www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4561278
Para todos los públicos Torres en la cocina - Ensalada de langostinos y buñuelos de cebada - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. Bienvenidos a "Torres en la cocina".

Hoy tenemos una invitada de lujazo.

Tenemos a Soraya, que nos va a traer un postre.

Eso será después. Luego os cuento.

Luego nos cuenta. Todavía ni sabemos qué es.

Nos tiene aquí intrigadísimos.

Primero vamos a hacer una ensalada de langostinos

con aguacate y un toque más, pomelo.

Yo voy a hacer unos buñuelos que no os voy a decir nada más,

pero no es nada común. Van a ser unos buñuelos diferentes.

¿Nos vas a decir algo? Ya veremos.

Yo, como Soraya. Ella va de incógnito.

Cuánto secretismo hoy. Exactamente.

Os tendréis que esperar y lo tendréis que ver.

Vamos con el producto. El producto que es el langostino.

Sergio siempre me lo cambia de nevera.

Es increíble. Langostino precioso.

Fijaos qué langostino más bonito.

Hemos comprado langostinos.

Aunque sabemos que tú eres extremeña, casi tocando...

Con Portugal.

Casi, no. Tocando. ¿Estás a cuántos kilómetros?

Valencia de Alcántara, bueno, de donde yo he crecido...

Un saludo. Dos kilómetros. Puerto Roque,

Valencia de Alcántara, dos kilómetros.

Dos kilómetros. ¿Hablas portugués?

Sí. "Falo portugues". Ah. Yo "falo portuñol".

Bueno, está bien. (RÍEN)

Está bien. Bueno, primero nos vas a ayudar

a pelar langostino, ¿vale? Claro. Venga.

¿Cómo se pela un langostino?

Vale. Yo te digo.

Nada. Eso cogemos, quitamos la cabeza.

Y luego, ya aquí pelamos la piel.

Con cuidado. Vale. Pensaba que iba a haber

otro procedimiento. No. No hay nada.

Hay una cosa que es interesante...

¿Ves? Aquí ya quitamos y nos sale estupendo. Vaya langostino.

Luego quitaremos el hilo que tiene, la tripa,

que puede tener algo de arena.

La cabeza la vamos a utilizar

para hacer una leche de tigre pero espectacular,

para marinar aquí el langostino.

No os asustéis, que la leche de tigre

no es más que aprovechar los jugos

de la cabeza del langostino. Ya veréis.

No tiene más complicación que eso.

Oye, se me ha ocurrido ahora.

Si hacemos los langostinos

a la plancha, por ejemplo, y nos queremos comer

la cabeza entera, ¿sabes cómo? No.

Entonces, tiene estar parte de aquí arriba,

que lo que hacemos es separar.

Ah, mira. Sacamos la parte más dura,

que es esta.

Fijaos. Esta sería la parte dura dura.

Y esto, que es donde está...

Evidentemente, le quito esta parte de aquí, que es más dura.

Y esto se podría comer todo entero. Es un manjar.

Bueno, ¿qué voy haciendo? Danos trabajo, Javi.

Vosotros, langostinos. ¿Yo qué hago? ¿Verdura?

No. Vamos a hacer el marinado. Vale. Verdura, ¿no?

Tenemos exactamente ajo, pimiento verde, chalota o cebolla.

Jengibre. Que eso lo vamos a poner aquí.

Es como una especie de ceviche, más o menos. Ya veréis.

Pero a lo Torres.

Ya veréis que tiene otros toques,

otras historias.

Qué bien se come en tu tierra.

Sí. Extremadura nos encanta.

En nuestra tierra se come muy bien.

Nosotros comemos el tema de los embutidos,

que son muy conocidos. Mucho.

Aparte, tenemos las calderetas... Quesos.

Queso. Vinos también. Vinos.

Y su gente, que los extremeños somos buena gente.

Hombre, buena gente. Eso sí. Lo sabemos.

Lo tenemos ahí en cuenta. Mira.

Aquí tenemos las cabezas. Qué bueno.

Que lo que vamos a hacer, es, ligeramente...

Ahora te voy a dar un tenedor y nada, chafar ahí un poquito.

¿Cómo se te da la cocina, Soraya? ¿Le das al tema?

Sí. Me gusta mucho. Yo sé que sí.

Para la gente que nos está viendo.

Sí. Bueno, sí es verdad que desde pequeña me encanta

con mi madre los fines de semana verla cocinar.

Siempre hemos participado haciendo cosillas juntas.

Y dentro de mi familia, hay...

¿Quieres que lo chafe? Sí.

Dentro de mi familia, sobre todo, somos más de dulces.

Dulces típicos. ¿Ah, sí?

Sí. Los fritos borrachos, las rosquillas...

¡Oh! Rosquillas. Todo eso que es extremeño.

Y los mantecados de vino.

A mí todo eso me encanta.

¿Te gusta, no? Eso es buenísimo.

Hombre, no es muy ligero ninguno, pero molan.

No es para comerlo todos los días.

¿Sabes a lo que me recuerda? ¿A qué?

A la infancia, a los recuerdos de mi abuela.

Todo eso nos lo hacía nuestra abuela.

Y eso tiene un valor incalculable, porque es buenísimo.

A mí me hace viajar.

No es para todos los días. Tengo una tradición.

Cada vez que voy al pueblo, no perdono

las meriendas en el pueblo. Me encantan las meriendas

de eso de tomarte el cafelito que hacen allí.

¿Sigo más? No, no. Está perfecto. Sergio.

A ver si Sergio está con nosotros porque va muy lento.

Estoy aquí. Os doy todo. Tengo aquí pimiento verde.

Venga. Que ponemos aquí.

La chalota. Chalota.

Ahora pelo el ajo. Y luego, vamos a rallar

un poco de jengibre aquí dentro.

Vale. Tú misma. Y yo voy haciendo el ajo.

Ahora pondremos zumo de lima. Yo tengo el ajo aquí ya,

que le ponemos el ajo. Me recuerda un poco

a la gastronomía peruana. Tiene un toque, un rollo. Sí, sí.

Vale. La lima. Y aquí tengo zumo, Sergio.

Mira. Es verdad. Estaba aquí.

Te lo voy a facilitar. Iba a hacer yo en un momento.

Ahí está. Tenemos zumo de pomelo.

Zumo de lima. Y un poco de caldo de pescado.

De fumet. Que no puede faltar en la nevera.

Nunca jamás. Jamás.

Limón. Zumo de limón.

Ahí está el caldo de pescado.

Y de salados, ¿qué platos de recuerdos tienes de tu tierra?

¿De salado? ¿O qué te gusta a ti cocinar?

Tú tienes que cocinar en casa y dices...

Uno de esos platos que dices... Yo me cuido bastante.

Yo siempre conformo mi dieta de lunes a viernes

y luego, sábado y domingo.

De lunes a viernes, me gusta mucho cuidarme,

hago muchas cosas al papillote.

Fundamentalmente... Qué bueno.

Sí. Hacemos lo que son pescados,

por ejemplo, un salmón con brócoli.

Verduritas al papillote. O luego, por ejemplo,

también somos muy de tomar de cuchara.

Nos gusta el tema de legumbres. Qué bueno.

Unas buenas judías, ahora que hace fresquillo.

La cuchara es fundamental. Es importante.

Esto lo dejamos en la nevera una hora.

¿Qué pasa? Que ya tenemos uno hecho,

que lo hemos hecho antes. Está avanzado ya.

Nos vamos avanzando a los tiempos, porque si no...

Si no, no llegamos. Exactamente.

Esto es la tele. Aquí, el tiempo es oro.

Aquí lo tenemos ya pasado una hora y ha marinado.

Y luego, al final, es lo que decíamos,

que es un tipo de cocción, que es por la acidez del cítrico.

Y nos queda así con un punto extraordinario.

Se ha hecho, vamos. Está cocinado.

El que quiera saltearlo un poco, que lo saltee.

Pero así, tal cual, ya es...

Entonces, siguiente paso. Venga.

Vamos ahí. Yo voy a ir cortando la cebolla.

Tú vas a ir cortando el tomate. Sí. La cebolla para ti.

Tú el tomate mejor. El tomate.

Y Javier te va a enseñar a hacer un tomate concassé.

O sea, son unos dados... Ya estás hablando... Soraya.

Estás hablando con una experta. Yo he venido a aprender.

Además, me han dicho que tú, antes de cantar,

eras azafata. De vuelo.

Azafata de vuelo. Sí. Estuve como tres añitos.

Muy poquito tiempo, pero fue suficiente.

Qué bien. Y por eso tuve la suerte de viajar

por muchos países y conocer muchos tipos de gastronomía.

Qué bueno es eso. Es superinteresante.

¿Qué país te ha impactado más? Yo soy muy del norte de Europa.

A mí los países escandinavos, por ejemplo, Suecia, me encanta.

Estocolmo es una ciudad... Te va así con el... Blanca...

Un poco vikinga. Muy guapa. Ojos así...

Javi, déjala en medio. Perdón. Cuéntame cómo es.

Ponte en el otro lado. Cortamos a cuartos.

Sí.

Entonces, lo que hacemos ahora, es sacar las pepitas, la pulpa.

Y, entonces... Porque vamos a hacer una...

Un pico de gallo, que se llama.

Que es tan fácil como coger un poco del marinado colado

y pondremos el tomate con la cebolla.

Y eso se llama pico de gallo.

Exactamente. Y lo que hacemos es dados.

No os fijéis tanto en el argot, sino en el producto en sí,

en la receta en sí. Luego, darle vuestro toque.

Si es más cocinado o menos cocinado.

Porque el langostino lo podéis encontrar ya cocido.

También lo podríais hacer con el langostino cocido

y hacer un marinado aparte. Cortamos en daditos.

Fantástico. Sigo yo. Adelante.

A ver. Yo voy cortando la cebolla.

¿Qué tenemos para esta ensalada?

Nos encantan los brotes de espinacas,

que sabéis que se encuentran muy fácil.

Son muy buenos. Tienen muchas vitaminas.

Y, además, comer crudo es genial.

Vale. Pon ahí.

Me gusta lo que estáis haciendo, porque es justo

lo que yo podría comer durante la semana,

cosas ligeritas, saludables.

Sí, sí. Está muy bien. Oye, ¿te acuerdas

del primer casting de "OT", de "Operación Triunfo" que hiciste?

De eso hace mucho tiempo, ¿no?

Pues hace 14 años, va a hacer este año.

¡Madre mía! Cómo pasa el tiempo.

Sí que me acuerdo. De hecho, en realidad,

yo el casting lo fui a hacer de rebote.

¿Ah, sí? Yo iba acompañando a otra chica.

Suele pasar eso. "Si yo no quería". Qué bueno.

Iba acompañando a otra chica sabiendo perfectamente

que a ella la iban a coger y a mí no.

Y, de repente, llegamos las dos

al final de los castings.

yo entré y ella no. Era un chica de Bilbao muy maja

que cantaba muy bien. Así fue la vida, me tocó a mí.

Bueno, tenemos aquí... A ver.

El marinado que hemos hecho al principio para los langostinos.

¿Le has puesto el ají? No, le voy a poner ahora.

Un poquito. Un poquito.

Voy a poner un poquito. Por mí, ponle, ¿eh?

No, un poquito, pongo esto.

Vale. Para darle colorcillo.

Sí, lo que pasa que esto que le he puesto es la bomba.

A ver. Prueba poco, que pica, ¿eh?

Sí, pica, sí. Pica, pica, este pica.

Sí, sí. Este es del bueno.

Si tomas agua es peor, todavía. Hay que comer pan.

Sí. Exactamente.

Ponemos el tomate. Bien.

Fijaos qué cosa más simple y buena, así lo aprovechamos,

del marinado de las cabezas. ¿Te gusta el cilantro?

Me encanta. Mecachis.

¿Por qué? ¿No te gusta? A él le encanta, a mí no.

¿En serio? Pon aquí cilantro.

No, vamos a poner perifollo.

Yo no sé si se hace o no, lo de ir probando cosas.

Hay que probar. Siempre lo decimos,

que hay que probar. Probamos todo.

Hay que probar y probar.

Hay que saber cómo está de sal, pimienta, cítricos.

Yo voy metiendo la mano. Hay que probar.

¿Hay algo que no te gusta? Sí.

Hay algo que no me gusta y es, digamos, el tema del hígado...

Tiene que estar muy hecho o que yo no me entere.

Vale. Pues es muy de tu tierra.

Ya lo sé. Los majados estos que se le llaman,

los majados son la mezcla del hígado en el... ¿cómo se llama?

En el mortero. En el mortero.

Eso es muy de mi tierra, para la calderera,

pero, como te digo, tiene que ser que no me entere.

Ya, ya, ya, ya. Bueno, voy a abrir el aguacate.

Exactamente. Tenemos un aguacate.

Porque le vamos a poner aguacate y te voy a enseñar a pelar

un pomelo, para que no tenga nada. Nunca lo he pelado.

¿No? Nunca lo he pelado.

Pues ahora vas a aprender. Perfecto.

Aguacate, tenemos un aguacate fantástico, magnífico,

que lo voy a cortar, está, incluso, ya maduro...

a tope, pero va bien.

Le decimos a lo vivo.

A lo vivo quiere decir que cortamos esta parte de aquí, la de arriba.

Un poquito más. Ajá.

Y la parte de abajo, el pomelo tiene bastante piel.

Y, ahora, hacemos... Huele muy bien.

Uy, qué bien. Jolín. Sí, ¿verdad?

Hacemos como si fuera la forma del pomelo

y vamos sacando lo que es toda la piel.

Tú fuiste, por ejemplo, a Eurovisión.

Tú que fuiste, ¿qué auguras para este año?

Que vamos a quedar superbién. Ahí, ahí, ahí.

Optimismo. Como tiene que ser.

Claro que sí. Aparte, me encanta Amaia,

me encanta Alfred, llevan una canción muy bonita.

También lo creo. Ellos cuando cantan

se forma una burbuja de amor. Un aura ahí maravillosa.

Y eso es la verdad, eso traspasa, llegará al corazón de toda Europa.

Sí. Estoy de acuerdo.

Ahora, ves que tenemos entre... Los gajitos, ¿no?

Los gajos. Hacemos así. Es como una naranja más naranja.

Exactamente. Está un poco fuerte, ¿no?

Es amargopero me gusta.

¿Quieres probar? Sí quiero.

Mira. ¿Sabes lo que amarga?

La parte blanca, esa no. La gente lo toma para desayunar.

Es que es muy bueno. Muchos.

Me gusta mucho. Tiene muchas propiedades.

Ostras. Está bueno, ¿eh?

No has comido la parte blanca.

Claro. A lo vivo se quita esa parte.

¿Qué sueles desayunar? Aquí saben las cosas mejor, ¿eh?

No, qué va. Sí, sí, sí, sí.

Mira, yo desayuno... ¿Quieres que siga?

Bueno, vamos a hacer estas. Vale.

Desayuno huevos revueltos con aguacate.

Ajá. O desayuno un "porridge",

la leche de avena mezclada... ¡Ah!, sí.

Mezclada con la avena o... Yo le echo, a veces,

nueces, fruta cortadita. Los frutos secos le van bien.

Vale, Javier, ¿te hago un plano? La vas a montar tú, ¿eh?

¿Yo? Vale. Sí. Coges cebolla y tomate

y lo pones de base. Sí, "de base".

Si cae un poco de líquido, no pasa nada.

Exacto. Se puede poner a tope.

Porque es tan bueno y es tan cítrico

que vamos a hacerlo que sea la ensalada.

Vale. Eso va a ser una base.

Después, Sergio. ¿Así va bien?

Perfecto. Tú pones el aguacate, o no,

que lo ponga Soraya. Pones el aguacate de base.

Como tú quieras. Déjame uno chiquitillo.

Exactamente. Correcto. Vale.

A ver, es que está bien hechito. Sí, está maduro, ¿eh?

Está bien, está ahí potente. Sí, sí.

Venga, una base, ¿no? Sí. Exactamente.

Venga. Ahí está.

A ver... Qué profesional, ¿eh?

Yo lo cojo todo y lo pongo. Aprendo de vosotros, chicos.

¿Así va bien o...? Está perfecto.

Vale. Sí, lo tenemos.

Yo voy a hacer... para no dejar aquí esto.

¿Nos lo vamos a comer o qué? Eh...

Pensaba que me lo ibas a dar. Quiero dejar una cosa clara,

es que soy muy comidillas. Yo, también.

Y cuando son cosas sanas, mejor. Y tanto.

¿Verdad? Así aprovechamos. Exactamente.

Pongo aquí, aunque con la leche de tigre se va a aliñar,

pero pongo un poco de sal. Sí.

Un poco de aceite de oliva. Ajá.

Ahora lo que hacemos es... Qué buena ensalada.

Sí, sí. Ir montando aquí las hojas.

Fresquita y fácil, no tiene nada.

Hasta arriba, ve poniendo tú hojas a tope.

Vamos. No nos complicamos la vida.

Nada, nada. Después, el langostino.

Vamos poniendo langostinos. Los acostamos para que duerman.

Correcto. Para que no se den cuenta.

Qué bueno. Está buenísimo así.

Se lo hago a mi pareja en casa... Bueno, y alucina, ¿no?

Bueno, me dice: "¿cómo te has levantado hoy?".

Bueno... Pues hay que hacerlo.

Lo puedes hacer, no es complicado. No, por eso te digo.

Y, luego, id al mercado, siempre lo decimos.

Ir, escuchar a la gente, hablar, comer productos frescos...

Y no tener miedo a hacer combinaciones, a probar...

Y a equivocarse, no pasa nada. A pasarlo bien.

Exactamente. Vale, lo tenemos.

Qué bien. Fantástico.

Tengo unas huevas de tobiko, prueba, a ver qué te parece.

De pez volador. Me van a decir que soy...

Hum. La glotona. Y como explota un poco y tal,

está muy bien, es curioso. Están muy buenas.

Exactamente. Tiene un sabor saladito.

Correcto. Y como explota y es juguetón.

Se encuentra, ¿eh?

Se encuentra fácil en grandes superficies.

Voy a poner un poco de jugo, que es buenísimo.

Bueno, bueno, esto es fantástico.

Y, luego, combina muy bien y aliñamos

tanto lo de encima como lo de abajo.

Ahora, ponemos el pomelo. Tres trocitos de pomelo.

Qué bien. Qué colorido. Del pomelo no hay que abusar.

Sí, además, es muy buena combinación el pomelo, la espinaca,

el langostino... todo lo que lleva.

Nosotros vamos a lo estético pero si lo juntas todo

en un bol, lo mezclas y... Está buenísimo.

Está igual. Luego va todo a la barriga.

Correcto. Ahí se junta.

Sacamos el aro, evidentemente.

Lo emperifollamos, toma, ponle esta.

Ahí... Mira qué bonito.

Bueno, bueno, bueno. No sé si ponerla aquí o aquí.

(RÍEN) O aquí en la solapa.

Donde quieras. Madre mía...

¿Qué te ha parecido la primera? Muy apetecible.

Vas a ver la segunda, que es más mía, bueno, de los dos.

Es una sorpresa. Es verdad.

Tranquilo. Es una sorpresa.

Vamos a hacer buñuelos de cebada.

Unos buñuelos de cebada increíbles, maravillosos, fantásticos

y le vamos a dar un toque de tu tierra; jamón ibérico.

Hemos dicho... Mirad qué tenemos: la cebada,

que la hemos comprado, es muy fácil de encontrar esta.

Es una cebada seca. Exactamente.

Se hace la cerveza, el güisqui... ¿La habías visto así?

No, no suelo consumir cebada en casa, fíjate.

Pues está muy bien, ¿eh?

Lo único que hay que hacer es lavarla muy bien bajo el grifo

y, luego, cocinarla 30 minutos y ya está.

Agua con sal, 30 minutos y ya.

Ya está, no tiene más.

A partir de aquí, elaboramos el plato; estos buñuelos.

Fíjate, la cebada que la hemos cocido.

Sí. La trituro un poco.

No del todo, solo un poquito.

Hay que romperla un poco para que podamos hacer...

Manejarla. Manejarla un poco.

Es romperla un poco, no lo voy a hacer más.

Venga, ya está, nada más.

¿Qué tenemos? Fijaos. Mezclamos.

Tenemos aquí y ahora mezclamos los ingredientes.

Le vamos a poner: Huevo.

Aquí, aquí. Y tú me vas a ayudar a cortar.

Sí. Jamón, jamón a daditos.

Cuidado que los cuchillos están muy afilados.

Sí, pero bueno, controlas.

Y tenemos parmesano, un poco de parmesano,

siempre decimos: podría ser manchego o cualquier otro queso.

Huevos. Tenemos solo la cebada.

Vamos a poner huevos, que le vamos a poner tres.

En este caso, sabéis que las cantidades os las damos

aquí en el gráfico o en la web las encontráis a tope.

Vamos a mezclar, sal y pimenta que le voy a poner.

Decir, ahora que te veo cortando el jamón.

Sí. Lo de las lonchas de jamón

que vienen cortadas y tal, es un invento reciente.

El jamón se ha cortado... En el momento, para comer.

Para que esté como tiene que estar.

Y cortar el jamón no es cosa fácil, ¿eh?

No, no lo es. Tiene su rollo.

Totalmente. Entonces... Tiene su historia.

Es que como cortes mal el jamón te cargas la pata entera.

Cebada, sal, pimienta, huevos.

¿Así va bien? Perfecto.

Queso rallado. Ahí está.

Me ha gustado mucho, Soraya, la canción del nuevo disco.

Sí. Te lo tengo que decir, muchísimo.

Se llama "Qué bonito". Anda, toma ya. Es verdad, sí, sí.

Y, bueno, ha sido... ha sido...

El himno de la Copa del Rey de baloncesto que acaba de pasar.

Correcto. Es una canción muy alegre

que tiene un mensaje muy positivo que habla

de que no haya barreras, de ayudarnos unos a otros.

Tenemos ahí el vídeo clip.

(CANTA) Qué bonito amanecer cada mañana.

Qué bonitos tus ojitos de esperanza.

Qué bonito estar con gente que te ama,

tenerte conmigo, tenerte conmigo.

¡Bravo! ¡Ole!

Qué guay, es muy bonita. Sí, tiene una letra...

Muy positiva, ¿no? Sí, sobre todo para dedicárselo,

también, a gente que tú quieres,

que admiras, tiene un mensaje muy, muy especial.

Sí, qué chulo, qué guay. Y me da muchas alegrías,

muchos me escriben y me dicen:

"Me pongo todas las mañanas tu canción",

o, incluso, también es buena para ponértela aquí cocinando.

Claro. Te da un rollo que no veas.

Y más si la tienes en directo ya es la leche.

Nosotros, vamos. Vamos a ponerle aquí un toque,

Javier puso jamón, le pondré comino y qué hierba te gusta a ti.

Por ejemplo, así de lo que tienes aquí.

Lo puedes ver aquí, la que quieras la que creas que combina con esto.

Hay orégano. La salvia me gusta mucho.

A mí también. Mucho.

Venga. Pues salvia me gusta.

Salvia le ponemos. Yo intenté tener un pequeño...

Huerto. Sí, huertito de plantas,

pero no sé por qué se me estropearon en casa,

no sé si es que necesitan. Bueno, la planta es que, luego,

necesita bastante tierra, un punto de luz, un mínimo de luz.

¿O habrá sido que los gatos se lo comieron?

Puede ser, eso puede ser, también.

También, la salvia, me acuerdo

la primera vez que la probé fue en La Toscana.

Nuestra, la casera de donde nos quedamos nos hizo una pasta

y bajó allí abajo al jardín de su casa,

cogió salvia, nos la subió y comimos pasta a secas

con tomates secos,

con la salvia y un chorro de aceite de trufa.

Oh, Dios mío, hija mía. No os digo más.

Eso es un lujo. A estas horas.

Bueno, haremos una mayonesa para acompañar, no los freímos

todavía, hacemos una mayonesa, pero, totalmente, diferente.

A ver.

Aquí ya tenemos la masa y el buñuelo

que ya veis es, completamente, diferente.

Vamos a hacer una mayonesa, pero, toma, casca tú el huevo.

Vale. Toma, espera, dónde está.

Aquí. Toma, casca el huevo.

Tiene truco es que es duro, te he hecho una broma.

Es broma. ¿Pero iba bien?

Iba bien, muy bien.

Vamos a hacer una mayonesa, es que vi el huevo duro

y no lo pude evitar. Qué malo eres.

Vamos. Es que yo también.

Vamos a hacer con un huevo duro

una mayonesa, totalmente, diferente.

Y dirás: "¿Con huevo duro una mayonesa?"

La verdad que sí. Pero, vamos, ya verás.

Le ponemos mostaza, queso fresco y aceite de girasol.

Ponlo tú misma. ¿Cuánta cantidad, un poquito, así?

¿Más? ¿Te gusta mucho la mostaza?

No mucho. Vale.

Pues la que tú pondrías, que sé que tienes

buen equilibrio del gusto.

Bueno...

¿De esto bastante? Sí, ya le puedes poner, ya.

¿Así va bien? Sí, y un poco más si quieres.

¿Sí? Venga, ¿así?

¿O me he pasado? No, no, está perfecto.

Hala. Y algún día si, por ejemplo,

el queso crema lo tenéis duro, pues al baño María

y así tapado, también va muy bien.

Se ablanda. Sí, se ablanda rápido.

Aceite. Aceite de girasol.

Venga.

Le echo, cuánto. Pónselo todo.

Es que a mí... ¿todo? A mí me da bastante miedo

el tema de los ingredientes

porque, a veces... ¿Cómo medir, no?

Claro, eso de al ojo, como decían nuestras madres,

nuestras abuelas, al ojo.

La verdad es que nosotros aquí lo tenemos muy controlado

y bastante medido porque lo medimos y, luego,

ya es la experiencia y tal.

Toma, te lo dejo a ti. Venga.

Y ya está, ya lo puedes batir. Lo hace por si se corta,

lo hace siempre así.

A los invitados le damos estas cosas.

Lo difícil, ¿no? No, que yo no lo he hecho.

¿Cómo voy, cómo voy? Perfecto, ya está, fantástico.

Yo tenía unas gotas, espera que pongo unas gotas

de limón que le irá muy bien.

Y vamos a probarlo, pero que está bien, ya la veo.

Vamos ahí.

Qué buena.

Venga, ahí, dale limón.

Te va a ayudar a ligar más. Y si quieres ponerle

un aceite de sésamo o de otra cosa que quieras

de trufa que antes hablabas.

Lo de la trufa, a mí me encanta toda la trufa me encanta.

A nosotros también. ¿Verdad?

Yo creo que ya está. Perfecto, ya lo tenemos.

Perfecto, ahora ponemos un poco aquí en este tarro.

Yo voy a poner, ¿qué hacemos,

probamos primero tu postre o frío los buñuelos?

Yo creo que, de momento, por favor, dejadme que saque

el postre, lo vemos y, luego...

Estamos todos con una curiosidad tremenda.

Bueno, os voy a ir explicando un poco.

Vale, mientras yo frío los buñuelos.

Vale. Yo hago los buñuelos.

A ver qué os parece.

Aquí os he traído una pequeña muestra.

¿A ver? ¿A qué os recuerda?

A ver. Bueno, pues a mí,

así me parece una especie de toffe, una mousse.

¿No? ¿Yo lo puedo probar?

Venga, métele el dedillo. Venga, va, con el dedo.

Sí, sí, mira. Es un poco...

Es un poco, ¿qué? ¿A ver?

Una baba, ¿no? Un poco, sí.

Mira.

Pues se le llama de camello, este postre, originalmente,...

(AMBOS) ¿Baba de camello? -Baba de camello.

¿De verdad? Sí, es un postre, originalmente,

portugués, pero nosotros como vivimos muy cerca de Portugal

bueno, pues este postre lo conocí por mi familia,

come, come, comed. ¿Y qué lleva?

Pues es muy fácil porque lleva dos ingredientes

principales que es la leche condensada,

un botecito de 375 gramos

aproximadamente, con eso

es como para seis, siete personas

y cuatro huevos, lo que se hace es, simplemente, los huevos

separar las yemas de la claras, mezclar, después de cocinar

el bote de leche condensada durante hora y cuarto

en una olla exprés.

Vale, sí con el bote y todo. Se deja enfriar, cuando se saca,

se abre, se echa en un bol, se mezcla con las cuatro yemas

bien ahí que quede suavecito y, luego, las cuatro claras

se ponen a punto de nieve y se mezclan a la anterior...

a la otra mezcla. A la leche condensada con la yema.

Poco a poco, poco a poco

para que quede como esta consistencia.

Es una mousse porque tiene textura de mousse mocosa,

o sea, gomosa, por eso lo de la baba.

Está de lujo. Está buenísima, es goloso eso.

Es importante el tema de la temperatura.

Hay que meterla en la nevera yo aconsejo, por lo menos,

hacerlo el día anterior para comer por lo menos una noche.

Mínimo, mínimo, pondría cuatro horas.

Que se relaje también. No es un postre que terminas

y te lo comes, no, tiene que estar muy fría

para que, sobre todo, no quede demasiado líquido.

Vale, que tenga la baba esa. No me voy a quedar con las ganas.

Voy a hacer los buñuelos. Con este postre cuando

uno quiere triunfar lo hace y le pone el punto dulce

final a una buena comida.

Os lo digo en serio, está muy bueno.

Javier, una...

Papel. Papel.

Vale, fijaos que vamos a hacer ya.

Estoy haciendo quenelles porque, luego, ya cada uno.

Qué pinta, oye, también estrenaste peli,

"La bola dorada". He hecho una pequeña colaboración,

que conste que me quedo con la música, que es lo mío,

pero me ofrecieron hacer una película para niños

y como estoy ahora con el tema de los niños

como fui mamá hace poco. Felicidades.

Muchas gracias, de mi pequeña Manuela

que le mando un beso que seguro nos está viendo.

Muy bien, que tienes pequeñita. Un añito tiene, un añito.

Entonces, bueno, pues esa película es de aventuras

con efectos especiales, una niña que vive aventuras

dentro de la cámara y dentro de su programa favorito.

Guau. O sea, que eso es como el sueño

de todos los niños poder interactuar con los protas

de tu serie favorita, pues es lo más.

Qué buen rollo de, fijaos, de buñuelo.

Es muy bueno, de verdad, eh.

Y como ya está cocido el...

Jamás me imaginé unos buñuelos así.

Es que no tiene nada que ver y te digo que los pruebas,

ahora los probaremos y es superbueno.

Aquí siempre hay toque. Hay que probarlo.

Claro. Siempre hay que probarlo todo,

eso sí, aquí es, bueno, es, totalmente, diferente

y yo sé que esto en casa va a gustar porque

como la cebada y cosas así que son muy sanas...

Es muy buena idea. Nos gustan mucho, también,

pues lo hacemos, vale, ya está, no hago más de momento.

Fijaos que queda de una textura

con consistencia y, luego, queda riquísimo,

queda buenísimo. Y con esa mayonesa estará

que no veas. Con esa mayonesa

que hiciste estará de lujo.

Suerte que has traído más.

Anda, míralo, cómo se fue a por el postre.

Oye, qué pasa, qué pasa.

Pongo aquí para... porque tenemos el menú perfecto,

el entrante, la ensalada. Y para compensar el postre.

Claro, es perfecto.

Venga, pues estos los emplato aquí que hemos hecho un plato

como mixto que ponemos aquí

y pones aquí, tac.

Exactamente. Mira qué guay.

Qué bonito, chicos. Está muy bueno.

Qué bonito. Ponemos uno más aquí.

Venga, vamos a poner aquí.

Ahí está. Pues vaya menú,

qué bien nos lo pasamos. Hemos cantado, cocinado.

Ahora, cuando cocine en casa me acordaré de vosotros siempre.

Oye, qué bien.

Bueno, siempre decimos, hay un lema que decimos.

Me lo sé. ¿Sí?

Bueno, pues nada. Familia, siempre hay

un buen motivo para cocinar. (GRITAN) ¡Eh!

¡Fantástico! Nos vemos en el próximo programa.

Un placer estar aquí cocinando con vosotros

y con esta compañía. Gracias por estar ahí, adiós.

Gracias, hasta luego.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ensalada de langostinos y buñuelos de cebada

Torres en la cocina - Ensalada de langostinos y buñuelos de cebada

11 abr 2018

Javier y Sergio nos sorprenden con una ensalada con langostinos, pomelo y aguacate y con unos buñuelos de cebada con jamón ibérico. Invitada la cantante Soraya que nos enseña a hacer un postre: baba de camello

ver más sobre "Torres en la cocina - Ensalada de langostinos y buñuelos de cebada" ver menos sobre "Torres en la cocina - Ensalada de langostinos y buñuelos de cebada"
Programas completos (682)

Los últimos 2.235 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios