Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4527179
Para todos los públicos Últimas preguntas - Cristianos en Tierra Santa - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, amigos, buenos días. Gracias por estar una semana más

con nosotros aquí, en "Últimas preguntas".

Hoy vamos a hablar de un tema que yo creo que es apropiado,

es interesante en cualquier momento del año,

pero más ahora, que estamos tan cerca de celebrar la Semana Santa.

Vamos a hablar, ha estado en España hace unos días,

hemos querido conversar con él,

para poder compartir con todos ustedes esta conversación,

el padre Aquilino Castillo, él es franciscano,

es delegado de la Custodia de Tierra Santa en España,

y con él hemos tenido ocasión de hablar de muchos temas,

centrándonos en la presencia de los cristianos en Tierra Santa.

Vamos a ver esa conversación que manteníamos hace unos días con él.

(Música)

Padre Aquilino Castillo, bienvenido, buenos días.

Buenos días, muchas gracias por invitarme, feliz de estar aquí.

Es un gusto, porque usted viene con frecuencia a España,

pero viene a hacer cosas, tiene mucho trabajo como representante

de la Custodia de Tierra Santa en nuestro país.

Hoy le hemos pedido que haga un alto,

y que dedique estos minutos a los espectadores de "Últimas preguntas",

se lo agradezco de verdad.

Usted llegó a Tierra Santa...

Tenía muchas ganas de hacerle esta pregunta,

y me va a permitir que empiece por ella.

Llegó a Tierra Santa atraído, digámoslo de este modo,

ahora nos lo explica un poquito más, por la lengua, ¿no?

Sí, exactamente.

Tengo que decir que siempre me interesó muchísimo la cultura árabe,

la cultura hebrea... Aquí en nuestro país tenemos raíces muy importantes.

Después, en mi itinerario de formación intelectual,

tuve la suerte de estudiar Filología Hebrea,

y Estudios Árabes Islámicos, aquí, en la Universidad Complutense.

En el año 1996 me dieron una beca

para estudiar en la Universidad Hebrea de Jerusalén,

me fui allí para hacer los estudios que me habían pedido,

para los que estaba becado.

Mi sorpresa fue encontrarme de pronto en Jerusalén,

primero creo que con el Señor, tuve un encuentro con Cristo,

tuve un encuentro con la Iglesia, con la Iglesia local.

Tuve un encuentro con los frailes franciscanos en el Santo Sepulcro,

que ya me marcó para siempre.

Y ese fue el primer momento, hace 21 años,

en el que yo conozco Tierra Santa.

Conozco también la Custodia, la liturgia, las iglesias locales...

En el Santo Sepulcro, esa gran liturgia a veces en latín.

Sean las igle... Las misas pues un poquito caseras, en árabe.

Y también las misas de expresión hebrea, que se hacían entonces

en los Padres Lazaristas, antes de que nosotros mismos

abriésemos una parroquia de expresión hebrea.

Así que ese fue mi primer contacto, a través de la Universidad,

a través de la lengua hebrea ahí, en Jerusalén.

Y luego ya como franciscano, ¿cuánto tiempo lleva?

Pues en el año 2000 ya he terminado los estudios aquí, en la Universidad.

Ingreso en la Orden. Y empieza toda mi formación. O sea que yo,

prácticamente, soy un fraile del tercer milenio.

Ya empezamos con esa gran celebración jubilar.

Empecé el postulantado, el noviciado,

como todos nosotros hacemos ahí en la Custodia. En diferentes casas.

En Roma primero, para aprender bien italiano, porque la formación es

en italiano. Y después en San Juan de Ain Karem, en el noviciado;

la Filosofía en Belén; el año de Lengua, la Custodia,

en el programa formativo,

tiende a que nosotros aprendamos al menos una de las tres lenguas

que usamos para la pastoral. O árabe, o griego o hebreo.

Y en mi caso fui mandado a Egipto, pedí ir a Egipto

para aprender árabe. Y la Teología en Jerusalén,

así que ahí estoy desde entonces.

Y en la actualidad está en el convento y en la parroquia

de Betfagé. Párroco de 160 familias.

¿Cómo son las parroquias en Tierra Santa?

Pues las parroquias tienen particularidades geográficas,

por así decirlo. Las tres grandes parroquias son Jerusalén,

Belén, Nazaret.

Y después hay parroquias que son mucho más pequeñas.

Como San Juan de Acre, como Jericó.

Piense en Betania. Ahí quedan como unas seis familias cristianas.

Están al lado de Betfagé, pero están separadas ahora mismo

por el muro de separación.

Y ahí, en Betfagé, es un núcleo donde la Custodia ha construido

apartamentos para familias más desfavorecidas.

Viven estas familias. Y después hay otras familias que también

son propietarias, tienen su propia casa, y que viven en toda la zona

de Betfagé. Ahí, en Betfagé, los domingos tenemos nuestra misa

dominical, nuestra eucaristía principal.

Los viernes,

que es un día en el que los niños no tienen escuelas,

(viernes y domingo no hay escuela),

pues los viernes aprovechamos para organizar el catecismo.

Y después, junto a la parroquia de Jerusalén, al párroco de Jerusalén,

sus vicepárrocos...

Pues todas las actividades que son de preparación

para el matrimonio, las jóvenes parejas...

Acompañar también matrimonios nuevos, matrimonios al menos

en los primeros años.

Todas las funciones que realiza una parroquia normal.

O incluso,

hacer peregrinajes parroquiales también.

Porque no está dicho que una persona que nace en Tierra Santa

tiene que conocer todos los misterios de la religión católica.

Entonces también ayudar a esta gente, a nuestros cristianos,

a descubrir los santuarios en esta tierra.

Hacer estos peregrinajes, movernos, ir explicando

las explicaciones que puede tener un peregrino,

pero también acentuándolas más con la responsabilidad que es

para un cristiano pertenecer a la Iglesia de Jerusalén.

Su responsabilidad como testigo; su responsabilidad como evangelizador;

porque son personas que pertenecen a la Iglesia madre.

Todo esto es un poquito la vida parroquial.

Todo lo que nosotros intentamos hacer, trabajar siempre con ellos.

¿Qué papel juega la comunidad cristiana,

o qué significa la presencia de los cristianos?

Claro, si nos ponemos a hablar aquí en todos los órdenes o en todos

los niveles no acabaríamos el programa.

Pero así, en líneas generales, ¿qué papel ocupan los cristianos

ahora mismo en Tierra Santa? Yo creo que lo importante

de Medio Oriente, no solamente de Israel, Palestina, de la Tierra Santa

en sí, una Tierra Santa más alargada, Medio Oriente.

Turquía, Siria, Líbano, Tierra Santa, Egipto...

Siempre han sido comunidades donde ha habido

religiones diferentes; donde han convivido pueblos diferentes;

donde se han hablado lenguas muy diferentes;

esto es muy importante, porque si Medio Oriente, si Tierra Santa,

perdiese la comunidad cristiana, perdería algo de su esencia.

Mantener la comunidad cristiana no quiere decir que nosotros tengamos

feligreses en las iglesias o no tengamos.

Es que lo que estamos haciendo es mantener esa presencia

que lleva más de dos milenios ahí establecida. Que está aportando

a su propia sociedad el diálogo, la diversidad.

Unos valores muy importantes. Me decía un musulmán en Líbano:

"Los cristianos en nuestra sociedad sois como la conciencia".

Parece que un poquito cuando algo no está bien hecho

como que eso chirría en la conciencia.

Entonces hay una voz cristiana que dice: "No, no puede ser así".

El próximo viernes, Viernes Santo, celebramos,

la Iglesia celebra la colecta por los Santos Lugares.

Una fecha importante, ahora lo comentamos.

Son importantes también las peregrinaciones, que los cristianos

vayamos a Tierra Santa. Es importante que los cristianos,

yo creo, conozcamos lo que pasa allí, en Tierra Santa. Por ejemplo,

a través de la revista que se edita y que es magnífica, algún día

nos detendremos un poquito más en ella, la revista "Tierra Santa".

Es decir, que no podemos

olvidar a esos hermanos, no podemos

pensar en unos hermanos que bueno, están viviendo allí, están

en otro lugar como podrían estar en no sé qué otro país.

Es importante que tengamos esa conexión,

esa comunión por decirlo en términos cristianos.

Sí, yo creo que es muy importante.

Primero, porque también hay un mandato de la Santa Sede.

El Papa Pablo VI insistió muchísimo.

Juan Pablo II, el Papa Benedicto, el Papa Francisco...

Para mí, como franciscano,

tener el privilegio increíble,

el honor, la dicha, de vivir en Tierra Santa,

de que nuestra Orden haya sido agraciada durante siglos,

desde el papa Clemente V, con bulas que dicen

que nosotros somos responsables de la custodia de los Santos Lugares.

Para mí, por supuesto, la colecta de los Santos Lugares es solamente

un signo más de que la Santa Sede,

de que Pedro, sigue mirando hacia su tierra.

San Pablo nos da testimonio, a través de sus cartas,

de las colectas que él hace para llevar a la Iglesia de Jerusalén.

Siempre una Iglesia que es pequeña, que ha tenido muchas presiones,

que no llega de alguna forma a desarrollarse,

y que necesita ese tipo de ayuda. Para todos los peregrinos,

peregrinar a Tierra Santa es importante. Es importante para ellos,

porque conocen, por que ven, porque se adentran en el Misterio de su fe.

Porque pueden cimentar su fe, pueden tocar, incluso,

los lugares, las piedras. El agua del lago de Galilea.

Pero también es una forma de ayudar a la comunidad cristiana,

a la Iglesia local; porque esos peregrinos van a ser albergados

en hoteles que son sobre todo hoteles cristianos, donde trabajan

pues gente muy desfavorecida. Cristianos y no cristianos.

Porque toda esa ayuda que se está dando es directa.

Cuando alguien compra un rosario en una tienda,

siempre hay que regatear. Pero se compra ese rosario.

Es una ayuda directa. Pero todas las ayudas indirectas...

Esos rosarios sobre todo están hechos por amas de casa en Belén,

y los hacen en su tiempo libre.

Camareros.

Gente que trabaja en lavanderías donde van a lavarse las ropas

de los hoteles, las sábanas donde están los peregrinos.

Todo eso es un trabajo indirecto, es toda una industria que no se ve,

pero que con el simple hecho de viajar a Tierra Santa

lógicamente se está dando trabajo.

En las parroquias de todo el mundo se dice el Viernes Santo.

Hace poco decía un obispo: "Yo digo en mi diócesis 'incluso el jueves',

si queréis".

No se trata de recaudar por recaudar. De lo que se trata es que la gente

se dé cuenta que durante siglos, milenios, la caridad,

el amor, el desprenderse de algo,

ha hecho posible que hoy existan, que hayan sido erigidos

santuarios, lugares de culto maravillosos,

donde todo el mundo puede entrar en paz y encontrarse con el Señor.

Han hecho posible la creación de 15 escuelas: unos 20 000 alumnos.

Formar a toda esa gente año tras año, estamos formando muchísimas personas.

Están haciendo posible que esa gente tenga un futuro.

Las escuela, las casas para niños...

Las casas nido, las guarderías, para que la gente pueda ir al trabajo.

Casas para desfavorecidos. Niños cuyas familias se han visto rotas,

a veces por violencia de género.

A veces también por el consumo de drogas, por adicciones al alcohol.

Belén, la Casa del infante o la Casa del "fanchulo", que decimos nosotros

en italiano, donde hay como unos 75 niños de estas familias

que o bien estudian en nuestra escuela y ahí van a comer,

y a tener clases de apoyo y vuelven a casa a dormir;

algunos duermen ahí y van los fines de semana.

Y otros están ahí permanentemente.

A los que después se les da una beca en la universidad

para romper esa cadena de tristeza, de deshumanidad.

Yo creo que eso es importante, y eso entra dentro de la colecta

de Viernes Santo. Lo que se ha hecho, sobre todo en España, donde la gente

es generosa. Lo que se ha hecho durante años, durante siglos,

ha sido mantener

cubiertas las necesidades de las iglesias en Medio Oriente.

Hay que pensar que ellos nos han dado la fe.

Y en esa fe que nos han dado, que nos han transmitido,

no podemos quedarnos, yo creo que no debemos quedarnos solamente

en lo que conocemos como Tierra Santa. Sino que tenemos que mirar

a Siria, tenemos que mirar a Líbano, tenemos que mirar a Jordania.

Tenemos que ampliar nuestro abanico. Sí, exactamente. Ahora mismo

se piensa, por ejemplo, Jordania y Líbano

son los mayores países receptores de refugiados.

Líbano, con una población que puede ser 4 millones.

Tiene como 2 millones de refugiados.

Nosotros en Líbano tenemos varios proyectos.

(TOSE) Perdón. Por ejemplo, hay un desnivel

muy grande entre niños libaneses y niños sirios,

que han venido refugiados. Líbano es un país

donde el bilingüismo o el trilingüismo...

Las escuelas manejan árabe, inglés, francés...

Los niños sirios tienen que tener un programa especial.

Y en eso, por ejemplo, nuestros frailes y una Fundación,

que está trabajando allí en Líbano, la Fundación Juan Pablo II,

donde la Custodia está muy activamente presente.

Lo que estamos intentando es que, por ejemplo, esos niños tengan adaptación

para alcanzar el nivel y puedan matricularse en escuelas libanesas.

La asistencia en los campos de refugiados,

donde los frailes directamente están yendo:

asistencia espiritual y asistencia material;

bienes de primera necesidad: mantas, medicinas...

Está ocurriendo en Líbano, está ocurriendo en Jordania,

está ocurriendo en la Isla de Cos.

Porque la custodia en Tierra Santa también es Chipre.

Es Rodas, y muy cerca de Rodas, la Isla de Cos.

Acuérdense, ahora ya aparece menos en las noticias,

la llegada de refugiados desde Turquía a esa isla, donde solamente

está nuestra parroquia.

Y esos refugiados, muchos de ellos, incluso musulmanes,

reconocían el hábito.

Y ahí Padre John Luke, que es un británico,

está haciendo de todo, se está dejando la piel.

Siria, donde nosotros tenemos

13 casas, donde somos, digamos,

la presencia de la catolicidad latina;

en Siria nosotros tenemos las parroquias de expresión latina,

de rito latino.

Eh... Monseñor Abou Khazen,

es el vicario apostólico de Siria, es un fraile.

No es por casualidad

que lógicamente, nosotros tenemos la gran parroquia de Alepo;

la gran parroquia de Baptuma en Damasco.

También en Salahiya, y también en Latakia.

Incluso parroquias muy pequeñas en los pueblos de Orontes:

Qomhane, Al-Qubeir, Hashemia.

Actualmente, y todavía, bajo el dominio de Al-Nusra.

Pero ahí están los frailes.

En Siria habrá que pensar desde ya mismo

a una reconstrucción de ese país.

Habrá que pensar escuelas, habrá que pensar todo. En ciudades como Alepo,

que era la capital económica; Siria es el país de las dos capitales,

Damasco y Alepo. En Alepo han sido arrasados barrios enteros.

Hay que pensar a la reconstrucción. Hay que pensar a la educación.

Hay que pensar a todas las familias,

que han perdido muchos miembros, porque a lo mejor hay ancianos

que se quedan sin tener las necesidades cubiertas,

sin nadie que les acoja. Y ahí, en Alepo, se está trabajando

muchísimo en esto. Y también a niños.

Entonces, son los dos polos de debilidad.

Los ancianos y los niños.

Y ahí también la Custodia está desarrollando muchísimos programas

de acuerdo con nuestras parroquias.

Con comités parroquiales donde están frailes,

hay alguna religiosa y sobre todo laicos.

Entonces también gracias a toda esa colecta. Gracias

a la generosidad de la gente. Gracias a toda la gente que sigue apoyando

muchos...

Pues de estas opciones que la Custodia presenta de vez en cuando

a través de las comisarías de ayuda a Siria.

Todas estas cosas, además de estas cuestiones, las podemos conocer

de primera mano, por ejemplo, a través de la página web

de la Custodia.

Y también de la revista aquí, en España, en concreto de la revista

"Tierra Santa". Sí, es la Custodia

nuestra página web: www.custodia.org.

Desde ahí muchísimos links diferentes se pueden ver, por ejemplo,

los noticiarios. Esta página está en muchas lenguas, como en ocho o nueve;

y después los noticiarios del Christian Multimedia Center,

donde se informa, se hacen boletines de noticias

sobre la comunidad cristiana de un carácter más religioso.

Se puede ver ahí. Y la revista "Tierra Santa" es una revista

que hacemos los frailes desde Jerusalén. Una revista que no es

muy joven. Se empezó a hacer en 1921.

Entonces, desde Jerusalén se escriben artículos de arqueología, de Biblia.

Sobre todo a los peregrinos les encanta porque es rememorar de nuevo

ese peregrinaje.

Y la directora, Inmaculada Rodríguez Torné,

además de ser doctora en bíblica trilingüe es teóloga.

Una teóloga femenina. Tiene varios libros ya editados

sobre Lectio Divina; y es la que está guiando la revista.

Son seis números al año, es bimensual.

La suscripción son 20 E. Se puede colaborar incluso con 50.

Pero es una revista que yo creo que se abre una ventana a la Tierra Santa

y que también regenera. Sobre todo a los peregrinos les encanta,

porque vuelven a conectar.

Pues Padre Aquilino Castillo, un gusto. Yo ya me atrevo a decirle

que hombre, la próxima vez que venga a España, como viene con tanta

frecuencia, tampoco le vamos a hacer que esté aquí todo el día.

Pero sí que por favor que se pase de vez en cuando

por aquí, por el programa, y nos cuente cosas. Muchas gracias.

Muchas gracias a vosotros. Desde luego invito a todo el mundo

a que venga a Tierra Santa. Les invito a que peregrinen

porque es, además,

el lugar y el momento propicio el peregrinaje. Para de nuevo,

volver a hablar con Dios, para reencontrarse con Él,

y para tener unos momentos inolvidables. Gracias.

(Música)

Pues cambiamos de asunto. Mañana celebramos la fiesta de San José.

Vamos a conocer un poquito más de San José, pero de un modo

muy particular: a través del arte. En concreto a través de la pintura.

Hemos tenido ocasión de disfrutar de una obra muy bonita,

a mí me parece que muy original, y de hablar con su autora,

con Carolina Espejo.

Es una obra, una pintura, de San José con el niño Jesús,

que está en la parroquia de Santa María de Benquerencia, en Toledo.

Lo que yo he querido transmitir fue surgiendo un poco a raíz

de los bocetos, porque

a San José le tengo bastante cariño. Entonces, se me ocurrían

muchas cosas, muchas ideas... Aquí, allá, hice varios bocetos.

Y al final yo creo que lo que quise transmitir salió un poco solo

en la simplicidad.

En quitar de todo para dejar lo esencial. Al fin y al cabo fue

padre del Niño Jesús.

Y sobre todo,

bueno y humilde, ¿no? ¿Qué puede decir el Evangelio de él?

Que era bueno y que era humilde. Al final, en tu casa,

¿qué haces con tus hijos? Muchas cosas. Enseñarles... Bueno,

lo sabéis, ¿no?

Pero en el fondo, algo elemental, yo creo que es que los coges

y ya está. Cuando los coges ellos se mueven, tú te mueves,

y si el cariño existe, sale solo, no tienes que pensarlo, ni buscarlo,

ni rebuscar en la imagen; al final es lo esencial.

Lo más normal, creo yo. El Niño Jesús al final es...

Es como lo más fácil para representarle de esa manera

cariñosa y jugando, yo creo que tiene que ser un poco más pequeño

que mayor. Se queda ahí, en esa esencia.

Y bueno, para pintar al final usas modelos.

Siempre tiras de algún amigo, algún tal.

Entonces, fue coger al niño y ponerlo.

Y dejarle hacer, moverse. Y al final va saliendo... Coges fotografías,

apuntes, y va saliendo la imagen. Entre todas vas buscando

lo que quieres de cada imagen y me quedo con lo que he elegido.

Hay gente que le transmite mucho.

Hay padres a los que les gusta mucho, curiosamente, sí.

Y también hay gente, cómo no, que opina que quizá demasiado natural.

Que a lo mejor le falta un aire más de divinidad;

hay opiniones de todo tipo.

Pero a mí me gusta porque veo que las señoras mayores,

que eran las que solían rezar a San José;

antes había una imagen fotográfica de una escultura de San José.

Y van después de misa a rezar.

Y yo pensaba, digo: "¿Cómo lo cambiamos?". Si es tan grande

el cambio de la imagen típica, a esta que no tiene nada que ver,

pensaba que incluso a lo mejor no les iba a gustar.

Pero yo veo que se siguen acercando, y siguen haciendo sus oraciones,

con lo cual, creo que también les sirve y les ayuda.

Mañana, hoy mismo, en los lugares donde mañana no es festivo,

celebramos el Día del Seminario.

Vamos a hablar también nosotros, vamos a conocer

algo más de los seminaristas en nuestro país.

"Apóstoles para los jóvenes" es el lema para este Día del Seminario.

Una jornada en la que celebrar, además, que en este curso

aumenta el número de seminaristas en nuestro país.

El lema de este año es "Apóstoles para los jóvenes".

Con este lema lo que la Iglesia quiere mostrarnos

es incidir en todo lo que el Papa Francisco quiere para este año,

que no es otra cosa sino poner el acento en los jóvenes

que no es otra cosa sino poner el acento en los jóvenes

y en todo lo que significa de ser evangelizador para otros jóvenes

también. Por eso ha convocado un sínodo,

que es "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional".

Lo que se quiere incidir por un lado es acercar lo que es

el seminario, como comunidad formativa,

a muchas parroquias, a todas las personas.

Porque al final los responsables de la formación de cada seminarista

no es solo el obispo, no solo los formadores, no es por supuesto solo

el seminarista sino que son todos los feligreses.

Pero hoy día, este mundo necesita sacerdotes.

Por ejemplo, para casos tan dramáticos como estamos viviendo

estos días. Para traer esperanza al mundo, ¿no?

Para decir que el final no es la muerte, no es la desesperación,

no es la tristeza; sino que hay una vida, que es la de Jesucristo.

Y que es para todos. Que hay una justicia también, la de Dios,

que va más allá de lo que nosotros muchas veces...

Puede ser nuestra propia justicia humana, que es la que en definitiva,

de verdad da sentido a nuestra vida. Y al final, en definitiva,

uno tiene que ser sacerdote para hacer presente a Jesucristo,

porque el mundo necesita al Señor. Bien, amigos, así nos despedimos.

Ya nos encontraremos después de semana Santa,

porque los próximos domingos van a tener ustedes la ocasión

de vivir en directo las celebraciones del Domingo de Ramos,

y el Domingo de Pascua, el Domingo de Resurrección,

en directo desde el Vaticano. Así que nos encontramos después.

Les deseamos que tengan una buena Semana Santa

y una feliz Pascua de Resurrección.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cristianos en Tierra Santa

Últimas preguntas - Cristianos en Tierra Santa

18 mar 2018

Esta semana hablamos con Fray Aquilino Castillo, delegado de la Custodia de Tierra Santa en España. Con él hablamos, en vísperas de la Semana Santa, de la situación de los cristianos que viven en la tierra de Jesús.

ver más sobre "Últimas preguntas - Cristianos en Tierra Santa" ver menos sobre "Últimas preguntas - Cristianos en Tierra Santa"
Programas completos (503)

Los últimos 503 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Diego Hernando Bautista Ortega

    Esta muy interesante, el vídeo de la custodia en tierra santa revive el caminar de nuestro maestro en su vida pública

    18 mar 2018