www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4323303
Para todos los públicos Torres en la cocina - Setas a la crema y pan de plátano - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

sabéis que nos gusta traer invitados,

gente muy afín a nosotros, tenemos a Silvia Marsó.

Qué tal. Que nos ayudará a cocinar

y nos presentará algo muy bonito que está haciendo.

Sí, un espectáculo musical de Stefan Zweig

que se llama "24 horas en la vida de una mujer"

y estrenaremos el 13 de diciembre

en el teatro de La Abadía de Madrid.

Impresionante, impresionante.

Vamos a hacer dos platazos hoy, aquí con Silvia,

empezamos con unas setas, unas setas salteadas,

pero con un toque muy diferente, vamos a hacer un velo.

Un velo de leche, ¿os acordáis de esa leche

que cogíamos de pequeño?

¿Conoces el velo de leche? Esa que nos daba tanto asco

que de pequeños cogíamos así. A mí me encantaba,

esperábamos allí a que se hiciera el velo de leche para coger.

Nos peleábamos por el velo de leche.

No sabía que era algo tan exquisito porque me he enterado hoy,

aquí, me lo explicaron ellos.

Se hace en la alta cocina, nosotros lo usamos, a veces,

en el restaurante así que vamos a hacer una,

pero para la gente de casa, para nosotros.

Vamos a hacer, quedaos con el salteado de setas,

luego el velo, quien quiera que lo ponga y quien no, pues no.

Leche, leche, es superfácil de hacer, claro.

Leche entera, o sea, leche entera, aquí lo que vamos a conseguir

es coger la proteína de la leche, al albúmina que se llama,

y eso es lo que hace esa película.

Hacemos que de un pequeño hervor, pero tampoco demasiado

sino que empiece a hervir

un poco, la retiraremos y dejamos para que se haga la piel.

Lo importante es que sea una cazuela ancha,

veis que es bastante ancha,

y que hierva y a partir de ahí. Y cuanto más repose,

más gorda se hace, ¿no? Exactamente.

Exacto. Porque me acuerdo

que si lo dejábamos reposar en el vaso, en el tazón,

se hacía muy gordo, sí, pues ya lo sabéis.

Qué tenemos, qué tenemos, atención, rebozuelos.

Temporada de setas, a tope. Déjamelo oler, a ver.

Mira, puro bosque. Ay, qué maravilla.

Qué bien huele, esto es... También tenemos ajos tiernos.

Chalota. Y chalota.

El club de los chaloteros, vamos a poner chalota también.

Haremos un salteado. Me pongo el delantal

porque os ayudaré. Claro que sí.

Además, vamos todos a conjunto vamos diciendo de colores.

Nos pusimos de acuerdo sin darnos cuenta,

no sabemos por qué. Haremos un salteado ahora,

un salteado muy fácil. Venga, yo organizo.

Tú, los ajos tiernos, tú, la chalota y yo las setas

que ya están. ¿Cómo quieres que los corte?

Mira. Me quito los anillos,

no se puede cocinar con anillos.

Es verdad, sí. Ni con cosas de estas,

así que los dejo aquí. Aunque todo es muy casero aquí.

Ahí. Pues venga.

Ahí está, tú los vas cortando así. ¿Cómo se te da la cocina a ti?

Muy bien. Ya sé que tú cocinas.

Al lado vuestro, para nada. Haces platos para celíacos.

Desde hace 17 años cocino sin gluten en mi casa.

Eso por tu hijo. Claro, porque cuando tenía

pues eso, dos años, prácticamente, no llegaba a los dos años,

nos dimos cuenta que era celíaco. La verdad es que nos costó

diagnosticarle porque tampoco se conocía tanto esta intolerancia

como ahora y una vez que les quitas la dieta, les quita de la dieta

el trigo, bueno, el trigo, la avena, el centeno y la cebadan

que son los cuatro cereales que contienen gluten,

oye, en menos de una semana mi hijo era otra persona

y, sobre todo, le cambió el carácter, o sea, si tenéis

algún amigo o colega así de mala leche y tal.

Igual le tenemos que... Igual es celíaco.

Me fijaré, me fijaré. Fijaos aquí un momento,

mira, fíjate cómo va haciendo aquí

el velo, ya se ve. Sí, va creciendo.

¿Ves que va haciendo la leche ya ha hecho esa capa?

se ve, perfectamente, porque está,

ahora ya lo que haremos será coger y retirarlo

y esto lo que nos interesaría ahora es que repose

y lo podamos sacar de aquí.

Podemos hacer tantos velos como queramos, es retirar,

volver a hacer la misma operación de llevar a ebullición

y retirar y se vuelve a hacer el velo.

Nos tienes que decir cuáles son tus platos preferidos.

Este ya lo retiramos.

A ver, me gusta mucho la paella. (AMBOS) Oh.

Muchísimo la paella.

Te hemos visto cocinando paella, te hemos visto cocinando paella.

También me gusta la musaka y las albóndigas con setas

y el estofado y...

¿Qué más? Y el arroz a la cubana, fíjate qué cosa tan...

No, un buen arroz a la cubana. Un buen arroz a la cubana

hecho al estilo de mi madre.

¿Y cómo lo hace, cómo?

Mi madre es la mejor cocinera de arroz del mundo.

(AMBOS) Cuidado, que nuestro padre...

Bueno, aquí no nos vamos a pelear ahora.

Bueno, salteamos la cebolla.

El ajo tierno, ya verás, es un salteado

muy fácil, rápido y muy sano.

Sí, señor.

Sin gluten. Sin gluten.

Sí, sí. Y vamos a hacer, yo tengo aquí

preparado un poco de vinagre blanco.

Un vinagre transparente, como veis es translúcido

porque le daremos un toque, ligeramente, de vinagre.

Vale, las setas, Javier. Ahí, bueno, que lo haga ella.

También, hazlo tú. Pone las setas.

Sí. Las setas las limpiamos,

la lavamos bien con un trapito.

Sabéis que no nos gusta mucho mojarlas porque absorben agua

y luego... mejor no lavar las setas.

Si se puede evitar. Si tienen tierra, ¿qué hacemos?

Si tienen tierra, se lavan, evidentemente.

Pero esta seta no tiene y al ser tan pequeña.

Qué buena pinta. De temporada total.

Esto, qué sano todo, de verdad.

Vale, ponemos un poco de sal y pimienta.

Esto, ya de por sí

este salteado ya sería un platazo.

Un platazo porque unas setas salteadas con ajo tierno

que es de temporada también.

Buenísimo. ¿Eres de mercado?

Sí, me encanta el mercado, me encanta y si encima

es ecológico ya me vuelvo loca.

Pero a veces no hay tiempo de ir a sitios más especializados.

Como estoy de gira por España con el espectáculo

de "24 horas en la vida de una mujer", tengo la suerte

de que voy a muchas provincias españolas

y me gusta visitar los mercados.

¿Y dónde vas a ir, vas a estar en muchos sitios?

Sí, después del teatro de La Abadía de Madrid,

estaremos en Tenerife. Ah, Tenerife.

En el Lope de Vega de Sevilla en abril, en marzo, perdón.

Luego también vamos a...

Pamplona y... y más sitios están saliendo.

Ahora nos están contratando para la gira del 2018

porque todo hay que hacerlo con mucha antelación.

Claro. Pero en este caso la obra

de Stefan Zweig lo que cuenta es cómo una mujer

que nunca decidió en su vida porque era una aristócrata

cuya vida siempre estaba organizada por los demás,

por primera vez en su vida, vive, libremente, 24 horas.

Ah. Y pasan unas cosas

que no puedo desvelar, pero es que son increíbles.

Pero sí que cantas. Claro, es un espectáculo musical.

Tenemos tres músicos en directo, los puedo nombrar, ¿me da tiempo?

Claro, estás aquí en tu casa. Pues me acompañan Felipe Ansola,

Víctor Massán y también nos acompaña Germán Torres

en el teatro de La Abadía de Madrid y en cuanto a músicos tenemos

a Gala Pérez Iniesta en violín,

a Irene Celestino Chico en violonchelo

y a Josep Ferré en el piano.

Bueno, ya tenemos salteadas las setas, ya lo veis,

las dejaré aquí para que terminen de pochar.

Es una seta que hay que cocinar bien, el rebozuelo,

y la seguiremos salteando, pero vamos a preparar

una pequeña guarnición. Aquí, qué tengo, bacon ahumado.

Exactamente. De toda la vida.

¿Lo corto? Vale, cortamos así, mira.

Le quito la piel que es lo gordo, ¿y luego a tiritas?

Así. En taquitos.

Y todos así y luego, pam, pam,

Muy bien, me encanta ayudaros, me siento muy honrada

a los hermanos Torres, por favor.

El lujo es nuestro porque compartir, ya veis,

qué lujo de invitados tenemos aquí y es muy apasionante

tener a gente que no es del mundo de la cocina

que viene a compartir otras disciplinas

que vienen del mundo del arte.

Pues para nosotros es importante eso.

Y además al ir de gira por España

que yo me paso la vida viajando por España,

te das cuenta de la cantidad

de gastronomía interesantísima que hay.

Y de productazos. Perfecto.

¿Hay bastante? ¿Le ponemos un poco de pan?

No, celíaco, celíaco. Es verdad.

Sí, sí. Tenemos un poco de salvia,

romero, tomillo y lo vamos a cortar pequeñito.

Tenéis las macetitas aquí. No nos falta de nada aquí.

Es lo que hay que hacer porque...

Si se puede tener, es mejor que la seca

aunque si no, la seca también está bien.

Sí, porque está como más condensado.

Voy a poner unos piñones, ponemos el bacon

y pongo unos piñones. Esto nos va a dar el toque

fruto seco, crujiente, resina, fijaos que combina muy bien

con la seta, el ajo tierno. Qué bien.

Porque al final es combinarlo bien y mirad las setas qué bien están.

Quedan ya como pochaditas.

Yo lo que voy a hacer es ponerle, ¿sabes qué me gusta hacer al final?

Ah. Pero muy poco,

¿pero sabes qué hace? Realza el sabor de las setas.

Sí, potencia de alguna manera. Muy poquito.

Acabas de cortar esto y me huele a campo.

Huele. Ya está, muy poquito.

Romero, tomillo y salvia.

Qué maravilla, no sabéis lo que es esto, una cosa tan...

Y ahora vamos a poner un poquito ahí.

Sí. Es un plato supercompleto,

un plato muy sano, la verdad.

Ahí está, un poquito aquí,

pondré un poco aquí también. Exactamente.

Y además los piñones tienen muchísimo magnesio,

hierro y zinc, creo. Exactamente.

Hierro seguro porque toda mi vida he sido algo anémica

y entonces me decían que comiera piñones.

Y frutos secos en general porque decimos que son supersanos

Fuente de vitaminas, a tope. Grasas supersanísimas.

Omegas de todo tipo. Vale.

Se le podría poner un poco de caldo de ave o no,

pero es que yo las veo bien. Están impecables ya.

Y esta es la flor de la sal, ¿no?

Exactamente. Así es más natural.

Es la primera sal de las salinas. Un salteado natural.

Vale, perfecto. Es buenísimo así.

Oye, qué bien. Ahí, en el centro. Perfecto.

Le has echado una... No, hombre. No.

Yo aquí soy una pinche. No seas pelota, Sergio.

Es que mi hermano tiene un problema, que es superpelota.

O sea, no te lo puedes imaginar.

Bueno, pero lo hace con cariño. Sí.

Ahora Javier va a quitar el velo de leche.

Venga. Espérate. No me lo quiero perder.

No tengo miedo. Si no le sale...

No me lo quiero perder, que es la parte más difícil.

Es como hacer la primera crepe. Lo voy a poner directo.

Ah, bueno, como quieras. Sí, hombre. Sí.

¿Dónde lo dejo? Déjalo aquí encima.

Yo tengo ya los piñones y el bacón.

Que esto le da un toque fantástico. No me lo quiero perder.

Un momento. Espera, Javi. Cuidado, que viene el momento.

Se puede romper. Se puede romper.

Yo ya lo aviso, por si... Es lo más difícil esto.

Pero por si se rompiera, yo antes he hecho uno.

Fijaos. Yo tengo uno aquí. ¡Ahí va!

Esto es lo que queda. Esto es la capa.

Lo he puesto en una bandeja y lo he enfriado.

Se ha enfriado y se ha quedado así.

Y se enfría y fijaos cómo queda. Es un velo.

¿Veis? Sí, sí. Yo lo saco de las...

Mirad esto, que es una cosa increíble.

Lo saco de la parte de... Momento histórico, señores.

Esto, lo que habría que hacer, normalmente, es sacarlo

y dejar enfriar un poco. Porque si no...

Tal como lo quieres hacer, Javi, hay riesgo.

¿Riesgo de qué? Pues de que...

¿Tienes miedo? Yo tengo miedo. Ahora sí.

Pues yo no tengo miedo. Pues dale.

¿Dónde lo vas a colocar? No. Directamente.

Ah, encima de las setas. Encima de las setas.

Es el velo de las setas. El monte, las cabras, las setas.

Señores, cuidado. Momento histórico.

Por primera vez en la vida. Le quito el aro.

No, no. Déjalo. Ay, mira, mira.

Está temblando. Es que me pongo nervioso.

Habrá que abrirlo por los laditos, ¿no?

Vale. ¡Hala!

Ahora vamos a ponerlo encima. ¡Qué fuerte!

(JADEA)

Venga, perfecto. ¡Bravo! ¡Ha salido! Fantástico.

(Aplausos) Un aplauso.

¡Lo hemos conseguido! Yo tengo este.

Lo vamos a aprovechar también. Déjalo así.

¿Sí? Venga. Lo dejamos así. No hay que abusar.

Lo que vamos a hacer, es poner alrededor,

pues, mira, para camuflar un poco.

Vamos a poner un poco de estos piñones

y el bacón, que le va a dar un toque brutal.

Ponle todo, eh, Sergio. Claro.

Javier, hierbas. Poquito más.

No mucho, porque antes le he puesto.

Fíjate. Le voy a poner cebollino ahora.

Ya que tengo aquí este cebollino tan chulo.

Lo que yo no sabía, es que esto se podía guardar en la nevera.

Cuando, por la mañana, tus hijos te dicen:

"Oye, quítame la nata de la leche" y tú la quitas,

no sabía yo que la podías guardar en la nevera

sobre un film transparente. Perfectamente.

Y lo puedes utilizar para la cocina después.

Es muy fuerte lo que se aprende en este programa.

Bueno, fijaos cómo queda. La estética es importante también.

Un poco de cebollino. Y aquí tenemos un platazo

de estas setas salteadas. Sí, sí.

Con los piñones y el bacón.

Tiene una pinta tremenda. Eso sí. Sí, sí.

Y ahora vamos con la torrija, una torrija de plátano brutal.

La vamos a hacer con harina de trigo. Pero...

Yo voy a explicar truco Torres de hoy.

Vamos donde están las harinas,

porque vamos a dar alternativas para los celíacos.

Vamos a dar unas alternativas que tenemos aquí.

Fijaos qué cantidad de harinas tenemos aquí.

Hay muchísimas. Tenemos...

Principalmente, la harina de maíz, que el maíz es

el cereal más consumido en el mundo

y, también, el que más se cultiva. Después, el arroz.

¿De qué nos sirve? Como espesante.

Ninguna de estas harinas tiene gluten.

Eso es algo muy interesante.

Después, para masas, trigo sarraceno,

que es un seudocereal.

El teff. Que el teff es un tipo de...

que no es maíz, de cereal africano.

El amaranto, que para hacer las masas va superbién.

La harina de garbanzos, que es una legumbre.

Ya sabéis que las harinas de las legumbres

van muy bien para hacer masas, pastas, panes.

O sea, para todo el tema de las masas.

Quinoa también.

Sabéis que viene de Los Andes, supernutritivo.

Tiene un montón de propiedades.

Y luego, ya, para postres, tenemos la harina de almendra,

la harina de castaña y alguna más. Pero para no liarnos.

¿Tú con qué...? Pues mira.

Yo he descubierto toda la cantidad tan inmensa que hay

de harinas distintas que no tengan gluten.

Entonces, yo utilizo para hacer las crepes,

las famosas crepes que le hice durante toda su infancia a mi hijo,

harina de garbanzos, almendra y maíz, maíz refinado,

que tiene mucho almidón y que sirve para cuajar la masa.

Exactamente. Para espesar.

¿Y haces pan tú en casa? Sí. También hago pan.

¿Y con harina de...? Con harina preparada,

panificable de las distintas marcas que hay hoy en día,

que hay muchísimas, para celíacos.

Luego, hay mezclas. Con todo esto, se puede mezclar

y hacerte una combinación para que la torrija

que haremos ahora, que la haremos normal,

con harina de trigo. Pero si queréis hacerla con esto,

también hay mezclas para que no se deshaga después.

Aquí tenéis un montón de trucos.

Vamos a hacer este pan, esta torrija maravillosa. Veréis.

Vale. Adelante. Vamos a hacer eso.

Primero, vamos a hacer el bizcocho.

Vamos a hacer un bizcocho muy fácil de plátano.

Y, además, tenemos unos plátanos maduros

que, a veces, dices: "No sé qué hacer con estos plátanos".

Pues este postre es brutal. Daremos alternativas,

porque con los plátanos se pueden hacer un montón de cosas.

Primero, ponemos mantequilla,

que está a temperatura ambiente. Importante que esté

para que se pueda trabajar bien.

Ahora te va a tocar a ti.

Ah, vale. Batir. Muy bien.

Ponemos la mantequilla pomada. Se bate con el azúcar.

Aquí tenemos azúcar glass. Glass, que ya está.

Que es azúcar más fino.

Se mezcla bien. Ahora te ayudaré.

Es muy importante la mano, la mano del cocinero,

para que las cosas cuajen. Es verdad.

Si bates, tienes que hacerlo con mucho amor, mucho cariño.

Claro. Es verdad. Luego se transmite.

Estoy de acuerdo. Como las plantas.

Quien cuida plantas sabe que si les das amor, crecen mejor.

Pues la cocina es eso, amor, mucho amor.

Todo es cuestión de amor. Todo. Es verdad.

Vale. Ahora vamos poniendo. Fijaos que hemos puesto el azúcar,

la mantequilla pomada, o sea, a temperatura ambiente.

Lo hemos mezclado. Ahora ponemos huevo.

Te pongo un huevo.

Y vamos mezclando el huevo con la harina.

Harina de trigo, en este caso.

Te está saliendo fantástico.

Yo te lo he dejado a ti porque se puede cortar,

pero como ella lo hace con mucho amor, no se va a cortar.

No se va a cortar. Mira qué bien agarra. Mira.

Súper. Está quedando fina y muy buena.

Ponemos el otro huevo.

Y un poco más de harina. Un poquito.

Poquito a poco, ¿no? Sí. ¿Cómo te haces actriz?

¿Por qué te haces actriz?

Fíjate qué cosa tan curiosa,

cuando vi "El espíritu de la colmena", de Víctor Erice,

una de las mejores películas que se han hecho en este país,

yo era pequeña, de la misma edad que Ana Torrent.

Y yo pensé: "¡Ostras! Yo quiero hacer esto".

No entendí por qué. En realidad, porque la película

tenía un mensaje muy interesante, pero yo no lo entendí.

Pero me fascinó lo que pasaba en esta película.

Y fue como la semilla. A partir de ahí,

empecé a fijarme en el mundo del cine, de la interpretación.

Luego, tenía una profesora, Tere Pallarés,

que me enseñó a leer entre líneas "El Principito",

que es un libro que han leído todos los niños del mundo.

Pero ella me enseñó a leer entre líneas.

Y a descubrir que hay un subtexto debajo de las palabras.

Sí, siempre. Y aquello me fascinó.

Yo creo que son las semillas, las semillas de querer ser actriz.

Nueces picadas y dátiles.

Nueces y dátiles. Que podrían ser avellanas.

Algún fruto seco va muy bien. Qué buena pinta tiene.

Y aquí tenemos plátano, fantástico plátano de Canarias,

que es más dulce, más bueno.

Y cuando está más maduro, pues, ahora, lo que tenemos que hacer,

es apretarlo así. Ah. Lo machacáis un poquito.

Exactamente. Lo hago yo con este.

¿Qué haces tú para aprovechar plátanos maduros?

Pues está mal que lo diga, pero los tiraba.

¡Ostras! Pues se puede hacer muy fácil, se puede hacer cookies.

Porque con esto, simplemente,

si ponéis harina de avena, los plátanos, un toque de miel

y canela, y tienes unas cookies maravillosas.

Ahora lo machacamos con un tenedor.

No hace falta que sea muy picado ni nada.

Porque luego lo vamos a mezclar aquí

y encontrar algún trocito de plátano,

lo hace más interesante. Qué bueno.

¿Lo echo? Sí, sí.

Oye, qué buena pinta. Ponemos dentro y mezclamos.

Y así no hay que tirar nada,

que hay mucha crisis. Exactamente.

Queda buenísimo este bizcocho. Ya veis que...

Y luego, esto lo vamos a convertir en una torrija

con dos toques que tiene muy interesantes.

Espectacular. Bueno, brutal.

Bueno, tengo aquí un molde de cake, ya sabéis, lo voy a encamisar:

Mantequilla, harina y... y ya está.

Vale. He puesto papel debajo.

Papel sulfurado. ¿Qué tenemos?

Esto tendrá que ser con...

Una, dos... Ah, la cosa que me han dicho...

¡Y tres! (TODOS) ¡Impulsor!

Vale, aquí tenemos el impulsor, estáis ahí, ya lo veo.

El impulsor que es para que suba más, para que no sea tan...

Peligro, peligro.

Ya está, tranquila, no hace nada.

Es levadura química, que sabéis, que funciona en caliente.

Está la levadura panadera,

que funciona a temperatura ambiente,

pero esta solo funciona en el horno.

El... la levadura química, vaya.

Veis que está bien ligada la masa, ¿eh? Que es homogénea,

que está ligada, que está bien...

Y ahora, la ponemos... en el molde.

Tiene una pinta que no veas, ¿eh? No sabéis cómo huele.

No, no, está, ya verás...

Qué pena que en la tele no se huelan las cosas.

Es verdad, todavía no, pero creo que...

¿Verdad? Tal y como van las modernidades...

Dentro de poco se podrá oler, también.

Muy bien, muy buena pinta.

¿Cuál fue...? ¿Te acuerdas del primer papel que hiciste?

Sé a qué foto te refieres, una que estoy con mis compañeros

del instituto del teatro de Barcelona.

Exacto. Actuando en el barrio Gótico.

Yo tengo como 14 años. Sí, sí.

Y lado, en medio está Paco Mir, que era compañero de clase,

y hay otros compañeros y... Esa fue mi primera...

No, la primera vez que salí al...

A actuar. A actuar delante del público.

Aunque fuera en un sitio que... Era el barrio Gótico.

Pero... pero esa fue mi primera... ¿Y cine o teatro?

Te hemos visto en la tele, yo me acuerdo de... Te lo habrán dicho.

Del "1, 2, 3". Que era... Bueno, creo que...

Es como hace treinta años, pero... Con la Ruperta.

Bueno, lo ponemos; 180 grados, una hora.

Nosotros ya tenemos uno hecho. Lo tenemos aquí, vamos a desmoldar.

Este es... transcurrido una hora. Este lo hicisteis antes y...

Exactamente. Lo hemos hecho para no tener que...

Esperar, nosotros lo que hacemos es tenerlo hecho.

Y fíjate... Qué bien queda.

Queda impecable. Veis el papel que os decía,

lo he puesto para que no se pegue.

Y se quita. Se quita y tenemos una torrija.

¿Te gusta torrija...? Hala, mirad qué cosa tan bonita.

Exactamente. Superbonita y buena.

Vamos a hacer el... El rebozado que le vamos a dar.

Fíjate lo que vamos a hacer. A ver.

Vamos a poner. Sorprendente.

Porque es más fácil que la torrija...

Bueno... Y tiene dos puntos diferentes.

Uy, qué misterio, ya nos lo explicarás, porque...

Fijaos lo que vamos a hacer... Es que esta receta es mía.

Ah por eso te pones así... Se nota más la...

No es así, pero bueno. Se pone interesante el hombre.

Vamos a poner un huevo.

Fijaos el rebozado que vamos a hacer

para esta supertorrija.

Yo corto la torrija. Venga, va.

Vamos a hacer una torrija generosa, ¿no?

Ajá. Quitamos la primera parte.

Fijaos qué chulo con el... Con todos los ingredientes aquí.

Nueces... el dátil...

El dátil queda buenísimo. Vamos a poner:

Un poco de leche de coco, podría ser normal,

pero hemos decidido poner de coco, que nos va a dar... coco, plátano.

Sabéis que tiene... Bueno, pues va muy bien.

Después, un licor de coco y piña, es un tipo de ron.

Muy exótica. Muy exótica.

Coge un rollo, de verdad, buenísimo porque son combinaciones buenas:

El plátano combina muy bien con la piña...

Piña, me suena... Y luego se evapora,

el alcohol se evapora con... Un cóctel en la playa.

De verdad que sí, está muy bien. Sí, sí.

Un toque de miel, que miel le va perfecto.

¿La has cortado así de gorda por algo?

Bueno, porque hay que hacer una torrija.

Es una señora torrija. Sí.

No es una torrijilla así... Además...

Mirad, la... el... Ya que lo hacemos, se hace bien.

Un poco más de leche, que no nos llega,

ha cortado una torrija que...

Venga, perfecto, lo que hacemos es...

Fijaos la mezcla que hemos hecho, qué buen rollo da, que...

La vamos a empapar.

Yo la hubiera cortado por la mitad, pero bueno...

¿Te gusta más finita?

Más que nada para que se empape antes,

porque si no va a tardar. Báñala bien.

Se tiene que empapar entera. Cuánto más se empape...

Esto absorbe rápido, porque el pan...

Con una cuchara le vas dando encima.

Si queréis lo hago yo mientras preparáis otra cosa.

Toma, todo tuyo. Claro, esto se lo tiene que beber.

¿No, la torrija? Ahí está.

Bueno, supongo que ha cambiado bastante el teatro

desde cuando empezaste a ahora... Sí, sí.

La verdad que ha cambiado todo bastante, cuando hice "1, 2, 3",

había dos cadenas. Yo recuerdo ahora cuando decís:

¡Dos millones de audiencia! Dos millones de personas.

Pero, claro, en nuestra época era 20 millones que lo veían.

Claro, eran unas audiencias... Todo el mundo que veía...

Por eso la gente se acuerda, han pasado 30 años y se acuerdan.

Pero bueno, después, la verdad es que...

Yo valoro mucho el cariño de la gente, es muy importante.

Vas por España, ahora que estoy con la gira de

"24 horas en la vida de una mujer"

y voy por toda España y la gente te quiere,

la gente te quiere y... Se acuerdan.

Es maravilloso, me siento como... Como si fueran familia todos.

Qué bonito. Es verdad.

Y a vosotros también os pasa. ¿Cine o teatro?

Vamos a... ¿Cine o teatro? Todo.

Yo soy intérprete, me da igual el medio,

lo importante es que sean buenos personajes y autores.

¿Azúcar? La hemos bañado bien.

Vamos a poner un poco de grasa, podría ser mantequilla o aceite.

¿Azúcar? Sí. Un aceite que no sea fuerte.

Ponlo.

Vale, ya está. Como es su plato, pues...

Ya está.

Pregunto, ¿sabes? Bien hecho.

Dices, "bueno". Voy echando.

Creo que la vamos a cocinar.

Se está bebiendo todo, todo... Se lo está metiendo...

Ahora está bien empapada y lo que vamos a hacer es dorarla.

A marcarla. ¿En qué consiste la Casa del actor que estás metida?

Sí, es un proyecto que tenemos todo el colectivo

del mundo de la interpretación. Ahí va.

En las Rozas. Es un proyecto entrañable,

porque es una casa donde los actores jubilados

puedan ir a pasar... Como una residencia.

Qué chulo. Qué bonito.

Habrá intercambio también con los jóvenes,

los jóvenes podrán ir a aprender de los mayores...

Y a ensayar obras... Qué bonito.

Será muy bonito, la verdad. Y tanto.

Además, yo creo que el...

El actor no tiene edad, o sea, no tiene... siempre se puede ser.

Nos gusta reunirnos todos para hablar de nuestra

profesión que es tan maravillosa.

Y me imagino, claro, un actor que, de repente,

no pueda hablar de teatro o de cine

es para morirse. O actuar.

Es como hacer una residencia para cocineros, que...

Todos cocinando. Lo vamos a pensar.

Pensadlo, porque oye... ¿Es buena época

para ser actor o no, para convertirse...?

¿Mejor ahora que antes o...? No, no, no.

Ahora están los tiempos un poco revueltos

y, sobre todo, a nivel económico hay una crisis,

estamos mediosaliendo de una crisis...

Pero el amor por esta profesión hace que gente como yo,

que estoy loca, me haya metido a...

A producir este espectáculo musical que llevamos por España.

Bendita locura. Es una locura maravillosa,

la verdad. Fijaos qué pinta tiene.

Sí, tiene pintaza eso. Está crujiente.

Sí, claro, coge crujiente... Ay... Qué maravilla.

Vamos dorando por todas las partes para que nos quede bien dorado.

Señora torrija, vamos. Esto es que...

Sí, sí. Se podría hacer más fina, pero...

Creo que estáis conmigo.

Sí, sí. Ya que se hace...

Que se haga bien, ¿no? Exacto.

Vaya torrija, la vamos a acompañar..

Con un gran helado, un buen helado de chocolate.

Para traca final, para... Hemos dicho, vamos a darle...

Venga, ya la tenemos. Venga, fantástico.

Adelante. Fijaos que queda bien crujiente.

Lo del helado es opcional, pero hemos dicho "vamos a darle".

Y muy jugosa por dentro, porque está...

Imaginaos, es comerla y... De cuchara.

Es tremenda. Y así calentito el bizcocho,

sabéis que cuando está calentito...

Se queda más blandito. Dame azúcar moreno, Javi.

Aquí tengo. Vamos a poner aquí...

¿Encima? Se va a deshacer. Encina, encima.

Lo único, la quenelle ¿está bien hecha o no?

Ahora verás, sí, hombre, sí.

Ya verás que yo le doy la vuelta ahora...

A ver ¿cómo lo haces? No lo estropees.

Mira, espera, va, la hago mejor.

¿Cómo se hace? Te explico.

Una quenelle. Se hace...

Una quenelle es una... ¿Cómo un rollito de helado?

Sí, hundir la cuchara y una vez que lo tienes así ya...

Es darle... Está un poco duro. Ya está.

Igualmente, va a quedar bien.

No sabe hacerlas muy bien, pero bueno.

Se aprenden cosas muy originales.

Solo Javier es el que sabe hacerlo todo.

¿Qué te parece? Increíble, vamos. Ay, parece... la concha de...

Así del mar de... ¿no? (RÍE)

Muy bonita. Ay, mira. Ahí está.

Y, bueno, como siempre decimos...

Siempre hay un buen motivo para cocinar con buena compañía,

tanto aquí como ahí. Ajá.

Y os esperamos muy pronto. Hasta el próximo programa.

Adiós. Hasta siempre, amigos.

Que hayáis disfrutado.

  • Setas a la crema y pan de plátano

Torres en la cocina - Setas a la crema y pan de plátano

24 nov 2017

Silvia Marsó cocina con Sergio y Javier unas setas a la crema hechas con un velo de leche muy sorprendente y además una original torrija de plátano

ver más sobre "Torres en la cocina - Setas a la crema y pan de plátano" ver menos sobre "Torres en la cocina - Setas a la crema y pan de plátano"
Programas completos (513)
Clips

Los últimos 1.715 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios