(Música grandilocuente)

¡Qué bueno! Ha llegado el momento de hacer magia en la ciudad de Burgos.

He pensado que sería una muy buena idea,

como en esta ciudad es tan importante la hostelería,

comenzar por los hosteleros. Lo que voy a hacer es tan alucinante,

que lo voy a repetir varias veces, porque estoy seguro

de que no os lo vais a creer.

(Música de cabaret)

¿Qué tal, chicos? Soy Miguel, encantado.

¿Qué tal? ¿Está tu compañero por aquí?

Sí, me traía una carta. Soy Miguel, ¿cómo estáis?

Quería hacer una cosa con vosotros de magia, ¿tenéis un minuto?

Sí, por supuesto. Podéis dejar aquí la bandeja,

si queréis, y os colocáis por aquí.

Además, voy a empezar con vosotros, que empiezo a hacer magia en Burgos

con vosotros, pero...

Quiso que examinéis bien todo lo que vamos a utilizar. Quiero que

examinéis esta libreta y este lápiz. No tienen absolutamente nada.

Mis manos tampoco hay absolutamente nada.

Mira, muy importante, quiero que leas lo que pone en este lápiz.

"Hoy voy a hacer cosas alucinantes". Bueno, lo voy a intentar.

Sabes que lo más alucinante que hacemos los magos,

según nos cuentan, sobre todo, los peques, es jugar un poco

con la imaginación. Permíteme el lápiz, ¿cómo es tu nombre?

Luis. Luis Javier. Mira. Imagínate que llega

a vuestro local una mesa de un grupo de amigos, de amigas...

Quiero que pienses un número. ¿De acuerdo? ¿Ya lo has pensando?

Sí. ¿Cuántas cifras tiene?

Dos. Dos cifras espérate un momentito.

(Música de cabaret)

Sería increíble. ¿Qué número has pensado?

El 12. ¿Por qué el 12?

Porque venían... Seis parejas. Muy bien.

¿Había alguna posibilidad de que yo supiera que iba a ser el 12?

No, porque no te lo he dicho, ¿no?

Ni nadie te ha preguntado nada, ¿no? Nadie. Solo el número de cifras.

¿Hoy cómo te explicas qué es esto?

(SUSURRA) Pues magia.

Arranca la hoja, por favor.

¿Tu nombre es...? Álvar.

Álvar, vienen 12 personas al local.

Y empiezan a consumir. Se piden lo que sea, no vamos a decir...

¿Cuántos...? Cuando ticas en la caja...

¿Cuánto se gastan? Sí, cuánto se gastan.

Intenta que sea realista. Espera un momento, ¿eh?

Espera un momento, ¿eh?

Está calculando ahora mismo el tío...

No importa, tiene que ver con la imaginación, yo ya lo tengo escrito.

Dime. Ya lo tengo yo también. 185.

¡185 E! No puede ser.

Sería increíble que justo aquí pusiera 185.

Es que...

No sé, no sé lo que pensar, porque es que...

¡Ahí lo tienes! ¡Ahí lo tienes!

¿Qué os parece? Magia.

¿Sabes lo que pasa? Que muchas veces que la gente no se lo cree esto,

y puede pensar sois unos tíos muy majetes, que estamos compinchados

de alguna manera, no es cierto. No obstante, voy a seguir mi aventura.

Voy a buscar, por lo menos, a otros grupitos de personas

para sorprenderles. Muchísimas gracias.

Venga, hasta luego. -Pues me ha parecido alucinante.

Simplemente adivinar lo que yo estaba pensando.

Sí, me habían hecho magia, pero creo que... Con cartas. Algo así mental

no me lo podía imaginar. -Magia.

Ha sido increíble, alucinante. No... No había visto magia en directo y...

No sé, estoy todavía...

(Música)

Hola, chicos. ¿Qué tal? Bien.

¿Os gusta la magia? (AMBOS) Sí.

Lo vamos a hacer por separado. ¿Cómo es tu nombre?

Hanna. ¿Y el tuyo?

Sergio. Vale.

Hanna. Quiero que leas lo que pone en este lápiz, por favor.

Lee lo que pone. "Hoy voy a hacer cosas alucinantes".

Hoy voy a hacer cosas alucinantes, lo voy a intentar.

Quiero que pienses un número del...

Entre el 9 y el 10, el que tú quieras. Pero no lo digas.

Piénsalo nada más.

Hanna, no hemos hablado antes, ¿verdad?

No.

(Música de tensión)

Hanna, ¿qué número has pensado? El 9.

El 9, no te puedo creer, ¿por qué has pensado en el 9?

No sé. Porque es mi número... ¿Es el número que te ha venido

a la mente, sí? Quiero que veas lo que pone aquí.

El 9.

Mola, ¿no? Toma esto queda para ti.

Contigo lo voy a hacer un poco más difícil.

Voy a intentar hacer algo con letras.

Espérate un momento.

Quiero que pienses una letra del abecedario, la que tú quieras.

Si me dices la que empieza por tu nombre la podría tener escrita antes

así que no pienses esa. De acuerdo.

Vamos allá.

(Música de tensión)

Espera momento, ¿te puedo pedir que pienses otra diferente?

Vale. ¿Sí? Empezamos, ¿no?

Piensa una, la que tú quieras, diferente a la primera.

Vale.

Creo que lo tengo. ¿Qué letra has pensado?

La equis. La equis, no te puedo creer.

¿Sabes que la equis para mí es una de mis preferidas?

No te creo. (RÍEN)

Eso es imposible, tío.

Esto queda para ti.

De recuerdo. Y decidle a cámara lo que os ha aparecido la magia.

Sigo sin creérmelo, no sé.

Es algo que siempre me ha gustado, pero no sé, sigo sin creérmelo.

-Yo no sé cómo lo hace.

(Música)

Es el caballero castellano más reconocido, el más temido

por sus adversarios,

y el más querido por los señores a los que servía.

Estamos hablando de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.

(Música épica)

Una gigantesca estatua suya

preside la entrada a Burgos, con la que tanta relación tuvo.

4 m de alto y un pedestal de 6 m le dan un aire de grandeza.

Tanto como las heroicas gestas que se le atribuyen,

y que han dado la vuelta al mundo.

Con porte de caballero y su espada en alto,

retando a quien se atreviera a cruzar en su camino,

el Cid, subido en su caballo Babieca, dispuesto a comenzar

la batalla.

¿Y qué significa la postura de su caballo?

La pata levantada del equino

significa que el caballero que está en su lomo

murió a causa de heridas provocadas en combate.

(Música épica)

¿Pero cuál fue la mayor hazaña de este caballero?

Se dice que contribuyó a la unificación del reino de León

y Castilla, fragmentado tras la muerte de Fernando I.

Asesinado Sancho en extrañas circunstancias,

le sucedió su hermano Alfonso VI,

al que el Cid, amigo del fallecido rey Sancho,

hizo jurar en Santa Gadea

que nada tuvo que ver con la muerte de su hermano.

Esta circunstancia le supuso la antipatía del rey,

y los posteriores destierros del caballero.

Según la tradición, el Cid cruzó por este puente el Arlanzón,

para salir de la ciudad de Burgos camino del destierro.

La primera escultura en el lado derecho del puente es doña Jimena,

esposa del Cid. A la izquierda del puente encontramos a Diego Rodríguez

el único hijo varón del Cid. Y por último,

Álvar Fáñez, hombre de confianza del Campeador.

(Música épica)

Ya me queda muy poquito para encontrarme con Fabiola Monzón.

Ella es arqueóloga y yo tengo muchas preguntas que hacerle.

Quiero saber si realmente muy cerquita de aquí

estuvo la casa de uno de los personajes históricos

más importantes:

don Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.

(Música épica)

Muy buenas. ¿Qué tal?

¿Cómo estás, Fabiola? Voy a pisar con cuidado, porque podemos estar

pisando la casa del Cid. Bueno, sí, con cuidado,

porque es una excavación arqueológica.

Eso lo primero. Sea de quien sea.

¿Por qué se piensa que este solar está tan relacionado con el Cid?

Bueno, porque realmente hay una serie de documentos

del monasterio de San Pedro de Cardeña que parece que decían

que tenían unas casas que fueron del Cid. Pero estamos hablando

del siglo XV.

Vamos a pasear un poco por esta excavación con mucho...

Cuidado. Venga, vamos.

(Música épica)

¿Cómo estaban distribuidas las casas de aquella época?

Bueno, precisamente conocemos muy poco en esta ciudad.

Aquí lo que estamos viendo es que tenemos un patio.

Y tendría su correspondiente pozo. Allí habría un pilar.

Parece que estuvo incluso porticado. Tenemos restos de posibles columnas

en esos agujeros. Y luego nos están saliendo otras estancias también

divididas, que empezamos ahora a poder interpretarlo.

¿Qué pensáis que podéis llegar a encontrar aquí después de acabar

este trabajo arqueológico tan fascinante?

Bueno, desde luego, eh...

Este suelo, que podríamos datar a partir de finales del siglo XII

en adelante, no es pisado por el Cid.

Desconocemos si siguió perteneciendo a su linaje o qué.

Pero desde luego, ya solamente poder interpretar cómo eran esas viviendas,

cómo fueron reutilizándose a lo largo del tiempo y cómo quedaron destruidas

para nosotros es importante. Además, el material que aparece

nos va a permitir ver un poco más esa vida cotidiana

de nuestros burgaleses.

Entender nuestro pasado nos ayuda a comprender nuestro presente

y nuestro futuro, ¿verdad?

Sí, eso dicen.

Vamos a ver alguna pieza, ¿te parece?

Vale, perfecto.

(Música)

Ahora estamos todavía investigando. En las investigaciones

han aparecido muchas piezas, y tenemos una muestra.

Yo no quiero tocarlas, porque...

Son muy valiosas. Prefiero que las cojas tú.

Como sabía que te gusta mucho todo este tipo de cosas,

te he traído una.

Esta sería de la plena Edad Media, aproximadamente un poco antes.

Esta aparece en uno de los hoyos.

Es un privilegio encontrarlas así, prácticamente enteras.

Me voy a atrever, ¿eh?

Estás tocando historia. Lo sé, me voy a atrever.

Y entonces, claro, habéis recuperado esta pieza, que en un principio

¿apareció entera? Sí.

Le faltaba algún trozo que hemos pegado, pero esta es de las que

tenemos suerte y ha aparecido entera. Le falta un poco la parte de arriba.

Y habéis encontrado una pieza chiquitina que de momento no sabéis

de dónde viene, y vais pegando hasta conformar

una... Claro, claro.

A veces encontramos, y es lo más frecuente, muchos cachitos.

Luego hacemos como un puzle hasta conseguir la pieza entera.

Está aparecido en el pozo. Esta ya es bajo medieval.

Sí, es una redoma. Es una especie de jarra muy pequeña.

Cuando un arqueólogo está ahí con el martillo, ¡clin!

Y suena algo, ¿qué siente en ese momento?

Sí. Primero piensa "a ver si lo he roto".

Y después ya con calma hay que empezar a sacar las piezas,

fotografiarlas... Hay que intentar que si todas pueden casar,

meterlas juntas para facilitar el trabajo.

Pero claro, es un privilegio.

Fabiola, aquí te dejo con tus piezas, voy a seguir mi aventura

por Burgos. Yo voy a seguir encontrando

y pegando. Enhorabuena por el trabajo

que hacéis, porque es maravilloso. Gracias.

Adiós. Hasta luego.

(Música)

En plena comarca de las Merindades,

declarada en 2005 Bien de Interés Cultural,

está Frías, una ciudad que conserva hoy en día su encanto medieval.

Sus construcciones nos hacen viajar a otro tiempo.

¿Pero por qué es tan importante esta ciudad?

Frías es la localidad más pequeña de España con categoría de ciudad.

¿Por qué ha sido tan importante este lugar a lo largo de los siglos?

Su fundación tiene una razón puramente estratégica

relacionada con el paso del Ebro, ya que desde la época romana,

y sobre todo, en época medieval, esta zona era paso obligado

para unir la costa cantábrica y la meseta.

Era, por así decirlo, ciudad por la que había que pasar.

Y fruto de esta circunstancia es su riqueza.

(Música)

Frías era una ciudad próspera,

como así lo atestigua su conjunto monumental.

El puente medieval sobre el Ebro, el castillo,

y las murallas que servían para defender sus territorios.

Una vez en el interior de Frías,

merece la pena perderse entre la maraña de calles empedradas

del casco histórico.

Un entramado de estrechas y empinadas callejuelas

que dan acceso a las tradicionales viviendas construidas con piedra,

adobe y madera.

(Música)

(Música)

Uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de todo el mundo

está localizado en la provincia de Burgos. Concretamente

en la Sierra de Atapuerca. Gracias a él hemos descubierto

y hemos comprendido gran parte de la evolución humana.

Hoy quedado con Rodrigo, un arqueólogo, para conocer

en profundidad esta magnífica historia.

(Música)

Rodrigo, muy buenas. Buenas, ¿qué tal?

¿Estoy en el lugar adecuado para comprender, al menos,

parte de la evolución humana? Pues sí.

Porque gracias a los yacimientos de Atapuerca podemos conocer

a día de hoy cómo han evolucionado los grupos humanos desde hace

más de 1 millón de años hasta nuestros días.

Hablando de años, ¿cuántos años has estado con las manos en la masa

en los yacimientos? Comencé allá por 1999.

Y desde entonces hemos recuperado muchos restos de animales,

muchos restos de sus herramientas, e incluso restos de cinco especies

diferentes de homínidos.

(Música)

¿Cómo se descubre Atapuerca?

A finales del siglo XIX, una compañía inglesa decide,

tras realizar un ferrocarril minero,

y al pasar por la sierra, rompe la sierra

y quedan a la luz una serie de yacimientos.

En esos yacimientos, casi 100 años después,

en 1978, comenzamos a trabajar el equipo actual.

La vida a veces tiene unas casualidades

o causalidades, no lo sé.

Pero está claro que en el año 92 un país está volcado

con un acontecimiento deportivo

y un grupo de locos que llevaba todos los veranos

escavando en Atapuerca, ¿descubren qué?

Eso es. En el Yacimiento de la Sima de los Huesos,

en esa campaña, comenzaron a aparecer una serie de cráneos humanos.

Cráneos humanos con una antigüedad de 400 000 años.

Y aquí podemos ver algunos de los fósiles auténticos y originales,

pero también tenéis algunas reproducciones.

Sí, aquí tenemos réplicas hiperrealistas

de los restos fósiles más importantes que se han encontrado

en la Sierra de Atapuerca.

Entre ellos, tenemos al Homo antecessor,

que claro, vosotros decís que es el primer europeo,

pero ¿cómo lo podéis saber?

Pues mira, hasta el hallazgo de 1994 de estos restos,

los restos humanos más antiguos que había en Europa

apenas superaban el medio millón de años.

Con los descubrimientos de estos restos

pudimos situar el poblamiento europeo en torno al millón de años.

El millón de años...

Una de las reproducciones más visitadas

es una que tiene hasta Twitter, ¿verdad?

Es Miguelón. ¿Dónde está?

A Miguelón lo tenemos aquí. A ver.

Ah, aquí está Miguelón. Qué bueno.

¿Qué me puedes contar de Miguelón?

Mira, Miguelón era un homínido que tenía una estatura media,

en torno a 1,80 m, y se caracterizaba sobre todo por su robustez.

Pero, por ejemplo, ¿cómo le explicaríais a un niño

desde la arqueología,

qué ha pasado desde Miguelón hasta Miguel.

Bueno, lo que diríamos es que su estructura anatómica

se ha ido acondicionando y ha ido sufriendo

una serie de cambios.

Por ejemplo, nuestro cerebro es de mayor tamaño

que el que tuvo Miguelón y sus congéneres,

pero ellos, en cambio, eran más robustos y más pesados que nosotros.

Claro, es un poco la adaptación al medio que iban viviendo.

En aquella época hacía falta más músculo que cerebro

para las cazas...

Como bien dices, estaban en contacto continuo

con la naturaleza.

Eso les permitía desarrollar una anatomía muy robusta y atlética.

Pero también tiene que ver con la evolución tecnológica.

Es decir, nosotros, al fin y al cabo, somos creadores de tecnología.

Una pregunta. ¿Lo de Miguelón por qué es?

En 1992, cuando estábamos escavando,

paralelamente se corría el Tour de Francia.

En ese año, Miguel Induráin ganó su segundo Tour,

y en honor a Miguel Induráin, se le conoce con el nombre Miguelón.

Qué bueno. Él lo sabrá. Sí, ha estado viéndolo.

Qué bueno. Pues nada. Ha sido un placer.

Muchísimas gracias por todo.

Me voy encantado y creo que he comprendido un poco mejor esto,

que no es nada fácil, de la evolución humana.

De verdad que muchísimas gracias. Muchas gracias.

(Música)

Estamos a cientos de kilómetros del mar

en un paisaje de interior. Es la Sierra de la Demanda.

Una espectacular mezcla de agua y montaña

que tiene como protagonistas a las Lagunas de Neila.

Es un parque natural de 6240 hectáreas de agua,

bosque y montaña creado por el hielo.

Esto es más o menos lo que mide 50 veces

el parque de El Retiro de Madrid.

¿Y cómo es posible este paisaje en mitad de Burgos?

La acumulación constante de agua de lluvia congelada

en este valle glaciar ha ido provocando desde hace milenios

un paisajes de lagunas y cascadas que acompañan

con un agradable e idílico sonido a los cerezos, robles,

pinos y acebos que pueblan estas tierras.

Las lagunas de mayor tamaño son la Laguna Negra y la Laguna Larga.

Más abajo encontramos las Lagunas de las Pardillas

y el conocido nicho del Contadero.

Siguiendo la ladera, aparecen a continuación

las Lagunas de los Patos y Brava.

En invierno podemos disfrutar de un espectacular fenómeno

cuando sus cascadas congelas parecen avisar de que el tiempo se parará

durante esta larga y dura estación.

Ha llegado un momento muy especial en mi viaje por Burgos,

y es que os voy a presentar a dos personajes,

yo diría que los más queridos por todos los burgaleses.

Os aviso, son muy altos, miden 2,40 m,

y para conocer su historia,

he quedado con un experto en folclore, Alfonso Díez.

Alfonso, muy buenas. ¿Qué tal? Buenos días.

¿Qué tal, cómo estás?

Estamos delante de dos de los personajes más queridos

por los burgaleses o por los más queridos, directamente.

Yo creo que son los más queridos por todos los burgaleses.

Tanto mayores como niños.

Y es nuestra tradición, claro.

Es, quizás, lo que más queremos en nuestras fiestas

y en el Corpus Christi, que fue unos de los grandes Corpus de España.

Yo que vengo de una ciudad, como es Zamora,

donde también hay Gigantes y Cabezudos,

pero no hay Gigantillos.

No, los Gigantillos son únicos solamente de Burgos.

En todos los sitios lo que hay son Gigantes y Cabezudos.

Es decir, una persona que se pone la cabeza, pero va vestida.

Pero el caso de Gigantillos como tal solo existen aquí,

que es como un Gigante más pequeño, el armazón completo.

En este caso, son los que abren siempre el desfile.

¿Sabes cuál es el origen en esta tradición?

Sí, es un origen muy antiguo.

En el 1671 aparecen los Gigantes y las Gigantillas

o Gigantillos.

En este caso representan un alcalde y una alcaldesa serranos.

Dice la tradición que eran los alcaldes de Arcos de la Llana

que venían a la tradición del Corpus.

¿Cuántas veces salen al año? Ahora ya salen unas cuantas.

Antes solamente salían en el Corpus Christi

la octava y la fiesta del Curpillus

que se celebra en el Monasterio de Huelgas.

Luego ya, desde principios del siglo XX,

se les añadió a las fiestas de San Pedro

y luego también a esas fiestas de San Lesmes.

Estaba mirando. Parece que son muy pesados, ¿no?

Bueno, unos 60 kilos. 2,40 de alto.

El caso es saberlos manejar, claro. Porque bailan, bailan además.

¿Ah, sí? Sí, con una coreografía.

¿Tú también tocas un poquito, no?

Sí... La verdad que la chirola, que es como se llama aquí

a esta flauta de tres agujeros. En Burgos tiene cuatro.

Una de las que hay más raras. Bueno, sí, sé tocar.

Las músicas con las que bailan. Es también la tradición.

Te voy a proponer un trato.

Este programa se llama "Un país mágico"

y a algunas personas las sorprendemos

con un efecto de magia, y había pensado hacerte

un pequeño efecto de magia basado en algo gigante

y que además tiene que ver con vuestras tradiciones

y sobre todo con un lugar de este Paseo del Espolón,

que además está aquí muy cerquita. Sí, sí.

¿Te apetece? Los cuatro reyes.

Venga, vamos.

Llega el momento de hacer magia y para mí es muy especial

y más cuando lo magia tiene tanto que ver con vosotros.

Ahora estamos en el Teatro Principal,

muy cerquita del Paseo del Espolón donde hay una zona

que se llama la zona de los cuatro reyes.

Estos cuatro reyes son un regalo que Isabel II hizo a la ciudad

para decorar un poco ese paseo.

Si no me equivoco, a Federico I, Alfonso VI,

San Millán de la Cogolla y Juan II. Los cuatro reyes que están por ahí.

Pero la baraja tiene cuatro reyes que son de picas, corazones,

rombos y tréboles. Estamos de acuerdo.

Alfonso, ¿alguien de mi equipo o yo mismo,

antes de empezar este juego de magia te ha dicho que digas el rey de...

Nadie. Nadie.

Das tu palabra.

Como burgalés. Muy importante.

Como burgalés.

Y a parte, tenemos de testigos a dos alcaldes serranos.

Sí, sí.

Por primera vez, quiero que me digas con qué rey quieres

que te sorprenda libremente.

De corazones, de picas, de rombos o de tréboles.

De corazones. De corazones.

Mira, quiero que veas esto.

Mira.

Son gigantes.

De los cuatro reyes, solo hay uno que está dado la vuelta

con respecto a los demás. Es el de corazones.

Es sorprendente, un poquito.

Pero más sorprendente es esto.

Quiero que veas cómo el único rey que era rojo era el de corazones.

Y lo más increíble aún,

y yo creo que me vas a tener que regalar una canción,

es que estaba tan seguro que tu decisión sería de corazones,

que los demás están en blanco. Me encanta, oye.

Me toca tocar. Pues venga.

Es un intercambio de arte.

Cómo se llaman los instrumentos.

Es una flauta de tres agujeros. Hay otra antigua que tiene cuatro.

Aquí las llamamos chirola. Chirola.

¿Y este instrumento? El tamboril.

Tamboril. Chirola y tamboril.

Eso es.

Son los que acompañan siempre, siempre a los Gigantes,

a los Gigantillos y a los Gigantones.

¿Y cuál es la pieza más especial?

Mira, os voy a tocar lo que hacen ellos.

Lo que son las bochadas y luego la jota,

que es donde da tantas vueltas y por eso se la ven las enaguas.

Venga, perfecto.

(Música suave)

En el interior de esta iglesia dedicada a San Nicolás,

está una de las obras cumbre del Renacentismo castellano.

¿Quieres saber de qué se trata?

Es un retablo de piedra único, construido en el siglo XVI

por orden de un comerciante burgalés con piedra caliza de Hontoria.

Sorprende su belleza y su tamaño y la pregunta es obligada.

¿Por qué un comerciante mandó construir

algo de tal envergadura.

Parece ser que en la época, existía la costumbre

entre los comerciantes de que al modo de los nobles,

la gente adinerada financiase obras religiosas.

El retablo tenía además como finalidad

ser el monumento funerario de este comerciante y su mujer.

Arquitectónicamente ocupa todo el testero de la nave central,

y está dividido en tres calles y predela.

La parte superior es un añadido de madera

realizado en el siglo XVIII y presidido por una imagen

del salvador del siglo XV que algunos consideran

obra de Gil de Siloé,

un artista que trabajaba a las órdenes

de los Reyes Católicos.

En el centro se representan "La última cena"

y "la oración en el huerto",

junto a ángeles con los instrumentos de la pasión en las entrecalles.

La calle central está subdividida en dos cuerpos.

El de abajo está presidido por la escultura de San Nicolás

y el superior presenta una coronación de la virgen

rodeada de siete coros angélicos.

¿Te atreverías a contar cuántos hay?

Pues nada menos que 163.

Impresiona ver esta obra hoy en día,

pero su aspecto era antaño mucho más elaborado,

ya que se procedió al policromado de todas las figuras,

aunque ahora apenas queden restos.

He venido al Monasterio de las Huelgas Reales de Burgos.

El que fuera casa madre de los monasterios femeninos

de Castilla y León.

Tiene una gran importancia desde hace más de 900 años,

y para conocer esta historia y este lugar

he quedado con María Jesús Herrero.

Hola. ¿Qué tal? Hola.

Muchas gracias por recibirme en un sitio tan bonito como este.

Gracias a ti.

¿Por qué es tan importante este monasterio?

Porque es la cabeza madre

de los monasterios cistercienses en España.

Fue fundado por Alfonso VIII y su esposa Leonor de Plantagenet

o Leonor de Inglaterra.

Una figura muy importante dentro de la cultura del siglo XIII en España.

Tengo muchas ganas de conocerlo. Pues vamos allá.

Y más de hacerlo de tu mano porque eres una gran experta.

Así que vamos. Gracias.

Como dice Miguel, este monasterio llegó a ser

el monasterio cisterciense femenino más importante de España.

¿Y esto cómo pudo ser?

Se lo debemos a Alfonso XVIII y a Leonor de Plantagenet,

que era hermana del rey inglés Ricardo Corazón de León.

Cada uno tenía una intención distinta para este lugar.

El rey quería un panteón para él y sus descendientes

y la reina, fundar un monasterio femenino poderoso

y lo más independiente posible.

¿Queréis saber qué pasó al final?

(Música)

Los dos se salieron con la suya.

Los reyes fueron sepultados en este monasterio,

y además, la independencia de sus monjas y abadesas

se tradujo en independencia económica, política y jurídica,

algo impensable hace casi mil años.

Vaya sitio. Vaya sitio.

Si no me equivoco, el doble sepulcro de los fundadores del monasterio,

don Alfonso VIII y doña Leonor.

Efectivamente.

Juntos hasta el final, hasta la muerte.

¿Y qué podemos observar de especial

en los escudos del sepulcro?

Bueno, este es el doble sepulcro.

Vemos que en las partes de los pies,

en lo que llamamos el frontal más cercano a nosotros,

tenemos el escudo con los leopardos coronados

que son el emblema heráldico de los Plantagenet hasta nuestros días.

La reina de Inglaterra en su escudo también tiene esos leopardos

y en el rey tenemos el castillo.

Así se diferencian bien el Reino de Castilla,

el Reino de Inglaterra, de donde venía Leonor Plantagenet.

¿Seguimos dando un paseo? Continuamos.

Nos está encantando la visita.

Se respira como magia, es algo maravilloso.

(Música)

La Sala capitular. Sí.

Espacio importante dentro de la organización de un monasterio

porque aquí el abad y la abadesa,

a lo largo del día, recibe a los religiosos

y les llama a capítulo... De ahí el dicho popular, ¿no?

Exacto. Qué bueno.

Se lee un capítulo de las Santas Escrituras.

¿Y las vidrieras qué tienen de especial?

Pues las vidrieras que están colocadas

en la Sala capitular de este monasterio

tienen la peculiaridad de que son las vidrieras más antiguas

de la Península Ibérica.

Son de finales del siglo XIII,

y además, tienen la particularidad de que utilizan

uno de los elementos primordiales, el vidrio rojo,

que es muy característico de las artes del fuego de este periodo.

Qué bueno.

Me estás dejando sin palabras.

Entonces vamos a despedir esta visita que me ha encantado

en un sitio que es muy curioso.

En un principio, si hablamos de que hay una puerta

que está tapiada y que solo se quita cuando viene el rey,

parece un poco extraño, pero es una ceremonia muy bonita, ¿verdad?

Sí. Y a pesar de que veamos algo tan sencillo como esta puerta,

es la puerta real.

Está tapiada, en el interior está la puerta de madera

que se abre con la llave

cuando vienen los reyes a visitar el monasterio.

Se tira el muro prácticamente entero, y el rey con un pico acaba de tirar.

Es una ceremonia como la de cortar la cinta.

Me recuerda mucho a lo que ocurre con la puerta santa

de la Catedral de Santiago. Es algo parecido.

Sí. Son ceremonias que realzan ese tipo de visitas

y que todavía dan mayor importancia al monumento en cuestión.

María Jesús, te digo una cosa. Lo haces tan bien, con tanta pasión,

que acercas el arte a la gente y eso es muy importante,

porque en España tenemos muchos patrimonio que está escondido,

y gracias a gente como tú, lo descubrimos,

así que muchísimas gracias. Gracias a vosotros.

Yo por ahí no puedo salir, ¿no? No.

Tengo que salir por aquí... Venga, pues me voy por aquí.

A caballo entre La Rioja, el País Vasco y Castilla,

Miranda de Ebro ha sido una pieza estratégica y comercial

de primer orden, a lo largo de los siglos.

En la panorámica de la ciudad,

destaca el castillo en el cerro de La Picota.

Sus orígenes se remontan 700 años atrás,

cuando se ceden los terrenos de la iglesia de Santa María

al hermanastro de Pedro I el Cruel para demolerla

y edificar encima la fortaleza.

Finalmente, no será hasta 100 años después,

cuando el conde de Salinas ocupe la villa

y obligue a los mirandeses a demoler la vieja iglesia

e iniciar la construcción de dicho castillo.

En el bajo Medievo, Miranda de Ebro tuvo un notable peso económico,

ya que por su puente debían pasar y tributar obligatoriamente

todas las mercancías que se dirigiesen al País Vasco,

Burgos y La Rioja.

Era, para que os hagáis una idea,

como una aduana por la que todo debía pasar.

Sus importantes vías de comunicación

potenciaron el desarrollo de la ciudad,

transformando una economía agrícola-ganadera

en una dedicada a la industria y los servicios.

Hoy en día, Miranda de Ebro es una de las ciudades

con más población, más vida y más actividad industrial

de la provincia de Burgos.

(Música)

Venir a Burgos y no hablar de gastronomía,

y más de morcilla, sería casi, casi un pecado.

Por eso quiero aprender de la mano de los mejores.

Estoy con José Luis y con Pedro.

Vamos a ver un poquito por qué es tan especial esta morcilla

y qué cosas tan ricas se pueden elaborar, ¿verdad?

Pues sí. La verdad es que se pueden hacer muchas cosas.

El éxito de la morcilla de Burgos es que tiene poca sangre,

que es lo que estábamos comentando hace un momento.

Al tener tan poca sangre, a la gente le gusta más.

La base es el arroz y la cebolla horcal.

José Luis nos va a traer, como si fuera magia,

nos va a traer la morcilla.

La morcilla frita, que sería,

se puede hablar de un término básico,

sería el plato básico. Sí, la morcilla tradicional.

Te ha quedado muy bien, José Luis.

Tenemos una mermelada de pimientos rojos y unos pimientos asados.

Qué bien, vale. Ya tenemos el primer plato riquísimo.

Y algo un poquito más novedoso, digamos.

Una morcilla en hojaldre.

Hojaldre, hojaldre.

Con un hojaldre, que es bastante sencillito de hacer.

Perfecto. Tenemos la base de hojaldre.

Exacto. Cogemos una morcilla, la quitamos la piel...

¿Entera? Entera.

Entera la morcilla.

Unos pimientos rojos asados. ¿Asados?

Asados.

Y luego lo enrollamos todo bien.

Y creo que hay que ponerle un poquito de huevo, ¿verdad?

Si me pasas la puntilla, José Luis. Dale ahí un poquito.

Y la puntilla.

Eso es para que tenga... Un poco de brillo.

Perfecto.

Eso supongo que luego irá al horno.

En 20 minutos está hecho, sí. ¿20 minutitos? Perfecto.

El hojaldre de morcilla. Eso iría al horno.

Ahora mismo.

Mira qué pinta. Esto es rapidez.

Qué bien huele.

A ver, que se vea cómo ha quedado. Tiene una pinta maravillosa.

Huele de maravilla. Fenomenal.

Nos quedaría un platito, ¿verdad? El caramelo de morcilla.

El relleno le tengo aquí preparado. ¿Esto cómo lo prepararías?

Cebolla, morcilla, pasas,

piñones, un poquito de Pedro Ximénez y un poquito de tomate frito.

Qué bueno.

Es bien sencillo. Ah, con una manga pastelera.

Sí. Tienes que comprar solo pasta brie.

Sí, sí, claro, claro. La venden en cualquier súper.

Es bien sencillo.

¿Me dejas probar a ver? Haz uno.

Ahora es enrollarle.

Ahí... Cómo lo ves, Pedro. Bien.

Más o menos. Para ser el primero.

No me digas que mal, que es la primera vez...

Ahora hay que apretarle bien. Apretamos bien así.

Que esté bien prieto. Pero me lo tengo que traer aquí.

Bien apretadito...

Y luego le ponemos un lacito como si fuera un caramelo.

Eso es.

Estas son las hojas de los puerros un poquito escaldadas.

¿Esta idea es vuestra, original? Sí.

Qué bueno.

Os día antes que nos queda una cuarta creación

que tiene que ver... No tanto con la gastronomía,

pero sí con la historia de Burgos y con vuestra casa.

Entonces necesito que me acompañéis.

Si no os importa...

Los cocineros y los magos tenemos mucho en común.

Pero mucho, mucho en común.

Cuando estáis cocinando,

antes estábamos hablando de las recetas que se hacían con mocilla,

y decías que, por ejemplo, para hacer el caramelo,

habías incluido piñones... Las pasas...

Son decisiones que tú tomas de manera consciente.

Para que la magia funcione también tiene que ser así.

Es decir, vamos a tomar decisiones con esta baraja

de manera consciente.

Es decir, una baraja típica de jugar al póker

que tiene picas, corazones, rombos y tréboles.

Entonces aquí tengo varias opciones.

Yo te puedo decir a ti que me digas una carta,

te puedo dar a elegir una carta, pero la gente que está en casa

podrá pensar o sospechar que de alguna manera,

por educación o tal, que estamos compinchados...

Pero no es el caso, ¿verdad? No.

Entonces, Pedro, empiezo contigo, ¿de acuerdo?

Vale.

Hay colores rojos y colores negros.

Elígeme, ¿rojos o negros? Rojos.

Pero escúchame. Rojo para jugar o para descartar.

Para jugar. Jugamos con los rojos.

Bien.

Luis. Él ha dicho rojo. Insisto, no quieres cambiar.

Con los rojos jugamos.

De los rojos tenemos rombos y tenemos corazones.

¿Rombos o corazones? Corazones.

Corazones.

¿Para jugar o para quitar? Para jugar.

Para jugar.

Jugamos con los corazones. ¿Queréis cambiar o no?

No, no...

Entonces tenemos el as, el dos, el tres, el cuatro y el cinco

hasta la J, la Q y la K.

Pedro, ¿con qué carta de corazones quieres que juguemos?

La reina. La dama.

Está por aquí, mira, ahí está.

Parece que hay un montón de cartas, pero no las has querido.

Solo la dama, ¿de verdad? Mira.

Pues la dama.

Pedro, tú crees que, de alguna manera,

he podido obligarte a que tú elijas...

No, no, para nada.

¿Seguro que no? Mira, la dama. Segurísimo.

Quiero que te des cuenta de que no pone nada

absolutamente en ninguna carta.

Libremente habéis elegido una carta.

Es la dama de corazones.

Siempre que vengo a Burgos, me gusta mucho conocer

la historia de un personaje.

Si os pregunto por un personaje histórico

relacionado con vuestra tierra, ¿me diríais?

El Cid. El Cid.

Pues quiero que veáis esto.

Es la única carta de toda la baraja. (SUSURRA) La madre que lo parió...

¿Cuándo lo has hecho?

Oye, tú haces morcillas y yo hago magia.

Y tanto que magia, porque no me he enterado.

Muy bueno.

-Es alucinante. -Es increíble.

-Sí, sí.

Además, estaban todas las cartas boca arriba...

Y sin escribir...

-Mutis, ni palabra.

(Música)

He querido venir hasta un sitio tan icónico como es este

para despedir a la ciudad de Burgos.

Y es que estoy en el Arco de Santamaría.

Es el arco que une el puente sobre el río Arlanzón

con la plaza donde está la catedral.

Según "El Cantar del mío Cid",

por aquí entraba y salía don Rodrigo Díaz de Vivar,

El Cid Campeador, cada vez que iba a sus batallas.

Además, es una de las 12 puertas que tenía la antigua muralla medieval,

y si os fijáis bien, vais a ver que esta fachada

está hecha con la piedra caliza burgalesa,

o también denominada piedra blanca.

Burgos, ha sido un placer.

No me he ido y ya tengo ganas de volver.

(Música)

La aventura de Miguel ha terminado en Burgos,

pero se queda enamorado de sus calles, de su historia,

de su gente, del esfuerzo de los burgaleses

por construir y mantener obras tan impresionantes

como la catedral.

Imagino la sensación del viajero de hace siglos

al encontrarse al llegar con cosas tan increíbles.

Así nos hemos sentido nosotros,

impresionados por tu hospitalidad, por todo lo que tienes que contar.

Volveremos pronto, amigo Burgos.

(Música)

Un país mágico - Burgos

03 mar 2019

Burgos es hoy nuestra ciudad mágica. Descubriremos la historia del Cid Campeador, cómo era el hombre detrás del héroe y qué huellas han dejado él y su familia en la ciudad.

ver más sobre "Un país mágico - Burgos " ver menos sobre "Un país mágico - Burgos "
Programas completos (39)
Clips

Los últimos 184 programas de Un país mágico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos