Últimas preguntas La 2

Últimas preguntas

Domingos a las 10.00 h.

Dirigido por: M. Ángeles Fernández

Últimas Preguntas trata de responder a esas grandes cuestiones que todas las personas nos planteamos, desde la perspectiva del humanismo cristiano, pero siempre en diálogo con los fieles de otras religiones y con quienes, aún no compartiendo una creencia religiosa, buscan la renovación de la humanidad.

El deseo de verdad, interrogarse sobre el por qué y la finalidad de las cosas, pertenece a la naturaleza misma del ser humano.

Últimas Preguntas trata de responder a esas grandes cuestiones que todas las personas nos planteamos, desde la perspectiva del humanismo cristiano, pero siempre en diálogo con los fieles de otras religiones y con quienes, aún no compartiendo una creencia religiosa, buscan la renovación de la humanidad.

En el programa abordamos temas relacionados con la fe desde distintos aspectos, teniendo en cuenta la dimensión social del hombre así como de la perspectiva misionera, social y caritativa de la Iglesia católica. Últimas Preguntas se emite los domingos, a las 10:00 h, en TVE2 y en el Canal Internacional.

Contacto

Escriba al programa Últimas preguntas: ultimaspreguntas@rtve.es

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4128472
Para todos los públicos Últimas preguntas - Unai Quirós - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Guitarra)

Tengo un plan de viaje que mostrarte.

No te lleva a ninguna parte si no parte desde mí.

Tengo billetes de primera clase.

Vente ligero de equipaje si no quieres sucumbir.

Y en los bolsillos no hace falta que cargues herramientas

ni nada de objetos de valor.

Mejor te traes tu alegría, paciencia y esperanza;

No te olvides del corazón. Y sentirás que tu casa

es un musical, que ir al curro es como estar

de vacaciones en Palma con pulsera a color.

Y verás que a diario puedes gozar,

que en lo ordinario de la vida

está presente aquello que buscas para hacerte feliz,

dentro de ti.

Unai Quirós, buenos días. Buenos días.

Bienvenido, qué gusto que estés con nosotros aquí,

en "Últimas preguntas", saludos, amigos.

Bienvenidos a todos una semana más y con música en directo,

porque ya nos hemos enganchado, Miguel, bienvenido también.

Nos hemos enganchado a la música en directo.

Nos hemos enganchado a la música en directo,

a disfrutar de los artistas con todo lo que cuentan

y toda su música y esto es una maravilla que esté aquí este programa

tan musical. Tan musical.

Hoy, con Unai Quirós, hemos hablado de él en distintas ocasiones,

le hemos escuchado, pero hoy queremos también hablar con él

porque tenéis mucho, como decíamos en otras ocasiones,

que cantar y que contar.

Preséntate, Unai, ¿cómo te presentas en esto de la música?

¿Cómo te defines?

Bueno, yo soy un cantautor que hace cositas para niños,

soy profesor de religión.

Hago canciones para trabajar valores en la escuela,

pero también hago música católica.

Y todo esto comenzó un poquito desde muy joven,

yo pertenezco a un movimiento juvenil de Málaga,

Movimiento de Acción Cristiana.

Y ahí aprendí a tocar la guitarra, pertenecía a un grupo músico-vocal

que teníamos en el movimiento. Es un grupo, Harijans,

y con él, pues estuvimos recorriendo España por lo menos durante seis años

y grabamos dos discos y después yo hice cositas en solitario,

empecé a componer, a hacer cositas para muchos festivales,

para oraciones...

E impulsado un poco por los amigos, "venga, ¿por qué no lo grabas

y lo pones un poco a disposición de la gente?".

Y eso es lo que estamos haciendo.

Una música muy vitalista, muy desde dentro,

porque es una música que sale de dentro,

pero que yo la definiría, bueno, de muchísimas maneras,

pero si me dicen un calificativo: música esperanzadora.

Canciones de esperanza. Sí, yo creo que el mundo

necesita esperanza. El mundo necesita un lenguaje,

sobre todo, un lenguaje de la vida.

Un lenguaje cercano, que pueda llegar a la gente

y que sea un lenguaje que la gente pueda captar muy rápido

y que pueda captar el mensaje bastante rápido.

Me gusta usar eso, metáforas de la vida,

cosas muy cotidianas, para enlazarlo con lo más trascendente,

con el Señor, sobre todo con valores evangélicos,

y para que la gente, sobre todo los jóvenes y los niños,

lo puedan cantar. Es que al fin y al cabo,

no son dos mundos separados. A veces parece que hablamos

de lo inmanente y de lo trascendente como si...

No, hay una conexión ahí y los músicos tenéis una labor magnífica

para unirlo, músicos poetas, diría yo,

porque luego algunos poetas le pones música.

Pero unís esa misma realidad.

Sí, la idea un poco es eso, un poco acercar el mensaje

o acercar aquello que no se entiende o acercar ese mensaje del Señor

que es tan práctico, que muchas veces hablamos de cosas muy raras

y que los chavales no lo captan. Y se aburren y no saben lo que...

Mis niños muchas veces: "papá, yo me aburro en la misa

y me aburro en las cosas y...". Claro, y es porque muchas veces

en lenguaje no lo entiende. Es verdad que tenemos que enseñarle

y tenemos que un poco hacer gustar, hacer gustar el Evangelio.

-Esta sensación que está expresando ahora creo que es lo que más aporta

una hija, da la sensación de que decimos cosas muy raras,

y él lo pone como muy sencillo, es un tío sencillo

y tienen mucha facilidad para poner ejemplos y situaciones

e imágenes muy sencillas... Toca esta de "Chiflado",

toca esa, que está muy bien. -"Chiflado, chiflado".

-Esa es. -Que tenemos un Dios chiflado.

¿Tenemos un Dios chiflado? Los chavales dicen "yo estoy chiflado

por esa muchacha" o "esto me chifla". Pues Dios está chiflado por nosotros.

¿A ver? Y dice así, dice...

Dios está chiflado por ti,

se ha vuelto un poco majareta para hacerte feliz.

Dios está chiflado por ti,

se parte y se reparte para quedarse junto a ti.

Es pura sencillez. Qué maravilla.

Siempre engancha muy bien, lo del MAC que él habla es...

Habla un poco del MAC, te lo pido porque es el carisma más fuerte

que he visto de conseguir que chavales en una situación

absolutamente de riesgo y en una situación en zonas muy deprimidas

pues simplemente creando un local y convocándolos es capaz de tirar

para adelante de gente que tenía una mala suerte en la vida...

Sí, háblanos un poquito de este movimiento.

Sí, la verdad es que somos un grupito de jóvenes, bueno, somos bastantes,

hay como siete u ocho comunidades que se han formado

y estamos caminando, y lo que hacemos es en las parroquias

que lo demandan, sobre todo en sitios más, como dice Miguel,

más marginales, más difíciles, pongámoslo así.

Trabajar con ellos en su ambiente, es decir, ir a buscar a la gente,

ir a buscar a los jóvenes, ir al encuentro.

Un poco salir afuera, salir a la frontera,

salir a la calle, estar con ellos jugando al fútbol,

hacerte amigo de ellos, sentirse cercano y, después,

poco a poco ir enseñándoles la figura de Jesús.

Tenemos locales donde hacemos juegos, hacemos actividades, olimpiadas,

ligas de fútbol, campamentos, oraciones, las reuniones de grupo,

nuestras catequesis... Entonces, poco a poco,

los chavales hay quien va descubriendo, hay quien no...

Sobre todo, los chavales tienen un punto de referencia

que en la calle dicen "vamos a ir al salón",

y allí se encuentran con más jóvenes y la verdad es que se crea un clima

bastante bueno. Cuando hablas de esos ambientes,

¿a qué ambientes te refieres? Ambientes alejados de la iglesia,

ambientes, incluso desde el punto de vista social, desfavorecidos...

¿Cómo son? De todo.

Con los chavales que trabajamos están alejados de la iglesia, totalmente.

Ellos ni van a misa, muchos no han hecho la comunión,

otros no están bautizados, y, gracias a Dios, con ese trabajito,

hay niños que se van acercando, que se bautizan, hacen su comunión,

empiezan a formar parte de los grupos, forman comunidades

y poquito a poco. Es una labor maravillosa.

Pero con mucho arte y con mucha capacidad,

una visión de proceso enorme, una visión de poner algo

donde no hay nada, también. O sea esa habilidad de decir...

Ahora mismo tienen mucha oferta los chavales, ¿no?

Entonces, aquí, en este rincón de esta ciudad que no hay nada,

ponemos un local y empezamos a dar oportunidad y...

Y además me parece muy original, muy creativo,

porque parece que a los jóvenes siempre hay que darles lo mismo,

pero vosotros les estáis dando otra cosa, en su lenguaje,

en su ambiente, pero es otra cosa diferente a lo que habitualmente

parece que les gusta a los jóvenes.

Es una alternativa a la que la sociedad ofrece,

entonces es verdad que también hay que ofrecer cosas

que a ellos les gusten y actividades que a ellos les gusten

para después enlazarlas con el Evangelio y con el mensaje de Jesús.

Miguel, tú tenías muchas ganas de que viniese Unai al programa,

¿por qué? Tenía muchas ganas de que viniese

por esto, por esto que estamos hablando, porque creo que viene

muy del compromiso, viene muy de estar en la calle con la gente

y entonces de percibir lo que los chavales, así de primera sensación,

perciben, entienden y, en este caso, lo que él dice,

de todo lo que no entienden, o sea como de qué cosas más raras,

y entonces tiene esta capacidad, está aportando,

creo que de una manera bestial, una cosa muy sencilla,

una impronta muy sencilla, de ideas muy directas,

una cosa muy graciosa, mucha facilidad para trabajar con niños.

El "Chiflado" esto de la sal y la luz, en cualquier canción te monta

un baile... Sí, sí. Y ves a todo el mundo haciendo...

Las cosas para niños, que bien hechas siempre funcionan para todo el mundo.

Él tiene mucha vida para eso. La que quieras.

-Voy a cantar "Somos la luna". -Una de esas, cualquiera de esas.

-Sí, un estribillo sencillo para que la gente pues...

Somos la sal.

Somos la luz.

Somos el eco, el reflejo, del amor que nos diste en la cruz.

Somos la sal, somos la sal,

somos la luz, somos la luz,

somos el eco, el reflejo, del amor que nos diste la cruz.

Y fuera todo el mundo "somos la sal...".

-Empezamos a echar sal y empezamos a alumbrar a la gente...

-Tiene un arte... -Nos ponemos en la cruz, en plan...

-Y la cruz, sí, es verdad, es verdad. Qué bueno.

Yo por ejemplo no soy capaz de hacer...

(RÍEN)

"En la cruz..." y la coreografía es esta.

-La coreografía es que en la cruz Dios...

Jesús se vuelve loco por nosotros y hay que ponerse...

Hay que estar en movimiento. -Es fantástica.

Tu último trabajo discográfico se llama "Desde mi cuarto creciente",

¿cuál es ese cuarto? ¿Dónde está ese cuarto creciente, además?

Vamos por partes. El cuarto.

El cuarto yo me refiero al corazón.

Es un disco que nos invita a mirar hacia dentro,

porque esta sociedad nos invita un poco a mirar hacia fuera,

a buscar la imagen, es como la cultura del envase,

pero no del contenido, entonces, un poco mirar hacia dentro,

descubrirnos a nosotros y descubrir a ese Dios que habita en nosotros.

Porque Dios habita en nosotros, vamos a buscarlo y vamos a buscar

nuestra esencia.

Y lo de creciente es porque muchas veces nos conformamos

con lo que somos, y con lo que doy y con lo que puedo hacer,

y que siempre podemos ir... Siempre podemos hacer lo mejor posible

y ser nuestra mejor versión y, sobre todo, eso de crecer y crecer

hasta que realmente saquemos lo mejor de nosotros.

Pero esto es una constante en tu carrera discográfica,

en tu carrera musical, mejor dicho, pero yo creo que también en tu vida,

ese amar y crecer, son como no sé, los dos pilares en los que...

O dos de los pilares fuertes, gordos, en los que te sostienes.

Sí, yo es que realmente en ese tema estoy siempre suspenso, entonces...

Intento de verdad que realmente el amor es lo que, obviamente,

mueve el mundo y mueve a las personas, el saborear la vida,

saborear los instantes de las personas, vivir el presente,

estar conectado a la gente real y a la gente... Y a la vida, ¿no?

Creo que si no amamos y no saboreamos cada instante,

cada momento, nos perdemos la vida y seguimos viviendo

y nos estamos perdiendo, realmente, lo más importante.

Habéis coincidido muchas veces o habéis provocado el encuentro

muchas veces, ¿no, Miguel y Unai? Sí, muchísimas veces,

estamos ahí siempre juntos y coincidimos muchas veces,

estamos siempre animándonos.

Estuvimos ahora en Zaragoza en un festival encantador,

se llama "Esperanzarte". Y, después, también,

que me metía con la caja de ritmo del disco... ¿Cuál era?

El de "Dichosas caídas", ¿no? -Yo saqué un primer disco casero,

en mi casa, con un teclado que yo tenía...

-"Dichosas caídas", sí, que está muy bien, con una energía

y una intuición pero, claro, la caja de ritmo era perrera, una cosa...

Te tuviste que fijar en ello, ¿no? No, es que era una cosa infumable.

-Y me dijo: "¿la cabrilla la has vendido, no?".

(RÍEN)

Entonces le escribí porque veía tanto potencial en el disco,

y lo único que le faltaba era presupuesto y tiempo.

De hecho, de ahí viene, ahora mismo está tocando por todos los sitios

y estamos con eso, con esa caja de ritmo, eso sí, en su cuarto,

no el de su corazón sino en su cuarto de casa

con un aparato absolutamente básico hace un disco entero,

que se llama "Dichosas caídas",

pero que las canciones van funcionando.

Oye, cántanos alguna cosita más. Venga...

-Voy a hacer algo del disco nuevo que habla un poquito de...

Habla del amor.

Y una característica importante del amor es que el amor no se cansa.

Es verdad. Es verdad.

(Guitarra)

No te cansas de mí

aunque a veces sea un trasto, lo sé.

Y no te importa invertir en mí

arriesgando sin miedo a perder.

En ti yo encuentro descanso,

eres mi cielo, mi suero y mi hogar.

El motor que genera esperanza

con un abrazo de sinceridad.

Con una simple mirada

adivinar lo que ocurre dentro de mí,

no sé si yo te merezco

pero no quiero estar lejos de ti.

Es tu voz la que me da la salida

hacia un mundo pintado a color,

que no encuentro sabor ni motivo mejor

que tus brazos a la puesta del sol.

Es tu amor el que cura mis heridas

sin pedirme ninguna explicación,

sin pedir condición, sin especulación.

Tú me quieres

tal y como soy.

Tal y como soy.

Tal y como soy.

(Guitarra)

¿Cómo son tus clases de religión?

Yo me lo paso muy bien.

-Los chavales, no sé...

Es que me han dicho que se pasa muy bien en tus clases de religión.

Sí, yo me lo paso bastante bien, la verdad es que este año

estoy en dos centros y tengo todo infantil.

Qué bien. Yo tengo un guitalele chiquitito...

A eso yo quería llegar también. Yo tengo un guitalele

y, entonces claro, todas las canciones

empezamos saludándonos, con la señal de la cruz...

(CANTA) "En el nombre del Padre, del Padre".

Y empezamos ahí, canciones, cuando tocamos diversos temas

siempre intento meter alguna canción porque para los chavales

eso es fantástico. También, el dramatizar, el bailar,

también con las canciones de Miguel y de niños...

Hombre, claro. Los chavales, ya ves.

Siempre bailamos, cantamos y, aparte, una dinámica, un juego,

sobre todo para que los chavales se motiven con la asignatura

y que no digan "no, que religión no...",

sino que sea algo en que los chavales estén muy contentos.

Porque los niños, alguna vez, sobre todo el año pasado,

yo creo que salió un poco sin forzar pero en el programa hablábamos mucho

de la espiritualidad, de la vida interior de los niños.

Y es que la tienen, ahora incluso se han escrito libros

sobre meditación para niños, hay algo que se está moviendo ahí.

Quizá es que hemos descubierto algo que ha existido siempre

pero ya Jesús nos dijo: "si no os hacéis como niños,

no entrareis al reino de los cielos".

Y es que es eso, ese punto que tienen los niños

y que hay que saber valorar, saber captar y saber vivir, incluso,

como ellos. Sí, además, ellos captan el mensaje

bastante bien. Si se les explica, ellos lo captan muy bien,

y después te recuerdan: "Maestro, como tú dijiste el otro día...".

Y se acuerdan.

Yo uso en mi clase también la relajación, y el silencio.

Porque es importante... Qué importante, qué importante.

Es importante hacer el silencio porque los chavales y todos

estamos sobreestimulados con tanta información,

con tantos móviles, con tantas tablet,

que necesitamos un poco relajarnos y, sobre todo, silenciarnos.

Para infantil es un poco complicado, ellos lo hacen,

ellos hacen un jueguecito de silencio con unos masajitos,

y la verdad es que ellos...

Es otra manera un poco de recogerse y mirar hacia dentro,

y ver cómo nos sentimos y cómo estamos.

Le sigo dando vueltas a lo que te ha dicho antes Miguel

de que tenías un potencial enorme y había que hacerlo...

Bueno, que no sonase nada mal dentro del disco,

pero esto no es fácil, y no me refiero, obviamente,

a las cuestiones de cada uno, a los dones que tenéis,

sino que la industria está muy complicada, ¿no?

Y tener presupuesto para hacer un disco como puede estar

en vuestra cabeza, eso es muy complicado, ¿no?

Es muy complicado, producir un disco es sobre todo costoso,

de dinero, claro. A eso me refiero.

Por lo demás se da, porque lo tenéis.

Claro, el problema es que... Pero es que luego hay que, claro...

Hay que hacer un esfuerzo.

Un poco de inversión y se va haciendo lo que se va pudiendo.

Que yo quisiera hacer pero si no puedo...

Quisiera ir a grabar las baterías, con reales y no se qué,

¿que no puedo? Pues no lo hago. Entonces...

-Porque él tiene capacidad de liar a gente, también, equipo,

de unos musicazos malagueños y de demás sitios y, bueno,

el "Bendita rutina" está hecho con Jonathan Narváez,

que es un amigo argentino fantástico que son ya producciones

de muy buen nivel.

Pero, claro, evidentemente está muy lejos de los presupuestos

de las cosas que estamos haciendo en la calle.

Pero aún así, por ejemplo, "Desde mi cuarto creciente"

es un disco fantástico que está a una altura escuchable

y que llega por los oídos y por la sensibilidad

llega al corazón de todo el mundo y tiene una calidad sobrada.

Fíjate, yo a todos los músicos... Igual, ya lo hemos dicho

en otro momento, no me gusta poner etiquetas,

músicos que vivís en vuestra fe y que lo transmitís

a través de la música.

Lo hacéis de un modo auténticamente profesional,

tenéis un talento enorme,

contáis que de una u otra manera al final conseguís unos medios

para hacer un trabajo maravilloso pero no os dedicáis profesionalmente

o sois muy pocos los que os podéis dedicar profesional, exclusivamente,

a esto, ¿no? Vaya, que comáis de la música, para entenderlo.

Eso es muy complicado, entonces, a mí me parece maravilloso

porque sacáis tiempo de donde no lo tenéis,

en tu caso sois profesores, pues tenéis que buscar tiempo,

me imagino que muchas veces de quitárselo a la familia

o de llevaros, como tantas veces ha hecho aquí con nosotros

Nico Montero, por ejemplo, cuando ha venido,

venirse con toda la tropa. Sí.

-Claro, yo estoy casado, tengo dos niños y, claro, los fines de semana

que estoy de viaje muchas veces y, claro, es un poco compaginar el tema

y cuando no se puede pues no se puede.

Eso es pura vocación maravillosa. Vocación y generosidad.

Sacar esa vocación y compartirla con los demás.

Sí, pero luego se da uno cuenta de que uno recibe más

que lo que da. Pero es verdad que requiere un esfuerzo,

requiere un esfuerzo doble, familia, trabajo, preparar todas las cosas

y luego los músicos que te acompañen, también, que tienes que estar

ensayando con ellos, porque tienen que ensayar, está claro.

-La carretera, que es tremenda, la carretera.

Pero los músicos también es una suerte, Daniel tiene habilidades

en encontrar músicos fantásticos, que están muy acordes,

muy en sintonía con toda la movida, eso es muy importante.

-Sí, Miguel Ángel Leal que ha producido el disco este último.

Cuántas veces más hablado de él en la radio, ¿eh?

Sí.

-Y la verdad es que es músico profesional y él ahora mismo

está haciendo sus cositas a nivel musical y con la música.

Este verano te vamos a poder ver... Tiene una página web fantástica,

Unai Quirós, también, y muy poética, merece la pena disfrutarla, también.

Ahí nos vas a poner dónde vas a estar en los próximos meses,

y para las personas que digan: "no, yo le quiero ver en directo".

Sí, ahora tenemos algunas cositas, lo que va saliendo se va publicando

en la web para que la gente pueda... Qué bien.

Oye, pues a mí me ha encantado que hoy hayas estado con nosotros

y es la primera vez en directo, pero que no sea la última, por favor,

yo creo que hemos abierto la puerta esta que teníamos entreabierta

con Miguel, y con los vídeos, que vamos a seguir poniendo videoclips,

por supuesto, pero siempre que podáis estar aquí con nosotros,

porque así hablamos un poquito, os conocemos un poco más...

A mí esto me encanta, ¿eh, Miguel? Así que vamos a seguir.

Vemos toda la vida que hay detrás de las canciones.

Que hay muchísima, muchísima. Eso es, porque las canciones

no salen de un ratito de inspiración, que también, supongo,

pero salen sobre todo de un trabajo, evidentemente, pero de una vivencia,

fundamental, ¿no? Y en tu caso es así.

Muy bien. Unai Quirós, muchísimas gracias,

nos vamos a despedir con la música. A vosotros. Vale.

Miguel, que nos encontramos prontito.

En otras. Muy pronto. ¿Vale?

Y con todos ustedes, por supuesto, que nos encontramos si Dios quiere,

tan pronto como la próxima semana, aquí, en "Últimas preguntas",

gracias por ese tiempo que nos han dedicado y nos despedimos,

nos decimos hasta pronto con la música de Unai Quirós en directo.

(Guitarra)

Tengoenmicartera másdeunbeso,

unpuñadodesilencios

y cupones siempre con descuento.

Tengoalgunapalabradealiento,

intenciones con acierto

y un abrazojustoatiempo.

Tengo una sonrisa de repuesto,

lágrimasyversos

que se expresan sin guardar secretos.

Puedo amenizar tu aburrimiento,

ser tu rosa de los vientos

yenfestivoestarabierto.

Busco en mi trastero las semillas

que me hacen ser tan especial.

Yanotengomiedo asacarlasapasear,

aúnmequedatantoporsembrar.

Hay un tesoro por descubrir,

por descubrir.

Hay un tesoro dentro de mí,

dentro de mí, dentro de ti.

Hay un tesoro por descubrir,

por descubrir.

Hay un tesoro dentro de mí.

Últimas preguntas - Unai Quirós

23 jul 2017

Los últimos 442 programas de Últimas preguntas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios