www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
4022059
Para todos los públicos Torres en la cocina - Ensalada de sardinas y corvina con quinoa - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos y ovación)

¡Bueno! Día de mercado hoy. Hemos ido esta mañana al mercado

y hemos comprado corvinas, sardinas, quinoa negra...

Naranja. Naranja.

De todo. Y como no nos ponemos de acuerdo,

vamos a echarlo a suertes. Sí.

Y hemos hecho aquí este... Vamos a hacer un sorteo...

Legal.

¡Qué bonito! A ver, paramos porque, si no,

no acabaremos nunca. Empiezo yo. No las busques, eh.

No, pero si no pone nada. No se pueden ver, es legal.

No se ve nada, ¿no? Vale. Para mí, a ver qué me toca.

Tiquitiquitiqui...

¡Sardina! Perfecto. Menos mal, quería sardina.

Yo también. Bueno...

(Risas)

Venga, ¿ahora yo? Venga, ahora tú, claro.

A ver, ha salido...

¡Corvina, toma ya! Bueno, va, corvina.

Vale, ahora con qué... con qué me va a tocar.

La verdad es que me combina con todo.

Pero, bueno, me molaría más que me tocara, a ver...

Yo, según lo que te salga, yo ya sé lo que me sale a mí.

Vale, perfecto. Naranja. Sardina, naranja.

(Aplausos) Fantástico.

A mí me ha salido... quinoa. Quinoa negra.

A ver, quinoa. Bueno, yo me conformo.

Vale, esto me lo llevo yo a la nevera,

porque será la segunda receta. Exactamente.

La quinoa y la corvina. Os voy a hacer una ensalada

de sardinas con naranja. Vale, bueno, vamos allá.

Primero, las sardinas. Fijaos qué sardinas.

Primero, ¿qué hemos hecho con ella? La hemos desescamado.

Os voy a enseñar a desescamarla. Raúl, vente conmigo.

Suerte, suerte, suerte. Ya has visto, estoy flipando.

Bueno, primero, yo lo que hago, lo hago en casa y aquí también,

pongo un colador, aunque sea una chorrada,

pero es muy importante.

Esto emboza las tuberías que, bueno, es cosa fina.

Entonces, ahora, con el dedo, solo con la yema de los dedos,

hay que ir, ¿veis? Levantando.

Es muy delicado y, si lo hacemos con un tenedor, una cuchara

o un cuchillo, nos cargamos el bicho.

Sardina, está en su mejor momento, es la temporada.

Omega tres. Omega tres a tope.

Es un gran pescado. Y, bueno, además, está increíble.

Toma, le voy a dar a Javi para que la filetee.

Fijaos qué sardina. Esta para hacer en salmuera,

que la hicimos una vez también. ¿Está viva?

No, no. ¿Está viva?

Cógela, tío. ¡Ah!

(Risas)

Venga ahí, supersardina. Bueno, esto,

lo que siempre decimos, afortunadamente tenemos el mercado.

Y, en el mercado, los pescaderos o las pescaderas

nos las pueden preparar.

Entonces, nosotros lo que hemos hecho ha sido cortar.

Bueno, filetear, hacer filetes.

Que ya decimos que ellos tienen mucha técnica,

mucha práctica, y no es difícil de hacer, eh.

Aquí tendríamos la... la carne.

Y lo que hacemos es quitar un poco las espinas.

¿Veis? Y nos queda... fijaos qué filete más bonito.

Hay que consumir sardina. Fijaos qué carne.

Qué viveza tiene, qué carne, qué maravilla.

Y, entonces, ya lo que hemos hecho aquí

ha sido ponerlo en agua y hielo. ¿Por qué?

Porque así desangramos. Queda el filete.

Fijaos en la diferencia.

Mirad este, que lo acabo de filetear, y mirad este.

Veis que ha blanqueado completamente,

ha sacado toda la sangre. No pierde nada.

No le quita sabor, eh. No hay nada de...

Vamos a marinar las sardinas. Y vamos a marinarlas,

por eso las hemos fileteado y les hemos quitado la espina.

Las vamos a filetear muy fácil... Las vamos a marinar muy fácilmente.

Vamos a coger zumo de limón. ¿Está el exprimidor aquí?

Qué bueno es este pescado. Y exprimir. Ya veréis.

Y es una... un marinado exprés,

que decimos nosotros, porque

la sardina... bueno, el ácido del limón hace,

realiza una cocción. O sea, cuece el pescado.

Ya lo sabemos todos, Sergio. Ya, pero hay que decirlo.

Un poquito de sal debajo de la bandeja.

Pimienta. Yo lo recuerdo siempre porque qué bonito es y,

si alguien no lo sabe, entonces, dice:

"Hoy he aprendido una cosa nueva". Y es didáctico.

Hay que ser didácticos.

Vale, Sergio, aquí tenemos una naranja y un limón.

Vamos a... a aprovechar un poquito lo que son las pieles,

que son muy buenas para aromatizar.

Y ahora le pondremos un poquito de piel de naranja y de limón.

Y tiene un gran protagonismo la naranja en este plato.

Exactamente. Pon un poco más.

Pon un poco más, Sergio, pon un poco más.

Es que no me caben, Javi. No caben. Ahí, muy bien.

Está bien, ya llega. ¿Estás contento?

Ya lo he puesto. Luego haremos más.

Un poco de... piel de limón.

Cocina de aprovechamiento. Piel de naranja, no te pases.

Piel de naranja. Es mi plato.

Vale. Así, un poquito para allá. Muy bien. Así, vale.

Vale. ahora ponemos también un poco de sal y pimienta encima.

Es un marinado, ya veis, eh. No tiene tampoco ningún misterio.

Pero a mí me gusta este tipo de marinado,

a nosotros nos gusta, porque lo hacemos al momento.

Y, luego, ya el zumo de limón. Perfecto.

Y, esto, mientras vamos haciendo los demás ingredientes,

esto lo tenemos... es un tipo de cocción.

O sea, se va a marinar, a cocinar.

Secretos o apuntes para un buen marinado.

Primero, hacerlo en cristal o en plástico.

Porque el cítrico ya sabéis que es un poco...

¡Venga! Y, otra cosa, marinad en la nevera.

Mientras vamos haciendo esto aquí,

lo pongo en la nevera, tiene que estar frío.

Un tema que tiene que estar frío. Muy bien, Sergio.

Vale. Vamos con la naranja. La naranja, como decíamos,

tiene un gran protagonismo. ¿Qué vamos a hacer?

Primero, que eso ya lo hemos hecho algunas veces,

y lo vamos a volver a hacer. Lo que hacemos es sacarle la piel.

Solo una cosa. Y, luego, no reutilizar el marinado.

Ese que ya pongo en la nevera, luego sacaré los lomos,

pero el marinado no lo aprovecho.

Bueno, porque luego tiene otro toque.

Le vamos a dar otro toque. Vale. Vale, pelamos en vivo.

Quiere decir que se ven los gajos perfectamente.

Y ahora... Donde empieza uno...

Donde acaba uno, empieza el otro.

Y, ahora, corte. Lo que hacemos es que,

con un cuchillo, con un cuchillo más pequeño,

cogemos los gajos limpios y, luego,

dame un bol, Sergio, que vamos a recuperar...

Vamos a recuperar aquí el jugo que nos sobre.

Superaprovechamiento de la naranja,

porque utilizamos la piel, los gajos y el jugo.

Ahí está, perfecto. Mira, yo la corvina con quinoa...

Que está muy bien también. Los dos platos están bien.

Ahora, aquí sacamos el jugo un poco de la naranja.

Perfecto, aprovechamiento. Fantástico. Ahora, tomate.

Tengo el tomate. Voy ahí.

Tomate escaldado. Lo que vamos a hacer es,

bueno, cortarlo, lo voy a cortar bien pequeño.

Le vamos a hacer una cama a las sardinas,

nunca mejor dicho, ahora veréis.

El tomate lo voy a cortar pequeño, ya no concassé,

sino más pequeño todavía. Tomate fresco,

ahora ya viene el buen tiempo, buena época de tomate también.

Pues vamos a darle aquí...

Y yo corto un poco de cebolla tierna, ¿no?

Todo muy mediterráneo, exactamente.

Voy a cortar un poquito para encima.

Es que esto de aquí arriba, este verde;

esto, para decorar es fantástico.

Haces unos aritos pequeñitos y esto es genial.

Pues voy a cortar un poquito.

Y lo otro para... para el picadillo.

Ponemos aquí el tomate, que ahora lo sazonaremos bien.

Mira, las yemas de tomates las voy a aprovechar.

Luego vamos a hacer aquí una... una movida que ya veréis.

Además, esta mañana ha sido muy curioso porque íbamos

en el mercado y han dicho: "¡Guapo!".

(Risas) No dijeron "guapos", sino "guapo".

Y yo digo: "Toma ya". Hemos mirado los dos.

Hemos salido de allí pletóricos. No sabíamos para quién era.

Bueno, vamos allá, vamos a hacer ahora la aceituna.

Mira, yo hice una cosa ayer por la noche, es verídico esto.

Ayer por la noche hicimos, bueno, unas patatas panaderas en el horno.

Cuando saqué las patatas, dije: "Voy a meter unas aceitunas".

Porque a veces tenemos una sal de aceitunas. Las tengo aquí.

Mirad. Solo con el calor que tenía en el horno,

lo he dejado toda la noche, eh.

Una aceituna que corté en rodajas,

aunque las podéis encontrar ya en rodajas también, eh.

Fijaos. Se han secado.

Se han secado. Las dejé en el horno y me fui a la cama.

Se rompe. Directamente.

Entonces, ahora fijaos lo que vamos a hacer con esto.

No hace falta un día encender el horno expresamente para esto,

pero sí que podéis utilizar el calor, la sinergia del horno,

para... para hacer este polvo de aceituna que, de verdad...

¿Le has puesto alcaparra? Le pongo ahora. La pico ahora.

Vale. Ya lo hago yo todo.

Suerte que estoy aquí, porque si no...

Tranquilo, ya lo hago yo todo. Venga, polvo de aceituna, eh.

Stop. Tampoco quiero picarlo mucho, eh.

Ya está. Para que sea, no un polvo, una arenilla, digamos.

Y, luego, no pierde nada, porque queda...

queda, la verdad, es que...

Uhm. También se puede...

Si ponéis un poquito de sal aquí, sal, y lo trituráis,

hacéis una sal de aceituna. Eh, mola.

Es que ha es saladita. Lo paso al público, que lo pruebe.

Una sal de aceituna. Es que ya tiene,

coge mucha fuerza, como está...

Eh, toma, pellizcad ahí un poco y lo vais pasando.

Ahí está. Y tiene un toque salino y todo ya, o sea, está salino.

Qué público tan majo tenemos hoy aquí.

(Risas) Qué buena gente.

Vale. Aquí tenemos la alcaparra.

Pues cortamos la alcaparra también así, en trozos.

Y, venga, y lo juntamos con la cebolla tierna y el tomate.

Vale, vamos a acabar aquí el... A ver.

Venga, ¿alcaparra le has puesto? Sí.

Venga. Vamos a ponerle un poco de olivada.

Olivada ya sabéis que es un puré de aceituna.

Sin pasarnos, un poco, a mí me gusta esto,

pero un poco. Venga, va. Ponle un poco más, un poco más.

Que no, más no. Cuidado con la sal,

porque la olivada es salada.

O sea, que pongo muy poco y, luego, probamos.

Vale. (AMBOS) Aceite de oliva.

Un toque de vinagre.

Así fresquito, de... Huy, de primavera-verano.

Venga. Y a mezclar. Movemos bien.

Cuidado. ¿Cuántas ponemos? A ver, ahora, si eso, le hago yo...

La separación y todo, eh. Yo pondría más olivada.

A esto la aceituna le va. Que ya lleva esto.

(Risas) Lleva esto, está bien, está bien.

Vale, ¿cuántas? Yo voy haciendo. Vale, venga.

Ahora yo, mientras Javier va haciendo unas líneas,

unas tiras de la cama de la sardina,

que eso le va a dar un toque ácido, fresquito, bueno, maravilloso.

Vamos a hacer, con esta naranja que nos había sobrado,

que ya veis que Javier la ha aprovechado.

Vamos a hacer pues una... una emulsión simplemente de, eh...

La naranja con el aceite de oliva. Un poquito de aceite de oliva.

¡Taca!

Este picadillo, además, es superfresco.

Y le voy a poner una gotita... Es naranja, ya está bien.

Pero una gotita de vinagre. Una gota. Cero.

Y os digo yo que pilla un rollo... Ahí está.

Hombre, dale, ¿eh, Sergio? No tengas miedo.

No, tranquilo, porque está marinada la sardina.

Vale, ya lo tenemos Espera, voy a por la sardina.

Un poquito más aquí.

Es como una cama, como una cama con este picadillo

que, además, queda muy fresquito, muy bueno.

Aquí tenemos la sardina, que ya está perfectamente,

para mí, marinada. Ha sido en tiempo real, eh.

El tiempo que hemos tardado. Bueno, cogemos esta. Vale.

Vale. Ponemos aquí ahora los lomos, los lomos marinados.

Bueno, platazo, eh. Y, si lo veis, de verdad...

Hay una, dos, tres, cuatro, cinco. Cinco, vale.

Espera, déjame el papel para secar ahí también un poco.

Ahí. Te viene bien, eh.

Me viene de perlas.

Y aquí vamos a poner los gajos.

Sí, uno. A cuatro manos.

Dos.

Además tiene la ralladura, fijaos qué color tiene,

qué color más brutal. Qué ensalada, qué buen rollo,

qué frescura, qué... qué...

Que ya nos anuncia el buen tiempo y, luego, bueno, curiosidad.

Pero digo: "Bah, lo voy a comprar". Lo he visto en el mercado también.

Es un caviar de aceite de oliva, que está muy de moda ahora. Y digo:

"Pues, mira, lo pillo y...". Le da un toque así de innovación.

Opcional, eh. Esto no es... ¿Qué? ¿Os gusta o qué?

Sí, sí. Es un platazo. Es un platazo.

Voy a poner el tomate, ya que lo tengo.

(Risas) Es el mío. Eso se nota.

Esperad con la corvina. el verde de la cebolla tierna.

Pongo el tomate. Es más mediterráneo que, vamos...

Y, luego, ponemos ya, fijaos, la vinagreta.

Bueno, la vinagreta, sí, vinagreta de naranja.

¡Toma ya! Que esto ya...

Sería una emulsión más bien. Sí, emulsión, vinagreta, sí.

¿Estás de acuerdo o no? No, porque le he puesto vinagre.

Y le he puesto aceite, con lo cual, eh...

Ponemos un poco de... Ya está, ¿no?

(BALBUCEA) Pon la naranja, la naranja, Sergio.

Venga. Espérate un momento, un momento, un momento.

Toque mágico, toque... Espera, pongo aquí, ponlo aquí.

Venga, va. Y, ahora, ya el toque final.

Fijaos qué ensalada. La arena de aceituna.

Sí. La arena, la tierra. Lo que queráis. Toma ya.

Platazo. Con mucho cariño.

(Suena música)

Vamos con la segunda receta. Corvina.

Supercorvina del Mediterráneo. Es un superpescado.

Y vamos a hacerla con quinoa negra.

Quinoa negra. Descubrimiento.

Porque nunca la hemos hecho aquí negra.

¿Conocéis la quinoa negra? ¿Nadie?

¿Pero coméis quinoa en casa? Sí.

Yo creo que ya todos. Se conoce.

Es un pseudocereal con muchas propiedades.

Superalimento.

Y, bueno, hay que consumirla.

Hay varios tipos de quinoa.

Hay quinoa blanca y esta quinoa negra,

que no es tan habitual, pero que es superbuena.

Podría ser con blanca, también.

Hay un punto muy importante con la quinoa,

que es lavarla muy bien. Sergio.

Vale. Exactamente. Hay que lavarla.

Y frotarla para quitarle. Porque si no, tiene un componente,

que es "sedonina", se llama y es...

Saponina. Saponina.

Saponina es un componente que tiene la quinoa,

que hace que amargue un poco.

Entonces, hay que lavar bien.

Entonces, ponemos un poco de agua.

Luego ya, frotamos bien.

Frotamos. Ahora le pongo más agua.

Pero ahora, de momento, frotarla bien.

Y yo lo haría debajo del grifo, eh, Sergio.

Es lo que estoy haciendo. De momento, la froto.

Ya le hago así siempre, siempre.

Cada uno tiene su técnica.

Y ahora, ya, la pongo en una colador.

Y, entonces, ya la lavamos bien.

Es un poco más dulce y más crujiente esta.

Nosotros hemos estado hace poco en Ecuador

y allí, en el mercado, bueno,

había un montón de tipos de quinoas, de todos los colores.

De gente que viven en las aldeas,

que bajaban y traían las quinoas. Precioso.

Bueno, ya está bien lavada. Importante.

Da igual que sea blanca, negra o amarilla.

Y aquí está mezclado con roja. Si te fijas,

aquí hay roja y hay negra. Ah, sí.

Y alguna blanca. Esto, los incas lo consideraban

un producto sagrado. Imaginaos qué importante es.

Bueno, vamos allá. Todo eso no lo sabías, eh.

Di la verdad. No.

(Risas)

Vale. Un poquito de ajo picado.

Ponemos un poquito de aceite de oliva.

Y hacemos...

Nada. Muy fácil esto. Para hervir la quinoa.

Que la quinoa... Que tenga un poco de sabor.

Le ponemos un poco de ajo.

Un poquito de cebolla tierna.

Que la cebolla tierna le va muy bien.

El doble de agua por la cantidad de quinoa que vayamos a poner.

Muy fácil. Ese es el tipo de cocción.

Pones un vaso de quinoa, pues, dos de agua. No tiene pérdida.

No tiene complicación. Siempre, el doble.

¿No hicimos aquí una vez la paella de quinoa?

¿Se ha hecho o no? Sí.

La paella de quinoa. Es verdad.

También, de un día que iba a hacer un arroz.

Abro el armario. A mí siempre me pasa.

Al final, en casa, eso de la cuchara de palo

y el herrero y el refrán ese que dicen.

No tenía arroz. Preparé toda la marca.

Todo superbién preparado.

Abro el armario. No tengo arroz. ¡Mecachis en la mar!

Se dice: "En casa del herrero..." Cuchara de palo.

Cuchillo de palo. Bueno.

¿O cuchara? Pero tenía quinoa.

Lo hice con quinoa y flipé. Quedó buenísimo.

Vale. Vamos a ir. Ya lo tenemos, Sergio.

Venga. Dale ahí candela.

Y ahora, ponemos lo que hemos dicho:

el doble de agua.

Y un poquito de sal. Exactamente. Evidentemente, sal.

Y ahora, Sergio, ramilletes de brócoli.

Vamos a hacer una crema de brócoli.

Pero una crema de brócoli que tiene truco.

Toque. Al final... Truco, toque.

Tiene de todo, porque ya veréis.

Sacamos los ramilletes. Tendrías que decir la verdad.

Que tiene el toque que se le ha ocurrido a Javier.

Ya. Eso sería más correcto.

Porque es así. Solo por eso, Javier, de verdad...

Esa... No sé. Es muy feo eso.

(Risas) Estamos aquí trabajando en equipo.

Yo solo digo la verdad. Yo, yo. Estamos aquí en equipo.

Somos los dos. Veis que yo no digo "yo" nunca.

(Risas) O sea, esto es de los dos.

Vale. Tenemos ahí... Pon un poco.

¿Así o un poquito más?

Un poquito más. Bueno, fijaos qué está verde,

está bonito el brócoli, está maravilloso.

Brócoli, superalimento también. Buenísimo.

Yo, ante la duda...

¿Pero ya está? ¿A pelo? Sí.

Pues nada. Venga.

Ponemos un poquito de aceite.

Esto lo vamos a hacer muy fácil.

Y el brócoli bien verde. Porque es cuando tiene

más vitaminas, más betacarotenos. Brócoli.

Que son los componentes del color, las vitaminas, también.

Un poquito de sal, un poquito de agua.

Y tapar. Y tapamos.

¿Por qué no lo cocinamos en abundante agua?

Porque se pierden las vitaminas. Y al vapor, mejor.

Si tenemos una vaporera de estas de bambú

y lo metemos ahí, también va bien.

Lo vamos a mantener mucho mejor.

Vale. Picadillo, Sergio. "Picadilly".

Venga, picadillo. Vamos a ir con el picadillo.

Voy a hacer un poco de picadillo de tomate y cebolla tierna.

El verde de la cebolla tierna, que siempre utilizamos.

Esto le va a dar frescor.

Esto le va a dar un toque de frescor buenísimo.

Bien finito. Que nos encanta la cebolla tierna y el verde.

El verde es buenísimo.

Más fresco.

Y después, ya veréis que el aguacate, la crema...

Bueno, lo voy a avanzar.

Haremos el brócoli mezclado con la crema y triturado.

Y esto le da una "mantecosidad", una cremosidad.

Suave. Lo deja increíble.

Hacer una crema de verdura, de calabacín,

de calabaza, de lo que quieras.

Al final, cuando lo sacas del fuego,

le pones un aguacate y lo trituras.

Te queda una mayonesa, un rollo.

Como si fuera mantequilla, como añadir mantequilla.

Sabéis que el aguacate es muy graso.

La grasa vegetal. Truco Torres.

Y... ¡Uf! Vale. Esto lo ponemos aquí.

Ahí está. Fijaos.

Bien finita, que es como queda muy bonita.

Y eso es buenísimo. Venga.

Y aquí tenemos tomate cortado pequeñito.

Venga. Voy a filetear la corvina.

Que eso, evidentemente, lo podéis pedir fileteado.

Para eso tenemos ahí el fantástico mercado.

Pero la corvina es un pescado muy bueno.

Y muy económico. Exactamente.

Está bien de precio y vale mucho la pena.

Es un pescado que tiene la carne dura,

que es muy sabroso.

Pescado blanco, parecido a la lubina, dorada.

Similar. Dicen que... Bueno, además, la gente cuando...

Los pescadores no le dan tanta importancia a la corvina.

Y luego, creo que... En el mercado, la tiene,

porque es un pescado muy económico.

No. Pero los pescadores sí que le dan importancia.

Pero más a la lubina que a la corvina.

Ah, eso sí.

Vale. Sacamos un poquito.

Fijaos qué filete más bonito.

Y ahora, aquí tenemos quinoa cocinando por un lado.

Con 12 minutos, estará bien.

12-14. Siempre hay que probarla.

El brócoli. ¡Hum! Que está cocinando ahí.

Pescado fileteado. Esperamos un momento.

Y toque final.

(Suena la alarma)

Vale. Fijaos. Ya ha consumido, prácticamente, el agua.

Falta, nada. ¿Dos minutos? Sí.

Dos minutos. Bueno.

Tres minutos. Vale.

Aquí tenemos el filete de la corvina,

que, mientras tanto, el tiempo de que Sergio corra,

corra mucha y empiece a hacer la crema.

Bueno, yo la crema la hago más rápido que el viento.

Ponemos el pescado siempre por la parte de la piel.

¿Vale? ¿Por qué por la parte de la piel?

Porque sabemos que tiene más grasa y va a proteger la carne.

Casi toda la cocción la haremos por la piel.

Importante, eh. Vale. Yo cojo el brócoli.

Lo pongo aquí, en un vaso para batirlo bien.

Y le voy a poner ahora Toque Torres.

Primero, un poco de comino, que le va muy bien.

Un pelín, eh. Y luego, aguacate.

Vamos a poner medio aguacate, tranquilamente.

Porque eso lo que le va a dar, es una cremosidad.

Sabéis que, a veces, las cremas se quedan como desligadas.

Se queda como que no queda bien unido.

Entonces, lo que vamos a hacer, es unificarla.

Unificarla y ya veréis.

O sea, esto es una ligazón. Esto ayuda a ligar.

Ahora, de momento, no le pongo...

¿Me has tirado el agua? No. La tengo ahí.

Todavía no sé si me hará falta o no.

Yo creo que, un poco, sí. Espérate.

Es mi receta, eh. Ya, ya.

Yo te la mejoro, ya lo sabes, siempre.

Falta agua. Tranquilo.

Si quieres un puré, no hace falta agua.

Si quieres una crema, hace falta agua.

Prefiero puré. Está pidiendo agua.

Venga, un poco de agua. Que no.

De verdad, no. Yo le pondría un poco de aceite de oliva.

Es una manera de pedirlo para no decir "necesito agua".

Un poquito de aceite de oliva.

Venga, aceite de oliva, que eso va a ligar también.

Falta un poquito de agua, eh, Sergio.

Yo creo que no, pero bueno. Vale, vale.

Vale.

Por un lado... Perfecto, perfecto.

Perfecto.

¿Qué agua? ¿Dónde? Un poquito, lo iría.

Pero, bueno, va. Lo dejamos así.

Después, la quinoa ya la tenemos.

Ahora os enseñaré qué pedazo de crema queda de esta manera.

¿Veis? Quinoa. Ya ha soltado toda el agua.

Yo la voy a escurrir,

por si tiene un poquito de agua. Pero ha escurrido.

Bueno, fijaos. Queda ligada. Queda untuosa.

Queda... Pues tiene.

¡Hum! No tiene sal.

Pero eso se soluciona.

Dale caña a esa sartén. Tranquilo.

Vale. Le pongo un poquito más de comino.

Es que le va bien. Ahí está.

Vale. Aquí tenemos... Y ahora, ya...

Aquí tenemos esta fantástica quinoa.

Que la ponemos a escurrir por si tuviera exceso de agua.

Y este fuego ya lo paramos. Vale.

Ahora vamos a darle caña. Pero fijaos una cosa.

Muy importante.

Mirad cómo va subiendo el color blanco de la cocción

y se va cocinando, prácticamente, toda por la piel.

Después, solo es darle un golpe ligero y sacar rápido.

Sabéis que a nosotros, los pescados nos gustan...

Sí, pero dale prisa.

Tranquilo.

A ver. Vale. Mezcla aquí un poquito de tomate y cebolla.

Porque luego vamos a utilizar esta misma sartén

para saltear la quinoa, que eso le da un toque brutal.

Dejo la mitad para ponerlo en fresco.

Esto, lo que vamos a hacer, en fresquito, luego, encima,

con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Muy natural.

Lo pondremos, ya veréis, para darle un toque...

pues, más de ahora.

Vale. Un plato para poner el pescado ahora, Sergio.

Nada. Le doy la vuelta ahora.

Veis que ha sido, prácticamente, toda la cocción por la piel.

Ahora, un golpe. Pim, pam.

Ese dorado no se lo das tú, eh.

(Risas) Ya estamos. Ya lo veis.

Todo el día igual.

(Risas) No puedo más.

Vale. Venga. Ahora, con el mismo jugo

y todo lo que hay aquí... Espérate.

Yo no la pondría toda. No, toda no. Un poco más.

Para hacer una ensalada. Vale.

Venga. Y ahora, recuperamos

ese aceite tan bueno de la corvina.

Rectificamos, como siempre, de sal y pimienta.

Vale. Yo voy a hacer la crema.

Que vamos a hacer así... ¡Cuidado, eh, Sergio!

Tranquilo, tranquilo.

Bueno, era para poner el pescado encima.

Ponlo encima. Ponlo encima. "No fear".

Así. El pescado.

Un poquito de sal, también. Pongo...

Yo pongo la quinoa al lado. Espera.

¿Cómo que "espera"?

Un poquito más. Esto es muy bueno.

Un poquito así, ¿no?

¿No? Venga, va. Para que estés...

¿Ahora? ¿Estás contento? Ahora.

Y luego, lo que hacemos, es refrescar este plataco,

este "plataken", con...

Parte del tomate y la cebolla tierna.

Exactamente. Y ya está. Nada más. Ya lo tenemos.

Y aquí tenemos corvina con puré de brócoli y quinoa negra.

(Suena música)

Platos sanos y muy mediterráneos.

Bueno, nos despedimos con esta corvina,

con esta sardina y con mucho cariño.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Y nos vemos muy pronto. Adiós.

Que vaya muy bien. Cuidaos.

¡Hum!

Está buenísima, ¿no? Superfresca. Buenísima.

Además, está fresquita y todo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ensalada de sardinas y corvina con quinoa

Torres en la cocina - Ensalada de sardinas y corvina con quinoa

16 may 2017

Hoy los Torres nos traen como primera elaboración una ensalada de sardinas y naranja. En la segunda elaboración combinarán corvina con quinoa negra, con una crema de limón.

ver más sobre "Torres en la cocina - Ensalada de sardinas y corvina con quinoa" ver menos sobre "Torres en la cocina - Ensalada de sardinas y corvina con quinoa"

Los últimos 1.332 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios