Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4803878
Para todos los públicos Últimas preguntas - Nieves González Rico - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, amigos, muy buenos días.

Bienvenidos a "Últimas preguntas".

Hoy está con nosotros, paso a presentarles inmediatamente,

Nieves González Rico,

que es directora del Instituto Desarrollo y Persona,

porque vamos a hablar de eso,

del desarrollo integral de la persona

en facetas tan importantes,

tan bellas, como pueden ser el amor y la sexualidad, y la afectividad.

Todas ellas unidas.

Nieves González Rico, bienvenida, buenos días.

Hola, buenos días.

Muchas gracias por estar con nosotros.

Hemos dicho que eres directora académica

del Instituto Desarrollo y Persona.

Por enmarcar un poco el tema, cuéntanos qué es este instituto.

Pues este instituto está ubicado dentro

de la universidad Francisco de Vitoria de Madrid.

Comenzaron su trabajo como fundación Desarrollo y Persona

hace 20 años de Valladolid.

Ni más ni menos.

Fíjate, yo sigo residiendo allí.

Pero empezó a crecer, o sea,

empezó como algo nacido de la vocación familiar,

como de llegar a otros,

acompañar a otros matrimonios, jóvenes, amigos, docentes,

sobre este gran valor que es que el ser humano pueda conocerse,

quererse, pueda darse valor,

pueda relacionarse con los demás de una forma verdadera, profunda.

Se nos fueron vinculando amigos, la labor fue creciendo,

se empezó a generar una actividad grande,

y tuvimos un encuentro con la universidad,

que ha abrazado nuestra labor dándole el apoyo

que significa tener detrás una universidad.

Entonces, es un instituto que tiene un ámbito educativo,

con el programa Aprendamos a amar.

Este año hemos llegado 20.000 personas, o sea que...

Verdaderamente, das gracias de ver la tarea.

Y luego, un ámbito asistencial.

Tenemos un centro de atención familiar...

Es un centro clínico, también dentro de la propia universidad.

Cuando las personas o las familias,

porque al final familia somos todos, o eres hijo,

no eres hermano, o eres madre, ¿no?

Encuentran un área donde se enfrentan a una situación

que le supera, de sufrimiento, o bueno, de dificultad personal,

pues se les ofrece una posibilidad

de acompañarles desde el ámbito clínico,

para que tengan recursos, y puedan superar las...

Las crisis nos hacen crecer, aunque nos cueste,

porque nos ven en los huesos.

Y por eso también entiendo que es esta realidad

que ha llegado ya a más de 20.000 personas,

ahora nos cuentas a través de qué circuitos y de qué caminos,

esta realidad que se llama Aprendamos a amar.

La más reciente tiene que ver

con la educación afectivo-sexual para niños de 5 a 10 años,

pero sí que abarcáis todas las etapas, ¿no?

Sí, fíjate, comenzamos con 11-14,

luego subimos a 15-18 en las publicaciones.

Tendríamos que haber empezado por esta, cinco...

Bueno, el orden al final...

Fíjate,

a veces los padres equivocadamente les entra como la urgencia

cuando los hijos afrontan la pubertad

y la adolescencia, es cuando dicen: "ahora nuestros niños...".

Y bueno, quizá por eso,

porque teníamos como más experiencia en aula en esas edades,

y sobre todo, por el reclamo de la urgencia,

comenzamos a elaborar materiales didácticos

para lo que nosotros llamamos formadores, que son los padres,

en primer lugar, porque somos los que les conocemos por su nombre,

sabemos...

En clase tienes 20, tienes 30, cada uno de su padre y de su madre.

En casa, bueno,

fíjate si no vamos a saber sus fortalezas y sus limitaciones.

Pero la base de lo que vas a acompañar al llegar

a la adolescencia se ha ido gestando en la primera infancia,

se ha ido gestando antes.

Ese diálogo, por ejemplo,

esa naturalidad a la hora de ponernos delante de ellos,

ese poderles dar una explicación, una hipótesis ante la realidad,

ante tanta información que están recibiendo

desde que son pequeñísimos, ¿no?

Antes, muchas veces incluso de lo que nos podamos imaginar.

Bueno, seguro.

Yo, mira, cuando entraba en clase...

Nosotros siempre recogemos antes de entrar en una clase

las preguntas de los niños, un cuestionario anónimo.

Entonces corriges las preguntas antes de verles las caras.

Cuando yo entraba en clase y decía:

"estas son las preguntas y esas son las caras,

¿estas preguntas son de estos niños?

Aquí hay algo como que no encaja".

Y claro, yo pensaba: "mis niños...".

Ya son mayores, voy a ser abuela.

"Mis niños tendrán las minas preguntas",

porque tú miras a los tuyos y también dices:

"¿dónde están los nuestros?".

Pero aprendes que el hecho de que no pregunten,

no significa que no se estén preguntando.

Y entonces ahí es dónde hay que aprender a salir al paso.

Lo que pasa es que suelen ser cuestiones...

Bueno, te habrás encontrado con familias,

y casi tantas formas de abordar este tema como familias existen,

más o menos.

Pero sí que pueden darse situaciones tan extremas

como ponernos nerviosos

ante una pregunta relacionada con estos temas,

relativos a la sexualidad, no digo la afectividad,

me quedo solo con el concepto sexualidad ahora.

Ponernos nerviosos, no saber...

Tratar de eludir la respuesta a un exceso de información

o adelantada en el tiempo, o somos coleguitas y esto vamos a la vez.

Dentro de ese abanico,

hay muchísimas reacciones por parte de las familias, de los padres.

Sí, y muchas reacciones son prácticamente

lo que llamaríamos casi automáticas,

salimos al paso automáticamente.

No son, no brotan de haberte puesto a mirar,

de todo se aprende.

Todos nos formamos cuando tenemos la oportunidad a lo mejor

de reflexionar sobre estas cosas.

Los hijos siempre te van a sorprender y por tanto tú

vas a hacer lo que puedas en el momento que suceda,

pero no es igual cuando has tenido espacios

donde poder entrar en los temas de sexualidad, personalmente,

porque nosotros le damos aquello que somos,

por eso como dices,

cada familia, cada padre,

cada madre, es único e irrepetible y la relación

que establece con sus hijos, también.

Pero mira, nosotros los cursos que hacemos,

el curso base de monitores

que es para educadores se nos llenan muchas veces de padres

y madres.

Lo buscan para sus propios hijos.

Lo primero que sorprende es el bien que es para ellos personalmente,

tú vas buscando recursos para acompañar a tus hijos

y te das cuenta que todo nace de ti.

Que se tienes una relación, todo nace de esta relación, porque,

claro, entonces el primer camino es personal y luego a partir de ahí,

hombre, también aprendes muchísimas cosas,

básicas de saber recoger la pregunta,

saber reformular para entender bien qué te está preguntando niño.

Claro.

De saber aportarle algo positivo aunque te parezca que dices:

"Pero, ¿de esto de dónde sale?",

Que no sea una censura, que aparezca una positividad.

Eso es importante.

Esto es importantísimo porque si no,

si aparece una censura inicial a veces

es fruto de nuestra biografía personal, no estamos acostumbrados.

Lo perciben "yo de esto a mamá o a papá no le puedo preguntar,

se ha asustado,

ha pensado que estoy viviendo yo que sé",

cuando a lo mejor lo ha escuchado en un patio,

en un transporte escolar, puede venir de muchos lugares.

Pero esto ya te digo, hace falta espacios de contemplar los temas.

Y contemplar desde la belleza.

A ver, eso me encanta porque a veces no unimos estos términos.

No unimos y es esencial, a mí me da como tristeza cuando dicen:

"¿Pero hay que hablar con los niños tan pequeños de estas cosas?".

Como si tú fueras a quitar la inocencia los niños.

Decía el monseñor Bonilla en la presentación

que tuvimos aquí en Madrid, en la edición de infancia, decía:

"No, hay que custodiar".

Y es verdad, hay que custodiar la inocencia.

No chuparnos el dedo, que no es lo mismo,

no es lo mismo chuparse el dedo,

que la inocencia en el sentido bello de la palabra

que es mirar es con confianza la realidad, no recelar de ellos.

Pero educar la sexualidad,

la sexualidad no es un riesgo ni es un peligro.

Hay conductas de riesgo, y por tanto,

hay consecuencias negativas para la persona tanto de salud

como vitales por relacionarse inadecuadamente

con esta dimensión suya,

pero la sexualidad es un regalo,

la vida la hemos recibido a través del cuerpo

y el cuerpo nos permite amar.

Eso es la sexualidad.

Es una dimensión personal.

Entonces, que los niños aprendan que la vida es un regalo,

que el cuerpo es un tesoro, que su cuerpo es un tesoro,

que los tesoros les protestemos, no se trata de ser mojigatos,

pero los tesoros les protegemos.

Por tanto,

sanamente que aprendan a custodiar algo valioso que es la intimidad.

No solo corporal, el pensamiento, sentimientos,

el hecho de que hay una llamada en su cuerpo,

su cuerpo les habla de posibilidades.

Está bien hecho, está bien hecho,

pero tienen que aprender a conocerlas.

Preguntas que te hacen de todo tipo

que los padres se mueren de la risa.

Os encontraréis de todo, claro.

Es que si yo no tengo esto será que me va a salir

o que al otro se le va a caer, o sea...

Son hipótesis ante una realidad diversa.

De dónde viene el niño, por dónde sale, cómo entra.

Todo esto es una oportunidad preciosa

para transmitir algo hermoso,

somos capaces de amar a través de nuestro cuerpo.

Y que además el cuerpo nos regala la posibilidad de vivir,

que verdaderamente estar hoy grabando es un regalazo,

estamos vivas las dos y sanas.

Es verdad.

La posibilidad también de hacer vivir a otros.

La posibilidad de hacer vivir a otros, no solo biológicamente,

que también, la maternidad y paternidad

aparecen como horizonte,

pero el cuerpo simbólicamente es mucho más profundo.

Porque la fecundidad es mucho más que algo biológico solo.

Nieves, ¿qué van a encontrar los profesores, los padres,

las familias,

cualquier persona que tenga una influencia en los más pequeños

y tenga que abordar y quiera abordar con ellos estos temas,

qué vamos a encontrar en este proyecto?

Como ya hemos visto es para todas las edades,

adaptado a todas las edades.

¿Cómo está estructurado, cómo lo habéis planteado?

Pues mira, las publicaciones están dentro de la editorial Cepe,

entonces todas en función de las edades

tienen unas unidades didácticas donde están como los contenidos,

que yo interiorizo y te deseo poner a ti delante,

pero el gran valor de Aprendamos a amar

es que esas unidades didácticas están trasladadas a actividades,

tiene sus actividades, por ejemplo la vida es un regalo,

mi cuerpo son tesoro, somos niños y niñas, quiero que me quieran,

la familia, la amistad, voy a ser un héroe,

porque el héroe es el que ama.

Tiene actividades con fichas para ir trabajando

pues en función del curso en el que estás,

incluso una programación hecha de forma que si yo estoy

con seis años tengo

una propuesta de actividades para trabajar.

Luego con los mayores tenemos incluso recursos

donde tienes los montajes.

Está pensado para que otros que no sean profesionales

como nosotros de hacer efectivos sexual,

apoyados en los materiales, puedan realizarlo.

Hay actividades antropológicas, es decir,

se pueden dar en cualquier ámbito, hay actividades pastorales,

que hacen un anuncio explícito de la antropología cristiana.

Es decir,

por qué nosotros sabemos que podemos amar porque somos amados.

Somos amados desde que alguien nos pensó.

Entonces también es una forma de nueva evangelización,

hay actividades propiamente pastorales.

Y el proyecto además ofrece formación para estos educadores,

es decir, hay cursos de profesorado,

claustros enteros que se forman,

hay formación para sacerdotes y catequistas,

y formación para padres y madres de familia

que hacen a veces los cursos con sus niños.

Qué bien.

En San Sebastián, qué bonito este año.

Hemos hecho un curso de 30 horas,

donde acudían los padres y simultáneamente 30 horas hacían

Aprendamos a amar "chiqui".

Entonces los monitores hacían el helado del amor por los niños,

es decir, tenían a actividades adaptadas.

Luego se comía allí juntos.

Nos decían los padres que los hijos decían

que cuándo iban al curso.

Eso indica que nosotros también.

Imagínate lo que esto te facilita cuando tú llevas a tu casa,

que a su vez ellos han estado escuchando

sobre esto que tú también has estado escuchando.

Las oportunidades de conversación,

de encuentro que se produce.

Y luego en los colegios también es precioso.

Cuántos años les dejamos en el cole, es que empiezan...

Yo que estudie en la universidad dices:

"Todas las bases nos las han hecho los centros educativos".

Entonces, también dices: "Madre mía, estás ahí,

primero tantas congregaciones,

tantas son realidades diversas ves

cómo la riqueza del mundo educativo,

cada uno desde su carisma pero todos...

Cuánto esfuerzo,

porque claro habilitan horas, hacen fotocopias,

invierten económicamente.

Para que estos centros que están implantando estos proyectos,

esos hijos que los padres encomiendan,

puedan percibir esto de más.

Claro, y todos estos centros, estas familias,

Nieves, que ahora pueden estar viendo el programa,

pueden estar escuchando todo esto que estamos contando,

¿cómo pueden acercarse a vosotros, al Instituto?

¿Vosotros os movéis por toda la geografía española,

tenéis delegaciones, cómo es esto?

Tenemos profesores en toda la geografía española, es decir,

nuestras 20.000 personas no han sido solo en Madrid,

tenemos profesores.

Hay equipo en Barcelona, en Cantabria,

en diversas ciudades de Castilla y León,

Valencia,

tenemos un centro acreditado Aprendamos a amar en México.

De hecho, hemos impartido en varios países,

Paraguay, Perú.

En Costa Rica, en muchos países.

Las personas interesadas pueden buscarnos a través de nuestra web,

en las redes sociales, estamos en nuestro correo electrónico,

en secretaría, dip@fv.es,

pero vamos, si ponen:

"Instituto Desarrollo y Persona",

seguro que llegan hasta nosotros.

Toda la información.

En estos encuentros con las familias, adolescentes,

con los niños ahora que estáis ampliando el rango de edad,

¿Os encontraréis de todo, no?

Es precioso.

Cuando cierra el curso, cuántas anécdotas.

Algunos te los llevarías a tu casa.

Porque es que...

Me dice una: "Profe, tengo un problema".

"Es que en clase hay dos chicas iguales y a mi solo me gusta una".

Y dices, es verdad que hay unas gemelas univetilinas en la clase.

Tú llegas a una clase, te fijas en esto.

El chaval no se explicaba cómo puede ser

si físicamente eran idénticas, estaba coladito solo por una,

fíjate.

Al final nos atrae la persona.

Claro.

El que te viene llorando porque ha empezado salir con alguien

y le han dejado porque besa mal.

Que dices:

"Hijo, pues si quiere un master en besos,

es verdad que igual no eras la persona".

Pero qué bonito de decirle:

"Mira, qué suerte si verdaderamente hubiese depositado en ti la mirada,

qué suerte aprender a besar contigo".

Pero fíjate,

esto que lo lees desde la mirada adulta de decir: "No pasa nada".

Pero claro, para el que enfrenta esta situación, le supone...

Porque estaba coladito.

Tantas chicas que yo veo, pero bueno, dónde vamos.

Que si no cedes a ciertas cosas, te dejo.

Ciertas cosas, que dices:

"Bueno, la pornografía no sabes lo que influye".

¿Eso se nota?

Pero muchísimo.

Parece que dices: "Mi hijo no, imposible ahí no se ha acercado,

no ha tenido ese contacto".

Bueno, la edad de contacto son los 11 años en España.

Es tremendo, con 11 años. 11 años.

Entonces, claro, quiero decirte, te dauna imagen distorsionada,

manipulada.

Utilitarista, reducida, de la persona y de la sexualidad,

pero luego esto se refleja cuando empiezan a salir en demandas.

Como otras lo están haciendo, dices: "Bueno, bonita,

vamos a ver, ¿tú qué deseas?

¿Qué es lo que se mueve dentro de ti

para que te plantees esta cuestión?

¿Qué quieres vivir?

¿Qué pasa si alguien te deja?".

Porque al final, dices: "No, pues ponte de felpudito".

¿Eso también se nota mucho?

¿Estáis detectando esa necesidad de ser amados?,

que todos tenemos, pero cuando la necesidad es patológica,

podemos llegar a unas situaciones complicadas.

Bueno, mira,

creo que falta mucha ternura en las relaciones

de nuestro día a día.

Entonces,

ves a muchos niños y adolescentes con falta profunda de ternura.

Entonces, lo que hablamos, relaciones SOS...

Relaciones SOS...

Mira, te voy a decir una.

Hablando del "sexamigo", mira, por lo menos parece verdad.

Pero claro, dices: "¿Qué es la amistad?".

Hay que ver qué es la amistad, ¿no? Y hay que ver qué es el sexo.

Y hay que ver si casamos las cosas.

Pero por eso, qué importante es trabajar, o sea,

no trabajar lejos de las familias, sino junto a las familias,

porque al final dices:

"Todo nace del afecto,

se va a reflejar en decisiones y acciones corporales, sexuales".

Pero aquí quien mueve es el corazón,

que tiene que integrar los afectos, iluminar con la inteligencia,

ayudar desde la voluntad...

Y si vas viendo, se modifica, el deseo claro,

por todo lo que les rodea,

y luego el acceso tan sencillo a través de sus móviles.

Desde muy pequeños tienen un acceso permanente.

Si esto, que no es un problema,

pero que como todo recurso tiene que ser educado...

Y luego hay edades, que evidentemente,

tienen que enseñar a manejar,

y tienen los padres que ejercer un orden y un control, como en todo.

Claro.

Es fundamental que se aborde,

que se hable con naturalidad de estos temas.

Con naturalidad, pero con formación.

Porque una cosa es la naturalidad, pero otra cosa es decir:

"Vamos hablar con naturalidad,

pero sabiendo qué estamos diciendo y qué estamos viviendo",

como tú antes decías.

Y para eso tenemos, por ejemplo, este proyecto, Aprendamos a amar.

Directora de este proyecto,

Nieves González Rico,

directora académica del Instituto Desarrollo y Persona,

que hoy ha estado con nosotros, y de verdad,

te agradecemos enormemente

que nos hayas acercado estas cuestiones tan del día a día.

Muchísimas gracias al programa por esta posibilidad

que nos brindáis.

Y nosotros nos quedamos ahora

con otras cuestiones también interesantes.

"La próxima semana se clausura el sínodo de los obispos,

que se está celebrando en Roma

desde el pasado día tres con el lema:

"Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

Vamos a conocer qué significa este sínodo

y qué esperan los jóvenes de él."

(Música)

Lo que pretende es una finalidad muy ambiciosa,

es la capacidad que debemos tener

para acompañar a todos los jóvenes,

a todos, sin excepción,

para el descubrimiento de la alegría del amor.

Bueno, eso es un reto,

porque acompañar supone un cambio

de paradigma en nuestra tarea evangelizadora.

A todos los jóvenes,

hace que el horizonte se amplísimo a la hora de hacer las cosas

que tenemos que hacer.

Habitualmente trabajamos centrados en los jóvenes

que están en el ámbito de nuestras parroquias

o en el de nuestros movimientos, que tienen una cerca cercanía.

Claro, el horizonte se abre muchísimo.

Es verdad que es difícil, pero hay que encontrar caminos.

Y por eso decía antes y hacía mención

a la presencia del espíritu,

confiamos en esa acción para dar pasos nuevos, para ser creativos,

para encontrar espacios donde poder ser significativos

para los jóvenes.

Al final, anunciamos el mensaje del amor de Dios,

anunciamos la propuesta de Jesucristo.

Anunciamos a Jesucristo, que puede dar sentido a la vida,

sabiendo que para muchos jóvenes la Iglesia ya no es un lugar

donde van a buscar el sentido de su vida, que antes era así.

Teníamos esa baza a jugar.

Hay gente que lo hace, pero otra ya no nos busca para eso.

Con lo cual, los retos se va incrementando,

vamos teniendo problemas, circunstancias, pero bueno,

vamos a ver si somos capaces de respuesta.

En eso confiamos,

y ojalá los frutos del sínodo nos lleven por ese camino.

En el momento en el que está viviendo la Iglesia,

la Iglesia está muy convencida

de que ya sirve de poco una pastora juvenil para los jóvenes,

enfocada a qué podemos hacer por los jóvenes.

Es una cosa muy buena, magnifica.

Sino que está convencida

de que lo que se tiene que preguntar

es qué podemos hacer con los jóvenes,

por los jóvenes, es decir,

hay algo hoy y en las nuevas generaciones

que son las ganas de implicarse, de participar,

lo que se dice el protagonismo juvenil

que lo vemos en la sociedad, y en la Iglesia también.

Es decir,

no podemos hacer oídos sordos a esta llamada a la implicación,

a la participación, al protagonismo juvenil,

a tomar voz dentro de la Iglesia.

Las expectativas que tenemos y que tengo yo,

al final es seguir creciendo en comunión como Iglesia que somos.

Y seguir intentando que los jóvenes,

al igual que todos los demás, pero especialmente los jóvenes,

se encuentren con el Señor.

Yo soy muy feliz por haberme encontrado con Jesucristo.

Y cómo acercarnos a más gente.

Yo creo que es una posibilidad enorme

la que tenemos de llegar a muchos más.

A la luz de este sínodo,

lo que esperamos

en Pastoral Juvenil es que evolucione todo siempre.

Desde todos los tiempos, la Iglesia ha ido evolucionando.

No es lo mismo la Iglesia de hoy que la Iglesia de hace 50 años.

Con todo el trabajo que se ha hecho,

con los cuestionarios online, el pre-sínodo, todo este trabajo,

supongo que es la iniciativa de escuchar a los jóvenes.

Y ya simplemente esta iniciativa nos parece fantástica.

Y luego, es escuchar.

Muchas veces se ha tenido la intención de:

"Bueno, yo te tengo que enseñar a ti lo que tú quieres saber".

Y esta vez, parece que se está haciendo al revés,

parece muy acertado.

¿Qué quiere el joven?, ¿qué dice el joven?,

¿qué necesita el joven?

Uno de los pilares fundamentales del sínodo,

y que deja ya reflejado el instrumento,

y que estamos trabajando, es el discernimiento.

No solamente como un método, sino como un estilo de vida.

Y un discernimiento que no solamente

es para decidir mi estado de vida,

voy a ser monja, voy a ser religioso, sacerdote,

sino que es para descubrir en el horizonte del seguimiento

al que estamos llamado cualquier bautizado,

qué es lo que Dios quiere de mí.

El tema concreto de la vocación,

ellos hablaban de que quiere ser acompañados en este proceso

de discernimiento vocacional a responder

a lo que Dios le llame , en el sentido, como dices, integral, total

de lo que significa la vocación.

Es verdad que es una demanda no de ahora, es de siempre.

Y la Pastoral Juvenil tiene dos objetivos fundamentales.

Uno es provocar el encuentro

personal del joven con Cristo y ayudarle

a que se inserte en una comunidad, se forme, y por lo tanto,

se sienta corresponsable,

y el otro objetivo fundamental es acompañar al joven en su etapa

de discernimiento vocacional,

sea la vida de compromiso laical,

sea a la vida matrimonial y familiar, al sacerdocio,

a la vida consagrada... En todos los aspectos.

Son los dos objetivos fundamentales, por lo tanto,

creo que es uno de los temas que el sínodo

estará tratando con mucho detenimiento,

porque es uno de los objetivos fundamentales

y en el momento que estamos actual además,

y en el momento que estamos actual además,

es fundamental hacer una pastoral juvenil

donde haya una pastoral de acompañamiento.

Nosotros nos despedimos,

será si Dios quiere hasta la próxima semana,

cuando nos encontremos de nuevo aquí en "Últimas preguntas".

Como siempre, ha sido un gusto compartir este rato con ustedes.

Ya saben, a través de la web y de las redes sociales,

y por supuesto, de la televisión, seguimos en contacto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Nieves González Rico

Últimas preguntas - Nieves González Rico

21 oct 2018

Esta semana nos acompaña Nieves González Rico, directora de la Fundación "Desarrollo y persona" para hablarnos de la importancia de la educación sexual inseparable de la afectividad. También hablaremos con Mons. Escribano, que está participando en el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes.

ver más sobre "Últimas preguntas - Nieves González Rico" ver menos sobre "Últimas preguntas - Nieves González Rico"

Los últimos 516 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Belen

    El proyecto es genial, a mí me llegó tarde pero desde ese momento vivo mi matrimonio y mi familia con una brisa nueva! Dando gracias a Dios!

    05 ene 2019
  2. Belén Hernández

    Gracias por vuestra labor. Y por dar la posibilidad que nosotros no tuvimos. Mis más sinceras felicitaciones a vuestro proyecto. Fuerte abrazo. Belén Hernández. Una gran admiradora de Nieves Gon¿ález Rico

    22 oct 2018