España es sin duda un país mágico, y para demostrarlo Miguelillo se ha propuesto recorrerlo de punta a punta, a lomos de su compañera 'Travel', mostrando con detalle parajes singulares, espacios con encanto y personas muy especiales. Su misión no es otra que ir ilusionando a todo aquel con el que se encuentre, dejando una carta en cada una de las provincias visitadas hasta completar así una baraja entera, y dar por concluida su misión repartiendo 52 naipes, uno por cada una de las 52 unidades territoriales.

Si consigue cumplir esta misión, hará realidad un sueño de cuando era pequeño, y mostrará al mundo lo increíble y mágico que es este país llamado España, y lo hará compartiendo con todos los espectadores lo mejor de la música que le acompaña en cada una de las escenas.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4359799
Para todos los públicos Un país mágico - Barcelona - ver ahora
Transcripción completa

Y ahora trae "Un país mágico"

en un viaje especial.

Su misión: acompañarte

en esta aventura.

Hola, soy Miguel, aunque todos me conocen como Miguelillo.

Tengo dos pasiones, viajar y hacer magia,

y en esta aventura combinaré las dos para poder cumplir

un sueño de cuando era pequeño, recorrer España en moto

de punta a punta, descubriendo parajes y personas increíbles,

dejando una carta en cada una de las provincias por las que pase

hasta completar una baraja entera, solo así podré dar

por concluida mi misión, demostrando que un país es mágico

gracias fundamentalmente a sus gentes.

(Música)

En la aventura de hoy nos vamos a Cataluña.

Comenzamos en el parque natural de Montnegre

y en la espectacular Montserrat.

Ya en Barcelona un poquito de turismo,

un encuentro con el peor grupo del mundo

y, cómo no, leyendas nocturnas,

para el día siguiente encontrarme con Alejandra,

un amor de persona.

Llegando al final, riesgo en bicicleta

y una nueva oportunidad para demostrar lo pato que soy.

Que a nadie se le olvide que hoy dejo el 2 de rombos.

Me he quedado sin palabras. -Increíble.

-Muy bueno. -Muy entretenido, genial.

-Simpático, ¿eh? Y además guapo.

-Impresionante como mago. -Es fantástico, es mágico.

Esta aventura.

Todo puede...

(Música)

El monasterio de Sant Pere de Casserres

es un antiguo monasterio benedictino que se encuentra situado

en la parte interior de un meandro del río Ter.

(Música)

Sitges es una localidad que está situada en la costa mediterránea,

a 38 km al sur de la capital y, puestos a destacar,

me quedo con el buen ambiente que se respira en todas sus calles.

("Sabotatge", Manel)

El castillo de Casteldefels constituye un escenario

de fusión de la cultura y de la historia,

y es un gran punto de interés turístico a nivel nacional.

(Música)

Muy buenas. Buenas.

¿Qué tal, cómo estamos? ¿Qué tal?

Vaya sitio más bonito, ¿no? ¿Has visto?

Me ha costado subir,

yo estoy acostumbrado a llevar otro tipo de motos

y esta me ha costado, pero merece la pena.

Muy bonito, el parque natural de Montnegre, ¿verdad?

Sí, es el parque natural de Montnegre,

estamos en Santa Susana.

El término municipal de Santa Susana.

¿Aquello que se ve ahí?

Bueno, Santa Susana queda un poquito más abajo nuestro.

Aquí lo que tenemos es que desde estos puntos

tenemos la suerte de ver varios municipios.

Como Calella, al otro lado Malgrat,

y se puede ver una gran parte de la costa

con todos sus municipios.

Santa Susana, vamos, playa, montaña...

Sí, la verdad es que somos bastante privilegiados en ese sentido.

Tenemos un turismo que puede disfrutar del mar y montaña.

Claro. Proponme un segundo punto para ir. ¿A cuál podemos ir?

Mira, podemos ir, ya que veo que te has impresionado bastante

con las vistas... Sí, jo, no me extraña, cualquiera.

Desde aquí se puede visualizar bastantes cosas.

Podemos ir al Turó de la Guàrdia. Vale.

Que es un sitio donde se puede ver que se tira la gente

por los ala deltas. Bueno, yo no me voy a tirar, ¿eh?

Yo te aviso. Otro día con más tiempo.

Otro día con más tiempo. Yo prefiero el quad, ¿eh?

Bien, no hay ningún problema. ¿Vamos?

Te llevaré allí y allí se puede ver mucho mejor Calella

y toda esta parte, ya se verá el turismo urbano y...

Venga, pues vámonos. Bueno, venga, adelante.

(Música)

Se le escapan las horas palpando el presente.

Entre formas de cuerpos se aclara su mente.

El hombre bolígrafo...

Guau.

Este punto tiene pinta de ser superchulo.

¡Uh, qué bonito!

Ahí se ve Calella y Pineda, ¿verdad? Exactamente.

Aquí se puede visualizar cómo se ve parte de la costa de Maresme

con los municipios de Pineda de Mar y Calella.

Es que tenemos un país superbonito, de verdad, qué chulo.

Además, con los quads me ha pasado algo,

es la primera vez que cogía uno. Y al principio te vas haciendo

un poco el valiente, pero hay que tener siempre mucho cuidado.

Parece que son peligrosos, pero cumpliendo las medidas

de seguridad y yendo despacito no hay ningún problema.

Se puede conocer este parque natural de una manera maravillosa.

Con la magia pasa algo igual, y es que hay juegos que parece

que son peligrosos, pero si los haces con cuidado,

no pasa nada, y yo te voy a hacer una pequeña demostración.

¿Te apetece? Muy bien, y tanto.

Pues venga, vamos allá.

(Música)

Carlos, en el quad tengo cuatro bolsas,

dentro de las bolsas hay algo peligroso,

bueno, algo peligroso no,

si se utiliza sin cabeza es peligroso, si no, no.

En cada una de las bolsas te voy a dar la opción

de levanta o aplasta.

Esta bolsa que tengo aquí, libremente,

¿quieres que la levante o que la aplaste?

Aplasta. ¿Seguro?

¿La aplasto? Sí.

Mira, ¿eh?

Esta de aquí, ¿quieres que la aplaste o la levante?

¿Esta la levanto seguro? ¿Estás seguro?

Auténtico, auténtico...

La levanto.

¿Esta la aplasto o la levanto? Esta.

¿Seguro? Sí.

Nos queda una. ¿Aplasto o levanto?

Sensible...

Aplasta.

Aplasta.

¿Qué te parece?

Solo donde tú has dicho está el clavo,

y te digo una cosa, es un clavo, clavo. Mira.

Aquí no nos andamos con bobadas.

Si hubieras dicho "aplasta o levanta"

en cualquiera de las otras, me hubiera dejado la mano,

pero la magia hecha con cuidado siempre funciona, amigo.

La verdad es que tenía ahí mucha responsabilidad,

pero he visto que ha sido magnífico. Muy bien.

Ay, Travel, cuánto te he echado de menos, de verdad.

No veas qué jaleo con los quads, de aquí a allá,

con curvas, con baches,

y es que ellos encima tienen cuatro ruedas,

tú con tres haces lo mismo. Nunca más te voy a dejar sola.

De hecho, nos vamos a ir ahora dirección a Montserrat.

(Música)

Conocido el ritmo de los cambios y los ciclos,

has ganado, has llegado al infinito.

Travel, súbete arriba,

a Montserrat, al santuario, y espérame allí, ¿vale?

Que yo tengo cosas que hacer.

Hazme caso y pórtate bien.

Porque es que yo tengo un poco de miedo a las alturas

y he pensado que hoy es un día magnífico para superar este miedo

y ampliar así mi zona de confort

y que mi zona de confort sea el mundo.

Voy a superar mi miedo a las alturas,

por lo cual voy a coger el teleférico.

Hay presente diferente para aquellos que lo quieren.

Vas a besarme, vas a ganarme,

electrizarme, vas a gritarlo a viva voz.

Voy a sentirlo desde el inicio,

vas a bailarme, vas a enseñarme un paso o dos.

Conciliado el sueño, maquillados los excesos...

Oye, poco a poco se me va pasando el miedo

y hasta estoy disfrutando, y es que no hay nada más eficaz

para evitar un miedo que enfrentarse a él.

Ya estamos llegando arriba del todo. Guau, quién lo diría.

Hay un vendaval que no va a esperar,

hay un sol gigante para todos.

Pues acabo de subir.

Ya estamos arriba del todo, casi 700 m de altitud

y en un aparato que tiene 87 años,

y es que ahora que estamos en Montserrat

os voy a invitar a conocerla de una manera muy mágica

y, cómo no, especial. Vamos.

Electrizarme, vas a gritarlo a viva voz.

Voy a sentirlo desde el inicio,

vas a bailarme, vas a enseñarme un paso o dos.

Y volar a un mundo exterior,

comenzar en un lugar mejor.

Sonreírle a todo y recibir el verano del amor.

Y mirar a la gente posar,

sorprendernos solo si es vedad...

Uno de los primeros lugares que quiero compartir

con todos vosotros es este magnífico museo de Montserrat que lo visitan,

nada más y nada menos, que 150 000 personas al año.

Y vamos a dividir la visita en dos zonas,

la zona dedicada a la pintura y la zona dedicada a la arqueología.

(Continúa música)

En esta zona dedicada a la pintura tiene una colección muy extensa,

pero aproximadamente habrá expuestos unos 400 cuadros.

Quiero compartir con vosotros uno que me gusta especialmente,

que es este cuadro que tenemos aquí.

Es una obra de Dalí, de Dalí de la época de París.

Era un Dalí joven, tenía 22 años y es un cuadro neocubista.

Se ve claramente la influencia de Picasso en las figuras clásicas

y, como os digo, en el neocubismo. Es una maravilla.

(Continúa música)

Y este busto pertenece al padre Ubach,

él es el responsable de que hoy en día en este museo

haya una colección dedicada a la arqueología bíblica tan amplia.

Él durante toda su vida viajó a Egipto, a Sinaí,

a Tierra Santa, a Mesopotamia, a Ur,

que es la ciudad de Abraham donde pertenecen estas tablillas

que tienen un valor incalculable.

Pero mirad, hay mucho más.

Esta zona, digamos, que puede ser una de las zonas más importantes.

A mí desde luego es la zona que más me gusta.

Está dedicada al antiguo Egipto.

Estos vasos...

hablaban y hacían referencia al más allá

y el tema de las momias, que a todos nos gusta,

las había humanas y también momias de animales,

como este caimán.

Nuestro camino continúa.

En Barcelona un poco de turismo para encontrarme

con tres chicos que no saben dibujar un perro,

con los que cantaré, si me dejan,

para que una vez llegada la noche

podamos descubrir misterios y leyendas.

(Música)

Antes de adentrarme en la ciudad condal,

he decidido subirme hasta el parque del Tibidabo,

es el tercero más antiguo de Europa y el primero de España.

Su construcción data del año 1901 y es un lugar muy mágico

donde miles de personas deciden venir a pasar un ratito de su ocio.

Yo voy a ser una de ellas.

No sé si me conoces, pero nunca fue un placer.

Ahora que un beso me enseña más que un revolcón,

repaso errores por si alguno te avisó.

Cogeré después de la tormenta

vacaciones de verano para no verte...

Ya hemos llegado a la ciudad de Barcelona,

una ciudad preciosa.

Quería comenzar esta ruta, por ejemplo,

en un sitio muy emblemático.

Esto que tengo aquí detrás es la torre de Glòries,

tiene nada más y nada menos que 145 m de altura

y marca el comienzo de la Barcelona tecnológica,

pero es que aquí hay tantas cosas que ver,

que, oye, que uno no sabe ni por dónde empezar.

Voy a ver qué me encuentro.

Y confieso que pierdo...

La famosa estatua de Colón, que aunque no os lo creáis,

no está apuntando a América, está apuntando a las Islas Baleares

porque América queda justo en el lado contrario,

queda por allá.

Enseño cicatrices por si hay que sobrevivir...

Y es que Barcelona es colosal.

Aquí detrás tenéis el Arco del Triunfo

que fue diseñado por Josep Vilaseca en el año 1888

por la Expo que se celebró en aquel momento,

y es que Barcelona es una maravilla.

Yo voy a dejar aquí a Travel y me voy a conocer la ciudad,

eso sí, ahora andando.

Vacaciones de verano para no verte jamás.

Tardaré quizás más de la cuenta

en pasarme por tu lado.

Nunca fui un sentimental.

Otro lugar mágico de la ciudad de Barcelona, la Casa Batlló.

Fue construida entre el año 1904 y 1906

y pertenece a la etapa modernista de Gaudí.

Es tan delicado lo que hay en su interior

que yo cuando he tenido la oportunidad

de venir a actuar dentro, no te permiten ni elevar mucho

la voz ni poner la música alta.

No obstante, si queréis saber más,

deberéis entrar en la web de RTVE.es. ¡Bye!

Con ganas de volar.

Otro de los lugares más visitados de toda Barcelona

es esta maravillosa catedral gótica,

que fue construida sobre una catedral románica

y esta a su vez sobre una iglesia visigoda,

allá entre el siglo XIII y el siglo XV.

Es casi, casi, parada obligatoria en Barcelona,

no solo por el monumento, sino también por el ambiente.

Siempre lleno de turistas, incluso con músicos de calle.

Yo que vosotros no me lo perdería.

Las ganas de volar contigo.

No será tan fácil hacerme callar

ni tú ni nadie más y confieso

que pierdo las ganas de volar contigo.

La Rambla de Barcelona, uno de los lugares más conocidos

de la ciudad y, por supuesto, más visitados.

Son millones y millones de turistas los que deciden darse un paseíto

por aquí, por estas calles.

La verdad que os podéis encontrar con un montón de gente,

turistas, vecinos de la zona, comercios.

Desde luego, es un lugar maravilloso para pasear.

No sé si me conoces,

pero nunca fue un placer.

Ahora que un beso me enseña...

Y es que con tanto lugar bonito es normal que Barcelona

sea la cuarta ciudad del mundo donde la gente se hace más selfies,

y de toda Barcelona, este parque creado por Gaudí,

que pertenece a su época naturalista de la primera década del siglo XX,

es el lugar donde la gente se hace más selfies

y yo voy a colaborar a que esto siga siendo así.

Para no verte jamás.

No será tan fácil hacerme callar

ni tu ni nadie más y confieso

que pierdo las ganas de volar contigo.

Guau, la Sagrada Familia, es que impresiona mirar desde aquí.

Es una auténtica maravilla.

Se lleva construyendo desde el año 1888

y es el segundo templo más visitado de toda Europa,

solo detrás de San Pedro del Vaticano.

Yo no me explico cómo son capaces de hacer construcciones

con tanto detalle, es auténtica magia,

auténtica magia, claro, como no podía ser de otra manera.

Creo que ahora nos vamos a ir a otro lugar.

Os invito a que me acompañéis al parque de la Ciudadela

porque allí Travel y yo os vamos a presentar

a un grupo catalán maravilloso.

Son tres chicos y no saben dibujar un perro.

Ahí lo dejo.

Cogeré después de...

(Música)

Eh, cuidado, que derrapo. Olé. Qué maravilla.

¿Qué tal, Axel, cómo estás? Muy bien, tío.

¿Qué tal el viaje, bien o qué? Muy bien, el viaje fenomenal.

Bienvenido.

¿Qué hacemos en este parque, qué significa para vosotros?

Este parque le tenemos mucho cariño, como todos los barceloneses,

porque este parque, bueno, tienes que saber que fue...

¿Se puede hacer un poco de historia? Hombre, claro.

Era una fortaleza militar en la época de Felipe V,

que ahora es el parque de la gente, de las parejas enamoradas,

de los niños, muy bonito el cambio. Hablando de parejas enamoradas,

"Un beso para siempre, fundidos en cuerpos siameses".

¿Qué significa para vosotros? Es una frase de "Costa Azul",

y así empezó la inspiración para hacer ese disco de "Costa Azul",

que creo que fue el primer disco barcelonés del grupo.

¿Ah, sí? Tenemos muchas influencias

anglosajonas, digamos, y "Costa Azul", realmente hablaba,

a pesar que se llama "Costa Azul", y que es una zona

de la costa de Francia, pero hablaba realmente de la ciudad,

todo empezó aquí, en el Parque de la Ciutadella

que nos inspiró. ¿Y ese cambio,

que nos hemos alejado un poco de la psicodelia,

y ha vuelto al pop, ha tenido un buen resultado?

Porque la gira que os habéis pegado y os seguís pegando

ha sido una pasada con este disco. ¿Cómo han gustado tanto

las canciones? ¿Cómo hace un grupo canciones que gusten tanto

a la gente? Para ver si me lo puedo aplicar al mundo de la magia

y también... Es precisamente eso, magia,

porque las canciones te salen como bien puedes.

Intentas hacer una buena canción con un buen estribillo,

esto es el pop, y que llegue a la gente,

y no siempre se consigue, entonces, toda la vida,

hemos perseguido esa canción y resulta que en este disco,

pues las canciones estaban, a diferencia de otros discos,

que quizás no estaban tanto, ¿no? Una pregunta que os han hecho

muchas veces, pero lo del grupo del mundo,

ese nombre, ¿cómo surge? Hay un punto de provocación,

porque nos gusta esa cosa del pop de provocar un poquito,

pero en realidad, es una cosa muy entrañable,

que es hablar de los principios de un grupo. Nos fijamos mucho

en las biografías de los grupos que nos interesaban,

y todos, sin excepción, empezaron siendo el peor grupo del mundo,

como los Beatles, que los citamos en la hoja de promoción del disco,

o los Rolling Stones, o los Joy Division,

empezaron siendo un desastre para la gente que no les entendía,

hasta que se abrieron camino, porque eran tozudos,

y tenían unas canciones y un mensaje que dar.

Oye, vamos hasta la fuente de la Ciutadella.

Todo empieza a encajar,

y ahí es dónde aparezco yo.

Os voy a contar, chicos, en mi papel de guía turístico,

que nos encontramos ante una fuente. ¿Qué nos quieres contar

de esa maravillosa fuente? Bueno, os voy a decir una cosa,

y luego aquí, el maestro, dice lo demás.

Data de 1888, porque Barcelona ha cambiado, ¿cuántas veces?

Ha cambiado tres veces. Justamente, las dos exposiciones universales,

que fueran una en el 88, que muchos edificios que vemos por aquí

son de esa época, en el 29 se hizo la segunda exposición universal,

complejo en la Plaza de España, el Castillo de Montjuic, las fuentes,

y las olimpiadas del 92, que antes no teníamos playas,

y ahora tenemos playas gracias a las olimpiadas del 92.

¿A vosotros os han hecho magia alguna vez o no?

Bueno, la verdad que no. ¿No, nunca?

En pequeño formato en el Moby Dick. -En el Moby Dick, un juego de cartas,

que tenemos que firmar una carta, y el mago no sé que hacía,

las barajaba y las tiraba al aire, y se quedaba pegada

tu carta con tu firma, y luego mirando arriba,

vimos que había miles de cartas firmadas.

Ah, o sea que no lo hacía que lo hacía, ¿no?

Entonces, no sé cómo se llamaría ese mago,

pero esto que voy a hacer yo va a ser la primera vez

que os lo van a hacer, porque aquí tenemos delante

al peor grupo del mundo, yo soy el peor mago del mundo,

y los voy a hacer el peor juego del mundo.

¿Os apetece? Pues claro.

Vámonos, venga. Vámonos.

(Música)

Adelante, adelante, adelante, caballeros.

Venga, en esa mesita, nos sentamos por ahí,

y venga, donde queráis.

Tenemos vuestro último disco, "El peor grupo del mundo",

pero yo os voy a hacer el mejor juego del mundo.

Muy bien, muy bien. Aquí hay un montón de tarjetas,

hay discazos... Pero tarjetas...

Y otros que no son tan discazos, pero bueno...

"The Wall", de Pink Floyd. Quiero que entre los tres,

entre los tres decidáis con qué disco os quedáis,

pero un momentito, puede ser el mejor disco o el peor disco,

pero nunca vais a decir el motivo, para que nadie se sienta herido.

Tiene que ser un disco completamente elegido al azar.

Al azar. Al azar, vosotros miráis,

bueno, al azar o no, lo que queráis,

pero tenéis que elegir entre los tres un disco.

Puede hacer uno así y sacar uno, o lo podéis hablar,

pero la elección tiene que ser completamente libre.

Vale. Adelante, el que queráis.

Yo, con los ojos cerrados, busco, levanto,

y nos quedamos con ese. -Voy hacer un poco de trampas, ¿eh?

Levanta la mano. Claro, me he leído

vuestra biografía, y sé vuestras influencias, entonces...

Al azar, total. -No lo puede ver.

Yo sí que lo puedo ver, no pasa nada.

La elección tiene que ser libre, lo que queráis.

Libre por completo. Toma... Al azar.

Guau, guau, Michael Jackson, ni más ni menos, una pasada.

Mira, quiero que saquéis un teléfono móvil, el que queráis.

Uno de vosotros. Este es el teléfono de producción,

quiero que llames, por favor. Llama a ese teléfono,

tápalo así para que solo lo puedas ver tú, por favor.

Quiero que estéis muy atentos a lo que va a ocurrir.

Más de 50 canciones diferentes, bueno, 50 discos,

con un montón de canciones, elegido al azar,

además, mi jefe se va a poner muy contento, porque es fan.

Quiero que veáis, Michael Jackson, "Thriller".

("Billie Jean")

Hostia. -¿Cómo?

No puede ser. -"Billie Jean".

Toma ya. Lo voy a poner aquí

para que se escuche bien en casa. ¿Tiene algún tipo de sensor

o un tipo de...?

Pero además, no solo eso, quiero que veáis que yo aquí,

o sea, en Los Ángeles, en el 88, Michael Jackson dio un concierto,

yo tengo aquí la entrada, y solo tengo esa entrada.

"Los Ángeles Sports Arena".

Elegido completamente al azar.

Es muy fuerte, muy fuerte. Este ha sido

el mejor juego del mundo. Estamos muy en shock.

Bueno, pero ahora viene el peor juego del mundo, flipad,

ahora viene el peor juego del mundo. Vamos allá.

Que se vea bien, "El peor mago del mundo, Miguelillo",

que soy yo. (RÍEN)

Vamos a hacer el peor juego del mundo.

Mirad, de todas las canciones que tiene vuestro último disco,

son muchas las letras que entran en los procesos creativos

de las canciones, me gustaría que pensarais una palabra

de todas las que hay por aquí, y la rodeáis.

Vale. Libremente.

Luego el disco me lo quedaré yo, firmado por vosotros,

así que, una palabra, cualquiera, la que sea.

Repito, no os esmeréis mucho, es el peor juego del mundo.

La subrayamos, ¿eh? Sí, la subrayáis.

Que se vea bien. "Submarino". "Submarino", perfecto.

¿Qué tal se os dan los idiomas a vosotros?

Bien. Japonés, chino...

Perfectamente, perfectamente, más japonés que chino.

"Submarino", claro, os he dicho que es el peor juego del mundo.

¿Cuántas posibilidades habría de que yo supiera

que ibais a elegir "Submarino"? Ninguna.

-Muy pocas. Mirad esto, no lo vais a creer.

Aquí pone "Submarino", en chino, claro.

Os he dicho que era el peor del mundo.

¿Qué esperabais? Pero bueno, aquí hago un poco de magia.

Venga, hombre. Va, va, ¿en serio?

"Submarino".

¿Qué es esto? No puede ser, tío.

-No puede ser, tío. "Submarino",

fijaros que hay palabras y palabras, y "Submarino"

es la que habéis elegido y aquí está "Submarino",

antes de empezar. Es alucinante, es alucinante.

El peor mago del mundo a veces se convierte

en el mejor mago del mundo igual que os ha pasado a vosotros.

Diamante roto...

Me parece alucinante, aún estoy pensando en qué momento

se me ha ocurrido poner "Submarino", y que el tipo sacara

el papel con la palabra, es muy fuerte.

-Siempre que lo ves por televisión, y dices, el día que me lo hagan

de frente seguro que lo pillo cómo lo han hecho,

pero realmente, es sorprendente. -Tengo ganas de verlo por la tele

y ver en cámara lenta a ver el momento que el tipo

ha escrito "Submarino". -Sí, sí.

Estoy flipando, la verdad. Es fantástico, es mágico.

Del mundo, el peor...

¿Qué pasará si lo mezclo,

me iré al cielo o me iré al infierno?

¿Qué pasará si lo mezclo?

¿Me iré al cielo o me iré al infierno?

Puedo flotar, hacerme el muerto,

disolverme en el azul inmenso.

Puedo aplaudir, perder tinteros,

llevar tu nombre en el entrecejo.

Puedo guardar vuestros huesos

mientras derriban todos los museos.

Puedo asomarme hacia dentro,

ver las dos caras por el mismo precio.

Bajo, vámonos...

Pero no sé dibujar un perro.

Y yo no sé dibujar un perro.

Puedo quedarme boquiabierto,

pintar arañas y batirme en duelo.

Puedo arrancar hojas del cuaderno,

echar al fuego el poema yermo.

Puedo esperar, quedarme quieto,

a que las olas traigan esqueletos.

Puedo tocar un instrumento,

llevar un cuerpo en el maletero.

Pero no sé dibujar un perro.

Yo no sé dibujar un perro.

La la la...

Puedo cavar mi propio agujero,

y convocar la noche de los cuervos.

Puedo vivir en cada aliento

lo que ellos viven en un año entero.

Puedo contar con los dedos... ¡Miguel!

(CANTA) Las personas que me han dicho "Te quiero".

Puedo saber por dónde sopla el viento,

pero no sé dibujar un perro.

Y yo no sé dibujar un perro.

Fuerte aplauso para Miguel y su perrillo.

"Un país mágico", vámonos.

Del mundo...

Hombre, Carlos, ¿qué tal?

¿Qué tal, Miguel, cómo estás? ¿Cómo va eso?

Has traído el libro, como te dije, ¿verdad?

He traído el libro de "La Cataluña mágica".

Luego hablaremos de este libro, pero antes, cuéntame,

por qué me has citado en esta calle, que, aparentemente,

es una calle convencional de la ciudad.

Sí, parece una calle normal, estamos en la calle Comerç,

en la calle Comercio, y es el lugar donde bueno,

en principio, tendremos instalado este convento,

desde el año 1349, el convento de los Agustinos de Paola.

Es un lugar que ha tenido muchísima historia,

porque sirvió como foco de resistencia de Pau de Forc

durante la guerra de sucesión contra Felipe V.

Y al mismo tiempo, es el lugar por donde van a pasar los franceses,

las tropas de Napoleón Bonaparte, que sepamos,

a principios del siglo XIX se nos van a quedar aquí,

al menos, durante dos años. Estas tropas de Napoleón Bonaparte

que iban comandadas, evidentemente, por Napoleón,

pero sabemos que el hermano de Napoleón Bonaparte,

José Bonaparte, fue el gran maestre del oriente francés, es decir,

hablamos de masonería, y ahora tenemos aquí los simbolitos

que nos quieren decir algo. Claro, claro, el compás, ¿verdad?

El compás y la escuadra, símbolos inequívocos

para cualquier historiador de lo que es la masonería.

Significa lo que es arriba es abajo, lo que es abajo, es arriba.

Allí tendremos una masonería distinta a la masonería regular

o conservadora. Sería esta masonería republicana, ¿no?

En concreto, tendremos como símbolos el árbol de la vida

y el peto de Atenea, que es la diosa del conocimiento y la sabiduría.

Hablando de sabiduría, Carlos, como sabes tanto,

no me quiero ir de Barcelona sin conocer más espacios

de esta ruta misteriosa. Entonces, me gustaría que fuéramos a un punto

para hablar del conde vampiro. Del primer conde vampiro catalán,

el conde Estruch, que se encuentra en la calle Estruch.

¿Vamos para allá? Vamos para allá.

Venga, acompañarnos.

(Música)

Carlos, me he fijado que la numeración de esta calle

es un tanto extraña. Muy peculiar,

porque la numeración de la calle corresponde con el talismán

del rey Salomón. Muy de moda.

Sí, porque aparece en la novela "Origen", de Dan Brown.

Esta historia, que además, está ambientada en Barcelona.

Bueno, pues lo cierto es que el talismán del rey Salomón

da poder sobre el mundo de los dioses, ángeles y espíritus.

Y además, hemos pasado por la tienda del mago Astruc Sacanera.

¿Cómo, del mago Astruc Sacanera? Sí, un mago que decía

que vendía una piedra, que se le conocía como la piedra Escurçonera,

que tenía la virtud de curarte de los eccemas y las rozaduras

de la piel, es decir, era una piedra mágica, ¿no?

Vaya calle, vaya calle. Y esto que tenemos aquí...

Una calle muy consagrada al ocultismo y esoterismo,

y aquí tenemos una placa donde se menciona la historia

del conde Estruch. Bueno, más que historia, ya sabes...

Una leyenda, no. Vamos a verla bien.

Cuéntanos la leyenda, Carlos. Bueno, la leyenda dice

que un soldado pidió la mano del conde Estruch,

hablamos del siglo X o XI, no sabemos a ciencia cierta

en qué momento pudo suceder, pero este hombre

no se la quiso conceder, porque buscaba algo mejor

para la chiquita, y al final, ese soldado acabó entrando

en lo que es la cocina, y colocando veneno en las viandas,

eso significó que el conde Estruch ingirió esas comidas

y acabó falleciendo. Murió.

Murió, pero se nos presentó a las 24 horas,

convertido en un nosferatu, en un vampiro.

Por lo tanto, la leyenda del primer conde vampiro catalán

es la leyenda del conde Estruch, que además, tiene muerte,

pero no con la estaca de Bram Stoker y su novela "Drácula",

del siglo XIX, sino con una piedra que se le colocó en la boca,

cuando una bruja localizó la tumba de este conde vampiro,

y se presupone que a partir de ese momento,

pues dejó de aparecer. Esto es lo que aquí, de alguna manera,

se menciona, y si te fijas, esta placa está consagrada

el 1 del 11 de 1979. Esto es la víspera de Todos los santos,

noche de samhain, Todos los santos... No me cuentes más, Carlos.

Vamos al siguiente punto, pero no me cuentes más.

Vámonos.

(Música)

Ahora mi misión es dejarte a ti sorprendido con una magia

que mi equipo me ha preparado aquí, entonces, te voy a invitar

a que por favor, te coloques por aquí,

ponte por ahí, Carlos. Perfecto, Miguel.

El libro, ¿verdad? Permíteme. Sí, aquí lo tienes.

"Guía de la Cataluña mágica". Bueno, si en este cachito

hemos alucinado, si nos damos una vuelta por la Comunidad Autónoma

tiene que ser una maravilla. ¿Cuántas páginas tiene el libro?

284, guau. Cierto.

Vamos a hacer una magia con tu libro y con esta baraja de cartas,

que aunque ya está mezclada, te voy a pedir que la mezcles más.

Luego elegirás una carta, y sin verla,

la pondrás encima de tu libro, ¿de acuerdo?

Mezcla todo lo que quieras. Venga, vamos a mezclar.

Pero a conciencia, para que no tenga ningún control sobre la carta.

Ya veras tú como saldrá alguna disparada.

No te preocupes, no te preocupes, es normal eso.

Ya está, cuando quieras. Vamos allá.

Vale, perfecto.

Retiramos, como hemos hablado misterios y de leyendas,

los magos tenemos un misterio y una leyenda

que dice que los comodines nos dan mala suerte

vamos a quitar, a ver si hay algún comodín,

que no sé si habrá algún comodín, aquí parece que hay uno,

lo quitamos, pero no lo dejo ni siquiera aquí, lo quito,

para que no nos de mala suerte, que si no...

El joker, fuera. El joker, fuera.

Todas las cartas bien mezcladas, entonces, vas a tocar una carta,

la que tú quieras, y vamos a hacer un juego, como te digo,

con la "Guía de la Cataluña mágica", solo pido que me digas "alto",

Alto. Coge la carta, por favor.

Da igual, si la has visto, la has visto.

¿No? Pues déjala aquí, para dar más misterio.

Como es una ruta misteriosa...

Con la que has elegido libremente, quiero que la pongas

como si fuera un marcapáginas por un sitio,

pero, ojo, la página que tú quieras. Yo voy a decidir que sea aquí.

Ahí, perfecto. Mira, mira lo que hago, lo hago muy clarito.

Justo por la página donde has abierto,

quiero que te fijes en una palabra.

Vamos a ver... Una palabra,

al azar, la que sea.

¿La tienes? La tengo.

Que no sea muy complicada la palabra.

No, una palabra sencilla. Cierro el libro.

Sí, de acuerdo. Acuérdate.

Para que luego se la enseñemos a la gente de casa,

la escribes aquí, dentro de este círculo escribes la palabra.

Perfecto. Un momentito.

Muy importante que incluso ni las cámaras la vean.

Recuerda... Tapo...

Carta elegida libremente, y palabra pensada.

Me doy la vuelta, escríbela en mayúsculas.

Arranca la hoja, la doblas en cuatro y te la guardas.

Qué nervios, vaya sitio más bonito para hacer magia, Barcelona.

La noche de Barcelona, la noche del misterio. ¿Está ya, Carlos?

La tengo. ¿La has doblado en cuatro?

La he doblado en cuatro... Como quieras, como quieras.

¿Sí? ¿Sí? La tengo guardada ya.

Deja que me concentre.

Vamos allá.

Una carta elegida al azar. Sí.

Quiero que veas esto.

(Música)

¿Quieres dar la vuelta a esa carta, por favor?

Le doy la vuelta... Es el 2 de rombos.

¿Sí?

Mira.

(Música)

¡Oh! 2 de rombos.

Pero, Carlos, no te creas,

que aquí también tenía escrita otra carta,

aquí no tengo absolutamente nada escrito, mira.

Nada, absolutamente nada. No.

Has pensado una palabra del libro. Sí.

289 páginas. Sí.

Un montón de palabras. Sí, unas cuantas.

Deja que me concentre otra vez.

Triste y perverso...

Voy a hacer algo imposible.

Concéntrate en la primera letra de esa palabra,

recuerda, palabra pensada.

Saca el papel y ponlo en tu mano, por favor.

Saco el papel, lo pongo en mi mano...

¿Ok? Permíteme coger tu mano.

(Música)

Piensa en la segunda letra.

En la tercera.

La cuarta.

En la quinta letra.

Piensa en la sexta let... No.

Tiene cinco. Tiene cinco.

Dale la vuelta a la mano.

Despliega el papel. Vamos allá.

Quiero que se lo enseñes... Verbaliza, ¿qué palabra has puesto?

Jesús.

(Música)

Jesús.

¿Qué te parece? Maravilloso, Miguel.

Palabra pensada, carta elegida.

¿Te puedo aplaudir? Deberías, deberías.

Ha sido un truco fantástico.

Yo creo que esta noche voy a estar dándole vueltas a la cama,

pensando en cómo lo ha podido hacer,

porque Miguel es, francamente, impresionante como mago.

Un sueño hecho realidad, perderme en un laberinto con Alejandra Castelló,

robarle un reloj a un 10 veces campeón del mundo,

y demostrar mis no habilidades en esto del deporte acuático.

(Música)

Hombre, Travel, ¿qué tal?

¿Lista para nuevas aventuras?

Vamos a ir a buscar a Alejandra Castelló, que nos está esperando,

para disfrutar con una magia muy especial en el Laberinto de Horta.

Es imposible ver...

Todo parece lo mismo...

¡Alejandra! Hola.

Llego raudo y veloz a recogerte. ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Muy bien.

Muchas gracias por ofrecerte. A ti.

Venga. ¿Qué, aquí?

¡He hecho miles de kilómetros!

¡Ostras! Miles de kilómetros.

Vale. La seguridad es fundamental.

¿Dónde me llevas? Al Laberinto de Horta,

vamos a hacer una magia increíble, y además,

te preguntaré cositas de tu vida. Vale, me parece bien.

¿Preparada? Preparada, vámonos.

Pues vámonos.

Sabes que quiero regresar, volver, dejarlo todo atrás,

y cada vez me cuesta más.

No consigo borrar el pasado,

mis demonios seguirán gritando. No, no, no, no.

Después de este paseíto en moto, Alejandra,

estamos a la entrada del Laberinto de Horta,

vamos a hacer una magia contigo especial.

Vale. Mira, acércate.

Aquí dentro tengo una cartita para ti, escrita hace unos días,

cuando sabía que te teníamos en el programa.

Quiero que veas lo que pone.

"Alejandra, gracias por hacer de este país algo más mágico,

queriendo recorrer...".

Pero hasta aquí podemos leer. Vaya, vale.

Mira, para que no se pueda abrir la hoja, quiero que cojas un clip,

el que tú quieras... Vale... azul.

Azul cielo. Sí.

Qué bonito. Sí.

Te hace juego hoy, ¿eh? ¿Has visto?

Vamos a colocarlo por aquí, así, lo ponemos aquí.

Lo dejamos dentro, y comprueba que no hay nada en esta bolsa.

Nada. Nada, ¿verdad?

Enseña la bolsa así, que se vea que no hay nada.

Nada de nada. ¿Ya está?

Y esta caja, para que nadie la pueda tocar, aquí dentro.

Vale. Vamos para acá, porque además...

Te voy a entregar este cronómetro. Ah, muy bien.

Vamos a ponerlo a cero, ahí está. Es muy sencillito, se hace así.

Se apaga así, y aquí a cero. Vale.

Si me permites, te lo pongo ya. Claro, muy bien.

Ahí está, Alejandra, y vamos a hacer este recorrido del laberinto.

Cuando tú quieras, le darás. Le doy, ¿eh?

¡Vámonos! Empezando.

Venga, empezamos el recorrido por el laberinto.

Lo importante es salir,

y lo importante es que la bolsa no la sueltes bajo ningún concepto.

Para nada, vale, hecho. ¿Izquierda o derecha?

Derecha. Venga, vámonos por aquí.

Ahora puedo respirar.

(Música)

Ya no intento borrar el pasado...

Sandra, como en vuestro programa hacéis tanta magia,

yo no me quería ir de aquí sin hacer una magia un poco más directa.

Vale. Deja la bolsa en el suelo,

pero no le quites ojo, que nadie pueda venir a por ella.

Con esta baraja de cartas, quiero que examines

si son todas diferentes, y que las mezcles bien.

Examina, porque, claro, es una experta de la magia,

tantos magos, y tan buenos... Claro.

Tantos compañeros maravillosos que lleváis al programa...

Perfecto, ¿me has mezclado bien?

Listo. Ahí está.

Fijaos bien, todas las cartas son diferentes.

No te voy a decir "alto", "para", ni "stop",

vas a elegir la carta que quieras, libremente.

Voy pasando, la que tú quieras.

Esta de aquí.

Esta. ¿Seguro, no quieres otra?

No, esta. Perfecto, la pones en la bolsa.

Vale.

Listo.

¿Ya está? ¿Por aquí, o por ahí?

Por aquí. Pues venga, seguimos por ahí.

(Música)

Voy buscando algo nuevo, atrapado en un frasco viejo.

¿Qué puedo hacer?

Está siendo un viaje especial... Sí, sí, sí.

No se me va a olvidar nunca, va a ser un recuerdo para mí imborrable,

y quiero que compartas con nosotros,

con la gente que está viendo "Un país mágico",

un recuerdo que sea bonito para ti, un recuerdo.

Que no pueda haber leído en biografías,

No lo van a saber, te lo digo yo.

Y que se pueda contar.

Sí, se puede contar.

Mi chica estaba en Madrid de gira, yo estaba aquí en Barcelona,

era Navidad, ella no quería celebrar la Navidad porque estábamos lejos,

no tenía ganas de decorar la casa.

Me cogí un coche lleno de árboles de Navidad,

de decoración, de Papá Noel, de todo...

Me fui a Madrid, ocho horas en coche,

llegué, y cuando ella estaba en el teatro,

le decoré la casa de Navidad.

Decimos que le llevé la Navidad a Madrid.

El recuerdo es que le llevaste la Navidad a Madrid.

Qué bonito. ¿Has visto qué bonito?

(RÍEN) Qué bonito, por favor.

Con lágrimas en los ojos, por donde quieras.

¿Por ahí, o por ahí? Por ahí.

Venga, seguimos por aquí.

(Música)

Ya no intento borrar el pasado, mis demonios me han enseñado...

Por fin. Ya estamos.

Por fin llegamos al final. Para el cronometro.

Lo paro. Enséñalo a cámara, que se vea bien.

15:08.

15: 08, es importante después de todo esto

recapitular un poquito de lo que ha ocurrido, Alejandra.

Empezamos. Vale.

Hemos empezado este recorrido, se nos ha dado un poco así.

Más o menos. Se nos ha dado un poco así,

pero al final lo hemos conseguido.

Antes de empezar el recorrido,

yo te he enseñado una cartita, solo el comienzo de la carta.

Y has elegido un naipe libremente. Sí.

Libremente, no he dicho "alto", "para", ni "stop"...

No, nada. Que tú has querido.

Te daba otro, has elegido ese. Sí.

Lo más bonito, has compartido un recuerdo con nosotros.

Llevaste a tu pareja la Navidad a Madrid.

Ocho horas en coche, madre mía, eso es amor, es amor.

Lo más importante es que la carta que te he mostrado al principio

está dentro de esa caja, y que nadie la ha tocado.

Sí. La has tenido ahí todo el rato.

Sí, sí, sí, sí. ¿Sí?

Entonces, ven por favor, tengo una sorpresa para ti.

Voy buscando algo nuevo, atrapado en un frasco viejo.

¿Aquí? Ponte por aquí, por favor.

Abre la bolsa, vamos a ir por partes.

Primero saco la caja, así,

muy clarito... Coge la carta, por favor.

¿La enseño? Sí, enséñala.

6 de corazones. Una carta preciosa, ¿eh?

Es una carta preciosa.

Mira, quiero que tú misma cojas la nota, por favor.

¿Sí? El clip azul.

Quita el clip, por favor, y empieza a leer muy despacito.

Vale.

Mis demonios seguirán gritando...

"Querida Alejandra, gracias por hacer de este país algo aún más mágico".

Perdona mi letra, es horrible. No, te entiendo.

"Queriendo recorrer conmigo este laberinto

y hacerlo además en 15 minutos y 8 segundos".

(RÍE) 15 minutos y 8 segundos.

Una información que me acabas de dar hace unos instantes.

Sí, nada, nada.

"Me encanta que hayas elegido el 6 de corazones,

puesto que es mi carta favorita". Recuerda, elegida libremente.

Totalmente, totalmente. Libremente, libremente.

"Lo que más me ha gustado ha sido que hayas compartido conmigo

el recuerdo de cuando llevaste la Navidad a tu pareja en Madrid".

¡Toma ya, qué fuerte!

¡Guau!

Alucinante, alucinante.

Me he quedado sin palabras, me he quedado sin palabras.

Es que... es que no sé qué decir, es muy fuerte.

Dani, ¿qué tal?

¿Cómo estamos?

Gracias por esperarme.

¿Cómo estás? Muy bien.

¿Qué tal va todo, bien? Muy bien.

Te veo con tu bici, inseparable.

Es como mi mujer, siempre va conmigo...

Qué bien, tío.

No nos podemos separar de ellas, si no, mal vamos.

Es un sitio muy especial, la playa de Levante de Barcelona,

aquí has batido un récord, ¿verdad? Sí, es muy especial Barcelona,

una por...

Podemos decir que es mi casa. Ajá.

Segunda, por el récord que hemos batido,

hace un año batimos el récord del mundo de subida a escalón.

Y por tercera, hemos estado aquí mil horas entrenando,

intentando cada día subir más el nivel.

Por eso me he tirado media vida aquí, podemos decir.

¿Eres más de playa, o de montaña, Dani?

Podemos decir que soy un mix. Ah, un mix.

Ya que en Barcelona tenemos las dos cosas...

Pero con la bici, por la playa, no se pueden hacer muchas cosas,

¿o sí se puede? Sí.

En Barcelona tenemos uno de los sitios para entrenar,

el día que está bien, porque es un poco peligroso, los espigones.

Por eso también venía mucho a esta zona de la playa,

para poder entrenar. Y si no, tenemos la montaña cerca, podemos compaginar.

¿Cuántas veces has ganado el Campeonato del Mundo?

He ganado 10 veces.

¿No te aburres de ganar tantas veces, Dani?

Dije que tenía que llegar al número 10,

una vez llegado al 10, se ha acabado.

Eso de los 10 Mundiales queda muy bien el currículum,

pero me lo tienes que demostrar, así que venga.

¡Vámonos! ¡Vamos allá!

Siento comunicar

que no se compra,

que no se tiene.

Ya no hay sueños, ya no hay nada,

lentamente me convences.

¿Es magia también, o no? ¡Uf! Ya te digo que es magia,

pero magia de la que da un poco de miedo.

¿Tú lo tienes todo controlado siempre?

Yo te voy a tratar de hacer una magia,

también lo tengo medio controlado.

Espero que no sea un reloj que le tengas mucho cariño.

Bueno, pues... ¿Tiene historia bonita el reloj?

Tiene una historia, porque este reloj me lo dieron en Japón,

en una competición allí, y podemos decir que es único.

Vamos a hacer un... Cuídamelo.

Vamos a unir las cuatro... (RÍE) No lo sé, no lo sé.

Pobrecito. Me he prestado para tu exhibición,

tú préstate para la mía, porque si no...

Yo confío en ti. ¿Confías en mí, seguro?

Pon el reloj ahí.

Tócalo, que se vea que está ahí. Aquí está.

Cuando cuente tres, va a suceder algo muy mágico. Una, dos y tres.

Vamos a coger, y que el reloj se vaya, no te preocupes.

¿Y mi reloj? Te has quedado loco.

¿Dónde está? No te preocupes.

El reloj no te lo puedo devolver,

pero te regalo una vista que nadie te ha regalado.

Deja la bici, vamos para allá.

Hagamos esta noche algo distinto...

Bueno, Dani, tu reloj ha desaparecido, recuerda,

tú mismo lo has introducido en el pañuelo,

has tocado que estaba aquí, y simplemente al desplegar...

el reloj... Ha desaparecido.

Ha desaparecido, pero a cambio te regalo estas maravillosas vistas.

La verdad es que bonitas son,

y transmiten una paz y una tranquilidad...

Pero... yo sigo sin olvidarme de mi reloj, lo siento.

Me has interrumpido un momento de meditación estupendo.

Ya, pero el reloj tiene mucho aprecio para mí.

No te preocupes, es un programa que promociona la magia, el amor,

la felicidad, y yo no te puedo despedir sin darte el reloj.

Como los relojes marcan el tiempo,

este no solo ha viajado en el tiempo,

también en la distancia. Así que mira, vente conmigo.

(Música)

Dani, querrás saber dónde está tu reloj, ¿verdad?

Sigo con la intriga, porque al final, se acaba...

Esto de la magia es la leche, pones aquí una cosa,

crees que puede desaparecer, y desaparece.

Si pudiéramos hacer esto con todo, ¿verdad?

Y hacerlo aparecer también, ¿se puede, o no?

Vamos a intentarlo. Vale, vale.

¿Qué tal se te da eso de escalar?

Como eres tan deportista, quizá se te da bien.

Con la bici no se me da mal.

A pie, vamos a ver, no sé. Vamos a hacerlo sin la bici, mira.

Dejamos la bici aquí, vamos a subir hasta arriba del todo.

¿Hasta aquí arriba hay que subir? Sí, venga.

Vamos. Venga, va.

Súbete tú por ahí, y yo por aquí.

Ya no existe...

Además, Dani, quiero que te vayas fijando en mí,

que no tengo absolutamente nada en las mangas,

puedes pensar que me he escondido el reloj, o algo...

Veo que las llevas remangadas, y todo.

Tú te acercas y me dices...

¿Ves algo ahí arriba?

¿Qué hace mi reloj ahí arriba?

¿Ves algo? ¿Cómo ha llegado mi reloj ahí arriba?

¿Puedes llegar, o me subo yo? ¿Te lo cojo?

Si voy por fuera, mejor. Venga.

Por favor,

comprueba que es...

exactamente tu reloj.

Sí. Enséñalo a la cámara, que se vea.

Ahí está el reloj de Dani Comas. No sé cómo aparece aquí arriba.

Un crack.

Increíble, no sé cómo,

hemos hecho en una punta, y el reloj ha aparecido ahí arriba.

Un crack.

No os imagináis el final de programa que tenemos preparado.

He disfrutado mucho en Barcelona, espero que vosotros también.

Si he conseguido en este capítulo superar el miedo a las alturas,

ahora me toca cumplir un sueño de todos los magos: volar.

¡Vamos!

Abro la puerta de mi ático, vuelvo del trabajo.

Me pongo cómodo, soy práctico, fuera los zapatos.

Me ha dejado una nota romántica, quiere que quedemos otra vez.

Y dentro de una bolsa de plástico, su extraño regalo.

Si quiso ser original, lo ha hecho fantástico,

no me parece normal, llámame clásico.

¿Cómo agradecerte este regalo?

Nostálgico, excéntrico, democrático,

puede que para ti romántico, de un modo que no entiendo.

Un país mágico - Barcelona

09 dic 2017

Programas completos (12)
Clips

Los últimos 128 programas de Un país mágico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios