Trabajo temporal La 1

Trabajo temporal

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3682359
Para todos los públicos Trabajo Temporal - Berta Collado y El Cordobés - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a Trabajo Temporal.

Hoy Berta Collado deberá trabajar duro y ser disciplinada

para convertirse en una auténtica dama legionaria.

-Para vivir un día en la legión hay que trabajar.

-Sé que es mucho esfuerzo. Estoy bastante impactada.

A ver qué tal. -Tendrá que superar sus miedos

y emplearse muy a fondo. -Que no, que no

me da mucho miedo. Gracias a sus compañeros Berta

conocerá el verdadero espíritu de los legionarios.

-Usted está casado con la legión. -Sí.

-Ya está. -Tendrá que aplicarse

con contundencia y afinar muy bien su puntería.

-Nunca apuntaremos a nadie ¿de acuerdo?

-Y ahora le estoy apuntando a usted. Perdón.

-Aprenderá todos los métodos que utiliza la legión

en sus misiones. -¿Un legionario nace o se hace?

-Aquí tiene que venir la gente con vocación.

-¿Si? Con la vocación traída de casa.

Y vivirá la tensión de enfrentarse

al enemigo en el campo de batalla.

-Enemigo a las 12.

(Grita)

-Por su parte El Cordobés dejará de ser maestro de lidia

para convertirse en aprendiz del difícil mundo de la hostelería.

-Yo soy un poco cocinillas. -Da gusto cocinar

en casa tranquilo con una copita. Olvídate de eso.

Tendrá que moverse rápidamente y seguir todas

las indicaciones de sus compañeros.

-A mí me llevas ya con la lengua fuera.

-Caña Manuel que tenemos un cuarto

de hora ya. Deberá enfrentarse con valentía

al exigente y selecta clientela de un restaurante.

-Trocolini son unos brocolis chiquititos, que vendrán de Italia

por ahí. Ahora mismo pregunto yo.

Recibirá la dulce visita de unos clientes muy especiales

que intentarán echarle un capote. -Dos postes especiales

para dos clientes muy especiales.

Detrás de la barra deberá aprender los mejores trucos

para hacer un buen cóctel. -Luego lo vuelves a cerrar

bien con ésta, sino puede explotar.

-¿Qué? Y conocerá los sacrificios

que hay que hacer para lograr que un negocio salga a flote.

-A mí esto es lo que me faltaba por ver.

-Date cuenta que lo duro que es esto.

-Berta Collado periodista

y presentadora. Una todoterreno que nos cautiva

con su gran sentido del humor y su belleza.

Acostumbrada a moverse como pez en el agua

sobre los platós de televisión, hoy le espera

un escenario muy distinto al habitual.

Deberá ser disciplinada y valiente para cumplir su misión.

Porque hoy Berta descubrirá lo que es la aventura,

el compañerismo y el sacrificio en un cuerpo de élite.

Manuel Díaz el Cordobés.

Uno de nuestros toreros más queridos y admirados.

Desde que en 1993, tomase la alternativa de la mano

de Curro Romero, Manuel se ha convertido

en un personaje muy conocido dentro y fuera de la plaza gracias

a su simpatía y naturalidad. Hoy se meterá en un mundo

desconocido del que intentará salir por la puerta grande.

Para ello, deberá ser servicial, atento y eficaz o pagará

los platos rotos de su inexperiencia.

-Buenos días.

-Señorita buenos días. Está usted en el grupo

de caballería de la legión. -Muy bien.

-Bienvenida. -Encantada.

Muchas gracias. Vengo a la legión.

-Le acompaño para ver al jefe de la unidad.

-¿Pero yo tengo que estar aquí con vosotros

y ser legionaria? -Sí. Por un día.

-¿Tu nombre? -Miguel Angel.

Cabo mayor López. -¿Mayor? Cabo mayor.

Encantada. Vamos.

-Permiso general. -Adelante, sentaros.

-Buenos días.

-Sentaros por favor. Buenos días.

-Buenos días. -Soy el teniente coronel García

Del Barrio, soy el jefe del grupo de caballería de la legión.

Bienvenida a Ronda. -Gracias.

-En primer lugar quiero darte la enhorabuena y quiero darte

la enhorabuena por qué vas a trabajar un día en la legión.

Y vas a trabajar en una de las unidades

más exigentes del ejército de tierra.

Aquí, nosotros sólo buscamos la plena operatividad

y la permanente disponibilidad para que se nos emplee cuando

y donde sea necesario. Por nuestra parte, esperamos

tu esfuerzo. -Lo van a tener, de verdad.

-Eres bienvenida a Ronda. Aquí tienes tú uniforme.

-Esto me hace mucha ilusión, de verdad.

De actitudes ¿cómo me ve? puedo dar la talla ¿o no?

-En principio llevamos sólo cinco minutos.

-De entrada, el olor. -Creo que tu predisposición

es buena. Te puede asegurar

que al terminar el día te vas a quedar

permanentemente enganchada a la legión.

-A ver si me voy a quedar aquí. Muchas gracias.

-López acompañala al vestuario para qué se cambie.

-Voy a prepararme. Gracias, hasta ahora.

-Buenas.

-Qué pasa Manuel. -¿Es aquí donde voy a trabajar,

trabajo temporal? -Aquí es.

-Esto es un restaurante ¿no? -Por eso, vas a ser hoy camarero.

-¿Yo de camarero? -Vas a tener una faena

un poco diferente a las normales. -Difícil.

-Aquí hay que venir a trabajar Manuel.

-A eso venimos. -Un trabajo durísimo.

Yo soy Pepe el dueño del restaurante.

Emilio es el encargado. El te va a explicar

todo lo que tienes que hacer. Te vamos a dar un uniforme,

una más del grupo. -Yo estoy en vuestras manos.

Venga, al toro. Gracias.

-Qué bonito restaurante.

Precioso. -Este es tu lugar de trabajo

de hoy. -Mi lugar de trabajo y

¿qué voy a hacer yo aquí? -Hoy vas a ver lo que

es un restaurante por detrás. Vas a ser el aprendiz.

Y vas a pasar por muchos departamentos.

La cocina, el office donde se lavan los platos,

tenemos las mesas. Vas a atender a los clientes.

-Me está entrando ya una calor... ¿dónde está el traje de faena?

-Emilio te da el traje de faena para que te lo pongas

ahora mismo. Y vamos a empezar montando

mesas. -¿Quién es más duro de los dos?

-Este. -Mira.

Los dos. ¿Quién es más blando

de los dos? -Este.

-O sea que aquí te tengo que pedir las cosas.

Pues venga para adelante. -Te cambias aquí en el cuarto

de al lado. -Perfecto, vamos

al lío. Trabajar. Yo creo que me veo bien.

Me siento cómodo por lo menos. Espero estar a la altura.

-Vamos a empezar a montar las mesas que se nos echa

el tiempo encima.

-Muchas gracias. Descansen.

-Descanso. -Planta plana al ejercicio.

-(GRITA) al ejercicio. Uno.

-(GRITAN) Uno. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) Dos. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) Tres. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) cuatro. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) cinco. -(GRITA)Uno.

-(GRITAN) seis. -(GRITA)Uno.

-(GRITAN) siete. -(GRITA)Uno.

-(GRITAN) ocho. -(GRITA)Uno.

-(GRITAN) nueve -(GRITA)Uno.

-(GRITAN) 10. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 11. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 12. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 13. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 14. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 15. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 16. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 17. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 18. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 19. -(GRITA) Uno.

-(GRITAN) 20. -Grupo.

-(GRITAN) Es único y sin igual,

de ciega y feroz acometividad, de buscar siempre acortar

la distancia con el enemigo y llegar a la bayoneta.

Cumplirás tu deber o vencerás para morir.

-Buenos días. Legionarios.

Quiero dar hoy la bienvenida a Berta Collado.

Berta Collado realizará con nosotros todas

las actividades de instrucción previstas

en nuestro programa diario. Estará encuadrada en el segundo

escuadrón ligero. Y a partir de este momento

será considerada una dama legionaria

más de este grupo. Quiero además que pongáis

especial atención en recibirla y apoyarla como uno más

de los nuestros. Berta Collado en nombre

de todos los componentes de este grupo

eres bienvenida a la autoridad. Jefe del escuadrón iniciamos

actividad.

-Manuel vamos a darle caña a esto, la limpieza.

Tiene que estar muy limpio para poder montar.

-Perfecto Cris ¿llevas mucho tiempo trabajando

en la hostelería? -Unos cinco años más o menos.

-¿Cómo te dio a ti por esto? -Pues mira, realmente soy agente

comercial, estudié marketing y demás.

Empezó la crisis, me quedé sin trabajo.

No se vendió lo que se tenía que vender y caí un poco

la hostelería por casualidad. -¿Y qué tal?

-La verdad que engancha. Es un trabajo entretenido,

divertido, cada día es diferente. -Para trabajar en esto tienes

que ser un poco psicóloga con la gente.

-Totalmente. Y mucha empatía con la gente

y el público. Que te guste la gente.

-Muy bien.

-Perfecto vamos a seguir. Que en 20 minutitos tenemos

que montar todo esto. Queda.

-Vamos al lío. -¿Te vas tirando manteles?

Aquí tenemos manteles para montar

caminos en las mesas cuadradas y aquí abajo manteles

para mesas redondas. -Un poco más despacio

que es muy cañera. ¿Siempre eres así?

-Sí. Soy muy nerviosa por naturaleza.

Aquí siempre hay prisa y mucho trabajo.

Hay que darle caña. -Cuando me das un trapo de éstos

se me ocurre muchas cosas que no es un mantel.

-Esto es una muletilla, la mismo te suena el término.

-Un capotillo... -Mantel...caminos.

-Caminos. Éste grande sería aquí.

Los caminos aquí. -Te hecho una mano porque

hay que darle caña. -¿Esto se pone aquí arriba?

-Sí. Mientras que los dejes...

bien estirados. Que la línea de doblez quede

en el centro de la mesa. -Y cuadradito ¿qué proyectos

tienes de vida, que te gustaría hacer en un futuro?

-Me gustaría fusionar con los conocimientos

de marketing que tengo con la hostelería,

vender eventos, preparar bodas y demás.

-Que chulería. Te voy a decir una cosa

a mí me llevas ya con la lengua fuera.

-Darle caña Manuel que tenemos un cuarto

de hora ya. -¿Qué hago con los

que han sobrado? -Otra vez el armario por favor.

-Al armario. Vámonos.

-Siguiendo con el plato lo primero que hay que poner

es la servilleta. Pones las servilleta

y los cubiertos. -¿Esto cómo lo pongo?

-El cuchillo a la derecha. A tu derecha.

Y a su izquierda. -Y el tenedor aquí.

¿Lo ves bien? -Este derecho.

Que estén los dos mangos. -Totalmente derechos.

Fenomenal. -Tú preguntas mucho, me dices

que voy deprisa ¿tú antes de ser torero que hacías?

-Yo fui lavacoches, un gran lavacoches.

Me encantaba ese trabajo. También he estado trabajando

en fábricas de piezas de coches. Pero lo que más me gusta

es lo que hago. -Presta atención que queden

derechos y sigue montando. Y me voy que me llama

el compañero con el pedido de los vinos.

-Menos mal hija, hasta ahora. Guau.

(Trompeta)

(Marcha militar)

(Trompeta)

-Ven para acá Collado.

-A la orden de usía mi coronel se presenta la dama legionaria

Collado. -Bienvenida a la legión.

-Muchas gracias. -Estás en tu casa.

-Muchas gracias. -Vas a pasar un día con nosotros.

-Sí. -Estás con el apoyo

de una buena cabo y un buen escuadrón.

-Lo sé. -Para vivir un día la legión

hay que trabajar. -Se que es mucho esfuerzo.

Estoy bastante impactada. A ver qué tal.

-Seguro que bien. Si hay algún problema ayuda

no te va a faltar. -Seguro.

-Collado pasa a filas que el día es largo.

-Muchas gracias. Buenos días.

(Trompeta)

-Por la izquierda y derecha en columna de grande de grupo.

(Marcha militar)

-Pepe te tengo que decir una cosa Cristina es trilliza,

no veas la caña que me ha dado.

-Te ha dado duro. Pues imagínate en cocina.

-La cocina es

el alma del restaurante. -Aquí es lo duro, la sala también

tiene lo suyo, aquí realmente luchamos día a día muchas

horas. -Yo soy un poco cocinillas,

yo tuve la mala suerte de que mi arroz le gusta

a los niños y a mi mujer y a todo el mundo.

-Pues el arroz es difícil. -Pues se lo comen.

En casa se lo comen. Un arroz de papá.

Se lo pasó por la tourmix para que no tenga ni un poquito

de pimiento. -Da gusto cocinar

en casa tranquilo con una copita. Olvídate de eso.

-Yo parto el pan. -Pero tiene su forma.

El pan no se corta como siempre a rebanadas sino que tenemos

que cortar a lo largo para apoyarlo

que tenga una buena base y después cortarlo

en rebanada. Cuidadito porque el cuchillo

de sierra es el que pegar cortes hace.

-¿Qué tipo de cocina tenéis aquí en el restaurante?

-Yo creo que una cocina un poco cultural.

Donde mezclamos culturas, verás que todos los cocineros somos

un poco de cada lado y se nota en los platos.

Cortamos como 1 cm y medio. -Un dedo.

-Sí, pero no te dejes el tuyo. Sigue cortando, cortamos primero

el payés, luego el de maíz, y luego el de naranja.

-Éso me lo tienes que explicar ahora, ¿lo ves bien así?

-Te he dicho que no lo separes. Porque así luego lo podemos

llevar aquí y juntar todo. Para que no se nos mezcle

y no se seque. Al no haber separación

no se seca el pan. Yo voy preparando aperativos,

que las mesas vienen, en 10 minutos, y estamos

que nos pilla el toro. ¿Te suena?

-A mí la cosa esa... -Esto es distinto, aunque también

duele, porque tenemos a veces unos servicios que se complica

y siempre que se complica es porque no nos hemos

preparado bien o porque no hemos tenido control

de los ingredientes y al final se va retrasando.

-Aquí también tienes que torear bastante.

-¿Sabes lo que pasa? Que aquí teníamos

todos los días. Vamos con ese.

-A partir de hoy me estoy dando cuenta de muchas cosas.

-Esto tenemos que hacerlo para todas las estaciones,

para esa sala, para esa sala y para la de arriba.

Imagínate la rapidez con la que hay que servir.

Recuerda lo que he dicho. Bien juntos.

Si se separan los juntas. Vamos a dejar el pan aquí.

Ahora se lo daremos a alguien que lo haga un poco más rápido

¿te has cortado? -Muchas gracias.

-Vamos a montar los aperitivos.

Importante porque lo primero que llega a la mesa

es el aperitivo. Vamos a montar un poco

de atún con una ensalada sencilla

y vamos a meter una salsa que se llama yakiniku.

-¿Yaki? -Yakiniku.

Qué velocidad tenéis aquí todos. -Te monto la primera.

Esto se llama micromezclum. Si te das cuenta

son como lechugas muy pequeñas.

-¿Micro que? -Micromezclum.

Yakiniku. Como yo lo he montado estiras

la hoja y te montas unos cuatro platos.

-Con yakiniku y micromezclum.

-Un poquito, venga ahí. Éso es una ensalada mixta.

Tenemos que calcular. Esto vale como 18 euros medio

kilo. Con lo cual tienes que tener

un poco de control en los costes. Es muy importante

en los restaurantes. Son negocios.

No es un comedor social. -Oido chef.

La verdad que cuando tú lo pones.

-Se nota un poco. Aquí está aplastado

aquí tenemos una línea. Se nota.

Pero también es la profesión. Llevamos muchos años.

Tenemos que controlar siempre la cocina.

Esta parte es complicada. Cuando estamos delante

del servicio es un control de todo.

-Déjame que les pegue un grito de esos.

(GRITA) Marchan dos tallin

un secreto y dos yakiniku. -(GRITAN) Oido.

-Éso mola. Pues que lo saquen rápido

mola más. Seguimos entonces con el atún.

-¿Cómo vamos? -Un poco liados Pepe.

-Este negocio lo más importante es aguantar la presión.

-No la he notado en todo el día. No lo estoy notando.

-Están llegando mesas día. -Hay que tomar comandas.

Quítate el sombrero. -¿A dónde vas

me deja sin ayudante ? -Tiene que ir a tomar comandas.

Vámonos.

-Este primer obstáculo no tiene mucha técnica, lo único

que hay que tener en cuenta es que al entrar hay que meter

un brazo y la cabeza para no dar

con la cabeza en las alambradas.

-Como cuando te tiras de cabeza a la piscina.

-Morales entra. Con el brazo primero.

Ahora cuando está andando es bastante importante intentar

pasar de antebrazo antebrazo y con los tobillos.

-Es más como un cangrejo que no como un reptil.

-No hay que reptar ahí está. El siguiente obstáculo tampoco

tiene mucha técnica, lo que pasa que es más decisión.

Se llama comúnmente las hamburguesas y lo único

que hay que hacer es pasar saltando

de una en otro. -De hamburguesa

en hamburguesa. -Morales pasa por favor.

Hay que hacerlo rápido porque si lo haces despacio, que coger

impulso igual no llegas. Este obstáculo lo que tenemos

que hacer es pasarlo por encima. Se apoya con los dos pies

en la parte de abajo. Se salta y se voltea, apoyando

el otro brazo se voltea el obstáculo.

La gente que lo entrena lo suele hacer así. Pasa Morales.

Ese es el volteo, que es girar

y ya pasa el obstáculo hacia abajo.

El siguiente obstáculo tampoco tiene mucha ciencia, lo único

es coger impulso. Subimos corriendo hacia arriba

y al final nos agachamos como un gato para intentar

llegar arriba y saltar al otro lado.

-¿Y subes a si a pelo sin cuerda ni nada?

-Hay algunos sitios en los que he visto cuerda, pero

aquí no tenemos cuerda ninguna. Morales pasa

por ahí. -En Morales se ve todo muy fácil.

-Ahora es cuando te toca hacer la pista

a ti. -Perdón mi teniente ¿yo voy

al lado de Morales? -Sí.

-Pues no puede ser. -Echandote una mano y dando

ánimos. Salimos.

-Venga va. -Acuérdate del brazo.

No veo. Con los tobillos más

que con las punteras. Tobillos y antebrazos.

El uniforme se lava, no te preocupes.

-Cabo animando. Pero...

La hamburguesa.

Por la derecha son más cortas.

-Este mucho mejor. Vamos a ver la siguiente.

-Yo te ayudo, sube como la escalera.

- Como la escalera hacia arriba. Esto así. Me monto a caballo.

Justo así. Vale. -Muy bien el siguiente.

El último. -Dadme una cuerda con esto.

Esto si que no. -Coge carrerilla.

-Venga yo te subo.

-Que no. Me da mucho miedo.

-Coge carrerilla y cuando llegues abajo te sube.

Morales que me mato.

Gracias chicos. -Venga.

Bien. -Cabo esto es muy duro

¿cómo me has visto? -Te he visto muy bien.

Pero con más práctica y demás. -¿A ti por qué te dio por esto?

-Yo trabajaba en Tenerife de camarera de piso y tomatera,

y a mí me gustaba la vida del militar.

-¿De siempre te ha gustado? -Por mi familia.

Son militares. Mi padre y mi hermano militar.

-¿Cuál sería su sueño llegar a ser...?

-Ahora mismo mí sueño se quedaría en cabo primero.

Nada más. Como está la cosa. -¿Para eso que tiene que pasar?

-Hay que estudiar y si hay que pasar ahora mismo

un año. Si apruebo. -Cabo primero.

-Sí. Pero vamos ya que

si no nos tiran de las orejas y si quieres te voy contando

después. -Es que yo soy muy cotilla

mi cabo.

-Además de esta máquina tenemos otra igual arriba.

-Para hacer las comandas. -Para que vayas viendo, tienes

que ir marcando, aquí los primeros, entradas,

en este caso dos de bogavante. -¿Esto pasa a la cocina?

-Mesas y le pita a él. Y le sale a él un papelito y nosotros

nos sale una copia por allí. -Bajo y lo empiezo a servir.

-Te avisandoellos. Lo tienes, lo tienes.

-Si necesito algo te llamo. Gracias.

-Llevate esto, la salida, 3.16. -3.16.

-Conmigo. -3.16.

-Bienvenidos.

Buenas tardes. -Es el Cordobés.

-¿Pero qué haces aquí? -Esta mañana me han dicho

vente conmigo y aquí estoy, todo el día trabajando.

¿Qué vais a tomar? -De beber vino blanco.

Y agua -¿Habéis pensado algo

de comer? -De primera unas croquetas

que hemos visto pasar. Y los tacos de pollo ticamasala

con guacamole y pico de gallo. -Esos están...

para quitar ese sentido. Se está muy bueno.

-Yo voy a tomar el buey. -Solomillo de buey.

-¿Cómo quiere la carne? -Poco hecha.

-¿Y usted? -La brocheta de bacalao.

¿Brocolini que era? -Brocolini son unos brócolis

chiquititos que vendrán de Italia por ahí. Pero ahora mismo

pregunto yo. -Pero de todas maneras.

-Pues que disfruten mucho. En un momento está aquí la comanda

gracias. -Qué camarero tan amable.

Qué suerte. -Cómo está el toreo.

-No llega ni para...

-Verdejo mesa 2.31.

-Te he buscado el Verdejito ya. -Gracias.

Lo de la carne ¿donde está? El solomillo.

-En caliente. -Dos solomillos.

-Te lo dejo aquí y tú lo abres.. -Gracias.

Campeona. Yo creo que está bien.

Vamos allá.

Buenas. El vinito.

Aquí tenemos hasta la ganzúa y todo.

Espero que disfruten mucho. Yo estoy hoy disfrutando mucho

también de vuestra compañía. -Muchas gracias.

Igualmente. -Qué sorpresa.

-Estoy aprendiendo un montón. No es fácil lo que hacen

esta gente. -Nada fácil.

-Que disfruten. Salud.

Yo no puedo beber que estoy trabajando.

Que lo pasen bien. Gracias.

Hasta ahora. -A ti.

-No te imaginas lo que es esto. Increíble.

-Que estamos a mitad todavía. -Ahora te llamo.

A continuación Berta conocerá las técnicas

legionarias en el fragor de la batalla.

-Tú al frente. Tú allí.

-¿Por qué tengo que ir yo la primera sargento?

Tendrá que armarse de valor y coraje para superar al enemigo.

-Enemigo a las 12.

Y vivirá en primera persona los peligros de un combate

muy real. -Enemigo abatido.

Por su parte el Cordobés

preparará los postres junto a un cocinero muy singular.

-No te gusta el dulce, los fogones,

eres más raro que yo. Servirá en la mesa de dos grandes

personalidades de nuestra música.

-Llevo todo el día aquí trabajando. Y esto es duro.

Y sabrá de primera mano que todas las tareas

del restaurante requieren esfuerzo y dedicación.

-Esta es la zona pijita. -No tan pijita.

Cuando eres una persona que tienes que atender

a 150 personas...

-No yo no he estado nunca de misión todavía.

Mi escuadrón estuvo hace un par de años en Afganistán entero.

Pero yo no he estado nunca. -¿A usted le apetece,

le apetecería? -Creo que todo el mundo

la apetecería salir alguna vez de misión.

Es como si estuvieras entrenando para algo y nunca lo haces.

-¿Y su familia que dice, tiene familia?

-Sí, tengo una novia de unos cuantos años ya

con ella. -¿Cómo lo lleva ella?

-Peor que yo, porque yo estoy aquí entretenido ya 1000 km

de la familia, somos de Santander los dos.

Ahora acabamos de ser tíos, y no ver a los sobrinos

más. -¿Por qué lo suyo

es de vocación? -Sí.

Yo aquí llegué de soldado, quería ser militar desde pequeño.

Una vez que estás aquí te enamoras de la tropa

que hay aquí de los legionarios no se puede vivir sin ellos.

Lo que te ata, imposible salir de aquí.

El que se va, va con lágrimas. -Usted está casado con la legión.

-Sí. -Se casará con su novia en algún

momento pero está casado ya. -De momento sí.

-Estoy deseando disparar. -¿Vamos para allá?

-Si mi teniente.

-Firmes.

-Descanso. Escuchar a discreción.

Ahora lo que vamos a hacer es instrucción de tiro diaria,

vamos a entrar al simulador donde se pueden hacer tiros

como si fuera un campo de tiro y nos ahorramos

el viaje hasta allí. Hablamos con el sargento

Gómez que es de formación, el que va a mandar el ejercicio

de tiro del Victrix.

-Éstos fusiles que son los de simulador están modificados

para que funcionen con aire comprimido y un sistema

láser que recogerá aquella pantalla

que vemos aquí. Pero tenemos que tratar

los fusiles como si fueran armas de fuego real.

Entonces nos vamos a colocar el casco de combate

todo el mundo.

¿Estamos listos? Pues cada uno a su fusil.

Identificamos los blancos.

La posición va a ser tendido, con apoyo.

Tienes que apoyar esta parte

del culatín en el hombro. Collado tienes que buscar

una posición. -Sobre todo cómoda.

-Cómoda y estable. -¿Existe una posición cómoda

en esta situación? -Te puedo asegurar

que en esa posición es de las más cómodas

en las que puedes tirar. -No me quiero imaginar

esto en una situación real. Mi sargento ¿usted ha estado

en una situación real de estas? -Hemos tirado unas pocas veces

sí. -¿Lo tengo o tengo que seguir

practicando, lo tengo más o menos?

-Tienes que buscar aquí más el apoyo.

Ahí.¿Te ves cómoda para tirar? -Ahora me falta hacerme

con el objetivo. Pero más o menos sí.

-¿Ves la Cruz? -Ahora

sí. -Perfecto.

Fuego a discrección.

(Disparos)

-Alto el fuego.

-Que a gusto te quedas. Perdón.

-Para ser la primera vez que tiras Collado está bastante bien.

Algún siete, algún seis. -Ni me lo creo yo que tengo tanta

puntería. Para esto.

Porque para otras cosas. -El siguiente ejercicio que vamos

a llevar a cabo es un ejercicio táctico ambientado

en Afganistán. Vamos a coger los fusiles

y lo vamos a poner cada uno en nuestra calle.

Y lo dicho. Comienza el ejercicio.

(Disparos)

-Aquí acabaría la simulación.

¿Qué te ha parecido Collado? -A mí me ha gustado mucho.

Necesito coger fuerza porque esto parece que no pero

pesa bastante. -Todo es acostumbrarse.

-Lo prefiero a estar tumbada. Mi sargento.

Me resulta más cómodo. Me ha gustado.

-Tenemos que tratar siempre las armas, aunque

sean de simulador, como si fueran armas reales.

Con lo que nunca apuntaremos a nadie.

-Y ahora le estoy apuntando a usted.

-La verdad es que sí.

-Lo siento. Claro.

Como no es real. Después de esto

¿no se puede saber qué tal lo he hecho yo?

-Podemos ver que has dado a un enemigo, que le has dado

en el brazo izquierdo. -¿Qué nota es para ser mi primer

día? -Yo te pongo buena nota.

Para ser el primer día creo que lo has hecho bastante bien.

-Gracias.

Necesito esto para motivarme. No es fácil.

Muchas gracias. Por eso le preguntaba.

Qué bien.

-La comanda son dos postes especiales para dos personas

muy especiales que nos han sorprendido

en el restaurante. A ver que hacemos.

-Vamos a hacer una mousse de chocolate.

-Déjame a mí que haga algo con la manga esta.

Esto es fantástico. ¿Le hecho Miguel? Igual

que tú lo has hecho. -Absolutamente igual.

Esto es una base. -Yo pongo otra base aquí.

¿Te encanta el dulce? -Por supuesto.

Aunque en casa del herrero cuchara de palo.

-¿No comes postres tú? -Cada vez menos.

Ya estoy saturado. -A mí es la parte que

más me gusta de toda la cocina. He hecho de todo, he puesto

mesas, quitado mesas, servido mesas, pedido comandas, abierto

vino, y ahora es cuando estoy a gusto.

¿Cómo te dio por la repostería de chico eras dulcero?

-Lo que no me gusta es estar cerca de los fogones.

-No te gusta lo dulce, los fogones.

Es más raro que yo. -De pequeño he sido muy goloso

y ahora cada vez me gusta menos.

-Esto que le hemos puesto yo también quiero hacerlo.

-Aquí como te decía cuidamos mucho la estética e intentamos

que los postres vayan y sorprendan un poco al cliente.

-Un artesano. -Digámoslo

así. -Este ya lo tenemos para

unos comensales especiales que tenemos

hoy. -Por supuesto.

-Los pongo aquí Miguel. ¿Por qué diferencias tanto entre

la comida caliente y esto? -Aquí es más precisión.

Todo mucho más elaborado. -Una precisión aquí que no veas,

la que he liado. -Agitamos fuerte y hacemos

así. -Bien ¿ qué es?

-Una espuma de mango. -Este postre ¿ya estaría

terminado? -Le faltaría terminarlo.

-Tengo que quedar bien con los postres.

-Con un azucarillo crujiente encima.

-Dame un abrazo. Eres un artista. Me has salvado la tarde.

Me voy corriendo a las mesas porque esto tengo que servirlo ya.

Gracias compañero. -Es un gran camarero...

y donde te pongan. (GRITA) Marchando los postres,

va para allá. -Más que la mitad de las teles.

-Dos postres especiales para los clientes muy especiales.

Y quiero que me lo evaluéis bien. Os digo una cosa llevo un día...

todo el día aquí encerrado trabajando y esto es duro.

-¿Por qué estás aquí currando? -Porque quería comprobar

como son otras cosas. Ahora macho reventadito.

Esto es duro. -La gente se cree

que la hostelería es muy simple. -¿Lo has hecho tú?

-Lo he hecho yo con el cocinero. Se llama Miguel, el único

repostero del mundo que no le gusta el dulce.

Hazle una foto. -Lo voy a subir.

-Esto está hecho con mucho cariño.

Fruta de la pasión. -Yo también.

-No sé lo que me queda. Tengo que recoger

y me toca fregar los platos. -Lo vas a hacer todo.

-¿Te han dejado propina? -La propina la tengo que repartir

ahora con los chavales. -¿Pero te han dejado?

-Me han dado muy poquita.

-Muchas gracias. -Me alegro mogollón de veros.

Esto yo no sé si es un restaurante o el ejército.

-¿Volverás no? -Volveré.

-Collado esto es lo que se conoce

como línea de vehículos. Aquí tenemos los vehículos

aparcados cuando no los estamos utilizando.

Ahora los compañeros están preparando el lote de abordo

de su vehículo. Nosotros preparamos el nuestro

para la misión que se nos encomendará.

-¿Cómo se llama este vehículo? -Vehículo de exploración

de caballería. Que se conoce como VEC.

Lo habrás visto muchas veces en televisión,

sobre todo en misiones tipo Líbano, o Kosovo, pintados

de blanco que pone UN, United Nation.

-¿Esto no es un tanque?

Lo que yo tenía en los playmobil

le llamaba tanque, esto no es. -Tanque no es.

Si fuera tanque sería carro de combate en todo caso.

¿Que tiene este vehículo? Un cañónM2-42 de 25 mm.

Puede derribar una casa perfectamente.

-No me digas. -Sí.

Y arriba es para proteger un MG42 una ametralladora

que va arriba como fuego secundario.

Donde está el compañero que ha levantado aquello

es un escudo y ahí está la óptica del tirador.

Vente conmigo. Estos tres tubos que tenemos

aquí, al otro lado hay otros tres un lanza flumígeros.

Granadas de humo que lanza. Salen disparados.

Y te hace una cortina de humo. -Madre mía. Qué de cosas.

-La revisión se le pasa diariamente a todos los vehículos.

Es una costumbre de caballería. Anteriormente primero

comía el caballo, se cuidaba el caballo y luego el jinete.

Hoy en día se mantiene esa tradición.

Se hace con la revisión. Ahora cuando empiece

el tema te montaras aquí. Este es el pasillo

de exploradores. Irás aquí con el cabo Medina.

-¿Cabemos los dos aquí?

-Perfectamente. La escotilla por

la que irás asomada. Cubriendo nuestra retaguardia.

Llegados a este punto

toca enmascararse. Pintarse la cara.

-Toma. Me encanta.

-¿Has traído pintura? -¿Yo? Traigo rimmel, colorete..

ese tipo de pintura. -Tengo yo otro Rimmel.

Tu camerino. -¿Ese es mi camerino?

En peores sitios me he pintado. Son pinturas de guerra.

Me encanta esto. -Se utiliza para romper

la forma de la cara del rostro. -Un poco como Braveheart.

Parecido. -Parecido.

-¿Has visto la película Sargento? -Sí.

Sí. Pero no mitad y mitad.

-Un rollo David Bowie entre medias.

-Eso es. Vamos a empezar. -Usted me va a decir.

A ver espejo mágico. El verde es así. Que por cierto

se me ha mezclado con otro. Vale.

¿Qué tal? -Tiene que ser toda la cara.

Y algo rápido. -Yo es que Sargento cuando

yo me maquillo, me tomo mucho mi tiempo.

Entonces no estoy acostumbrada a hacerlo rápido.

Y a veces me lo hacen. ¿Usted no me lo puede hacer?

-Yo no. Te puedo ayudar. -¿Usted no se maquilla?

-Cuando termines. -Yo le hago un hueco aquí.

Y así vamos más rápido. Yo ya estoy.

-Le falta la nariz. -Se me había olvidado.

¿Este ritual lo hacen cada vez que vienen aquí

a los vehículos? -Cada vez que vas a salir

te vas a enmascarar. También se puede enmascarar

al vehículo. Se le pone ramas por encima.

El caso es romper la forma que tenemos.

No es lo mismo llevar una mochila, que llevar

una mochila a la que añadimos cosas para que no parezca

una mochila.. -Vale.

-Así cuando nos vean de lejos tardan en identificarnos.

-¿Esto a la semana cuántas veces lo suelen hacer?

-Las que hagan falta. -¿Un legionario nace o se hace?

-Aquí tiene que venir la gente con vocación.

-Con la vocación traída de casa que diría mi padre.

-No es un trabajo cualquiera. -Luego eso se puede

ir reforzando. Entiendo que no llega aquí nadie

que no le guste pero aquí se ha hecho mucha gente

también. -Aquí se ha hecho mucha gente.

-¿Me ve como para que yo me quede?

-Si hombre. -Me lo está diciendo porque

es muy bajo. -Aquí siempre hay algo

que cada día te gusta. -¿Usted elige destino,

quería estar en la base de Ronda?

-Claro. Yo cogí aquí.

-Pero puede que le digan que no a alguien y le envíen

a otra. -A otro sitio.

-Las bases se pueden elegir en principio.

Yo vendría a Ronda también. Sí.

-Los últimos platitos Rigo.

Aquí están. ¿Cómo estás compadre?

¿Cómo te está tratando mi país? -Bien.

Muy bien. -Pues a mí el restaurante

me está tratando fatal. Me duele hasta el alma.

Y este era el único sitio que me faltaba por conocer.

¿Qué tal de dónde eres? -Dominicano.

-Trae que te echo la mano. Te ayudo.

-Para que vayas aprendiendo un poco.

-Trae para acá. ¿Hace mucho que

no vas a República Dominicana? -Ocho años que

no voy ya. -Déjame.

Ponte tu ahí. Cuéntame.

¿Cuándo vas a ir a tu país? -En cuanto pueda

ir un tiempecito. Estoy ahorrando.

-Yo te voy a decir una cosa hoy valoro las personas

que trabajáis en un restaurante.

Me doy cuenta. No sólo es llegar,

sentarse comer. -Claro que no.

-Aquí en tu rincón es lo que me faltaba

por ver. -Lo duro que es esto.

-Esto es duro también. La gente es acogedora

¿en el restaurante como se portan,

son conscientes de que tú estás aquí?

-Algunas sí. Otras no. Nadie sabe lo que pasa que detrás.

-Este es el último escalón. -Lo sabemos los compañeros

y yo y cocineros que pasan y ven todo el mundo.

-Dame un abrazo. Me cachis en

la mar. Campeón. Vamos al lío con alegría

y un poco de salsita. Vámonos.

Esto ya está listo. ¿Sabes alguna canción de salsa?

-De salsa se poco. -Dame alguna canción de tu país.

-Le gusta bastante al compañero. -Compañero ven para

acá. Domingo, vente. ¿Cómo estás?

¿Te sabes alguna de Romero Santos?

-La tiene ahí. -Ponnos un poco de Romero

santos. Pon algo.

Esto ya va a estar listo.

¿Esto como se bailaría?

Dale ahí. -Si tienes una pareja mejor.

-Que sepas que me ha encantado

estar aquí en tu rincón. Y a medida que he ido conociendo

cosas en este día me siento más feliz de las personas que

me he encontrado. Ojalá que vuelvas pronto a tu país.

-Me gustaría. -Esto ya a limpiarlo con ritmo.

Yo te voy dando y tú colocando. Vámonos.

Que ya es la hora del cierre. -Ya es la hora del cierre.

-Bajo rampa.

-Sargento Medina, necesito indicaciones.

-Por aquí. -Vale esto ya está montado.

-Tú vas delante. Avanzamos.

Vamos patrullando. -Expliqueme esto.

-Vamos de patrulla normal hacia un poblado.

De momento estamos en observación.

Mirará siempre al frente. Blanco al frente.

Tú allí. -¿Por qué tengo que

ir la primera Sargento? -Tú sigue caminando.

Caminando siempre. -¿Corremos algún peligro

aquí ahora mismo? -Vamos perfecto.

Tu sector es enfrente, a las 12. Perfecto.

Tampoco estamos dando un paseo.

Estamos aquí por algo. Esto aunque sea un simulacro

entra miedo. Por lo menos

a mí. Vosotros estáis muy acostumbrados

pero yo no. -Alto.

Collado ponte aquí. Rodilla en tierra mirando al frente.

Blanco mirala.

Éstas cubierta que veas al frente para apoyar a tu compañero.

Pueden colocar cualquier artefacto o cualquier cosa

para hacer una emboscada. Muchas cosas.

Mandamos una avanzadilla que mirara antes y dirá si está

limpia o no. -¿Esa avanzadilla

no soy yo? -No. Ha ido Blanco en cuanto

nos dé el limpio continuaremos nosotros nuestra patrulla

-Limpio. -Continuamos la marcha.

Tranquila.

-Enemigo a las 12.

(Grita)

(Disparos)

-Sierra Eco Charly May enemigo

armamento ligero a las 12. ¿Por qué he disparado ahora?

-Si no ves al enemigo no dispares.

-¿Dónde está? -Tumbada.

Un poco fuera para observar la puerta aquella.

-Por el matorral.

-Aquí cerca.

-Blanco puerta a la derecha. Perfecto.

Avanzar. El otro binomio.

Collado vais a entrar en la vivienda y va a sacar

si hay algún malo lo va a sacar. Va a hacer un reconocimiento.

-Yo mientras tanto sigo así.

-Lo único que haces es estar un poco arriba, y darles apoyo.

Por si sale algún malo.

-Uno, dos, entro.

-Limpio. Enemigo abatido.

-Vente por aquí ¿qué tal Manuel

todo bien? -Bien.

-Los clientes están encantado contigo los compañeros

me han dicho que eres una máquina.

Pero todavía no hemos terminado.

-Icíar más no. -Ya es la mejor parte de todas.

La parte de los cócteles. -Estoy reventado ya.

-Es la parte más divertida. Te voy a presentar a Javi.

Nuestro coctelero. Y vas a salir de aquí siendo

un maestro del cóctel. -Muchas gracias.

Qué tal. ¿Qué es lo que toca ya? Yo ya estoy loco por rematar

lo que haga falta. -Vamos al lío si te parece.

-Además esta es la zona pijita.

-No tan pijita cuando eres una persona y tienes

que atender a 150 personas,

haciendo 40 cócteles no es tan fácil.

-¿150 personas con 40 cócteles? Enséñame Javi lo que tengo

que hacer. -Tú vas a hacer un Maitai

y yo voy hacer un citric storm. Vamos a ir metiendo

el contenido. -Echo a poco más o menos

¿Cuánto? - Vas a utilizar el jigger

en esta mano. Y lo vas a echar en la coctelera.

Y vamos a poner un poco de Lima.

-¿La chica ahora grande? -Chica y hasta arriba.

Muy bien. Aprendes rápido.

-Vamos que están esperando los clientes.

-Voy a echar un poco de azúcar al mío. Y vamos a hacer el seig,

que es batir la coctelera. Así es como lo llamamos.

Echamos un poco de hielo. -Tapamos.

-Primero la tapa y luego lo vuelves a cerrar bien con esto.

-¿Sino que pasa? -Depende de lo que tenga

te puede explotar. Salir por los lados etcétera.

-¡Qué me puede explotar

esto a mi! ¿Ahora que? -Coges la coctelera

con las manos así, una arriba y otra abajo.

Arriba y abajo. -Arriba y abajo.

-Y rápido.

Así. Ya lo tenemos frío.

-Más frío que la mar. -Le pones el streamer.

Y lo viertes en el vaso. -Un poco de torería y salero.

-Al gusto.

-Ahí está. Esto brindaremos

tú y yo. -Por lo menos.

-Mientras vienen los clientes nos lo tomamos.

Gracias por todo. -Un placer.

-Qué bueno.

-Déjame probar ese ahora. Que mezcló.

-Bueno veo que estamos relajados.

-Estamos probando lo que hemos hecho.

-Pero te lo has ganado Manuel. Has hecho un trabajo estupendo.

Y todo mundo está muy contento. -La verdad que el equipo

está encantado contigo. -Ha terminado tu jornada Manuel,

te puedes cambiar, descansar que te lo has merecido.

-Muchísimas gracias me voy a quitar la pajarita

me voy a poner mi ropa. Me voy a cambiar ya.

-¿Me puedo ir yo también?

(Risas)

-Legionarios con esta formación finaliza hoy nuestra jornada

de trabajo diario. A lo largo del día de hoy

nos ha acompañado Berta Collado

y ha realizado todas las actividades

como uno más de nosotros. Yo quiero agradecerle

su esfuerzo, y quiero decirle que quien se sintió legionario

un día ya será legionario toda la vida.

Como recuerdo de esta experiencia le vamos

a hacer entrega de un regalo. Creo que merece que

te haga la entrega los compañeros

que te han ayudado. -Claro que sí.

-Cabo Mingorance, cabo Medina legionario Morales en formación.

-Ay Me voy a emocionar.

Además es el que me gustaba, perdón que lo trate así.

Muchísimas gracias. ¿Y yo como te tengo que saludar

si ya eres mi amiga? Muchas gracias.

Me hace mucha ilusión. Muchas gracias.

¿Les puedo dar dos besos? Ya que estamos...gracias.

Qué ilusión.

Yo simplemente quiero agradeceros el esfuerzo

y la paciencia que habéis tenido conmigo.

Miro un poco a la derecha porque mi grupo, mi batallón...

-Escuadrón. -Mi escuadrón está por ahí.

Desde fuera muchas veces nos podemos hacer

una idea del trabajo que hacéis pero hasta que no vienes

aquí no te das cuenta del esfuerzo y sobre todo

de la humildad y el cariño que le ponéis.

Y de la ilusión y pasión que le ponéis a vuestro trabajo.

Me ha sorprendido muchísimo. Éso es de valorar.

Os llevo en el corazón. (EMOCIONADA) ¡a mi la legión!

-Un aplauso. -Muchas gracias.

(Aplausos)

-Bueno familia ¿os puedo llamar familia?

-Claro que sí. -Me considero de la familia

eso es lo que dijisteis al principio. Y lo he comprobado

¿qué tal como me habéis visto? -Estamos muy contentos

la verdad que nos ha impresionado.

Has tenido un día estupendo, has trabajado super bien.

Te hemos dado caña, lo habrás visto.

El trabajo como es.

-Desde el minuto cero. Esa Cris, Pepe en la cocina...

los cacharros que he lavado. -Pues así todos los días.

-De verdad que os respeto y admiro.

Muchas veces la gente cuando venimos al restaurante,

los comensales, el público no sabemos lo que hay dentro.

Y hay un gran equipo. Me he dado cuenta

de que hay un gran equipo. Muchísimas gracias.

-Queremos darte un regalo que representa a nuestra familia,

los tirantes, para que te los pongas

y te acuerdes de nosotros. -Mira.

Estos tirantes van a estar siempre conmigo

y espero que un día. Porque como me habéis

dado mucha caña aquí hoy. En el campo, delante

de una vaquilla me los veáis puestos.

Y vosotros también. 1000 gracias.

Gracias. Hasta otro día.

A cuidarse mucho. Os puedo llamar familia.

Gracias familia.

-¿Quién me lo iba a decir? Casi sin darme cuenta

me he visto esta mañana con uniforme fusil

subida a un vehículo acorazado y en mediode una misión

en un poblado afgano. Es imposible hacerse legionario

en un día pero me ha bastado unas horas para descubrir

que la legión es mucho más que un cuerpo del ejército.

Más que un mito o un símbolo. Y lo más importante

son las personas y el compañerismo.

Me llevo un recuerdo para siempre de todos los que a diario

se preparan duramente con la intención de velar

por nuestra seguridad. He podido vivir el orgullo

de ser legionaria. Por eso siempre

a vuestras órdenes compañeros.

-Mira que he toreado en plazas difíciles, pero para trabajar

en un restaurante hay que coger al toro por los cuernos.

Y es que cuando salimos a comer o cenar, nos olvidamos

que hay gente maravillosa currando de lo lindo

para que no nos falte de nada.

Hoy me han hecho sentir uno más, y gracias al capote

que me han echado mis compañeros

este día ha sido plato de buen gusto.

Por eso se merecen las dos orejas, el rabo y salir

por la puerta grande. Muchas gracias maestros.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Berta Collado y El Cordobés

Trabajo Temporal - Berta Collado y El Cordobés

03 ago 2016

'El Cordobés' y Berta Collado se sumergen durante un día en las actividades laborales de un camarero y de una legionaria, respectivamente. Tensión, compañerismo, dificultades, emociones y aprendizajes, marcarán esta nueva entrega de Trabajo temporal.

ver más sobre "Trabajo Temporal - Berta Collado y El Cordobés" ver menos sobre "Trabajo Temporal - Berta Collado y El Cordobés"
Clips

Los últimos 56 programas de Trabajo temporal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios