Tribus viajeras La 2

Tribus viajeras

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4608171
No recomendado para menores de 7 años Tribus viajeras - Moteros en el desierto de Marruecos - ver ahora
Transcripción completa

Estoy preparada para el desierto.

Lo había visto en la tele.

He dicho por un momento:

Parece que estoy en el París-Dakar.

(Música)

Bueno, ya estamos preparados.

¿Compráis botas? -Al revés.

-Es el zapatófono.

Mira a ver si la puedes meter.

Que te has pasado de kilos.

¿Salimos o no?

Yo creo que estos son los chicos

con los que nos vamos a ir a Marruecos.

Me han dicho que iban a venir muy...

Hola, ¿vosotros sois los que compartimos viaje?

Soy Juan José.

-Eso es.

Encantada. -Igualmente.

Fernando.

No sé montar en moto, me tenéis que enseñar desde cero.

A Rubén le daremos caña para que te enseñe.

Empezamos el viaje, chicos.

Llevo bastante tiempo queriendo venir.

Después de proponérnoslo muchas veces, al fin hemos venido.

Estamos en el AntiAtlas marroquí.

Vamos a seguir a una de las tribus más ruidosas

y a tope de adrenalina.

La tribu de los moteros.

Con ellos, vamos a descubrir las zonas más alucinantes

del legendario "rally" París-Dakar.

Como veis, vamos a llegar hasta el Sáhara

y no nos va a faltar ni un minuto de emoción.

Bienvenidos a "Tribus viajeras".

¿Cuántos somos, 11?

-No, motos sois 11

y Houssine, que también va en moto.

Es una simulación de raid, tienes que navegar.

Te enseñamos a navegar.

No vas solo, vas entre dos o tres motos.

-¿No me puedo copiar de alguno? Tira tú, que te sigo.

-Si se pierde él, te pierdes tú. Es tu problema.

Nos has engañado. -¿Qué pasa?

¿Que no hay...? ¿A nuestra bola?

-Que nos dan un GPS...

-Os lo he dicho.

-Lo has dicho ahora.

-Lo dije antes de salir.

Llevamos haciendo enduro 15 años o 16.

-Que me he quedado loco.

-Que no, que hay GPS para grupos de tres.

Vosotros dos controláis bastante.

Más de carretera que de campo.

Pero bueno, vamos a probar.

A ver qué tal.

Seguro que bien.

-Sí.

-A ver si no nos perdemos.

Rubén, tú eres aquí el amo del calabozo.

No, de amo, nada.

Soy el que organiza y el que distribuye.

(RÍE)

Somos todos iguales y venimos a disfrutar.

Si hay algún problema, contigo.

Si alguno se porta mal... Esperemos que no.

Nosotros vamos a hacer trampas.

Vamos a empezar con el "briefing".

Necesitamos aprovechar al máximo las horas de luz solar.

Vamos a desayunar todos los días a las 6:30.

Y todos los días, una hora después,

estaremos todos en la puerta del hotel

vestidos de romano y preparados.

-Queco quiere saber si hay churros.

-No hay churros, pero hay cosas parecidas.

Ya empezamos.

En el "briefing", cuando veníamos hablando,

por los comentarios de la gente,

ya vas viendo quién tiene experiencia y quién no.

¿Por qué te llaman Popo? -No es Popo.

-¿De dónde viene? -De Pepe.

-De Pepe.

-¿Por qué te llaman Lentejo?

-Porque de pequeño era igual que un plato de lentejas con boca.

-Nos estamos jugando la vida más ahora.

-Estas carreteras son brutales.

Lo típico es desconectar,

coger aire, volver con energía renovada.

Todos en la vida tenemos problemas.

Esperas que se disipen, enfocarlos desde otro punto de vista.

Vamos a ello. Ahora elegís la moto, ¿no?

¡Yuju!

-¡Ya estamos aquí, chavales!

-Os voy a agrupar por pesos

y os voy a dar la moto por peso.

Qué difícil, por Dios.

No se llega.

No tienes que llegar.

¿No?

Para esto, no.

Ah, vale, vale.

-El 21.

Te da buena suerte el 6.

Todo bien, nos lo pasaremos en grande.

-Óscar, esta para ti.

¿Y cómo te gustan los mandos?

-Pues a mi manera.

Sí, pero ¿cómo es, duro, fuerte?

No, altura y regulación. Ah, vale.

Cuando vas mucho rato de pie, bajas las manetas.

Subes la palanca de cambio para que entre la bota.

En esta hoja siempre tenéis el nombre del hotel al que vamos,

el nombre de la ciudad a la que vamos.

De dónde salimos, que va marcado con un vértice,

y adónde llegamos, que va marcado con una flecha.

Y después, varios pin que son los puntos

donde se cambia de una ruta a otra.

Y después, viene el menú de cómo se cambia

y cómo se pone la ruta dentro del GPS.

Esto mañana, antes de salir, lo practicaremos todos.

Y vais a configurar el GPS para que aprendáis a hacerlo.

Espero que sea un viaje único.

Un viaje en el que poder disfrutar,

hacer algo un poco distinto, salir de la rutina.

Y nada, en fin... que se quede marcado en mi memoria.

¿No te sientes un poco superhéroe con el traje?

Sí.

Dicen que soy un poco como RoboCop.

(RÍE)

Pero te acostumbras.

Al que le gusta este deporte, tanto si vas en moto de campo

como en moto de carretera, necesitas llevar protecciones.

En caso de caída, tu cuerpo es el que amortigua.

Lo llamáis traje de romano. Sí, sí.

Si me ayudas a bajar, por favor. Sí, claro.

Ahí. Ahí.

Gracias.

¿Pesa, es incómodo, es cómodo? No, pesar no pesa mucho.

Es un poco incómodo por el peto más que nada.

Pero cuando vas encima de la moto el cuerpo se te acostumbra

y vas en la posición que te indican las rodilleras y coderas.

Y va todo bien. Ya nos están llamando.

Vamos, vamos, vamos.

Vamos, vamos. -Venga, niña.

-Venga.

De momento, estos moteros son una incertidumbre.

Hasta que no les vea andar un poquito en la moto...

Primero, que vea cómo se suben,

en ese momento ya sabes de qué pie cojea cada uno.

Viendo cómo coge el manillar y cómo se sube en la moto

sabes si tiene experiencia o no.

¿Falta alguien por darme el equipaje?

-¿Estamos, chicos?

Ya tenemos el Camel Bag lleno de agua.

Ahora solo hace falta que las motos lleven gasolina.

(RÍE)

¡Agh! Ahora sabe a plástico, como es nuevo...

Venga, chicos, ¿quién se pone más?

Soy como una madre, temo por ellos.

De este viaje espero desestresarme.

Pasar tiempo con mis amigos.

Y una aventura nueva.

Vosotros cuatro sois otro grupo.

El uno, el dos.

De momento, tenemos tres grupos solamente.

¿Me atendéis todos?

Si te equivocas dándole al cursor,

dándole dos veces a la tecla de menú, va a la pantalla de inicio.

Te bajas adonde pone compás. -Compás.

-Para abajo, para un lado, para dentro y ya está.

Uno, uno.

¡Primer grupo, vamos!

-¡Vamos!

-¡Vámonos!

-Cuando haces el ceda, has cogido un cruce.

Sigues ese cruce hasta que llegas al siguiente.

Sigues por donde vas.

Venid para que hagamos un "briefing"

porque, si no, no saldremos nunca.

Escuchad, por favor. Dejadme un momento.

Os quito el margen para que sea menor,

para que lo tengas que hacer...

-Venga, ánimo.

-¡Vámonos!

(OFF) "Estoy siempre pendiente de que nadie se pierda,

mirando siempre las huellas.

Un poco de tensión y un poco de incertidumbre".

-"Es la primera vez que estoy en Marruecos".

Es la primera vez que hago un viaje de estas características.

Oye, Rubén.

Antes de empezar, hay mucha teoría que aprender.

Claro, el problema es que la gente viene a hacer una cosa

que, cuando tienes experiencia, es muy fácil y es muy guay.

Pero la mayoría de la gente que viene

no está acostumbrada a navegar.

Qué miedo me da, porque esto significa

que alguno se va a perder.

Todos se pierden alguna vez.

Y el primer día más, es cuando tienen que aprender.

(Silbido)

¿No habéis visto a nadie? Acabamos de verle. Ha pinchado.

Ha pinchado, ¿no? Sí.

¿Está muy lejos? No, aquí al ladito.

Le cambian la rueda...

Me espero aquí con vosotros.

¿Cómo se está dando la jornada? Nada, muy bien.

¿Y a quién se le ocurrió esta locura?

-A este loco.

A tu hermano. ¿Más joven o más mayor?

-Mayor.

Parecéis gemelos. -Aunque parezca lo contrario.

¿Esto de los deportes es lo que te ha influido

para querer ser diseñador de ropa?

-Sí, bueno, estamos empezando a hacer una marca.

Una marca de ropa de hombre, pero no tiene nada que ver.

Tú eres de Málaga.

Nacimos en Córdoba, pero vivimos en Málaga ahora.

¿En Málaga se pueden hacer tantos deportes

o tienes que moverte?

Te tienes que mover mucho.

¿Conoces mundo? Sí.

Hemos viajado mucho.

El último, por ejemplo, hice un Erasmus en California.

Y Los Ángeles para hacer surf era increíble.

Seréis de buena familia porque para pegaros esa vida...

-Nuestro modo de vida es distinto.

Nosotros no salimos mucho por la noche,

hacemos actividades que no cuestan mucho.

Lo que cuesta es el equipamiento.

Una vez que lo tienes, puedes ir siempre que quieras.

Como dice Jorge, estudiar Erasmus en California

no todos los chavales españoles pueden.

No, imagino que no.

Desde chiquititos, nos han dicho que hay que trabajar.

Y todos los veranos, desde los 15 o 16 años,

siempre trabajamos en verano.

En negocios familiares,

en la gasolinera, como dependientes de tienda,

en restaurantes.

Lo que sale. ¿Tenéis un negocio familiar?

Sí, nos dedicamos a la distribución de gasoil.

Mi padre siempre nos ha dicho que hay que empezar desde chicos.

¿Cuál es el truco para llevaros tan bien siendo hermanos?

No es tan fácil que dos hermanos viajen juntos.

-El truco es llevarse mal al principio.

-Es uno de los primeros viajes que va yendo fluido, de momento.

Pero no creo que sea por el tema de las chicas.

Ambos sois guaperas y no creo que os tengáis que pelear por eso.

Este liga más.

¿Tenéis novia, por cierto?

Yo, sí.

¿Y tú? -Yo...

Lo dejamos en...

(RÍE) -En pi....

-Alguna amiga sí.

Siempre estoy conociendo a alguien hasta que encuentras a la persona.

¿Y tu novia cómo te ha dejado venir?

Sabe que no hay chicas. -Mi novia me quería matar.

Pero entiende que es un viaje de hermanos

y que esto no pasa todos los años.

Este es Andoni. Que iba con vosotros.

¿Qué tal va Andoni, bien? Sí.

Lleva mucho tiempo montando en moto.

¡Andoni!

¿Qué pasa, pues?

¡Ahí va, la hostia! ¿Cómo va la cosa?

-¡He pinchado, joder!

Son los gajes del oficio.

-¿Has pinchado detrás? -Delante.

Bueno, pues nada, ya seguimos en ruta.

Ya estáis listos. Estamos listos.

-Estamos esperando. Vamos al 4x4.

-Cómo mola esto.

Lo ves en la tele, pero lo que hay detrás no lo vemos nosotros nunca.

-Tienes a alguien detrás.

-Van unos cuántos.

-No, de tu grupo te pregunto.

-Están ahí delante.

-De tu grupo sois cuatro.

-Íbamos tres, pero Joan está a tomar por culo.

-Pero es que falta uno detrás de ti por llegar.

-Llama a Houssine, a ver qué dice.

-Ya, pero no podéis dejar a uno que se vaya con otro...

Si a ti te falta Fernando, te tienes que parar.

Y si a ellos les faltas tú, se tienen que parar.

-Sabía que iba a pasar esto desde ayer.

Porque estos tíos...

-Pues aquí o se cumplen las normas o nos vamos para casa.

Se me han puesto estos delante y se iban cruzando.

Hasta que les he pasado.

-Tú no te puedes venir solo como te has venido

un tramo de pista con un montón de cortados y de boquetes

que te pegas una hostia y no llevas teléfono. No vas con tu grupo.

¿Qué pasa?

Esto te tiene que entrar en la cabeza.

Aquí te vas jugando el tipo.

¿Cuántos cortados te has comido por el camino?

-Unos cuantos.

-Y si te pegas una hostia y te sacas un hombro, ¿qué pasa?

¿Y por qué has hecho el siguiente tramo?

No tienes que hacerlo. Tienes que volver atrás.

La solución es volver atrás. -Vale.

-Nos vamos.

Hemos empezado bien, mi hermano se ha perdido.

Se ha ido él solo una parte del recorrido.

Ha tenido que venir Houssine, el guía, a por nosotros.

Nos hemos ido por carretera

porque ya no llegábamos al siguiente punto.

Al principio, un poco caos, pero ya después superbién.

¿Has identificado por qué la gente se apunta a este viaje?

Lo que la gente se lleva de este viaje

y lo que le hace volver

es que, cuando terminan, la sensación que se llevan

es haber corrido un raid.

Cuando me lo agradecen, es lo que más me llena de orgullo.

Mira, nos han cortado el camino.

Eh, cuidado.

(HABLAN EN SU IDIOMA)

Por aquí, a mí me ha gustado más.

Ha sido muy técnico.

Aquí se empieza a ver la resistencia de cada uno.

Dicen que vamos a hacer 10 kilómetros.

Que queda.

Cuando terminemos los 10 kilómetros, hablaremos.

A la próxima me traigo a mi hijo Mateo.

Tú, a Izan y a Hugo.

Para que se hagan la ruta con nosotros.

Escúchame.

Cuando me ha adelantado Sebas, creía que eras tú.

Y digo: "Mira al nene cómo le va dando".

Me va dando chicha.

Lo he confundido contigo y me he liado detrás.

Y cuando me he dado cuenta, que se ha quitado el casco...

-Voy tragando polvo.

-¿Cómo vas? -Yo voy bien.

¿Y tu amigo, el mexicano?

-Se ha bajado porque venía un poco...

-He tragado más polvo que...

-Ha habido un niño que me ha dado miedo.

No atropellarle. Creía que me iba a hacer algo.

¿Y tú qué, el primero? ¿Quieres poner bandera?

-Hemos llegado todos. Casi todos juntos.

-Eres la polla, tío. Menudo viaje has organizado, chaval.

Eres un crack.

¿Quién ha sido? Este chaval.

¡Fuiste tú! Dame un abrazo.

¡Eres un tío "debuti", chaval! -(RÍE)

-De los pocos que quedan.

-¡Muy buenas!

¿Qué tal, todos enteros?

¿Y Miguel?

-Con el coche.

Pero ¿dónde está? -Viene con el todoterreno.

Miguel, ¿qué ha pasado?

(ACENTO MEXICANO) Decidí seguir por el río.

Dije: "No me voy a caer".

No esperaba que estuviera tan suelta la grava en el camino.

-Por aquí hubieras venido bien. -Sí, por aquí muy bien.

¿Pero ya para qué bajar la moto?

-¿Tiene gasolina?

# Dame la gasolina.

# Me gusta la gasolina. #

-Lleno, por favor.

(Suena canción de regetón)

# Me encanta la gasolina.

# Dame más gasolina.

# A ella le gusta la gasolina.

# Dame más gasolina.

# Cómo le encanta la gasolina.

# Dame más gasolina. #

Este chico está cuidando estas ovejas.

(HABLA EN SU IDIOMA)

-Aquellos camellos también son de él.

¡Mmm! Buenísimo.

Habéis visto que ha hecho el té con el fuego de un matojo.

-Este es el pan... -El pan que ha hecho hoy.

¿Quieres probarlo? Sí, claro.

¿Puedo? -Sí, sí.

"Shukran". ¿Cómo se dice "gracias" en bereber?

"Ten mirt". "Ten mirt".

-La nevera bereber, lleva su agüita forrada con la lana.

Su bebida.

Y esta cajita que tiene al lado de la cantimplora ¿qué es?

Para que no se le rompa el vaso, lo guarda ahí. ¡Qué bueno!

Todo protegido. Cómo se nota aquí que cada pequeña cosa...

No lo puede romper. Cuesta mucho.

Pues nada, seguimos el camino.

Después de nuestro té, qué bien. (HABLA EN SU IDIOMA)

Así viven, no es preparado.

Son nómadas que se dedican a pastorear el ganado.

Tras 3 o 4 meses, cuando cambia el tiempo, se van a otro sitio.

(Música de "Indiana Jones")

(Grillos y viento)

(Música de "Indiana Jones")

Andoni va delante.

Hola.

Andoni no ha ido para allá. -No.

-El cruce es donde están los coches.

Si salen rectos, pillas allí.

Yo no he visto a nadie más con vosotros.

(OFF) "Pienso que hay muchísimo compañerismo.

Además, es fundamental en un viaje de estos.

Estás arriesgando tu vida".

Vamos por esta de aquí.

¿Qué tal, chicos?

-¡Hola! Qué mal os veo.

Hoy ha estado la cosa más "light".

Disfrutando del paisaje. Ha molado.

Hemos visto en una llanura

dos o tres casas de estas de bereberes.

Yo pensaba que no había nadie y sí había gente.

Nosotros nos hemos parado con ellos. Supermajos.

Houssine, esta ruta tú la conoces muy bien.

¿Tú eres de por aquí? Sí.

Viví aquí, con todo esto.

¿Te has criado en el desierto? Sí.

Por eso no te pierdes. No.

¿Nunca te has perdido? No, no.

Es mi casa.

Ah.

Vivo aquí. -Vámonos.

-Venga.

-Esto es un no parar.

(RÍE) -Nos vamos.

-Estamos pasando un día genial.

Amigos. No.

¿Ah, no?

¿Entonces qué son?

¿Vecinos que vas conociendo en el camino?

Sí. Mira.

"Shukran".

(HABLAN EN FRANCÉS)

Nada, que me cuenta Houssine

que están parando un momento después de todo el día trabajando

para tener, pues eso, el reposo del guerrero.

Tienen suerte. Aunque estamos en las faldas del desierto,

hay agua y pueden cultivar buenas tierras.

Aquí está toda la familia.

Mira, el trigo. Pues muy buena pinta.

(HABLA EN FRANCÉS) Ah.

(HABLAN EN FRANCÉS) ¡Mmm!

(HABLA EN FRANCÉS)

¿Quieres probar, Alberto?

Un poquito de...

Me marcaba raro, no lo veía claro.

-No, bien.

¿Bien?

Sí.

¡Ay!

En la carretera, por ir pegado al de delante, me ha saltado una piedra.

Se me han roto las gafas. A ver cómo han quedado.

Madre mía.

No sé si el trozo de plástico o la piedra me ha dado aquí.

Se me ha hecho un picotazo, pero es el golpe, nada más.

¿Seguro que no es nada? Esperemos.

Ves bien, ¿no? Sí, sí.

-¿Qué te ha pasado, tío?

-Mira. -¡Hala!

-Una piedra. -¡Ostras, tío!

Tengo agua... Espera, échate de esto.

Aguanta.

Esta es la pequeñita.

Esperemos que no pase a más. Yo prefiero esta.

Si es que vais como locos, parecéis adolescentes.

Con lo mayores que sois.

¡Adiós, hijos, no corráis!

(Canción infantil)

# Vamos de excursión. Vamos, vamos.

# Con ese pelotón.

# Vamos, vamos.

# Vamos de excursión. #

"I love you".

# Cantando esta canción.

# Vamos, vamos. #

No se ve nada.

Es un túnel donde canalizan el agua

para que corra a través del desierto.

Cada no sé cuántos metros, hay una chimenea de estas.

Esto es una canalización para el agua.

Los romanos tenían acueductos, aquí tienen pozos.

-El agua, hasta aquí. Siempre, menos, menos.

Todo es con la mano. -El sistema es rudimentario.

Pero funciona hace miles de años. Por aquí iba el agua.

Cogen de un manantial o de un río,

lo canalizan por aquí y va pasando el agua.

Para que tengan agua para regar y para las casas.

(Cantos con percusiones)

Muy difícil, muy complicado.

Este viaje está cumpliendo mis expectativas de sobra.

De sobra.

Ocho, nueve y diez. Me falta uno.

No, estamos bien, no falta nadie.

Falta Miguel, que no viene.

¿Qué tal, de dónde venís?

¿Mucho frío por el camino? -Bastante.

-Venimos de Merzouga y allí se está muy bien.

Vamos para la parte del Atlas y allí hay que taparse.

¡Cuántos moteros por aquí! ¡Pero bueno!

¿Este es el hotel de los moteros del desierto?

Vuestras motos les dan 40 vueltas a las de estos.

Cada moto de estas pesa como tres de esas.

¡Ah!

No podéis dar brincos que dan. No.

De hecho, a ratos, se las cambiaríamos.

¿Ah, sí?

¿Desde dónde venís, cuántos kilómetros lleváis?

Llevamos 1.941.

¡Toma ya!

Desde que hemos salido.

Aquí nos faltan los casi 900 de bajar de Zaragoza a Málaga.

Os gusta la moto. No se puede decir...

Y a vuestra familia no la veis.

Por Whatsapp.

La videollamada es fantástica. (RÍE)

Sois los primeros españoles que vemos.

Nosotros llevamos tres días y no hemos visto...

-Ningún motero. -No.

Como se dice en el Camino de Santiago, "buen camino".

Buen camino.

Nada de caídas, que a ver quién la levanta.

Cuesta un poco.

(OFF) "Vas con la moto y vas mirando todas las montañas.

Es increíble".

¿Quién organizó este viaje? Un amigo nuestro nos calentó.

"Venga, vamos".

Dentro de poco, voy a ser padre.

Era la oportunidad porque me quedan dos meses.

Era ahora o dentro de un año. Y hemos aprovechado.

¿Y la convivencia del grupo? Te puedes llevar bien o mal.

Nos hemos enamorado todos.

De hecho, estamos planeando hacer otros viajes.

¿Cómo se ha tomado tu pareja

que tengas esta afición

en la que se queda sola y tú te vas con los amigotes?

Afortunadamente, tengo una pareja que me anima mucho.

Sobre todo, con la moto.

La moto me desestresa de mi semana, del trabajo.

De los problemas.

Cuando monto en moto, no pienso en nada más

que en no caerme y en disfrutar.

Me desconecto. Luego llego más relajado.

Nos contaste que de pequeño soñabas que ibas en moto de campo.

Sí, porque la zona donde yo vivo

era todo campo.

Los mayores tenían moto de campo, yo los veía.

Soñaba que iba en moto de campo. Me encantaba.

Esto de ser papá me imagino que es

mucho más que una aventura en moto.

Hombre, seguro que más peligroso.

De momento, todavía no me lo creo.

Hasta que no tenga a la niña en mis manos.

Pero muy contento.

¿Y si la niña te sale motera?

Eso espero. Y aventurera.

Eso espero, yo la voy a motivar, no la voy a obligar.

Pero siempre la llevas un poco a lo que a ti te gusta.

Rubén, ¿crees que hoy llegaremos más temprano a la meta?

Pues eso, en esta parte del mundo, solo Alá lo sabe.

Uno de los puntos imprescindibles de esta legendaria ruta del Dakar

es Tinerhir, estamos a las puertas del desierto.

Y fijaos qué paisaje.

Qué palmeral, qué kashba.

Aquí han querido parar los moteros para sacarse fotos

y, de paso, tomarse un pequeño pícnic, que queda ruta.

(TODOS) ¡Un saludo para "Tribus viajeras"!

No me entra arena ni nada, estoy preparada para el desierto.

La verdad es que es una sensación increíble,

y más para mí, que nunca he montado en estas motos,

ir a esa velocidad, con ese descontrol,

porque las motos se mueven muchísimo

y sin saber qué va a haber en 30 metros,

es una sensación de adrenalina y de libertad

que no había vivido.

"Salam aleikum".

"Salam aleikum".

(CANTAN)

¿No se parecen a las castañuelas nuestras?

"Arriquitaun". ¿No?

Muy bonito, ¿eh?

Buah, impresionante.

(OFF) "Venir al desierto no es broma.

Es peligroso, muy divertido.

Tienes sensaciones que no tienes con otro deporte.

Pero hay que tener mucho cuidado.

-Es un viaje en el que arriesgas tu vida.

Tienes que cuidar de la persona que va a tu lado.

Le puede pasar algo y no tiene a nadie que le socorra".

Mala suerte. -¿Qué ha pasado?

-He metido la rueda delantera en esas roderas.

No, yo creo que me he roto la clavícula.

Me lo he encontrado aquí tirado. -¿Ibas solo?

-No, iba Queco delante.

-Vaya racha, entre lo del ojo y...

-Un pañuelo en cabestrillo.

-A ver qué te dicen.

¿Te lo aprieto más?

-Hasta que no empiece a moverme, no sé.

Qué putada. -¿Aprieto más?

-Está bien así. Ahí va bien.

Uf, ahora duele.

Uf... Vale.

-Cuando sepáis el diagnóstico, me llamáis, por favor.

Esperemos que no haya desplazamiento y sea una gilipollez.

-¡Oh!

Venga, chavales. Disfrutad y tened cuidado.

-¡Chao, Fernando!

Vamos a ver qué tal nos tratan en los hospitales.

"Mi hijo monta en moto también.

Espero que no le coja miedo".

Le he visto de milagro.

Me había equivocado porque no había caminos.

Y, de repente, veo a lo lejos como dos motos.

Me acerco y digo...

"Es Fernando, que está tirado en el suelo".

-Y la moto, al lado.

-Me preocupaba que estuviese inconsciente.

-No había carril, a tope.

Fernando ha tenido una caída en un sitio muy rápido.

La etapa de hoy era muy rápida.

Con mucho "fesfés", que es un polvo que se genera en el desierto.

Ha cogido un tramo de arena, se ha caído y tiene una lesión.

No sé muy bien lo que ha pasado.

Íbamos mi hermano y yo, Andoni se ha ido.

Siempre deberíamos ir en grupo.

Se han desperdigado, cada uno ha hecho lo que le ha dado la gana.

De repente, ha llegado Queco

y nos ha dicho que Fer se había caído en una llanura

y que se había dislocado el hombro o la clavícula,

no sé muy bien qué le ha pasado, pero...

Hombre...

Está rota aquí. -Sí.

Esta situación, como el accidente de Fernando,

y toda la tensión de estar pendiente del grupo,

realmente, te crea un estrés.

(HABLA EN FRANCÉS)

¿Quién eres, Fernando?

-"Sí". -Cuéntame.

-Efectivamente, está rota como me temía.

"Está desplazada".

Así que hay que operar.

-Venga, hasta ahora.

Estaba claro.

Rotura.

Rotura con desplazamiento.

Así que mal, mal.

No quiero ni contarlo.

No, ellos se lo huelen. Ya.

Bueno, nos vamos al hotel.

Qué putada.

Venir de vacaciones y tener que irte hospitalizado.

(OFF) "Y nada, aquí estoy.

Me quedo con lo que he disfrutado.

Y ya está, ya sé lo que es esto.

Me está gustando mucho el país.

No le echo la culpa

al viaje a Marruecos de haberme hecho daño.

Me lo puedo hacer también en los alrededores de Madrid.

Tiene rota la clavícula.

Yo os voy a colocar en las habitaciones.

-Vaya, vaya.

Dijisteis que ibais a correr menos.

¿No os habéis desfogado todavía?

Ha habido un momento que he dicho: "¿Adónde coño vas?

¿Te va la vida en esto?".

Esto no es una carrera. ¿No son unas vacaciones?

El concepto de vacación...

Sí, pero va todo ligado.

-El problema es que nos calentamos entre nosotros

y tu peor enemigo, al final, es tu amigo.

No enemigo, sino que te adelanta uno, lo adelantas...

Y al final no te das cuenta de que vas a ciento y pico por hora

en un camino de arena, que se te va la moto.

-Lo había visto tantas veces en la tele.

Hoy he dicho: "Parece que estoy en el París-Dakar".

Llevamos casi 1.000 kilómetros de arena por Marruecos.

Y nuestra tribu no se rinde. Y nos ha pasado de todo.

Veremos qué tal se les da enfrentarse

a este nuevo terreno: la gran duna.

Hay ocho dunas altas.

Las altas miden sobre 200 metros desde la cumbre hasta el suelo.

Depende de a quién le preguntes, la suya es la más alta.

Voy a haceros un favor

para que vuestras novias, mujeres, parejas,

maridos, lo que sea, os quieran cada día más.

Os voy a coger la comanda

de lo que queréis llevar del pleno desierto

a vuestros seres queridos. Vas a hacer los recaditos.

-Yo quiero un pintalabios para mi mujer

de esos que se echan raros.

Me lo ha explicado, pero no sé...

¿Un pintalabios del desierto? Especial del desierto.

Por lo visto, se lo echan y resalta el color.

Vale.

¿Algún detallito más tenéis que llevar?

-No, porque se acostumbran y malo.

-Tienes muy buen gusto. Lo que sea.

Dile algo, que te está viendo. Cariño, te quiero.

Mi mujer me apoya en todas estas cosas.

En todas estas aventuras,

tanto fines de semanas como viajes.

Esto no es un juego, aquí la gente se mata.

Todos los años muere gente en moto.

Esto no es un juego. Hay que estar muy atentos.

He encontrado la tienda perfecta

para hacer los regalos de todas las mujeres de todos los motoristas.

Se van a poner las botas.

Esto es un desodorante.

¿Por aquí qué me llevo?

Bueno, amigo, me haces un buen precio.

35 y una de estas de regalo.

Okay.

¡Venga, amigo, así, sí!

# Llevo las compritas.

# La, lará, larita. #

(OFF) "Las dunas están siendo increíbles.

Para mí, están siendo lo mejor del viaje.

Miras y ves dunas por todos los sitios.

Y la verdad es que sin palabras.

Una experiencia que jamás había vivido.

Cuando estás en situación de peligro, de riesgo, eso te une mucho.

Porque dependes de tu compañero para cualquier cosa.

Tu vida está en sus manos".

¡Qué bonito!

(OFF) -"Espectaculares.

Es un parque temático.

Para la gente de la moto, espectacular.

Muy recomendable".

Estamos en las dunas con las motos.

Increíble. -¡Lo estamos petando!

-Esto es increíble.

Vaya pelos.

Lo que menos me importa ahora mismo.

La arena es...

puto polvo.

Bueno, ¿qué tal?

La primera prueba de las dunas superada.

Este grupo, por lo menos, con nota.

-Como si fueses haciendo "snow".

Es como ir surfeando, vas así con la moto.

Para un lado, para otro.

Lo malo es que cuando llegas arriba, tienes que parar.

Hay una bajada muy pronunciada. Ahí, mucho cuidado.

Qué sexy te has puesto.

Sobre todo, limpio.

(RÍE)

Vamos a comer un poquito. Vamos a comer.

A ver si los moteros son manitas en la cocina.

¿Os apuntáis? -Vamos a verlo.

"Salam aleikum". Pasad y lo veis.

Es un pan de verduras.

Lleva algo de frutos secos.

Y lleva carne.

¿Cómo se llama en bereber? -(HABLA EN SU IDIOMA)

(OFF) "La verdad es que ha sido sorprendente.

Ves su cocina, ves el horno antiguo.

La manera como preparan las cosas.

Es un choque de realidad.

-La gastronomía marroquí es buena.

Imaginaba otra cosa, pero le pillas el gusto.

Está bien.

Esta tarde hay más dunas.

Esta tarde hay más.

Ya es la matrícula de honor.

Nivel expert".

¿Qué tal, chicos?

"Salam aleikum".

¿Cómo te llamas? Yo, Francine.

¿Tú? Guapa.

(RÍE)

¿Esta es su casa?

Ah, sí.

Esta es la cocina.

Su aceitito.

Su olla express.

El platito, no le falta de nada.

Impresionante.

Esto es aprovechamiento 100 %.

Ahí se ve perfectamente que es el pelo de cabra.

Esta es su oficina.

Esto es lo que se llama "resiliencia".

Adaptación al medio.

Supervivencia.

Y seguir viviendo.

Bueno, Rubén, por fin te vemos un poco tranquilo.

Sí, esta paz que hay aquí es lo que te recompensa

después de tanto ajetreo. De estar arriba y abajo.

¿Cómo puedes soportar el estrés que conlleva

este trabajo de llevar a gente

por todo el desierto de Marruecos?

Si algo te gusta mucho y te apasiona,

soportas todo lo que te echen.

Solo por economía, no aguantaría.

Tú tienes familia a la que... Sí.

Por el trabajo, pasas mucho tiempo sin verla.

Pues sí.

Quien tiene familia le gusta estar más tiempo en casa.

Cuando trabajas fuera, como es mi caso.

¿Has traído a tu familia? Sí, claro.

Les encanta, evidentemente.

¿A tu hija le has enseñado a montar en moto?

Todavía es muy chiquitita.

Quiero que ella sola lo pida.

Sí que la he traído al desierto

y ya habéis visto que hay muchos niños,

mucha gente pobre por aquí.

A los niños les impacta mucho eso.

Me imagino que habrá mucha gente

que te ha intentado disuadir de estar en este medio.

Hombre, disuadir...

Tus padres, tu madre...

La gente que te quiere quiere que seas feliz.

Cuando te ven mucha pasión por algo,

no te cortan.

En mi caso, yo tengo lo típico,

tu madre, que te dice: "Ten mucho cuidado".

Como dicen muchos pilotos famosos.

Jordi Farré siempre lo pone en Facebook.

Su madre le dice:

"Jordi, gana, pero no corras".

(RÍEN)

Nos hemos quedado sin navegador todos.

Menos Juanjo.

Hemos tenido que venir con él.

Le digo: "Voy contigo".

-Nos vamos a dar un jacuzzi.

¡Qué bonito!

-¡Bonito, yuju!

-Es impresionante.

-¡Madre mía de mi vida!

Quita la cámara.

Después de una buena ruta de enduro,

viene la recompensa.

-Te quedas nuevo.

(OFF) "Lo estamos pasando muy bien.

Son todos geniales, son personas superabiertas".

-Mi encuentro con la gente del grupo ha sido espectacular.

Hemos tenido un "feeling" increíble.

Nos lo hemos pasado superbién.

Hemos conectado tanto en la pista como en el hotel.

(Música)

Baile.

Es un baile, tío.

¡Ese ritmo!

(OFF) "Me llevo un recuerdo espectacular.

Volveré a Marruecos.

Una vez que llegas aquí, ves el desierto,

las dunas, las montañas, todo lo que hemos visto,

realmente, dices:

'Soy un privilegiado por poder estar aquí".

¡Vamos, chavales!

¡Equipo!

¡Esto es para nosotros!

Fer, hijo, lo que te estás perdiendo.

Están poniendo buena cara, pero no estamos tan bien.

¡Ahí, ahí, ahí!

(OFF) -"Estoy muy contento de que este grupo,

siendo tan diferente,

distintos niveles, distintos orígenes,

ha habido una conexión entre todos especial.

Muy buen 'feeling'.

Y eso es lo mejor

que puede pasar en un grupo".

(Aplausos)

¡Sí, señor!

¡Sí, señor!

¡Muy bien!

Después de una magnífica noche estrellada en el desierto,

volvemos a Fez, donde todo comenzó.

Aquí iniciamos nuestro periplo con la tribu motera,

esa que nos ha enseñado a ser nómadas, a amar el desierto.

Y a hacernos entender por qué la aventura

también tiene nombre de motor.

Con ellos hemos pasado penalidades,

con ellos se nos ha roto un poco el cuerpo.

Pero os aseguro que esta fraternidad que se ha creado

no se va a romper más.

Como nos pasará con la siguiente tribu.

Os esperamos. Os contaremos más historias,

más aventuras en "Tribus viajeras".

Ya estoy en plena forma.

No tengo ningún problema de movimiento.

Un saludo a todos.

Nos vemos pronto. Gas.

¡Adiós!

¡Aaaaah!

¡Aaaaah!

(RÍE)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Moteros en el desierto de Marruecos

Tribus viajeras - Moteros en el desierto de Marruecos

20 may 2018

En esta ocasión Francine y el equipo viaja a Marruecos, la puerta de África, para acompañar a la tribu motera en el desarrollo de un rally por el desierto simulando una etapa del Legendario Rally París Dakar.
El París Dakar celebró su primera edición e 1978 y es considerada una de las competiciones más duras y más famosas del mundo. Hasta el 2008, la prueba llevaba a los competidores desde alguna ciudad de Europa hasta Dakar, capital de Senegal. A partir del 2009 la organización trasladó el desarrollo de la prueba a Sudamérica. Es la competición con más aficionados no profesionales inscritos.
José Miguel alias Popo, Fernando alias "Lentejo" y Juan José se liberarán de estrés de la ciudad y viajarán a la ciudad de Fez donde da comienzo su aventura. Bajo las órdenes del organizador del rally, Rubén, disfrutarán de una experiencia inolvidable, apasionante y que no dejará indiferente a nadie.

ver más sobre "Tribus viajeras - Moteros en el desierto de Marruecos " ver menos sobre "Tribus viajeras - Moteros en el desierto de Marruecos "

Los últimos 14 programas de Tribus viajeras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos