www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4955296
Para todos los públicos Torres en la cocina - Rigatoni rellenos y brochetas de pulpo - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

imprescindibles hoy en "Torres en la cocina".

Pues sí. Haremos dos granes platos

para gente joven que, lo diremos así, se emancipan

o reciben a alguien, se emanciparon ya,

y reciben a alguien, Lo primero, serán unos macarrones

rellenos, pero con toque.

Y después haremos una brocheta de pulpo fácil y muy buena.

La verdad es que también para sorprender un poquito.

Es verdad que le damos un toque más de evolución y hoy tenemos

mucha gente joven en el público que, bueno, va especialmente,

dedicado a vosotros. Sé que algunos de vosotros

no vivís en casa y algunos aún vivís.

Bueno, cocinamos la pasta lo primero y para cocinarla

es tan sencillo como agua hirviendo,

sal y nada más. Tres partes de agua,

o sea, tiene que haber abundante agua

y bien de sal. Importante no poner aceite,

no ponerlo porque el aceite lo que hace es que luego

la salsa resbale, patine

y si os fijáis, el "rigatoni" tiene como estas...

rallado porque luego al salsa de adhiere mejor también.

Es el fin de este rallado.

Ponemos ya, esto ya hierve.

Evidentemente, hay un sinfín de pastas

Ahí está, vale, vale. Venga, ahí está.

Ole, que están hambrientos y somos muchos.

Doce minutos, normalmente, la pasta lo que indique

el fabricante que siempre lo pone en el paquete,

pero en este, 11-12 minutos está perfecto.

Tenemos chorizo criollo, chorizo criollo es mitad

de carne de ternera, mitad de carne de cerdo

y es típica de Argentina, la hacen mucho churrasco.

Sabéis a la brasa y está muy buena,

se encuentra fácilmente. Esto es para el relleno,

evidentemente, porque primero cocemos la pasta

y luego le haremos un relleno. Es fácil, por qué ponemos

el chorizo criollo porque ya viene aliñado.

Ya tiene todo, sabor,

es un chorizo más condimentado

y es potente de sabor entonces no nos entretenemos

en si le ponemos más de una cosa o más de otra.

Está bien. Para quitar la piel

tan fácil como marcar con un cuchillo,

sacamos la piel y solo tenemos la carne

que ahora desmenuzaremos con la ayuda de una cuchara

de madera para no rallar la sartén.

Que luego hablaremos de los imprescindibles

que hay que tener en la cocina, gente joven o no, gente

que se vaya a vivir sola que tiene que tener

o parejas, que tienen que tener un mínimo,

tenéis que tener para cocinar, para tener en vuestra cocina,

¿le dais a la cocina o no?

(TODOS) Sí. Sí, sí.

Bueno, sí...

Debéis cocinar en casa que mola, además yo te digo

quedas muy bien si vienen, imagínate que vienen tus padres

o que viene alguien que quieres enamorar

o lo que sea, si tú cocinas, ganas puntos.

Vale. Bueno, vamos desmenuzando

con ayuda de una cuchara e ir desmenuzando.

Esto no tiene secreto. Yo corto cebolla tierna,

cebolla tierna normal y luego, berenjena.

Berenjena sabéis que hay la rayada y la lisa,

la rayada tiene menos pepitas y para hacer esta masa

nos vendrá mejor para el relleno que no la otra.

Ya veis que son productos muy fáciles que se encuentran

muy fácil en el mercado o supermercado

que lo encontráis tranquilamente,

y luego, la elaboración no es difícil.

Para nada. Lo que no haremos será,

que también lo podríais hacer es...

todos los ingredientes que haremos los juntáis,

gratináis y ya está, vamos a darle un poco de toque

porque si estáis en casa y lo que decimos,

aunque sea para uno solo, hay que darle una presentación

estética interesante.

Hombre, hay que sorprender.

Rehogamos, la verdad, huele muy bien podría ser

una butifarra, morcilla, otro tipo...

Salchicha, bueno ya veis que hice los cortes

que lo hemos explicado muchas veces, pero es importante.

Veis, la cebolla tiene la forma de la raíz,

está aquí abajo, yo lo dejo aquí porque esto

es lo que nos une,

une y hace que no se desmonte la cebolla,

hacemos unos cortes sin llegar hasta el fondo

veis que llego casi hasta el fondo,

pero no llego y luego ya con cuidado de no cortarse

porque yo pongo aquí de barrera mis dedos

para no cortarme y si hago así no me corto.

Entonces, a partir de aquí,

si no sabéis, es con mucha paciencia,

pam, ir cortando y que el cuchillo tiene que rodar, no puedes hacer

recto pam, pam porque machacas.

El cuchillo está para cortar, para darle recorrido.

Entonces, pam, le vais dando. Mirad cómo está la berenjena.

Está preciosa, blanca, apenas tiene pepitas.

Claro, porque es rayada. Dura, fuerte, perfecto.

Venga, fantástico, aquí ya tenemos la cebolla,

fácil de picar y esto no tiene truco.

Ahora sofreiremos un poco también la cebolla, ahí está.

Bueno, un sofrito,

os digo que son de lujo estos macarrones.

Luego, tipo de pasta sabéis que hay un montón de tipos

de "rigatoni", o sea, usad el que más os convenga

o macarrones, también, la pasta luego ya lo que veáis.

Lo que pasa es que esta pasta... Si son grandes, mejor

para rellenar porque es lo suyo. Rellenados y gratinados

que eso ya es, a mí unos macarrones gratinados

es lo que más me gusta en el mundo. Ya lo dijimos muchas veces

que aquí hicimos los macarrones de nuestro hermano David,

hola David, que tenemos un hermano, el mediano, que cuando vivíamos

nos quedamos muy jovencitos a vivir solos, con 17-18 años

si no, antes, ahora no me acuerdo bien,

nos quedamos los tres hermanos,

David, Javier y yo en casa y nos lo montábamos fenomenal,

planchábamos, lavadoras, cocinábamos y David hacía

unas bandejas de macarrones... Uf.

Con todo los restos de embutidos que pillaba en la nevera

y cebolla y demás de llorar.

O sea que no hay excusa, al final tenéis que comprar,

ir, comprar, tener tus básicos,

a lo mejor no te haces unas grandes,

pero empezar por ir al mercado y comprar y comer bien.

O sea, que a veces dices: "Bueno, yo paso con

sobres, movidas, cosas ya preelaboradas

que te abres y te cocinas", no.

No, hay que cocinar.

Hay que cocinar porque es sano y bueno.

Pongo la berenjena. Son productos vivos,

que te aportan y lo otro no te aporta nada.

Entonces, hay que comer bien. Rehogamos bien que es importante

que esté todo bien cocinado, aunque luego lo rellenaremos.

Bueno, cortaste la berenjena un poco grande, pero bueno.

Qué va, está perfecta, Sergio, qué va.

Bueno, nosotros le vamos a poner aquí un poquito de vino rancio,

pero es opcional. Es un toque.

Podría ser vino tinto, vino blanco seco,

podría no poner nada, nosotros este toque

a los macarrones les va muy bien, muy bien porque luego

le da un sabor, el alcohol se evapora, pero te queda

el sabor del vino rancio que para cocinar es un vino seco

que va fenomenal. No tengo, pues no le pongo.

No sería un drama. Así es, fácil.

Venga, lo dejamos cocinar. Y si no hay berenjena,

pues pimiento o col o lo que pilles

de verdura porque al final verdura toda sirve,

toda es buena. Vale, yo tengo aquí ahora,

le pondremos luego para ligarlo un poquito de harina.

Ya está evaporado el alcohol.

Un poco de harina que tenemos en casa

y crema de leche y orégano.

Vamos a sofreír un poco la harina.

La harina por qué se le pone. Ponemos harina para espesar.

Pero poquito, solo un poco

para que luego si lo quieres rellenar,

te aguante mejor dentro.

Exacto. Os aguante mejor.

Crema de leche o nata líquida, es lo mismo lo digo por si,

a veces, decimos crema de leche o nata líquida, es lo mismo.

Venga, movemos bien.

Dejamos cocinar la harina un poquito.

Exactamente. Para que no sepa a crudo.

Receta básica, básica, pero con un poco más.

Ya llevamos, creo, desde que empezamos,

hace tres años y medio, lo que intentamos es que cocinéis

en casa... productos muy fáciles,

pero con un toque también, que no sea tan, tan fácil tampoco.

Venga, ponemos toda. Orégano, un poco de orégano seco.

Que eso tenemos siempre en la despensa.

O fresco si tenéis. Sí, pero eso tenemos,

que va muy bien con la pasta.

Luego al final le meteremos alguna hierba más que tenemos

por aquí, salvia, romero, romillo, lo que queramos.

Veis, ahora ya

dejamos reducir para que nos espese bien

y se termine de cocinar todo y nos dé mucho sabor.

Relleno fácil. Manga, manga pastelera,

dirás: "Huy, ya empezamos",

pues no, no pasa nada porque manga hoy en día

en supermercados y en cualquier superficie

te venden la manga y tenerlas en casa va muy bien,

va superbien. Para rellenar el tema es

que nosotros, como tenemos práctica

lo cogemos con la mano y porque somos dos.

Lo coges, lo vas poniendo y tal.

¿Qué pasa si no tienes...? Un vaso lo tienes, seguro,

para poder rellenar la manga solo. La pones en un vaso,

la abres y con las dos manos puedes trabajar y meterlo,

luego, lo cierras y te ayuda a rellenar,

si los quieres rellenar; si no quieres, nos olvidamos de la manga,

lo mezclas, le pones el queso y lo gratinas.

Exacto. Es opcional, ¿eh?

Fijaos que queda una masa... Compacta, homogénea.

La harina le ha dado espesor y todos los ingredientes

tienen mucho sabor, muy buen sabor.

Espera, escurro la pasta.

Ya he probado de sal, de pimienta y de sal está perfecta.

Ahora te lo digo yo. ¡Hombre...!

Aparte de que la salchicha criolla le da bastante sabor.

(SE RELAME) Hum... hum...

¿Qué...? ¿Qué te pasa? (EL PÚBLICO RÍE)

Está muy bueno, hace tiempo que no...

Coméis tan bien. Bueno, cuando vais a casa de los padres.

Voy a escurrir la pasta. Debéis dejar la pasta al dente,

sobre todo, cuando la vamos a meter a gratinar es imprescindible

darle un minuto menos porque terminará de cocinar en el horno.

Mirad lo que decía Sergio, al tenerlo aquí

sale superfácil, ¿eh? No tiene ninguna complicación.

Ya lo tenemos dentro

y no hay problemas. Veis que está un poquito al dente,

está cocinada pero está, un poco, al dente, ya se ve.

Entonces... uf... ahora quema.

Ahora lo vamos a poner en una bandeja de horno

o tu rellenas y yo pongo la bandeja, como quieras.

Y sin quemarse, pero nosotros siempre vamos con las prisas y...

Habría que dejar que se pusieran tibios.

Si los queréis rellenar, ya sabéis que es algo...

Lo hacemos porque la estética es importante.

Si lo rellenas, quedas en casa de cine, como diciendo...

Te dirán: «¿Cómo lo has hecho?». Y tú: «Mira...».

Aparte, no cuesta. «Es un truco mío»

No cuesta mucho. Truco tú.

No cuesta nada y marcas la diferencia, realmente.

Yo voy rallando un poco de queso, que va muy bien para sacar

las puntas de queso. Yo tengo una parmesano viejo, muy viejo,

solo hay que rallarlo, no tiene más historia.

Podéis usar Idiazábal, Manchego... Claro.

Que tenemos muy buenos quesos en nuestro país.

Al final, es el queso que mejor te vaya,

el que más te guste o que tengas en la nevera.

En la nevera, siempre tenemos puntas.

Luego, simplemente, gratinamos y consumimos;

queda jugoso, queda buenísimo.

Ahora, os daremos los básicos, es el título del programa de hoy.

¿Qué es lo mínimo o qué es lo básico

que hay que tener en una cocina para poder subsistir?

Luego me diréis lo que no tenéis, que me interesa;

o nos diréis lo que nos falta, que, también, está bien.

Que no hacen falta grandes materiales ni sofisticados,

con un básico, realmente, se puede cocinar de todo

y no hace falta mucho. Pongo cuatro encima y ya está.

Queso rallado y vamos con los imprescindibles.

Tenemos el gratinador a tope. ¿Ya empiezas a comer? Espérate.

Yo tengo un hambre ya, que... Vale, Sergio.

Venga. Haremos más, ¿eh?, haremos más.

No os pongáis nerviosos.

Lo ponemos aquí y vamos con la escuela, con los básicos.

¡Al horno a gratinar! Que va a tardar bien poco,

porque para ahorrar lo tengo...

Lo que hago es poner la bandeja arriba, bien arriba, ¿veis?

Que esté muy cerca del grill y así nos tardará menos.

Vamos allá. Será más rápido.

¿Qué tenemos como kit básico?

Tenemos varias cosas, lo primero que hay que tener

y es muy importante, son sartenes y ollas de dos tamaños,

para cuatro o seis personas, porque si invitas...

Conque tengas dos ollas y dos sartenes es suficiente,

creo que con eso es suficiente.

Un colador; sirve de escurridor, sirve de colador, para tamizar,

sirve para mil trucos que os hemos enseñado, va muy bien.

Incluso, como vaporera. También.

Si lo pones aquí dentro y, luego, lo tapas,

sirve como vaporera. Imaginación al poder.

Un vaso medidor, si tienes una receta, tienes que medir.

Un bol para tus ensaladas, para tus vinagretas,

para cosas que tienes que recoger; es imprescindible.

Y fuentes de horno, tienes que tener un par de ellas,

como, por ejemplo, para gratinar los macarrones, ya las usas.

Estos son imprescindibles.

Después, los cuchillos: un cebollero, un cuchillo grande;

cuchillo de pan, el cuchillo con la sierra;

una puntilla, que es pequeño, para cosas más pequeñitas.

Pinzas, las pinzas son muy importantes, también.

Un rallador; unas tijeras, las tijeras no pueden faltar;

un batidor de mano; una espátula; un cucharón...

Una espumadera.

Una espumadera para las sartenes, para no rayar las sartenes.

Después, tenemos un batidor de 700 vatios,

es importante, así no se nos quedará corto,

porque si queremos batir y no tiene potencia...

Nos quedamos ahí... Vale la pena invertir un poco más.

Es importante una tabla de cortar para no desafilar los cuchillos,

queremos que se mantengan bien afilados

y para eso, la tabla es fundamental.

También, film, papel de aluminio

y papel de horno, para las diferentes preparaciones.

Y no nos podemos olvidar de la limpieza de todo esto,

hay que tener estropajos, bayetas y jabón.

Por último, tenemos alguna bolsa Zip,

que viene muy bien para conservar los ingredientes

o para irse a algo técnico y hacer cosas más complicadas.

Esto te sirve como manga; si no tienes, se hace con la bolsa.

La metes en un bol, le cortas la punta y haces una manga.

Sirve para muchas cosas. Sí.

¿Os falta algo de aquí? (ALGUNOS) No, está todo.

¿No? Venga.

Vamos a por los macarrones no se vayan a quemar.

Algo verde.

Con eso es suficiente, con eso tenéis bastante

como para iniciaros...

Cuando coge este color, que está crujiente, crujiente...

Cómo huele esto.

Tengo un poco de... ya que tenemos.

De salvia, ¿no? Ahora está... incluso, ya se ve.

Orégano fresco. Es opcional.

Lo he visto ahí antes y digo... «Uh...».

Es secundario, secundario.

Pondremos un poco y tendremos esta magnífica pasta.

Vamos ahí.

Ahí está, primer platazo del día. ¡Vamos allá!

Ahora vamos con otro platazo, que es la brocheta de pulpo;

una brocheta de pulpo superfácil de hacer.

Y vamos a empezar con el puré de patatas,

vamos a hacer un puré fantástico y con toque, además.

Tenemos la patata, que está cocinada durante 45 minutos

con abundante agua, sal y cocinarla hasta que...

Hasta que introducimos un cuchillo y está bien cocinada, importante.

Fijaos, la tenemos que lavar bien y... todavía está calentita.

Es mejor que esté así para trabajarla,

si no, cuesta mucho pelarla y chafarla.

Vamos a hacer un «parmentier» con toque Torres

¿y qué le va mejor que la patata al pulpo...?

Algo que le pondremos y veréis qué toque le hemos dado.

Sergio dice: «parmentier» y diréis: «¿Qué es una "parmentier"»?

(AMBOS) Un puré de patatas. Aliñado.

Un puré de patatas, pero así suena mejor.

Mirad el primer truco, gente de casa que estáis ahí...

Y de aquí, también, ¿eh?

Para que no se mueva el bol, se pone un trapo debajo

y ya está ahí, se queda quieto. Si tenemos que chafar, amasar...

Para que no se nos vaya todo volando por ahí

cuando tenemos que chafar se pone el trapo debajo del bol.

Fijaos qué toque le vamos a dar, ¿qué es esto, chicos?

(ALGUIEN) Chorizo.

(RÍE) Casi. Huy, huy, huy.

Es sobrasada. Sobrasada de Mallorca.

Tenemos una sobrasada casera superbuena.

Le vamos a dar un toque a la patata,

pero la vamos a marcar para que coja más sabor.

Saca el aceite que tiene. La grasa que tiene.

No deja de ser carne de cerdo aliñada con pimentón y, la verdad,

la sobrasada está deliciosa de Mallorca, de las islas.

Si preferís chorizo, le ponemos chorizo, ¿eh?

(ALGUIEN) No, está bien. Sí, ¿no?

Vamos a marcarla para que coja sabor.

Y con un tenedor... Le quitaremos la piel.

Vamos a ir chafando la patata.

Marcamos la sobrasada para que coja sabor,

para sacarle toda la esencia y toda la grasa;

cuando la sobrasada queda marcada, coge más intensidad.

Fijaos que lleva... A mí me chifla la sobrasada.

Yo voy chafando la patata. Venga, dale.

Como está bien cocinada y está tibia

no cuesta nada chafarla, es superfácil y rápido.

A esto, la sobrasada, le da un toque tremendo.

Quitamos la piel, no la queremos, no la necesitamos.

Pongo aceite de oliva y pondré un poquito de mantequilla,

porque la patata y la mantequilla

van de la mano, completamente.

La mantequilla debe estar tibia.

Al final, es un lácteo, a la patata le va bien el lácteo;

el aceite de oliva; la sobrasada es toque «Towers».

Ya está marcado. «Toque "Towers"»

Toque «Towers», internacional.

La sobrasada. Para los amigos de Miami.

Vamos mezclando. ¡Mirad, mirad! Huy, huy, huy...

Y el aceitito este, también. Exactamente.

Ese aceite le da... Ya veréis que cambiará el color

y, evidentemente, también el sabor.

Es un puré muy rápido

y ya tiene un toque, un toque diferente.

Lo veis fácil este, muy fácil.

Sí, de momento. De momento, bien, ¿no?

Patata hervida. ¿Y no se le pone nada de líquido?

Aceite de oliva no. Ahora probaremos de sal y pimienta.

Es más puré. Es más... Y ya está.

Pero si quisieras ponerle leche

o crema de leche, también podría ser.

Estaría bien. Vamos a cocer unas mazorcas.

Fijaos. Unas mazorcas chiquititas que hemos encontrado en el mercado.

¡Viva el mercado! ¡Viva el mercado!

Le vamos a poner agua, sal y, simplemente, cocinarlas.

Nada. Es, prácticamente, escaldar.

Luego, como la vamos a marcar en el fuego.

Mazorcas, si no encontráis frescas,

que es más difícil... Cocidas.

Exacto. Están en conserva, que son muy buenas.

Bueno, como vais a ver... Mirad qué bueno. ¡Madre mía!

Hoy pensando en vosotros y en vosotras,

hemos dicho: No la vamos a cocinar.

Lo hemos comprado hecho.

Hay de buena calidad en la pescadería.

Si preguntáis, hay un tipo de pulpo que está cocinado ya,

las patas del pulpo. Y el punto de cocción

es impecable, está perfecto.

Entonces, si queréis facilitaros

la vida de alguna manera, es una opción.

También compras lo justo, lo que necesitas.

Que necesitas dos patas, dos patas.

Tres patas, tres patas. Y así no te sobra.

Entonces, lo vamos a cortar.

Toma. Las dos opciones son buenas.

Medallones más bien gruesos.

Fijaos. De este tamaño.

Mirad qué bonito está. Está precioso.

Ayer estábamos en la radio y nos comentaban

desastres que hace la gente cocinando.

Y uno de ellos era con el pulpo.

Gente que hablaba, llamaba a la radio

y nos decían: "Oye, a mí una vez me sirvieron un pulpo.

Mi cuñada,

claro, igual, no sabía mucho. Lo hirvió demasiado.

Peló las patas. Quitó los tentáculos

y el pulpo estaba blanco. Solo era la fibra

de dentro del pulpo". Lo desnudó, literalmente.

Claro, eso es chicle puro. Se ve que lo cocinó demasiado.

Si no tenemos control sobre cómo cocinarlo, mejor comprarlo así.

Ya está la mazorca, ¿no? Sí.

Cortamos la mazorca también. Vamos a ensartar las brochetas.

Esta brocheta de madera es muy fácil de conseguir.

Porque en muchos sitios las venden.

En el supermercado las venden también.

Y luego, nos va muy bien para hacer brochetas y marcar.

No solo de pulpo. De pollo, de pescado, de verdura.

De lo que queramos hacer.

Vamos a coger este, que es más fino.

Están ahí varios tamaños. Cogemos el fino, que es más fácil.

Y ya vamos poniendo pulpo. Vamos a hacerlo así, que mola más.

Pulpo, mazorca.

Que la mazorca la ponemos al revés.

Y así nos queda más estético.

Y ahora lo marcaremos. Lo marcaremos a la parrilla.

Es que es fácil. Ahí está. ¿Veis?

Una brocheta original, diferente,

que la vamos a marcar ahora. Y ya está.

Yo la voy a ir marcando.

Uno, dos, tres. Una más. Y le vamos a hacer...

Mientras la vamos marcando poco a poco,

vamos a hacer un chimichurri.

Ya sabéis que es una salsa típica argentina.

Y de Uruguay también. Y de Uruguay también.

Pero que la vamos a hacer nosotros con lo que tenemos aquí.

Simplemente, chimichurri es una mezcla,

una mezcla de hierbas,

de lo que tú le quieras poner al final. Chimichurris hay muchos.

Y que va bien para cualquier producto.

Puede ser carne, puede ser pescado.

Puede ser marisco también. O sea, que combina muy bien.

Es muy versátil. Una salsa muy fácil y muy versátil.

Bueno, nosotros le ponemos el tomate seco.

Tomate seco que vamos a picar.

El tomate seco va muy bien con el puré.

Tenemos que mirar que todo combine.

Le vamos a poner orégano.

Le vamos a poner zumo de limón,

ajo picado,

cayena, que cayena va muy bien también

porque es ese toque de picante.

Imaginaos que, normalmente,

el pulpo con patata lleva el pimentón.

Le ponemos pero picante. ¿Cómo vais con el picante?

Bien. ¿Os gusta?

Está bueno. Pues ponle, ponle.

Pues vais a ver. Ponle a tope.

Espera, Sergio. No me paso.

Voy a poner la brocheta a dorar.

¿Por qué para dorar? Ya está todo cocinado.

Simplemente, para que coja más sabor.

Y aquí tenemos esta parrilla.

Si no tenéis parrilla, puede ser una sartén, una normal.

Pero el marcado le da sabor,

lo deja dorado. Ya hemos dicho

que hay que tener dos sartenes. La grande.

La pequeña para marcar la sobrasada

y la otra para hacer la brocheta.

Venga, a marcar.

Vamos ahí. Perfecto.

Estupendo.

Qué bueno. El pulpo marcado es cuando suelta todo su sabor.

Yo digo. Ponéis esto

a vuestros padres, al novio, a la novia,

al amigo, a la amiga,

y quedáis como reyes.

¡Hum! Ya huele bien.

El pulpo así está delicioso, cocinado y luego marcado,

Vale, chimichurri. Os lo podéis apuntar

para hacer mil recetas, no solo esta,

sino también para otras.

Esto sirve para carnes, verduras, pescados, aves.

¿Tienes un bol pequeño? No. Para tú me lo vas a facilitar.

Ajo picado bien fino.

Primer toque.

Vale. Te ayudo porque veo que no llegas, ¿no?

Vamos, voy sobrado.

Tú cortas también. Venga, tomate.

Tomate. El tomate seco lo podéis encontrar

en el supermercado también,

o en el mercado.

Y, normalmente, vienen así, en aceite.

Estos los hemos hecho nosotros,

que ya os los hemos enseñado y que en la web tenéis

más de 1500 recetas para poder hacer

los menús de aquí a tres años.

Y luego, pues los encontráis en aceite.

Yo voy a utilizar un poco de este mismo aceite

con el que vienen hechos, porque es

un aceite de oliva bueno y pongo aquí.

¡Vaya pintaza, Dios mío! Vamos a poner

el aceite aquí y lo vamos gastando.

Me emociono.

Vaya pintaza. Vamos a poner

un poquito de cayena, según el gusto.

Y voy a coger el tomate seco

y lo voy a picar para el chimichurri.

Normalmente, el chimichurri lleva vinagre pero le ponemos limón.

Nos gusta más, la verdad. Eso ya es un toque nuestro.

Un poquito de limón y un poquito de orégano seco.

Le va muy bien las hierbas.

Le vamos a poner un poco de tomillo y romero.

Y perejil. "Romillo" y perejil.

Perejil. Hierbas.

Hierbas tiene que llevar.

Porque esto, normalmente, es una salsa, el chimichurri,

que se utiliza para el asado.

Al asado le va mucho las hierbas.

En este caso, la utilizamos

para un cefalópodo. Venga, paro ya el fuego.

Que se quede ahí marcando,

pero no es bueno que se pase de cocción.

Tiene que ser una cocción buena.

Hierbas frescas si tenemos y así las cuidamos,

que son muy bonitas las plantas.

Y si no tenéis frescas, pues secas.

Os digo una cosa, chicos, chicas, jóvenes.

Gente que vemos por la calle,

no hay nada que nos haga más emoción

que gente que no cocinaba, diga:

"Cocino por culpa vuestra". Gracias.

Pues los que no cocináis y no tenéis tanta práctica,

probad un día, otro día, id al mercado.

Aunque no lo hagáis perfectamente o que no se haga tan bien, hacedlo.

Y al final, si conseguís que os enganche la cocina,

vamos, es increíble.

Vais a descubrir un mundo nuevo.

Ponemos las brochetas a un lado.

Mirad qué bonito.

Al otro vamos a poner el puré. Me falta el perejil.

Lo hago así, de una manera que no cuesta nada.

Ya que hemos hecho un trabajo estético con la brocheta,

que queda bien bonito... ¿Tú has metido perejil?

Todavía no. Venga. Yo le pongo.

Coger con el puré

dos cucharas.

Y darle una forma mínimamente estética.

Que se podría poner de otra manera, como queráis. Pero así como que...

¿Romero y tomillo le has puesto? Sí.

Queda más estético, más bonito.

Este puré está buenísimo.

El toque de sobrasada es brutal.

Y ahora... ¡Toma ya! ¡Toma ya!

Ahora el chimichurri. Ponle una hierba encima

de la patata. Y ahora para colofón, el chimichurri encima.

¿Qué os parece? ¡Oh!

Huele muy rico. Pues ya veréis cómo está.

Y fácil porque no tiene gran complicación.

Venga, pongo aquí, ya que tenía puntas de cebollino.

Esto es opcional. Y aquí tenemos este pulpo.

Qué bueno. Yo ahora me comía... Bueno, es para vosotros.

La pasta rellena, que ya habéis visto

que es una receta superfácil también, apta para todos.

Exactamente. Hemos hecho aquí una brocheta de pulpo

con mazorca de maíz y puré de patatas con sobrasada.

Eso es un toque tremendo.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Gracias por estar ahí. Hasta el próximo programa.

(CANCIÓN) #Atrévete.#

#Por favor, atrévete.#

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Rigatoni rellenos y brochetas de pulpo

Torres en la cocina - Rigatoni rellenos y brochetas de pulpo

28 ene 2019

Hoy unos rigatoni, macarrones, rellenos de chorizos criollos, típicos de Argentina, Uruguay o Paraguay. Una pasta de toda la vida pero con toque exótico y diferente. De segundo unas originales brochetas de pulpo con chimichurri

ver más sobre "Torres en la cocina - Rigatoni rellenos y brochetas de pulpo" ver menos sobre "Torres en la cocina - Rigatoni rellenos y brochetas de pulpo"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios