www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4653034
Para todos los públicos Torres en la cocina - Ñoquis con queso y salmonete al horno - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos y vítores)

Bienvenidos a "Torres en la cocina".

Traemos un menú de verano rápido y original.

La verdad es que va a estar muy bien.

Vamos a empezar por unos ñoquis

con un relleno muy mediterráneo y diferentes.

Y una salsa de queso.

Y después vamos a hacer unos salmonetes al horno

muy interesantes.

Es uno de mis pescados preferidos, ¿eh?

Bueno, y el mío también.

El salmonete nos gusta a los dos.

Vamos con la salsa de queso.

Vamos con una salsa de queso muy fácil.

Ya veréis, muy fácil esta salsa.

Veréis que estos ñoquis son fáciles de hacer.

Pero tienen un rollo tremendo.

Y además es un plato muy socorrido,

que está muy bien.

Crema de leche. Exactamente.

Ponemos a reducir.

De momento todo bien, ¿no?

Tenemos a alguien en el público que no le gusta el queso.

Eso va a ser un problema. ¡Oh, oh!

Vamos a ver cómo lo hacemos.

Bueno, hay más cosas.

Luego el salmonete lo podréis comer.

Venga. Bueno, fijaros qué maravilla.

Qué maravilla de quesos.

Bueno, aquí tenemos un gorgonzola.

Yo creo que es de los quesos...

Creo no, el gorgonzola es el tipo de queso

que más me gusta a mí.

Sí, y a mí. A ti no lo sé.

Porque tiene una untuosidad. ¿Cómo que a mí no lo sabes?

No lo sé. Claro que lo sabes.

¿Veis las vetas esas verdes pequeñitas?

Son bacterias buenas que ayudan al queso

a hacerlo más sabroso, más bueno.

Es uno de los quesos azules más suaves que hay.

Y después a los ñoquis le pondremos parmesano.

Exactamente. Es denominación de origen,

es un queso espectacular. Bueno, ya lo conocéis.

Pero vale, gorgonzola también. Piamonte, Lombardía,

toda la zona de cerca de Milán también

es una zona muy quesera,

de mucha vaca, de mucho monte, mucho pasto.

Y salen estos quesos que son increíbles.

También los tenemos muy buenos aquí, pero...

este es uno de los quesos que más nos gusta.

Vamos a reducir un poco la nata.

Y luego son ñoquis, le va muy bien este queso.

Tiene... tiene el tema. Deja que reduzca un poco,

Javier, antes de ponerle el queso.

Lo dejamos reducir un poco. Reducir.

Hemos hecho ñoquis más de una vez en el programa.

Siempre lo hemos dicho, nosotros hemos cocinado

la patata porque tiene que enfriar.

Y es importante cocinarla con piel.

Aquí hay que cocinarla con piel siempre. ¿Por qué?

Porque de esta manera no coge agua la patata.

La piel nos impermeabiliza la patata

y todo el almidón que es el que nos hace

que luego ligue, que quede bien prieto ese ñoquis

lo conseguimos así.

Y después el mejor invento, de los mejores inventos

que se ha hecho en la... vamos, en el mundo,

que es el pasapurés.

Yo recuerdo de pequeño en casa darle...

estar ahí con la manivela en la cocina.

¿Te acuerdas o no? Yo también, sí, sí.

Yo más. Bueno, yo más.

Bueno, patata monalisa.

Una patata súper versátil además, ¿eh?

Súper bonita la patata, ya lo veis,

que es una patata que estéticamente

todos nos tiramos a ella porque es bonita.

Es como muy blanca. Por eso se le llama monalisa.

Y que para hervir sabéis que es la mejor.

Porque es mona. Es muy mona.

Oye, igual viene de eso,

porque la patata es mona y de eso, Monalisa.

Puede ser. En todos los mercados

encontráis monalisa. Eso es, vamos...

Veréis que es un ñoqui que le vamos a dar

un toque Torres diferente.

Y va a ser un poquito más grande de lo normal.

Pero poquito. Un poquito.

Cortamos.

Y eso, como decía Sergio, con la piel no absorbe agua

y nos quedará mucho mejor.

Métele caña.

Vale, vamos a ir con...

Le pondremos sal.

Le pondremos harina.

Harina de trigo, aunque...

Y le pondremos huevo.

Nosotros lo vamos a hacer con harina de trigo.

Pero si queréis hacerlo con harina de maíz

porque tenéis intolerancia es lo mismo,

también se puede hacer.

Y queda igual de bien. Sí.

Podría ser harina de trigo o harina de maíz.

Nosotros en este caso de trigo.

Un huevo y voy a picar unas hierbas aromáticas.

Romero y tomillo.

"Romillo" le vamos a poner. Bueno, siendo italiano

le vamos a poner orégano, que tengo orégano fresco,

que es este de aquí. Le vamos a poner orégano,

que también le va muy bien.

Y tomillo... y romero.

Ponemos de los tres.

Bien, la patata con el pasapurés es mejor

que no triturarla, porque evidentemente

nos queda mucho más entera y para trabajar es mucho mejor.

Fijaros la crema de leche que ya está reduciendo.

Le voy a poner el queso, ¿eh?

El queso lo va a espesar.

Bueno, es que este queso... Dentro.

Y ahora lo vamos a fundir.

¿O pongo un poco más? Cómo huelen las hierbas.

Va, un poco más. Está el tomillo en flor,

Veis que está florecido.

Uf, cómo huele. Madre mía.

Qué bueno.

Vale, y ahora mezclamos.

Dejaremos cocinar un poquito más.

Ya está. Que nos espese un poco.

Y ya tenemos la sala a punto. Ponle pimienta.

Exacto, poner a punto de sal y pimienta.

Pero antes probar, ¿eh?

El queso es potente, igual sal no hace falta.

Salsa de queso. Vamos. Muy bien.

Venga, patatas que Javier ha pasado por el pasapuré.

Hierbas aromáticas.

Un huevo.

Bueno, un huevo no, le voy a poner la yema

que es lo que lleva normalmente.

Ponemos la yema de huevo. Qué salsa más buena

y más fácil, ¿eh?

Perfecto. Ponemos.

Ya la puedes poner harina. Harina. Harina de trigo.

Y un poco de sal. Sal que tiene que llevar,

si no la patata... No la pongo toda, ¿no?

Ponla toda. Casi toda, vaya. Te la va a aceptar, ¿eh?

Depende de la humedad de la patata.

Yo dejo un poquito de harina por si acaso.

Venga, "remen" ahí.

Utilizas una palabras, Sergio, muy raras.

Ya, a veces... es el argot.

Y trabajamos, ya veis que es una masa

muy fácil de trabajar.

Se puede hacer en casa muy fácil.

Y luego yo me he quedado sorprendido

porque he visto que cada español consume...

20 kilos. 26 kilos. 25.

Tú eres muy listo, ¿eh?

Tú eres muy listo, no dejas ni...

Esto ya es un ñoqui.

Tal cual está así ya podríamos hacerlo.

Ya sabéis que la forma se hace luego con el tenedor.

Patapam.

Esto ya sería un ñoqui.

Pero nosotros vamos a ir más allá,

como siempre hacemos en este programa.

En Uruguay yo creo que es... un ñoqui es un bollo.

Yo estoy seguro que viene de ahí.

Que mola eso también:

"Me he pegado un ñoqui con el coche", sería.

Algo así.

En Uruguay. Venga.

Mirad qué fácil, qué bien se trabaja.

Que también nos veis desde Uruguay.

Súper, ya tendríamos aquí la masa de los ñoqui.

Dejamos reposar un momento. Vamos al relleno.

Vamos a hacer un relleno que vais a ver.

Hemos dicho mediterráneo, ¿eh? Pero tú lo has dicho.

Porque vamos a rellenar el ñoqui.

Vamos a rellenar los ñoquis.

Espectacular, esto no se ha visto nunca.

Porque ya de por sí es bueno, pues relleno ya alucinas.

Más o menos en tamaño van a ser como...

vamos a intentar que sean como un huevo de codorniz,

que es un tamaño perfecto.

Fijaros qué tenemos. Normalmente si estuviéramos

en Italia lo haríamos con tomate seco.

Pero como estamos aquí hemos dicho:

"Pues le vamos a poner una ñora."

Un ñora magnífica, que ya sabéis

que es este pimiento redondo

que se hidrata y que lo que se recupera

es la carne que tiene en el interior.

Esta carne de aquí es lo que se recupera.

¿Qué vamos a hacer? Un pesto rojo.

Correcto, correcto.

Un pesto rojo. Y al ñoqui le va la ñora.

(Risas)

¡Uf!

(IRÓNICO) Qué bueno, tío.

Era un chiste flojillo, pero me miran raros aquí.

Qué, no ha molado, ¿no? Bueno, ya está. Ya paro.

Vamos a españolizar el pesto rojo,

que es, ya sabéis, típico del Sur de Italia.

Pero nosotros le vamos a dar primero el pimiento...

la ñora en este caso.

Sabéis que es muy típica de toda la Cuenca Mediterránea.

En lugar del tomate seco, lo cambiamos.

Exactamente. Mirad, esta carne es buenísima.

Y sabéis que el pesto normalmente lleva piñones.

Pues nosotros le vamos a poner las pipas de calabaza,

que también es muy de aquí.

Y muy energéticas. Pipas de calabaza.

Muy sanas.

¿El origen de la ñora lo sabes o no, Sergio?

Si no te lo digo.

Yo te lo digo, era de los frailes jerónimos

que... en Murcia, ¿no?

Yo sabía que era de Murcia,

pero eso de los jerónimos y demás no.

Claro, pues de los frailes. Esto es muy antiguo.

Venga, ya lo tenemos. Esta y ya está.

Pipas de girasol.

Somos unos enamorados y unos fans

de las pipas de girasol.

Ay, pipas de calabaza.

Que también podrían ser pipas de girasol.

También. Calabaza, girasol.

Las voy a poner todas, ¿eh?

Mirad la salsa qué rollo está cogiendo, ¿eh?

La dejo ahí tranquila, a su rollo.

Vamos a poner queso "parmigiano reggiano".

Esto es un queso italiano con denominación de origen.

Yo cuando voy a comprar, que es en tiendas

especializadas dentro del mercado.

Viva el mercado.

Es: "Dame el más viejo que tengas."

El más viejo, aunque esté duro o durísimo,

luego la potencia de sabor,

la curación en el parmesano es buenísima.

Se nota mucho en el sabor. Sí.

Son quesos muy grandes y que valen una pasta.

Sí, los bancos lo aceptan como aval.

Exacto. Como dinero.

Vale, vamos a triturar. Venga, lo tenemos.

Una gota de aceite, Sergio.

Pero una gota, porque lleva la ñora.

Vamos primero a verlo.

Si le hace falta le ponemos. Y si no, no.

Trituramos y esto tiene que ser una pasta.

Ahora le ponemos un poquito de albahaca.

Correcto, albahaca.

Picamos un poco así.

Si lo ponemos al final no se oxida tanto.

Correcto. Ahí está, fresco.

Albahaca, frescor.

Ya veis, este va a ser el relleno de nuestros ñoquis.

¿Salsa de queso, el ñoqui y el relleno? Éxito.

Perfecto, ya tenemos el pesto rojo

que vamos a utilizar para rellenar los ñoquis.

O sea, que ya tiene una pintaka que no veas.

Aquí tenemos la crema de leche con el gorgonzola.

Aquí tenemos agua para hervir los ñoqui.

Ya veis, más simple imposible.

Y la patata que hemos puesto con la harina, las hierbas,

la yema de huevo y un poquito de sal.

Oye, qué olor, ¿eh? No, es que está...

Qué buen olor tiene. Y ahora nos vamos a divertir

haciendo los ñoquis y los vamos a rellenar.

Yo pensaba en un ñoqui, y ya lo habíamos dicho...

Mira, vamos a estirar aquí. Vamos a estirarlos con...

luego para las pizzas, para la pasta también,

la semolina, que es el trigo. Sémola de trigo.

La sémola de trigo pero más finita.

Que podría ser harina, ¿eh?

Pero ya que lo tenemos es mucho mejor para trabajar.

Vamos a hacerlas iguales, Javi, para que no sea...

Mira, esto sería un huevo de codorniz. A ver la tuya.

Esto es un huevo de codorniz. Vale, igual.

Hacemos un agujerito con el dedo.

Con la semolina para que no se nos pegue.

Y luego cogemos simplemente un poquito con la mano.

La mitad voy a coger. Y rellenamos.

Esto como tiene mucha potencia de sabor no se trata

de poner mucha cantidad tampoco, ¿eh?

Lo escondemos dentro.

Y lo cerramos.

Buah, esto tiene que estar buenísimo.

Y le damos ya la forma de ñoqui.

Patapam.

Bueno, hacemos así ahora.

Y se podría hacer la forma con el tenedor si queréis.

Luego se la damos. Se la voy a hacer.

Vamos a hacer algunos primero.

Veis que es así. Eso es fácil porque cogéis

y os lo traéis hacia vosotros.

Es como una croquetilla, ¿no?

Pues sí.

Ya está, ya lo tenemos. Tienes uno marcado.

Y vas haciendo así.

Venga, perfecto, vamos a pasarlos.

Ya tenemos aquí una buena cantidad.

Agua hirviendo, sal, nada más.

Y los vamos a hervir aquí dentro.

La cocción es súper corta, son dos minutos.

Ya tenemos cocinada la patata. Es simplemente darle un poco

de cocción a la harina y ya está.

Luego se pueden saltear o no.

Nosotros hoy no los vamos a saltear en una sartén,

simplemente los vamos a meter con la salsa

y vamos a emplatar.

Fijaros qué recetón más simple.

¿Que lleva elaboración?

El hacer el ñoqui, pero luego nada más.

No, es una receta muy fácil, muy rápida.

Y ya decimos, eso, pones a los niños.

Exactamente.

Que lo hagan ellos. Niños, haced ñoquis.

Los tienes distraídos, te hacen la comida.

Hay que ver si los hacen, claro, luego también.

Vale, perfecto. La masa ha quedado perfecta.

Estaba compacta, estaban...

Tú ya lo notas, cuando tocas la masa y no se te pega

en las manos para hacer el ñoqui, es perfecta.

Voy a cortar un poquito de albahaca en juliana.

Venga, lo saco ya, ¿eh?

Veis que queda perfecta.

Ya el resto de cocción se lo vamos a dar en la salsa.

Os digo, manipulable total. No se rompen ni pasa nada.

O sea, los podemos coger.

Y luego te los comes y dentro explota

ese pesto rojo que hemos hecho con el pimiento choricero,

albahaca, con las hierbas.

¡Mira, mira, mira! ¡Espectáculo!

Increíble, ¿eh? Ya está, ya lo tenemos.

Platazo, señoras y señores, con todo nuestro amor.

Los puedes coger porque no se rompen

y quedan súper enteros, que eso también es la yema

de huevo que ayuda, y evidentemente la harina.

Buah, Dios mío, qué olor. Y ponle salsa ahí.

Me estoy poniendo nervioso. Emborráchalos, ¿eh?

Voy a poner con una cuchara, que esto lo merece.

Hay que poner salsa, pero tampoco pasarse, ¿eh?

Hombre, eso me lo bebo yo, Javier ahora mismo.

Vale, Sergio, la juliana de albahaca.

Estos platos son de estos que te ponen nervioso

de los buenos que son. Un poquito de aceite de oliva.

Muy bien, y aquí tenemos estos fantásticos ñoquis.

¡Uf!

Perfecto. Primer platazo del día,

que tiene una pinta que me lo voy a comer.

Y ahora vamos con los salmonetes.

Unos salmonetes en papillote que tiene mucho toque

y tiene mucho truco también.

Hombre, está súper bien.

Vamos a hacer el relleno primero.

Correcto. Tenemos puerro,

que lo ponemos así, lo cortamos y lo abrimos.

Y lo ponemos en agua así porque así como tiene

mucha tierra suelta toda la tierra.

Los vamos a rellenar. Por decirlo de alguna manera

vamos a hacer un papillote con el salmonete.

Ya sabéis que el papillote...

luego hablaremos de las técnicas

que tenéis en casa y fuera de casa también

para poder hacer un papillote fantástico.

Nosotros lo vamos a hacer muy simple.

Bueno, esto es típico ahora en los puerros,

que es cuando llega el calor

y crece un puerro dentro de otro puerro.

Pues esto lo quitamos, que normalmente puede ser

un poco duro o "amaderado", pero para que sepáis

que no pasa nada, se puede utilizar igual.

Aceituna, también, en este relleno.

Vamos a rellenar los salmonetes,

cuando los hagamos en papillote.

Y le vamos a poner el puerro rehogado.

Voy a picar aceituna, aceituna negra.

Esta aceituna... Que la aceituna negra no deja de ser

una aceituna madura.

Que a veces, oye, parece que sea obvio,

pero si no estuviera madura, sería verde.

O sea, oscura es cuando ha madurado.

Es una aceituna de Kalamata,

porque ya la veo desde aquí. Es una aceituna griega,

carnosísima, buenísima. Esa aceituna me encanta.

Aunque tenemos muy buena por el sur.

Porque tiene muy buena acidez.

Tenemos gente de Málaga que ha venido

expresamente hoy. ¡Esa Málaga!

Tengo una pregunta luego para vosotras dos.

Luego iré para allá. Luego os pregunto.

Os devolveremos la visita, que nos encanta Málaga.

Vale. El sur, en general.

Aceite de oliva.

No mucha cantidad, ¿eh, Sergio? Es un poquito.

Te has animado. Hombre, lo metemos todo.

Venga. Y rehogamos puerro.

Voy a poner la aceituna, porque la aceituna nos va a dar

muchísimo sabor. Y luego, al final,

pondremos un poquito de salvia. Pero eso al final.

Salvia significa salud. Esto es fuente de sabor a tope.

Y antiguamente se había utilizado también como medicina,

como planta medicinal. Voy a cortar en juliana bien fino.

¡Salmonetes! Venga, salmonetes.

Un pescado que es puro sabor.

Un pescado versátil.

Ya digo, de nuestros pescados preferidos.

Y hemos cogido estos que son pequeñitos,

pero que son muy sabrosos.

Y estos los vamos a filetear,

que, bien, u os lanzáis o se lo pedís a la pescadería.

Sacamos los filetes, que será más fácil de comer.

Y si es un poco más grande, también va bien

de medida el salmonete.

Pero, bueno, estos van perfectos.

Qué bien huele la salvia. Toma, Sergio.

Ve sacando las espinas. Venga.

Venga. Como son pequeñitos, igual, eso de la espina...

Estos tan pequeños tienen una espina tan pequeñita...

Bueno, un poquito. Esto lo guardaremos.

Siempre vamos guardando y vamos congelando

para cuando tengamos una cantidad, hacer caldo de pescado.

También, en papillote, lo que podéis hacer,

si cogéis un tamaño pequeño o grande, da igual,

es hacerlos enteros.

Nosotros lo vamos a hacer así porque los vamos a rellenar.

Y el color que tiene. Tenemos que fijarnos muy bien

en los ojos, que es cuando...

El pescado se delata mucho por los ojos.

Este es de roca. Ya se ve.

Hay varios tipos. Venga, ya los tengo.

Venga. Ya está.

Ahora sí que voy a poner la salvia.

Y voy a poner un poquito de sal, un poco de sal y pimienta.

Salvia hay que poner, pero no abusar

porque es muy potente.

Pero es buena. Le da buen rollo. Perfecto. Ya casi lo tenemos.

Vamos con el papillote. Venga. Ya está.

Después hablaremos más, porque se pueden hacer

diferentes tipos de papillote.

Pero este lo vamos a hacer con papel de aluminio.

Y papel sulfurizado.

Exactamente. Uno encima del otro.

Hay que protegerlo. Es bueno el papel de aluminio,

pero protegido. Cítricos.

Venga, cítricos. Que vamos a utilizar

el pomelo y un poco de limón.

Vamos a hacer, ya veréis, una cama.

Espera, Sergio. Espera, espera.

Menos mal. Te veo coger la bayeta. No me lo puedo creer.

Qué milagro. Hacedle una foto. Sí, sí.

Vamos a hacer unas rodajas sin piel,

porque la piel ya sabéis que amarga. Unas rodajas de pomelo.

¿De qué más? Y de limón.

Bueno, ya veis. Este es un truco que me enseñaron,

que parece una tontería. Pero veis esta parte de aquí,

el blanco. Donde empieza el blanco, yo le pongo el cuchillo.

Simplemente, tengo que ir fijándome

que el filo siga la parte blanca

y te queda el pomelo redondo como una pelota.

O sea, impecable.

Superbién. Sabéis que, a veces, te queda como cuadrado.

Ahí está. Y luego, para hacer gajos,

que hemos hecho muchas veces, va muy bien pelarlo así.

Venga. Perfecto. Cortamos unas rodajas.

Esto va a ser la cama y nos va a hidratar el salmonete.

Y después, da sabor. Y los cítricos

con el pescado van muy bien y con el salmonete, todavía más.

Ponemos rodajas, que estas yo las veo muy grandes.

Voy a cortar. Ponle.

Ah, bueno, ¿por grande?

Sí. Ah. Por grande...

Ponemos. Corta el limón, Sergio.

Ponemos una base.

Ahora pondremos el limón también.

Lo que pasa es que el limón es más potente.

Venga. Vamos allá. Venga, el puerro,

que ya lo tenemos pochado. Fijaos qué pinta tiene.

Esto solo es ya un relleno magnífico.

O, incluso, para poner pescados, carnes debajo,

esto es superbueno. Lo voy a apagar.

Luego lo ponemos al horno.

Ahora ponemos los salmonetes.

Vamos a poner uno.

Vamos a poner de la misma...

Dos y tres.

Que este es este. Venga.

Vamos a poner ahora el súper mega relleno.

Podríais hacer con una dorada, con pescados más grandes,

el mismo proceso, eh.

Es exactamente lo mismo.

Y ponerle relleno. Sergio, no te cortes,

que el relleno es muy bueno. Aceituna, salvia.

Es que huele esto ya... Dan ganas de tirarse encima,

de empezar ahí a comer. El relleno que sobra,

para otros platos. Ponemos los otros filetes.

¡Hum! Buenísimo.

Mirad qué bonito, qué platazo.

Y que tienes un salmonete grande, pues un filete, cítricos.

Filete, relleno, y el filete encima y ya está.

Un poquito de aceite de oliva. Nada, un pelín.

Un poquito de sal, pimienta.

Fijaos qué papillote más interesante.

Cerramos primero este papel.

Que lo que hacemos aquí es meter la parte de la punta

y así nos queda completamente cerrado.

El papillote es que se cocina con su propio vapor.

Y ahora, para protegerlo,

ponemos el papel de aluminio.

Fijaos que nos queda un paquetito aquí...

Luego os enseñaremos más formas de papillote.

Pero este es el fácil. ¡Toma ya!

Bandeja de horno.

Y ahora lo vamos a poner al horno cinco minutos.

Este es muy pequeñito. Con cinco minutos, estará.

Cuatro o cinco minutos.

180 grados. ¿Y qué tenemos en el horno?

Zanahoria morada. Bueno, esa no es morada.

No. Esta es zanahoria.

Ya veréis qué cosa más buena.

Mirad. Hemos cogido unas zanahorias

y las hemos puesto con piel y todo.

¡Oh! ¿Sabes a qué recuerda? A la batata, el boniato.

Pues queda igual. Bueno, vamos a explicaros

ahora que estamos con el tema de los papillotes.

Papillotes que podéis hacer en casa

superfáciles y, además, naturales.

Nosotros tenemos aquí la parte de los naturales,

como siempre, la hoja de col, que esto no falla.

O de lechuga. De parra.

A mí me gusta mucho de higuera, que están las higueras a tope.

Pues de higuera también está bien.

De parra las hemos encontrado encurtidas. Vienen así ya.

Las hemos comprado en el súper.

Esto sirve para envolver todo tipo de pescados

y carnes también, sobre todo, aves.

Recuerdo que hicimos una vez un pichón

envuelto en hojas de higuera, pintado con miel, con vinagre,

increíble. Era muy bueno ese.

Bueno, estos moldes que están de moda.

Este es para un huevo. Los hay de diferentes formas.

Los hay con forma de pez, para meter un pollo dentro,

para huevo. Este es para huevo.

Pero son especiales para hacer papillote.

Si os fijáis, tiene una válvula pequeñita,

que es donde saca el calor.

Y aquí es para hacerlo así, al papillote.

Bueno, luego, también, la típica bolsa de vacío,

que ya sabéis que es esta bolsa.

La bolsa de vacío necesita una bolsa de vacío,

que las hay muy simples. Esta bolsa es

la que se utiliza para el vacío.

No tenemos máquina de vacío, compramos carta fata.

Carta fata, que ya hemos cocinado

alguna vez con él y es muy interesante.

Se encuentra en grandes superficies.

Y es este papel que aguanta altas temperaturas.

Esto es. Es muy fina. Nosotros, a veces,

hemos puesto aquí... Por ejemplo, imaginad.

Pongo unas verduras en el centro, caldo,

hacemos un regalo, lo atamos y lo cocinamos

o en una sartén, o en el horno.

Esto aguanta mucha temperatura.

Y es una forma de papillote,

de vacío también, que está muy bien.

Esto por un lado. Vamos por el otro,

que estás con las zanahorias. Tengo aquí a unas amigas

que nos han venido a visitar de Málaga.

Fijaos lo que vamos a hacer. Voy a cortar la zanahoria.

Esto es una zanahoria "morá". Morada, vaya.

Y quiero saber si es de la zona... Fijaos qué maravilla.

Parece pintada.

Es bonita, eh. Yo no sé vosotras,

estas zanahorias, si las identificáis o no.

O si hay por vuestra zona.

Hay un pueblecito al lado de Málaga.

Que se llama Cuevas Bajas. Cuevas Bajas, sí.

Que está por la vega de Antequera. Exactamente.

Y que cultivan este tipo de zanahorias.

No sé si esta es de allí. Tampoco sé si es de allí,

porque la de allí es más grande, que yo la he visto alguna vez.

Me da la impresión que es más grande.

Pero es de una finura alucinante.

¿Os gustan los platos? Sí.

¿Sí? ¿A ti era la que no te gustaba el queso?

El roquefort, gorgonzola. ¿Gorgonzola no te gusta?

Ni roquefort. Te vamos a hacer

unos ñoquis aparte, va.

Venga, va. No hay problema. Os dejo la zanahoria.

Ese detalle me ha gustado. Gracias.

La zanahoria morada se recoge en diciembre.

La zanahoria, yo que he estado documentándome

en el tema de la zanahoria,

en Afganistán, 3000 años antes de Cristo,

ya había la zanahoria morada.

Se data de esa época.

¡Jolines! La zanahoria púrpura,

decían ellos, que será la morada, digo yo.

Sergio, zumo de naranja. Venga.

Una gran combinación. Zumo de naranja y zanahoria

es increíble. Vitamina C y caroteno.

A tope.

¿Veis? Muy buena.

Venga. Y aquí con el zumo de naranja,

le vamos a dar frescor. Y si queréis unas gotitas

de zumo de limón, también le va perfecto.

¿Te hago un plano? Es que quema.

Venga, le pongo. Sale del horno.

Venga, zumo de naranja. Y ahora vemos si le hace falta

un poco de fumet que tenemos en la nevera.

Ya estamos casi casi. El salmonete es tan pequeño,

que es un momento. Lo pongo aquí.

Y ahora, un toque más.

Vamos a darle un poquito de caldo.

Caldo de verduras o fumet podría ser.

Exactamente. Y un toque de jengibre rallado,

que va a ir muy bien. Rallado. (HACE BURLAS)

Vale.

La zanahoria asada, lo que tiene, es que potencia...

Espera, Sergio. Sí. Ahora.

Lo bueno del caldo, es que ahora le vamos a dar la textura.

Yo creo que un poco más le vamos a dar.

La textura que nosotros queramos. ¡Hum!

Asada queda increíble.

Superbuena. Y espérate, Sergio. Todavía no.

Ahora lo que nos va a dar el frescor a este puré,

es lo que está poniendo Javier, el jengibre.

Toma ya. Un poco de picante y frescor,

que es lo que nos da.

Y una puntita de aceite de oliva.

Ya ves tú, con tres zanahorias, lo que nos hemos hecho aquí.

Vale, Sergio. Un poco de aceite de oliva liga.

Qué bonita, ¿eh?

Está bien. Yo ni la calentaría. Ya lo tienes. Está perfecta.

Bueno, tibia. Está tibia.

Vamos a ver el pescado. El salmonete creo que ya está,

porque es nada, 0,1, porque es tan pequeñito...

Y lo demás ya está cocinado. No tiene...

Vamos a emplatar. Ya limpio yo, Javier.

No te preocupes. Yo estoy aquí.

Está todo controlado.

Venga, perfecto. Deja de llorar.

Ya. Pero es que... cacharros, venga cacharros.

Primero vamos a ver la cocción. Venga más cacharros.

Que yo creo que está.

Pero vamos a comprobarlo. Está. Ya está.

Es que el salmonete es muy...

¡Huy, huy, huy! Qué locura.

Que esto también, yo te digo, es para servirlo

con el papel y todo. Yo no lo tocaría de ahí.

Pues yo sí. Yo lo emplataría.

¿Lo emplatamos o no? Si quieres, emplatamos.

Pon la crema. Yo cogería la crema,

la pondría aquí. Están todos los jugos, todo ahí.

Yo lo emplato, que quedará más bonito.

Yo soy un mandado. No hay miedo.

"No fear".

Pues toma. Aquí tienes tu base.

Fijaos que se coge bien. Date prisa, eso sí, que me quemo.

¡Epa!

Ponemos aquí. Fantástico.

Queda más bonito, ¿no? Más pulido.

¿Sí o no, Sergio? Yo me como hasta el papel,

vamos, ahora mismo. O sea, que...

Voy a poner un poco de aceite de oliva encima.

Un poquito más. Vale. Y aquí tenemos

estos supersalmonetes en papillote y rellenos.

Y la crema de zanahoria,

para cualquier pescado, es brutal. Es muy buena.

Zanahorias al horno. La crema de zanahoria está buena

hasta para comérsela aparte, sola.

Luego, fijaos qué ñoquis de patata hemos hecho

con salvia y un relleno muy nuestro, muy de aquí,

porque le hemos puesto la ñora,

las pipas y mucho cariño. Platazo.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Gracias por estar ahí. Adiós. Y nos vemos muy pronto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ñoquis con queso y salmonete al horno

Torres en la cocina - Ñoquis con queso y salmonete al horno

03 jul 2018

Hoy Javier y Sergio nos enseñan a preparar unos ñoquis caseros con una salsa con quesos. Y además unos salmonetes rellenos con salsa de verduras y encurtidos. Además cómo cocinar con papillote de col.

ver más sobre "Torres en la cocina - Ñoquis con queso y salmonete al horno" ver menos sobre "Torres en la cocina - Ñoquis con queso y salmonete al horno"
Programas completos (702)

Los últimos 2.294 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios