www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4061795
Para todos los públicos Torres en la cocina - Pasta de verano y picantón - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos)

Bienvenidos un día más aquí, en "Torres en la cocina",

hace calor, tenemos calor, haremos una comida

para llevarnos fuera, para comer en la playa,

en la montaña o donde queramos.

Oy, oy, qué acabas de decir, Sergio, me lees el pensamiento,

una cesta para llevarse

a la montaña o a la playa o donde sea.

La tenías preparada. Ya te digo.

Pues, yo voy a empezar por una ensalada

de pasta que haremos, una pasta casera

con toque de albahaca, con toque de tomate,

no os explico más. Y yo tengo otra receta

que es para llevar, también, que es brutal, fácil y buenísima.

Fijaos, lo tenemos todo, a punto. Qué fiambrera más "fashion".

Venga, perfecto, vamos a empezar, vamos a hacer una pasta fresca,

casera, que si no, sabéis que la podéis comprar,

pero, en este caso, nosotros la haremos porque

le vamos a dar un toque Torres.

Hay un producto sorpresa que está aquí dentro.

Un salazón, es un salazón.

Tenéis unas tarjetas ahí, id apuntando

y a ver quién lo acierta. Es un pescado en salazón.

Y el que lo adivine tiene premio.

Exacto, luego ya vamos dando más pitas.

Hagamos la pasta, vamos a poner harina,

tomate concentrado porque vamos a hacer una pasta,

una pasta de tomate, primer toque.

Tomate concentrado, fijaos que es mucho más intenso,

nos va a dar color a la pasta.

No lo pongas todo, de momento. ¿No?

Un poco más, pero no todo.

Bueno, ya lo pusiste todo, vale, venga.

Vale, vamos a poner dos huevos.

Las cantidades, ya sabéis, os las damos siempre ahí.

En la web. Ahí va.

Y, después también y un poco de leche

que no la voy a poner toda.

Varilla manual, manos bien limpias y...

¿Un poquito más de harina? Sí, sí.

Venga, un poquito más.

Vemos que falta.

Y, venga, amasarla bien.

Para eso tenemos aquí al chaval.

Y luego, sabéis que masa hay que dejarla siempre reposar.

Siempre. Siempre, y hay que dejarla

por lo menos media hora

porque coge correa la masa

y es importante dejarla reposar muy bien.

Nosotros tenemos una en la nevera.

Ahora, le ponemos un poco de harina y la dejamos reposar.

Siempre en un trapo,

en un trapo y una vez reposada queda, fijaos, preciosa.

Oh.

Superbonita de color.

Bueno, esto es pasta fresca, casera, fácil de hacer, de verdad,

¿cuánto hemos tardado en hace esto? Casi nada.

Vale, pon esta aquí que la guardaré.

Venga, esta ya la puedes guardar, la dejamos reposar.

Vale, voy a lavarme las manos.

Y esta a la nevera. Y vamos a hacer una pasta

que es muy italiana que ya veréis,

pero le vamos a dar también otro toque Torres.

Un poquito de harina.

Sabéis que, hombre, hoy hay pastas que están

muy bien en el mercado, pero hacerte una pasta así,

realmente, primero, es divertido.

Vais a ver que es diferente, muy diferente,

y va a quedar fantástico.

Tenemos, me habían dicho, italiana, ¿no?

Sí, soy italiana. ¿De dónde eres?

De Pádova. Pádova.

Vale, vamos estirando la pasta. ¿Se te da bien hacer la pasta?

Más o menos. Más o menos, bueno.

Como a Javier, a mí se me da bien.

(RÍEN)

Bueno, albahaca fresca, preferiblemente,

si no tenemos albahaca fresa, podríamos poner albahaca seca.

Pero bueno, si tenemos fresca, mucho mejor.

Vamos a cortar estas hojas.

Oh, cómo huele.

Cómo huele, cortamos un poco en juliana.

Estiramos dos trozos.

Porque ahora veréis una cosa preciosa, superbonita

y que se puede hacer, se puede hacer con...

claro, tiene mucho sentido tomate y albahaca para la pasta.

Bueno, ponemos la albahaca, ¿veis? quien quiera que la moje,

yo no la mojo porque tiene suficiente humedad

como para ponerle más.

Ahora, pegamos, ya se pega. Es mejor pintar, pero, bueno.

Yo te digo que no es mejor pintar, pero, bueno, da igual,

da igual, no vamos ahora...

No da igual, Sergio. Sí, a mí me da igual.

(Risas)

Mira, ¿ves? Se cae, todo se cae.

No pasa nada, Javier, no pasa nada, tío.

Vale, en cuanto lo pasas una vez, ¿qué pasa?

Que no pasa nada, que ya está dentro.

¿Veis a la luz que se va integrando?

Se va quedando la albahaca, los trocitos de albahaca dentro.

Pero, a medida que lo cerramos.

cierra un poco más y ya. Y no se cae.

Ahora.

Dale ahí.

Bueno, es importante hacerla, bueno, lo más fina posible.

Veis que a medida que se va haciendo...

¿Es guay, eh? Bueno, pues tenemos aquí,

bueno, pues nuestra lámina de pasta.

Espera, que la cortamos un poco.

Primero, por la mitad para tener espacio.

Y, ahora, vamos a hacer los farfale, venga.

Esto es pues un cortapastas, un cortapastas de toda la vida.

Lo vemos, Sergio, lo vamos está bien.

Relax, relax.

Bueno, cortamos los laterales

yo en cenefa, bueno, en cenefa, en este...

con el cortapastas que hace esta forma.

Y este así. Jolín, Sergio.

Ya está, a mí me gusta hacerlo bien, Javier.

Después, cortamos otra vez.

Cortamos de nuevo, 'tracatrás'.

Y aquí, lo que hacemos es con el fino o con el que queramos.

¿No cortas por la mitad primero?

No te preocupes, ya verás, vamos a hacerlo tras, tras.

Y esto es un poco que se vea también.

Se pueden hacer de muchas maneras, pero para hacer ahora...

La mariposa.

Farfale.

Vale, ahora, los haremos

más pequeños o grandes o como quieras.

¿Y ahora, por qué...? Bueno, es igual, vale.

Vamos allá, y ahora para hacerlo

los dos dedos.

Y apretar.

Y aquí está.

Y, luego, mientras más fina la pasta, mejor a la hora

de cocer porque también menos nos tardará

porque esto en un hervor, un minuto está nada, pim, pam.

Es muy, muy rápido.

Bueno, lo que sí es importante es dejarla secar un poco

para que mantenga bien la estructura, la forma.

Entonces, ahora la ponéis encima de un paño en un sitio seco

y se seca muy rápido.

Bueno, rápido, hay que esperar un rato.

Bueno. Hombre, Requena.

Aquí traigo lo seco. Estos los hemos hecho

hace un par de horas, fijaos Ya están...

Se han secado. Dos horas en un lugar seco y ya.

Que por cierto, cómo se nota que los hemos hecho tú y yo.

Sí, están algo mejor que los de Sergio,

encima los ha cortado rectos. A mí me gustan más estos.

Yo no lo entiendo, macho, no lo entiendo, lo corta recto...

Hoy no, Sergio. Dice: "Los voy a hacer rectos",

lo corta torcido... Usa estos y ya está.

Hay que ponerle imaginación. Gracias, Reque.

Hasta luego. Sois muy mecánicos los dos.

No puede ser.

Bueno, aquí lo veis.

Preciosa con forma de mariposa como decíamos.

Vamos, esto yo como sigas así,

Sergio, de verdad, te quito una copas de las tuyas.

Mirad, con la albahaca, el tomate. Está que no se aguanta.

como ya sabéis. Es para quitarte una copa,

te lo juro, yo... los de arriba,

yo de vosotros le quitaría una copa a él y me la daría a mí.

De vosotros.

Claro, yo no entiendo cuando ves que no hay manera de poder...

llegar a tu contrincante le haces la zancadilla,

haces cualquier cosa. Ayúdame con esto, vamos a hacer...

La esencia de la pasta, o sea, la esencia que acompañará

a la pasta, aquí tenemos un bol y como el tema va de salazones,

¿rellenasteis las cartulinas, las tenéis, no?

¿Todos? Vale, antes de destapar...

¿Queréis más pistas o no? No, no des más.

Es un pescado... Hombre, si les dices...

Así.

¿Eh? Ah, sí, ya dicen, un pescado así.

Ya están, ya lo sabe, Javi, tio. Así, tampoco no es pequeño.

Ya lo he dicho yo con la pista que he dado ya estaba.

Bueno, picamos apio.

El blanco del apio o el verde del apio.

Cebolla tierna en daditos así.

Y si no, habrá gente que dirá:

"Yo compro la pasta porque no me...", pues vale.

También puede ser. La pasta, como tarda poquísimo,

pues esperamos. Vale, aquí cebolla tierna,

también tenemos aceituna. Bueno, la enfriarás, igualmente.

En este caso, aceituna muerta,

pero podría ser verde, una aceituna gordal, fantástica

Tomate de rama que es buena temporada,

ahora ya tenemos buen tomate.

Un tomate pera pequeño cortaremos por la mitad

y lo vamos a poner aquí. Esta ensalada me alucina.

Yo me la hago mucho en casa. Javi no tanto porque...

No, yo, no, vale,

tenemos aquí alcaparras también. Exactamente.

Vale, voy a poner aceite de oliva. ¿Cómo no?

No nos puede faltar.

Y seamos generosos. Un toque de vinagre.

Un vinagre de Jerez.

Un poquito de zumo de limón, que le va.

Y, ahora, nos faltaría el ingrediente sorpresa.

No es fácil. A ver...

Vamos a ver. Dame la mitad.

Madre mía, sí que somos, ¿no? Somos un montón.

Alguien ha puesto aquí salmonete y lo ha tachado.

(Risas) Ha dicho: "Me he colado".

Salmón, no. Merluza, tampoco.

Bacalao, no. Di tú una y yo otra.

Salmón, no. ¿Sandía?

¡Ah, no, sardina!

(Risas) Tampoco.

Aquí hay uno que sí, pero me lo guardo.

Sardina, tampoco. (RÍE)

Boquerón, anchoas. Boquerón, anchoas. Tampoco.

Bacalao, tampoco. Nada.

Bacalao, sardina, tampoco.

Y yo aquí tengo a... a la... Eh...

Laura, Javi. ¿Laura?

Luana. Ah, Luana, perdón.

Arenque. (PÚBLICO) Ah...

(Aplausos) Sí, yo, eh...

Bueno, tengo que decir... Muy bien.

Tengo que decir que solo tengo una bolsa.

Luego os daré a los tres que habéis acertado,

porque habéis dicho tres personas arenque.

Alguien lo ha dicho por ahí. Arengada.

Sí, sí. Arengada también.

Habéis sido tres, pero de momento solo tengo una.

Gracias. Te lo doy a ti, luego a vosotras.

Bueno, vamos a poner otro descubrimiento que es opcional,

pero que a mí es una cosa que me fascina también.

Bueno, a los dos nos fascina: hueva de maruca.

Opcional, ¿eh? Que se puede encontrar.

Esto lo encontráis si miráis en el mercado

y miráis donde venden salazones y todo eso.

Hueva de maruca vais a encontrar.

Le da un toque, una cremosidad brutal.

Entonces, vamos a poner un poco. Y, Javier, puedes traer el arenque.

Lo tenemos debajo de la campana.

Este es un arenque ahumado. ¡Tachán!

Bueno, arenque y huevas de arenque.

Que se encuentran, que son supereconómicas

y tienen un sabor bastante... bastante intenso.

Opcional también la hueva, ¿eh?

El caviar. Voy a poner más apio,

que le va aquí. Venga, perfecto.

Vamos a poner, a desmenuzar un poco.

Ya le he puesto el... la hueva, la hueva de... de maruca.

Vale. Agua hirviendo.

La pasta, esta pasta, claro, es tan fina que es que es, eh...

Es un hervor. Aceite al agua no.

Yo tampoco le pongo nunca.

Ponemos. Y aquí ya tengo para escurrir.

Buah, superbuena, ¿eh? La pasta siempre al dente,

que es cuando conserva su textura... su textura natural.

Queso pecorino, un queso fantástico,

buenísimo, italiano. Podría ser otro tipo de queso,

pero este es un queso superbueno. Vamos a poner un poco luego encima.

Viene de pécora. Ajá.

Pécora quiere decir oveja en italiano, ¿no?

Correcto, perfecto. Vale. Ahora sí que ya está.

Esta sí que la vamos a enfriar en agua,

porque lo que queremos es una ensalada de pasta.

Queremos una ensalada de pasta y la queremos fría.

Entonces, podemos enfriar perfectamente.

Vale. ¿Tú lo tienes todo?

Yo lo tengo todo. Muy bien.

Que habría que mezclarlo... pon todo aquí.

Ponlo en una olla y así ya pongo todo dentro y lo mezclamos.

Muy bien. Aquí ahora...

Esta, fijaos, pues, bueno, ha quedado muy bonita,

eso sí es verdad, porque tiene la...

La albahaca dentro. Y queda precioso.

Exactamente. ¿Veis? Esta está muy bonita.

Veis que esta está perfecta.

Trae la olla. Lo mezclamos ahí.

Pon tú. Pon.

Pon tú. Pon.

Pon tú.

Vale. Bien. Ahora la pasta.

Venga, y el queso, que lo pondremos encima y ya está.

Y yo voy a hacer el queso. ¿O ya lo has hecho?

No, hay que rallarlo y ya está.

Porque nosotros tenemos dos recipientes:

uno, que lo haríamos aquí, para llevar.

Que pondremos un poco aquí y el resto lo pondremos...

Vamos a poner un poco aquí para llevarnos.

Qué bueno es este queso, ¿eh? Al campo, que nos vamos al campo.

Ahora, también podría ser un manchego de aquí de la tierra.

No vamos al campo, nos vamos al huerto,

que tenemos un huerto donde nos cultivan ahí

unas verduras ecológicas y un poco de todo.

Pues vamos allí a dar una vuelta y, como le echamos una mano allí

al... a la gente que nos ayuda a trabajar el campo,

a mitad de mañana pues les damos aquí un tentempié.

Sergio, acaba con brotes de albahaca.

O a mitad de tarde ya. ¿Eh? Unos brotes de albahaca.

Dos o tres. Y ya, esto ya, vamos, es de... de cine.

Venga, dos. Aquí. Tras y tras.

Y ya lo tenemos. Venga, perfectamente.

Ahí tenemos. Pasta para llevar.

Vamos con la segunda receta, receta, recetón. ¡Pero recetón!

Bueno, recetón, ¿no lo era la primera o qué?

Bueno, está bien, pero esta es mejor.

Es un picantón. Un picantón que vamos a hacer en escabeche.

Pero un escabeche especial, porque va a ser de vino tinto.

¿Qué pasa? Que el escabeche es perfecto para llevárselo

y para que aguante bien.

Entonces, vamos a empezar. Es un escabeche tuneado, ¿eh?

También hay que decirlo, porque ya veréis.

(AMBOS) Con toque Torres. Es verdad, sí.

Toque Torres Javier.

(Risas)

Bueno, lo primero que hacemos: separamos los muslos.

¿De quién...? Dilo mirándome a los ojos.

¿De quién has aprendido a hacer el escabeche

poniéndole el vinagre al final? (RÍE SARCÁSTICAMENTE)

¿De quién? De ti no. De ti no.

Que, que, que, que, que, que...

No digo nada. Vale, seguimos.

Hacemos... sacamos también las pechugas..

Que esto lo podemos pedir, ¿eh?

Ya sabéis que el carnicero esto nos lo hace pero... vamos.

Volando. Bueno, picantón, ya sabéis,

es de la familia del pollo, pero es más pequeñito.

Y hemos decidido pues, bueno, también cambiar un poco, variar.

Incluso con otras carnes también se podría hacer esto.

Vale, Sergio, córtalo bien pequeño. Venga, vamos.

Yo me voy a quedar aquí lo que son las alas.

El alón también lo vamos a usar para la salsa,

porque vamos a hacer...

Vamos a hacer ahí un toque muy interesante.

Ahí está, perfecto. Ya lo tenemos.

Yo ya la tengo. Qué rápido, ¿no?

Hombre, claro. Eres muy rápido.

Siguiente paso: vamos a dorar la carcasa.

Bueno, vamos a hacer una salsa, ¿no?

Sí. Vamos... sí, pero vamos a dorar la carcasa con cebolla.

Venga, yo ya lo tengo aquí. Que ya la puedes poner aquí.

Voy.

O pinche. ¿Cómo prefieres?

¿Eh? Vale, cebolla.

En juliana. Total, va a ser la salsa,

pero la cebolla sabéis que es dulce, saca el dulce

y queda muy buena. Voy a poner media cebolla.

Media cebolla. La otra media la aprovecharé para otra cosa.

Y, ahora, eso sí, le damos un poco de caña al fuego,

porque nos interesa... rustir.

Rustir, que dore, que saque el sabor la carcasa.

Después, ¿qué más le vamos a poner?

Piel de naranja.

Toque, supertoque, le va superbien.

Y, Sergio, tú vas a hacer zumo. Con la naranja,

cocina de aprovechamiento. Espera, dame un poco más.

Que le va a ir bien. Espera, ya te doy yo,

has sacado lo blanco, ¿ves? El blanco no lo pongo.

Siempre quitamos el blanco de la piel porque amarga.

Y lo que queremos es el aroma de la piel de naranja.

Lo mismo con el limón.

El escabeche normalmente se hace con vino blanco.

Bueno, se hace con vinagre.

Este lo vamos a hacer con vino tinto.

Con vino tinto, que va a quedar mucho más interesante.

Vale, mojamos con vino tinto.

Ya está. Bueno, un poquito más.

Y, ahora... no, un poquito más.

Ponle vino. No, un poquito...

(Risas)

Y, ahora, dejamos aquí pues cocinar.

Porque así, ¿qué pasa?

Que vamos a tener un vino superaromatizado con la carcasa.

Va a tener el sabor del... del picantón.

Y eso nos va a potenciar, al final, el escabeche.

¿Qué pasa? El vino tinto, cuando se cocina tiene algo de acidez,

y más cuando se reduce.

Nosotros no utilizamos, normalmente, azúcar refinada,

sino utilizamos miel,

que es mucho más sana

y aquí nos va a quitar esa acidez fuerte.

Vamos con los muslos, Sergio.

Pues vamos a dorarlos, ¿no? Métele caña. Métele caña.

Ya tiene. Pero vamos a pulirlos un poco.

Vale. Pues venga, vamos a cortarlos.

Lo que vamos a hacer, es coger.

Toma. Tú uno y yo otro. Venga.

Y cortar. Siempre tiene aquí una junta, que decimos nosotros.

Pues es, sin resistencia, darle una forma estética, bonita.

Ya sabéis que la estética en la cocina también es importante.

Vale. Sobre todo, el sabor.

Y la estética. Es buscar la articulación.

Sergio no sé lo que ha dicho. Ha dicho algo raro.

La junta. Yo digo "la junta".

No pasa nada. Y ahora, si se quiere, es opcional,

pues pulirlo un poco para que quede más estético.

Pero eso es opcional y a mí me gusta.

Oye, que es más bonito, más interesante, más...

Más pulido.

¿Veis? Cortamos Y ahora esto, con el calor,

ya se contrae y queda el muslito ahí impecable y bien bonito.

Vale. Vamos allá.

Un poquito de sal y pimienta.

Todos los restos, pues, aquí,

a la olla donde estamos haciendo el caldo, que nos va de fábula.

Tenemos las alitas, que también nos van a servir.

Esto, os digo, es un platazo. ¿Cómo lo veis?

Yo creo que tenéis un hambre que...

Hay prueba. En este plato, también tenéis sorpresa, eh.

Yo lo que sí voy a hacer ahora,

es que yo tenía dos bolsas por ahí.

¿Quién era? Una eras tú.

Venga, muy bien. Habías acertado. Y otra eras tú. Perfecto.

Aquí tenéis. Muy bien. Gracias.

Lo prometido es deuda. Bueno, ponemos a dorar.

Y, bueno, el escabeche se hace con verduras.

Y veis que aquí hay muchas verduras.

Pero yo voy a utilizar dos verduras

que no son habituales hacerlas en un escabeche.

Ajo en camisa. Ahí está.

A dorar.

Hoja de laurel, también.

Normalmente, no se concibe un escabeche

si no lleva la hoja de laurel.

Le va bien. Le va muy bien.

Ponemos laurel y una rama de tomillo.

Un poco de tomillo fresco que tengo aquí.

Y si no, seco, eh. Lo que tengamos.

Veis que no hemos puesto las pechugas.

¿Qué pasa con las pechugas?

Las vamos a hacer después, en otra cocción.

Porque la pechuga, para nosotros,

si tú la pones aquí y la cocinas mucho,

queda seca. Seca, astillosa.

Y lo vamos a hacer de una manera para que quede jugosa

y que quede muy buena y muy tierna.

Vale. ¿Qué tenemos? El zumo de la naranja.

Toque también. Un toque muy bueno.

Trae un colador, Sergio, porque esto ya lo tendremos.

Y, entonces, ponemos el zumo. No. Aquí no hace falta.

Zumo de la naranja. Y ahora, el vino tinto,

que tiene todo el sabor de la carcasa del picantón.

Ahora sí que bajamos un poco el fuego.

¿Tú has dicho que vayan apuntando? Sí. Lo tenéis ya, ¿no?

Vale, vale.

Y tapamos unos 15 minutos. Venga, yo recojo.

Venga, va. Pues venga.

Ahí está.

Tenéis el nombre también, eh. Sí.

Vale. ¿Lo tenemos todo? Venga. Lo tenemos.

Ah, no. Hay uno más ahí.

A ver. Vamos a ver.

(RÍE)

A ver.

Apio. Eh... Bueno.

Judías. Que acertéis las dos...

Lombarda y yuca. Alcachofa, flor de calabacín.

Apio. No. Aquí hay uno. Jengibre y calabacín. Tampoco.

Pero que no es de los dos.

Alcachofa, tampoco. Espárrago, brócoli, tampoco.

Patata, tampoco. Yo tengo uno que tiene una.

Aquí hay uno que tiene una.

Y nabo, tampoco. Bueno, yo también.

Ninguno lo habéis acertado.

¡Oh! (PÚBLICO) ¡Oh!

No al completo, pero los que han puesto una,

sí que ganarán. Vale.

Bueno, hay que hacer un re... por ahí.

¡Ta, ta, tachán!

(Redoble de tambores)

(Risas) Venga, Javi.

(Exclamaciones) Coliflor y chirivía.

Tú. Es chirivía.

Ella había vuelto a... Tú has vuelto a...

Inma también. He puesto las dos.

Ha dicho coliflor. Sí, sí.

Vale. Chirivía. Chirivía, fantástica.

¿Dónde estás? Aquí. Muy bien.

Hombre, además, tú nos has ayudado.

Muy bien. Pero había una segunda persona.

No, porque era Luana, pero ya le habíamos dicho

que, como ya había ganado, pues que la guardábamos.

Dejamos cocinar un poquito ahí el picantón.

Son 15 minutos. Es muy rápido, tierno.

El tiempo de preparar las verduras. Venga.

Bueno, han pasado 15 minutos y esto ya está. Fijaos.

¡Oh! Bueno, ya va cogiendo cuerpo.

Vamos a poner la chirivía, que la hemos cortado pequeñita

para que tenga la misma cocción que la coliflor.

Y aquí hemos hecho, pues, bueno...

Ya sabéis que siempre hacemos un poco los ramilletes.

En vez de cortar la coliflor,

que se vea bonita, que se vea estética.

Ponemos la coliflor.

Es que, normalmente, las verduras del escabeche

son la zanahoria, la cebolla.

Oye, que podrían ponerla. El puerro.

Pero este es toque Torres. Es diferente. ¿Vale?

Que podría ser también, eh. Podría ser. Claro.

Lo que... lo que uno quiera. Vale.

Entonces, ahora, entra aquí. La chirivía es como una zanahoria.

Es muy parecido. El sabor y todo sabe a zanahoria.

Entra aquí la pechuga. ¿Os acordáis de la pechuga?

Hemos dicho: "Le vamos a dar otra cocción".

Entonces, le damos sal y pimienta por las dos caras.

Bueno, lo que ha caído ya.

Y ahora, siempre por la parte de la piel...

Ha caído por todos lados.

Ponemos un poquito de aceite. Pero ya estás tú para limpiar.

No pasa nada. Últimamente, no veas, eh.

No hago más que limpiar.

Por la parte de la piel, vamos dorando.

¿Vale? Que quede bien dorada, bien crujiente.

Mientras más cocine por la piel, más hidratada la carne.

Otro tipo de cocción para que no esté tan astillosa,

tan seca. Sí. Porque la dejamos un pelín...

Bueno, la dejamos cocinada, pero un pelín rosada.

Y luego, la vamos a añadir al guiso.

Y un poco de verde. Son dos cocciones, también.

Al final, le voy a poner

un poquito de aceite crudo, aceite de oliva.

¿A qué? Al guiso.

Bueno, y le falta algo más, ¿no? ¿Sabes lo que es o no?

¿Qué? No me lo puedo creer.

(Risas) El vinagre. Bueno, ya lo sé.

Ah, vale, vale. Vale, vale. ¡Eh!

Luego, ya, cuando esté un poco más frío, lo empataremos aquí,

lo pondremos aquí para llevarlo de picnic.

Vale. Lo tenemos.

No hace falta cocinarlo 100%,

porque ahora...

le vamos a dar, nada, tres cortes. Dale la vuelta.

No. Bueno, sí. Para cortarlo.

Es más fácil cortarlo por la parte...

Tres cortes. Muy bien.

Y ahora, ya lo añadimos al guiso.

Voy a bajar un pelín.

Fijaos que ya está espesando. Esto está delicioso.

Ahora, ponemos.

Que se termine de cocinar, que eso será

con el propio calor, se termina de cocinar perfectamente.

Y luego, nos va a quedar, de esta manera, superjugosa.

Y no pierde absolutamente nada.

Queda mucho más interesante.

Y dos cocciones, lo que decimos. O sea, que da mucho más juego.

Vale. ¿Tú tienes el cebollino? Y el vinagre.

Vinagre, Javier. Exactamente.

El vinagre lo vas a poner ahora.

Nada, le doy un hervor, para que aguante el calor.

Venga, ya lo tenemos. Esto, con el calor, se va a hacer.

Sergio, el vinagre fuera del fuego. Apaga el fuego.

Importante. ¿Por qué fuera del fuego?

Para no perder las propiedades aromáticas del vinagre.

Y eso realza, potencia el sabor y lo deja brutal.

Venga, dale unas vueltas. Ya está. ¡Ay!

Ya está. Y ahora, ya toque...

Terminamos con el cebollino.

Y vaya pedazo de escabeche.

Y un poco de aceite de oliva virgen encima. Ya está.

Bueno, y que lleve cebollino, o cebolla tierna o lo que queráis.

Ahí está. A disfrutarlo.

Picantón en escabeche.

(Suena "Despacito" de Luis Fonsi)

Bueno, lo tenemos todo, ¿no? Tengo superensalada de pasta.

El superpicantón en escabeche. Ya tenemos aquí las bebidas.

Tenemos todo. Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Pero hoy nos vamos fuera a comerlo. Que hace un sol tremendo.

Adiós. Hasta el próximo programa. Adiós.

Bueno, a ver qué han emplatado esta gente y qué tienen por allí.

Lo que tengo, es un hambre ya... Yo también. Llegamos, llegamos.

  • Pasta de verano y picantón

Torres en la cocina - Pasta de verano y picantón

12 jun 2017

Hoy dos platos especialmente indicados para transportar y comer fuera. De primero, prepararán una ensalada de pasta con salazones y muchos toques personales. De segundo, elaborarán un escabeche de picantón al vino tinto.

ver más sobre "Torres en la cocina - Pasta de verano y picantón" ver menos sobre "Torres en la cocina - Pasta de verano y picantón"
Programas completos (482)
Clips

Los últimos 1.600 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios