Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4556097
Para todos los públicos Últimas preguntas - Instituto San Bonifacio - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, amigos. ¿Qué tal? Buenos días,

bienvenidos una semana más a "Últimas preguntas".

Vamos a abordar un tema,

de verdad que yo tenía muchas ganas de conocer.

Hemos hablado en el programa en distintas ocasiones,

especialmente las mujeres y los niños víctimas de malos tratos,

pero no solamente, no solamente.

Hoy vamos a ampliar el tema un poquito más, y sobre todo,

vamos a ver las medidas que en este caso la Iglesia

pone para favorecer la vida de estas personas.

Una de esas situaciones, o una de esas...

Un instituto, en este caso, un instituto religioso,

que acompaña a mujeres que están en una situación desfavorecida,

no solamente por cuestión de malos tratos, sino por otras situaciones,

es el Instituto San Bonifacio, un instituto que en nuestro país

están en Talavera de la Reina,

y está con nosotros la delegada del instituto en España,

en Talavera de la Reina en concreto.

Ella es Águeda Gil. Buenos días. Buenos días.

Es un gusto que esté con nosotros,

porque ustedes están haciendo una labor, un trabajo, bien importante,

y a mí me gustaría conocerlo.

En primer lugar me gustaría, por situarnos un poco, Águeda,

cuéntenos qué es el instituto, quiénes son ustedes,

las miembros del Instituto San Bonifacio.

Nosotros somos un instituto de mujeres laicas consagradas

que en un momento de nuestra vida hemos optado

por no adquirir compromisos,

para dedicarnos por completo a...

a ayudar, a acompañar a las personas que necesitan este acompañamiento.

Fuimos fundadas... Tiene el origen alemán,

fuimos fundadas por un benedictino,

alemán, nuestro lema es "Oración y trabajo,

tratamos de llevar a los hombres a Dios y Dios a los hombres",

es nuestro lema, y compaginamos el día entre momentos de oración

y muchos momentos de trabajo.

En Talavera de la Reina iniciamos ya desde hace muchos años,

1966, más o menos, con lo que entonces era la Casa de la Iglesia,

que era una casa para ejercicios.

Luego ya se pasó a ser casa de ejercicios,

ahí fueron un par de años,

y luego, al haber dos en la diócesis,

se vio qué se podía hacer,

y se pensó en un centro para discapacitados,

que no había por esa región.

Y nosotras, con muy pocos recursos,

iniciamos, fundamos, con un grupo de padres,

lo que es hoy la Fundación Madre de la Esperanza,

que entonces era el Centro Diocesano de Educación Especial

Madre de la Esperanza.

Allí estuvimos 30 años,

después, por personal,

la compañera se jubiló, yo me fui a Guatemala,

y dejamos el centro de educación especial,

y seguimos con una tarea, primero para estudiantes residentes,

en Casa Santa Lioba, y luego,

donde está ahora todo nuestro centro, nuestro trabajo,

es una casa de acogida para mujeres.

Antes para mujeres inmigrantes,

hoy día es para mujeres inmigrantes, pero también españolas.

¿Cuál es el perfil de las mujeres que llegan a la casa?

Sola, o embarazadas,

o con niños, sin recursos, sin redes familiares, sociales...

Prácticamente estando en la calle, y en situaciones de vulnerabilidad.

¿Sobre todo por malos tratos muchas de ellas, o...?

Aunque no es propiamente una casa de mujeres maltratadas,

hay que decir que entre el 80-85 % de las que llegan,

han sufrido maltrato, físico o psicológico, o los dos.

¿Cómo llegan a la casa? ¿Qué buscan cuando...?

Ellas, no sé si algunas por su cuenta,

muchas, desde luego, derivadas por los Servicios Sociales

de la Comunidad de Castilla-La Mancha.

¿Qué buscan en la casa, qué necesitan?

Solas pueden llegar, pero luego las remitimos a Servicios Sociales,

el ingreso en la casa tiene que ser a través de Servicios Sociales.

Lo que buscan es solucionar su situación,

buscan un techo, unas personas que escuchen su situación,

y que le ayuden a salir de ella, es lo que buscan.

Luego, según ya si viven en la casa, ya vamos viendo, claro,

el perfil, porque cada una, a lo mejor son necesidades muy diferentes.

¿Qué se encuentran en la casa? ¿Cuál es la labor que se realiza?

Se encuentran, lo primero, un techo, comida,

unas personas que conviven con ellas.

Ellas viven en la segunda planta, los miembros del instituto

viven entre la primera y la cuarta,

quiere decir que están entre nosotras,

nos tienen las 24 del día,

y eso para ellas es mucha seguridad.

Pero va mucho más allá, ¿no? Mucho.

Me imagino que la atención psicológica,

la reconstrucción de sus vidas,

cada una con la situación a la que hayan llegado,

eso es fundamental, ¿no? La soledad, que usted nos decía,

o lo que nos ha dicho, llegan solas.

Ahí está el acento.

Yo creo que no es tan difícil darles alimento,

darles medicinas para sus hijos... Esto es muy importante,

por supuesto, lo difícil es tratar de empoderarte

con la situación que cada una vive.

Y tratar de comprender, porque tal vez para nuestra mentalidad,

como que casi se sale fuera de nuestra comprensión,

cómo es posible que tanto sufrimiento, tanto maltrato,

que haya llegado a esta situación nos parece casi imposible,

y hay que escucharlas.

Primero están no muy receptivas, tampoco muy abiertas,

porque han sufrido ya muchos interrogatorios, y pocas soluciones.

Entonces, vienen primero como sin deseos de hablar,

sino que le resuelvan su situación que están viviendo en el momento.

A medida que crece la confianza,

es lo que ofrecemos, un ambiente de confianza, de familia,

donde es una más.

Convivimos, ya digo, muy estrechamente juntas,

y en la medida que van descubriendo eso, se van abriendo,

y van contando más, y más y más.

Hasta tal extremo, que tenemos,

y tal vez es un poco mi función también,

sobre todo de acompañar al equipo, que lo formamos cuatro,

de ayudar, porque a veces es tan duro,

las mismas técnicos se ven un poco afectadas

por tanto sufrimiento y tanto dolor que han pasado las mujeres.

Claro.

Es tratada cada una como persona, no son las mismas normas,

las mismas reglas para todas, sino que según las necesidades,

según el perfil de cada persona, esa es la ayuda que se le da.

Hemos tenido ocasión de visitar la casa, la Casa Santa Lioba,

yo le agradezco que nos hayan abierto las puertas al programa,

les invitamos a conocer un poquito más la casa,

y sobre todo a las mujeres que allí viven.

(Música)

Primero como residencia universitaria,

y después como hogar de acogida, Casa Santa Lioba

nació hace más de 25 años para dar respuesta

a las situaciones de vulnerabilidad

que muchas mujeres viven a día de hoy.

Cerca de 300 han encontrado en Águeda y su equipo

un refugio y una familia.

Aquí Santa Lioba fue una segunda madre para mí,

una segunda familia para mí,

allí me sentí, vamos, como si fuera mi casa.

-He venido aquí para ayuda, que yo...

Mi novio no está bien,

y...

y aquí soy muy feliz, soy bien, me siento libre,

he podido sacar adelante a mi hija.

-Sola, con los niños,

se pasa muy mal.

Porque yo estuve en Marruecos con él, yo lo digo,

y a lo primero muy bien, pero cuando me quedé embarazada,

no quiso la tripa.

Entonces me mandó sola, con una niña de dos años,

hasta aquí, hasta España.

Fui a Toledo, de Toledo llamé a la asistente social...

Estuve en la casa casi dos años,

y muy bien, es como si fuera nuestra familia.

Neli, Kami, Araceli... Estas mujeres llegaron a nuestro país

huyendo de situaciones de maltrato.

Hoy, gracias a su paso por Santa Lioba, ven el futuro con optimismo.

Me enseñaron de todo, aprendí con ellos a hablar español,

que antes no hablaba español.

He hecho muchos cursos, muchas cosas, y me ha cambiado la vida.

-Cuando he venido aquí,

todo el camino de viaje, que tenía dos horas de viaje,

no me paraban las lágrimas, no sabía dónde me voy,

no sabía dónde me voy.

No sabía qué me iba a encontrar aquí, ¿entiendes? Y con dos niñas.

Pero...

cada día se estaba mejor, cada día estaba más el...

Yo una mujer muy débil, no sabía salir a la calle, no sabía hablar...

(SOLLOZA) Así que de verdad que...

Estoy abuela, que antes tenía niña pequeña,

y ahora ya son mayores,

así que está muy bien, muy bien. Gracias a Dios estamos todos juntos,

vivo misma casa...

Con cada una de ellas se lleva a cabo

un plan de intervención personalizado:

aprendizaje del idioma si es necesario,

de las habilidades para acceder a trabajo y vivienda,

que les permitan encarrilar de nuevo sus vidas.

Casa Santa Lioba es un recurso destinado a mujeres solas,

mayores de 18 años, embarazadas o con menores a cargo,

o en las dos situaciones, embarazadas y con menores a cargo,

que llegan a nuestro centro derivadas siempre por Servicios Sociales.

Hay cinco plazas para mujeres,

más con los niños que vienen, en total podrían ser 15 personas.

Durante el tiempo de estancia en nuestro recurso

se realiza un plan de intervención individualizado con cada una.

-En principio, es acogida y escucha.

Y luego, lo que son cubrir las necesidades más básicas.

Y de ahí, poco a poco, con la realidad que tienen,

la problemática que tienen, ya es administrativa, laboral,

de educación para los niños, de salud,

pues vamos poquito a poco con ellas creando el itinerario personalizado

con el equipo que estamos,

y enseñándoles nuestra cultura,

nuestra forma de cómo se trabaja

porque la mayoría van a trabajar en casas españolas.

Creo que algo muy característico es eso,

donde ellas se sienten como en su casa,

donde los niños se sienten como parte...

El equipo somos su familia también.

No se genera una dependencia,

pero sí que es una acogida al cariño, al respecto.

Tal como vienen, e intentar poquito a poco

que cojan fuerza y cojan confianza en sí mismos.

Y sean independientes el día de mañana con sus hijos.

-Este centro no es un centro específico para mujer maltratada,

pero hay una realidad que es que un porcentaje muy alto,

que yo me atrevería a decir que es más del 85 o el 90 %

de las mujeres que llegan a Casa Santa Lioba

son mujeres que han sido víctimas de violencia

en casa, violencia familiar en algún momento de su vida,

y con violencia familiar me refiero,

no solamente a violencia por parte de su pareja,

sino que es una violencia estructural, una violencia de base.

Han sido muchas de ellas mujeres maltratadas por sus padres,

por sus hijos, mujeres maltratadas por su marido.

Entonces, la situación de maltrato

la tienen como muy interiorizada y lo ven como algo normal.

Incluso ellas no se sienten muchas veces mujeres maltratadas.

Santa Lioba, traducido del inglés antiguo como amor,

no existe un nombre más indicado para este hogar.

Águeda, ¿cómo se reconstruye la vida de estas mujeres?

Porque en algunos casos llega muy muy rota y con una...

Ya no solamente por lo que les ha pasado desde fuera,

bien con sus parejas o exparejas,

con la situación social y familiar en la que viven,

sino ellas mismas, por su mentalidad, por su cultura,

hay que reconstruir muchas cosas, me imagino, ¿no?

Llegan todas con una autoestima por los suelos.

"No valgo, no sirvo, no soy nadie".

Entonces, es lo primero que tratamos

por medio de hablar, de acompañar.

Que descubran que sí son alguien,

que valen mucho, que tienen muchas cualidades.

Muchas veces nos preguntamos: "¿Qué habría hecho yo en su situación?

¿Hubiera sido yo capaz de salir adelante?"

Y es admirable lo que cada mujer ha llevado

y ha podido lograr en su vida.

Porque la mayoría tienen cargas familiares

y han luchado por sacar adelante a sus hijos.

Entonces, lo primero es eso, descubrir que sí puedo.

Yo puedo.

Tal vez no has tenido los medios hasta ahora,

pero los vas a tener y entonces vas a poder...

Y ya para ella se le abre totalmente otro horizonte.

Y la mujer que llega, a las dos, tres o cuatro semanas,

ya no es ella, ya es otra.

Pero también incluso a nivel físico.

Vienen deshechas...

Y cómo se van arreglando, cómo se van superando,

cómo van encontrando ilusión en su vida,

también con sus hijos, cómo los arreglan y los cuidan

y quieren presentarlos como niños muy bonitos,

y es que, en realidad,

creo que todos los niños que vienen son preciosos.

Los niños y las niñas.

Presumimos siempre de nuestros niños, pero es que son maravillosos.

Entonces, primero, eso.

Que ellas estén convencidas de que pueden.

Porque lo que no queremos es crear dependencia de nosotros.

Claro, claro.

Cuando estén fuera van a tener que luchar solas otra vez.

Entonces, para eso, las acompañamos

siempre que vemos que no pueden lograr o que no son capaces.

Pero en la medida...

O sea, al principio, hay un acompañamiento

mucho más fuerte a cualquier trámite.

Y poco a poco: "Tú puedes, ahora lo vas a intentar tú sola".

También se hacen pruebas en la casa y tal.

Y una vez que ya van pudiendo, va saliendo solas

para que, cuando estén fuera, puedan seguir resolviendo.

Claro, porque en la casa están un año, más o menos,

el tiempo que suelen estar.

Pero el objetivo, obviamente, es que se reintegren

a la sociedad de la que nunca tendrían que haber salido.

Hay que salir fuera. Pueden trabajar fuera,

pueden tener su vida fuera de la casa y deben tenerla.

Así es. Nuestra meta es...

Incluso hay algunas que ni un año están.

Por ejemplo, una que llega sola,

que es capaz y que puede conseguir trabajo,

que es otro de los hándicaps que tenemos,

más ahora con la crisis,

nos es muy difícil conseguir un trabajo

que lo puedan realizar junto con atender a sus hijos,

llevarlos al colegio o a la guardería y demás.

Eso es muy difícil ahora.

Por eso, una de las cosas que yo desearía

con toda mi alma, que hubiera muchos trabajos,

que nosotros decimos por hora o por día,

para que las madres,

mientras los niños están en el colegio o en la guardería,

puedan ya empezar a trabajar y a ganar,

porque con eso estaría solucionado parte de su problema,

que muchas veces es el económico también.

Entonces, cuando ya tienen un trabajo,

como que se sienten ya mucho más útiles

y ya es una ayuda para que ese proceso sea más rápido.

Cuando no tienen cargas familiares es fácil, es mucho más fácil,

pero cuando tienen cargas familiares es muy difícil

porque tienen que compaginar trabajo con atención a los niños y demás,

y eso cuesta más.

Pero lo que sí es claro que los procesos,

cuando ya tienen estas condiciones,

son muy rápidos

porque las mujeres, verdaderamente, son muy inteligentes,

muy inteligentes.

Tienen el hándicap del idioma para las que son de fuera,

y esa es una de las cosas que, sin idioma,

no puede haber trabajo

y a veces les cuesta porque algunas...

No son los más jóvenes.

Como a todos nos cuesta aprender un idioma,

pues a ellas también les cuesta.

Pero una vez teniendo esto, ya como que le facilita.

Y luego es el proceso ya un poquito de curación

de todas las heridas tan tremendas que traen.

Pero eso ya con el ambiente, dándose las condiciones,

como que lo van superando.

Cuando ellas ven: "Puedo, puedo ya con mis hijos",

entonces, como que es mucho más rápido el proceso.

Nos decía al comienzo que, en un año,

pueden atender, de una u otra manera,

a una media de unas 800 mujeres, que se dice pronto.

Con el paso de los años me imagino que alguna habrá vuelto

a contarles cómo les va a ahora, ¿no? Qué satisfacción.

Esa es la mayor alegría, el mayor gozo para nosotras,

porque, aunque decimos, una vez que salen de la casa,

tratamos que ahora ya... Adelante.

Adelante. Pero...

Eso ya es por cuenta del instituto, por cuenta nuestra,

eso no tiene ninguna subvención de nada.

Hay un programa de seguimiento.

Entonces, nos marcamos como tres plazos,

a corto, a mediano y a largo plazo,

el acompañamiento que prestamos después de que ha salido de la casa.

Tratamos que sea lo menos posible para que sean ellas,

pero, de vez en cuando, llegan.

Ante una dificultad llegan o llaman, o un trámite que no tienen quién.

Entonces sí.

De hecho, cuando le preguntan: "¿Usted tiene familia en España?"

"Sí, tengo una familia".

"¿Y qué familia?" "Las de Casa Santa Lioba".

Y siguen conectadas a la casa.

Y es una gozada ver a tantas que han pasado,

que han venido destrozadas

cuando han llegado a la casa, y verlas ahora

que tienen una vida perfectamente ordenada,

buena atención a sus hijos, ella a su trabajo... Es una gozada.

O sea, que hay muchísimas.

Una, a veces, se siente desbordada

y yo, personalmente, me siento muy mal

porque se les toma cariño

y a veces quisiera uno tener muchísimo tiempo

y a todas luego no se puede.

Pero siempre están en casa.

O sea, es su casa, la referencia es Santa Lioba.

Pues, Águeda Gil, gracias por haber venido al programa,

por habérnoslo contado,

por haber abierto las puertas de Santa Lioba,

pero, sobre todo, gracias por esa labor que están realizando.

Muchísimas gracias.

Pues mucho gusto y gracias por habernos invitado también.

Es un gusto, de verdad.

Nosotros nos vamos a ocupar ahora de otros asuntos

que nos va a contar Margarita García.

En esta ocasión, nos vamos a Ávila

y vamos a conocer a algunos de la gran cantidad de youtubers

que se mueven y que cuentan cosas relacionadas con la fe,

con la evangelización. Vamos a conocerlos.

En Ávila ha tenido lugar el primer encuentro internacional

de youtubers católicos.

La iglesia tiene mucho que decir en las redes sociales.

Vamos a conocer algunas de las iniciativas de laicos y consagrados

que tienen bastante tirón en las redes como YouTube.

Voy camino de las clarisas de Soria

con un amigo que había venido a pasar dos meses conmigo,

y me llevaba conduciendo.

Y le dije: "Estoy cansado de que todo el mundo me pregunta,

era junio, que por qué lleva sotana, que si no tiene calor,

que si ya viene el verano, que está anticuado..."

Le dije: "Llevo sotana porque me da la gana.

Y nadie se tiene que meter en el tipo de ropa...

Yo no digo a la gente cómo va vestida".

Y me dijo: "¿Por qué no me deja de rayar, lo graba en un vídeo

y lo escucha todo el mundo?"

Entonces, en el mismo coche hicimos la grabación

y fue viral, automáticamente se empezó a compartir en Facebook.

Y me dijo: "Súbelo a YouTube y a partir de ahí, ya veremos".

Y desde entonces hasta hoy.

Casi dos años y más de 2000 suscriptores después,

Antonio María Domenech no solo salió del anonimato gracias a este vídeo,

sino que encontró en la red social de YouTube

un campo nuevo de evangelización.

A mí me dio mucha luz cuando el papa hablaba de salir a las periferias

que es una de sus frases más famosas.

Las redes sociales, YouTube también, son una periferia,

en cuanto a que hay mucha gente,

mucha gente también en búsqueda,

mucha gente que vuelca anhelos o frustraciones.

Los jóvenes pasan más tiempo viendo vídeos en YouTube

que frente al televisor,

revela un estudio realizado por la empresa Piper Jaffray en EE. UU.

De ahí la urgencia de llevar a Cristo al continente digital.

El youtuber español con más seguidores en esta red

es el sacerdote marianista Daniel Pajuelo,

conocido como "smdani".

Sus más de 30 000 seguidores comprueban en cada vídeo

que no hay nada más potente que el testimonio y la naturalidad

a la hora de hablar de Dios.

También en YouTube hay espacio para los misioneros.

Ester Palma, religiosa servidora del Evangelio y misionera en Corea,

aprovecha su canal para animar a los jóvenes en la fe

y animarlos a la misión.

¿Por qué hago mucho de los vídeos por la calle?

Porque somos una iglesia en salida, una iglesia misionera.

-Hay que hacer una reflexión sobre nuestros lenguajes,

sobre lo que la gente está esperando y buscando. Eso por un lado.

Los jóvenes y la gente tienen preguntas.

Hay que saber conectar con esas preguntas,

no dar nuestras respuestas, sino entablar un auténtico diálogo.

Y nos permite llegar a un montón de gente.

Crea cultura, crea pensamiento, opinión,

y la iglesia tiene que aportar lo que siempre ha aportado.

Ávila Youtuber fue trending topic durante unas horas

al inicio de este encuentro,

que siguieron cerca de 4 millones de personas

a través de las diferentes redes sociales.

Una jornada que sirvió, entre otras cosas, para crear comunidad.

Pues ha sido muy bueno porque pones cara

a gente que la ves solo en Twitter o que la ves en vídeos.

La red de vídeos en internet con más de 500 millones de usuarios

tiene en Ávila su sede

para el encuentro de esta comunidad cristiana.

A todo aquel que busca algo en su vida,

que tiene un deseo de comunicación,

la iglesia necesita estar siempre al tanto para llegar a él.

Es que es...

Es que es un...

Va en la naturaleza de la iglesia y anunciar,

y anunciar es comunicaros.

(Música)

Y nosotros ahora nos vamos a ocupar de otros asuntos

que nos va a contar Margarita García.

En el domingo de la misericordia, la propuesta es "Contigo",

un musical que hoy se representa en Madrid,

para poner en el escenario el significado de la misericordia,

el amor y el perdón.

En "Contigo" estamos casi 100 personas

entre actores, músicos, bailarines, gente de atrezo...

-Vas a llorar, de alegría, de risa,

y vas a llorar de sentimiento, de emoción.

Es un musical que no te va a dejar indiferente. Llega al corazón.

-Estamos contigo.

Queremos vivir, quiero vivir yo contigo

todo lo que tú vivas en tu vida.

(Música)

Bien, pues así nos despedimos.

Como siempre, muy agradecidos de que hayan compartido ustedes

este ratito aquí con nosotros, en "Últimas preguntas".

Las puertas de esta casa siguen abiertas

con muchas más historias

que nosotros compartiremos la próxima semana,

el próximo domingo en La 2 de TVE y también en el Canal Internacional.

Y ya saben que en cualquier momento del día, a cualquier hora,

a través de "RTVE a la carta",

pueden también volver a ver este y todos los demás programas.

Muchísimas gracias por estar ahí y hasta el próximo domingo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Instituto San Bonifacio

Últimas preguntas - Instituto San Bonifacio

08 abr 2018

En el programa de esta semana nos acompaña Agueda Gil, Delegada del Instituto San Bonifacio y directora de la Casa Satanases Lioba que acoge a mujeres en dificultad. También conoceremos cómo se ha desarrollado en Ávila el primer encuentro de youtubers católicos

ver más sobre "Últimas preguntas - Instituto San Bonifacio" ver menos sobre "Últimas preguntas - Instituto San Bonifacio"
Programas completos (504)

Los últimos 504 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos