www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4044091
Para todos los públicos Torres en la cocina - Cruet y bizcocho de zanahoria - ver ahora
Transcripción completa

¡Hola a todos! ¡Bienvenidos a "Torres en la cocina"!

Hoy entramos en el mar, vamos a hacer un guiso de pescado,

en este caso, superfácil de hacer, con mucho toque Torres,

que se llama cruet, que quiere decir crudo.

En principio se pone todo crudo. Le daremos un toque particular,

nuestro toque Torres, como no podía ser de otra manera.

Y, después, un superbizcocho de zanahoria y coco, brutal.

¡Hombre! ¿Habéis dicho "guiso", "mar"?

Te estábamos esperando. Vienes justito de tiempo hoy.

Os traigo lo mejor del mar, como siempre.

Claro que sí. Lo esperábamos. Hoy no sales del mar, ¿eh?

Es pescado... Hoy no salgo del mar.

Cuéntanos. Os traigo pescados de descarte.

Os los traigo para este guiso que queréis hacer.

(AMBOS) Sí. -Estos son brutales.

Cuéntanos. Mira, tenemos el rubio, la araña.

Es un pescado espectacular. Increíble.

Con una carne muy delicada, delicioso.

Tenemos el garneo, no sé si lo conocéis.

¿Garneo? ¿Es de la familia del...? Es de la familia del rubio.

Vale. Los ojos más grandes,

es de la misma familia. Vale.

Y tenemos un viejo conocido, la rata.

Claro. Un viejo conocido también

con una carne deliciosa. Es un pescado feo,

casi sin espinas. Está muy bien. Aquí tenemos al invitado especial.

Ajá. Es poco conocido,

pero es delicioso también. Ya.

Yo hago una cosa. Haré un llamamiento

para que la gente a ver si adivina cuál es.

Venga, vale. Apuntad en casa. A ver si sabéis qué pescado es.

Este. Vamos a sacarlo, sí.

Sí, vamos a enseñarlo bien. Este de aquí,

que tiene estos colores. Esos colores tan bonitos.

Es bonito y parece más bien un pez tropical, porque parece...

Eso es porque es de roca, se camufla.

Tiene un sabor delicioso. Se camufla en las rocas.

Bueno, muchas gracias, a cocinar. ¿Y las gambas para un aperitivo?

Las gambas no son de descarte. Ya, ya, ya, por eso.

No, no lo son. Pero para que hagáis vuestras cosas

tan deliciosas que hacéis siempre. Perfecto.

Oye, guardadme un poquito. Venga, hecho.

Tranquilo, que ahí está.

Un aplauso a nuestro pescadero fiel.

(Aplausos)

Nos cuida mucho. Venga, voy a coger los pescados.

También nos ha dejado las espinas aquí.

Bueno, que estas las tenemos en agua con hielo.

Ya sabéis que para nosotros, para hacer un fumet,

un caldo en este caso,

primero, desespinar. Y las espinas las dejamos

en agua con hielo para desangrar. Vale.

Venga, vamos con el... primero con el caldo.

Vamos a hacer un cruet.

Es un plato de la zona del Levante que, normalmente, se hace, eh...

se hace todo crudo, pero nosotros le hemos dado nuestro toque Torres.

Le hemos dado un toque Torres que ya veréis.

Mirad lo que vamos a hacer, es lo mismo pero diferente.

Entonces, ponemos un poco de aceite, ajo.

Ajo picado, ajo laminado. Le ponemos una guindilla

para darle un poquito de alegría.

Una o dos. Yo le pondría dos.

Pues le ponemos dos, Javi.

Si no se rompe está fuerte, pero no mucho.

No, le ponemos dos, va. No pasa nada. Eso está bien.

Vale. Vamos a rehogar.

Ya veréis, el ajo le da un aroma buenísimo.

Perfecto. Fijaos lo que pongo ahora.

Pongo un toque de pimentón, un pimentón de La Vera.

Ahí está.

Pimentón que ya sabéis que hay que tener cuidado para no quemarlo,

porque se sofríe muy rápido. Es darle un par de vueltas

con cuidado y ya, seguidamente, cortamos cocción con vino blanco.

Vino blanco seco, en este caso.

Ahí está. Sí, esto sería como un refrito,

que normalmente se pone todo crudo, nosotros lo vamos a hacer aparte.

Vale, tenemos las espinas, que cojo las espinas

con cuidado de no pincharme con... Este, esto de aquí.

Esta.

Esta es delicada. Mejor no pincharse,

porque se te pone el dedo como un globo.

Sí, duele. Y duele muchísimo. Sí, alguna vez en el pie me pinché.

Vale, ponemos aquí todas las espinas.

A ver, no voy a... A ti te pasa de todo, ¿eh?

Bueno, es que... es que puede pasar.

A mí una vez me pasó.

Vale. Fumet ya está.

Y aquí vamos a hacer un caldo exprés.

O sea, ¿qué quiere decir? Lo hacemos... al momento.

Bueno, vamos con las patatas. Aquí tenemos la patata monalisa.

Para este guiso es genial. Es una patata nueva.

Y desprende mucho la fécula, que es importante

que la desprenda para que ligue. Sí.

Y la vamos a hacer de una manera especial.

Bueno, primero, lavada la patata, la pelamos, bien pelada.

Ha dicho "patata" alguien. Os traigo un supergadget.

¡Huy, huy, huy, huy, miedo me da! Miedo me das.

Os traigo un gadget que es de esas cosas

que mejor cuchillo y pelador, pero os lo voy a dejar aquí,

por si alguien lo quiere probar. ¿Guantes para pelar patatas?

Para pelar patatas bajo el grifo, por frotación.

Yo... yo no me mojo a probarlo. Hay unos de estos de electricistas,

que tenía allí... Parece como las manos de La Masa.

Qué cosa más rara, Dios mío. No, pero tiene rollo, es rugoso.

¿Los has probado o no los has probado?

Los he probado. ¿Y qué?

Secreto, lo vamos a dejar aquí, un poco de intriga.

O sea, no funcionan ni para atrás. Os lo dejo, os lo dejo.

Pues alguien del público. Tú misma.

Venga, ven aquí, ven. ¿Cómo te llamas?

Irene. Irene. Muy bien, Irene.

Sabes pelar patatas, ¿no? Sí, más o menos.

Venga, vas a aprender. No tienes que lavarte las manos

porque llevas guantes. (RÍE)

Estás... ¿Cómo lo ves? Bien, rugosillo.

Para rascarse no vale. (RÍE) Bueno.

Para rascarse no. Venga, a ver cómo va.

Yo haría un hilo de agua. Y aquí tienes.

Y vamos a ver el resultado. Tú mojas un poco y la restriegas

hasta que se... Me imagino que es así.

Bueno, así, apretando... Se va pelando, ¿no?

Sí. Pero te puedes tirar toda la vida.

Hombre, sí, para una patata... Bueno, tampoco sirve este gadget.

Este gadget no va. Muchas gracias, de verdad.

Irene. Y lo dejamos aquí.

Lo mejor es el pelador. Son cosas que Arantxa nos trae.

Bueno... Alguno nos ha funcionado, ¿eh?

Muchísimas gracias. De nada, hombre.

Lo hemos intentado, gracias. De verdad.

(Aplausos)

Alucinante, alucinante lo que puede haber en tema gadgets.

Fijaos el pelador lo bien que va. Esto sí que es un buen gadget.

El mejor. Para pelar patatas nunca falla,

va bien, es rápido. Algunos perduran durante siglos.

Y ese es uno de ellos. Vale, Javier, vamos con el...

cuando tengas la patata. Vale.

Vamos a cortarla fina, la hacemos exprés.

Ve cortando. Dame. Trae para aquí.

Sé que te gusta más mirar que actuar, pero...

Es que... es mi receta.

Bueno, o cuchillo o mandolina. Ya sabéis que...

Yo he dicho... yo la haría a cuchillo.

Yo a mandolina, como es mi plato, pues la hacemos...

Patata, además, que es supersana.

Vale, venga. Vale.

Yo creo que, nada, un poquito más y ya está.

Vale, el caldo, el fumet, lo tenemos aquí haciendo,

que vamos a hacer un fumet exprés. Los pescados ya están limpios.

Es muy fácil, ¿eh? Pero ya veréis. ¿Vale?

Vale, suficiente. Venga, nos vamos aquí detrás.

¿Por qué? Porque he cogido una cazuela de barro.

Una cazuela de barro que es la que va bien,

normalmente, para hacer este tipo de guisos.

Se puede hacer en una sartén, en una olla en el fuego.

Una olla también nos iría bien.

Pero, en este caso, hemos cogido pues, bueno, cazuela de barro.

Un poquito de aceite, Javi. Vale.

Y ahora sí que haremos... ¿Y la cebolla tierna?

No sé si la tenemos por aquí o en la nevera. Ah, sí, es verdad.

Que la voy cortando, ¿no? Sí.

Bueno, ponemos un poquito de aceite,

para que no se nos pegue la patata en el fondo.

Y hacemos la patata, ponemos la patata.

¿Cómo quieres la cebolla? Eh, yo lo cortaría todo...

Sí, a aros, sí. Vale.

Luego, también tenemos ajo tierno.

Y este es un guiso increíble. Ya veréis, queda muy bueno.

Es importante. Yo aquí corto cebolla tierna.

Evidentemente, podría ser cebolla normal,

la cebolla de toda la vida. Pero cebolla tierna

hemos encontrado hoy en el mercado, ¡viva el mercado!

¡Viva el mercado, viva!

Además, da muy buen rollo. Nosotros siempre, el fin de semana,

cuando podemos, por la mañana, antes de ir a...

de venir aquí o de ir al restaurante,

nos vamos allí al mercado. Pues estamos ahí de lujo.

Vale, cebolla tierna. Cebolla tierna y, luego...

Y ajo tierno. Tenemos ajo tierno, también.

Ponemos todo junto y crudo, ya veis, por eso se llama cruet.

Lo que pasa es que nosotros lo que hemos hecho es...

De ahí el nombre, exactamente.

Vale, cebolla, ya lo veis, qué color está cogiendo.

Aquí le vamos a poner... ¿Está fuerte o qué?

Sí, sí, está... Ponte las gafas.

Ya, no, no... Tenemos gafas de cebolla.

Bueno, un poco de azafrán. Esas las llevo yo,

porque tengo un poco de alergia al... al polen y eso,

y se me ponen los ojos rojos.

Claro, porque así no me entra el... no me entra en los ojos.

Ajo tierno. Claro, tiene rollo, como tiene...

como tiene la banda alrededor, aquí, tiene como un... colchón,

pues no me entra el polen. Ese es buenísimo. Y funciona.

Ese funciona. Venga, perfecto. Ya tenemos aquí...

Tráete el caldo de pescado. Vale.

Vamos a pelar la gamba y le ponemos el...

¿Pero aquí dentro? Sí, sí, sí.

Bueno. Tú "venga, Javier", pero... Vamos, vamos.

¿Solo curro yo aquí o qué?

Vale, cabeza, pelamos y el cuerpo, evidentemente...

Es lo que vamos a poner ahí, lo pondremos al final.

Recién cogida y hervida sabe a chocolate.

Igualmente... De verdad, os lo juro.

Es verídico esto. Igualmente, gamba roja hay

desde la Costa Brava hasta Almería. Sí, eso sí.

Hay una variedad y una calidad brutal, espectacular.

Venga, lo ponemos aquí.

Ya veis que es, eh, prácticamente...

¿Aquí quieres poner algo o no, Sergio? Bueno, el fumet, ¿no?

Sí, sí, aquí ya... Ahora chafo un poco.

No me gusta mucho cocinar las cabezas. Ya lo tenemos.

Es un fumet. Venga, un colador, Javier.

Un fumet exprés, pero que tiene toda la potencia.

Pon abajo un poquito más. Muy bien, Javier, muy bien.

Gracias. Tranquilo, vamos a poner todo.

Aquí le falta ahora azafrán, ¿eh? Ya le he puesto.

Falta color, habría puesto más. Sigue durmiendo.

No, porque todavía no ha soltado el aroma.

Solo con la patata no lo suelta.

Bueno, fijaos qué pinta tiene con cuatro pescados de roca.

Cero, cero pelas, porque eso no cuesta nada.

Eh, y... y una cebolla y pimpán. Y ya está. O sea, si...

Vale, el pescado, el pescado... Menos es más.

El pescado, muy bien el pescadero fiel,

que nos ha traído el pescado fileteado,

pero tiene la espina. Tiene unas espinas muy pequeñas

que aquí lo que hacemos es sacarlas.

Sacar del centro, porque se podría hacer con pinzas,

pero es más trabajo y así nos evitamos que...

nos evitamos trabajo para esto, ¿eh?

Y lo cortamos así, en trocitos. Exactamente.

También vamos a cortar unos tomates,

he cogido un tomate maduro, muy maduro que teníamos encima.

Ya veis que son estos tomates de rama,

estos tomates de colgar, que se llaman.

Y vamos a cortar unos tomates y lo vamos a poner tal cual, ¿eh?

Vale. Cortamos el tomate en láminas.

Con piel y todo, ¿eh? Sin...

Y el tomate le va a dar un frescor brutal, le va muy bien.

y lo ponemos en crudo. Cruet, de crudo

Oye, y decís: "Oye, mira, yo es que el pescado de roca,

como tiene tanta espinita pequeña y tal...".

Hacedlo con rape, con otro tipo de pescado blanco,

que no habría ningún problema. Se puede hacer con lo que queráis.

Vale, yo ya tengo los pescados. Lo importante es el guiso.

Vale, voy a poner el tomate. Y es que esto es pimpán.

Javier, pica un poco de perejil y orégano, que le va.

Yo, si tuviera un poco de hinojo, también le metería.

¿Qué quieres? Hinojo, eneldo, eh...

No sé, hierbas, lo que tengamos ahí.

Vale. Vale, cogemos el tomate.

En crudo, ahora sí. La patata, al haberla cortado

tan finita, tan finita, tarda muy poco.

Es una patata que tarda muy poco. Y esta, la monalisa, todavía menos.

O sea, tarda muy poco porque es... se cuece enseguida.

Es una patata que va muy bien para hervir,¿por qué?

Porque tiene mucha cantidad de agua.

Voy a poner los pescados.

Es muy rápido este plato de hacer y muy espectacular, sorprendente.

Y es bueno, pero increíblemente bueno.

Se ha quedado verde la salsa. ¿Ah, sí?

Vale. Luego le pondremos las hierbas, ¿eh?

Que he puesto un poco de tomillo limón, perejil.

Y tenía un poco de orégano fresco, pero opcional completamente.

Pues se lo voy a poner también. ¿Qué te parece?

Nada, fantástico. Pongo las gambas, ya es el toque...

La gamba es opcional, ¿eh? Pero ya que el "pescatero"

nos ha traído esta gamba... Pescadero.

Pesca... ¿Qué? Pescadero.

Pescadero. No "pescatero".

Ya, yo no sé por qué digo "pescatero".

Dejamos aquí tres minutos.

Buah, vaya pinta tiene, ¿eh? Uf.

¡Buah! Espectacular, ¿eh?

Ya lo habéis visto, un minuto, no hemos...

Bueno, un minuto... lo que tardamos en hacerlo.

Tres minutos. ¿Qué pasa? No se pasa el pescado.

Queda sabroso, jugoso. La patata liga el caldo, uf...

Se integran los sabores de todos los pescados aquí.

Esto es un plato diez, pero diez, diez.

Mira. Ponemos aquí las hierbas.

Este fin de semana, ya me lo voy a hacer.

Un poquito de aceite de oliva.

Os acordáis que he puesto

un poco de perejil, orégano y tomillo.

Pero con un poco de perejil, está bien.

Opcional. Lo que queráis y lo que tengáis.

Platazo. Bueno, cruet de pescado brutal.

(Suena música)

Vamos con la segunda receta.

Después de este guiso de pescados espectacular...

Brutal. Dos recetas muy fáciles hoy, pero con mucho toque.

Nos vamos a poner el broche a este primero y postre.

Porque vamos a hacer un bizcocho de zanahoria y coco.

Exactamente. Una carrot cake, que eso nos gusta a todos.

Un bizcocho de zanahoria, en casa, es increíble.

Vamos a abrir el coco. Venga.

Sergio dice que tiene una técnica para abrir el coco. Yo tengo otra.

Toma. Vale. A ver cuál es mejor.

Venga, vale. Yo tengo, primero, como yo siempre lo he hecho.

Me juego una copa. Tranquilo.

Que me la juego, eh. Vale. Primero, ¿qué tenemos?

Un abridor de vinos, un sacacorchos.

Yo, lo que hago, es... Fijaos.

Tiene los tres puntitos. Enséñalos.

Bueno, estos tres.

Es fácil, eh. Tras, tras, tras.

Yo, simplemente, pues hago así y ya le doy hasta el final.

¿Por qué? Porque se me abre bien.

¿Veis? Y le hago un agujero aquí.

Otro aquí. Un poco complicado.

No. Ahora verás. Qué va. Qué va.

No sé cómo lo abrís, pero, de toda la vida, se ha abierto así.

Lo abres así para recuperar el agua.

Primero, recuperar el agua.

Si lo abre como tú lo vas a abrir, el agua no la recuperas.

Con dos, ya está, eh. Uno entra y uno de salida.

Espera. Tranquilo, tranquilo.

Tranquilo.

Vale. Y esto... Yo voy bastante más rápido.

Este sería el tema. Fijaos aquí. Atención.

Mientras voy por el artilugio para abrir esto,

fijaos lo que hago.

Porque eso me sirve, eso es bueno.

El agua del coco es buenísima. Vale. Siguiente.

Yo cojo un cucharón,

el mango de un cuchillo o algo y voy golpeando.

¿Veis? Ya se va rompiendo. Estás flipando, eh.

¿Veis?

(Aplausos) ¿Cómo lo veis?

Lo ha abierto.

Ha abierto un coco, eh.

¿Veis? Bueno, nos queda el coco entero.

Y ahora no me ha quedado...

no ha salido del todo bien. ¡Ah!

Había una copa en juego, ¿no? A ver los de arriba qué dicen.

Y toda el agua por la mesa. Qué desastre.

Huy, huy, huy. Fácil.

Bueno, más fácil es que el tuyo. Bueno, no.

Vamos a coger el mío, Sergio. Vamos a coger el mío.

Un momento. Yo, ahora, ¿cómo lo abro?

Mano de mortero, amigos. Viva el mortero.

(Risas) Pasamos al plan B.

Bueno, eso es como yo. Bueno, es lo mismo,

pero yo lo que he hecho, es,

primero, coger y sacarle el líquido

y ya tengo aquí la pulpa del coco. Ya está.

Como queráis. Dos maneras. Las dos son buenas.

Y... Buenísimo.

Vale. Yo voy rallando el... Bueno, primero, la zanahoria.

Sí. Mira. Bueno, tenemos el horno precalentando a 170 grados.

¿Vale? Eso es importante antes de empezar.

Y ya lo hemos puesto. Y aquí tenemos el mundo zanahorias.

Exactamente. Que es muy curioso. Hay curiosidades.

Todo el mundo diría que esta es la zanahoria de siempre, ¿no?

La típica. Pues no. De toda la vida.

La originaria, las zanahorias originarias,

o eran violetas, o amarillas.

Exactamente. Después, en Holanda,

hicieron esta zanahoria. En el siglo XVI.

Este tipo de zanahoria en homenaje a la bandera.

Bueno, a la Casa Real holandesa, que es "orange".

Vale. Voy a rallar la zanahoria y el coco también.

Podríamos rallarlo todo y no pasaría nada.

Pero es que este toque, luego,

a la hora de cortarlo, se ve y se nota.

Perfecto.

Bueno, tú vas rallando el coco, también.

Poco a poco, pero sin pausa. Sí, sí, sí.

¿Y tú qué vas a hacer? Y después, vamos a hacer la masa.

Bueno, ¿qué tenemos? Es muy fácil la masa.

De verdad, que es un postre de hacer "pim pam".

Harina de trigo, harina normal.

Tenemos un poquito de harina de almendras.

Que le va a dar ese toque tan bueno.

Tenemos tres huevos enteros.

Tal cual.

Ya veis que lo ponemos todo junto. No hay ningún problema.

Sustituimos... Ya sabéis que nosotros somos fan de la miel.

Pues sustituimos la miel por el azúcar.

Esta es una miel de flores buenísima.

Que fijaos que está granulada.

La miel es un producto natural,

sin aditivos, sin colorantes, sin conservantes.

Esta nos la trajeron el otro día

y os digo que es increíble.

Aquí... Ahí está. Yo creo que es suficiente.

Vale. Vamos a poner un poquito de...

Esto ya es un toque, eh.

Es un toque que le va muy bien.

Un poquito de nuez moscada. Le va perfecto a la zanahoria.

Sí. Sí que le va bien. Sin abusar,

pero...

Un poquito de nuez moscada. Qué bien huele.

Después, un poquito de canela, que también le va muy bien.

Son estas dos especias que vamos a poner.

Sin abusar, pero que haya un poquito.

Y ahora, pondríamos...

Una, dos y tres.

(TODOS) ¡Impulsor!

Muy bien, eh. Muy bien, ahí el equipo.

Bueno, estáis a tope. Entonces, ponemos el impulsor.

Y el aceite de girasol. Y el aceite de girasol, que está...

¿Dónde está el aceite de girasol? Bueno, voy mezclando.

Ve buscándolo tú.

Vamos mezclando. O de oliva, también. No pasa nada.

Bueno, podría ser también. Lo que pasa es

que el aceite de oliva, es... A mí, ya le va.

¿Sí? ¿Por qué ponemos el aceite? Es un poquito de aceite.

Porque el aceite de oliva lo que hace, es que evita...

O girasol. Que se reseque.

Entonces, aguanta húmedo durante mucho más tiempo.

Que eso está muy bien. Eso es importante.

Venga. Yo tengo aquí las carrots.

Mezclamos bien aquí. Nuez le metemos un poco, ¿no?

Sí. Unas nueces. Que voy a cortar.

De los frutos secos más sanos que hay, las nueces.

Ahora ya no nos hace falta el cucharón. No.

Vamos a mezclarlo todo bien.

Es de estos postres que es fácil de hacer en casa

con niños, sobre todo, si hay, o para nosotros.

Y a mí, es uno de los que me encanta tener.

Nueces, omega 3, sanas. Hay que consumir a tope.

Son buenas para el corazón. Zanahoria rallada.

Coco rallado. Y la zanahoria en daditos que ha cortado Javier.

Vale. Y ahora, lo mezclamos todo.

¿Agua de coco? Para después, ¿no? Sí.

Es que haremos un sorbete magnífico para poder hacer en casa.

Vale. Ahora, tenemos aquí un molde,

que hemos cubierto con papel de horno.

Con papel sulfurizado.

No se engancha. Lo podremos desmoldar superbién.

Y es más interesante. Bueno, más rápido de hacer.

Y ahora, volcamos dentro.

¿Qué pasa? Que ahora está haciendo su efecto el impulsor.

Ponemos dentro. El impulsor funciona en caliente.

Claro. Cuando hace el efecto,

es cuando lo pones el horno.

Recuperamos todo bien. Importante.

Venga, Sergio. Venga, al horno.

Ahí lo tenemos. Acordaos.

Teníamos precalentando el horno a 170 grados.

Y lo vamos a poner 40 minutos.

Eso, por un lado.

Ahora, nos vamos... Con el helado.

Vamos a hacer... Bueno, más bien, vamos a hacer un sorbete.

Sorbete de coco. ¿Qué tenemos? Leche de coco.

Que vamos a poner a calentar.

El agua que recuperamos del coco.

No toda, pero voy a poner. Vale. ¡Stop!

Vale. Esto es cocina de aprovechamiento.

Azúcar. Azúcar moreno.

Piel de lima o de limón. Yo utilizaría lima o limón.

Venga, voy a utilizar limón, que me gusta más.

Un poquito de ron, también. El ron le va.

No. Un poquito, no. Todo el ron. ¿Todo le quieres meter?

Bueno, va. Lo que pasa es que... También, tiene sentido,

porque el ron hace de anticongelante.

O sea, evita que se quede demasiado hielo

en el sorbete después.

O sea, que eso está bien. Como hay un pequeño hervor,

se evapora un poco el alcohol. Pero es bueno que haya.

¿Dónde está? vale. Lo vamos a poner aquí.

Vamos a poner a calentar un poco, deshacer el azúcar.

Y luego, lo vamos a poner aquí en cubitos.

Después, vamos a sacar los cubitos y en un robot,

con suficiente fuerza, vamos a hacer un granizado

o un sorbete increíble.

Perfecto.

Esto, nada. Es muy rápido. Voy a probar.

Hum. Buenísimo.

Y al primer hervor, lo sacamos, lo retiramos.

Bueno, ahora, en una jarrita, que será más fácil,

rellenamos.

Y venga, Sergio. Venga. Es que es fácil.

Es rellenar y, luego, poner al congelador.

Y luego, estos cubitos... Esto es un truco superbueno.

Y, después, vais a ver el resultado.

Podéis hacer helado, bueno, sorbetes, en este caso.

O helados, también.

Al momento.

Seguro que ahí, en casa, tenéis trucos, también.

Compartidlos, que siempre nos ayudan. O sea, que...

Vale, Sergio. Perfecto. Clavado.

Muy bien. Ahora, al congelador.

Esperamos que se congelen los cubitos.

Y cocinamos el cake.

Ya tenemos este fantástico pastel de zanahoria y coco.

Está a punto. Lo hemos dejado reposar un poco. Importante.

Y ahora, ya lo desmoldamos.

Fijaos que, aparte de que este molde va muy bien,

el papel evita que se pegue.

Y... ¡Tachán! Aquí tenemos esta maravilla.

Superbonita. Ahora, vamos a cortar dos trozos.

Vamos a emplatarlo con el helado.

Mirad qué bonito. Tenemos las zanahorias,

que es lo que decíamos antes. Cuando las cortamos a trozos,

las nueces, superbonito. Se ve. Sí, sí.

Es cuando se aprecia mucho más.

Vale. Yo voy cortando los trozos, Sergio.

Y tú te vas a ir con el... Con el helado.

Sorbete. Vale. Bueno, con el sorbete.

Vale. Tenemos el sorbete, que ya lo tenemos congelado.

Ya está bien duro. Lo que vamos a hacer,

es ponerlo en el robot y triturar.

Ya veréis. Es fácil.

Además, huele. Tiene que ser un robot

que tenga un poco de potencia, si no, es complicado.

Sacamos.

Bueno, imagínate que tienes ahí de estos cubitos

y tienes de naranja, de frutos rojos.

Y voy sacando en función de lo que necesito.

Por lo menos, es artesano, es casero.

Sabes lo que tienes, porque lo has hecho tú.

Y eso está bien. Fácil. Y lo podemos hacer en casa.

Esto es como lo de... como lo que habíamos dicho,

también, de tener en el... Nada que ver, pero bueno.

El caldo de ave o el fumet en cubitos.

También. Para cosas que necesite.

Sí. Bueno. Este truco te lo he enseñado yo.

Bueno, chaval. Es una forma de...

Esto lo hacía yo ya. Ya está.

Ya lo tenemos. Vale.

Vale. Ponemos en el robot.

Y... Triturar.

Ya lo tenemos. Perfecto. Ya está.

Emplata. Ah, ya lo tienes emplatado.

Ay, chaval. Muy bien.

Ya está. Ya tenemos aquí el sorbete. Ahora veréis.

Cogemos. Calentamos un poquito la cuchara, que siempre va bien.

O se puede hacer con una bola normal.

Como vosotros queráis. Coge un poco de menta, Sergio.

Ya la tengo en la mano. Muy bien.

Y aquí pondríamos esta superquenelle,

que hemos hecho con nuestro helado casero.

Bueno, el helado queda brutal. Muy bien.

Ahí está. Toma ya. "Carrot cake".

Como dicen los ingleses. A disfrutarlo.

(Suena música)

Platos fáciles que dan muy buen resultado.

Un cruet de pescado fácil de hacer.

Y con pescados económicos.

Y con zanahoria y poco más, hemos hecho un superpastel.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Y nos vemos muy pronto. Adiós. Hasta el próximo programa.

Os esperamos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cruet y bizcocho de zanahoria

Torres en la cocina - Cruet y bizcocho de zanahoria

01 jun 2017

Hoy los Torres para empezar prepararán un cruet de pescado y marisco y nos enseñarán a hacer un bizcocho de zanahoria, coco y nueces.

ver más sobre "Torres en la cocina - Cruet y bizcocho de zanahoria" ver menos sobre "Torres en la cocina - Cruet y bizcocho de zanahoria"

Los últimos 1.398 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Mirian dos S.Bomura Suiza

    Muy bueno, el biscocho y el helado un 10.

    01 jun 2017