www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3882340
Para todos los públicos Torres en la cocina - Salmón marinado - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos.

Bienvenidos a un nuevo programa de "Torres en la cocina".

Hoy duelo de salmones.

Es verdad. Salmones marinados.

Hoy es duelo de verdad, ¿eh? De verdad, de verdad.

Yo lo tengo... De verdad, de verdad.

Vamos a ver qué pasa hoy.

Yo hoy no lo sé lo que va a pasar.

Vamos a ver qué pasa. Vamos primero con el salmón.

Fijaos, un salmón, que sabéis...

Bueno en grasa, tiene un montón de cualidades.

Se puede hacer de muchísimas maneras.

Tienes miedo, ¿eh? ¿Tú cómo lo vas a hacer?

Te veo con cara de miedo, ¿eh? No, yo no tengo miedo.

Yo lo que pasa es que el tío ha dicho:

"Yo lo voy a hacer no sé qué, le voy a poner no sé cuántos."

Y ha cogido...

Y con lo que me ha dejado he dicho:

"Lo voy a hacer con lo que tenga."

Bueno, vamos a filetear salmón.

O lo fileteamos nosotros o evidentemente

se lo pedimos al pescadero que nos lo filetee.

Primero haremos el salmón, primero marinarlo.

Ahora nos concentramos en marinarlo.

Después haremos cada uno su receta.

Pero incluso en el marinado

él lo va a marinar de una manera.

Exactamente. Y yo lo voy a marinar de otra.

Que si quieres que lo prueben una vez marinado

y nos la jugamos aquí. Venga, yo lo veo.

¿Vale? Vale.

Pero no terminado, marinado.

Sí, sí, sí. Marinado y después terminado.

No, no, sólo marinado.

Marinado lo prueban y terminado también.

Bueno, te has dejado medio salmón ahí.

Qué va, qué va. Eso también cuenta, ¿eh?

No, a mí no me des ese. Yo me fileteo el mío. Quita.

Dámelo. Toma y yo me quedo con ese.

Mira: "Traka, traka, traka."

Vaya hachazo, tío.

A ver, eso también cuenta, ¿eh?

Fijaros que está perfecto.

Lo que pasa es que Sergio tiene miedo.

Ahora tiene la presión.

Yo voy a enseñar una fórmula más fácil para limpiarlo.

Bueno, no es que estuviera mal el que ha hecho Javi.

No, no. Pero le has metido el...

Yo voy aquí cerca de la espina.

Tranquilamente, sin prisa.

Sin apretar.

Y ahora os voy a enseñar cómo es la cosa.

Yo lo saco así de momento.

Aquí yo creo que todo puntúa.

Fijaros qué manera de sacar el salmón.

Y fijaros, este lado...

¿Tienes miedo, Sergio? Está a ras de la espina.

Y este de aquí está con todo el salmón en la espina.

(Sintonía de "Tiburón")

Eh, con lo cual eso ya...

Bueno, sacamos las espinas, que sabéis que es muy fácil.

Con unas pinzas hacia la parte

de la cabeza siempre para no romperlo.

Entonces veis que sale muy fácil.

Y luego tenemos un cacharrito con agua aquí.

Quitamos y salen enseguida, salen muy fácil, ¿eh?

Vale. ¿Que lo podéis pedir hecho?

Lo podéis pedir hecho. Pero no cuesta nada quitarlas.

Esto es como... Sergio, al lío, ¿no?

Vamos a cocinar. Como lo de las cejas.

Ese es mi lado. No, te lo he cambiado

porque me has quitado mi lado. Vale.

Es que tenía que... La sal. Sal gorda.

Tenía que filetear bien el salmón.

Después ponemos una parte de azúcar.

Sal, azúcar. ¿Vale?

Este va a ser mi marinado,

que es muy diferente al marinado de Sergio.

Y ya veréis por qué.

Realmente es un marinado que tiene mucho más que ver

con la época que estamos, con la temporada,

que es el invierno, que es el frío.

Sí, véndete, chaval, porque si no...

Que es la fuerza. Lo tienes mal.

Y entonces le voy a poner pimienta en grano.

Y sabéis que la pimienta rosa

no es pimienta, sino es una baya.

Pero que le da un toque muy bueno.

Ni la machacas ni nada. No, no, entero. ¿Qué pasa?

No, no, sólo pregunto.

Y después aquí tengo...

bourbon.

Huy, huy, huy. Invierno, solera.

Entonces le pongo un buen chorro.

Y mezclo bien.

Ahora... lo ponemos aquí

en una fuente.

Y todo va a ser demasiado, pero vamos a poner.

Pon, ponlo todo. Ponlo todo.

Lo ponemos aquí y ponemos una base.

Y luego ya ponemos el salmón y lo cubrimos con la sal.

Sergio, tú puedes ir con lo tuyo.

Bueno, vamos allá. Vamos allá.

Atención, atención.

Vale, mirad yo lo que voy a hacer.

Mira, voy a coger...

Yo lo voy a hacer más herbáceo, más natural.

Bueno, o como a mí más me ha llamado la atención.

Bueno, naturales son los dos.

Ya, pero que no tanto bourbon, invierno...

No sé qué rollo te cuentas ahí que no entendemos nada.

No hemos entendido nada.

Bueno, no pasa nada. Yo voy a hacer eneldo.

Salmón, eneldo. Ya sabéis que los países del frío,

sobre todo en el norte se le pone

mucho eneldo al salmón,

porque es una combinación perfecta, ¿no?

Eh...

En Finlandia también. Allí se come mucho eneldo.

La verdad es que todo lleva eneldo.

Pero bueno, un poco va muy bien, ¿eh?

Como en este caso pues le vamos a poner.

Y además es una hierba que a mí me fascina

para el pescado. Y también le voy a poner

otra de las hierbas que más me gusta.

Es tomillo limón.

Tomillo limón, que le va muy bien ese toque cítrico.

Vamos a picar todas las hierbas.

No como Javier, que las ha puesto enteras...

sin sentido.

O sea, sólo por poner. Ha sido una cosa...

No lo sé, no lo entiendo.

Entonces lo vamos a picar.

Vamos a poner aquí dentro las hierbas.

Y le voy a poner ahora un toque cítrico. ¿Qué miras?

No, estoy viendo tu obra maestra.

Un poco de ralladura de lima.

Chaval, como no tengas un as guardado debajo de la manga

no tienes nada que hacer.

No tengo uno, tengo más de uno. No, ya lo sé.

Ya me lo imagino.

No lo sé, pero me lo imagino. Te conozco.

No sabes nada. No, anda que no.

Habrás compinchado con Requena y con Nil y con todos.

No, mis armas son estas.

(Música de western)

Pues las mías estas.

Bueno, vale, vamos allá. Yo tengo el salmón.

Vamos a poner una capa.

Ni... ¿qué le has puesto? ¿Bourbon?

Bou... bou... ¿Bourbon?

(SE MOFA)

Vale, pues yo pongo aquí una capa de sal.

Tu ve criticando. Que no es crítica.

Ve criticando. ¿Veis cómo me critica?

Bueno, vamos allá. ¿Tú le has puesto toda la sal?

Bueno, ¿y qué si se la pongo toda?

No, si tú la pones yo también.

Vale, ya está. ¿Cuánto tiempo lo vamos a dejar?

45 minutos.

Qué rápido, qué fácil es hacer el salmón marinado.

Venga, lo dejamos en la nevera. Eso sí, ¿eh?

Han pasado 45 minutos. Ya lo tenemos a punto.

Exactamente, tenemos él el suyo, yo el mío.

Cada uno con su marinado. Vamos a lavarlo.

Vale. Venga.

Hay que quitarle, eso sí, bien la sal.

Es importante quitarle bien la sal.

Porque si no nos queda...

Veis que ha cambiado completamente el color,

que es un color mucho más intenso.

Bueno, y la sal lo que hace es que ayuda a sudar el salmón.

A sudar, a quitar el agua.

Exacto. Y lo marina.

Bueno, pues simplemente está ahora marinado.

Pero queda un marinado muy bueno.

Bueno, el mío mucho más herbáceo.

El rollito de la madera ese no lo he entendido yo.

Bueno, ya lo verás. Ahora lo entenderás.

Ahora lo entenderás, Sergio.

Mira, este plato... ¡No!

Que ese es para emplatar.

Ah. ¿Qué te crees?

¿Que te lo he puesto ahí?

Vale, yo lo pongo aquí encima de la tabla

para que se vea bien. ¿A quién le gusta el salmón?

A mí. ¿A ti te gusta? Pues ven.

¿Cómo te llamas? Lucas.

Lucas, muy bien.

Además, tú tienes el paladar ahí limpio y puro.

Te vamos a cortar un par de trocitos.

Vale. La diferencia es muy pequeña.

Pero tú pruébalo. Los dos están buenos.

Eso sí es verdad. Sí, eso sí.

Pero bueno... Córtale, córtale. Dale.

Voy a darle de la parte que está...

Yo quito la primera parte. Yo también.

Sí, porque la primera hay que quitarla a veces

porque te puede quedar un poquito fuerte.

Te doy un trocito pequeño.

Huy, qué bien huele el mío.

Está bien, ¿no? Sí.

Bueno. Toma este.

Pues a mí me gusta más este.

Bueno, mira... ¿Ah, sí?

Bueno, va, pues entonces lo acepto.

Vale, Lucas, te puedes ir a sentar.

(Risas)

Un aplauso para Lucas.

(Aplausos)

Bueno, no quiere decir nada esto, ¿eh?

Bueno, a ver, el resto de ingredientes.

Nil. Nil.

Bueno, después de Requena

pues es la autoridad en la cocina.

¿Qué tal, chicos?

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Aquí traigo...

Estos son mis ingredientes.

Vale, y yo con esta. Tú viendo estos ingredientes

y estos, ¿qué te llama más la atención?

Fríamente, calculadamente. Cuidado lo que dices.

Cuidado, Nil. Cuidado. A mí las cosas fresquitas,

que sean ligeritas. Pero mójate.

A mí no me vengas con... A mí lo tuyo, Sergio, me llama.

Venga, muy bien. Vale, Nil, ya te puedes ir.

Muchas gracias. A vosotros.

Ya hablaremos.

Por eso digo, no está todo hecho.

Todo puede pasar. Sergio, cómo eres.

Eres un manipulador.

Pues si yo no he hecho nada. Bueno...

Nil es más majo que, vamos... Vamos ahí.

Vamos ahora, primero, con mi receta.

Y yo tengo un ayudante de lujo, Javier Torres, que es el chaval,

la persona indicada para ayudarme

y hacer lo que yo le pida. Yo te voy a ayudar.

Luego, te ayudo a ti. Yo te ayudo.

¿Qué quieres que haga? Sácame las hojas de lechuga

y que limpies el aguacate y lo pongas en una... en un...

en un vaso, que vamos a hacer... ¿En un vaso?

Mira, primero, yo voy a limpiar el salmón.

Vamos a ir por pasos, esto es importante.

Yo le voy a quitar la piel al salmón.

Le quito la piel, ya lo veis.

Y yo lo voy a hacer, voy a intentar hacer una cosa...

bueno, intentar no, voy a hacer una... un...

Bueno, pues... mejor que... Ya lo has dicho, ya lo has dicho.

"Lo voy a intentar". No, voy a intentar no.

No dice "yo voy a hacer", "voy a intentar".

Uhm.

Uhm, Sergio, no sé.

Vale, bueno, yo tengo aquí el salmón, que aprovechamos todo.

Vale. Ahora veréis. Aguacate.

Voy a hacer un bocado, eh...

Eh, bueno, pues que se pueda comer informal, con la mano,

haré algo que he pensado, pero es muy fácil.

Muy sencillo, pero muy bueno. Ya tengo el salmón.

Tengo el salmón marinado con una pinta fantástica.

Bueno, ya lo veis. Superpinta, ¿eh?

Y yo, por otro lado, mientras Javier...

Vale, tú vas haciendo ahí tu...

Vale. Un aguacate bien maduro, cogimos un aguacate que está...

La verdad es que está bien este. Está tierno, bueno, está...

Vale, lo pongo dentro del vaso. Lo pones dentro del vaso.

Y, mira, yo dentro del vaso...

Uno, ¿no? Con uno ya está. Bueno, ya lo vemos.

Sabemos que por aquí detrás,

cuando le quitamos el tallo y quita fácil.

Y, luego, el aguacate tiene que estar...

bueno, pues tierno, ya se ve que está bien.

Si está muy duro es que está verde.

Y, luego, también, si está muy blando, está pasado.

Tiene que estar que le pones el dedo

y tiene un poco de resistencia, pero...

se hunde el dedo. Y lo del rabito, ¿eh?

Sí, lo del rabito también. Vale.

Vale. Vamos a poner zumo de naranja,

un poco de zumo de limón, un poco de salsa de soja.

¿Cómo lo has dicho? Lo has dicho muy rápido.

Un poco de zumo de naranja y de zumo de limón.

Vale. ¿Tienes el limón? Lo tienes aquí, Javi.

Te doy del mío, para que veas. Si tengo aquí, tengo aquí.

Bueno, pero te doy del mío. Vale.

Que yo soy generoso. Pero poco, ¿eh? Espérate.

Te tengo que controlar.

Para que vea todo el mundo la diferencia.

¿De qué? Ya, ya, ya... ya lo saben, ya.

Vale. Unas gotas de... Además, ayuda a que no se oxide,

porque, si no, el aguacate enseguida se oxida

y queda muy oscuro, muy negro.

Y el limón, como sabéis, antioxidante, vitamina C,

no deja que se ponga oscuro. ¿Trituramos?

Trituramos y ponemos en una manga. O en cuchara, da igual.

Bueno, también.

Sal y pimienta, ¿eh?

Sal y pimienta, es tu receta, Sergio, no sé...

Ya, pero bueno, te tengo que vigilar.

Temo que me boicotees, fíjate lo que te digo.

(RÍEN) Sal.

Yo aportar más, no voy a aportar. No, no, ya, ya te veo, ya.

Vale, ya, ¿no? ¿Ya? Sí, pero vamos a probarlo, espera.

Siempre hay que probarlo todo bien.

Entonces, yo lo voy a probar.

Poco limón. Lo único que tenías que poner y no lo pones.

Jolines, puse un montón. ¡Mecachis en la mar!

Aquí tengo más. No lo has cortado bien. Espera.

Ahora no pongas demasiado. Vaya.

Venga, ya está, vale.

No has cogido mi limón. Ahora has cogido...

No has cogido tu limón, has cogido el mío.

Bueno, ya te daré yo.

Venga, aprovecha bien ahí la... el tema y ya está.

Vale. Luego, ¿qué voy a hacer? Voy a hacer, con el eneldo,

el eneldo es una hierba que con el salmón me combina bien.

Pues le pongo eneldo y, ayúdame, Javi. Saca de ahí, del...

del huerto vertical pues, mira, dame un poco de hierbabuena.

Me llevas... "Una manga, tal, oye". Pero tranquilo, que...

Venga, hombre, que estás sobando. Yo te ayudo, pero no te pases, ¿eh?

Un poco de eneldo, cuidado con esta hierba que es potente,

es muy buena, es una hierba increíblemente buena, pero potente.

Entonces, a mí me gusta pero, claro, tampoco hay que abusar.

O sea, que no sea, eh... solo eneldo.

Entonces, vale, lo ponemos aquí.

Vamos a poner un poquito de escarola.

Mira, tu salsa, por un lado, ¿eh? Vale.

Venga, le pongo un poco de escarola.

Perfecto, ahí está, hala. Escarola rizada, opcional.

¿Qué quieres? Venga, hierbas, hierbas.

Orégano, eh, hierbabuena, de todo

Te veo nervioso, Sergio. Hombre, claro que lo estoy,

¿cómo no voy a estar nervioso? ¿Esto es un duelo o no?

¿Quieres salvia también o no? Hay que estar nervioso,

en tensión, motivado. ¿Quieres salvia?

Eh... ¿Salvia? Salvia.

Dame un poco, va, también. ¿Por qué no?

Tomillo limón. O sea, voy a hacer como una ensalada de hierbas.

Vale. ¿Ya está? ¿Esto me das?

Trae, trae hierbas. Trae hierbas aquí, a tope.

Bueno. A tope, a tope.

Hay que respetar el salmón. Demasiada hierba no sé yo si...

Tranquilo, tranquilo, tú tranquilo, que yo respeto.

Vale. Hierbas.

No por poner más va a quedar mucho mejor.

Sí, bueno, yo quiero ver cómo tú, a ver luego lo que le pones.

Poca cosa. Sí.

Poca cosa. Lo de menos es más ya me lo sé.

No, menta, menta, menta, Javi, hierbabuena.

Vale. Muy bien.

Tenemos aquí esto, vale, ya está. Vale, bien, O.K.

Muy bien. Muy bien.

Gracias, ¿eh? Vale y, luego, ahora unos, una...

un poco de tomate, que hay tomate ahí cherry también.

¿Y cómo lo hacemos? Pues lo puedes hacer o, mira,

lo puedes hacer o a... o a rebanadas o a cuartos.

Me da igual, ¿eh? Como quieras.

Vale, le voy a poner un poquito más de escarola.

Vale. Bueno, y fijaos, vale. Yo tengo aquí ya.

Estoy... ya habéis visto que es muy sencillo, ¿eh?

Lo he hecho muy fácil, muy sencillo,

no quiero tampoco... Bueno, pues ya sabéis que...

Hombre, el mío es muy sencillo, una vez marinado, ha sido sencillo.

Mirad, tengo aquí las hojas de lechuga que me limpió Javier,

que son unas hojas de lechuga...

que no las has escurrido, ¿eh? Pero bueno.

Sí, las he dejado ahí escurriendo. Sí, sí, sí.

Vale. Entonces, vamos a poner las hojas de lechuga,

porque esto va a ser mi envoltorio, mi plato.

No sé si ponerlo así. Bueno, sí lo voy a poner así, vale.

Y vamos a poner aquí esto.

Vale, rodajas de tomate. Al final, he hecho rodajas.

Ahí va. Así... o así. No, así.

Vale, venga, perfecto. Vamos a poner ahora...

fijaos, ¿eh? Fácil, es muy fácil, fácil para no...

Y vamos a poner aquí ahora el aguacate.

Cítrico, que está bueno, que está bien.

Con la naranja también, que le va muy bien.

Córtame un poco de cebollino, Javi, picado.

Vale. De aquí, de aquí, sí.

Y, ahora, mira, todavía le voy a poner un poco más,

porque es que esto le da... lo hidrata.

Tú ya lo terminas, veo que lo estás terminando.

Yo voy a tope, Javi. Yo sin miramientos.

Yo voy a tope. Vale, lima. Venga, perfecto.

Le voy a poner, nada, pues, eh...

un par de rodajas de tomate, muy poquito,

pero para darle frescor, lo mío es como una ensalada.

Pero, bueno, ya veréis, luego, el rollo que tiene porque...

bueno, ya lo veréis. Bueno, no me quiero anticipar.

Vale. Perfecto. Perfecto.

Vale. Muy bien.

¿Dónde quieres el cebollino? Eh, aquí.

Vale. mira, un poquito aquí. Ya está.

Vale. Y ahora, lo que voy a hacer es coger el salmón,

que yo he hecho aquí... pues lo voy a cortar a tiras.

Dos, tres y cuatro. Y, una vez lo tengo así,

fijaos qué bonito queda así, con este aspecto tan...

¿No me has dicho que ibas a poner unas cebollas encurtidas?

No, mira, acabo de cambiar. ¿O te has olvidado?

No, no, de verdad, por eso te pedí el cebollino.

No, no, no. No lo ibas a hacer

cuando dijiste que lo ibas a hacer. Claro, porque estaba...

No es que te has olvidado, es que no... vamos, que no lo pones.

Que no sé qué me dices, Javi, que... que... que no me líes.

Se le ha olvidado. Yo lo pongo así.

Venga, perfecto. Mira, lo pongo de pie.

Lo iba a poner tumbado, pero lo pongo de pie, ya os explicaré.

Id memorizando lo que pongo, el aguacate debajo bien aliñado,

bien sazonado, tomate fresquito, eh...

Y, ahora, el salmón, que es el toque salmón.

Y, ahora, yo pongo aquí encima las hierbas.

Lo que haremos, a la hora de comer, luego os explico cómo se come esto,

porque haremos como un bocadillo, haremos un sándwich de lechuga,

lo rulamos, hacemos un canelón y "tracs", con las...

con las manos, te explota en la boca, y flipas.

Literalmente, o sea, ya... Venga, va.

Eh, bueno, salmón marinado con hierbas y aguacate.

Ya está, nada más. Podéis aplaudir, ¿eh?

(Risas y aplausos)

Voy a hacerlo de otra manera, hacerlo diferente.

Lo que hago, también, es sacar la piel del salmón.

¿Vale?

Porque yo voy a hacer un tartar.

¿Un tartar? Sí, sí. Un tartar.

Como si fuera un tartar de carne, pero con el salmón.

Es como... Sí. Es como...

Como mejor, ¿no?

No. Como... Claro. Pobre salmón, ¿no?

Bueno, veis. Aquí tenemos el salmón.

Y lo que hacemos, lo cortamos así, en láminas.

Yo te ayudo, Javi. Tú me has ayudado. Yo te ayudo.

Ya está. Estaba limpiando un poco.

Corta chalota superfina.

Se me había olvidado una cosa. Perdón. Con esto, ya estoy.

La ralladura de limón, de lima.

Sergio. Ya está. Ya está.

Sergio, ya está. Ya ha pasado tu tiempo, tío. Ya está.

Ahora, tú me tienes que ayudar. ¿Qué te hago?

Un poco de chalota cortada bien fina.

Chalota cortada bien fina. ¿Dónde la tienes?

Aquí. Venga.

Bueno, cortamos en dados el salmón. ¿Vale?

Unos dados, como si fuera...

Vamos a hacer como un tartar de carne,

pero no muy machacada la carne del salmón,

sino que tenga esos daditos, que se note la textura en la boca.

Eso es importante.

Y veréis. ¿Qué conseguimos?

Que sea más fácil de comer,

pero que mantenga la estructura, la textura.

Ahora, cortamos así, en dados.

Y luego, tiene un toque final que creo que os gustará a todos

y sorprendente. ¿Cuál?

Bueno, un toque. ¿Pero qué toque?

Un toque. Mi toque.

¿Toque Torres? Sí. Toque Javier.

No haces equipo hoy. No te veo ahí.

Vale. Te veo muy solitario.

Tenía un bol aquí, que es este.

Así no es cómo se ganan las grandes batallas.

Bueno, ponemos el...

Vale. Chalota. ¿Más? Una yema de huevo.

No. Está bien. Una yema de huevo. Vale. Una yema de huevo.

Ponemos la carne del salmón. Chalota.

Vale. Muy bien.

El salmón cortado.

Aceite de oliva.

Buen aceite de oliva. Y generosos, ¿eh?

Vamos a poner un poquito de pimienta.

Luego, ya probaremos de sal.

Yema de huevo quieres, ¿no? Sí.

Vamos a hacer como si fuera un tartar de carne,

igual que un tartar de carne.

Vamos a poner un poquito de sésamo negro,

que le va muy bien. Está bien.

Espérate, que no he terminado. Vale. Está muy visto.

Después, un poquito de alcaparra que voy a picar.

Ahí va.

También, un poquitín de mostaza.

Es mostaza de Dijon y mostaza en grano.

Vale. Ponla.

Yema de huevo, que le da cremosidad, le da untuosidad.

Las mostazas, no abusar, pero un poquito le va bien.

Sí, porque la mostaza le quita sabor.

Un poco, no. Pero si pones mucha, sí.

Vale, Sergio. Llévate esto. Llévate la bandeja.

(Risas)

Sí, sí, señor.

Es mi turno. Es mi momento de grandeza.

Y ahora, movemos. Dame un poco de zumo de limón.

De lima, ¿no? Sí.

¿Un poco o mucho? No. Un poquito. Vale.

Vale.

Y toma. Pica un poco de pepinillo. No mucho. Un poquito.

Pero yo voy, eh. Tú me dices y yo...

Y tú... (HACE BURLAS)

¿Fino? Pequeñito, muy pequeño.

Sí, señor. Y ahora, probamos.

Ahora mismo. ¡Marchando una de pepinito!

No digo nada. Yo no digo nada.

No soy como tú, Sergio. Yo no digo nada...

No. Es que no digo nada. No dirás nada ahora.

Llevas toda la mañana...

Eso es mentira. No. Qué va.

No te inventes las cosas.

Y ahora, me limpias bien el plato, con alcohol y un trapito.

Es verdad, que está sucio.

Ya está. No más. Sí, sí.

¿El pepinillo dónde lo quiere usted?

Aquí dentro. Aquí dentro. Sí, señor.

Vale. Y ahora, alcohol y con un trapo,

bien limpio el plato. Sí. Corriendo.

Venga, ya lo tengo.

Voy a emplatar también.

Vale.

Muy bien. Ya está. Muy bien, muy bien, chaval.

Ahora... un aro.

Y lo montamos.

Seamos generosos. Es un tartar bueno, un tartar...

Está bien aliñado. Tiene mucho sabor.

La verdad es que tiene muchísimo sabor.

Y estamos hablando... Bueno, ya está, ¿no?

No, no. No he terminado.

¿Qué le pasa? No. No he terminado todavía.

¿Qué quieres hacer ahora? Mucho más.

Hombre, mucho más... O sea, no mucho más.

Tampoco hay que colarse ahora.

No es mucho más, pero déjame acabarlo,

que yo no te he metido prisa.

Y has estado más rato. No es por mí.

Es que vamos a aburrir al personal.

Dale un poco... Has estado más rato que yo.

Lo has hecho bien. Has hecho un tartar y pastelito.

¿Qué tenemos? Huevas de salmón.

¿Qué le va al salmón? La hueva de salmón.

Claro. Entonces, ponemos un poquito

de hueva de salmón.

Sí. Menos es más. Qué fácil. Muy bien.

¿Qué le va al salmón? Más salmón, claro.

No. Huevas de salmón, porque le va muy bien.

Claro, claro. Yo ya lo sé.

Y no cuatro o cinco, no. Le has metido el bote.

O sea, para ver si es más rico.

Sinceramente, ya que lo tengo, pues lo pongo.

Yo te digo. Mira, este es más suave y tiene más lechuguita y tal.

Vale. Aquí lo tengo.

Y estaría una capita. Sí, una capita muy fina.

Una capita de huevas de salmón. Solo una lata.

Solo una lata, una capita pequeña, eh.

Y aquí tenemos este supermanjar. Bien. Vale.

Pero hay una sorpresa. Por favor, Neal.

¿Qué es esto, Neal? Esto aún no ha acabado.

Esto aún no ha terminado.

Esto aún no ha terminado. ¿Por qué no me has dicho nada?

Yo no puedo decir nada aquí.

Esto era el toque de Javier. Esto es una sorpresa,

porque yo voy a hacer un salmón ahumado.

Señoras y señores, voy a hacer

un salmón ahumado con... (SILBA)

Un momento, Sergio. Con madera de bourbon.

Esto es una madera de bourbon.

Y esto es un aparato que vais a ver, que es la leche.

Javier, ahora sí que lo de menos, es más.

Ahora, sí entro yo y os digo a los dos, a ti también...

Bueno, Neal, no tienes nada que ver.

No es mi culpa. Ponemos el bourbon.

Aquí arriba. Esto es una maquinita fantástica.

Esto es un ahumador, que bien, vale, que bueno.

Que lo ponemos en marcha. Le damos fuego.

Y tenemos la magia.

Ahumamos al minuto el salmón.

Sacamos. Venga, perfecto.

¿Quién va a probar el salmón o los salmones? ¿Tú?

Bueno, te gusta el salmón, ¿no? Sí.

¿Y el aguacate? Un poquito.

¡Huy! Empezamos mal.

¿Y ese taco, tan grande lo vas a hacer?

Esto, tú lo coges así y ¡patapam!, le pegas un bocado.

Eso es un... Es de origen... Bueno, pues eso.

Un trocito, ¿no? Más callejero.

Dale. Un poco más.

Está bien. Si quieres así, está bien.

Tú saborea y tal. Tranquila.

Vamos al siguiente. Primero, juguemos con los aromas.

Y ahora...

(TOSE) ¡Oh!

(Risas) Huy, huy.

Huele a madera, eh.

Es madera. Es madera de bourbon. Nada. Tú misma.

Piensa que es un tartar más de invierno.

Con la hueva de salmón, el toque de humo.

¿Tengo que decidirme? Sí.

Uno de los dos. Pero libremente.

Lo siento, porque me encantas. Pero este está muy bueno.

(Aplausos)

(Canción "The best" de Tina Turner) Está bien.

Está bien. Bueno.

Muchas gracias. Muchas gracias.

Los dos están muy buenos. Sí.

Lo importante es que siempre hay un buen motivo para cocinar,

para divertirse en la cocina y para comer sano y bien.

Muy bien. Pues nada, voy a hacer lo de las pizarritas.

Venga, vale. Nos vemos pronto. ¡Adiós!

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

¿Qué voy a hacer? No se puede ganar siempre.

  • Salmón marinado

Torres en la cocina - Salmón marinado

24 ene 2017

Hoy Javier y Sergio preparan dos platos con salmón muy sanos y ligeros: una ensalada de salmón con endivias frescas y un tartar de salmón ahumado.

ver más sobre "Torres en la cocina - Salmón marinado" ver menos sobre "Torres en la cocina - Salmón marinado"
Programas completos (516)
Clips

Los últimos 1.724 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios