www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4110439
Para todos los públicos Torres en la cocina - Rodaballo y suflé al cava - ver ahora
Transcripción completa

¡Hola a todos! ¡Bienvenidos a "Torres en la cocina"!

Hoy dos platazos. Y Sergio ha cogido uno,

yo he cogido otro, y te propongo un reto.

¿Un reto? Un reto.

¿Una copa? Una copa, sí, señor.

Pues venga, vale. Te lo propongo porque

no estoy de acuerdo. En el último programa con copa,

eh, no fue justo. Yo he cogido el rodaballo.

Y yo el suflé. El suflé a ver si se sube un poco

y tal. O sea... (RÍEN DE FORMA FORZADA)

Bueno, vamos allá. Voy a hacer un rodaballo...

Qué gracioso, ¿eh? Haré un rodaballo con coliflor

y nos jugamos mi décima copa.

O sea, exactamente. Podría ser mi copa 10.

Esto es más que una copa. Esto es orgullo, esto es todo.

Sí, porque si no, o sea, si... si vuelves a perder...

Chaval, va a cocinar. Pero no te enrolles.

Por tres, no te quero meter presión ni nada.

No, no la tengo. Bueno, uno de los mejores pescados

que hay, por lo menos, para nosotros, es el rodaballo.

El rodaballo lo podemos encontrar en la pescadería fácilmente.

No es uno de los más económicos pero, bueno, oye,

el rodaballo se puede consumir tranquilamente

y la verdad es que vale la pena. De vez en cuando.

Exactamente. Importante, la espina.

La espina siempre que os la den.

Que os la den porque esto ahora se corta, se pone en una bolsa

y al congelador. O se hace un caldo al momento.

Pero siempre hay que tener espinas.

Fumet de pescado, para el fumet. Pues, bueno, vamos guardando.

Esa ya la puedes guardar, porque hoy no la vamos a necesitar.

Vamos a hacer una elaboración con técnica que podéis hacer en casa

y es muy fácil. Vamos a hacer un rodaballo con tres tipos...

De la coliflor vamos a hacer tres elaboraciones distintas.

Yo sé que hay gente...

¿A todo el mundo le gusta la coliflor?

¿A alguien no le gusta? Será el que pruebe.

Vale, menos mal. Menos mal. Vale.

Eh... Igualmente huelo el miedo.

(Risas) Noto el miedo.

(RÍE DE FORMA BURLONA)

Yo no digo nada, ya sabéis que voy con discreción absoluta.

Y yo voy a mi rollo. bueno, hemos cogido, eh...

dos platos que podrían ser para invitados.

Son, son para invitados. Son para invitados.

Tenemos una cena, una cena ya de verano.

Pues vamos a hacerles una cena. Todos tenemos en casa,

o no sé si todos, la bolsa de zip.

Esta bolsa para envasar, bueno, esto es... para congelar,

para poner en la nevera. Y, si no, oye, compramos una.

Hemos hecho muchos vacíos caseros.

Se encuentra en todos sitios. No te enrolles.

¿Quién no conoce la bolsa de zip? Va.

Un punto menos, ¿eh? Va, va, va.

En casa votad también. Vale. Sí, sobre todo.

Ponemos el rodaballo dentro de la bolsa.

Con piel y todo, veréis por qué. Ponemos un poco de sal y pimienta.

Toma.

Sal por las dos partes.

Pimienta. Y aceite de oliva.

Y un chorrito de aceite de oliva. Poquito, ¿eh? Poquito.

¡Top, top! Vale.

Y un poquito de tomillo limón. Venga, que tengo aquí una ramita.

A veces, sabéis que lo hemos puesto en hielo para hacer el vacío.

Bueno, pues ahora no lo voy a... Demasiado.

Vaya. No me boicotees la receta.

Entonces, ahora, fijaos lo que hago, muy fácil.

No tiene... Simplemente, le quito un poco el aire.

Aunque quede un poco de aire, no me importa.

Cierro la bolsa. Intentad sacarle el máximo.

Eso es interesante, ¿eh? Y, ahora, tengo un agua

a punto de ebullición, que es agua solo, ¿eh?

Agua a punto de ebullición.

Ya sabéis que es cuando se ve perfectamente

que suben esas burbujitas pequeñas, pero que no hierve a borbotones.

Lo vamos a tener ocho minutos. Primero lo voy a tener ocho

y lo tocaré, así. De ocho a 10.

Y pongo el rodaballo, lo pongo aquí, bien sumergido.

Ya veis que hace vacío, porque ya donde está sumergido

ha hecho vacío completo. Yo no lo taparía.

Yo sí lo voy a tapar. Y lo tapo. Patapam. Medio tapo. Pero lo tapo.

O sea, que no lo tapa. Sí, lo tapo. Lo tapo.

Luego tenemos la coliflor. Vamos a hacerla de varias maneras.

Eh, platazo, ¿eh? Platazo. Platazo ganador.

No quiero influir en nadie. No, qué va. Ya está.

(Risas) Eso tiene penalización, Sergio.

Vale, tenemos coliflor. Eh...

Como dice Sergio, vamos a hacerla en tres texturas.

Una, la vamos a cocinar.

Que va a ser lo primero que vamos a hacer.

Que va a ser coliflor y cortada bien pequeña

¿Por qué bien pequeña? Porque nos interesa

que cocine bien rápido. Vale, cortamos bien pequeño.

Que gane el mejor. Ahí, yo voy a eso, no como tú,

que ya estás influenciando ahí... Vale, trae la olla, Sergio.

No he dicho nada. Mientras más pequeño esté cortado,

menos tardará. Esto va a tardar el tiempo

que tengamos el rodaballo en el... en el vacío.

Vale. En el vacío casero. Vale.

Ponemos la coliflor, un poco de crema de leche.

O leche, si queréis. El que quiera leche...

Crema de leche para una crema es mucho mejor.

Y, como la coliflor tiene agua, tiene bastante cantidad de agua.

Vamos a poner poca crema y que vaya evaporando.

Este sí lo taparemos. Le vamos a dar un toque

que me gusta mucho a mí, que es nuez moscada.

Que esto le va muy bien. Venga, un toque ahí bueno.

Y vamos a hacer una crema, una increíble, una sabrosa,

muy interesante crema de coliflor. Vale.

Sencilla, ¿eh? Ahora tenemos el rodaballo,

que está cocinando.

La coliflor. Yo pondría más crema de leche.

¿No pondrías más? Esperaré a que evapore.

Siempre estoy a punto de ponerle más.

Le faltará. Bueno, pues ya le pondré más.

Entonces, vamos a hacer la coliflor encurtida.

El rodaballo va a tardar poquito. Es superfácil.

Lo podemos hacer con coliflor o con otras verduras

y está buenísimo. Especialmente con coliflor queda muy bueno.

Ramilletes, ¿eh? Hemos hecho ramilletes pequeñitos.

Ya veis. Y lo que hacemos es que ponemos,

por tres partes de agua...

Encurtido, ¿eh? Lo podéis hacer en casa fácil.

Una de vinagre. Y sal.

Espérate. Ya. Pero para que no...

Un poco de coriandro, que podría ser pimienta en grano,

pimienta negra.

Un poquito de limón,

una rodaja de limón podríamos poner, ¿eh?

Así, una rodaja de limón

y un trocito de jengibre.

Y sal. Opcional, ¿eh?

Pero el jengibre le da también... (RÍE)

Pongo la sal, ¿eh? Vale, ponla, ponla.

Pesado, que eres un pesado. Vale.

Vale, esto es un encurtido que podéis hacer

cualquier tipo de verdura. O sea, podéis hacer...

Sí, sí, lo he dicho pero, como no escuchas...

Entonces, ponemos la coliflor. Está... está tenso, ¿eh?

Se puede cortar con cuchillo el ambiente.

Estoy dolido, estoy dolido. ¿Pero por qué? No pasa nada.

No fue justo. Si es un juego, da igual.

Lo importante es la cocina, es la gente, vosotros,

los que estáis aquí, todo. A mí me da igual ganar.

La copa, mira, te la regalo.

Vale, venga, pues ya está. No, no, es broma.

Ponemos la... la coliflor dentro. Tapamos con la goma, importante.

Y ahora cerramos bien herméticamente.

¿Cuánto tiempo hay que tenerla mínimo para un escabeche?

Mínimo tres días. Exactamente.

En tres días ya se podría consumir. ¿Qué pasa con tres días?

Está crujiente, que está muy bien, está encurtida.

Y, mientras más va pasando el tiempo, más tierna se queda.

Y más cogerá el vinagre. Tenemos esta,

pero yo tengo una que ya tenía aquí hecha.

Y vamos a hacer el cambiazo. Fijaos.

Está espectacular. Está buenísima.

Y esto lo tenéis, aguanta un montón de tiempo.

Y, ya decimos, que el tiempo lo mejora.

Vamos a dar a alguien a probar, ya verás que es que está...

Tiene ese toque crujiente y tan bueno.

Ah, a ver, prueba a ver qué te parece.

¿Te gusta la coliflor? Me encanta.

Te encanta. Vale. Crujiente, sabrosa.

No es fuerte, porque al estar con el vinagre y el agua,

se queda más suave y no es tan fuerte.

Un toque asiático con el jengibre. Un toque oriental.

Eso es mío, ¿eh? Muy bueno.

Que se tenga en cuenta a la hora de...

(Risas)

¿Qué? ¿Cómo va? Bien. Mirad.

Ya se ve que va... cocinando lentamente.

Y lo mejor es, cuando está a punto de ebullición.

Es poner la bolsa y, si queréis retirar y,

con el propio calor, casi se hace, ¿eh?

Que esté ahí con el agua caliente.

Bueno, la coliflor la tenemos cocinando

para hacer esa crema. Y ahora vamos con el...

Caviar. La coliflor cruda es buenísima

y es sanísima. O sea, vamos a hacer como una especie de...

Piel crujiente le vamos a llamar. Caviar de coliflor le llamamos.

Lo vamos a hacer con este gadget.

Es el mejor gadget que hemos tenido de la historia de los gadgets.

Hemos tenido otros también que han funcionado.

Pero este es el mejor. Estarás de acuerdo, ¿no? ¿O no?

No. No.

(Risas) Vale.

Cogemos coliflor. Aquí ya tenemos una,

que es la encurtida, está perfecta.

Podríamos hacerlo en el robot también, ¿eh?

También se podría hacer aquí.

Ponemos dentro. Fantástico este.

A ver si me deja mal ahora, pero siempre me funcionó bien.

Por favor, ¿eh? Que... Ahora cerramos y ras, ras.

¿Ves? Ya, ¿no? Venga, vale.

Caviar de coliflor. Venga, toma ya.

Le vamos a poner un poquito de piel de lima rallada.

Piel de lima para darle frescor. Esto le da un toque brutal, ¿eh?

O de limón puede ser también. No tiene por qué ser lima.

Vale. Ponemos sal, pimienta, para sazonarlo bien.

Sal, pimienta.

Cebollino picado, Javi, que vas a picar tú un poco ahí.

Vale. Pongo una nuez de mantequilla

que le va muy bien a... a este puré, a esta crema.

Vale, cebollino ahí. Vale, y ahora cogemos esta...

Esta coliflor y lo que vamos a hacer es pues un puré.

O.K. Espérate, que lo voy a hacer así.

La coliflor o te gusta o la odias. Vale, vamos a triturar.

Venga, ya lo tenemos. Bueno, espectáculo, eh...

A ver, aquí tenemos también la coliflor encurtida.

Que también nos va a servir para dar textura al plato.

Vale, para ponerla alrededor. Como decíamos, tres texturas:

En puré, cruda y encurtida.

Venga, ahora, el tema importante aquí: el rodaballo.

Ya lo tenemos cocinado, porque ya está perfectamente cocinado.

Lo hemos cocinado al vacío. Te guarda todas las propiedades.

Ahí está. Jugoso, queda superjugoso.

Y, ahora, como lo hemos cocinado con la piel,

la piel tiene mucho colágeno, nos viene bien para cocinarlo.

Lo que hacemos es... La piel oscura, eh, bueno,

pues tiene como una especie de escamitas.

Normalmente se retira,

la que no se retira es la de la parte blanca.

Espectacular, porque queda... la cocción es impecable y fácil.

Ponemos, ahora sí, un poco de aceite de oliva.

Y encima sal y pimienta. Sal y un poquito de pimienta.

Aquí tengo el encurtido. Le pongo aceite de oliva, ya está.

Nada más. Como ya tiene sal, no le pongo nada más.

Vale, ponemos la crema, el puré. Sin miedo.

Brutal este plato, a mí me encanta. Ponemos alrededor.

Vamos poniendo la coliflor encurtida.

Yo te ayudo, ¿eh? No veas cómo me enrollo, tío.

Yo también te voy a ayudar.

Bueno, eso espero. Vale, ponemos... Unos brotes.

Ponemos el lomo de rodaballo.

Y ahora ponemos este toque crujiente de coliflor.

Os digo que este plato es excepcional.

Fijaos qué plato más bello y, luego, crujiente.

¿Qué tenemos? El encurtido, le da acidez.

La crema, que le da untuosidad, que le da sabor.

Y, luego, el... el caviar,

que le da también ese frescor, ese sabor a crudo.

Bueno, rodaballo con tres tipos de coliflor.

¡Vámonos!

Vamos con la segunda receta. Vamos con la receta, Sergio.

Con un suflé que, de verdad, es fácil de hacer y sorprendente.

"Vamos con la receta, tío, te voy a machacar, nen".

Tranquilo, tío, no pasa nada. Vale, vamos allá.

Ya veréis que es súper, superfácil.

Primero, vamos a hacer como un tartar de... de fresas.

Veréis para qué. Venga, pues vamos a hacer daditos.

Ya la tenemos lavada, escurrida y lo que vamos a hacer

son unos daditos de fresa. Ahí está.

Daditos pequeñitos. Y, bueno, pues un suflé,

un suflé, un suflé. Sí, un suflé, un suflé.

Pero sabéis que el suflé... El rodaballo brutal, ¿eh?

El suflé es técnico, eh...

A veces tiene el peligro de que se baje.

Este os va a salir perfecto. De verdad.

Es el suflé que no falla.

Bueno, lo más importante es que os quedéis

con el tema de las recetas, porque lo demás,

bueno, pues mira... El tema de las recetas

para que, sobre todo, las hagáis. Que sabemos que las hacéis.

Lo sabemos porque nos lo decís.

Entonces, eso es... Y luego, darle vuestro toque.

Exactamente. Que eso es lo importante.

Pero os digo yo que este suflé es imbatible.

No me boicotees, eh, chaval.

Vamos allá. Vamos a aliñar esta fresa,

mientras Sergio termina esa. Y ya está, eh.

Vamos a poner granillo de almendra. ¿Por qué vamos a ponerle?

Porque busco texturas.

Como yo, ¿no? Crujiente.

Me estás copiando. Como yo.

Has visto que yo le ponía a la coliflor,

el caviar de coliflor, que es crujiente.

Es una idea que te he dado.

Y dices: "Ostras, yo también le voy a poner un toque".

Granillo. Almendra, supersano.

Después, otro súper, súper, supertoque.

Que es pimienta rosa.

La rompo así un poco. Pimienta de Brasil

también se le llama. Y venga. Pimienta rosa.

Un poquito de leche condensada.

Una cucharadita. Que sabéis que es leche,

pero evapora en el agua. No tengo miedo.

Y queda mucho más concentrada.

Está buenísima.

Vamos a poner. Bueno, vamos a poner.

Leche condensada, a mí me encanta de pequeño.

Nos metíamos del bote, directo.

Estaba nuestra abuela, pillábamos el bote y...

Eliminar el agua y poner más azúcar.

Y, entonces, coge esta consistencia.

Vale. Fijaos qué tartar más bueno.

Que esto ya sería un platazo. Fácil. Un postre.

¿Hierbabuena le quieres poner? No, no.

No. ¿Por qué? Porque yo quiero que la pimienta rosa dé su toque.

Vale, vale. Y la menta, me lo quitaría.

¿Ni piel de lima? ¿Ni una ralladura de lima?

Espera, espera, espera, espera.

Espera, chaval.

Vale. Vamos allá. Yo quiero ayudarte.

Yo estoy aquí para ayudarte.

Tenemos leche y azúcar.

Que la mitad de la leche la voy a poner en una olla.

Más o menos. A calentar.

A calentar con la mitad del azúcar.

Algo que no hemos dicho, el horno está precalentando ya.

Para un suflé, muy importante tener el horno precalentado.

Lo tenemos a 200 grados.

Importante que esté potente.

Es muy fácil. Y si los seguís los pasos,

os digo que triunfáis.

Harina.

Pongo la leche que me ha quedado,

que no la he puesto toda, ¿para qué?

Para diluirlo bien, sobre todo, para que no me queden grumos.

Que esté muy muy bien. ¿Vale?

Moverlo bien. ¿Veis?

¿Ahora, qué pasa? Que está superfina.

No hay ningún grumo. Y eso es lo importante,

que quede superfina.

Veis que ya está, prácticamente. Ya lo tenemos.

Ahora, ve moviendo, Sergio, aunque no pasa nada.

Ahí está. Y lo mezclamos todo superbién,

que quede bien líquido.

Bien. Vertemos otra vez

para calentar toda la masa. Sí. Ponemos dentro.

Hasta ahora, fácil, ¿no? Fácil. Sí, sí.

Ponemos dentro. Bueno, el rodaballo, también.

No. Un poco complicado el rodaballo.

Y ahora ya, lo que hacemos, es mover, hasta que hierva.

Entonces, ya lo retiramos del fuego.

Y veréis que va espesando, hasta que nos quede una pasta.

Nos tiene que quedar una masa bien fina.

Insisto, porque eso es importantísimo.

Bien, bien fina.

Bueno, tenemos las claras, por un lado, y las yemas, por otro.

Que ya lo hemos hecho, porque las hemos pesado.

Que ya sabéis que os damos las cantidades en grafismo

y si no, luego, en la web, podéis entrar

y consultar toda la biblioteca de recetas que tenemos.

Un histórico tremendo. O sea, hay de todo.

Aquí, ahora, Sergio, vas a poner las yemas.

Yemas de huevo. Importante que las yemas

no tengan clara en este momento y que las claras no tengan yemas.

O sea, separarlas bien. Y ahora, mezclamos bien.

Si no, de primero, el rodaballo. Y de segundo, el suflé.

Este es un plato que tiene más técnica.

Es más sorprendente, porque a la hora de sacarlo,

es espectacular. Ya lo veréis.

Está bien que defiendas tu plato. Yo lo veo bien.

Vale. Sergio, ahora vete con... El cava.

Tienes que ponerle cava ahí dentro. Sí.

Vale. ¿Te acuerdas o no? Sí, sí, sí. No me boicotees.

Yo te ayudo. Te sigo la receta. Y ponemos el cava.

El cava. Bueno, en este caso, porque es de cava.

Cava, pero podría ser un licor o podría ser...

Una fruta, un zumo de frutas, también.

Bueno, ahora cogemos las claras.

Que es importante que las claras...

Primero, dos cosas para que emulsionen bien.

Una, que no tenga nada de yema.

Limpiarlas bien de yema, porque si tienen grasa,

es muy difícil o, prácticamente, imposible de montar.

Y luego, dejarlas un rato a temperatura ambiente, también.

Ponemos claras. Ponemos el azúcar.

Que nos ha quedado al principio.

Que Javier ha puesto la mitad del azúcar.

Ponemos la otra mitad. Yo, como tengo el brazo fuerte,

pues nada, poquito a poco.

Vale. Ponemos un poquito de lima en la fresa.

Oye, ¿y no lo montarás más con el...?

Que queda mucho más montado. Bueno, yo...

No sé.

Como quieras. Es que así no me va a quedar

lo montado que yo lo quiero. Vaya.

Vale. ¿Qué? ¿Eso para qué?

Que me da igual. Aquí tenemos los moldes.

Los moldes típicos de... A mano, me quedaba bien.

Moldes típicos de suflé, que se llaman ramekín.

Fantásticos.

Para un momento. No lo montes del todo.

Ahora vas a terminar. Espera, espera.

Ahora lo vas a montar más.

Sí, sí, sí. Entonces, aquí, el ramekín.

Tenemos mantequilla desecha.

¿Por qué? Porque es más fácil para untar.

Vamos a encamisar.

Bien de mantequilla. No os cortéis,

porque es lo que nos va a evitar. ¿Y azúcar le pones?

Sí, un pelín, un poquito.

Un pelín. O lo encamiso o no. Sí, pero no mucho.

Un pelín. Encamisar normal.

De ponerle azúcar para que no se pegue al molde.

Vale. Y ahora, yo termino, Sergio.

Y termina de montar las claras a tope, pero a tope.

Se podría montar a mano, como dice Sergio.

Pero aquí nos dan las uvas.

No. Con esa varilla y mi brazo,

en un momento, está montado eso.

Vale. Ahora ponemos las...

Tú aquí puedes poner, Sergio, un poquito de...

De fresas debajo. De fresa.

Y ya mezclamos las claras montadas.

Fresas, leche condensada.

Con las yemas y la harina.

Y la leche y el azúcar que hemos montado.

Bueno, que hemos cocinado, mejor dicho.

Y ahora, simple, con una espátula,

con una lengua, una espátula,

hacer de arriba hacia abajo.

Y poquito a poco. Ir incorporando. ¿Por qué?

Porque así lo que hacemos, es oxigenar.

Si ahora cogemos el batidor y lo mezclamos, difícil.

Hay que oxigenar.

Es muy importante, porque las claras montadas

es lo que va a hacer suflé. Perfecto.

Un suflé, a veces, queda raro.

Pues para que no os quede raro,

que se sube por un lado, por el otro, no,

bueno, te quedan las puntas,

yo recomiendo...

Aprende, eh, Sergio.

Si la receta es mía.

Recomiendo hacerlo con una espátula.

Superplano, ¿vale?

Y ahora, sí. Que quede plano completamente.

Y ahora, importante. El horno, que sabéis

que lo hemos puesto a 200 grados...

¿Vas a poner uno abajo o no? Eh... No.

O sí. No. Sí.

No. ¿Por qué? Es que queríamos hacer una prueba

de poner dos arriba y, luego, si tú abres el horno

a mitad del cocción, nunca se puede abrir.

Una vez que metemos el suflé dentro bien caliente,

importante no abrir la puerta hasta que esté cocida.

Porque... Que esté bien cocido el suflé.

Si no, se bajaría.

Se baja porque no está suficientemente cocida.

Las burbujas de aire, todavía la estructura

de las burbujas de aire, no están bien...

No aguanta bien el peso. Entonces, si se abre,

pues, luego, el contraste de aire frío con aire caliente,

hace que se bajen las claras, el suflé.

Perfecto. ¿No vas a poner uno abajo?

Me ha dado para tres. Vamos.

Sergio, el horno. Venga, va.

Arriba lo tengo a 200 grados.

Abre.

Importante, el horno caliente. 200 grados.

Bien caliente. Cerramos. Venga, cierra rápidamente.

Y ahora, lo bajas. Y ahora, lo bajo a 170-180.

Mira, a 180.

Llevamos diez minutos. Faltarían cinco.

Vamos a sacar el de abajo, porque ahora está subiendo.

Y todavía no está cocinado del todo. Faltarían cinco minutos.

Y a ver qué pasa.

Vale. Yo, mientras tanto, me han sobrado unas fresas

y me ha sobrado, también, leche condensada,

pues vamos a hacer un coulis.

Un coulis, ya sabéis, es una salsa dulce, en este caso.

¿Veis? Y vamos a poner... Ah.

Este es el que vas a sacar, ¿no? Sí.

Este, faltarían cinco minutos de cocción.

Normalmente, se baja.

¿Por qué? Porque no está cocinado del todo.

Las burbujas no están cocinadas. Y, entonces...

Vamos a esperar un poquito.

Vale. Lo dejamos ahí, mientras hacemos el coulis.

Vale, Sergio. Vale. Vale.

No. Métele. No pasa nada.

Acabamos aquí los restos que tenemos.

Es una salsa superfácil. Improvisada, de aprovechamiento.

Y un coulis le va muy bien a este... bueno, al suflé.

Sabéis que cuando se calienta, la fresa suelta su propia agua.

Y, entonces, entre el agua, la cantidad que le ha puesto Sergio

de leche condensada, que le ha metido un cubo.

Me gusta. ¿Qué queréis que os diga?

Bueno, esto lo dejamos cocinar. Luego, vamos a triturar.

Triturar, mixar bien.

Y tenemos un coulis para acompañar el suflé.

O para lo que queramos. Para lo que queramos.

Vale. Dame, que trituro.

Es nada, un hervor. Un coulis rápido, fácil.

Y bueno.

Bueno, aquí veis que ya está bajando. Baja.

Bueno, ¿estáis preparados para el espectáculo?

Vale. Esto ya está. Mirad cómo queda. Ponemos aquí.

Señoras y señores...

El suflé. Normal. Es un suflé.

No falla. No falla y queda espectacular. De verdad.

Queda precioso. Ahora, lo que vamos a hacer, es poner.

Sabéis que siempre hacemos azúcar de vainilla.

Azúcar glass. Azúcar glass.

Y lo que vamos a hacer, es poner un poquito encima.

Y aquí tenemos un suflé que es un espectáculo.

Suflé es sacar del horno y servir.

No espera a nadie. Eso sí que es...

Vale. Yo pongo el coulis aquí.

¡Tras! Esta supercoulis de fresa.

Venga. Y ponemos uno.

Dos. Y pon los dos, ¿no?

Venga.

Y tres.

Suflé de cava con coulis de fresa.

Ya tenemos los dos platos. El duelo está al rojo vivo.

Se puede cortar la tensión en el ambiente.

Nos jugamos una copa. Nos jugamos una copa, es verdad.

Rodaballo con tres tipos,

tres elaboraciones distintas de coliflor.

Y el suflé. Vale. ¿Quién?

Yo voy a coger a una persona. Voy a coger a la persona

que está en medio, a ti. ¿Cómo te llamas?

Carlos. Venga, Carlos.

¿De dónde vienes? De Huesca.

De Huesca. Buena trufa. Ven aquí en medio.

Hasta aquí, para veros. Se agradece.

Vas a probar. ¿Te gusta la coliflor?

Me encanta la coliflor. Menos mal.

Y toda la verdurita. Espero que la fruta también.

También. Te voy a hacer una tapa pequeña.

Si quieres más, puedes comer más. Déjale a él, Sergio.

Yo le preparado aquí. No pasa nada. Tú le puedes preparar también.

Ya está. Toma.

Deléitate. Tranquilo. Sereno.

(Risas) Ya lo sé, ya lo sé.

Tranquilo. Ya lo sé.

Ya lo sé. Está muy bueno, eh.

Bueno, espera al suflé, a ver.

Seguiría comiendo. Puedes coger más, si quieres.

Aquí es bueno que cojas del fondo, que está la fresa.

Cuidado, que está caliente. Ajá.

Está complicada la cosa. ¿Eh?

Yo me quedaría los dos. Uno de primero y uno de postre.

Es lo suyo. Eso sería lo más justo.

Pero no podemos. No podemos porque es algo...

Pues pensaba que, por la elaboración,

que me parece más complicado, me quedaría con este.

Pero es que este está de traca, vamos.

Está increíble.

¡Mi décima copa, Dios mío!

No pasa nada. Muchas gracias. Gracias a vosotros.

Gracias, Carlos. Y un saludo a Huesca,

a toda la gente de Huesca.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Y lo bueno, es un menú completo.

Que os quedéis con los platos y que cocinemos juntos.

Esto es lo de menos. A mí las copas me dan igual.

Adiós. Hasta luego.

  • Rodaballo y suflé al cava

Torres en la cocina - Rodaballo y suflé al cava

11 jul 2017

Hoy uno de los pescados más tradicionales de nuestras costas, el rodaballo, que Sergio y Javier cocinarán con coliflor. Como segunda elaboración, prepararán un postre con toques festivos y de celebración, un suflé de cava, ideal para preparar y disfrutar con amigos y familia

ver más sobre "Torres en la cocina - Rodaballo y suflé al cava" ver menos sobre "Torres en la cocina - Rodaballo y suflé al cava"
Programas completos (513)
Clips

Los últimos 1.715 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Manuela

    No especificais las cantidades

    16 jul 2017