Trabajo temporal La 1

Trabajo temporal

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3667871
Para todos los públicos Trabajo Temporal - Mario Vaquerizo y Fernando Romay - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a trabajo temporal.

Hoy Mario Vaquerizo se pondrá casco, botas,

y uniforme para convertirse en un bombero más.-¡Ostia!

El popular showman vivirá el riesgo en primera persona.

-Esto es una zorrera. -Sigue Mario sigue,

hay que sacarlo. -No tengas miedo que sales

adelante chaval. Y tendrá que superar sus miedos

y emplearse a fondo para dar lo mejor de sí mismo.

-No puedo tío, me va a dar algo. Deberá mantener la calma

ante situaciones más adversas. -¡Vamos, vamos!

-Vale Mario. -¡Bien colegui!

Entrará de lleno en una profesión de altura llena

de peligros. -Tranquilo que no pasa nada,

con tranquilidad. Y deberá estar preparado

para cualquier llamada de emergencia.

(Alarma)

-¡Salida!

-A mí no me asustéis ¿es verdad o es mentira?

Por su parte Fernando Romay, atenderá a los clientes

en un centro de belleza y peluquería.

-Hoy vas a tocar pelo. Tendrá que trabajar

en una profesión donde no valen las excusas.

-Nunca puedes tener a una señora así, y así.

-Ella tenía prisa, la otra tenía...

Conocerá la parte más íntima de sus compañeros de profesión.

-Yo soy alérgica al químico, fui al médico y me dijo

que me olvidara de la peluquería. El ex jugador de baloncesto

deberá depilar con cuidado si quiere ganarse la confianza

de las clientas. -Esto duele. Ella porque

no aguanta nada. Que no voy a hacer nada todavía.

Pero no todo será sufrir, Romay dará masajes. Aunque quizás

no será como se había imaginado. -Yo esperaba una chica.

-Yo también.

Y deberá manejar la maquinilla con mano firme.

-De verdad que me está temblando. Parezco idiota.

Que me está temblando la mano. Un día inolvidable en su jornada

de Trabajo Temporal.

Fernando Romay mito del baloncesto español y nacido

hace 56 años en La Coruña. Sus 2 m 13 cm han brillado

en las pistas y ahora lo hacen en televisión

como comentarista y presentador.

Después de ganarlo todo como deportista

hoy se encontrará con una tarea que no sabemos

si le viene a pelo.

Mario Vaquerizo es nuestro artista más polifacético. Periodista,

escritor, cantante y presentador.

Nacido para pasárselo bien hoy no parece que las tenga todas

consigo. Más vale que abra bien los ojos y se prepare

pues en su trabajo temporal vivirá emociones tan fuertes

que le dejarán un recuerdo grabado a fuego.

-Fernando, buenos días. No busques más que es aquí.

-¿Qué tal como estas? ¿Esto que es?

-Peluquería y salón de belleza -Yo pensaba que me había

tocado una tienda de deporte o algo más...

-Nada hoy vas a tocar pelo. ¿Vienes preparado?

-No. Pero a ver qué sale. -Nada. Pasa que te vas a enterar

de lo que vale un peine. -Venga. Gracias.

-Bueno Fernando ha llegado la hora.

Aquí te tengo preparado el uniforme.

-Eso. Yo que no se parte del equipo. Mi camiseta.

-Vete preparando porque vas a peinar, cortar, lavar, hacer

masajes, depilar. Así que ponte las pilas hoy.

-¿Tú sabes lo que estás diciendo?

Lavar todavía, porque lavar, tengo perro y puedo lavar

cualquier cosa con pelo. Pero cortar ¿estás seguro?

-Además tienes muchas personas esperándote.

Corriendo a cambiarte. -Corriendo sí, como para darme

aquí arriba. No pensáis en la clientela.

Vaya mierda de puertas.

-Ay Dios mío. Un parque de bomberos

¿pero qué hago yo aquí? -¡Mario!

-Buenos días mi niño ¿pero esto qué es?

Soy Mario Vaquerizo. Encantado. ¿Dónde me habéis

traído? -Yo soy Javier,

estás en el parque de bomberos de Segovia.

-Me encanta. -¿Te encanta?

-Estoy un poco sorprendido, porque tampoco es mi medio

habitual venir a un parque de bomberos.

-Bienvenido. Lo que está claro es que no puedes trabajar

de bombero así. Hoy vas a trabajar

de bombero todo el día. -Voy a trabajar de bombero

y lo que tú me digas. Porque me has salvado la vida, porque

me acaban de meter en un sitio donde no sabía dónde venía,

y entonces me han dejado en un buen sitio, una buena ciudad

como Segovia y un buen parque de bomberos como es éste.

Vamos para dentro. Yo me visto me desnudo y lo que tú quieras,

para ti. -Delante de mía no.

(Risas)

-Mario esta va a ser tu taquilla.

Aquí es donde tienes la ropa con la que te tienes

que equipar hoy. Esta es la ropa de faena.

Esto es lo primero que te tienes que poner junto con un par

de botas. -Es fácil, me pongo el pantalón.

-Te vistes con esto que tienes aquí, y esto que tienes

aquí es la ropa de intervención. Ropa de intervención

y hay que meterla dentro de esta bolsa.

Es muy importante que te vistas muy rápido porque

el jefe nos está esperando tenemos que empezar

a funcionar. Que llevamos ya... vamos tarde.

-Además a mí me gustan las personas que madrugan,

y vosotros madrugáis mucho. -Madrugar ayuda.

-A quien madruga Dios le ayuda, desde luego. Me voy a cambiar

corriendo. Nunca te acostarás sin saber una cosa

más, y sin aprender una cosa más. Ahora te veo.

-Venga Mario. -Javi ya estoy.

-Deja aquí todas tus cosas. Éstos son los hangares pero primero

vamos a subir a ver al jefe. Vamos a presentarte a él.

-Venga vamos. Qué bien me queda el uniforme.

Que guay.

-Buenos días José Luis. Te presento

a la nueva incorporación al parque de bomberos, Mario

Vaquerizo, José Luis del pozo. -Buenos días José Luis ¿como

estas, o como esta que prefiere? -Como estas. Simplemente Mario

darle la bienvenida al parque de bomberos del ayuntamiento

de Segovia. Gracias, disfruta del día que vas a tener,

una experiencia importante y única para

este servicio y para todo el colectivo de bomberos.

-Y difícil. -Y difícil, recordarte que

van a estar continuamente recordándote que hay una orden

jerárquica que hay que tener muy en cuenta sobre todo

en el tema de riesgos, porque vas a trabajar

realmente haciendo las prácticas que cotidianamente venimos

haciendo y no queremos tener ningún tipo de riesgo.

Te voy a evaluar al final del día. -¿Me vas a evaluar?

Eso está muy bien. -No creas que vas a salir...

y te pondremos la nota. Y espero que sea una nota buena.

-Yo soy muy profesional, espero estar a la altura. Y espero

que me pongas una matrícula de honor.

De todas formas estoy muy bien acompañado

por mi amigo. -Javi es un gran profesional.

-De todas formas te dejamos que estamos trabajando

y creo que nos tenemos que ir. -Vamos, a curar que nos están

esperando los bomberos. -Vamos, que no corres tú nada

Javi, corre.

-Ya está. Vestido. Del equipo tío. Ya tengo mi uniforme,

con el número seis Fernando Romay.

-Te queda que ni pintada. -Y que sí.

-Perfecto, ¿listo para la acción? -Qué acción.

-Tienes que empezar por el lava cabezas.

Tenemos a nuestra compañera Inma que te va

a enseñar porque ya hay muchas personas esperando,

que estamos a tope. Te presento. -Hola Inma que tal. Un placer.

-Ahí te lo dejo. -¿Ellas están preparadas?

-Preparadísimas. -Relajadas, bien.

Seleccionamos... -Temperatura. Hacia la derecha

muy caliente, hacia la izquierda muy fría.

Con la manita. -Fenomenal. Me ha dicho

fenomenal, estoy que lo peto. -Champú de cabello teñido

y yo de natural. -¿Cuánto? Uno o dos.

-Dos pulsadas. -Y lo ponemos aquí.

Tiene una cabecita, tiene el pelo muy largo y la cabeza

muy pequeña. Es como un balón de balonmano.

-Con una pasada de tus manos es suficiente.

-Pero no salpiquéis. -Pero si no estoy contigo,

estoy con ella. -Tienes que tener cuidado

con la clientela. -Perdóneme usted. Porque

esto es un poco bajo. A ti te pilla un poco bien.

-Fernando lo siento, tengo

que cortar el pelo a una señora. -¡Por favor!

-Si necesitas algo me avisas. -Vale perfecto. Muy bien.

Empiezo por ti. Sí, que dices que tienes prisa y tal.

-Has empezado primero conmigo. Termina conmigo.

-Déjala a ella. No seas ansiosa. -Que quema.

-Ya está, así mojaditos. -Vengo a lavarme la cabeza.

Como que tienes frío en la cabeza -Que me quites la espuma

ella no tiene nada. -Apenas tienes, un poquito

nada más. Hoy que agobio. -Me estás salpicando.

-No. Ya estoy aquí. -Qué fría.

-Voy. Espera. -Bueno Fernando.

-Mira que he hecho están todas contentísimas.

-Disculparlo. Nunca puedes tener una señora así.

-Ella tenía prisa... -No. Aquí no hay excusas.

Yo te he dicho que estés con ellas... y que has hecho,

revolucionarlas. -Estar con tres.

-Aplicar directamente la mascarilla

la dejas en exposición y lavas a la otra señora.

-¿En exposición? -Expuesta.

-Aquí. La dejo como está con ella puesta.

Que parece estropajo esto. -Cabello deshidratado.

El estropajo es para fregar. Se lo dejas a la señora

unos minutos. -Se lo voy a dejar unos minutos

así. -Vale.

-Y ahora con la señora que tenía prisa. Coges una toalla

y se lo vamos a colocar para que pase al salón.

Exactamente. Fernando mira. Sacas un pico.

-No creas que es fácil con estas manos.

-Le pones el pico aquí. -Meto el otro pico aquí.

Realmente como para ir a la cueva de Aladino

esta usted. Gracias. -Se incorpora.

-Vais. Arriba... yo que sé.

-Se incorpora. -Incorpórese. Parece un paquete

de unos grandes almacenes el día de Navidad.

-Te traigo la nueva incorporación,

es Mario, Leo, agente de servicio. -Hola Leo, un placer.

-Como todos los días tenemos revisión de vehículos a primera

hora. Hay que estar equipados, hay que estar uniformados

y sobre todo por tu seguridad hay que recogerse un poco

el pelo. -Vale, sí. Sí. De todas formas

me estoy poniendo un poco nervioso

¿qué tengo que ponerme ahora? -Vamos y te lo enseño.

-Vamos.

-Te voy a poner la primera prueba

a ver si eres capaz de introducir las botas, ponerte los pantalones

y el chaquetón en menos de 10 segundos.

-No hombre, eso no puedo. -Sí que puedes.

-¿Tú siempre quisiste

ser bombero? -Yo siempre. Es vocacional

de toda la vida. ¿Te tengo que echar una mano?

-Ayúdame. Llego aquí recién llegado de Madrid vengo

a Segovia y me decís que tengo que ser bomberos.

Ponme ahí. Y ahora está de aquí. El chaquetón.

-El walkie. -¿Dónde está el walkie?

-Puesto. -Ayúdame. Estás poniéndome

nervioso. -Llevamos nueve.

-Esta es la linterna.

-Y el walkie. -Puedo hacerlo así: comandante

Mario, atendiendo la próxima llamada, corto, cambio.

-De comandante Mario nada. Hoy eres Bravo tres.

-¿Bravo de bravísimo? -Vente conmigo.

Te voy a presentar al equipo de trabajo de hoy.

-Buenos días chicos, compañeros ¿cómo estáis?

-Bien. Bien. -Tu jefe de equipo.

-Cuando oigas por el walkie Bravo tres... y me dirija

a ti, contestas. -¿Cómo se contesta?

-Abre canal. -Esto es muy difícil.

Hola soy Bravo tres. -Pulsando.

-Hola compañeros soy Bravo Tres.

Corto. Cambio. -Y luego las maniobras cuando

estemos allí, me dirigiré a ti puntualmente

en algún caso. -Siempre en directo. Siempre

abierto la línea. Vale. -Ya te diré que el canal

que es en directo. -Seguimos.

-Orden recibida súper jefe. -El bombero Juan Carlos.

-Hola Juan Carlos. Yo ya soy bombero torero,

tú ya eres bombero Juan Carlos. -Bombero Potro

-Juan Carlos, Potro.

-Buguí. -Buguí.

-Gonzalo, Canti y Nacho. -Y aquí está Charlie uno.

Tú eres la sargento O'Neill.

-Pero sin pelo. -Para ti Jota 4.

-Vale. Os pediré un poco de paciencia también.

-Hoy toca revisar el vehículo

de salvamento. Esto es el que utilizamos

normalmente en los accidentes de tráfico. Ahora tienes que sacar

los latiguillos. -Me bajo. Así es más fácil.

¿Tiro así? -Exactamente.

¿Esto es?

-Va conectado a la herramienta. Tienes que hacer un giro fuerte.

-El azul. Ostia. -Es fácil, es pura técnica.

-Bien. -¿Qué tengo que hacer

con esto ahora? -Acciónala, Cógela. Aquí tienes

un giro. Esto es para apertura de puertas,

levantamientos. Coge esa. Coge esa herramienta, déjala.

Coge esa. Vamos a conectarla. -¿Sabes para qué es?

-Para cortar chapa. -Cortar perfiles de los coches.

-Cuando hay un accidente y se ha quedado siniestro total.

-Luego hacemos la práctica abajo con un vehículo. Accidentes

de tráfico, la voz cantante la lleva el médico o la doctora.

Es la que nos dice dentro de que bomberos

son autónomos, Guardia civil es autónoma, pero las prisas

las mete la doctora o el doctor. Sabes lo que te quiero decir.

-Vosotros según os va diciendo así vais.

-Nosotros liberamos. Y la doctora o el doctor puede estar

atendiendo al herido tranquilamente en el asiento.

Hasta que nos dice vamos a sacarle. Con el tablero.

Un tablero espinal. -Sí para que no...

que se le inmoviliza. -Quiero decir

que no hay que correr. Hay que hacerlo bien.

-Ya. Vale. Pero eso me lo estás diciendo tú o vosotros

por que tenéis mucha experiencia,

¿cómo fue vuestra primera experiencia ante un tipo

de ese tipo que me estás contando? Me imagino

que los nervios estarían. -La primera vez que ves

un herido grave o fallecido, desgraciadamente esto ocurre,

gracia no te hace por decirlo de alguna manera.

-Ninguna. -Te vas acostumbrando

en el día a día.

-Nos ponemos en marcha Mario.

-Vamos a ello, vamos a triunfar chicos de verdad ¿dónde voy?

-Mercedes aquí te dejo a Fernando para que le enseñes

las técnicas de masaje relajante. Después me comenta que

tal lo ha hecho. -Hola buenas que tal como estas.

En la gloria ¿no? -Aquí estamos intentando

relajarla un poquito. Que de eso se trata.

Un masaje que ella se relaje. Es un masaje relajante

nunca mejor dicho para descontracturar

un poquito todos los músculos. Te cuento un poquito. Fernando.

-¿Cómo lo haces? A mí me lo han hecho siempre

deportivo, y hacía mucho daño, desde luego

yo no acababa nunca como está ella.

Tampoco soy tan guapo. Nunca acabada con... siempre duele

mucho más. -Aplicamos un poquito de aceite

hidratante. -Sí. Y con alguna esencia o algo.

-Este es de argán, y es hidratante.

Masajeeamos un poquito el aceite, las manos

las calentamos un poquito, y empezamos

a hacerlo. Nunca se pierde el contacto. Si tienes que coger

aceite y demás intentas no perder nunca el contacto, es complicado

porque tienes que coger el aceite...

-Muy bien. -Sin perder el contacto

con su piel. Fernando vamos a coger un poco de aceite

para que... -¿Ya, ahora?

Vosotros vais muy rápido. -Ya. Vamos a ver.

Claro es que para esa mano. -Hija mía espero no tener

las manos muy frías. Déjame calentarlas un poco.

Así. -Hasta un poco más arriba.

Haciendo movimientos circulares. Terminando en las lumbares.

Un poco más hacia abajo.

-¿Qué tal no que hago daño? -No. La verdad que nunca

me había masajeado con las manos tan grandes.

-Me encanta. Ya sabes burro grande ande o no ande.

(Risas)

-Fernando veo que has cogido

la técnica bien. -Sí, más que nada porque

la he tenido en mi cuerpo. Pero además

como están pequeñita... -Vamos a ir terminando

con Laura. -No.

-Ahora viene otro cliente.

(Puerta)

-Sí, adelante. -Permiso.

-¿Romay? -Sí. Pues nada te voy

a dar yo el masaje ¿cómo te llamas?

-David. -Encantado. ¿Qué tal?

Súbete al potro de tortura.

-¿Qué tipo de masajes querías? Relajante.

-Relajante, porque Fernando se me encoge siempre

en esta parte, del trabajo. -Lo tienes pillado.

-Y necesito... -Espera que me caliente las manos

me han dicho, porque sino si te toco.. un poco de aceite

aquí. Perdón que estoy nerviosísimo.

Estoy aprendiendo tantas cosas...¿qué tal David

como va todo? -Muy bien. Perfecto. Mucho

trabajo. -Parece que estoy ligando

pero ¿vienes mucho por aquí? La verdad que no creas

que es mi día de suerte. Yo esperaba una chica.

-Yo también. -Pues nada. Mi día no es bueno

pero el tuyo es peor. -Se te da de miedo Romay.

-Tranquilo que de esto me han dado

a mi 100,000. Éstas pillado aquí de la leche. Tienes

un nudo aquí importante. -Te vas a tener que dedicar total.

-Imagínate un 2.13 haciendo deporte, no necesita recolocación

ni nada. Y además el problema que tengo yo es que mi espalda

es como tres cuerpos tuyo. ¿Qué tal cómo vas?

-Perfecto. -Si es que habilidad no tenemos,

pero vicio.

(Risas)

-¿Qué tal Mario te están dando mucha caña?

-No yo lo que quiero es estar activo.

-Vamos a hacer dos cosas que te van a encantar.

Vamos a montar en la auto escala.

-Esto se llama auto escala. -Auto escalera. Vamos a montar

aquí y vamos a ver los parámetros

de seguridad que tiene la escala. A continuación vamos a bajar

a hacer una práctica de excarcelación.

-¿Qué significa? -Es lo que nosotros hacemos

cuando hay gente que ha tenido un accidente de tráfico

y a la gente hay que sacarle de los coches que quedan

atrapados. Utilizamos unas herramientas

que ya se habrán enseñado. -Si los compañeros

me las han enseñado hace un rato ahí.

-Has visto cómo funcionan y ahora vamos a hacer

una práctica utilizando un coche de verdad.

-Y nos vamos a montar aquí. -Aquí, y vamos a comprobar

que funciona en condiciones la auto escala.

-Vamos para dentro. El casco. Importante. Sin casco

no se puede hacer nada. -No se puede trabajar.

Así.

Cuidado. Pasa. -Lo que tenemos que hacer

es asegurarnos. El mosquetón que te han dado.

-Esto me lo ha explicado otro compañero.

Tenemos que hacer así. -Cuando trabajamos en altura

tenemos que ir totalmente asegurados.

-Y ya está. -Estaríamos preparado.

Juan Carlos cuando quieras. -Juan Carlos arranca melón.

-¿Bien Mario? -Bien.

-Este elemento es de los más importantes

que tiene el parque de bomberos, porque como te comentaba

antes lo utilizamos para hacer rescates

exclusivamente. Principalmente nosotros nos posiciona habíamos

a la altura de un balcón. -Imagina que hay una persona

que está encajada. -Nosotros llegaríamos...

-Le decimos: tranquilos. Tranquilos que no pasa nada.

Con tranquilidad aquí estamos para salvarlos. Aquí

hay un trinomio que venimos aquí para salvarte.

-Exactamente. Nos acercaríamos a la azotea abriríamos la cesta

y rescataríamos a la persona. Se vendría con nosotros.

-Mira que fuerte esto. ¿A cuánto estamos ahora mismo

aquí? 25 m. Espera que me están llamando. Aquí Bravo tres.

-¿Qué te parece? -Me parece impresionante.

Y sobre todo es impresionante la valentía, el valor, y las ganas

de querer ayudar a todas las personas, porque esto

que se está haciendo aquí no es nada fácil la verdad.

-Estás a la misma altura que el acueducto.

-A 30 m de altura. -A 30 m que estoy. Aquí estamos

todos muy coordinados. Enhorabuena señor jefe

por el equipo que ha formado hoy.

Bravo tres se lo agradece.

-Venga vamos. Joder macho esto.

Ostia. Claro es que tenemos

que ir rápido también. A ver, el cinturón.

(Sirenas)

-Joder. ¿El casco primero o el cinturón?

-Así. -Vamos, vamos.

-Tenemos un accidente

de tráfico, un conductor atrapado y vamos

a proceder a acceder a él haciendo

un abordaje por la puerta del conductor. Vamos a intentar

pinzar la aleta para que puedan abrir las bisagras de sus puertas.

-Ahora le damos. -Veis que va cediendo.

Dale más. -¿Sigo? Le voy dando.

-Lo que vamos a hacer es pinzar las pestañas para que el nervio

abra. -Pinzamos.

-Ahora quizás vaya.

-¡Bien! -Vale Mario.

-Bien ¡colegui! Lo hemos conseguido. Volvemos a meterla

en su sitio. Es importante meterla en su sitio siempre. Lo estamos

consiguiendo. ¡Bravo, lo hemos conseguido

coleguis! Ha costado pero lo importante

es que todo salga en esta vida cuando hay buena intención,

predisposición, y buena dirección, buen compañerismo, eso es bueno.

Trasmitir tranquilidad es fundamental. Yo ya me puedo

morir tranquilo. Ya me puedo considerar que prueba superada.

Estoy que... ¿qué nota me ponéis?

¡Maricón!

(Risas)

A continuación Mario Vaquerizo vivirá un momento

de gran tensión y peligro. -Aquí hay mucho humo.

-Pegado a la pared Mario. Y deberá estar preparado

para cualquier emergencia.

(Alarma)

-¡Salida! -No me asustéis.

Por su parte Romay conocerá

la entrañable historia de Antonio, el patriarca de toda

una saga de peluqueros. -Este señor es mi padre y sobre

los años 50 ya tuvo la osadía para aquel tiempo de crear

las peluquerías unisex. El ex jugador de baloncesto

deberá depilar con cuidado si quiere ganarse la confianza

de las clientas. -No voy a hacer nada todavía.

Y se enfrentará a un momento de máxima responsabilidad.

Hacer un corte de pelo al estilo Cristiano Ronaldo.

-De verdad que me está temblando. Parezco idiota.

Me está temblando todo.

-Esto es lo que nunca se ve en una peluquería.

Aquí es el sitio íntimo, vuestro. -El descanso del Guerrero.

-Nunca mejor dicho lo del Guerrero.

No veas tío, llevamos media jornada lo que me duelen

los pies. Y para mí un dolor de pies es un dolor muy grande.

Lo que queda, que va a ser muy poco,

porque estará chupado, porque me lo vas a poner fácil

ya. Eso espero. Si no quieres que te pise que es lo peor

que puedo hacer. -No es por nada pero te queda

una depilación. -¿Eso es peligroso? Eso quema.

Eso es calor. -Tiene temperatura

pero una compañera estará contigo dando pasos.

Tienes que tener cuidado que se puede quemar

la piel de la clienta. -De verdad, me alucina tu tinte

de pelo. -No es tinte Fernando.

-¿Cómo que no es tinte? Ahora me vas a decir que es de natural.

No te fastidia. -No es tinte es pigmento.

El procedimiento del tinte lleva un complejo químico,

lo que yo llevo puesto en el pelo es pigmento

solo. Nada de químico. Yo soy alérgica al químico.

-¿Y cómo te has metido en esto siendo alérgica?

Si aquí estás rodeada de calaveras y parece

esto un barco pirata. -Yo no era alérgica,

me hice alérgica al tiempo que llevaba

trabajando, 21 años que llevo. Me salió una erupción en la cara.

Fui al médico y me dijo que me olvidara de la peluquería.

La única solución que me daba era no tocar nada

de químico. Gracias a la empresa y a los compañeros

ese trabajo lo hacen ellos. Yo paso a la siguiente

elaboración. -O sea que tú tienes sobredosis

de peluquería. -Sí señor. Eso me dijo el médico.

-Qué médico de verdad. El ser como eres,

estás cómo estás. -Hombre, el gran jefe.

Aquí te voy a presentar. Fernando él es el gran jefe

de todos. -Encantado ¿cómo estamos

caballero? -Necesito las dos manos.

-Si yo también. Yo puede que sea alto pero usted

es muy grande. -Gracias.

-Qué tal como estamos. -Muy bien, aquí me han dicho

que tenía la presencia tuya y dije habrá que estar aquí

a explicar un poco los principios de la empresa.

-Pues me encanta saber como un tío con esas narices.

Hizo todo eso. ¿Nos perdonáis verdad?

-Te perdonamos. Encantada. Espero que te lo hayas pasado

bien. -Seguimos viéndonos

por qué me queda todo el día por aquí mi vida.

-Pasamos y te explico un poco las vivencias

de la peluquería casi desde principios del siglo.

Este señor es mi padre, este señor creó la empresa

en el año 29. El año que se hizo en Sevilla

la exposición iberoamericana. Y sobre los años 50

ya tuvo la osadía para aquel tiempo de crear

las peluquerías unisex. -Hombre mujer.

-Dónde estabas cortando el pelo a un hombre y una mujer

a la vez. Aquello levantó ampollas. A partir de ahí,

yo que nací en el año 50, yo tengo cuatro hermanos

más mayores que yo. -¿Todos peluqueros?

-Todos peluqueros. Mis hijos todos peluqueros, mis sobrinos

todos peluqueros. A partir de ahí.

-Ustedes son una saga de esto de la peluquería.

Le veo aquí cortado el pelo. ¿Hasta cuándo cortó

el pelo? -He estado cortando el pelo hasta

el año 2006. -Hasta antes de ayer.

-Pero te voy a decir una cosa, todavía hago algo.

Yo he sido toda mi vida un hombre muy presumido,

un peluquero vanguardista pero muy presumido.

En 2006 me dio un ictus facial. Me quedé un poquito

feo para como a mí me gustan las cosas.

-Pues no se le nota nada. Para feo yo.

-Ya me he recuperado. Decidí que ya mis hijos

eran gente solvente y decidí que todos

lo que era moda, creación, empresa, peluquería

lo llevaran ellos. Y yo me quede en segundo término llevando

lo que es relaciones con proveedores,

y relaciones financieras de la empresa.

-Sabe que le digo que yo he venido un poco de ji ji

ja ja, pero me ha llenado de responsabilidad

y no puedo dejar tanta historia que quedar mal. Vamos a hacer

cositas. Vamos fuera porque su hijo es un jefe implacable.

Me voy a trabajar.

-Bueno Mario vas a empezar la práctica diaria. Para nosotros

rutina y para ti bautismo. -El desvirgue. Claro que sí.

-Vamos a empezar con un incendio.

En esta maniobra es esencial que prestes mucha

atención a este equipo que está a mi espalda

que tiene Javi. El equipo más importante

que tenemos en el servicio. -¿Cómo se llama bombona?

-Botella de aire. Sobre todo calma y calma.

¿Estás preparado? -Estoy preparado. Claro que sí.

Somos un equipo colegas. -Vamos a preparar tu máscara.

Tienes que tirar y hacer una respiración enérgica.

Bien ¿no? Vamos a ello ¿preparado?

-Preparado ¿vosotros estáis preparados?

-Vale ¿preparado? El equipo de extinción van a empezar

a refrigerar la puerta para ver la temperatura que hay.

Ahí lo tienes, mira la llama.

-(RADIO) necesitamos equipo de apoyo.

-Equipo de apoyo recibido vamos a por él.

-Vamos dentro. Rápido.

-Estamos con el equipo de extinción.

-Aquí hay mucho humo. -Sigue pegado a la pared Mario.

-Rápido, sin pensarlo

hay que sacarle. Vamos Mario. De los hombros. De las axilas.

-Espera que no veo por aquí.

Este hombre está raro. -Cógele. Sigue.

-No te preocupes que sales adelante chaval. Vamos a salir.

-Sigue Mario. Sigue. -No puedo.

-Sigue Mario, sigue.

-Y lo salvamos. Sois unos héroes, de verdad.

Hemos salvado. Ya podemos dormir tranquilos.

-Mario cógete la bolsa. Tenemos

una propagación, coge la bolsa. Para arriba.

-¿Arriba donde? -A las escaleras.

-No puedo, me va a dar algo. No puedo

más tío. -Venga.

-Yo no puedo subir hasta arriba.

-Ahora te toca hacer la cera.

A ver cogemos el papel y empezamos. Empezamos

por aquí. Ponemos la tira. Ponemos dos.

Y ahora tienes siempre que dejar este poquito aquí

para tirar, para que no te ensucies

los dedos, sino se pega. Ahora tienes

que dar fuerte para que se pegue bien y tirarlo para arriba sino,

en sentido para ella. Así. Y otra vez aquí así.

Ahora la otra pierna. -La otra pierna. Deja lo cojo yo.

¿Quién aguanta más el dolor? Porque esto duele. Ella porque

no aguanta nada. Ahí está. Se me había olvidado

la tirita. Se me había olvidado la tirita

perdón. Que uno no se acuerda de todo. ¿Quién aguanta

más el dolor? Para mí que sois vosotras.

-Las mujeres aguantamos mejor, estamos más acostumbradas,

y el bello del hombre es más fuerte

con más cantidad. -Te ha llegado algún hueso...

hombre peludo, porque hay algunos que parecen:

Hola soy Muzzy... -Muchísimos.

-¿Y alguien te pidió algo especial? Cuéntame. Vamos

a cotillear, alguien ha venido y a dicho necesito...

Que no voy a hacer nada todavía. No ves.

-Te ha cogido desprevenida, mejor así, así no se lo espera.

¿Algún vello más? -No veo nada.

-Pasamos a la hidratación. -¿Qué es?

-Es Aloe Vera, para que se le baje la rojez

se irrita un poquito, de la depilación.

-Esto es la faena de alivio. -Sí.

-¿Se puede?

-Adelante. -Qué bueno, que rica paella.

Esto me viene bien porque me habéis

dejado valdadito. Mira el Máster Chef. ¿Quién es el cocinero

de vosotros? -Normalmente la suelo hacer yo.

-Tenéis dieta rica, variada y equilibrada. ¿Cuánto arroz

hay ahí? -Solemos comer de todo.

Pero paella suelen caer bastantes. -Y esta es vuestra cocinita.

Aquí estáis vosotros y coméis todos los días.

-Aquí se come, se cena, se merienda, se desayuna.

Siempre y cuando no haya una salida.

Podemos estar aquí tan tranquilos cocinando

y de repente suena la sirena y corriendo.

¿Sabes dónde? Recuerdas dónde tienes

tu ropa. -En la taquilla de abajo.

-No. En los hangares. -Otra vez.

-Vestirse... -...Yo espero que no pase nada,

por el bien mío, por el bien vuestro y por el bien de todas

las personas. Está guays. Esto lo que es es una gran familia

en el fondo. En el que estáis ahí, convivir mucho.

-Un matrimonio, momentos buenos y momentos malos.

-Pero como todo en la vida. Muchas veces sólo te enfadas

con la gente que te importa. Con la gente que te da igual

y te enfadas ni nada. Jefe. ¿Puedo ser pinche

de algo? Ya no os fiáis de mí, después de lo que

he hecho. -Mario acércate,

-¿Qué pelo las gambas, los mejillones, las chirlas?

-Ve echando un poco de pollo ahí.

-¿Así? Pero tú lo has refrito antes.

-Un poco. -Esto tiene muy buena pinta,

has echado de todo. ¿Cuántos pollos

habéis matado aquí?

Aquí hay dos kilos de pollo aquí. -Tres bandejas.

-¿Eso que es zumo de naranja? -De pomelo.

-Aquí no os falta de nada a vosotros

¿jugáis a las cartas, el parchís o cosas de esas?

-Hay alguna noche que sí. Echamos alguna partida.

Para pasar el rato. -Comer, dormir, descansar

y trabajar. -Esto es como todo.

-Para trabajar al 100% hay que... -Gambitas también, me estáis

explotando aquí. Estoy pluriempleado.

Ahora voy a ser el bombero cocinero. Paellero.

-Si sale buena lo mismo puedes poner un restaurante.

-Lo que me faltaba. Yo todo me viene bien, si quieres

que sea bombero soy bombero, si quieres

que sea cocinero soy cocinero. También es muy importante estar

bien asesorado y estar rodeado de profesionales que te indiquen

y te marquen bien las pautas.

-Fernando ya has probado lo que es el lavado de cabeza,

la depilación, el masaje. -Lo he probado todo,

ya no me queda nada. -Si te queda algo todavía

por probar. -¿Cómo qué?

-La maquinilla y el corte de caballero.

-No se puede hacer todo en un día.

-Tú eres un hombre valiente y creo...

-Quienes son valientes son ellos y ellas. ¿Qué hay que hacer?

Hola que tal, cómo va todo. -Este chico nos ha pedido

un corte como Cristiano. -¿Por qué?

-Me ha gustado el pelado y me llama la atención.

-¿Te atreves y te dejas? A saber cómo va a quedar.

Vale ¿cómo se hace? Te veo con peine y maquinilla.

-Empezamos por aquí. Para que veas cómo

se empieza esto. Y aquí cortamos.

-¿Te viene mucha gente pidiendo cortes de estos así de futbolistas

y tal? -Sí. Está muy de moda.

-Sí. Mira que se cortan el pelo raro.

-Marca la moda entre la gente joven. Si miras, llevo el lateral

podías atreverte tú a hacer este lateral.

-A mí me da palo. -No es difícil.

-De verdad que me está temblando. Parezco idiota.

Me está temblando la mano. -Vas muy bien. Puedes retirar

un poco la oreja con la otra mano.

Muy bien. Perfecto. -Perdona hijo.

-Está perfecto Fernando, para ser la primera vez

que coges una maquinilla. -Aquí te ha quedado muy largo.

Y aquí te ha quedado un poco largo.

-Pones nervioso al cliente con tus comentarios. Le vamos

a dar tranquilidad. -Es verdad. Tu tranquilo.

Que está muy bien. -Ahora viene lo complicado.

Si miras la foto de Cristiano tiene una raya aquí

y después tiene dos aquí.

-Ésa es la rúbrica y aquí tiene

que rubricar el artista. No voy a rubricar yo.

-Voy a hacer una para que veas cómo se hace

y la siguiente la tienes que hacer tú. Vamos

a continuar con la raya que es simplemente ir apoyando

la máquina y damos el corte. Tenemos ya una línea.

Hay que matizarla un poco. Puedes continuar con las dos

de aquí abajo y matizamos las tres.

-¿Seguro? -Claro.

-¿Le tengo que hacer yo la L esa rara de ahí?

-Así. -Para arriba.

-Justo tienes que doblar la máquina un poco

más para qué no haga la marca. -Ya se lo voy a hacer larga

y bien. Le he cogido gusto,

y voy para abajo. Espera. Hay esta. Niquelado.

Ahora sólo te queda que metas tantos goles como él y hagas

(Grito)

-Qué buena pinta tiene.

Bueno chicos. Solamente quiero decir una cosa.

Buen provecho a todos. Muchísimas gracias y queda

inaugurada ya la paella Vaquerizo segoviana. Por todos

vosotros también un fuerte aplauso.

(Aplausos)

-Y por el cocinero.

-Por el cocinero, que está ahí. Por Manolo. Sólo he venido

un día y estoy aquí con esto. Pero veo que sabes hacer

de todo. Porque en el fondo hay una cosa

que me he dado cuenta, estando con los chicos hoy.

Ya no sólo en el ejercicio y la profesión de bombero

también lleva implícita una parte de psicología

muy importante. Que eso es lo que yo me he dado cuenta.

Que tienes que ser muy sicólogo.

En el sentido de cuando hay una cosa,

una situación un poco extrema y adversa.

(Alarma)

-¡Salida!

-Arriba.

-A mí no me asustéis. ¿Es verdad o es mentira?

-Es en serio. A mi lado Mario. Ven para acá.

La ropa. Equipación.

-Mi equipación estaba aquí.

-¿Por abajo por arriba? -Por abajo, entramos por abajo.

Chicos ha sido un avistamiento en calle hilanderas y no es nada.

Está controlado. Policía local. -No me cortes la paella por favor.

-Estaban quemando en una terraza.

-¿Qué pasaba? -Policía local ha llamado

con un avistamiento de humo y era un señor que estaba

quemando en una terraza. -Se estaría fumando un cigarro.

-Pero a nosotros nos avisan si ven humo.

-Joder que susto. Perdona, había robado una, no era

la mía. Perdóname. -Está perfecto.

Estas cosas pasan, a nosotros nos avisan cuando

estás comiendo y no se perdona ni comida ni nada.

-Pues mira tenéis mucho mérito. Yo estoy destrozado

ahora mismo. -Vamos a seguir con la paella.

-Se me ha cortado la paella por culpa de esa avistamiento

de humo. Ahora está más fría y asentadita.

Joder qué susto.

-Esto es un sinvivir. -Come, come Mario.

-Pero si no me dejan las alarmas comer. Si me quería comer

tu súper paella con este susto que me han dado.

-Mario tu jornada laboral ha terminado aquí. Has hecho

una mañana intensísima con nosotros. Y menos mal

que ha sido una falsa alarma, si llega

a ser verdad no nos habíamos comido la paella.

-Falsa ha sido pero real ha sido, la primera. Con lo bien

que estaba ahora, que tenía muchas

ganas de comer paella y que no me van a dejar.

Me ha encantado y me he quedado

con el gusanillo. Esto no se queda

en un día. Esto es más. Cuándo estáis aburridos

me llamáis a mí. Yo os cuento un chiste,

os distraigo. Vengo con las Nancys Rubias,

cantamos canciones, jugamos a las cartas. Fregamos

los platos. Dígame usted señor Manuel.

-Personalmente me tenías engañado. Eres un chico

que merece la pena. No lo digo por cumplir de verdad.

-Muchas veces no hay que dejarse guiar

por las apariencias, porque las apariencias siempre

engañan. -Hablas mucho, no me dejas

terminar. -Hablo más que un loro.

(Risas)

-Personalmente, eres una persona

que creo que merece la pena. Te lo digo literalmente.

No lo digo por cumplir. Una persona que yo creo

que eres muy coherente. No son cumplidos la verdad.

-He estado muy a gusto y sois gente estupenda.

-Nosotros también lo hemos estado, se trabaja

muy bien a tu lado. -¿Sabes lo que puedo yo hacer

en este momento? Hacer un brindis por todos

y para todos vosotros. Arriba. -Mucha salud.

-Abajo. Al centro y para dentro. Viva todos vosotros, de verdad.

Muchísimas gracias. Que me quedo aquí esta noche.

-Preparamos ya la cama. -También, también.

-¿Y esto?

-Esto creo que es lo menos que te mereces.

-Comité de despedida Fernando para nosotros ha sido

un verdadero placer que hayas echado

la jornada con nosotros. Al principio regular,

no estaba yo convencido. Pero has ido creciendo

y finalmente... -Es lo que me caracteriza.

-Finalmente muy satisfecho, muy bien. Un placer.

Aquí tenemos un detalle para ti.

-Muchísimas gracias, de verdad. No teníais porque comprarme

nada. Qué bonito. Lo voy a guardar toda mi vida.

-Recuerdo de tu primer corte de pelo.

-Simplemente quería deciros. -Puedes volver cuando quieras

pero como cliente mejor. -Gracias. Creo que eso

sí lo he pillado. Sólo quería deciros

que pensé que sólo había equipos en el deporte, pero tanto

en el deporte como fuera del deporte vosotros sois

un equipo fenomenal. Y como me gustaría

tener la suficiente NBA para poder pertenecer

a vosotros. Por lo demás muchas gracias

por enseñarme y dejar de aprender tanto

como en el día de hoy. Jefe a sus pies. Aquí el patriarca.

Caballero que arte tienes. Como me gusta.

-Eres un fenómeno. -Eres la repera.

Como te lo diría yo. Pero no cambies nunca.

Amiguete muchísimas gracias por todo y nada.

-Un aplauso.

(Aplausos)

-Y como decían los dibujos animados como éramos

pequeños: lástima que terminó.

-Chicos yo me tengo que despedir.

Muchísimas gracias por todo. Me habéis ayudado mucho.

Ha sido un placer y sois gente muy grande. De verdad, en serio.

El jefe me tiene ya que evaluar. -Efectivamente.

-¿Qué me das? -A mucho pesar, porque

yo pensaba que no ibas a superar la prueba,

el equipo ha dicho que has estado a la altura.

-¿Qué nota me das? -Aprobado alto. Notable.

-Yo pensaba que me ibas a dar un sobresaliente.

-Un notable. Que espero que la experiencia

haya sido favorable. El equipo yo creo que ha sido

una experiencia buena para ellos. -Totalmente.

-Esperemos que te lleves un recuerdo grato nuestro

del ayuntamiento de Segovia. -Anda. Me lo pongo ahora mismo.

Me voy así y así no se me riza el pelo, con la humedad.

Me voy a despedir de todos. Muchas gracias

de verdad. Ha sido un placer.

Me habéis regalado muchas cosas, conocimiento,

humildad, humanidad, una paella que te cagas.

Muchísimas gracias y el aplauso para todos vosotros

que además me voy siendo más inteligente y más interesante

de lo que era hasta hoy que llegue

a las seis de la mañana aquí. Muchas gracias y me voy

que me tengo que ir a currar por allí. Gracias.

-Hasta luego. -Gracias chicos.

-Es la primera vez en mi vida

que me paso tantas horas en un centro

de belleza. Y mira que yo tengo difícil arreglo. He cortado,

lavado, masajeado y depilado. Y aunque he tenido los mejores

profesionales he aprobado por los pelos.

Los Lebrón son una saga familiar que llevan casi un siglo

tratando de ponernos guapos y eso en algunos casos,

como en el mío, tiene mucho mérito. Yo me llevo

de ellos y de su gente el mejor recuerdo y unos cuantos pelos

que no son míos a ver cómo se lo explico

yo a mi mujer. En fin, qué le vamos a hacer.

Pelillos a la mar.

-Cuando me he visto con traje,

casco y botas de bombero no me lo podía creer.

Estos chicos son unos auténticos superhéroes

y por un día me han dejado ser uno de ellos.

Eso se lo voy a agradecer de por vida.

Mira que he hecho de todo en esta vida y eso que no estoy

acostumbrado a apagar fuegos sino

más bien a encenderlos.

Y es que el cuerpo de bomberos es un cuerpazo,

no lo digo porque estén todos cuadrados, sino porque

son gente maravillosa que además

son nuestros auténticos ángeles de la guarda. Mi madre

siempre me ha dicho: hijo tienes ideas de bombero.

Ideas sí, pero la valentía y el arrojo se lo dejo para ellos.

Y hablando de madres viva el cuerpo de bomberos

y la madre que los parió.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mario Vaquerizo y Fernando Romay

Trabajo Temporal - Mario Vaquerizo y Fernando Romay

20 jul 2016

Mario Vaquerizo y Fernando Romay se enfrentan esta semana al trabajo de un bombero y de un peluquero y esteticista, respectivamente. Ambos, cambiarán sus rutinas por un día para conocer en primera persona las duras labores diarias que conllevan estas dos profesiones.

ver más sobre "Trabajo Temporal - Mario Vaquerizo y Fernando Romay" ver menos sobre "Trabajo Temporal - Mario Vaquerizo y Fernando Romay"
Clips

Los últimos 56 programas de Trabajo temporal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Tania la guajira

    Este programa para mi gue el mejor. Gracias.

    26 ago 2016