www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4026503
Para todos los públicos Torres en la cocina - Crema de apio y guiso de salmorejo - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. ¿Cómo estáis?

Bienvenidos a "Torres en la cocina".

Hoy vamos a hacer una receta muy fácil, una crema de apio,

pero con mucho toque. Era un reto que tenías.

Ahí está. Lo tenía prometido

porque decía: "Con todo lo que se tira del apio..."

Ha comprado apio en el mercado; yo, unos salmonetes,

ya veréis lo que haremos.

Guiso, pero... Normalmente con el apio...

¿qué hacemos? Lo compramos, es un apio grande, verde, bonito...

Pero utilizamos alguna rama para el caldo,

¿y qué hacemos con todo el verde que sobra?

El interior, seguramente, para una ensalada,

que es muy bueno.

Y vamos a hacer una crema con muy poco.

A ver, Sergio, yo voy cortando el apio; y tú, una cebolla.

Venga, cebolla. Crema fácil y muy buena.

Y con muy poco, con lo que tenemos en casa.

Ya digo, cogemos el verde... Todo el verde del apio.

Con lo que tenemos en la cocina, no vamos a utilizar

ningún ingrediente extraño sino lo que tenemos

al alcance de la mano.

Mira, voy a hacer una cosa que creo que lo hemos explicado

alguna vez... ¿Cómo pelamos la cebolla?

Es una chorrada, ¿eh? Le cortamos la punta,

cortamos por la mitad, y aquí ya le quitamos la piel.

Entonces, ¿veis? Ya está pelada.

Creo que esto ya lo sabíais, pero por si acaso...

Vale, esto lo voy a guardar para hacer la ensalada.

El corazón es lo mejor, a mí me encanta.

Nos apasiona la ensalada.

Supersano. Cogemos las hojas verdes...

Mira, aquí hay también...

Tenemos estos espárragos aquí. Y cortamos pequeño.

Mira, Javi. ¿Qué?

Esto te vendrá bien también. Sí, algo de espárrago le va.

Porque el agua esta es muy buena.

Y tenemos estos espárragos aquí y los vamos a aprovechar.

Fácil y buena.

Yo he comprado un salmonete... Pero vamos, brutal.

Sí, pero ya verás qué crema, Sergio. Vas a flipar.

Y te digo una cosa, ¿eh? Estas son de las recetas

que combinarían perfectamente, porque esta crema

con el salmonete que voy a hacer no iría mal, ¿eh?

No, porque la vamos a hacer fría.

Vamos a hacer una crema fría. Y luego, Sergio,

busca en el especiero algo de especias.

A ver, vamos a mirar. Especias.

Bueno, con control... Marca la diferencia.

Con control, pero ya sabéis que tenemos aquí

nuestro maravilloso especiero que es superútil.

Yo siempre digo que esto es como tener la despensa llena

aunque no tengas nada. ¿Qué le ponemos?

Nuez moscada seguro, que le va. Sí, nuez moscada...

¿Comino? Comino podría llevar, sí.

Venga, pues comino le pongo aquí.

Vale. No hay que abusar, pero un poco le va.

Es bueno.

Bueno, ponemos las especias ahora que es cuando liberan

con el calor el aroma, la esencia...

Y ahora, en blanco,...

Pongo el apio.

El apio es...

Es prácticamente 100% agua.

Tiene muchísima agua.

Entonces, lo ponemos todo

porque luego se nos quedará en muy poco.

Bueno, son recetas frescas. Aquí, en las hojas verdes...

es donde está toda la clorofila, es donde está...

Es lo mejor del apio, y lo más sano.

Tenemos un gorgonzola buenísimo que tanto nos gusta a nosotros.

Al triturar esa crema le vamos a dar un toque de queso.

Y el jamón ya veremos dónde lo metemos.

Vale, tenemos el agua del espárrago.

Cogemos parte del agua.

Esto es aprovechamiento, ¿eh? Absoluto.

Y ahora ponemos algún espárrago.

Ya que lo tenemos...

Pues venga, aquí también, espárrago entero.

Espárrago de lata. Espárrago y apio van muy bien.

Ahora a tapar. Bueno, sal...

Tapar y cocinar bien.

De vez en cuando, mover, pero ya veréis que va a soltar

su propia agua y así concentramos más el sabor

y es mucho más bueno. Simple.

Vale, vamos con la ensalada.

Sí, con la ensalada. Vamos a aprovechar

las hojas blancas que son superbuenas.

Vamos a aprovechar, sobre todo, las centrales de aquí.

Eso es buenísimo. Muy buenas.

Es lo que decíamos, una ensalada de apio

lo sana que es, lo buena...

Esto es sanísimo. Voy a poner tronco también.

Estas son superbuenas. Y ahora el apio está perfecto.

Y unos coscones de pan le va muy bien.

Pero no lo cogeré todo.

Vamos a hacer un poco de pan.

Bueno, veis que aquí esta crema ya está cocinando.

De vez en cuando voy moviendo, están soltando las verduras

su propio jugo.

Esto huele de maravilla. Con qué poco podemos hacer mucho.

El agua del espárrago, que le da también muy buen aroma.

Y esto lo dejamos aquí cocinar tranquilamente.

Después... ¿qué le va también?

Jamón. Hombre, jamón...

Opcional completamente. Pero teníamos un poco de jamón.

Le va, ¿no?

Bueno, tenemos jamón que luego lo vamos a poner

con la ensalada, que le va muy bien.

Ese toque ya un poco salado.

Y luego, después, tenemos aquí...

unas nueces. Hemos hecho un experimento.

Uy, uy. Yo no lo tengo claro. No sé, hay que escuchar.

Hay que verlo. A mí me han dicho:

"Oye, si las dejas en remojo...", igual aquí alguien lo sabía.

"Si las dejas en remojo se abren mejor,

es mucho más fácil de abrir". No lo han dicho los de arriba.

"Hacedlo, hacedlo". Y nosotros: "No, eso no...".

Que quedan más enteras, dicen. "Que sí". Ea, pues lo hacemos.

Yo no lo veo... Vamos a probar.

Dicen que así se abre más fácil.

¿Sabéis que no se puede dormir la siesta debajo de un nogal?

Dicen que debajo del nogal, cuando están creciendo las nueces

y están verdes todavía...

Igual sí...

Hay como una sustancia que es un poco tóxica.

Queda más entera, ¿o qué? No, es más blanda la cáscara.

Se queda más blanda. Y, mira, con las manos.

Es fácil, se abre fácil.

¿Ves? Se rompe mucho más fácil.

Normalmente no podrías así.

Funciona, funciona.

Funciona, ¿eh? Vale, a los de arriba...

Bien. Funciona. Perdonad. Funciona.

Funciona. Venga, va, tenéis una medalla.

Una copa, una copa. La de Sergio, tomad.

¡Eh, eh! Que tiene muchas.

Para vosotros.

No sabe cómo quitármelas. Está obsesionado.

Bueno, tengo el pan. Lo voy a tostar.

No pasa nada, Javier. No pasa nada.

Ya remontarás algún día.

Alguna me tengo que dejar ganar para que...

Bueno, vamos a hacer una cosa.

Dejamos cocinar... Nada. Déjame poner el pan

y unas hierbas aquí. Seis u ocho minutos.

Mirad qué supergadget. Es la leche, ¿eh?

Este es bueno. Y os digo que es verdad

que cuesta menos, ¿eh? Ahora me he dado cuenta

con el abrenueces es mucho más fácil.

Fijaos, queda mucho más entera.

Eso es verdad, ¿eh? Va bien.

Bueno, yo pan, con un poco de tomillo limón.

Ese es mi toque cítrico. No podía ser si no.

Y lo tostamos un poco también.

Bueno, vamos tostando, dejamos seis minutos,

no hace falta más.

Y a triturar. El toque final.

Bueno, fijaos la cantidad de agua que ha soltado.

Ha soltado mucha agua el apio.

Y tenemos el agua también del espárrago.

Ahora vamos a triturar.

A triturar a tope. Yo lo trituro aquí,

pero en casa tengo una... Un vaso de esos americanos.

Va muy bien también.

Porque con el "túrmix" sabéis que tiene mucha fibra

el apio y cuesta un poco más. Que también se puede, ¿eh?

También, sí señor. Bueno, yo tengo el pan tostado

Ya veis, un pan crujiente, para darle un toque crujiente.

Y voy a ir con la ensalada, que le voy a poner jamón.

Toma, Javier, para la crema te falta el queso.

Sí, le voy a poner ahora. Gorgonzola.

O queso crema. O queso... el que tengáis.

El toque total, pero no sé

si ponérselo ahora o después.

Yo se lo pondría ahora, para triturar.

Que le dé cremosidad.

Venga, pues ponemos...

Claro, esto le va a dar ahí un rollo...

Un buen trozo de gorgonzola.

Ponemos gorgonzola pero podría ser queso crema.

Huele a los guisos estos que llevan mucho apio.

Hombre, métele. Va por ustedes.

Nos vamos a quedar sin queso

para luego el...

Bueno, lo que tiene es mucha fibra.

Y por eso es tan bueno, ¿eh? Por la fibra.

Bueno, yo voy yendo con la ensalada.

Tenemos...

Un bol, tenemos el apio bien escurrido...

Ponemos aquí el apio.

Ahí está.

Le pongo un poquito de agua del espárrago.

Si nos queda muy espesa, un poco de agua del espárrago.

Luego tiene mucha fibra, o sea que quedará bien.

Vale, un poco de juliana de jamón.

Era un jamón que teníamos aquí.

Hecho. Listo.

Opcional. Pero si lo tenemos... A mí me va con todo el jamón.

Pero... Cortamos un poco en juliana.

Picado. O un poco de beicon. Si queréis darle

un toque de beicon, también, ¿eh?

Vale, jamón. Y ahora imprescindible:

colar porque tiene mucha fibra.

Vamos a quitar todos los hilos que tiene.

Lo pasamos por un colador.

Vale. Unas nueces. Frutos secos. Imprescindibles.

Para entrantes, en ensaladas, para comer entre horas...

Mirad qué color más bonito. Lo voy a poner a enfriar un poco.

Toma ya. Vale. Montamos aquí, ¿no?

Sí, yo lo veo ahí. Vale, pues mira.

Voy a poner un poco de aceite de oliva,

que le vamos a dar un toque.

No puede faltar. Un poquito de sal...

Y pimienta. Aunque cuidado, porque le hemos puesto jamón,

pero le va. Buenísimo.

A ver, a ti que te gusta el apio, ven a probarlo,

a ver qué te parece.

¿Cómo te llamas? Santi.

Muy bien, Santi. A ver qué te parece.

Cuidado que quema un poco ahí. Pero ahora no.

De diez. Está bueno, ¿no?

De verdad, está muy buena. Pues muchas gracias.

Y es el verde. Crema de apio.

Mirad, yo tengo aquí unas gotitas de zumo de limón,

que le va también.

Vale, vamos a aliñar bien la ensalada.

Muy fresca, muy mediterránea...

Y ahora le vamos a dar un poco de volumen.

Que tenga volumen.

Tampoco te pases, que es la crema,

pero sí, dale volumen. ¿Y el jamón? Está dentro.

Javier... Tranquilo.

Que tenga volumen. Podría ser más fría la crema,

pero ahora...

La paso tibia.

Bueno, es que puede ser tibia, fría, caliente...

Como queráis, sí.

Pura vitamina. Perfecto.

Y ahora alrededor ponemos la crema.

Y, para terminar, estos costrones de pan

que hemos hecho con el tomillo...

Yo te digo que esto es...

Vale, un poco de pan que le da el "crunchy" ese bueno.

Ahí está. Perfecto. Aceite de oliva,

que no falte nunca. Y ahí tenemos, crema de apio.

Y ahora veréis los salmonetes.

Prueba superada.

Vamos con esta segunda receta que habíamos dicho

que podría ir con la crema de apio. Puede ser primero y segundo plato.

Perfectamente. Vamos a hacer unos salmonetes,

un suquet de salmonetes. El salmonete es un pescado

muy común en la pescadería.

Está bien, es un pescado que a nosotros nos fascina

por el sabor que tiene a fondo marino.

Es muy bueno. Suquet es un guiso muy tradicional.

Es lo que hacían los pescadores antiguamente.

El salmonete que ya decimos que es, fijaos qué fresco,

fijaos qué ojo más bonito, el color...

Tiene que ser muy rojo. Un rojo intenso.

Y lo que dice Sergio, tiene muchísimo sabor.

Y hay dos: está el de fango y el de roca.

Este es de roca. Es mejor, ¿eh?

El de fango es más blando, no es tan bueno,

y el de roca es maravilloso, es buenísimo.

Vale, ¿yo qué? Tú vete escurriendo las espinas.

Le hemos pedido al pescadero, a nuestro pescadero fiel

le hemos dicho: "Oye, tráeme los lomos limpios".

Fijaos.

Lomo limpio, sin espina.

Le sacamos nosotros mismos las espinas con unas pinzas.

Y vamos a hacer un caldo de pescado

con, evidentemente, las espinas que tienen mucho sabor.

Pero, con mucho toque. Tiene toque y truco, también.

¿Cómo lo haremos? Primero, vamos a poner a rehogar

la cebolla, el aceite, vereis, porque está hecho en dos partes,

pero tiene mucha lógica porque, al final, queda increíble.

Vamos a rehogar la cebolla.

Y ahora vereis porque tiene ahí varios toques.

Es un suquet o un guiso de pescado,

pero diferente, lo haremos diferente respetando mucho

el salmonete que es un pescado muy bueno, pero muy delicado.

Qué sabor tiene, un sabor brutal. Sí, mira, voy a coger un poco

de perejil de aquí que le pondremos perejil, también.

Le va, el perejil le va, le va el perejil, le va el pimentón.

Ahí está. Le va la vida y le va el amor.

Muy bien, muy bien.

(TARAREA)

Ahí, ahí, te vas a arrancar a cantar un día y todo,

lo veo, Javier. Ya te digo, me estoy subiendo.

Libérate, no pasa nada. Y soy vergonzoso, ¿eh?

Que si no, si no, no veas.

Bueno, la cebolla, cebolla en blanco, esta sería

la primera parte del suquet, bueno, del guiso de pescado,

vamos a llamarle así. Primero, vamos a poner

para el caldo, la cebolla, pimentón,

pimentón que ya es, claro,

normalmente, un caldo no lleva el pimentón,

pero nosotros lo ponemos, pimentón dulce, de La Vera.

Ligeramente, ahumado que le da un toque fantástico.

Y le dará color, también, sabor y color.

Le da un color precioso, vale.

¿Veis? Rehogamos, ligeramente, sin que se queme el pimentón

y ya ponemos aquí las espinas del salmonete.

Perfecto, el perejil.

Exacto.

Y agua.

Y ya hacemos aquí un caldo,

un caldo, cubrimos, no cubrir mucho.

Un poquito. Exactamente, más vale

calidad que cantidad.

En este caso... Y solo en 15 minutos está listo.

Exactamente, nosotros hemos hecho aquí con las otras cabezas

ya tenemos el caldo hecho, pero para que vierais cómo se hace.

Esto es lo mismo que esto,

pero han pasado, 19 minutos lo dejamos.

Bueno, 15. 20-15, de 15 a 20 minutos.

Ahora, vamos con el guiso en cuestión.

A ver, Javier, tú con el...

toma, tú el tomate y yo el pimiento.

Vamos allá. Vamos allá.

Cortado en dados, ¿no? Sí, pequeñito, es igual,

como luego lo trituraremos, fijaos qué pimiento,

es un pimiento rojo, pero ahora los pimientos están...

es tipo italiano, pero...

Está rojo, precioso, y es dulce, tiene un sabor como adulzado.

Es muy bueno este pimiento que le vamos a quitar las pepitas.

Venga, y el tomate cortado a dados. Sí, da igual.

Vale, y el pimiento cortado a dados, también.

Y luego, vas cortando la patata, chascando.

Diferente, como no podía ser de otra manera,

aquí le damos, como ya sabéis, pero, bueno son cosas

que podéis ir cogiendo, truquillos,

cosas para vuestras recetas. Y, luego, hacedla vuestra.

Exactamente.

Vale, rehogamos el pimiento rojo.

Ahí está.

Aquí, no le vuelvo a poner

pimentón porque ya le pusimos en el caldo, o sea, que ya está.

Le pondré el tomate para sofreírlo bien.

Venga, el tomate, ahí está.

Ahora, empieza a haber buen tomate.

Exactamente. Muy buen tomate.

Tomate ahí a tope, espera,

lo dejamos medio minuto más, mientras vas haciendo la patata.

Que se rehogue bien.

Vale, voy a chascar la patata

no voy a cortar la patata.

¿Por qué la voy a chascar? Porque, sabéis, que si la...

chascar ahora os enseño qué es.

Mira, la pondré aquí mismo.

Chascar, abrir el poro de la patata para que suelte todo el almidón.

Esto es de pescadores, es un truco de pescadores.

Pero ellos cuando hacen el suquet, este caldo de pescados,

cogen, cortan, voy a hacerlo con este,

este es muy grande.

Cogen, cortan un poco.

Y rompen. Y rompen.

¿Qué pasa? Que al romper,

veis que se abre todo el poro,

suelta mucho mejor la fécula

y, también, si es para un suquet que quieres dejar la patata,

absorbe mejor y queda, cuando absorbe todo el caldo

y queda mantequilla que queda... Absorbe.

¿Eh? Sí, que sí.

¿Qué has dicho? Nada.

Ah, vale.

Pongo tomate. Voy rompiendo.

Sofreímos el tomate. La haré pequeña.

A tope, vamos a hacer un sofrito exprés,

pero de estos que tanto nos gusta.

Ahí está. Tengo un poco de brandy, oh, brandy, pues, normalmente,

sería vino blanco, pero un brandy aquí,

la verdad, le va perfecto. Sí, pero podría ser vino blanco.

También podría ser. Seco, mejor seco.

La patata la corto pequeña.

Lo he visto hacer hasta con cerveza.

Que, bueno, decimos con salmonete, pero lo podríais hacer

con cualquier tipo de pescado, con dorada, con pescados,

normalmente, pescados de roca.

Vale, ponemos las patatas.

Vamos a hacer para la cantidad que tenemos.

El tomate, veis que ha reducido

ya te lo dice él mismo, está hablando.

(Sofrito friéndose)

Dice: "Dame agua, dame algo".

Pues, venga, patapam.

Toma. Ahí está, lingotazo.

¿No? Está bien, está bien.

¿Qué te parece? Si el alcohol,

al final, se evapora, aquí no quedará nada,

pero si te quedará los aromas

esos del brandy que tanto nos gustan.

Vale, ahora, un poco de fumet. De caldo.

Vale.

Cubrir a ras, no mucho.

Vale, vale, vale.

Fumet con el pimentón, la verdura, las espinas del salmonete.

Bueno, fijaos que pintorra tiene esto.

¿No pones un poco más?

(DUDA) Hum...

Venga, un poco más, va.

Es que la patata, ahora, lo importante es que quede bien,

bien ligado la fécula de la patata con todo, ya veréis.

¿Que queda muy espeso después?

Ahí tenemos el caldo. Hay más.

Vamos a dejarlo cocinar 10 minutos, lo taparé.

Hasta que esté la patata cocinada. Exactamente.

Que se cocine bien, que suelte la fécula

y le damos el toque de gracia, que lo tiene, todavía falta.

Bueno, esto ya lo tenemos,

ahora vamos a darle el toque de gracia.

Vamos con el toque, ¿no? Venga, toque, otro toque.

Vamos con la picada,

vamos a hacer una picada con ajo,

que lo lamino así, tengo la sartén caliente, ¿no?

Está, vamos, a punto.

Ajo, un poquito de ajo.

Después, almendra.

Podría ser avellana, nuez,

algún fruto seco, pero almendra le va muy bien.

La corto un poco porque así me tardará menos.

Que hay hambre ya.

Aceite, aceite de oliva

porque lo vamos a marcar todo, lo vamos a sofreír.

Voy a poner, también un poquito de guindilla.

Pan.

Que la guindilla le va, le vamos a poner...

Le pongo una entera, ¿no? Es mucho, ¿eh?

Nada. ¿Os gusta el picante o no?

(TODOS) Sí. Vale, pues, venga, métele una.

Una guindilla. A nosotros, también,

o sea, que no hay problema. Después, aquí tenemos,

a nosotros nos gusta mucho, es el hígado del salmonete.

Para la picada le da sabor, le da potencia, es muy bueno,

siempre lo guardamos. Hígado de salmonete, espectacular.

Y, después, un poquito de pan. Opcional, al que le guste, bien,

al que no, no, pero, la verdad, le da sabor.

Es como el hígado del rape y todo eso que, también es muy bueno,

vale, dame el pan que lo meto aquí. Espera, lo corto un poco más

para que... Lo frío aquí, ¿eh?

Lo meto aquí. Lo corto bien fino

para que me tarde menos. Exactamente.

Si no... todo, lo corto todo bien fino.

Venga, ya está.

Ahí está.

Porque esto tiene que ser nada, pim, pam.

Picada exprés.

Ya está, ya.

Bien. Vale, y le ponemos,

bueno, los higadillos mételos fuera, ¿no?

No, no, dentro. ¿Aquí, también? Venga.

Sí, sí.

Y viva el mortero.

Siempre sé que lo ponéis ahí abajo, viva el mortero.

Picada ahí al canto.

Oye, ayer me encontré, eso es real, de verdad,

me encontré, ya nos pasó varias veces, pero me encontré

a un señor y me dice: "Oye, no he cocinado en mi vida,

gracias a vosotros, he cocinado". Qué alegría me da.

Pero hay mucha gente, nos encontramos mucha gente

que dice eso, que es lo más bonito que te pueden decir.

O sea, a los que cocináis y a los que no cocináis

porque cocinaréis algún día.

Sí.

Venga, ya lo podemos meter ahí. Es nuestro reto.

Vale, ahora, ya ponemos. Esto es como una liberación,

lo pruebas una vez y ya te engancha,

o sea, ya dices: "Ostras, esto es como el deporte".

Y la sartén, aprovechamiento,

porque aquí haremos los salmonetes.

Exactamente. Así no ensuciamos tanto.

Ni la toco, está perfecta. Y a machacar.

Bueno, machacar, ligeramente, porque luego...

Vamos a triturar. Lo trituraremos,

que tampoco hay que...

Vale, ya está, top, top.

Arri, arri. Vale.

Pon aquí.

Ahora, esa picada la introducimos,

o sea, fijaos qué guiso estamos haciendo.

Esto es la repera limonera. Es la leche.

Esto es, vamos, ya no tengo palabras.

Esto es el mar Mediterráneo en la boca.

Ahora, lo podríamos dejar así, ya está bien, ya está bien,

ya está bien, ¿no? Pues no.

Pues no está bien, lo vamos a triturar.

Que se podría dejar así, ¿eh?

Ya veréis por qué.

Lo vamos a mejorar,

le vamos a dar un toque Torres, claro.

Huy, la sartén esta está muy caliente.

No, dale, ahí para el salmonete, ve enharinando ahí.

Tenemos filetes de salmonete.

Pongo un poco de sal y pimienta, no los haré todos que luego...

Impar, pongo uno más, vale.

Y un poquito de sal pimenta, ¿y qué tenemos aquí?

Un poquito de harina de garbanzo con harina de maíz.

Pon un poco más de caldo de ahí, hemos guardado el caldo.

Sabéis que la harina de garbanzo para la fritura, espectacular.

¿A ver?

Sí, ponle que, a ver, está bien, pero un poco más, vale, top, top.

Yo sabía que faltaba.

No, bueno, era la medida justa, la medida perfecta.

Ahora.

¿Qué, qué pasa? ¿Qué pasa?

¿Qué miras?

Vale, y ya lo cuelo tal cual. Qué miro, qué miro.

Vale.

Ahora ya, simplemente, pues nada,

cojo y tenemos aquí toda la esencia,

lo que sí haré será colarlo para que quede más fino.

Yo tenía un plato, Sergio, y me lo quitas.

Colarlo o sin colar, cada uno como quiera.

Vale, mientras Sergio cuela,

harina, ya decimos, es una harina para freír, fantástica.

También, se puede comprar harina de freír.

Solo le damos por la parte de la piel un poquito de harina.

No por la carne, ¿eh?

¿Qué nos ayuda esto?

A que quede más crujiente el salmonete.

Buenísimo.

Hombre, ya ves, cómo no va a estar,

cómo no va a estar eso. Buenísimo y picantito.

O sea, que tiene ahí, como nos gusta, vaya.

Vale, voy a picar un poco de perejil

que le pondremos encima fresquito. Yo le doy al salmonete que ya está.

Ahora, sí que le doy caña, le doy fuerza.

Un poquito de aceite de oliva.

Ya digo, un poquito de harina esta harina lo que hará será

que la piel quede crujiente, buenísima.

Y es otro toque.

Fijaos cuántos toques tiene este plato.

Ponemos por la parte de la piel.

Más caña, todavía.

Vale, luego solo por la parte de la piel porque tiene

una cocción muy delicada, es un pescado muy delicado

y, luego lo terminaremos aquí, en el propio guiso.

Ahora veréis.

Que nadie se pierda este final. He dejado un salmonete, pobre.

Qué platazo.

¿Y un apio? Un menú. Exactamente, fácil.

Y luego fresquito, también porque...

Cuidado, no me subas el fuego, chaval.

Pero, métele caña. No, tranquilo.

Cocinar, pero bien.

¿Una espatulina?

Vale, ahora, como el...

Está caliente. El sofrito está caliente y todo,

se va a terminar de cocinar.

Bueno, bien crujiente que eso es importante,

que coja ahí el "crunchy".

Joder, cómo quema.

Vale, Sergio, vete con el perejil. Lo tengo, lo tengo picado.

Yo voy.

Vale, ya está, esto es el mar están nadando los salmonetes

en el suquet aquí, vamos, de escándalo.

Ponemos una gota de aceite de oliva.

Un poquito de sal que le veo aquí

que ha sazonado esto, pero a medias tintas.

Vale, y el perejil que está ahí, ya estaba picado.

No, lo picaste mal.

Sí.

Vale, un poquito de perejil.

Bueno, nuestro guiso de salmonete es, totalmente,

con toque Torres, probadlo.

Recetones de primavera,

asequibles, buenos, sanos, baratos.

¿Qué más, qué más?

Primero, segundo, siempre hay un buen motivo para cocinar.

Nos vemos muy pronto, hasta luego. Adiós, que vaya muy bien.

Bueno, vamos a probarlo, va que tengo un hambre.

Hay mucha hambre. Es la hora, es la hora.

  • Crema de apio y guiso de salmorejo

Torres en la cocina - Crema de apio y guiso de salmorejo

19 may 2017

Hoy los Torres nos traen dos propuestas. La primera una crema de apio y espárragos muy ligera y sabrosa y la segunda propuesta es un suquet de salmonetes sobre crema.

ver más sobre "Torres en la cocina - Crema de apio y guiso de salmorejo" ver menos sobre "Torres en la cocina - Crema de apio y guiso de salmorejo"
Programas completos (512)
Clips

Los últimos 1.712 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios