Serie documental que presenta 13 destinos internacionales entre los que se encuentran Colombia, Islas Canarias, Japón, Madeira o el Bosque Bávaro en Alemania, mostramos siempre la cara más rural de estos países, por lo que a veces es lo más desconocido; son viajes mágicos y es una suerte que podamos rodar allí para descubrirlos al gran público. La serie hace un repaso a la historia, la gastronomía o las ofertas de ocio en estos entornos rurales.

5324594 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Turismo rural en el mundo 2 - Badajoz - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

La Tierra,

mas de 500 millones de kilómetros cuadrados de extensión,

el 70% es agua.

En la superficie terrestre

las ciudades concentran el mayor numero de habitantes del planeta.

En sus calles y avenidas deambulan millones de personas,

inmersas en el delirante y frenético ritmo urbano.

Abrazados por edificaciones que reflejan nuestra historia,

nuestro pasado.

Casi 200 países soberanos dibujan fronteras en un mapa efímero

donde lo rural

queda relegado a un segundo plano.

Miles de ríos que cortan parajes extraordinarios,

lagos que nacen de las entrañas de la tierra,

montañas que acarician las nubes,

cuevas y galerías que crean un escenario subterráneo y furtivo.

Bosques recónditos,

desierto infinitos,

volcanes que duermen,

islas que seducen,

senderos que hechizan.

Lluvia,

nieve,

sol...

La Tierra ofrece una suerte de parajes por descubrir,

un mundo,

donde lo rural cobra protagonismo.

Es el sur de Europa.

Es el sur de España.

Es...

Extremadura.

Extremadura es un compendio de bellas poblaciones

repartidas entre las dos provincias más grandes de España:

Cáceres y Badajoz.

Una suerte de municipios históricos

agazapados por una naturaleza virgen y exuberante

que envuelve castillos;

iglesias;

monasterios...

Es el reflejo de la historia de España y del mundo,

pues aquí,

nacieron aquellos que descubrieron América para occidente.

Es el lugar que eligió el Emperador Carlos V

para pasar sus últimos días de vida;

es la región del impresionante complejo monacal de Guadalupe;

de las dehesas de Monesterio

y de sus productos ibéricos;

del cerezo en flor en el Valle del Jerte;

del Río Guadiana;

y del Tajo;

del Geoparque Villuercas-íbores-Jara;

del Parque Natural de Cornalvo...

o del Parque Nacional de Monfragüe.

Hoy emprendemos nuestro viaje al sur de Extremadura;

en la provincia de Badajoz.

Badajoz ocupa un lugar destacado en la Península Ibérica,

pues es el paso natural hacia el Alentejo portugués,

y por ende,

al país luso.

La provincia extremeña

hace frontera, también, con las andaluzas de Huelva,

Córdoba y Sevilla;

también con las tierras de Don Quijote de la Mancha.

Estamos, pues,

en una encrucijada de caminos a tiro de piedra

de importantes regiones ibéricas.

La provincia de Badajoz

está vertebrada por las aguas del Guadiana,

que con sus casi 1000 kilómetros

es el cuarto río más largo de España.

La trascendencia de este caudal en la provincia pacense

queda clara en sus fértiles vegas,

pues la agricultura

juega un papel muy importante en la economía de Badajoz.

A mediados del siglo XX

se construyeron embalses como el de La Serena,

el de Orellana o el Cíjara

con el fin de dinamizar el sector agrícola.

Hoy son muy portantes atractivos turísticos.

Detrás tenemos la zona que le llamamos nosotros

Las Buitreras,

es una zona protegida,

no se puede navegar muy cerca de ahí

y es,

una maravilla para ver.

Naturaleza,

pesca,

hospitalidad

¡Se come bien!

Al final es,

como un veneno que se te mete.

Nos encontramos al sur de la provincia de Badajoz

y accedemos, por el oeste, al término municipal de Zafra.

El entorno del Embalse de la Albuera

recuerda, en época estival, a los biomas de climas áridos

debido a las escasas precipitaciones.

Pero basta con traspasar estas ondulaciones del paisaje

para toparnos con la majestuosa Sierra del Castellar,

donde el matorral xerófilo

da paso a especies del bosque Mediterráneo.

La Sierra del Castellar,

es un estratégico macizo que ha sido habitado por el hombre

desde la Prehistoria.

Hoy día,

es un lugar muy valorado por los amantes del senderismo

o la bicicleta,

pues por aquí,

discurre el Camino Colorao,

uno de los tantos senderos históricos

que unen Zafra con los municipios de la Comarca.

Zafra se sitúa al borde de la Vía de la Plata

y es un importantísimo cruce de caminos

desde tiempos inmemoriales.

En la actualidad,

es una ciudad de referencia al sur de Badajoz,

llena de vida y con un patrimonio histórico de gran relevancia.

Zafra conserva el esplendor que vivió este municipio

a finales de la Edad Media

y en el Siglo de Oro.

Conventos,

Iglesias,

Hospitales.

Son el reflejo del papel que ha jugado Zafra

en la historia de España.

El Palacio de los Duques de Feria

es el monumento más emblemático.

El edificio,

hoy convertido en Parador Nacional de Turismo,

fue levantado en el siglo XV por el entonces Señor de Feria,

Lorenzo II Suárez de Figueroa.

También a mediados del siglo XV

comienza la construcción de una muralla para proteger la ciudad,

para proteger la ciudad,

aunque también para facilitar la fiscalización,

controlando la entrada y salida de los mercaderes

que llegaban a Zafra.

Todavía pueden verse algunas de las puertas

que daban acceso al municipio.

Zafra siempre ha sido un punto de referencia

para comerciantes y mercaderes.

No en vano,

su Feria Internacional Ganadera

lleva celebrándose hace más 560 años.

En la Plaza Chica se celebraba el mercado semanal;

la vara de medir es el recuerdo de aquellas transacciones

que se realizaban a los pies de los soportales

de esta menuda plazoleta.

Cuando la Plaza Chica no pudo acoger

la enorme demanda de comerciantes y mercaderes,

hubo de construirse,

en el siglo XVI,

la denominada Plaza Grande.

Basta con recorrer algunas callejuelas del viejo barrio judío

para toparse con la Iglesia de la Candelaria,

del siglo XVI,

que se levantó donde antes se ubicaba a sinagoga.

Ponemos rumbo al noreste para tomar la Vía de la Plata.

La Torre de San Francisco,

lo único que queda en pie

del convento franciscano de San Benito,

nos despide en nuestro camino hacia la Comarca de Tierra de Barros.

Tierra de Barros se ubica entre las estribaciones

de Sierra Morena y las Vegas del Guadiana.

Sus paisajes se caracterizan por infinitas viñas

y olivos centenarios.

En nuestro recorrido hacia el noreste,

nos topamos con la Sierra Grande de Hornachos,

un paleorelieve montañoso

que destaca sobre las inmensas llanuras del sur de Badajoz.

Antonio Gabaldón, es biólogo

y conoce cada palmo de esta tierra.

Nos encontramos en la Sierra Grande de Hornachos,

en concreto en el Valle de los Corraletes

que está ubicado entre el Peñón del Carrascal,

el Peñón de la Sillá

y toda la cordillera que va a terminar

en el Peñón de Marín

que es,

el pico más alto de,

de la Sierra Grande de Hornachos

con 943 metros.

Estas sierras proceden del Paleozoico,

aproximadamente 240 millones de años

y como veis ha pasado tanto tiempo que se ha erosionado mucho.

Los picos son muy romos,

muy achatados

y veis la cantidad de derribos que hay,

toda esa piedra procedente de la erosión

de la parte de arriba.

La Sierra está declarada Zona de Especial Protección

para las Aves.

En las altas cumbres de los Roquedos

habitan especies como el águila real o el buitre leonado.

Por eso la importancia de la Sierra de Hornachos

precisamente por las rapaces,

tanto buitre;

que hay una buena población actualmente,

unas 25

o 30 parejas anidantes o quizá haya mas

y dos o tres parejas de águilas reales en lo que es la sierra

y en los alrededores también hay águila imperial”.

Sus más de 12.000 hectáreas

albergan una vegetación compuesta principalmente

por matorral de monte bajo

y espesos bosques de encina y alcornoque.

En el sotobosque destaca la jara.

En las zonas más rocosas

crecen, con profusión, coníferas como los enebros.

Aprovechando que estamos en un roquedo

tenemos aquí un árbol que es un enebro,

juniperus oxycedrus.

Aquí en el pueblo se conoce, más que por enebro,

se conoce por ‘nieblo’

y estas son las bayas,

que da,

lo que pasa que estas están aun

de color verde,

pero,

aquí hay,

unas de color,

maduras,

de color marrón,

que estas bayas sirven para aromatizar la ginebra.

Esto le da aroma a la ginebra.

Además del evidente interés geológico y natural,

la Sierra de Hornachos también conserva

importantes huellas históricas.

Antonio nos conduce

hasta las pinturas rupestres del neolítico

que se pueden observar en algunos abrigos.

El acceso no es fácil.

Paneles como este, aproximadamente, yo conozco unos ocho

en la Sierra de Hornachos;

en Sierra Grande, aquí en la Sillá donde estamos,

por lo inaccesible del terreno

es fácil que todavía haya algunos abrigos

que no se hayan descubierto en los cuales haya mas pinturas,

mas paneles como este o mayores que este.

Subimos hasta una de las cimas más altas de la Sierra.

El ascenso no entraña una dificultad excesiva,

pero se hace necesario conocer el terreno,

por lo que es aconsejable contar con la pericia

de un guía experimentado.

Estamos en el Peñón del Carrascal

y venimos del Castillo de Hornachos, Castillo de Hornachos que fue,

fundado por los árabes en el siglo IX,

ellos estuvieron habitándolo durante unos cuantos siglos

hasta que en siglo XIII

los cristianos lo reconquistaron.

Como veis un sitio estratégico para construir una defensa

y lógicamente es de difícil acceso.

Este era el limite entre el reino de Badajoz

el reino árabe de Badajoz

y el reino de Toledo;

y la sierra,

la Sierra de Hornachos

es el limite natural entre;

por el oeste Tierra de Barros

y por el este la Comarca de la Serena.

Dejamos atrás Tierra de Barros en nuestro viaje hacia el noreste

por la provincia de Badajoz.

El paraje cambia drásticamente;

de las llanuras donde predomina el cultivo de secano,

pasamos a las fértiles vegas

que procuran la agricultura de regadío.

Los extensos embalses

vertebran la tierra

y conforman cientos de kilómetros de costa de interior

que crean un particularísimo ecosistema.

Para la flora.

Para la fauna.

Y para el ser humano.

Hemos llegado a la región natural de Los Lagos de Badajoz.

Aquí Badajoz...

es agua.

Acedera pertenece a la Comarca de Vegas Altas.

Este bonito pueblo, de apenas 800 habitantes,

es Zona de Especial Protección para las Aves.

Estamos en Acedera

y estamos aquí porque,

aparte de ser puerta de entrada a los embalses, es un sitio

singular

porque es una Zepa urbana.

Es una Zepa urbana por el cernícalo primilla

como se puede ver aquí detrás en la iglesia; esta iglesia,

alberga una colonia interesante de cernícalo primilla.

Ahora mismo hay un proyecto,

proyecto LIFE de medioambiente que pretende,

conservar la población de cernícalo primilla

pero dándole un matiz de turismo, ¿no?,

de intentar traer a la gente a los cascos urbanos

pero con la motivación de ver al cernícalo primilla, ¿no?

Esta ave falconiforme

llegó a ser una especie declarada en peligro de extinción.

Sin embargo, su población ha aumentado en España,

afortunadamente.

Lo que estamos viendo es la colonia

de primilla que tenemos a las espaldas,

sobretodo son cebas;

el macho aportando alimento al nido

y la hembra dando de comer a los pollos,

es quizá ahora el momento de mayor trasiego

porque los pollos están creciditos

y necesitan mucho alimento”.

En la iglesia de Acedera

también habita una colonia de cigüeñas.

Ambas especies comparten, sin problemas,

los viejos tejados del templo.

Junto a Fernando,

nos desplazamos hasta el Parque Periurbano de Moheda Alta.

Grandes hectáreas de dehesa y cultivos de regadío

son el hogar de multitud de especies de aves.

Estas especies que podemos ver ahora en primavera,

entre algunas de ellas entre del grupo de los limícolas,

por ejemplo el ‘chorlitejo chico’,

que podemos ver ahí,

cigüeñuela’

que podemos ver ahí en la charca,

‘avoceta’ también estamos viendo,

vemos ‘espátulas’

y algunos que otros limícolas que también se pueden ver por aquí.

En los extensos terrenos dedicados al cultivo,

especialmente en los arrozales,

podemos encontrar otras muchas especies.

La anegación periódica de estas áreas

procuran la visita de especies que atraen a ornitólogos del mundo.

El agua de los grandes embalses

que tenemos en La Serena y La Siberia,

principalmente el de Orellana que es el que riega esta parte,

trae el agua hasta aquí,

que es el último destino; los campos de regadío,

y a parte de ese aprovechamiento

que hace el hombre de estos cultivos,

las aves se han adaptado a vivir en este paisaje,

sobre todo en los arroces

y ahora mismo podemos ver aquí canasteras, podemos ver cigüeñuelas

y un sinfín de aves que se han hecho a ello

y aprovechamos además de los cultivos,

aprovechamos el turismo ornitológico con estas aves.

A escasos kilómetros de Acedera,

alcanzamos las aguas del embalse de Orellana.

Este pantano se construyó dentro del "Plan Badajoz"

a mitad del siglo XX

con el objeto de suministrar agua a los regadíos

de la provincia pacense.

La actualidad,

se encuentra en la lista de Humedales

de Importancia Internacional

establecidos en el Convenio de RAMSAR junto a Doñana,

el Delta del Ebro o las Tablas de Daimiel,

lo que pone de manifiesto la relevancia

de este entorno natural.

La extraordinaria belleza de Orellana,

las espléndidas condiciones del agua,

así como las infraestructuras,

lo convierten en un lugar ideal para el baño.

No en vano,

la Playa de Orellana ostenta, ininterrumpidamente desde 2010,

la bandera azul,

la primera de costa de interior en España.

También en la provincia de Badajoz,

la Playa de Cheles,

en la frontera con Portugal

cuenta con esta honorable distinción.

En Orellana, pueden practicarse deportes náuticos.

Una de las modalidades deportivas más populares es el wakesurf.

Los parajes cercanos a los lagos

fueron habitados por el hombre desde tiempos remotos.

A unos escasos 20 kilómetros del embalse de Orellana,

se encuentra el pueblo de Navalvillar de Pela.

Los casi 5.000 habitantes de este acogedor municipio

guardan con celo sus tradiciones.

Una de sus obras de artesanía más peculiares

es la conocida como manta guapa.

Cada año, se utiliza para engalanar los caballos

en la fiesta más célebre de los peleños:

La Encamisá o Carrera de San Antón.

Las mujeres son las encargadas de bordar la manta guapa.

Estoy haciendo,

una manta guapa,

para,

la carrera de San Antón,

típica en nuestro pueblo.

Hay dos maneras de hacerla;

que es tejida en telares

y yo la hago bordada,

porque, se bordar

y entonces he aprovechado para hacerlo.

Primero tienes que, dibujarlo,

después la tienes que bordar y cuando ya tienes...

el bordado hecho,

tienes que hacer los madroños.

Esta singular manta

está rematada con 50 coloridos madroños de lana

en cada extremo.

Este es un madroño, terminado.

Se cogen los dos cartones

y se va enrollando el hilo,

la lana finita,

que antes ya la he hecho madeja.

Entonces es un trabajo

que casi se emplea la familia entera.

El hacer la manta, bordarla,

te lleva un mes.

Cuando ya tienes el madroño terminado

tienes que ponerle,

este palito,

que es un gamón,

que es duro;

ahí le pinchas una aguja para pasarlo luego a la manta.

Luego le tienes que poner la madroñera

que si tienes ayuda

de la familia la harás en un invierno

si no tardaras algo más.

Aquí tenemos ya la manta terminada,

los madroños,

siempre son con colores vivos y llamativos

y cuanto más colores tengan,

pues mas bonitos son los madroños.

Igual que el bordado,

los colores tienen que ser alegres y vivos,

queda mas bonito.

Bueno, pues esto como bien hemos dicho,

es la manta guapa.

En un principio no eran estas mantas,

eran costales,

costales que se usaban para traer las aceitunas al pueblo,

en fin, o que había en aquellos momentos;

a raíz de los años y de la evolución de la fiesta,

unos marqueses de aquí

comenzaron a traer las primeras mantas ya bordadas, como estas;

con sus madroños, mas chiquititos, madroños típicos de la sierra,

de colores, más simples”.

Y luego bueno...

las buenas mujeres que tenemos en nuestro pueblo

nos hacen estas bellezas,

y ya se ven motivos y adornos de flores,

de animales, en fin de varias cosas,

que muestra lo que es el esplendor de la fiesta.

¡Es el buque insignia nuestro, vaya!

Lo que nos distingue de otras fiestas

y estamos muy orgulloso de ello.

La ruta que marcan los propios lagos

nos lleva hasta la Comarca de La Serena.

Aquí, en una de las zonas esteparias más relevantes del país,

se encuentra el embalse del Zújar.

De dimensiones más modestas,

sus 1.500 hectáreas también son aptas para el baño.

La actividad más frecuente es la navegación en Kayak.

No en vano, cientos de personas,

acuden a sus aguas para realizar el descenso del Zújar.

Los miradores y embarcaderos

se suceden a lo largo de sus seis kilómetros de costa de agua dulce.

También sobre el río Zújar,

pero un poco más al noreste,

se encuentra el embalse de la Serena.

Con casi 14.000 hectáreas,

es el embalse con mayor superficie de toda España,

y uno de los grandes de Europa.

Las comarcas que rodean los lagos

pueden presumir de una encomiable riqueza histórica.

Desde antiguos cortijos rehabilitados

y adaptados a los nuevos tiempos,

hasta solemnes fortalezas medievales

que se alzan en lomas casi inaccesibles.

A los pies del embalse de la Serena

se levanta el castillo de Puebla de Alcocer,

una imponente fortaleza defensiva del siglo XIII,

remodelada posteriormente.

De origen mudéjar,

el castillo mantiene una compacta muralla

y la formidable torre del homenaje,

que le confieren un aspecto grandioso.

La diversidad del paisaje que abraza los lagos de Badajoz

queda patente a medida que avanzamos en nuestro viaje.

En plena comarca de La Siberia,

declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2019,

encontramos el embalse de García Sola.

Estamos en otro de los grandes focos ornitológicos

de la provincia de Badajoz.

En el farallón de Puerto Peña encuentran refugio

varias colonias de aves rupícolas;

entre otras especies,

aquí habita la mayor colonia de buitre leonado

de toda la provincia.

En la orilla del Cerro de la Barca,

antiguo punto de paso del Río Guadiana,

nos detenemos a probar una de las joyas

gastronómicas de la comarca:

el escarapuche.

Este plato típico de la localidad de Peloche

se puede elaborar con distintas carnes.

En este caso,

nos decantamos por cerdo ibérico.

Vamos a hacer ‘escarapuche’

que es el plato típico

de aquí de Peloche,

es un plato muy rico

y ahora mismo os vamos a enseñar como se hace

¿De acuerdo?

Cogemos la carne, que previamente hemos asado

la vamos a trocear.

El plato también lleva tomate,

lleva cebolla,

y se aliña como una ensalada, con aceite vinagre y sal.

Se toma fresquito,

por lo tanto para ahora para el verano,

pues es un plato que está muy bueno.

La receta original

se hacia con un pez

que se llama boga,

y que había en el río,

pero como desaparecieron las bogas,

se reinventó

y empezamos a hacerlo de carne,

pero vamos; sigue teniendo muchísimo éxito.

Igual que antes.

Es un plato de origen humilde,

lo hacia todo el mundo aquí

y era muy sencillo de hacer además como,

se hacia con bogas y las bogas se pescaban en el río

pues cualquiera,

tenia acceso a ello,

entonces...

es un plato humilde.

Una vez que tenemos estos trocitos cortados,

lo vamos a ir...

...echando aquí,

para poder mezclarlo.

Una vez picado el tomate y la cebolla, sólo falta el aliño.

Y... ¡Bueno!

¡Ya esta listo para comer!

Por supuesto,

si lo hace un pelocho, como yo,

está mucho mas rico.

Muy próximo a la provincia de Cáceres

y la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha,

llegamos al lago más oriental de Badajoz,

el Cíjara.

En el entorno de la Reserva Regional del Cíjara,

las especies arbóreas son abundantes y heterogéneas,

con dominio del bosque esclerófilo Mediterráneo.

Encontramos la Evernia Prunastri,

un liquen fruticuloso muy sensible a la contaminación.

Su presencia,

es un buen indicador de la pureza del aire que se respira aquí.

También hay plantas como la digitalis purpurea,

conocida como dedalera,

la avandula stoechas o cantueso

y el arbutus unedo,

es decir,

el popular madroño,

muy extendido en las regiones mediterráneas.

Esta desbordante riqueza natural

ha convertido la Reserva del Cíjara

en uno de los destinos más valorados por visitantes de toda Europa.

Estamos en el pantano de Cíjara o embalse de Cíjara.

Detrás tenemos la zona

que le lamamos nosotros Las Buitreras,

es una zona protegida,

no se puede navegar muy cerca de ahí

es, una maravilla para ver.

La temperatura suele ser muy buena

durante casi todo el año

y la vegetación es espectacular.

Por ejemplo nosotros trabajamos mucho con grupos de italianos,

polacos y rumanos.

Naturaleza,

pesca,

hospitalidad.

¡Se come bien!

Se quedan impresionados con la naturaleza,

se quedan impresionados con la pesca,

pero se quedan impresionados sobre todo

por la hospitalidad de Extremadura.

La calidad de las aguas del Cíjara

hacen, de este embalse,

una de las reservas de pesca más importantes de España.

Esto es cogerle el gusto y al final es,

como un veneno que se te mete

porque no es solamente pesca,

es estar disfrutando del entorno que tienes,

de la relajación; de desconectar de tu día a día.

Yo digo que la mayoría de gente que viene a pescar

la pesca es una excusa.

Yo disfruto mucho de Cíjara,

es el entorno y el desconectar del día a día que tenemos.

Badajoz.

Provincia que sorprende.

Insólitos paisajes que se dibujan en torno a descomunales lagos.

Sierras que esconden secretos

sobre el origen del hombre.

Humedales

que dan cobijo a las más variopintas especies de aves.

Parajes que atrapan,

y pueblos que mantienen viva la fuerza de la tradición.

Un lugar,

donde el agua nos conduce hacia una suerte

de paisajes de naturaleza envolvente.

Un lugar por descubrir,

en el sur de Extremadura.

Líbano,

España,

Serbia,

Polonia,

India,

Lituania,

Gambia,

Australia.

Decenas de países,

de destinos naturales.

Donde lo rural cobra protagonismo.

Donde el sonido de las cascadas

envuelve profundos bosques.

Donde el viento sopla

acariciando valles y montañas.

Donde tú,

solo tú,

te sumerges

en lo mas recóndito de la naturaleza.

Subtitulado por Francisco José Fernández Rey

Turismo rural en el mundo 2 - Badajoz

35:44 07 jul 2019

Emprendemos un apasionante viaje al sur de Extremadura; en la provincia de Badajoz. En esta encrucijada de caminos, partimos desde la histórica ciudad de Zafra para descubrir la región natural de Los Lagos de Badajoz. La Serena, Orellana, Zújar o Cíjara son algunos de los principales embalses.

Contenido disponible hasta el 22 de julio de 2019.

Emprendemos un apasionante viaje al sur de Extremadura; en la provincia de Badajoz. En esta encrucijada de caminos, partimos desde la histórica ciudad de Zafra para descubrir la región natural de Los Lagos de Badajoz. La Serena, Orellana, Zújar o Cíjara son algunos de los principales embalses.

Contenido disponible hasta el 22 de julio de 2019.

ver más sobre "Turismo rural en el mundo 2 - Badajoz" ver menos sobre "Turismo rural en el mundo 2 - Badajoz"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Fernando Carrasco Jareño

    Se han olvidado de citar uno de los mas.bonitos pueblos como es Burguillos del Cerro, localidad que hay que visitar, como su hermoso castillo, sus buenos bares y no digamos de las riquisimas tapas. La gente de alli es maravillosa y acojedora. Visitenlo.

    08 jul 2019

Los últimos 2 documentales de Turismo rural en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Australia

    Australia

    38:21 pasado domingo

    38:21 pasado domingo En Oceanía, el continente más pequeño del Planeta Tierra, se encuentra Australia, curiosamente, el sexto país más grande del mundo. Desde Sidney, iniciamos un viaje en caravana para descubrir montañas colosales, profundos valles y costas infinitas en uno de los lugares más atractivos de la Tierra. Contenido disponible hasta el 29 de julio de 2019.

  • Badajoz

    Badajoz

    35:44 07 jul 2019

    35:44 07 jul 2019 Emprendemos un apasionante viaje al sur de Extremadura; en la provincia de Badajoz. En esta encrucijada de caminos, partimos desde la histórica ciudad de Zafra para descubrir la región natural de Los Lagos de Badajoz. La Serena, Orellana, Zújar o Cíjara son algunos de los principales embalses. Contenido disponible hasta el 22 de julio de 2019.

Mostrando 1 de 1