www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4889434
Para todos los públicos Torres en la cocina - Humus de alubias y pata canaria asada - ver ahora
Transcripción completa

¡Vamos ahí!

Bienvenidos un día más a "Torres en la cocina".

Estamos pensando todo el día

en recetas nuevas y hemos traído dos

que os van a servir mucho para estar fiestas.

La primera es un entrante-aperitivo.

Vamos a hacer un papadum. Diréis: ¿Qué es?

Pues es un pan muy fácil hecho con harina de garbanzos.

Y luego, con hummus de alubias.

Y después, de segundo, un platazo supercontundente,

fantástico, que es una pata de jamón fantástica, canario.

Lo vamos a hacer como un guiso crujiente al final

que va a ser fantástico. Pata canaria.

Pata canaria. Ya veréis. Muy interesante.

Vamos a empezar por el papadum.

Lo vamos a hacer con la harina de garbanzo que tenemos aquí.

Le vamos a dar toques. Este pan es muy interesante.

Intolerantes, bienvenidos aquí

porque también veréis que el pan nos puede servir

para otras elaboraciones, para otros procesos.

Este es un pan de origen indio,

que viene de allí y es muy fácil de hacer.

Para un aperitivo, como decíamos, fantástico.

Normalmente, se utiliza para acompañar el curry

y, por ejemplo, el hummus que vamos a hacer.

Comino.

Vamos a poner un poco de comino. Un poco de sal, pimienta.

Y agua. Fijaos qué cosa más simple, eh.

Ahora vamos a mezclar.

Ahí está. Vamos mezclando hasta que no podamos más.

Y luego, evidentemente, lo hacemos con la mano.

Para estirar esta masa, que hay que poner harina

para que no se pegue, utilizamos

la misma harina de garbanzo.

Mirad qué bonita. Es una masa de verdad que...

Ya sabéis que la harina de garbanzo no tiene gluten.

Ahí. Y ahora ya con la mano.

Bueno, y es una alternativa para intolerantes.

Ya veréis. Es una masa fina, agradable,

que puedes estirar muy fácilmente.

Y lo único que hay que tener en cuenta,

es que tenga harina la mesa. Vamos a estirarla fina.

Vamos. Estira ya con el rodillo, Javi.

Ponemos bien de harina para que no se nos pegue.

Da igual porque es harina de garbanzo.

Mirad la textura. No se pega.

Igualmente, como dice Sergio, hay que poner bastante harina.

En la mesa. Y luego, es una masa bastante uniforme. Ya veréis.

Vamos a hacer por montones.

Cuanto más fina la hagamos, mejor.

Tiene que ser... Normalmente, está fina...

Originalmente, es como papel. Casi como papel. Es muy fina.

Entonces, hay que intentar hacerla lo más fina posible.

Ve estirando tú esta. Yo tengo otro rodillo aquí.

Dale tú con uno y yo con otro. Vale.

Y así vamos haciendo... Ya veréis.

Luego vamos a hacer un hummus también.

Esto es muy interesante

porque os vamos a hacer del mundo hummus.

Vamos a enseñaros varios tipos de hummus.

Pero vamos a hacer uno que es totalmente diferente.

Porque si normalmente se hace con garbanzo,

nosotros lo vamos a hacer con alubia.

Bueno, pero es que se puede hacer de infinidad de cosas.

Y para un aperitivo, es verdad que es muy bueno.

Bueno, yo, sobre todo, ahora que vienen fechas señaladas,

que vienen las fiestas, es un aperitivo fácil de hacer,

que tienes montado, además.

Y si no, lo montas al momento. Pero es fácil.

Venga. Yo ya tengo uno que voy a recortar.

Es una masa que se puede trabajar muy bien.

Ya también. Este ya lo tengo. Es bien fino.

Fijaos.

Es muy fino.

Bueno, lo más fino posible. Es casi papel.

Toma. Ponlo aquí. Vamos a coger una rejilla.

Lo que tenemos que hacer, es secarlo en el horno.

Y lo que interesa, es que respire por los dos lados.

Venga. Ahí va una. Yo tengo otra. Hacemos una más.

Vale. Es una masa que no necesita reposo,

porque como no tiene elasticidad, pues no necesita reposar.

Venga. La tengo. Dame. Ahí está. Venga. Y la ponemos al horno.

Sobre todo, importante que sea bien fino.

Vale. Vámonos, Sergio. Venga. Al horno.

Perfecto. Por si alguien se lo ha perdido,

80 grados, 45 minutos. Y lo que interesa ahora

es que seque la masa, que evapore toda la humedad

y que quede bien crujiente. Después la freiremos.

Mirad qué bonita y qué finita ha quedado. Es impresionante.

Muy fina, crujiente. Y ahora es lo que vamos a freír.

Aceite caliente. Ha perdido la humedad.

Muy crujiente. Queda seca.

Y lo que vamos a hacer, es freírla.

Aceite caliente y ponerla a freír.

Y luego ya tenemos aquí un papel para escurrirla.

Y lo vamos a escurrir.

Y esto luego coge una consistencia, un crujiente.

Mira qué bonito. Es cómo se come, cómo se consume.

Ahí está. A medida que van desapareciendo

las burbujas, ya termina de cocinarse.

Y va cogiendo ese dorado tan bonito.

Yo creo que ya está. Ya está. Ya se ve el color,

que coge ese dorado. Y las burbujitas.

Fijaos qué diferencia.

Pon una. Ahí está.

Y qué olor tiene más bueno, eh. Sí.

Esto es muy bueno. Luego escurrimos bien.

Casi no absorbe aceite. Qué bien huele.

Voy a poner una puntita de sal, que ahora la coge mejor. Ahí está.

Ahí está. Vale. Fuera.

Parece la Luna. Es verdad.

Ahí está. Fantástico. Ahora vamos a ir a por el hummus.

Un hummus de alubia. Eso tiene toque también.

Es interesante. Es un toque.

Porque tenemos alubia cocinada,

que vamos a triturar.

No toda. Vamos a poner aquí. El resultado de esta receta

no parar de pensar. Porque te levantas

y estás todo el día pensando en cocina, en recetas.

Y te vas a dormir y a veces se te ocurren cosas.

Dices: ¿Por qué no? Es verdad.

Vamos a probarlo. Y lo apuntas.

O te lo guardas. Normalmente, mira que a veces

tenemos mala memoria, pero para el tema de cocina

y si se nos ocurre un producto, luego vas detrás

hasta que consigues el resultado.

Atención, Sergio, que este paso es importante.

Estaba atendiendo. Tenemos la alubia cocinada.

Que normalmente se hace con garbanzo.

Pero con alubia es muy bueno.

Muy fácil porque ya la tenéis cocinada.

Vamos a poner más comino.

Comino le va bien.

Un poquito. Vale. Le da ese toque tan bueno.

El hummus lleva ajo crudo. Pero nosotros hemos asado el ajo

y le vamos a poner el ajo asado.

Ya sabéis que queda más domado, queda más suave.

No hace falta ni mancharse. Apretamos aquí y ya lo tenemos.

Y, encima, no repite, porque es un ajo que está asado.

Exacto. Después...

Qué bueno. Qué bien. Es tahina.

Del sésamo. Es una pasta de sésamo. Tahina.

Y la verdad es que, aparte de ser un superalimento,

que da una energía tremenda, da un toque muy bueno aquí.

Y eso sí que es fundamental. En el hummus, sí.

La tahina va dentro del hummus. Es un ingrediente indispensable.

Esto ya es un poco mediterráneo. Nos vamos al pimentón de la Vera.

¿Pero por qué no? Y después, para potenciar el sabor,

pues ponemos un poquito de zumo de limón.

Venga, perejil. Y yo le pondría incluso

un poquito de aceite de oliva. Una gotita.

Porque perejil nos va a dar más frescor todavía.

Aceite de oliva, que eso es ya mediterráneo.

Eso no puede faltar.

Y ya pinta bien. Este es un aperitivo... Ya veréis.

Porque luego es una galleta que podéis hacer más grande

o más pequeña y de varias formas.

Vale. Vamos a cerrar aquí bien.

Y ahora lo que vamos a hacer, es triturar, simplemente.

El hummus es el puré de garbanzo

pero nosotros lo hacemos con la alubia.

Fijaos qué puré, qué crema. ¡Oh, qué bonito!

Qué bien ligado. Qué untuoso.

Hay que probar de sal y pimienta. Siempre.

Falta sal. Falta sal.

Mientras tú acabas aquí de ponerlo de sal,

vamos a hablar un poquito más de los diferentes tipos de hummus.

Se puede hacer de muchas cosas.

O de diferentes sabores.

Aquí os vamos a dar un montón de ideas.

Hola. Bienvenidos, bienvenidas. Hola.

¿Cómo estáis? Bien.

Hemos hecho diferentes tipos de hummus.

Sabéis que la base es el garbanzo con la tahina.

Bueno, como hemos hecho, que sería este.

Esta es la base. Pero es una base que nos da

muchísimas posibilidades.

Como es bastante neutra, pues nos acepta...

¿De qué es, por el color? ¿Guacamole?

Aguacate. Aguacate.

De aguacate. Garbanzo y aguacate.

De verdad, es un sabor buenísimo.

¿Cómo lo sabíais? Bueno, por el color.

(Risas) Por el hueso.

Garbanzo y... ¿Remolacha?

Exactamente. Garbanzo y remolacha. Qué máquinas.

Lo dice por el color.

¿Aquí?

Es más difícil, pero si lo oléis, seguramente...

Es curry. Huele a la especia de curry.

De curry, buenísimo también.

Muy oriental. Este. ¿Zanahoria?

No. Parece. Lo hemos hecho con pimiento del piquillo

y pimentón.

Le da este color tan bonito,

que yo habría dicho que era zanahoria también,

si no lo hubiera hecho, claro.

Y después, este... Este parece chocolate.

¡Bien! De chocolate. Muy bien.

Un hummus de chocolate. Fijaos qué curioso.

Normalmente, el hummus lo conocemos en el mundo salado,

pero nunca en el mundo dulce.

Y de verdad que es muy buena combinación

la base del garbanzo con chocolate.

Es diferente y muy bueno. Muy bien.

Aquí os lo dejo con unos palitos para que hagáis un aperitivo.

Sería una especie de mole también.

Podría ser un mole mejicano

que se le pone chocolate. Sí.

Y esto...

Bueno, le he puesto un poco más de zumo de limón para reforzar.

Sal, pimienta y ya está.

Esas son algunas de las ideas que podéis hacer.

Seguramente, vosotros tenéis muchas más.

Compartid y crezcamos

en este mundo de las ideas y de pensar.

Porque la verdad es que ahora, con estas fiestas que vienen,

es una gozada poder deleitarse en ideas nuevas.

Bueno, a todos nos gusta sorprender.

Y estoy seguro que cada uno dentro de su cabeza

tiene su imaginación.

Y combinan las armas que también os damos

y que vosotros tenéis, es fácil hacer combinaciones,

hacer una dieta equilibrada, diferente, sana, divertida,

con toques. Es que fijaos.

Yo ahora, por ejemplo, una aceituna de Kalamata,

una aceituna muy buena, pues se podría hacer

un hummus de aceituna negra.

O de aceituna verde, o de tomate. Le voy a poner tomate seco.

También se podría hacer de tomate seco.

También. Vamos ahí. Para acompañar

esta tortita, va a llevar el hummus, hay anchoas,

tomate seco y aceituna.

Supercombinación. Nos han traído unas anchoas

que tienen una pinta que no veas. Fijaos lo que hacemos.

Ahora pongo aquí una pequeña base en el plato para que no se mueva

esta torta.

Vamos a poner una o dos. Es que se me ocurre

que puedes hacer... Esta la pones de base.

Y si luego tú quieres hacer una especie de sándwich, también.

No. Pero así es muy bonito. Lo vamos a hacer así, Javier.

No...

No tengas miedo. Vale. Yo corto aceituna en tiras.

Le vamos a poner una base.

Porque esto luego os lo vais comiendo.

Ahí va. Y dejamos entrever un poco la torta. Ahí está.

Perfecto. ¡Hala! ¡Qué guay! ¡Qué bonito!

Vamos poniendo también la aceituna.

Ya veis que es muy simple de hacer.

Y luego, esto es de lujo.

Porque lo presentas.

Lo podéis hacer más pequeñito, de bocado,

que lo puedas comer y comértelo de una vez.

Vale. El tomate y la aceituna. Perfecto.

Ahora ya sí cambia con la anchoa. Exacto.

Ponemos aquí un poco de verde, Javier.

Sí. Vamos a ponerle así.

Ahí.

Bueno, ahora vamos a por el plato principal.

Un plato importante porque es una pata asada canaria.

Es la parte del jamón. Increíble.

Ya veréis. Una receta que os puede servir también

para estas fiestas. Porque si somos varios en la mesa,

es una parte que puedes cortar bien fina.

Y luego lo vamos a servir con un aligot muy especial.

El aligot es una crema.

Una crema de patata con queso. Sí. Pero ya veréis.

Es una crema que tiene elasticidad.

Fijaos. Es la parte de aquí del jamón, del cerdo.

Le hemos quitado la piel. Bueno, lo ha quitado el carnicero.

Y ahora lo que vamos a hacer, es marcar ligeramente la carne

con un cuchillo que corte. Es una paletilla deshuesada ya.

Hemos pedido un trozo de paletilla deshuesada.

Bueno, ¿veis? Marcar un poco más que superficial.

Que se note porque esto nos va a ayudar también

a un majado que vamos a hacer muy especial,

a que se introduzca dentro.

Y ahora un poquito como si fueran rombos, ¿vale? Así.

Los cortes son para introducir todo este mejunje

que vamos a hacer y que luego quede bien sabrosa, bien jugosa.

Es una pata que por el tamaño lleva más tiempo de horno,

pero queda jugosa, queda buenísima. Increíble.

Aquí voy a poner un poco de sal. Eso sí.

Y no voy a poner pimienta, porque ahora vamos a poner

en esta mezcla lo demás. Venga. Voy picando el ajo.

Vale. Ajo picado.

Pones el ajo, picado en el mortero, Sergio, ¿eh?

Sí, sí. Pimienta en grano, entera,

del molino y eso nos dará muy buen toque.

Un poco de sal, pimentón, también.

"Romillo", que es romero y tomillo. Correcto.

Mirad, tengo tomillo-limón, que esto le va fantástico.

Y, luego, algo que se pierde, de vez en cuando,

pero para estas elaboraciones va muy bien: la grasa de cerdo.

La grasa de cerdo para embadurnar

y para hidratar esta pata, va perfecta.

¡Guau! Además, que es del mismo...

del mismo animal, o sea que va muy bien.

Es una parte muy magra y necesitamos hidratarla.

Corto un poco las hierbas y las meto dentro.

Ya tenemos aquí el "romillo"; la pimienta; el ajo;

el pimentón, que le voy a poner ahora.

Bien. Ahí está.

Fijaos que es hermosa, ¿eh?

Y son alternativas, también.

Dices: "A mí me apetece hacer una pata de cerdo para la familia,

no voy a hacer cordero este año". Es una buena alternativa, amigos.

Encima, quedas muy bien porque... Porque ya te digo que es de lujo.

Pongo un poco de pimentón aquí. Y ya vamos a mezclar todo eso

con la grasa. Exactamente.

Espera, ponlo aquí dentro y lo mezclamos.

Que es importante, fijaos, que esté a temperatura ambiente,

que esté blandita, ¿eh? Lo hago con la mano, Sergio.

Pues, ya está.

Aquí mezclamos bien lo que son todas las especias.

Venga, ya lo tenemos. Una vez que está bien mezclado,

cogemos y hacemos así. Después reduce, también,

y de aquí nos saldrá la salsa.

¿Veis? Ahora entendéis los cortes,

por donde se van a introducir la grasa con las especias.

Esto nos va a hidratar muchísimo la carne.

Hay que mojarla bien, ¿eh?

Os digo que esto es una técnica para que la carne quede muy jugosa.

Vale, Sergio, lo tenemos. Ahora vamos a poner...

Aluminio. Papel de horno y aluminio.

Venga. Lo tengo aquí.

Ahora lo vamos a cocinar una hora y cuarenta minutos a 200 grados.

Lo ponemos así. Y encima un poco de aluminio.

Ahí está. Esto lo que hará es evitar que evapore

y que todos los jugos se conserven dentro, que nos interesa mucho.

Venga. Porque de aquí sacaremos la salsa.

Ahora vamos a ir con la superguarnición.

Venga, primero, 200 grados durante una hora y cuarenta minutos.

Ahí está. Con tranquilidad.

Es un plato que lleva si tiempo porque las piezas grandes

que, quizá, no estamos tan acostumbrados a hacer,

sí que llevan tiempo, pero... Es cocina.

El trabajo lo hace el horno. Cocina pura y dura.

Lo pones y te olvidas, prácticamente.

Luego, tenemos aquí plátano macho y patata, entonces...

Aluminio. Ahí está.

Hemos encendido el otro horno porque tienen cocciones distintas;

vamos a cocinar el plátano a 180 grados, treinta minutos,

y la patata lleva un poco más. 45 minutos o así.

Se sabe bien cuando lo toquéis y esté bien blando.

El plátano lo ponemos con la piel, la piel protege al plátano,

se pondrá negra, pero por dentro estará bien.

Muy bien. Ahí va.

Primera elaboración: la pata e cerdo a 200 grados,

una hora y cuarenta minutos; segunda elaboración:

el plátano lo dejamos unos 25-30 minutos

y, luego, la patata, 45-50 minutos.

A 180 grados. Correcto.

(Música)

Mirad qué pintaza tiene esta pata de jamón.

Os explicamos: lo hemos cocinado una hora y cuarenta minutos,

hemos quitado el papel de aluminio y el de horno,

hemos subido el horno a 230 grados y lo hemos dejado quince minutos

para que nos coja un poco más de color.

Y, mirad, es increíble. ¡Trachán! Guau...

Todo el jugo lo ha soltado la pata y lo vamos a recuperar aquí.

Exactamente. Son sus jugos.

Todo esto será la salsa. Aguanta ahí con la cuchara.

Todo esto nos servirá de salsa. Vale.

Venga, perfecto. Y mirad qué bonita ha quedado.

Espectacular. Ahora, la vamos a dejar reposar un poco,

es bueno que repose un poquito.

Y fijaos lo que le hago a la salsa, con una cuchara

le quito toda la grasa superficial.

Porque ha soltado mucho... jugo.

El jugo, el jugo de la propia pata. Exactamente.

Esto lo reducimos, lo ligamos con un poco de mantequilla

y tenemos un jugo de la pata de cerdo, bueno...

Hay que reducirla un poco para que quede bien ligada.

Y tenemos una salsa extraordinaria.

¡Madre mía! El romero, el tomillo, la pimienta, el pimentón...

Todo da un sabor tremendo. Ahí está.

Vamos a reducir. Ahí está.

Y mientras va reduciendo poco a poco,

nos vamos con el "aligot",

que hará falta la olla que tenemos aquí.

Tenemos el plátano macho, que como hemos dicho antes,

ha cocinado treinta minutos.

Podría ser plátano verde, ¿eh? Sí.

A veces, ¿qué hacemos con ellos entre que maduran y no?

Esto es un recetón para poder hacer con ellos.

El plátano macho tiene mucha fécula

y nos va a ligar, también.

La patata, evidentemente, también, tiene y nos ayudará.

Venga, perfecto. Lo corto un poco.

Lo paso en pasapurés tradicional.

Lo corto un poco para que te cueste menos.

Cómo huele la salsa.

El tema del plátano es un toque diferente.

Así te costará menos de pasar por el pasapurés.

Y, ahora, la patata. Veis que la patata,

después de 45 minutos, queda superbién cocinada,

que es lo que nos interesa.

Si la patata y el plátano está tibios, es mucho mejor.

Siempre va mejor para pasarlos.

Sí. Y, luego... tenemos el queso,

un queso gruyer que vamos a rallar.

De la zona de Suiza, de la zona de Gruyère,

que es con el que se hace el "aligot".

Exacto. Se hace el "aligot" y otras preparaciones.

Yo he tenido la oportunidad de estar un tiempo en Suiza

y, a veces, iba a Gruyère y es una zona fantástica.

Me acuerdo que había un sitio, que tenía una barrica muy grande

y te metías allí a comer el queso. ¿Tú no te acuerdas?

Claro, si te llevó yo, Sergio.

Bueno, igual me puedo acordar yo y tú no, que podría ser.

Y la patata. Le pongo una nuez de mantequilla.

Una vez fuimos con Girardet. ¡Sí!

Y con Rochdale, con un gran cocinero; gran, gran...

Girardet fue... Es.

Bueno, no "fue", es un cocinero retirado,

pero que tuvo un restaurante en Suiza, en Crissier,

durante mucho tiempo, durante muchos años,

y fue el cocinero al que todo el mundo iba a ver.

Todos los grandes cocineros

iban a ver a Frédy Girardet para ver lo que hacía.

Dicen que es el mejor cocinero del siglo XX.

Sí. Poca broma.

Sí, sí.

Vamos a ir con el queso, aquí tenemos... este gruyere.

¡Qué bien huele! Vamos a rallarlo.

Perfecto, ahí vamos sacando.

Bueno, ya veis la patata con el plátano.

Luego, el sabor del plátano no se llega a notar tanto,

o no se nota, casi; pero sí se nota la textura,

porque ayuda a ligar.

Lo bueno es hacerlo cuando están recién salidos del horno,

porque así está todo caliente y es mucho más rápido y fácil.

Bueno, es que nos hemos esperado para que lo vierais todo bien.

Vale. ¿Cuánta cantidad de gruyere?

Bastante. Que lleve.

Yo le pondría más. No, no, está bien, Sergio.

Lo importante es que vosotros lo veáis bien para poder hacerlo.

Son de esos quesos sabrosos, potentes...

Ahí está.

Mirad que ya va reduciendo y ligando la salsa.

Aquí vamos a coger...

Toma. La ponemos aquí en medio.

Vale, ahora le ponemos un poco de crema de leche

y mantequilla al "aligot". Y todo el queso.

Y que lleve queso. A tope.

La crema de leche debe de estar ahí, Javier.

Sí, la tengo. Ahora hay que tener paciencia,

el "aligot" requiere ir moviendo, moviendo, moviendo...

Y de ir ligando, pero con mucha paciencia.

Ponemos solo un chorrito, más vale ser precavidos

para que no nos quede como una salsa;

tiene que ser un puré, un puré... suave.

No puede quedar líquido, porque no tendría gracia.

Tiene que coger un poco de temperatura y veréis que liga.

Queda una textura... Incluso, hay sitios donde

el "aligot" lo sirven con dos cucharas.

Lo sirven en el comedor y van paseando con el "aligot"

sin que se caiga. Es muy bonito, muy bonito.

Bueno, hay que decir que esta pieza podría servirse fría, ¿eh?

Lo hacéis, lo dejáis en la nevera y, luego, lo cortáis

como un embutido, y os digo que es...

Sí, sí, sí. Para que os hagáis una idea;

quedaría parecido al lacón, pero está buenísimo, de verdad,

lo que pasa es que tiene mucho más sabor.

Tipo rosbif de cerdo. Sí.

Ahora, hay que ir viendo la textura que te da la patata y el queso

y, luego, ir aligerando o... o no.

Enseguida que se caliente veremos si hace falta más crema de leche.

Ahora que ya están ahí las fiestas,

tenemos muchísimas ideas en la web,

en el libro de "Torres en la cocina",

que ya ha salido y, realmente, tiene muy buenas ideas.

Tradición con toque Torres. Y, cada día, aquí.

Mira, mira cómo va cogiendo ahí... Sí.

¿Eh? ¿Veis que es como una masa?

Yo le pondría más crema de leche. Sí, ahora le pondremos.

Más vale ser prudentes e ir poniendo poco a poco.

Exacto. Ahora vemos lo que va aceptando;

simplemente, es ir ligándolo todo bien.

Es importante que quede cremoso. Yo me voy a ir a cortar la carne.

Le bajo el fuego a la salsa, pero no mucho para que ligue bien.

Mirad.

La salsa queda como un jugo ligado increíble.

Mirad. Y limpio, es limpio y sabroso.

Es cremosa. No tenéis que hacer nada.

Porque tiene todo el colágeno de la carne, toda la esencia;

os digo yo que es una salsa diez.

Voy a poner más crema de leche.

Vamos con el momento importante, con esta pieza.

¿Cómo la ataco? Pues vamos ahí.

¡La cogemos sin miedo!

Y con un cuchillo bien afilado, eso sí, vamos a cortar aquí.

Estoy nervioso y todo.

Es que tiene un olor... Mirad qué color tan bonito.

Es una pieza que queda jugosa. Superjugosa.

Que tiene que estar... Queda jugosa, sabrosa...

Queda muy, muy buena.

Vale, vamos ahí, vamos a cortar.

Fijaos qué color tiene la carne más bonito. Lo dejo ahí.

Mirad, jugoso y sabroso.

El "aligot", si lo trabajamos bien, coge una consistencia...

Correosa. Exactamente.

Esta es de cerdo blanco, pero si lo hacéis con...

Con cerdo ibérico. Exacto.

Con la espalda o con una parte del jamón ibérico... alucinante.

Con las costillas, también, se puede hacer,

con el lomo o las costillas se podría hacer.

Vamos a empezar a poner aquí. Con esto se os pone el brazo...

Mirad qué bonito es.

Lo vamos a poner así. (CANSADO) ¡Ah!

Dios mío, qué calor... ¿Te ayudo o qué?

No, ya está, si... Ahora, ¿no?, ahora...

Mirad, es un espectáculo, de verdad.

Además, es una parte que sale muy bien de precio, es importante,

y podemos comer muchos; a veces, comer bien no es caro.

Luego cortaremos más, tranquilo, equipo, tranquilo.

Muy bien. Vamos a ver la salsa.

Aquí la tengo. Primero voy a limpiar,

que si no hay limpieza no hay orden.

Bueno, perfecto, ¿eh?

Ahí está. Todo bien limpio.

Vamos con la salsa, que está ligada.

La voy a probar porque tiene una pinta tremenda.

Si no es de gran fiesta, que me lo digan.

¿Qué? Hum...

Increíble. Vamos a salsear.

Mirad qué color más bonito tiene la salsa.

Y el "aligot" le va perfectamente.

Aquí y... vale.

Acompaña superbién, es una guarnición que, al final,

es solo patata y el plátano.

Algo de verde.

Ahí está, un poco de hierbas para darle ese toque de monte.

Qué bueno. Pues sí.

Fijaos qué aperitivo más bueno, pan crujiente, "papadum";

con este humus tan bueno y tan fresco.

Y, luego, la pata de cerdo al estilo canario con "aligot".

Siempre hay un buen motivo para cocinar,

seguiremos pensando recetas para vosotros.

¡Hasta pronto! Adiós.

("Gimme Twice", The Royal Concept)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Humus de alubias y pata canaria asada

Torres en la cocina - Humus de alubias y pata canaria asada

13 dic 2018

Hoy ideas para estas Navidades. La primera es un hummus, pero hecho con alubias, con tomates , anchoas y papadum, un pan de la India muy fácil de hacer.

ver más sobre "Torres en la cocina - Humus de alubias y pata canaria asada" ver menos sobre "Torres en la cocina - Humus de alubias y pata canaria asada"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Yasmin

    Yo soy canaria,solo hacer un comentario,nosotros a la pata de cerdo no le quitamos la piel,la limpiamos bien y si le hacemos cuadritos para luego introducir los ingredientes,porque bajo la piel ya tiene grasa y no le añado mucha manteca,a penas una cucharada sopera...muy rico...un saludo

    13 dic 2018