Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4857338
Para todos los públicos Últimas preguntas - La Biblia en el Museo del Prado - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola amigos, ¿qué tal?

Gracias por estar cada semana, aquí, en "Últimas preguntas".

Hoy para hablar de arte,

mucho arte vamos a tener en el programa porque, además,

nos vamos a meter en las grandes

o en alguna de las grandes obras de arte de todos los tiempos

que están en el Museo del Prado.

¿Cuál es la razón? Pues un libro, es el tercer libro de esta serie.

En esta ocasión, se llama "La Biblia en el museo del prado".

Están con nosotros sus autoras.

Está Alicia Pérez Tripiana, buenos días.

Buenos días.

Gracias por acompañarnos y también María Ángeles Sobrino López.

Buenos días, María Ángeles. Buenos días.

Gracias también.

Nos vamos a tutear, si me permitís.

Habíais estado ya con nosotros hablando de los dos anteriores:

"Jesús en el Museo del Prado", "María en el Museo del Prado"

y ahora, retrocedemos en el tiempo y nos centramos, especialmente,

en el Antiguo Testamento.

Sí, la verdad es que como acabas de comentar,

hemos empezado...

Deberíamos haber empezado por la Biblia.

Personajes del Antiguo Testamento.

Pero bueno, la apuesta fue por Jesús

y hemos visto que ha tenido tanto éxito,

son libros didácticos,

dirigidos fundamentalmente para profesores.

Lo cierto es que ellos mismos son los que nos han seguido pidiendo

para poderlo exponer en sus clases

la Biblia, personajes del Antiguo Testamento.

Hemos tenido problemas porque, como siempre,

nos tenemos que ajustar a los cuadros

o a las obras que hay en el museo.

Realmente, de Jesús teníamos una cantidad impresionante;

de María, excepcional.

Pero del Antiguo Testamento, había un problema.

Hemos incorporado, no solamente pinturas al óleo,

sino también dibujos en grabados, estampas.

En fin, sí que hemos, finalmente,

conseguido tocar o estudiar

los personajes, diríamos, más icónicos o más importantes

desde el Génesis hasta los profetas menores que,

evidentemente, fue un encuentro maravilloso

porque los pobres profetas menores apenas aparecían en los cuadros y...

Y al final lo encontramos en un retablo

que fue todo un descubrimiento

y así cerramos el ciclo maravilloso de cómo estos portavoces de Dios,

los profetas, están anunciando la venida de Jesucristo.

Ha sido algo, como siempre, nuestros libros son...

Empezamos con ellos, son como las tesis.

Y empiezan como un puzle, ajustar las piezas, y bueno,

ha sido para nosotros muy importante

y los profesores, esperemos...

De hecho, ya hemos dado alguna pequeña introducción

y de nuevo están encantados los chicos.

Desgraciadamente, hoy en día

tienen bastante desconocimiento de la historia sagrada

y es muy importante.

Es uno de los pilares de nuestra cultura,

la iconografía cristiana,

la historia sagrada, creyentes o no creyentes,

tienen que saber cuáles son nuestras raíces.

Eso te iba a decir.

Obviamente, es un libro válido para la asignatura de Religión,

pero no solo para Historia, la Historia del Arte.

Yo diría que incluso en las familias.

Qué bueno que... Al fin y al cabo, lo que se ha hecho siempre.

Ese poder que tiene la imagen, en este caso,

a través de cuadros o de grabados,

ha servido a lo largo de los tiempos

para introducirnos en este caso en el Antiguo Testamento.

Es decir, no nos estamos inventando nada.

No. Y es curioso cómo vienen, a veces, al museo,

vienen los profesores con sus alumnos

y nos quedamos absolutamente impactadas

cómo a través de la imagen, ellos llegan al texto.

De un modo quizás más sencillo que a lo mejor puramente texto.

Además nos dejan realmente impresionadas.

El otro día tuvimos un colegio,

pero de niños de 11 años,

que delante de la imagen, además, nos pedían los cuadros.

"Vamos a ver 'La última cena' de Juan de Juanes",

pero niños de 11 años.

Se lo sabían todo, nos quedamos absolutamente impactadas de cómo...

Estamos en el mundo de la imagen

y ellos están todo el día con las imágenes.

Entonces, es una manera realmente didáctica

de que ellos entren a través de la imagen al texto

y al conocimiento de los personajes.

Cuando ven a Noé que está entrando con los animales en el arca,

saben que no puede ser otro que Noé.

Claro, claro.

Contadnos un poco cómo está estructurado el libro.

Efectivamente, es muy didáctico

aunque no tengamos, yo creo, ni idea del arte,

está hecho de una manera que, incluso en casa,

las propias familias,

aunque no seamos especialistas en el tema,

vamos a disfrutar y aprender mucho. ¿Cómo está estructurado?

De hecho, lo cierto es que está orientado,

no solamente para profesores,

sino también para todos los amantes del arte y de la belleza en general.

Entonces, es una manera de que se introduzcan...

Y en el mundo de los museos

porque a través de la mejor pinacoteca

o una de las mejores pinacotecas del mundo.

Tomando, por ejemplo, la figura del cuadro de "Adán y Eva",

presentamos a los personajes brevemente, la historia.

El texto bíblico que ha servido de inspiración

al propio artista acompañado de la imagen

para que, mientras que leemos el texto,

vayamos viendo la imagen y cómo el artista

ha ido creando esa composición, se ha ido imaginando el texto.

Luego hacemos el estudio técnico e iconográfico, en esta ocasión,

hemos unido las dos fichas con respecto a los otros dos libros

para darle otro sentido más unificador.

Y también con la imagen y poniendo

sobre la imagen algunas llamadas sobre lo más importante.

En este caso, pues hablamos de los aspectos técnicos,

pero también del tema, de la iconografía,

cómo se ha interpretado este tema

a lo largo de la historia de la Iglesia

y, sobre todo, en ese momento en el que se pinta la obra

que es fundamental.

Y después contextualizamos al artista en su época,

en su entorno personal, de amigos, e incluso social,

porque en este caso estamos hablando del tema de Adán y Eva,

la tentación, la caída y es Rubens el gran pintor flamenco del s. XVII

que fue un pintor internacional y que fue hasta diplomático,

con lo cual, es un personaje realmente interesante.

Y concluimos, igual que en los otros textos,

con unas claves bíblicas en las que, bueno,

también queremos agradecer a Pedro Barrado,

es el biblista que nos ha ayudado en esta parte, para,

sobre ese maravilloso componente histórico, artístico, religioso...

Pues darle esa parte y esa profundidad espiritual

que queríamos que también tuvieran estos libros.

Es una auténtica joya, y como decimos, muy didáctico.

Me encanta, como decíais, esas llamadas de atención.

Además, nos llaman, permítame esta repetición de palabras,

nos llama la atención sobre algunos aspectos

que pueden ser el color,

la simbología del color o la simbología de los gestos.

Tan importante que nos van a servir para interpretar mejor

la obra que estamos viendo.

Para poner el foco, en este caso, en el manzano.

Realmente esto les encanta, sobre todo, estas llamadas,

porque hoy en día lo que les cuesta mucho trabajo es leer.

Les cuesta mucho trabajo leer texto.

Entonces llegan a la imagen y con esas pequeñas llamadas,

van captando lo esencial.

No solamente la técnica, sino la iconografía y el tema.

Hay algo que nos ha parecido interesante,

porque cuando nos enfrentamos al Antiguo Testamento,

nos quedamos un poco impactadas porque somos historiadoras,

pero vamos introduciéndonos...

Y, entonces, cómo presentárselo a los chicos

de manera que se enfrentaran con el Antiguo Testamento.

Hemos hecho un árbol genealógico, no sé si lo ves en la contraportada,

que es como un árbol con unas ramas

y eso se divide en los diferentes libros

y de cada libro surgen unas ramas hablando de los libros

que componen el Antiguo Testamento, los 46 libros que lo componen.

Esto es muy interesante porque también va en un CD.

El CD que va a poder proyectar el árbol

y cada una de las obras.

Hoy en día los profesores utilizan pantallas digitales

en los colegios,

entonces, a través de las pantallas digitales,

se puede ampliar la imagen,

bueno, es realmente muy atractiva.

Ha habido épocas, comentabais al principio,

la dificultad para encontrar determinadas obras

que se refiriesen a pasajes bíblicos en concreto.

Hablabas también de cómo Rubens es el pintor que habéis elegido

en este caso a través del cuadro de "Adán y Eva",

de la tentación de Adán y Eva en el Museo del Prado.

¿Ha habido épocas en las que los artistas

se han fijado especialmente en el Antiguo Testamento?

Pues, el Antiguo Testamento siempre ha estado presente.

La Iglesia Católica siempre lo ha tenido muy presente.

Lo que sí que es verdad es que hay determinados temas

que están más trabajados que otros.

De ahí es de donde ha surgido la dificultad

a la hora de poder encontrar determinados personajes,

y, de hecho, hay algún personaje que nos falta,

que no lo hemos podido incorporar porque o no teníamos obras

o la obra que teníamos, por ejemplo, en dibujo o en grabado,

no era lo suficientemente visual

como para poder ponerla en una obra publicada.

Entonces, hemos tenido que ajustarnos,

pero es verdad que Adán y Eva,

Moisés, Abraham, son personajes que siempre salen. Isaac...

Y hay otros, por ejemplo, nuestro querido Job,

que finalmente encontramos un dibujo,

pero no suelen aparecer, a no ser, muy excepcionalmente.

-O el profeta Daniel,

que lo hemos tenido que buscar en la biblioteca del museo.

Una biblioteca maravillosa que tiene el Museo del Prado,

que es donde nosotros investigamos y generalmente estudiamos.

Tuvimos que buscar a "Daniel en el foso de los leones",

que nos parecía además, una estampa preciosa, y del libro,

de uno de los grabados de Gustavo Doré,

uno de los más importantes. Una maravilla.

Y aquí está "Daniel en el foso de los leones",

estupendo, que pertenece a ese libro que está en el museo.

Hasta ahí, hemos intentado,

porque los profetas mayores, teníamos que meterlos

y los hemos encontrado. Ha sido una búsqueda apasionante.

¿Cuánto tiempo os lleva hacer una obra de este calado?

En este libro, hemos tardado más tiempo

porque, bueno, hemos tenido problemas también con la editorial

que estaba sobrecargada de trabajo.

La editorial, que no lo hemos comentado, es PPC.

Que ha hecho un trabajo excepcional.

Entendemos que además estos libros son complicados.

Todos los libros con imágenes son muy complicados.

Hemos tardado un poco más, pero bueno,

yo creo que también a nosotros nos ha dado tiempo

a introducirnos en el Antiguo Testamento,

que es complicado y nos ha encantado.

Hemos descubierto un mundo...

Porque siempre intentas leer la Biblia, el libro más maravilloso,

pero nunca encuentras... El Antiguo Testamento es complicado.

Y cuando hemos empezado a leer y entrar en él, hemos descubierto

un libro no solamente en las imágenes

que hemos podido encontrar, sino, "El cantar de los cantares",

los salmos...Es una maravilla.

Una belleza, como antes decía, creo que lo decía María Ángeles.

También es transmitir ese valor de la belleza, con mayúscula,

a las generaciones jóvenes. Qué importante.

Sí, y es la literatura, es la imagen.

Es el poder de la imagen que nos lleva

directamente a la belleza suprema, que es Dios.

¿Están preparados...? Ahora que comentamos esto.

Los alumnos que ahora deben de estar a finales de Primaria,

Secundaria, la Universidad, haciendo grados intermedios,

esas edades de la adolescencia o primera juventud,

¿están preparados para saber interpretar

y para saber disfrutar

y para que les cale esa belleza?

Se están haciendo esfuerzos.

Nos consta,

porque nosotras tenemos mucho contacto con los profesores

y, sobre todo, los profesores de Religión y de Arte

están haciendo esfuerzos por acercarles a la belleza.

A través de la belleza estética,

introducirles en la auténtica belleza

que es el trasfondo de estas maravillosas obras de arte.

Y el primer paso es acercarles a los museos,

y a un museo como el Museo del Prado,

donde, primero a través del tema,

y luego, según van pasando los ciclos educativos,

les van incorporando mayor cantidad de información

y por la experiencia que tenemos, es verdad que al principio,

cuando nosotras empezamos a hacer esto,

fue porque pensábamos que había esa carencia.

Pero ahora estamos viendo que, efectivamente, los profesores,

están intentándolo.

Y es una oportunidad para los alumnos,

para los chicos jóvenes.

Y la verdad es que son superagradecidos

cuando llegan a conectar con esa experiencia...

El otro día, la visita que hicimos con estos chicos,

eran de quinto de... ¿Primaria?

Sí, de Primaria.

Eran de quinto de Primaria.

La verdad es que nos quedamos impactadas porque se lo sabían todo.

Y en eso, el profesor juega un papel importantísimo.

Pero no solo se sabían lo que veían en el cuadro,

sabían el trasfondo de lo que estaban viendo,

que eso es más difícil hacerlo llegar.

Y sabían detenerse y estar mirando un cuadro, que eso a veces...

Es más complicado.

En muchas ocasiones nos preguntan: "¿Qué es lo primero?".

Normalmente, adultos también.

Ese cuadro, ¿por qué es bonito, por qué es bello ese cuadro?

Y siempre, igual que con la música o la literatura,

lo primero que tienes que mirar ante una obra de arte

es que te guste, es intuitivo.

En la música,

te puede gustar Beethoven o te puede gustar la música pop.

En el arte, lo mismo.

La belleza se aprende, la belleza se aprende.

Y el ojo se acostumbra.

Educar para la belleza. Educar para la belleza.

Nosotras, lo primero que tenemos que hacer es eso,

que os guste lo que estáis viendo.

Y luego, empezar a investigar.

¿Qué es realmente lo que más te atrae?

Hay algunos que les puede gustar más un tipo de pintura barroca,

o el Renacimiento, o el Románico ¿por qué no?

Pero es esa primera visión intuitiva la que...

Nosotras siempre decimos:

"Los cuadros son documentos visuales

que te mandan una información sobre la belleza,

una información sobre el contenido

y una información sobre el símbolo, sobre la iconografía".

Son tres caminos bellísimos

pero que tienes que acostumbrar el ojo a la belleza.

Al igual que la música o la literatura.

Es muy difícil.

Una vez que has entrado en la dinámica sí, aprendes,

desde luego que sí.

Fíjate, abro el libro así, por una página cualquiera,

y está "La entrada de los animales en el arca de Noé",

de Bassano.

Estaba yo pensando o estábamos hablando

de esa, de esa...

capacidad para admirar la belleza en los chicos,

en los adolescentes, en los jóvenes.

Pensaba en libros infantiles,

cuántas veces se habrán encontrado con este pasaje de Noé,

que quizá es uno de los más socorridos

o a los que más se acude para los peques.

Incluso aunque no tenga nada que ver con la religión,

hay juguetes que tienen que ver,

que es el arca de Noé con los animalitos.

Y ahora se lo van a encontrar,

permítanme cómo voy a hacer esta expresión,

en cuadros "para mayores". Ya no es el dibujo infantil,

sino que van a ver cómo ha habido pintores como Bassano

que se han fijado en este pasaje bíblico

y han querido transmitir el significado.

Entonces vosotras,

cuento todo esto para explicar cómo se trata este tema.

Hacéis una llamada, de esas que comentábamos antes,

a la figura de Noé y la explicación es:

"Noé señala con una de sus manos el cielo indicando que es Dios

el artífice del plan para salvar a la Humanidad

y con la otra señala el camino, que es cumplir sus mandatos".

Ya estamos dando un paso más,

ya estamos interpretando esa historia que nos han contado,

incluso como cuento por la noche. Exacto.

Es una evolución que me parece maravillosa,

ese crecimiento también estético

y ese crecimiento trascendente de la persona.

Y los chicos lo ven.

Lo ven, ¿no? Lo ven.

Porque te colocas delante del cuadro y, aparentemente,

es una composición un poco confusa,

porque lo primero que llama la atención

es la gran cantidad de animales.

Parece que los grandes protagonistas

efectivamente son los animales,

que el protagonista de la historia, que es Noé, pasa desapercibido,

sin embargo, ellos lo ven.

La ven por la posición, porque tiene una luz especial.

Ellos te lo comentan.

Pero tienen que haber sido entrenados para observar.

Cuando han sido entrenados y preparados para observar,

los chicos lo ven.

Incluso ven esa luz simbólica que se ve al final del paisaje

que es la presencia simbólica de Dios, les preguntas:

"¿Dónde está Dios en el cuadro?". Y te lo dicen: "Está la luz.

Porque Dios es la luz", te lo interpretan con sus palabras,

claro, pero te lo identifican.

Doy fe de ello.

-Lo que les llama la atención, si son pequeños,

son los animales, eso es evidente.

"Mira, ahí hay una vaca; mira, ahí hay un caballo".

Eso es lo que más les gusta.

Luego ya, nosotras aprovechamos la situación

para ya dar un paso más allá.

Supongo que los profesores también lo harán.

¿Hay alguno que digáis: "Yo me quedo con este"?

"Si me lo pudiera llevar y estar mirándolo todo el día..."

¿cual sería en vuestro caso, cada una?

Ay, es que es una pregunta muy difícil.

-Es complicado. -Mira,

a mí, un cuadro que me gusta mucho que no es muy conocido el autor,

se llama Frans Francken, y es "Jacob lucha con el ángel".

Tampoco es un episodio muy conocido.

Es un cuadro de gabinete,

es un cuadro que estos pintores flamencos

hacían para lugares de gabinete, pequeñas habitaciones.

Y pensando lo que dices, para mi casa, me gustaría.

Porque es un tipo de obra muy decorativa,

muy dinámica,

vemos cómo Jacob está luchando con el ángel

que, finalmente, como sabemos por el episodio,

es probablemente esa figura que representa a Dios.

Es el momento que a Jacob se le otorga el nombre de Israel.

Es un episodio muy interesante que mucha gente desconoce y que,

sin embargo, el cuatro es precioso, si lo ves, muy decorativo.

No es demasiado grande, 68x86 cm.

Es un óleo sobre cobre.

¿Sobre cobre? Sí, que es una técnica preciosa,

difícil además, una técnica muy difícil,

que los pintores lo hacen también

porque el soporte, el cobre,

tiene mucha más durabilidad

y además el color es bellísimo

y parece que Jacob, aunque está peleando con el ángel,

parece que están bailando. Están en un paisaje bellísimo,

con una ambientación atmosférica de cielos tormentosos...

No sé, es muy, muy decorativo, diríamos.

No estamos hablando ahora de una gran obra maestra,

pero yo, por ejemplo,

ese sería uno de los que me llevaría para mi gabinete.

¿María Ángeles?

Pues yo hay uno que me gusta mucho, pero que, desde luego,

en las dimensiones que tiene mi casa, no me cabría.

Pero es un cuadro que me ha gustado de siempre,

es "La curación del padre de Tobías" de Strozzi.

Strozzi es un pintor que a mí me gusta mucho,

este pintor italiano del s. XVII, barroco,

y, bueno, me gusta sobre todo por la expresividad.

Es un artista que, a través del lenguaje gestual,

de la elegancia de esos gestos,

es capaz de transmitirnos la emoción de ese momento.

Ese momento en el que Tobías está poniendo

sobre los ojos de su padre,

esta hiel del pez para curarle.

Parece como que tuviera cierto reparo

y el arcángel le está como animando

a que lo haga porque, verdaderamente,

es un momento importante.

Y bueno,

pues esa presencia de la madre con ese gesto como de sorpresa

y a la vez esperanza, como diciendo: "Va a ser posible".

El perro que también mira expectante.

Y ese pez ahí maravilloso, en escorzo, como diciendo:

"Gran protagonista del cuadro".

En realidad, el protagonista es el pez.

Porque es su hiel la que va a curar la ceguera de...

Pero desde luego, a mí me resulta emocionante la imagen del libro,

aunque es de calidad,

no ofrece ese aspecto vivaz y húmedo de los ojos del padre.

Es realmente espectacular.

Os quiero seguir viendo por aquí,

que sigáis haciendo cosas de este estilo o cualquier otra,

pero siempre tan interesantes y que podáis venir a contárnoslo.

Yo os lo agradezco muchísimo y merece la pena este libro,

"La Biblia en el Museo del Prado",

junto con los dos anteriores dedicados a Jesús y a María.

Alicia Pérez Tripiana, María Ángeles Sobrino López,

gracias por estar aquí, pero sobre todo,

gracias por ese trabajo tan bonito, tan didáctico,

tan bello que habéis hecho. Gracias a ti.

Hasta muy pronto.

Y de todos ustedes también nos despedimos,

tan pronto como la próxima semana, si lo desean,

aquí nos encontramos de nuevo en "Últimas preguntas".

Gracias y hasta entonces.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La Biblia en el Museo del Prado

Últimas preguntas - La Biblia en el Museo del Prado

25 nov 2018

Este domingo os presentamos "La Biblia en el Museo del Prado", un libro editado por PPC en el que las autoras, también de "Jesús en el Museo del Prado" y "María en el Museo del Prado" nos presenta a los personajes del Antiguo Testamento a través de 26 obras de arte de la pina

ver más sobre "Últimas preguntas - La Biblia en el Museo del Prado" ver menos sobre "Últimas preguntas - La Biblia en el Museo del Prado"

Los últimos 516 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios