Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4227519
Para todos los públicos Últimas preguntas - Redes sociales - ver ahora
Transcripción completa

no se fijan tanto en el contenido, aunque obviamente les está calando

(Música cabecera)

Hola, amigos, muy buenos días. Bienvenidos una semana más

a "Últimas preguntas"; hoy con una conversación que vamos a mantener,

que yo creo que les va a interesar a los peques de la casa...

Bueno, a los peques un poco mayores.

A los preadolescentes, a los jóvenes y desde luego a los padres,

abuelos, educadores... Yo creo que a todos,

es lo que procuramos, o al menos intentamos siempre.

Porque vamos a hablar de las redes sociales,

fíjense, la persona que nos acompaña hoy en el programa,

si nos metemos en su blog,

nos podemos encontrar desde entradas de evangelización

hasta trucos para hacer el cubo de Rubik.

Desde oraciones a vídeos sobre Minecraft.

Homilías y canciones raperas. Meditaciones y marketing digital.

El autor de todo esto, y de mucho más, que vamos a ir conociendo,

descubriendo en el programa, es el religioso marianista

Daniel Pajuelo, que como digo, hoy nos acompaña.

Buenos días, "SMdani", que es así como se te conoce en las redes.

Sí, ese es mi "nickname" en las redes sociales y en Internet.

Sí que habías estado con nosotros en el programa; la última vez,

recuerdo, estuvimos en vuestro colegio.

Por cierto, en una clase que nos gustó, nos encantó.

Sobre religión, una clase en el aula de religión.

Pero impartida con Minecraft, desde luego fue todo un éxito.

Pero es que hay muchas cosas más. Acabas de abrir, bueno, hace un año

ya, en septiembre del año pasado, más o menos,

abrías un nuevo canal de YouTube, sigues con tu blog...

Por supuesto en "iMisión", con tu Twitter, tu Instagram...

Vaya, que estás metido en las redes sociales pero de qué manera.

¿Por qué, Dani? Con todo lo que tendrás tu que hacer.

Eh... Básicamente porque

la mayor parte del tiempo nuestros jóvenes la pasan conectados, ¿no?

Y me da pena que la Iglesia

está ausente en muchos de los lugares digitales en los que se mueven ellos.

Entonces, mi esfuerzo continuo

es el de intentar conectar con ellos en el mundo presencial, evidentemente

pero también en el mundo digital, porque hay una continuidad natural,

sobre todo para los jóvenes.

Intentando ir a periferias

a veces inexploradas todavía por religiosos o por la propia Iglesia.

Y mostrando al mundo que es posible hoy también dialogar en ese ámbito.

Claro, fíjate, me ha llamado la atención; tú no has dicho

en el mundo virtual, sino en el mundo digital,

porque es un mundo real. Antes se utilizaba más la expresión virtual,

pero es un mundo real. Donde puede haber conexiones personales reales.

Sí, alguien que lo vea desde fuera dirá: "Bueno,

virtual o digital es lo mismo".

Pero yo creo que el termino virtual hemos abusado de él,

porque cuando dices que algo es virtual no acaba de ser real.

Entonces cuando transmitimos esto a los jóvenes,

en realidad lo que les estamos diciendo es

que abrirse en una identidad falsa, que insultar a alguien en Internet,

que robarle el "password" a un amigo, como es virtual,

no rigen las normas éticas, no pasa nada, es casi de broma.

Y en realidad hay una continuidad.

Lo digital es tan real como lo presencial.

Yo creo que aparte de cambiar el lenguaje,

también hay que hacer un cambio de mentalidad.

Porque cuando vemos lo digital como algo que no es del todo real,

lo que intentamos es apartarlo, bloquearlo, prohibirlo.

Y lo que hay que ir haciendo es integrarlo en la propia vida.

Yo he hecho una presentación que la he extraído de la presentación

de tu blog, donde efectivamente, tienes estas y muchas más entradas.

Sobre temas o contenidos que pueden ser muy distintos, muy diferentes,

pero que no son para nada contradictorios.

Y quizá eso nos falta desde dentro de la Iglesia.

Ver que no hay contradicción entre ser un youtuber, por ejemplo,

y prepararse y predicar una homilía en misa.

Sí, desde fuera uno puede decir este hombre es un poco exótico, ¿no?

O friki, que diríamos...

O que va buscando estando de aquí para allá.

Hay una unidad en todo esto. Yo a los 17 años tuve una experiencia

de conversión muy fuerte.

Mis padres son cristianos pero no practicábamos la fe.

Y tuve un encuentro personal con el Señor que removió todo, ¿no?

Y... Y desde entonces, lo que da unidad a mi vida,

es vivir en ese amor y poder contarle a los hombres y mujeres de hoy,

en su lenguaje, que ese amor existe y que está ahí para ellos.

Entonces,

no concibo otra manera de estar en el mundo, de ser Iglesia,

que la de continuamente buscar formas para encarnarnos mejor y contarle

al mundo este don que es Jesucristo y que es el amor de Dios.

Y de ahí, ese es el motor de todo, es el motor que pone en marcha

la música rap; mi página web;

mi presencia en Twitter y ahora el canal de YouTube.

En el canal YouTube, por ejemplo, has tenido muchísimos seguidores.

No me atrevo a decir cuántos, porque como esto cambia tan rápido,

seguro que en el momento en que estemos viendo este programa

en vivo, en directo, pues va a haber cambiado el número.

Pero bueno, en cuestión de apenas 12 meses,

tienes muchísimos seguidores y muchos de ellos,

están ahí porque les llama algo la atención

y no es precisamente... O a lo mejor sí es precisamente la fe,

pero quiero decir, ellos no vienen de un ambiente de fe,

no van buscando a alguien que... No sé cómo decir.

Que dé consistencia a algo que ya tienen.

No, no, os estáis uniendo,

os estáis tendiendo unos puentes, os estáis encontrando, ¿no?

Mira, para mí,

lo que acabas de decir describe perfectamente

mi misión en YouTube, concretamente.

Que es la de tender puentes.

Que es la... En realidad es la misión del mismo Jesucristo.

Ese puente que el mismo es Dios, que es Él y que nos conecta con el Padre.

Y...

Cuando entré en YouTube empecé hablando de espiritualidad.

Creía que tenía que compartir, y lo sigo haciendo,

lo más genuino de nuestra fe, que es la vida en el espíritu.

Antes que hablar de moral, de normas,

hablar de la experiencia de Dios y de lo bella que es.

Entonces vinieron muchos cristianos a escuchar el canal, muchos católicos.

Y poco a poco fui entrando en diálogo

con la comunidad de youtubers y haciendo algunas reacciones.

Y hubo una en concreto, una reacción a una broma que hizo "Tiparraco".

Él se llama Jesús, su canal es "TiparracoSA",

que se disfrazaba de sacerdote y va haciendo bromas por El Retiro.

Y reaccioné a ese vídeo. Todo el mundo esperaría que un sacerdote

reaccionara a ese vídeo enfadado.

Y reaccioné pues... Riéndome mucho, porque me hacían mucha gracia

También puntualizando otras, que creía que igual había pasado

un poco la frontera del buen gusto.

Y de repente... A partir de ese vídeo,

el canal creció como un 700 %.

Y la mayoría de esta audiencia, porque me lo dejaban

en los comentarios, era gente atea, agnóstica, no creyente...

Que cuando llegaban al canal lo primero que decían: "Esto es

un 'fake', esto es una mentira; este es un tío disfrazado de cura,

pero no es cura, no puede ser que haya un cura así en la Iglesia".

Y luego van viendo otros vídeos y dicen: "Guau, esto es real,

este hombre vive lo que dice. Cree en lo que está predicando".

Y estoy muy contento, porque realmente

el canal se está convirtiendo en una respuesta a lo que

el Papa Francisco nos pide: salir a otras periferias.

Y entablar diálogo, generar cultura del encuentro,

con personas que se han alejado de la fe,

o que nunca han conocido un anuncio,

ni testimonial ni explícito del Evangelio.

Y ahí estamos. Yo muy, muy feliz.

Es verdad que mantenerte en esta tierra de nadie, que es

hace que te den palos por un lado y por otro.

También caricias, abrazos, que te llenan de emoción.

Cuando ves personas que estaban alejadas y que vuelven a sentir

el deseo de Jesús.

Pero...

Pero bueno, también eso hay que gestionarlo.

Como Internet es libre, es abierta, uno te puede decir: "Padre,

esto es fenomenal", Y el otro te puede decir:

"Usted se está condenando". Y ahí estamos.

Aquí tenemos a...

Espera, espera, espera. Madre mía, madre mía.

-Oh, vaya, qué oportuno. ¿Qué tal, criaturitas del Señor?

¿Queréis acompañarme en esta magnífica aventura? Vamos.

-Lo primero que veo aquí es a Tiparraco

con un traje bastante conseguido de cura. Hay que decir que la camisa

que lleva no es propiamente la de un sacerdote, está como arreglada.

Pero bueno, a una persona que no sea un poco experta no va a distinguir.

Y nada, le veo con un librito, que imagino que va a ser la Biblia.

Vamos a ver la que lía. -Lo pasaremos muy bien.

(VÍDEO) Tiparraco. Ni-ni-ni-ni-ni-ni-ni-ni-ni.

Este es un fragmento de ese vídeo que comentabas con Tiparraco,

esa reacción, que es muy propia de los youtubers,

que uno habla, que otro reacciona, y se crea ese diálogo al final

del que antes comentábamos.

Hay muchos... Efectivamente, en cuestión de apenas unos años,

muy pocos años,

YouTube se ha convertido en la forma de expresión de muchas personas.

En la forma de conversación, de encuentro,

con muchos jóvenes, con muchos adolescentes, con muchos niños...

Y es que ya incluso hay niños youtubers.

O sea, hay niños a quienes les preguntas qué quieres de mayor,

y aparte de lo típico, podríamos decir,

de las profesiones tradicionales,

muchos ya te dicen: "Yo quiero ser youtuber. Pero es que no quiero

serlo de mayor, quiero serlo ya".

Y si incluso con el permiso, o sin él, de mis padres voy a hacer

todo lo posible por ser youtuber.

Esto está pasando y hay que saber gestionarlo, y esto es bueno

que los padres conozcamos de qué estamos hablando.

Es verdad que

que YouTube está cambiando muchos hábitos de consumo...

De vídeo. He leído

que una encuesta decía que el 72 % de los jóvenes menores de 18 años

prefiere el vídeo a la carta, YouTube o Netflix, que la televisión.

En YouTube se suben 400 horas de vídeo por minuto.

¿400 horas? Horas de vídeo.

Este dato nos lo dio YouTube en un encuentro de hace un mes.

O sea, algo está cambiando, ¿no? La mayor parte del contenido

en Internet dentro de unos años va a ser solo vídeo.

Hay un boom, y algo está cambiando.

Y eso se nota en los jóvenes, que son los primeros que acogen

con manos abiertas todos los cambios.

Mis alumnos también... Muchos quieren ser youtubers.

De hecho, algunos... Tengo alumnos de 12 años hasta 16-17,

algunos de ellos tienen ya canal en YouTube.

Pero cuando se enfrentan

a la publicación constante, que es la única manera de subir en YouTube,

con una periodicidad,

no pueden hacer frente a ello.

Porque muy pocos son capaces de mantener la constancia, la calidad,

el contenido y un mensaje, la coherencia...

Tantas cosas, que poco a poco hay que ir introduciendo en tus vídeos

para que de verdad adquiera una audiencia mayor.

Yo siempre les animo.

Es verdad que todas las edades no son iguales,

no es lo mismo un niño de 8 años que uno de 16.

A que no pierdan su sueño, igual que el niño que quiere ser astronauta

le espera una larga carrera, no hay porqué desanimarlo.

Pero poco a poco, y antes de empezar su proyecto,

lo madure, vea lo que hay detrás. Hay que enseñarles también

que muchas veces detrás de estos grandes youtubers que tienen millones

de seguidores hay mucho sufrimiento.

Algunos de ellos, como Rubius,

ha salido en una entrevista con Risto Mejide llorando;

por épocas en su vida en las que ha sentido que ha perdido

su intimidad y su vida privada.

Esto que al principio suena muy cool y muy guay, que saluden por la calle,

puede acabar siendo

una verdadera condena de la que desearías nunca haber entrado.

Entonces hay que ir mostrando todas estas cosas para ver que cuando

dices: "Quiero ser youtuber",

no solo es "voy a recibir fama, aplausos y dinero".

Sino que hay un montón de trabajo detrás y de sacrificios por hacer.

También creo que las familias, nosotros lo vemos en el cole,

no solo con el uso de YouTube sino con el smartphone, el teléfono,

y todo lo que es la tecnología, las videoconsolas,

hay que regular el uso. Y a veces esto pasa en algunas edades

directamente por la prohibición y el control, es decir,

hay un horario para utilizar esto.

Y para utilizar unos determinados canales. YouTube tiene un botón,

que se llama el "modo restringido", que lo hace

apto para niños, para que no se encuentren con contenidos

violentos o que no son adecuados a la edad.

Y eso se puede activar y dejar fijado.

Y tus niños pequeños de casa pueden ver YouTube durante

un tiempo a la semana en el "modo restringido".

O sea, hay formas de controlar el uso de la tecnología

según las edades; y luego, yo creo,

la más importante en el proceso educativo de tus hijos, alumnos,

es ir acompañando hacia un mayor grado de responsabilidad y libertad.

Entonces llegará un momento en el que ya no le pidas el teléfono

antes de irse a dormir a tu hijo.

Pero hasta llegar ahí habrás tenido que acompañarle

viendo algunos vídeos de YouTube que tú nunca verías,

porque te horrorizan. Comentando con él o con ella

las cosas que creéis que están bien o que no están bien.

Mirando detrás de esa realidad que a veces está maquillada,

aunque parece muy auténtica.

Qué es lo que hay detrás verdaderamente,

qué es lo que se busca, qué es lo que se pretende.

Y formando el criterio.

Siempre yendo más allá de las apariencias,

y en realidad forjando un criterio moral de discernimiento

en nuestros jóvenes. Claro, porque es la sensación

que a mí me da. Que esos niños, adolescentes, jovencillos,

están teniendo acceso a unos contenidos para los que...

Desde el punto de vista madurativo me parece que no están preparados.

Pero es que a veces los padres, puede parecer una contradicción,

pero les estamos exponiendo a eso. Entonces, muchas veces, creo,

no se fijan tanto en el contenido, aunque obviamente les está calando

y no siempre es el mejor para su edad; sino que les fascina

lo que tú estabas comentando, el ser famoso.

Se saben al dedillo cuántos seguidores, cuántos miles o millones

de seguidores tiene fulanito, aunque no sepa muy bien

de qué está hablando ese youtuber en concreto.

Se fascinan, se deslumbran, por el hecho de que sean famosos,

pero es que insisto, muchas veces los padres les estamos exponiendo

a ellos a eso. Colgando sus fotos en Internet, en Facebook, Instagram...

Haciéndoles incluso que posen como modelos, que hagan vídeos

para que nos quede más bonito desde el punto de vista estético

lo que estamos publicando.

Qué difícil, ¿eh? Tenemos que saber gestionar esto todos.

Yo ahí siempre tengo muchas dudas, cuando una... Eh...

En una familia se comparte una foto y aparecen tus hijos, bueno,

eso puede entrar dentro de lo normal.

Pero que un canal completo dependa de la imagen de tu hijo,

de tus hijos,

lo veo un grado de exposición muy, muy grande.

Incluso pienso que esos niños en el futuro pueden reclamar

su infancia perdida, porque ha sido expuesta.

No sé qué problemas también legales podrá traer esto en el futuro,

pero sí que recomendaría

una gran prudencia.

Porque son personas

aunque en su infancia dependen de nosotros, pero...

Pero también tienen derecho

a crecer libres de esa exposición en las cámaras.

Es un tema desde luego para darle muchas vueltas, muchas vueltas.

Tú has dado también unas vueltas hace unos meses.

Bueno, vueltas controladas.

Pero te arriesgaste, te subiste con un youtuber

a una avioneta y te lanzaste al vacío.

Controlado todo, pero ¿por qué hiciste esto?

¿Qué necesidad tenías?

Lo tenía en mi lista de deseos el saltar en paracaídas.

Lo que pasa que nunca piensas que lo puedas realizar.

Como sacerdote, yo pensaba: "Esto es un capricho,

no merece la pena ni planteárselo".

Pero llegó la ocasión con este youtuber, yo estoy intentando

una de las categorías de mi canal es dialogar con la cultura youtuber.

Y dialogar con youtubers reales, poder sentarme y charlar y compartir.

Uno de ellos, "Jpelirrojo",

que es con quien salté; es instructor de vuelo en "Madrid Fly",

que es un túnel de viento. Le gusta mucho el paracaidismo.

Y él lleva en el mundo de YouTube mucho tiempo, antes de la explosión

de los youtubers y es rapero. Yo le seguía por el rap.

Luego le he recuperado la pista a través de sus canales.

Y me parece que hay mucha belleza en lo que él hace.

Él vive con su pareja, con su prometida, que es "RoEnLaRed".

Y nos dejan ver por una ventanita algo de esa relación.

Que yo creo que transmite mucha positividad y luz en un YouTube

que está muchas veces lleno de negatividad, de críticas, de salseo.

Yo creo que lo hacen con mucho gusto.

Sin desnudarse excesivamente.

Y mostrando a los jóvenes que hay algunos valores

que son muy positivos, de respeto, fidelidad, paciencia, amor,

sacrificio, entrega...

Y tenía muchas ganas de conocerle. Más que de saltar en paracaídas.

Total que digo: "Este chico salta en paracaídas y es una persona

superinteresante...". Pues le escribí, le eché mucho morro.

Y supermajo, supermajo, me acogió desde el primer momento; me dijo:

"Dani, yo soy antiinstituciones religiosas".

Él es no creyente, al menos lo dice en sus vídeos.

Y le dije que encantado, si es que con quien tengo ganas de hablar

es contigo. No me importa una cosa o la otra.

Conocerte, que podamos charlar.

Creo, además, que después hablamos muchísimo. Quedamos a las 9:15,

saltamos en paracaídas, pero luego hasta las 15:15 estuvimos

de charleta y tomando unas patatas bravas.

Y...

Lo que vi es una persona

con muchos valores en común.

Nosotros, los cristianos, un deseo de justicia...

Y...

Y de solidaridad.

Y una sed de verdad...

Concretada después en formas distintas de como las concretamos

los cristianos. También con una fuerte crítica

a las instituciones religiosas. Él me habló de muchos peros que le ve

a la Iglesia y a otras instituciones.

Y la verdad es que fue un diálogo

superpositivo porque ninguno de los dos partimos

del juicio y la condena, ¿no? Nos estuvimos escuchando.

Él me planteó algunas preguntas que yo podía responder y otras

que no sabía cómo responder; al igual que yo a él también le iba

preguntando, interrogando.

Y yo me fui muy feliz de aquel encuentro, porque conectamos

lo racional y lo emocional.

Bueno, el salto, espectacular. Si no habéis visto el vídeo,

los que estáis viendo el programa, os animo a verlo.

Vamos a ponerlo. Claro. Genial. Y así lo veis.

(Música)

La metáfora del salto es muy bonita. Claro.

Porque la Iglesia también necesitamos saltar un poco.

Y confiar más en...

En que el bien, la belleza, y la verdad,

están repartidas por el mundo.

Y no solo están dentro de nuestra esfera católica.

Que Dios ha repartido talentos por todas partes, y que acercarse

y descubrirlos, y señalarlos,

ayuda a que puedan florecer y que puedan dar buen fruto

también en este mundo.

Pues Dani, Daniel Pajuelo, "SMdani",

yo te agradezco muchísimo este tiempo que nos has dedicado.

Yo creo además que has abierto muchas ventanas también

a la creatividad, el Papa insiste mucho en que seamos creativos.

Pues esa gran creatividad que tienen muchos niños, jóvenes,

bien hecha, bien controlada,

o bien acompañada, más que controlarla yo diría bien acompañada

en los momentos en los que... O en las etapas en las que son

Pues pueden dar para mucho, se pueden hacer muchas cosas buenas;

y por qué no, también en YouTube,

y en tantas otras redes, tantos otros canales, tantas redes sociales

que están ahí y tantas que surgirán. Porque hoy hemos hablado de estas,

pero quién sabe de aquí a unos... Iba a decir años.

A unos meses, incluso, qué más puede surgir.

Daniel Pajuelo, de verdad, muchísimas gracias.

A vosotros. Por habernos acompañado,

y habernos aportado también un poquito de luz en todo esto.

¿Nos despedimos con un rap?

Fenomenal. Claro porque...

Yo te conocí como rapero, luego has surgido en todo lo demás.

Ahí seguimos. Van a salir cositas en el canal. Están pendientes.

¿Sí? Pues venga, vamos a descubrir alguna de ellas.

Muchísimas gracias, Dani.

Y muchas gracias a todos ustedes, amigos, nos encontramos,

si lo desean, la próxima semana. Ya saben, aquí,

en "Últimas preguntas" y porqué no, también en YouTube.

(Música)

Ajá, ajá, ajá.

Yo, yo, veo más que un lince, brillo más que el sol.

Si no nos has oído elígenos como primera opción.

Mi rap es claro, pues sale del corazón.

Escucha nuestras letras, mezclamos fe con razón.

Ayudados por su gracia y sin querer aclamación,

todo lo que hacemos: alabar al creador.

Espera que lleguemos y no pierdas la esperanza.

Escapa de esas rejas, te pagamos la fianza.

-No es sencillo esto de ser cristiano.

Hoy no es honor, ni causa de cobrar ingentes honorarios.

Hoy muchos chillan, critican con fervor.

Repiten las consignas tengan o no razón.

Y si te plantas y denuncias las mentiras,

en nombre de la tolerancia, te coronarán de espinas.

No tengas miedo y recuerda su Pasión.

Bendice a quien maldice y Él transformará tu corazón.

-No buscamos solo rimas, vamos más allá.

Te traemos vida eterna, a tus sacos cual maná.

Si te atreves y lo escuchas algo en ti hoy va a cambiar.

Levántate y sonríe, esto acaba de empezar.

No buscamos solo rimas, vamos más allá.

Te traemos vida eterna, a tus sacos cual maná.

Si te atreves y lo escuchas algo en ti hoy va a cambiar.

Levántate y sonríe, esto acaba de empezar.

Los talentos que me diste los tengo que aprovechar.

Mi misión es darles fuego, no, chaval, no los puedo guardar.

Si supieras cuánto tiempo lleva esto, cuántas horas me he sentado

delante de mi Maestro. He escuchado sus palabras

y plasmar en el papel, voy viviendo el día a día

el pasado ya no va a volver.

Ilusionados como niños sin pensar qué dirán.

El ritmo de las islas, come on, follow us!

-Puerta estrecha, pasa el engreído.

Solo el pobre y el humilde, que no buscan los cumplidos.

No se trata de autorrealización.

Ser cristiano, ser testigo y entregar el corazón.

De su promesa somos herederos.

Tenemos vida plena de la cual somos sus mensajeros.

Deseamos ser la voz que anuncie su Palabra.

Que se importara al mundo su mensaje de esperanza.

-No buscamos solo rimas, vamos más allá.

Te traemos vida eterna a tus sacos cual maná.

Si te atreves y lo escuchas algo en ti hoy va a cambiar.

Levántate y sonríe, esto acaba de empezar.

No buscamos solo rimas, vamos más allá.

Te traemos vida eterna a tus sacos cual maná.

Si te atreves y lo escuchas algo en ti hoy va a cambiar.

Levántate y sonríe, esto acaba de empezar.

(Música)

Qué bonito.

-¿Bonito? Eso se convirtió en su vida.

  • Redes sociales

Últimas preguntas - Redes sociales

17 sep 2017

En el programa de hoy les hablamos de cómo usar las redes sociales con seguridad con el religioso marianista Daniel Pajuelo.

ver más sobre "Últimas preguntas - Redes sociales " ver menos sobre "Últimas preguntas - Redes sociales "

Los últimos 459 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios