www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4065144
Para todos los públicos Torres en la cocina - Ensalada de endibias con costillas de cabrito y cake de limón - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos.

Bienvenidos a "Torres en la cocina".

Estamos a tope, ya lo veis.

Y vamos a hacer una ensalada de costillitas de cabrito

con unas endivias. Una ensalada fácil,

la puede hacer todo el mundo. Sobre todo, eso

Vamos, tenemos un costillar. Ya me dirás porque yo

no lo tengo claro todavía.

Yo te enseño, Sergio. No te preocupes que te enseño.

Es muy fácil. Hemos comprado un costillar

de cabrito entero. Bueno, sin la paletilla.

Y hemos dicho que nos dejen el riñón y el hígado,

porque a nosotros nos gusta mucho.

¿Veis? Aquí tiene también pegado el solomillo.

Pero es un solomillo superpequeñito.

Pero bueno, eso, Sergio, lo vas a empezar tú.

Lo vas a ir picando bien pequeño. Sin la grasa.

Venga, hecho.

Yo voy a preparar las costillas. ¿Cómo las voy a preparar?

De una manera superfácil.

¿Veis este hueso de aquí? Es la parte de la columna.

Lo que vamos a hacer es sacar este hueso

y dejaremos el lomo, que es esta parte de aquí...

Y luego la costilla, evidentemente. Solo sacamos ese hueso

que es un poco grande y no nos interesa tanto hueso.

Y solo voy a coger la parte de la costilla.

Además, haremos otro plato.

Entonces, aquí ya cortamos.

El cabrito... Pues no sé qué vas a hacer aún.

Ya verás, ya verás. Es un platazo.

De verdad que es fácil, lo puede hacer todo el mundo.

Y no deja de sorprender, que eso es lo importante.

Entonces, esta parte de aquí que sabéis que es el cartílago

no la queremos. Marcamos con el cuchillo un poco.

Justo por la costilla. Y no hace falta ni tijeras

porque sale solo. Es tan tierno... Y aquí sacamos esta parte de aquí.

Este hueso...

Que no nos hace falta porque es más...

¿Veis? Tenemos costillas.

Y el lomo.

¿Ahora qué hacemos? Un cuchillo...

Cortamos la costilla con la parte del lomo.

Tenemos unas costillitas...

Bueno, eso se puede pedir hecho también. Digo para los que no...

Esto es mantequilla, es superdelicado, superbueno.

Y vamos a cortarlo así. Veis que no tiene resistencia.

¿Cómo vais de cocina vosotros?

Fatal. -Bien.

Bien, bien. Bueno, bien. Tengo las costillitas...

Algo haréis, nos vais a ayudar.

Ya veréis qué fácil es cocinar con los hermanos Torres.

Y estas costillitas lo hacemos, de momento,

es dejarlas en la nevera.

Y vamos con lo siguiente. Aquí todo es fácil.

Aquí facilitamos la vida.

Un, dos, tres, cuatro... Cinco.

Vale. Tenemos las costillitas. Y eso, de momento...

Nos olvidamos y las dejamos en la nevera.

Tranquilamente, fijaos. Delicado, lechal. Buenísimo.

Es temporada. Ahí. Ahora vamos con la salsa Javier.

No sé cómo llamarla. Yo te digo cómo es.

Normalmente hay una salsa que se utiliza también

en temporada de trufa

que se llama salsa Périgord o Périgueux.

Yo le diría "Perichampi".

Porque la vamos a hacer con champiñón.

Yo la voy a llamar salsa Javier.

Uno de vosotros dos me va a ayudar a hacerla.

¿Quién cocina peor de los dos? Yo cocino muy mal,

pero no sé si peor que él. Pues va, si cocina peor, conmigo.

Vamos a hacer una cosa: tú ahora, y tú después.

En la segunda receta me vas a ayudar.

Vale. ¿Por qué yo un día

no me siento y veo cómo lo hacéis? Porque no.

(EL PÚBLICO RÍE) Así de claro.

Voy a probar, solo probar. No, hombre.

Tienes que ayudar aquí, Sergio. Un momento.

Sergio, tienes que ayudar aquí. Qué placer.

Cómo estáis, qué bien.

Qué buen rollo, oye. Qué bien.

Qué maravilla. Sergio, dale.

Le voy a echar una mano porque si no, no...

El siguiente paso: la salsa Javier.

Vosotros la vais a hacer.

Bueno, tú en este caso. Y yo aquí delante.

Vamos allá. ¿Cómo te llamas? Albert.

Muy bien, Albert y Sergio. Empiezo yo, tranquilos.

Tranquilos, porque primero picamos la chalota.

Bien fina, ¿vale?

Este sería el primer paso. está picando la chalota.

¿Con cuchillo o mejor con...?

¿Qué es lo más fácil? Yo creo que la máquina.

Pues vamos a ello. Venga, va. Toma.

Dale ahí. Esto es un gadget que tenemos. Funciona, ¿eh?

Ahora, una mano aquí y con la otra, tira.

Vale... Sí.

Bueno, señores...

Ahí está. Qué estilo tienes. Venga, ya está. Ya está bien.

Qué estilo. Muy bien. Oye, impecable.

La primera vez que pica chalota y está impecable, hay que decirlo.

¿Qué has puesto? Rehogamos en un poco de aceite.

Bueno, nosotros mantequilla. Una nuez de mantequilla.

Una nuez vendría ser esto. Vale.

Una nuez, el tamaño... Sí, el tamaño de una nuez.

Y rehogamos la chalota.

Vale. Ahora, champiñón. Un buen champiñón

que sabéis que es muy fácil de encontrar.

Deja la espatulilla aquí. Haces... "tac" y la dejas aquí,

para no manchar. Vale.

Lo dejamos al mínimo, mínimo.

Y vamos a picar el champiñón con la misma máquina.

Lo cortas un poco a cuartos, que lo tienes ahí...

¿Uno? Yo pondría dos.

Sí, un par. Un par de champis, así le damos...

para que tenga... Yo lo cortaría un poco

para meterlo dentro, y luego "ras, ras".

Y tú ya lo picas.

Ya está rehogada la chalota, ponemos el champiñón

y a rehogar también.

Tapa y le das.

Os recuerdo. He puesto el aceite, rehogar la chalota,

después ponemos el champiñón...

Rehogamos ligeramente, tampoco hace mucho el champiñón...

¿Y qué tenemos aquí?

Brandy, coñac... Si es bueno, mejor que mejor.

Y lo que vamos a hacer es desglasar.

O sea, echar un poco solo aquí en la olla.

Y echamos el champiñón. Lo has picado muy bien.

Vaya par.

Muy bien, de lujo. Muy bien.

Venga. Toda tuya.

Ahora ponemos el fondo de ternera.

Fijaos qué bonito.

Y ahora lo dejamos cocinar. Lo podéis recuperar en la web.

Como he dicho antes, lo podéis recuperar

y es una salsa buenísima. Ahora dejamos cocinar.

Y después ligaremos con una nuez de mantequilla

para que quede... Pero ahora a cocinar.

Bueno, ahora vamos nosotros, cogemos el brandy, el coñac...

Lo que queráis. Y lo ponemos aquí dentro.

Estaba buscando un mechero para flambearlo.

No tendrás un mechero, ¿no?

¿No es peligroso? No, no. Qué va.

Tú tranquilo, confía en mí. Lo tiramos aquí...

Dale ahí. Para hacerlo más espectáculo.

Cuidado, no te quemes que tiene llamas.

Ya... Vale, vale.

Ahora dejamos reducir...

Ahora lo que estamos haciendo es evaporar el alcohol.

Te costaría tiempo, pero tú pillarías.

Al final... Es verdad, es verdad.

Lo digo de bien, no lo digo... Vale, ponemos el jugo de carne.

Es este jugo que tenemos... Bueno, que hacemos

durante tantas horas. Es todo el colágeno de los huesos

de la papada, de la gallina, de las verduras...

Mueves un poco y dejamos reducir.

Más de uno va a decir: "Perichampi no existe".

Pues sí, la hemos bautizado Albert y yo.

No pasa nada. Un toque de pimienta,

y ahora vas a probarla a ver cómo te...

Cuidado que estará caliente, ¿eh?

Tiene que reducir y tal...

¿Te gusta?

Sorprendentemente, sí. Está buena, ¿no?

Sí. Muy bien. Oye, perfecto.

Te mereces un superaplauso. Un máquina.

Gracias. Te llevas el delantal.

Ese es tuyo. Vale, aquí tenemos...

Después vas a probar mi salsa, ¿vale?

Bueno, esta ya la hemos terminado. Un poco de sal y pimienta.

Siempre hay que probar... Me habéis quitado la pimienta.

Vale. Ahora que reduzca un poco más.

Le pongo una nuez de mantequilla.

Y es una salsa espectacular. Vamos ahora... ¿Qué?

La que ha hecho él está muy buena también.

Seguro. El fondo es el mismo. Aquí tenemos el hígado,

el riñón y el solomillo. En una olla...

Tú, Sergio, si quieres puedes picar ajo, chalota...

Y vamos a rallar tomate luego, que yo te voy a ayudar.

Venga. Aceite de oliva.

Fuego fuerte, nos interesa que dore bien.

Y ahora vamos a poner aquí...

el hígado, el riñón...

y el solomillo.

También cocina de aprovechamiento.

Pero sabéis que es supertierno, suave... Buenísimo.

Y vamos a dorar bien. Nos interesa que suelte los jugos,

que se agarre un poco en el fondo...

Vale. Chalota, ajo picado, ¿no?

Ajo, evidentemente.

Hombre, evidentemente... Evidentemente.

Vale, Sergio. Suficiente. Venga.

Y ahora rallo tomate, ¿no?

Exactamente. Ahora tomate.

Muy bien.

Diréis: "Ostras, ¿todo esto para una ensalada?". Sí.

Sí, porque ahí está el toque.

Ahora veis que la salsa...

empieza a espesar, a coger cuerpo.

Le ha dejado el champiñón y la chalota el sabor.

Ahora es cuando voy a poner un par de nueces de mantequilla,

que va a ayudar a que quede más limpia la salsa.

Más brillante todavía.

Y a ligar, que quede más espesa.

Tres trocitos de mantequilla.

Lo importante es que sea fría la mantequilla para que ligue bien.

Y ahora a dejar cocinar un poquito más.

Vale. Vamos a poner, ya que me ha sobrado,

un poco de brandy. Bueno, tomate...

Voy a poner un poquito para desglasar.

Es que le va muy bien.

Ya está.

El tomate.

Tomate rallado, maduro... Bien maduro.

Bueno, este es tomate de colgar que sabéis que es muy rojo,

muy maduro... La pulpa es buenísima.

Y ahora esto, dejarlo cocinar bien.

Vamos ahí. Yo tengo aquí una endibia...

Lo vamos a hacer con endibia.

Bueno, la endibia nos encanta. Y lo mejor de todo

yo creo que es el amargor que tiene.

Le endibia es un super... Para la ensalada o...

Sobre todo, combina bien con queso, pero lo que vamos a hacer

es sublime. Cogemos las endibias

y las ponemos en agua con hielo,

para lavarlas bien, para que queden bien turgentes.

Ahora Sergio va con la endibia...

Y después nos vamos con las costillitas

que eso ya es... la bomba. La voy a picar,

como no sé qué hacer con ella... La pico. Igual la ponemos.

Ahí las hojas más tiernas.

Vale. Sergio, no me tergiverses la receta, ¿eh?

No, yo te voy a dar opciones. Si lo coges, bien,

si no... pues nada.

Como quieras.

Tenemos mozzarella de búfala. Sabéis que es fácil de encontrar,

que se encuentra en paquetes.

Y es muy buena.

Claro, no tiene mucho sabor, que es muy bueno eso

para si hacemos un cabrito que es muy delicado...

Pues mucho mejor, ¿no? Sergio, saca las costillitas.

Esto es una papada, pero podría ser beicon muy fino.

Esto se puede encontrar muy fácilmente en el mercado.

Le hemos dicho: "Haznos unas tiras tiradas muy finas".

Esto es lo que hemos conseguido.

¿Para qué?

Sal y pimienta ahí. Y cortamos la mozzarella

en daditos o en trocitos.

¿Veis que se corta muy bien?

Es superbuena.

Entonces, cogemos... Son un poco largas, pero...

Está bien que sobre un poco. No...

Vale, va.

Vale. ¿Y ahora qué hacemos? Ponemos un trocito.

Ponemos lo que es la costilla, pero la parte de la carne,

del medallón... Del lomo.

La ponemos abajo.

Ponemos otro...

Y ahora cubrimos.

Ahí está.

Bueno, se puede hacer en cruz o normal, ¿eh?

Pero a mí me gusta más. Ya, pero yo voy a hacer uno

para que vean otra opción. Así es más sencillo.

¿Qué tenemos aquí?

(RESOPLA) Un paquete que es una bomba

absolutamente buenísima. Y no se nos va a escapar.

Yo, en cruz, por eso creo que es mejor.

Y una sartén que vamos a ir calentando ya.

Y el sofrito. Importante.

Bien reducido. Nos interesa que se evapore

todo el agua para que concentre mucho el sabor.

Como siempre, probar, probar y probar.

Toma, lo pongo bocarriba para que lo pongas bocabajo...

O no, lo pongo bocabajo. Buenísimo. Sal y pimienta.

La acidez se la he quitado con un poquito de miel.

Mira, voy a hacer otra más fácil para ver cómo queda.

Ponemos aquí... Y pongo aquí... A reducir un poco más.

Y aquí... Y ya simplemente lo que hago es enrollar

para que me quede bien sellado.

Aceite.

Y, ahora, sí, subimos el fuego.

Y si queréis poner, incluso, un diente de ajo aquí

para aromatizar, tomillo, romero, todo eso le va muy bien.

Y aquí ya el sofrito lo paro también.

Lo retiramos y lo dejamos.

Uf, qué bien huele.

Y aquí, en el aceite

vamos poniendo por la parte del sellado.

Exactamente, importante porque si no, si la pones

por la otra cara es posible que se contraiga

la panceta y se abra.

Y vamos dorando.

Y, Sergio, ya puedes ir sacando las...

Las endivias. Sí.

Venga, pues vamos a escurrir las endivias.

Vale, ahora, dorado por una parte le damos la vuelta.

Fijaos que son paquetitos

pequeñitos, pero preciosos, llenos de sabor.

Vale, vamos a coger las hojas más grandes

y más bonitas, que todas valen, pero...

Y, ahora, vamos allá, vamos a poner primero el sofrito

debajo, Sergio, un poquito. Vale.

¿Cuántas tienes? Tenemos la salsa para lacar encima.

Que esta salsa, fijaos, mirad qué brillo.

Es como caramelo, pero llena de sabor,

el champiñón le da un toque espectacular.

Nada, es una supersalsa.

Para poner en el diccionario, salsa Javier.

Vale. Hay una que se me abrió,

pero no pasa nada. No, está bien también.

Para ver que puede pasar

y no pasaría, absolutamente, nada. Nada.

Vale, ahora pondríamos, ya visteis que Sergio no se cortó

un pelo, vamos. Es que luego coges la endivia esa,

te la pones en la boca y te explota de sabor.

Bueno, pues es lo que...

¿Cuántas tenemos? Dos, cuatro, seis.

Dos, cuatro, cinco, seis, vale, seis.

Ahora, ponemos la costilla. Yo la pondría aquí.

¿Cómo?

Esto va así.

Uf, qué hambre me está entrando. A mí, también.

Estoy nervioso y todo.

Vale, costillas. Pero porque tú quieres, ¿no?

No porque te lo diga yo.

Esto es, de verdad, delicioso.

Además, para picar, también va muy bien.

Bueno, y otra forma y más ensalada.

¿Vale?

Esta salsa tan buena.

Hombre, hombre.

Yo creo que me la he merecido, ¿no?

(Aplausos)

Toma.

Aquí, las regalan.

Las regalan, las regalan.

Las regalan, eso no es legal porque no ha habido ninguna...

Bueno, digo yo que cuando haga ahora mi tarta de limón

espero yo otra copa. Ensalada de costillitas.

Ensalada de costillitas. De copa.

Vamos con la segunda receta al alcance de todos los públicos,

o sea, todos la pueden hacer. Vamos a hacer un bizcocho de limón,

pero con toque Torres. Un cake.

Un cake de limón, sí.

Vamos a hacer primero limón confitado que podéis hacer

en casa fácil y rápido.

Y sirve para muchas cosas, yo te voy a seguir también.

No, tú lo harás con alguien que lo dijimos, tú.

Cómo te llamas. Aleska.

(AMBOS) Aleska. Con Javier a hacer el...

Mira, Aleska, te lavas las manos aquí y...

Vale.

A ver. Y yo te pongo el superdelantal.

Exactamente.

Bueno, lo primero que vamos a hacer es algo muy sencillo,

pero, normalmente, no hacemos en casa porque lo vemos complicado

que es confitar limón.

Nosotros cómo lo haremos, muy sencillo, ya sabéis

que en repostería lo que sí tenéis que tener en casa

es una báscula, si no, es difícil luego a veces,

con las cantidades y demás.

Entonces, hay que tener para pesar.

Vale, vamos allá, ¿estáis preparados?

Sí, estamos aquí esperando.

Bueno cortamos la punta del limón.

A ver, ¿ahí? Ahí está.

Cortáis la punta del limón, muy bien.

Y la otra, también.

Después, cortamos rodajas de limón.

Pues bueno, de un centímetro, un poco más,

centímetro y medio no hace falta que sean finas

porque lo que vamos a hacer es confitarlas.

Confitarlas porque luego esto

nos va a dar un sabor tremendo a la masa.

Esto es superbueno.

Después me corto.

Perfecto, él corta y tú ya lo cortaste, que lo vea.

(Risas)

O sea, mucho más rápido que tú.

Perdón, ¿eh?

No, porque... Hemos dicho de un centímetro.

Esa es la única, es la única

las demás están perfectas. Esto no lo aprovecháis, lo tiramos.

Eso está bien.

Exacto.

Venga, pesamos el limón

que pesa 144 gramos.

Entonces, yo lo que voy a hacer

es la misma proporción de azúcar, 144 gramos.

Ahí está. ¿Y nosotros?

Ahora le cogeré la báscula.

La misma cantidad de azúcar que de limón.

Vale, ponemos ciento...

cuarenta y cuatro gramos.

Vale, y después, la mitad de agua.

Más o menos, ¿eh?

Unos 70 gramos.

Vamos a poner aquí.

Venga, perfecto, 70, ya lo tengo.

Tomad. Vale.

Yo digo, nosotros lo podemos hacer sin ayuda de báscula.

Al ojo por ciento.

Vamos ahí. Venga, va.

Entonces ponemos el limón dentro.

Bueno, ponemos el limón.

No tiene... misterio. Yo pongo todo el limón

porque aprovecho todo el limón porque hay que hacerlo bien.

Ponemos

el azúcar.

y el agua.

Mira la cantidad de azúcar que hay ahí más o menos.

Luego haremos un jarabe, un almíbar.

¿Eh? Que no veo.

Vale, vale.

Venga, y ponemos el agua.

Vamos a hacer una cosa, es un truquillo.

Coge con la otra mano, no, con la otra mano, aquí.

Y, ahora, con esta tiras azúcar.

Así.

A voleo. Veo que no has cocinado mucho tú.

Yo te dije la verdad, no sé cocinar.

Una cucharada más. ¿Así?

Sí, una más.

Madre mía.

Perfecto, hey, que va superbien. No, vale, vale.

Va a quedar mejor. Va superbien.

Me parece bien si además esa es la actitud.

Tenéis que tener fe en vosotros.

Vale, y esto lo que vamos a hacer es confitarlo, confitarlo.

Y hasta que casi evapore el...

el líquido. Yo, ahora, aquí tengo

luego, ya veremos cómo quedan esas rodajas de limón.

Yo, evidentemente, he hecho unas antes.

Aunque el almíbar lo aprovecharemos,

pero bueno, necesitaba unas rodajas y esto es como me queda.

Y queda superbien, buenísimo

y bueno, los granos para poner dentro quedan espectaculares.

Aleska sabe confitar los limones.

(APLAUDEN)

Gracias.

(Aplausos)

Fantástico, fantástico, gracias.

Venga, ahora, lo que vamos a hacer es ya tenemos el limón confitado,

en este caso este, lo que vamos a hacer es mezclar

los ingredientes que vamos a utilizar para el bizcocho

para hacer el bizcocho.

Bueno, qué necesitamos, necesitamos huevos.

¿Enteros? Enteros.

Ya sabéis que las cantidades siempre os las ponemos.

Azúcar, azúcar moreno.

Ahí está.

Mezclamos bien.

Y, después, ahora cuando esté bien mezclado.

Importante, un poquito de sal.

Potenciador. Siempre un poquito de sal.

Claro.

Venga, sal. Vale, ponemos la puntita de sal.

Perfecto. Le va muy bien.

Y la crema de leche.

Ya veis que esto es vamos...

Fácil, pim, pam.

Este sí que vamos.

Superfácil. Por otro lado, qué vamos a hacer, Javier,

tamizar la harina. Lo que tú no haces nunca.

Sí, a veces se me olvida tamizarla y hay que hacerlo

porque suele tener, bueno, algún tipo de impureza

de la misma harina que no es nada malo,

pero te quedan grumos después.

Y luego queda más suelta, más esponjosa, más fina.

A veces, paso de todo.

Y vamos, ¿veis?

Queda mucho más fina, ya vereis.

Además, no cuesta nada.

Vale, y, espérate, y hay que poner, hay que poner...

(AMBOS) Uno, dos y tres.

(AMBOS) ¡Impulsor!

Venga, muy bien,

hoy os he visto ahí, equipo, muy bien.

Vamos a poner el impulsor.

Ralladura de limón.

El impulsor nos impulsa a todos.

Sí, esto es... Vamos a poner también

un poco de ralladura de jengibre.

Sí, que le va muy bien, opcional, pero aquí le va.

Limón y jengibre. Es un toque muy bueno.

Es un toque mío, un toque bueno.

(Risas)

No se te escapa una. Hombre.

Me lo pones a huevo.

Vale, no nos pasemos, pero sí poner bien, vale.

Vale, y ahora, ya

Adentro. Venga, y mezclamos aquí.

Hay dos formas de mezclar, ahora en este caso,

si hubiéramos montados los huevos

habría que hacerlo con una espátula para que no se bajen

las claras, las yemas y tal, pero ahora como no dimos aire,

pues se puede mezclar

y yo con la varilla supersónica mezclo.

Perfecto, lo tenemos.

Vale, ahora, ¿qué vamos a poner?

El limón. El limón.

El limón confitado.

Que lo que vamos a hacer es picarlo un poco.

En dados que se note, importante porque

queremos que se note, ¿eh?

Venga, perfecto, bien homogéneo, bien mezclado, luego tenemos aquí

un molde, un molde de cake, ya sabéis que son estos alargados.

Lo que voy a hacer es pintar el molde con mantequilla.

Es antiadherente, o sea, tampoco no hace falta

darle mucha historia.

Esto ya no se nos pegará.

Ahí, Sergio, ahí va.

Venga, toma, espera, mézclalo aquí.

Ahí, que lleve limón.

Esto luego encontrárselo es un premio.

Y luego, ahora lo vamos a poner al horno

40 minutos a 160 grados.

Volcamos aquí.

Te ayudo Sergio. Estaría bien.

Lo haces complicado. Es que digo igual me ve

y me ayuda o me deja aquí. ¿Y no puedes pedirlo?

Bueno, es que...

yo soy muy, muy mío.

Vale, venga, perfecto, ya está.

Fantástico, ya tenemos.

160 grados, 40 minutos lo vamos a meter al horno.

Qué bien huele, ¿eh? Huele superbien.

Bizcocho cocido, cocinado que ya lo tenemos ahí

Eh, cuidado, que esas son las nuestras.

Ya, pero yo con las mías, para que veáis, bueno, las mías,

pues son lo mismo, pero quedaron mejor un poquito.

No, las dos quedaron bien.

Muy bien, muy bien, Aleska.

Entonces, esto hay dos formas de hacerlo,

saca el bizcocho, Javier, que lo vamos a explicar.

Este jarabe que tenemos aquí con sabor a limón

o bien desmoldamos el bizcocho lo ponemos en una bandeja,

bañamos y lo ponemos al horno para darle un glaseado.

Toma ya. Que sería poner aquí, coger esto,

bañarlo y al horno, que te haría una capa de glaseado

o no, pues no lo vamos a hacer.

(Risas)

En este caso no, porque...

Porque lo vamos a poner encima, lo vamos a emborrachar un poco.

Pensamos que no hace falta.

Esta primera no y ahora vamos cortando que sean

gruesas, ¿eh? Las rebanadas gruesas esto tiene que ser

más bien grande. Oh, qué olor tiene.

Ahora está tibio, yo recomiendo dejarlo enfriar, ¿eh?

Pero ya sabéis que aquí somos ansias.

Yo a mí siempre me han dicho: "No te comas las magdalenas

calientes, no te comas el bizcocho caliente", me encanta.

A mí, caliente me encanta, de verdad.

Mirad, ha quedado tan bonito así que voy a intentar

respetar esta forma, ¿vale?

¿Cómo lo ves? Oh, Javier, vamos.

A ver. Una obra de arte.

Venga, muy bien, perfecto.

Entonces, ahora lo que hago es o brocha o cuchara,

lo haré con brocha, coger con este almíbar

y ahora sí coger y darle aquí,

creo que me cogerá mejor, incluso con la cuchara.

Porque es que yo creo que hay que empaparlo bien.

También se puede acompañar, ya sabéis, de un helado,

opcional, pero, un helado de limón con esto ya es la bomba

porque refresca, quieras o no es contundente el cake.

Y lo que hace es ayudar

a que sea más ligero.

Está brutal, eso ya no le pondría nada más.

Le pondré una rodajita de limón. Ponla ahí.

Aquí para que sea la guinda del todo.

Toma ya, cake de limón. Toma ya, fácil, lo podéis hacer.

Bueno, Aleska, tu limón.

Ahí va.

Está buenísimo, seguro.

¿Es el suyo o el mío? No, el suyo, el nuestro.

Y es mejor que el tuyo. El nuestro.

Está delicioso. Ya te digo.

Bueno, ya habéis visto, cocina para todos

para compartir, para hacer fáciles que las tenéis que hacer

porque no son de mucho trabajo y qué hay que decirles.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Muy bien. Hasta el próximo programa.

Que vaya muy bien. Hasta luego.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ensalada de endibias con costillas de cabrito y cake d limón

Torres en la cocina - Ensalada de endibias con costillas de cabrito y cake de limón

14 jun 2017

Hoy una ensalada de endibias con costillita de cabrito y para terminar un postre ligero y cítrico, muy indicado para esta época del año, un cake de limón

ver más sobre "Torres en la cocina - Ensalada de endibias con costillas de cabrito y cake de limón" ver menos sobre "Torres en la cocina - Ensalada de endibias con costillas de cabrito y cake de limón"

Los últimos 1.473 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios