Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5169176
Para todos los públicos Últimas preguntas - Mi padre del cielo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

¿Qué tal, amigos?

Muy buenos días, bienvenidos una semana más

a "Últimas preguntas".

Feliz Pascua de Resurrección,

es lo primero que queremos compartir con todos ustedes,

la alegría de la Resurrección.

Y lo vamos a hacer, además, un través de un libro

que yo creo que algo tiene que ver, sin duda, con esto.

Es un libro orientado, fíjense,

iba a decir orientado a los más pequeños,

pero cuando tengan oportunidad de leerlo,

van a ver que es un libro

que a toda la familia le va a hacer darle alguna vuelta

y le va a llegar al interior.

Es un libro que se llama "Mi Padre del cielo"

y que ha escrito Raquel Díez, que hoy está con nosotros.

Buenos días, Raquel.

Buenos días.

Muchas gracias por acompañarnos.

Decía que es un libro que, en principio,

está orientado a los peques de la casa,

pero yo no lo dejaría ahí ni muchísimo menos.

Pues para nada es solamente para los niños,

pues tiene un trasfondo muy trascendental

y creo que puede ayudar a reflexionar a nivel familiar

y puede ser bastante interesante.

Raquel que tiene ya una amplia experiencia como psicopedagoga,

como escritora de libros,

luego hablaremos también de otros trabajos.

Y eres licenciada en publicidad y relaciones públicas

también, Raquel.

Cuéntanos un poco por qué este libro, "Mi Padre del cielo",

donde la espiritualidad infantil,

ya digo que no solamente es para niños,

pero nos vamos a centrar un poquito ahí,

la espiritualidad infantil

está considerada de un modo muy importante.

Sí, porque considero que la espiritualidad infantil,

un más que un aprendizaje en sí, es un proceso madurativo.

Con lo cual, necesitamos tiempo,

necesitamos muchas veces experiencias

que nos acerquen a continuar este proceso

de una forma más trascendental.

¿Y qué tocas en este libro?

¿A qué te has querido acercar?

¿A qué he querido acercarme? Pues es un proyecto muy especial.

Yo diría que es el proyecto más especial que he creado.

Porque más que un proyecto literario,

yo considero que transmite una proyección hacia la vida.

Va más allá de una literatura infantil, de una simple lectura...

Es un proyecto que trasciende,

porque lo que intenta transmitir

es la posibilidad de abrir paso

a conocer la fe.

El libro tiene un texto muy simple y, a través del texto,

lo que pretendo es dar unos mensajes.

Son unos mensajes que conllevan un significado

que se consigue también muy bien a través de las ilustraciones

que tenemos maravillosas de Susana Rosique,

que ha sido una gran compañera de trabajo.

Y la verdad es que ha conseguido transmitir muchas emociones.

Porque a lo largo de las ilustraciones,

podemos sentir,

podemos llegar a emocionarnos.

Cómo el aire nos la cara, cómo la lluvia cae,

cómo podemos superar dificultades...

Son quizás más sentimientos,

emociones y sensaciones que una lectura a nivel comprensivo.

Lo que queremos es transmitir una emoción.

Unas emociones que, además, los niños tienen, yo creo,

una sensibilidad especial para captarlas.

Por ejemplo, hablas de, comienza el libro...

No lo vamos a leer ni muchísimo menos

porque hay que disfrutarlo en casa con los peques,

pero comienza el libro así:

"Mi Padre del cielo es tan grande como un dinosaurio.

Ocupa todo el aire, todo el cielo, todo el universo".

Unas imágenes que son fáciles de captar por los niños.

Y un lenguaje desde el punto de vista de un niño

de cómo sus percepciones no son las mismas que el lenguaje adulto,

evidentemente, pero intentamos transmitir una idea de Dios...

Abrir por lo menos la posibilidad

de que se conozca a Dios como un padre que nos cuida,

un padre que nos quiere, que nos acompaña.

Intentando alejarnos un poco de esa idea de ese Dios castigador,

autoritario, ese Dios incluso temido que, digamos,

la cultura cristiana nos ha transmitido tradicionalmente.

Entonces es un poco transmitir esa figura de ayuda

y es un poco un cambio de concepto al cual

todavía muchas personas tienen en mente.

Además, en el libro se abordan temas

relacionados, por ejemplo, con el perdón,

el sentido del sufrimiento, la alegría, la paz, la ayuda,

la presencia de Dios Padre en nuestra vida...

Son temas profundos, temas que los niños se plantean.

Y son temas que, a veces,

no abordamos con ellos porque pensamos que no es el momento.

Y vaya si es el momento, ¿no?

Más que el momento, yo considero que este libro realmente es,

como yo digo, para vivirlo.

Porque trata de transmitir lo que son los valores.

Pero no solo valores en sí,

sino que abres la posibilidad de conocer la fe.

Conocer la fe es tener confianza.

Entonces, más que valores en sí, yo considero que son sentimientos.

Y esos sentimientos creo que necesitan también de preguntas

y de reflexión.

De ahí a tener un apoyo

en esas orientaciones psicopedagógicas

que cada mensaje, con cada ilustración,

tiene un contenido, un significado.

Y quizá es la clave para que, en familia,

se pueda trabajar y se pueda ver.

Porque el sentido del sufrimiento, el perdón,

estos temas como la superación de dificultades,

que no solo conciernen a un niño, sino a toda una familia.

En cualquier momento.

Pues puedan, digamos,

darle un sentido y algo muy personal,

porque realmente la fe no se aprende ni se enseña en un libro.

La fe se siente o no se siente.

Entonces,

es algo que te ayuda a reflexionar

para que esas preguntas

puedan llegar a preguntarnos por qué.

Por qué la lluvia, por qué el sufrimiento.

Todo tiene una razón de ser, pero evidentemente,

no te lo va a dar un libro, te lo va a dar una reflexión,

una trascendencia, el pensar más allá de los valores.

No solamente el aquí, el ahora.

Hay muchísimos libros de literatura infantil que trabajan valores.

Tenemos muchísimos.

Pero yo quería ir un poquito más allá.

Queríamos trascender.

Todos esos valores que tenemos aquí, terrenales,

y pensar un poquito qué es lo que hay detrás.

En este sentido, te has sentido, valga la redundancia,

te has sentido muy acompañada por la editorial San Pablo.

Es un trabajo que, me consta, han cuidado especialmente.

Han cuidado especialmente y, además,

lo que he podido aprender

es que realmente hay personas

detrás de una editorial con muchísima vocación.

Y muchísimo servicio a la fe, a la vocación

y al sentimiento.

Es una edición magnífica, realmente bonita,

estilo álbum ilustrado que, desde luego, merece la pena...

Iba a decir leer, vivir, experimentar.

¿Cómo hay que acompañar al niño en la lectura de este libro?

¿Cómo aconsejas tú?

Es recomendable que, al principio,

sobre todo, en las primeras edades, se lea en familia.

Y al mismo tiempo que se están mirando las ilustraciones

y se lee el mensaje,

trabajar unas preguntas y reflexiones

que hay en cada página de las orientaciones,

hay una serie de preguntas que, en función de las respuestas,

empiezan a pensar.

El porqué de todo.

Un libro que, decimos, se llama "Mi Padre del cielo",

voy a repetir el título porque luego hay veces que,

con toda la razón,

nos escriben los espectadores y nos dicen:

"Oye, que no me acuerdo del título que habíais dicho".

Pues se llama "Mi Padre del cielo",

un libro que encontramos en la editorial San Pablo.

Pero estás trabajando en más cosas, ¿no?

Sí, estoy trabajando...

Bueno, también estoy sacando ahora otros álbumes ilustrados también.

A mí me gusta sacarlos siempre con una vocación también,

intento transmitir valores y también ahora en concreto,

estoy dedicándome a una narrativa juvenil

en la que también, de alguna manera,

quiero transmitir un mensaje trascendental.

Me gusta mucho que la sociedad en la que vivimos

tenga un recurso

que pueda ayudar a esa reflexión.

Porque considero que es algo vital que necesitamos, los valores.

Y creo que esta sociedad necesita de valores.

Pero para tener valores,

necesitamos preguntas y necesitamos reflexión.

Y todo ello creo que este libro también lo puede aportar,

en el sentido de que, para la adolescencia,

es difícil hoy día,

siempre ha sido difícil la adolescencia,

pero quizá en la sociedad de hoy día todavía se puede complicar.

Y bueno, es también un libro muy fantástico,

pero esa fantasía enmascara, digamos,

una realidad que también conlleva

esa perspectiva trascendental

entre lo bueno y lo malo para nosotros.

Como personas y como humanidad.

Pues nos encantará que vengas a contároslo

cuando esté ese libro ya...

Bueno, todavía está en proceso.

Es un libro en el cual, a mí,

todavía, cuando cojo el bolígrafo,

porque yo escribo en papel...

¿Ah, sí, escribes en papel? Sí, siempre.

A veces se me eriza la piel y eso es bueno.

Cuando se me eriza la piel es que... puede llegar, ¿no?

Que es lo que yo intento transmitir en mis libros.

Y con este también en concreto quería contar,

dar las gracias a la editorial San Pablo

y a Susana por el trabajo que han hecho,

por haber dado la oportunidad de que este libro salga a la luz

y explicar también que, para mí, lo más importante es que llegue,

con que crezca una semillita de fe

en alguna persona del mundo,

para mí ha merecido la pena el proyecto

y todo el trabajo que hemos hecho.

Ahora que es un tiempo también

en el que muchos niños van a hacer su Primera Comunión,

a mí me parece que es un regalo magnífico.

Lo digo así, como sugerencia.

Me parece un regalo magnífico, "Mi Padre del cielo".

Es algo que puede acompañar al resto de la vida

y no solo está dirigido, como hemos dicho, un niño,

sino también a un adulto o incluso cualquier persona,

independientemente de su cultura, o de sus creencias religiosas.

Porque no estamos hablando de la imagen concreta

de una religión

como puede ser la católica,

estamos hablando de reflexionar sobre nuestra vida trascendental

y el porqué.

Pues a mí, al menos,

me ha parecido una lectura magnífica

y por eso hemos querido

que estuviera hoy con nosotros su creadora,

Raquel Díez, que junto con las ilustraciones de Susana Rosique,

han hecho un trabajo magnífico.

Rematado, podríamos decir,

con la espléndida edición de la editorial San Pablo.

Pues Raquel, muchísimas gracias, te dejamos que sigas trabajando

porque tienes muchas cosas en la cabeza.

Gracias a vosotros.

Y estaremos encantados de que nos las cuentes.

Y nosotros nos quedamos con otras historias que,

han coincidido así,

también tienen que ver con la editorial San Pablo,

ya que es la editorial que ha recogido

y apostado por publicar y acompañar a través de los materiales

una propuesta pedagógica muy interesante,

también obviamente relacionada con la transmisión de la fe.

Vamos a conocer un poquito más Godly Play.

Godly Play es un método

de dirección espiritual de los niños

inspirados en principios de la educación Montessori.

Fue desarrollado principalmente en Estados Unidos,

hace más o menos 50 años.

Entonces es un método probado.

Llegó a Inglaterra en los años 90

y a España en el año 2004.

Entonces es un método que pretende ofrecer a los niños un lenguaje

y el arte de usar este lenguaje religioso,

que consiste en historias sagradas, parábolas,

silencio contemplativo y la acción litúrgica,

los gestos litúrgicos.

Y ofrecer a los niños el arte de usar este lenguaje

para que puedan sacar sentido, dar sentido a sus vidas,

sus circunstancias...

Tenemos una parte donde escuchan las historias,

también a través de materiales.

Y luego tienen la posibilidad de responder en voz alta,

de reflexionar sobre estas historias...

Cuando terminó el diluvio,

los habitantes de toda la Tierra

se dividieron

un por las cuatro esquinas.

Y poco a poco se fueron juntando en ciudades.

Como la ciudad de Ur o la ciudad de Harán.

En la ciudad de Ur había una familia

formada por un hombre y una mujer.

El hombre se llamaba Abraham

y su mujer, Saray.

-Igual que en Montessori,

los educadores son más bien guías más que maestros.

No es un método didáctico de inculcar

en los niños una serie de contenidos,

sino ofrecerles un espacio seguro y estimulante

donde pueden explorar el lenguaje de su fe.

Y formular sus propias conclusiones y, en un sentido,

realizar una teología infantil.

En un momento determinado,

Abraham y Saray tuvieron que salir

y emprendieron un largo viaje.

Prepararon sus cosas, sus criados,

sus pertenencias

y comenzaron un largo viaje por el desierto.

(Música)

Es un libro sobre la espiritualidad de los niños,

un tema en el que he estado interesada

e investigando durante más de 20 años.

Y contempla de qué forma la espiritualidad infantil

es más natural e instintiva

de lo que quizá se pensaba en el pasado.

Y eso lleva a plantear

grandes preguntas acerca de cómo podemos alentarla y nutrirla.

Y cómo se relaciona especialmente con la educación religiosa,

con la educación cristiana.

Por el día, caminaban

y por la noche, acampaban.

Muchas personas tienen la visión de que esa parte no está ahí,

de que no es parte de nuestra estructura innata.

Por lo tanto, necesitamos llenarnos de ella o instalarla en el sistema.

Y entonces, tal vez suceda algo.

Algunas personas pueden pensar que no está ahí porque está latente,

como una semilla que aún no está totalmente viva.

Así que solo tenemos que esperar, quizás, entretener a los niños.

Pero creo que esto descuida algo

que la investigación está demostrando.

Que si escuchamos de una manera diferente,

si observamos a los niños de una manera diferente,

quizás con un corazón más generoso y una mente más abierta,

entonces podemos ver y recordar las formas

en que nuestra propia infancia tenía

un aspecto con muchos aspectos espirituales.

De hecho,

he encontrado alrededor de seis aspectos diferentes

y realmente importantes que ayudan

a nutrir la espiritualidad de los niños,

ya que acompañamos a los niños

más que les enseñamos en el sentido tradicional.

Lo primero que es importante, creo,

es la forma en que proporcionamos espacio.

Nuestra espiritualidad, a cualquier edad,

necesita algo de espacio en su alrededor.

Estar abarrotado en un sentido psicológico

o incluso en un sentido físico,

significa que no puedes centrarte

en qué es lo que estás escuchando o pensando.

Simplemente estás abarrotado por las opiniones de otras personas.

Así que esa es una cualidad muy importante, el espacio físico,

pero también el espacio emocional.

Es interesante cómo Godly Play

tiene mucho que ver con proporcionar un buen espacio.

Un espacio en que te sientas seguro.

Y debido a que nuestra espiritualidad implica

arriesgarnos un poco,

estamos siendo un poco vulnerables.

Por lo que debe estar en un espacio

donde me sienta especialmente seguro.

Cuando se acercaron a Harán,

divisaron la ciudad

y se dieron cuenta de que ya estaban cerca.

Abraham solía salir al desierto

y allí miraba a lo lejos.

Y Dios se acercó tanto a Abraham

y Abraham

se acercó tanto a Dios

que supo lo que Dios le pedía.

Gracias a un acuerdo entre la asociación Godly Play

y Escuelas Católicas,

han tenido a bien elegirnos a nosotros

como un centro para la formación de Godly Play en España.

Entonces,

desde el año pasado, hemos creado esta sala

y prácticamente una vez al mes, tenemos cursos de iniciación.

De tal manera que 18 alumnos, que es el número máximo,

están viniendo aquí durante tres días

y tenemos la formación.

La sala ofrece unas posibilidades notables

como podéis observar y aquí encuentran todas las historias.

Sobre todo, el público que nos viene son profesores

y profesoras de colegios.

Especialmente de infantil, pero vamos viendo posibilidades.

Godly Play y Escuelas Católicas ofrecen este curso abierto a todos.

Profesores, pero también catequistas y educadores de la fe.

Principalmente nos vienen profesores

que buscan poder implantarlo en su colegio.

A veces como complemento a las clases de religión,

otras veces como profundización en la fe.

Lo que más me gusta de Godly Play son las parábolas,

porque me ayudan a saber más de Jesús.

Yo me he dedicado a hacer la semilla de mostaza.

Representa que nosotros somos las semillas,

el sembrador, que es Jesús y nos está sembrando

y vamos creciendo en un árbol

y en el árbol somos nosotros

y Jesús quiere sembrar un árbol con nosotros.

-¿Qué es lo que has aprendido de Jesús estos meses?

-Pues que nos quiere siempre.

Aunque hayamos hecho...

por ejemplo, algo mal,

siempre nos sigue queriendo.

Hemos conocido el método gracias

a la asociación Godly Play y nos hemos dado cuenta

de que es una pedagogía ideal

para realizar la conversión pastoral

de la escuela centrada en la palabra.

Ayudar al niño a desarrollar su experiencia de Dios,

su espiritualidad y no tanto el dar información

acerca de Dios

como solemos en las clases de religión o en las catequesis,

sino verdaderamente, ayudar al niño al encuentro con Dios.

Ese encuentro que ya tiene el poder verbalizarlo

con el lenguaje bíblico

de nuestra tradición, los símbolos y los gestos.

Nosotros desde el departamento de pastoral también estamos impulsando

este aprendizaje significativo

y experiencia de nuestros alumnos

que verdaderamente nos atrevamos

a ofrecer esta gran riqueza de nuestra religión,

esta gran riqueza del cristianismo,

que es la palabra y la experiencia

de un Dios que se hace cercano.

Un Dios que es relación.

-Y ahora ya este es el momento de la fiesta, buen provecho.

Y que Dios nos bendiga en el nombre del Padre,

del Hijo, del Espíritu Santo, amén.

Pues muchas gracias, chicos.

¿Les parece que ahora nos vayamos al cine?

Nos acompaña Lucía González Barandiarán.

Joey y Rory son un matrimonio de cantantes

de música country que deciden cumplir su sueño y lo logran.

Tuvieron su propio show en televisión,

tuvieron una gira de conciertos con gran éxito

y les sucede algo inesperado,

porque está película es un documental

sobre su vida grabaron ellos mismos.

Ya con una cierta edad más cercana a los 40-50,

se quedan embarazados de su primer hijo,

y ante esta circunstancia,

deciden parar con su carrera profesional

y tomarse un año sabático.

Como buenos padres primerizos,

deciden grabar absolutamente todo

de la llegada del bebé con una única premisa

que decidieron es el principio:

"Lo que empecemos a grabar, nunca pararemos".

Ante esto, ellos comienzan, de hecho,

a grabar su historia diciendo:

"Sabíamos que Dios nos daría una gran historia y realmente lo hizo".

-Decidí comenzar a grabar nuestra vida

casi todos los días con una cámara.

-¿Cómo me veo? -Guapa.

-Algo me decía que necesitaríamos recordar estos momentos.

-Oh cielos, mi bebé.

-Estoy enamorada de ella.

-Nuestro pequeño mundo parecía perfecto.

Pero entonces, a las 12 semanas,

el médico dijo que había una complicación

y tenemos que llevarla de inmediato al hospital.

-"La canción de nuestra vida" os va a sorprender,

igual que ya lo hizo en Estados Unidos,

y os va a entusiasmar y motivar hacia lo bueno, eso desde luego.

Bien, pues así nos despedimos,

será si Dios quiere hasta la próxima semana

cuando nos encontramos de nuevo aquí, en "Últimas preguntas".

En la dos de TVE o también a través del Canal Internacional

o de las redes sociales, donde ustedes deseen,

aquí nos encontramos.

Que tengan una semana estupenda y hasta el próximo domingo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mi padre del cielo

Últimas preguntas - Mi padre del cielo

28 abr 2019

Este domingo hablamos de espiritualidad infantil con Raquel Díez, autora de "Mi padre del cielo"; un precioso libro ilustrado editado por San Pablo con el que iniciar a los más pequeños en la búsqueda de Dios. Además te presentamos "Godly play", una forma diferente de enfocar la clase de religión y la dirección espiritual infantil. Y para terminar, de la mano de Bosco Films, vamos al cine a ver "La Canción de nuestra vida".

ver más sobre "Últimas preguntas - Mi padre del cielo" ver menos sobre "Últimas preguntas - Mi padre del cielo"

Los últimos 535 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios