Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Espiritualidad y el sentido de la vida

Últimas preguntas - Espiritualidad y el sentido de la vida

28 sep 2014

Esta semana hablamos con Francesc Torralba sobre la inteligencia espiritual y el sentido de la vida.

 

ver más sobre "Últimas preguntas - Espiritualidad y el sentido de la vida" ver menos sobre "Últimas preguntas - Espiritualidad y el sentido de la vida"

Los últimos 547 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. LeonKa

    2) Dentro del ámbito de la filosofía es muy elemental distinguir entre preguntas cuya explicación (si alguna) es descriptivo-nomológica o causal-informativa, etc., preguntas del tipo «¿cómo es x?», «¿por qué es x?». Y preguntas con explicación (si alguna) lógico-teórico en el sentido en que la explicación no descansa en pruebas empíricas de fenómenos observados. Preguntas cuya forma interrogativa sería algo del tipo «¿es x?» o «¿qué es x?». Pues bien, sólo a las segundas se le concede el calificativo de ser «filosóficas», o si se quiere decir así, «metafísicas». Así, cuando en el intervalo 8:33-8:49, se dice «el niño tiene la potencia interrogativa. El niño hace preguntas y la pregunta que hace no es el 'cómo', es el 'para qué'. No le interesa sólo 'cómo' se ha muerto el abuelo, quiere saber el 'por qué'. (...) Por tanto, hace preguntas de signo metafísico». Entonces, además de confundir ¿al identificar¿ el «para qué» con el «por qué», es básicamente una impropiedad decir que esas preguntas son de signo metafísico, porque no lo son.

    18 ago 2015
  2. LeonKa

    1) En el intervalo temporal que va desde 6:36 hasta aproximadamente 7:19, puede encontrarse el siguiente argumento: «El niño va repitiendo patrones de conducta. Si en casa hay capacidad de dialogar, de escucharse o violencia o machismo, entonces el niño va repitiendo esa capacidad. Entonces, todo eso que le podemos transmitir, llega un momento en que toma distancia y se lo pregunta. Lo transmitimos de modo informal, pero el niño se encuentra orando. Pero ya tiene alguna oración en la cabeza. El drama de hoy es que tenemos muchos universitarios que no tienen ninguna oración en la cabeza (el padre nuestro o ave María)» (7:19) El argumento es falaz, por equivocación. Las dos apariciones de la palabra «oración» parecen tener dos significados distintos. En su primera aparición la «oración» es aquello que producto de un cuestionamiento sobre patrones de conductas uno forma un juicio sobre los mismos. Mientras que en la segunda aparición la «oración» ( Padre Nuestro o Ave María), son enunciados que tienen una forma fija y instituida. En este significado de «oración» no cabe el cuestionamiento de un patrón de conducta de los mencionados. Sí hay cuestionamiento alguno, entonces lo será con arreglo a si esas oraciones son los enunciados adecuados con cuales uno quiera dirigirse a Dios, etcétera. No obstante, en la segunda premisa parece claro que aquello con lo que el niño toma distancia y se pregunta no es si cierto enunciado tiene es válido para dirigirse a cierta entidad.

    18 ago 2015