Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5387859
Para todos los públicos Últimas preguntas - Rubén de Lis - ver ahora
Transcripción completa

lo que parecía que te miraban como un bicho raro,

(Música)

(Música)

# Te entrego toda mi vida,

# te quiero más que ayer.

# Te doy todos mis actos

# para que tú obres bien.

# Me levanto cada día

# con tu sonrisa y te ves,

# me llena de alegría saber

# que estás ahí,

# en cada instante.

# Que estás aquí,

# justo delante de mí.

# Ahora sí,

# esto es vida,

# tenerte a ti cada día.

# La magia que desprende # esta sensación,

# me envuelve de paz y gloria

# gracias a ti, Señor.

# A veces quedo sin palabras,

# es con grande emoción

# ser tu mejor soldado

# en este ejército de amor

# y saber

# que estás ahí,

# a cada instante,

# que estás aquí,

# justo delante de mí.

# Ahora sí,

# esto es vida,

# tenerte a ti

# cada día. #

Rubén de Lis, muy buenos días amigos,

gracias por estar con nosotros una semana más

en "Últimas preguntas" y efectivamente, él es Rubén de Lis,

bienvenido Rubén. Muchas gracias.

Gracias a ti por estar con nosotros.

Migueli, buenos días. Muy buenos días,

encantado de estar aquí con Rubén,

que es un consagrado en esto de la música

y una felicidad traerlo al programa.

Claro que sí, ya estábamos tardando, ¿eh?

Sí hombre, este hombre es difícil, está todo el día

entre Galicia y Brasil.

Que dos sitios, ¿eh?

Pues de verdad, yo te agradezco que hayas venido, Rubén.

Yo no sé si ustedes han prestado atención a la letra de la canción,

si no pues en las plataformas digitales

la pueden volver a escuchar y merece la pena, desde luego,

pero es que yo creo que cada letra,

cada palabra, cada frase de esta canción,

no sé si me equivoco, me corriges Rubén,

pero te define, o sea, tiene un por qué esta canción, ¿no?

Sí claro, es un tema superautobiográfico.

A veces me preguntan: "Rubén, ¿qué es ser tu mejor soldado?"

Pues en mi caso es ser buen padre,

buen esposo, un buen hijo,

porque, por ejemplo, papá y mamá están mayores,

aunque son independientes y están muy bien,

me gusta cuidar de ellos, ser un buen vecino,

o sea, vivir la vida sobrenatural de la forma más natural posible,

ser muy objetivo, ser un buen soldado en ese sentido.

Y en realidad es, pues oye, todo lo que dice la letra

sale del corazón.

Ahora lo vamos a ir descubriendo a lo largo de la conversación,

pero vamos a ir a tus orígenes, que nos tenemos que poner

en tu infancia, ¿no? Tus orígenes en la música

yo creo que en la infancia, adolescencia, por ahí están, ¿no?

Yo tengo 25 años de carrera.

(RISAS)

Siempre digo que tengo 42

con cuerpo de 35 y cara de 27.

(RISAS)

Porque a mí me gusta echarme flores, porque el Señor es maravilloso

y yo soy un rescatado de la vida y vivo para rescatar,

esa es mi misión.

Fíjate que yo empecé con nueve añitos

en el coro de la iglesia cantando,

ya con trece estaba en el conservatorio,

con quince era músico profesional ya,

fíjate que yo viajaba desde Galicia a Madrid en el "Auto res",

pagaba cinco mil pesetas por el autobús,

llegaba aquí a Madrid, cogía el metro, me venía al centro,

estudiaba con un guitarrista de renombre,

una hora de clase, pagaba cinco mil pesetas

y me iba en el día, claro, eso trajo sus frutos.

-Qué esfuerzo grande, ¿eh? -Con 15 años.

-Yo parecía "Paco Martínez Soria va a la ciudad",

con mi acento, imagínate hace 25 años,

pero claro, eso trajo sus frutos, porque yo con 16 años

ya ganaba 300.000 pesetas,

de aquella, un chico de 16 años era mucha pasta, ¿no?

Y empecé trabajando con orquestas, luego ya grabando con otros grupos,

giraba por toda España y, claro, entré en un circuito

pues bien, bueno, ¿qué pasa?

Cuando tienes 16 años y ganas tanto dinero, María,

pues hay cosas que se te escapan,

hay cosas que se te escapan,

yo, de hecho, muy jovencito ya empecé a tomar alcohol,

que si una copita aquí, que si probar algún vicio

y eso también me trajo sus perjuicios

y sus consecuencias, pero bueno,

también eso te hace madurar, te hace crecer

y en un momento dado de mi vida,

yo estaba bastante perdido, ¿no?

bastante perdido y gracias a Dios,

gracias a Dios, nunca mejor dicho,

que puso en mi vida un angelito que se llama Dilmaría,

"Yumaría" en portugués, que es mi esposa brasileña,

pues que ella entró en mi vida y mi vida pegó un cambio radical,

tanto personal como espiritual como profesionalmente.

¿Por qué? Ya que te has puesto a contarlo...

Tengo que seguir preguntando.

Sí, yo te lo cuento encantado,

además, es una de mis misiones.

Antes decías: "Yo soy un rescatado".

Va por ahí me imagino, ¿no? Claro, a veces, la gente utiliza

la máscara de "ostras, que si vas a contar las cosas",

mira, la vida es muy fácil

y cuando tú estás en una situación como la que estaba yo,

ganando tanto dinero y que te juntas con todo tipo de gente, ¿no?

Tienes éxito y además yo era un chico que se me daba todo bien,

si juego al fútbol, quedaba máximo goleador,

si juego al ping pong, quedé subcampeón gallego por parejas,

si me gustaba una chica, me entraba entre ceja y ceja

y hasta que la conseguía no paraba,

no me extraña, con este cuerpo...

(RISAS)

Y, ¿qué pasa?

Que eso te va creando un ego, "¿qué me van a decir a mí?

Yo me lo pago todo". Yo tenía el foco,

curraba mucho, estudiaba mucho

y entonces, entré en ese circuito,

que perdí incluso un poco hasta la identidad,

o sea, tenía una máscara, esa máscara de Rubén de Lis,

y encima yo trabajaba para otros, yo era músico de otros, ¿no?

Por eso yo hoy me identifico como el guitarrista de Dios,

si tú pones www.rubendelis.com, te aparece allí el hastag

Rubén, el guitarrista de Dios y preguntarás por qué,

porque yo siempre quise ser el guitarrista de los famosos,

cuando un famoso te llama, "necesito un guitarrista flamenco

o rock o tal", yo estudié para eso, ¿no?

era mi foco, ser el mejor,

pero bueno, la vida da muchas vueltas

y el Señor me ha querido, me ha tirado como a San Pablo

del caballo y lo mejor que me ha podido pasar es eso,

estar un momento de mi vida ganando mucho dinero,

pero vacío personalmente,

era muy egoísta, mentiroso,

llevaba una vida totalmente contraria a lo que realmente

mi corazón..., aunque yo socialmente estaba muy bien situado,

yo tenía una doble vida, ¿sabes, María?

y eso es una cosa que hay que sacarla a la luz,

porque la gente, a veces, por el qué dirán,

hay mucha gente que tiene problemas, ya sea de drogas, alcohol,

prostitución, todas las cosas hay que sacarlas

y amarrar el problema y decir: "Mira, tengo este problema"

y hay muchísima gente dispuesta a ayudarte,

entonces, es lo que hice yo

y aquí estoy gracias a eso,

al amor que mi mujer, que Dios le puso el corazón,

cuidara de mí, porque en aquel momento yo estaba

totalmente desubicado, sí, tenía dinero, trabajaba y todo,

pero espiritualmente estaba...

y bueno, pues aquí estoy.

Y la música te impulsa todo eso, ¿no?

Te hace expresarlo y es lo que te hace tirar para adelante.

-Así es, lo que pasa Miguel, ¿sabes qué pasa?

Que cuando tú estás en un momento de tu vida así, ni la música,

ni nada, porque la música es mi profesión,

desde los 16 años soy profesional,

cuando me preguntan: "¿Tú eres músico católico?"

No, yo no soy músico católico, yo soy católico 24 horas

y me dedico a la música,

o sea, que cuando estoy en el Burguer King yo bendigo la mesa,

no solo soy católico cuando cojo un instrumento,

ese es otro de los clichés, me dicen:

"Tú mañana estás tocando en una discoteca". Claro,

porque yo llevo a Dios conmigo 24 horas.

Somos músicos y transmitimos lo que vivimos

donde nos cae y hacemos una cosa que la oye todo el mundo

y que le gusta y nos llaman a más lugares

y ahí somos los mismos, somos los mismos nosotros, claro.

Si un dentista se convierte, ¿le quita las muelas a las monjas

y a los curas solo? No, ¿no? Pues nosotros igual,

yo soy músico profesional, tuve ese proceso de conversión

hace casi once años y gracias a Dios me gano la vida

girando por el mundo, dando clases

y utilizo los dones y talentos que Dios me dio

para evangelizar y para dar charlas

de prevención pues de sexo, drogas, alcohol

y todas esas cosas que mi experiencia puede aportar.

Pues ahora lo retomamos ahí, pero a mí me gustaría

seguir escuchándote, en este caso, la guitarra,

decía Migueli: "Tiene que hacer algo solo con la guitarra".

Sí, porque él ha contado ya, no tengo que abundar más en el tema,

pero es un fantástico guitarrista, aparte de un gran compositor.

Entonces, yo tenía muchas ganas de que hicieras el tema

"Motivation".

¿Sabes por qué le puse "Motivation"? Porque si le pongo Motivación

no suena tan "chic", ¿sabes? Entonces, "Motivation",

para motivar a los chavales,

para aquellos que les mola la guitarra.

(Música)

Qué bueno. Qué bueno.

Qué bueno, qué bueno. "Motivation".

Y además, muy motivado, efectivamente y muy motivador.

Oye Rubén, estábamos en que, tú lo decías antes,

o sea, gracias a tu mujer Dios te rescató,

la puso como medio ahí para sacarte de donde estabas,

pero ese proceso tampoco fue fácil después, que nadie se piense

que de la noche a la mañana, porque incluso tu matrimonio,

poderte casarte ante Dios con tu mujer, costó lo suyo.

Sí, pero ¿sabes? Lo mejor de todo esto

es que el proceso es lo que te hace madurar en la fe, ¿no?

Yo pasé un proceso incluso de nulidad matrimonial.

Habías estado casado previamente.

Sí, pasé cuatro años esperando un proceso de nulidad,

pero ahí es donde más maduramos en la fe, fíjate,

cuando uno pone su vida a los pies del Señor

no hay historias, no hay frescuras,

no hay nada que tengas que esconder,

mi vida es transparente, es un cristal,

todo lo que ves, no hay ni trampa ni cartón,

entonces, eso te hace ser feliz, te quitas un peso de encima

y me decía mucha gente: "Ostras, ¿y ahora te vas a dedicar

a la música cristiana, te vas a quedar sin curro?"

No, hay que aprender a ser natural en el mundo en que vivimos

y la verdad es que todas esas cosas están trayendo ahora sus frutos,

es decir, por ejemplo, yo acompaño a bandas de rock, ¿no?

Me llaman para hacer un concierto,

bien, antes de salir al escenario las bandas a lo mejor se toman

un cubata, una cervecita, lo que sea, ¿no?

Entonces, yo antes de que salgamos al escenario les cojo de la mano

y digo: "Vamos a hacer una oración", al principio se quedaban flipados,

pero claro, ahora me vienen testimonios de esa misma banda

diciéndome: "Rubén, ahora todos los días antes de salir

al escenario, bendito sea Dios". O sea, de una forma muy natural,

lo que parecía que te miraban como un bicho raro,

yo lo llevo de una forma muy natural,

o sea, no me gusta el cliché este de "santurrión",

de "es que ahora eres de la Iglesia y tal",

no, yo no soy más santo que nadie, solo vivo la santidad,

procuro ser una persona que hace el bien,

que estoy aquí para servir y eso, pues me hace muy feliz.

Entonces, con el tiempo las cosas caen por su propio peso.

Decías también antes que tú fuiste rescatado

y ahora tratas de rescatar también con tu testimonio y con tu música,

¿por qué no haces otro tema? Claro que sí.

Aunque sea un poquito, luego terminamos con el apoteosis final.

Pues mira, entre las cosas que me ofrece el mundo

y lo que me ofrece Dios, yo elijo a Dios.

# No sé cómo he podido

# vivir tanto tiempo

# lejos del camino

# que marcaba el riego.

# Sin ningún motivo,

# giraba la tuerca,

# ahora es más sencillo,

# porque tú estás cerca.

# Tú sabes que yo no puedo vivir sin ti,

# tan solo.

# Que el mundo siempre quiere más y más y más,

# de cualquier modo.

# Cada día en mi vida # una nueva tentación

# y yo corro.

# Cada día el pecado # me persigue atrás,

# pero yo escojo.

# Yo te elijo a ti, Señor,

# tú eres quien me guía,

# la luz del faro

# que alumbra mi vida.

# Yo te elijo a ti, mi Dios,

# bendices mi vida,

# eres salvación,

# la esperanza y alegría.

# Yo te elijo a ti,

# tú eres mi amigo fiel,

# espíritu santo, ven a mí.

# Yo te elijo a ti, Señor. #

Aquí hay autenticidad, ¿eh, Migueli?

Aquí hay mucha autenticidad

y entre España y Brasil, ¿a quién eliges?

Uy, ahí ya tengo el corazón "partío",

el corazón "partío", como Alejandro Sanz.

-¿Qué diferencias notas?

Que estás trabajando en los dos sitios, ¿qué diferencia?

-Gracias a Dios, ahora España está un poquito más calentita

espiritualmente hablando, pero claro, fíjate que yo en 2013,

yo llevo desde el 2011 transitando entre España y Brasil,

Galicia y Brasil, yo soy de un pueblo maravilloso,

que se llama Gondomar. Hay que decirlo, claro.

Cerquita de Vigo y de Bayona

y yo soy muy de pueblo, a mí me encanta el pueblo.

Entonces, yo me acostumbré muy rápido a Brasil,

porque la gente es muy hospitalaria, es superespiritual,

pero claro, tú llegas allí y vas a un festival,

como el festival Halleluya, que son 20.000 jóvenes,

30.000, con camisetas de María, de Padre Pío y tú tocando allí,

claro, Miguel y tú me puedes corroborar.

Claro y llegas a una realidad aquí de España bien diferente,

hoy gracias a Dios hemos podido ver en el Encuentro de Músicos Católicos

y en muchas parroquias, que ahora se están haciendo grandes propuestas

porque el nivel de los músicos salió a flote

y los propios padres, los propios sacerdotes,

la propia Iglesia se está dando cuenta

que la música es la punta de la flecha

que entra en el corazón de las personas,

entonces, se está evangelizando pues a través de la música muy bien

en España, pero aún no se puede comparar.

-Tienes un montón de giras, ¿no?

Ahora estás en plena gira.

-Acabamos de llega, cuando digo acabamos,

somos mi esposa y yo, porque somos el Ministerio.

Sois el equipo. Sí, el equipo.

Y acabamos de llegar de EE.UU. de 40 días y fíjate

que fuimos con doce fechas cerradas y acabé haciendo 40.

-¡Madre! -Hice triplete.

Y además yo que soy, como buen gallego, un currante,

yo no tengo problema, al contrario.

Y fue una bendición, estuvimos en New Jersey,

Nueva York, Manhattan, todo por allá

y si Dios permite, volvemos ahora en septiembre.

Tu música a través de las distintas plataformas digitales

y demás, podemos tenerte en casa, en el coche,

donde queramos disfrutar, ¿no?

Eso es, gracias a Dios, ahora con Spotify,

incluso comprarlo por Amazon,

en mi web: www.rubendelis.com,

también en los conciertos, que yo animo mucho a la gente

a que vaya a los conciertos de música cristiana,

que se anime, porque...

Hay que redescubrir esos conciertos.

Sí, a mí me gusta mucho hacerlos en las plazas,

o sea, me gusta salir a la calle,

estoy muy acostumbrado a hacer los conciertos en la calle

o en discotecas o en pubs,

entonces, ese concepto secular, por llamarlo de alguna manera,

pues hacerlo con la música cristiana y la aceptación, es que es música,

lo único que cambia es el contenido.

-Es música y somos músicos nos lo tomamos con responsabilidad,

llegas a la gente, llegamos,

no sé, yo he estado cantando en la Pradera de San Isidro,

he estado cantando y todo el mundo vestido de chulapa,

estaban allí encantados, la gente en masa,

allí bailándome las cosas.

Yo creo que es un poco lo que decía Rubén al principio,

hacer lo sobrenatural, natural y ya está.

Y la música que esté bien,

que venimos también de querer llegar a sitios

con música no buena, digamos, entre comillas,

buena de bondad, si quieres, pero no sé si en calidad.

En fin, cositas, entonces, bueno que nada, que lo natural,

me quedo con esto de lo sobrenatural, natural,

que dice Rubén.

-Y después, yo personalmente tengo una inquietud con los jóvenes,

yo tengo un niño de doce años, va a hacer trece añitos

y a mí me inquieta mucho que tenga a Jesús en el corazón,

entonces hoy, como Iglesia que somos todos,

la Iglesia somos todos, pues salir a la calle

y ofrecer y si hay que hacer un reguetón,

con mensaje, no hay problema, yo en Zamora el otro día

en el Festival de la Canción Misionera cantando:

# Se me ha roto el corazón,

# creo que lo nuestro # ya no tiene solución.

# Tú te has ido con mi amigo

# y me dejaste aquí plantado # bien solito y asustado me quedé

# al ver que lo nuestro no era # más que un sueño,

# una mera ilusión.

# Los comentarios eran ciertos,

# que tan solo me querías # por interés

# y por la calle me decían: # "¿Qué pasa, 'wey'?"

# Cuidado "wey", al loro "wey", # escucha, "wey",

# no es oro todo lo que brilla, # déjate de tanta maravilla

# y espabila "wey".

# ¿Qué pasa "wey", # ten cuidado, "wey",

# escucha "wey", espabila "wey",

# no es oro todo lo que brilla, # déjate de tanta maravilla

# y espabila "wey". #

Magnífico, magnífico mensaje.

No me extraña que se levantara la plaza entera de Zamora

y de dónde sea, Rubén.

Oye, pues a mí me ha encantado conocerle.

Es que es fantástico, tiene tanto que contar

y tanto que cantar, ¿verdad?

Pero le vamos a seguir la pista,

al programa puedes venir cuando quieras, por descontado

y te seguiremos la pista como antes estabas comentando

a través de tu página web, de las plataformas digitales,

de las redes sociales, en fin, que queremos disfrutar

de tu música, de tu experiencia y de ese rescate y rescatador

en el que te has convertido, gracias Rubén, de verdad.

Gracias a vosotros y yo siempre despido mis conciertos

con una canción a María, porque María...

Pues aprovechando, nos despedimos de los espectadores

para podernos quedar con esa canción.

¿Te parece? Me parece fantástico.

Miguel, hasta muy prontito. Hasta prontito, cielo,

hasta prontito a todos. Rubén, hasta siempre.

Queridos amigos, hasta la semana que viene, si Dios quiere,

nos quedamos con la música de Rubén de Lis.

# María,

# que velas cada noche # por tus hijos.

# Que para ti cualquiera de ellos

# es el mismo.

# Corazón espinado,

# a veces, tan maltratado,

# pero listo para amar otra vez.

# Divino amor,

# perdona por haberme despistado.

# Como es posible # que un amor tan grande

# como el tuyo,

# la haya olvidado.

# Madre, quiero decirte # que a partir de ahora

# te voy a amar,

# como tú lo haces ya.

# Amor de verdad.

# María.

# María.

# María. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Rubén de Lis

Últimas preguntas - Rubén de Lis

15 sep 2019

Rubén de Lis se define a sí mismo como "El guitarrista de Dios", pero sus inicios en la música nada tenían que ver con la fe... Rubén de Lis viene a Últimas Preguntas a contarnos su conversión, su trayectoria musical, sus proyectos y cómo ayuda a otros jóvenes con su testimonio.

ver más sobre "Últimas preguntas - Rubén de Lis " ver menos sobre "Últimas preguntas - Rubén de Lis "

Los últimos 551 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios