www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3565211
Para todos los públicos Torres en la cocina - Cocina con cerveza - Ver ahora
Transcripción completa

(NARRA)Hoy nos interesa la cerveza. Pero tranquilos,

sólo como ingrediente en la cocina no como bebida.

Por eso le vamos a sacar toda la espuma a la rubia

con unos originales calamares a la plancha cortados

en forma de concertina y una salsa de cerveza

que no se te irán de la cabeza.

Y qué bien combina la negra con uno coquetos jarretes

de cordero lacados y acompañados de puré de patata.

Hola a todos. Bienvenidos un día a más

a "Torres en la cocina", Y hoy vamos a cocinar con cerveza.

Con cerveza como ingrediente. Hace muchos años que se utiliza

como alimento, como bebida, como ingrediente...

Y ya veis, tenemos aquí nuestro pequeño chiringuito.

Esto es un alambique para hacer cerveza,

tenemos diferentes tipos de maltas, el lúpulo...

Bueno, todo para hacer la cerveza, pero no la vamos a hacer;

vamos a utilizarla como ingrediente.

Vamos. Vamos allá.

Vamos a hacer dos platos: uno de carne y otro de pescado.

Bueno, el pescado va a ser calamar.

Vamos a hacer unos calamares a la cerveza.

Y no es tan típico. No, no es típico pero cocinar

con cerveza sí que es típico. Y se hace desde hace años.

Por eso estos calamares son una receta superfácil

de hacer y el resultado es brutal, ¡a mí me encantan!

Me gustan mucho. Bueno, calamar fresco que,

como veis, no les hemos quitado la piel, están con aquí con piel;

porque la vamos a marcar... protege y da sabor.

Y luego vamos a hacer tres pasos: un arroz integral,

los calamares y una salsa. Vamos a empezar por la salsa.

Pica el ajo, Javier. Vale.

¿Qué hago? Tres, ¿no? Tres dientes.

Eh... Tres dientes, sí. Mira, vamos a encender aquí.

Ya verás, una salsa muy fácil pero muy buena.

Bueno, cortamos también la cebolla

en mirepoix... o sea, cortado pequeñito.

Vale, voy a poner el ajo. La cerveza va muy bien

también para macerar según algunos tipos

de carne que se ponen con cerveza, incluso pescados también.

Ablanda mucho la carne.

¿Qué tal? ¿Cómo lo llevas? Hombre, de momento voy bien.

Vale, vale.

Hay que estar controlando a mi hermano.

Venga. Yo tengo la cebolla que la voy a poner ya, Javi.

Vale. Bueno, deja... No. Vale. Ajo y cebolla.

Si tarda lo mismo, Javi. Es la eterna discusión

del ajo y la cebolla. A mí me gusta antes el ajo.

¿No ves que tarda más la cebolla que el ajo?

Todavía no te has dado cuenta. No, para mí es primero el ajo,

dorarlo, y después la cebolla.

Él es ajo y cebolla.

Bueno, mira, eso es... ¿Veis como no somos iguales?

Bueno, perfecto, ya tenemos ahí rehogando.

Y una vez rehogado vamos a hacer una salsa

con unos toques un poco orientales, por decirlo

de alguna manera. Tenemos el jengibre también.

Vamos a ponerle jengibre,

que eso nos va muy bien.

Pero lo vamos a poner con piel y todo, eh. No lo voy a picar.

Sí, sí. Voy a coger tres trozos...

Que yo muchas veces para el arroz o guisos,

para muchas elaboraciones, cogemos de la nevera, corto

y lo pongo ahí con el guiso o con el arroz.

A un arroz blanco le da muy buen sabor.

¡Oh, maravilloso! Bueno, ponemos el jengibre

Es muy sano además. Tengo también salsa de soja.

Un poquito de salsa de soja. Son unos calamares diferentes.

La verdad es que sí, ¿no? Sí, porque...

Marchamos la salsa y luego ya el arroz, eh.

Vale, pero primero la salsa. Sí. Tenemos las cabezas

y los tentáculos del calamar.

Simplemente los hemos sacado.

Vale.

Toma, ven aquí, Javi. Ponlo aquí.

Ahí está.

Eso es. Vale, pon aquí. Y aquí tenemos las patas

que las vamos a guisar más.

Son tiernas también y nos van a ayudar a darle

sabor a la salsa. Entonces, ¿qué vamos a hacer?

Vamos a introducir las cabezas. Primero la salsa de soja.

¿Antes que...? Sí, para reducir un poco.

¿Te parece bien o no? Sí, sí, sí.

Vale.

Un poco de salsa de soja.

Que evapore. Ponemos las cabezas de calamar.

Ahí está. Esto nos va a dar un sabor buenísimo.

Y ahora es cuando viene el momento de la cerveza.

Ya os digo, para cocinar vamos a evaporar los alcoholes.

La cerveza da un sabor muy peculiar en los guisos

y en las comidas. Es verdaderamente diferente.

Vamos a poner cerveza, eh.

Vamos a poner aquí. La voy a poner toda, eh.

Sí, sí. Ponla. Perfecto.

Vamos a dejar que cueza.

Cocinar, cocer, reducir... Y ya os digo yo que esta salsa

es muy diferente pero tiene mucho rollo.

Está muy bien. Vale, voy a poner el arroz ya.

Exactamente. Arroz integral.

¿Veis que es un arroz integral que no está refinado?

Bueno, por una parte de arroz, tres de agua.

Este arroz en concreto consume bastante agua.

O sea que igual nos hace falta un poquito más de agua

pero en principio no tendría que ser. Vale.

Ponemos a cocinar, ponemos un poquito de sal.

Un ajito, ¿no? Ponle algo. Sí, sí. Estoy en ello.

Un diente de ajo y alguna hierba aromática.

Por supuesto.

¿Camisa o sin camisa? Sí, camisa. ¿O sin camisa?

No, tengo aquí.

Voy a coger un poco de tomillo y romero.

Ajo siempre tenemos a punto.

Vale, Sergio.

Perfecto. Y dejamos cocinar.

Bueno, perfecto, yo aquí tengo la salsa que la voy a colar

pero como es cocina de aprovechamiento la verdad es

que está buenísima. Sí, huele bien.

La voy a ligar con un poquito de mantequilla.

Esto te lo doy a ti, Javier, porque es cocina

de aprovechamiento. Ahora explicaremos.

Las patitas del calamar para Javier.

Y yo esto, termino de reducir con una nuez de mantequilla.

Una gotita de mantequilla.

Vamos a poner esto, una nuez de mantequilla y a reducir

un poco más. Tiene un puntito amargo que con la soja

se contrarresta y está buenísima la salsa.

Es especial, eh. De estas salsas que pruebas

y dices "no sé lo que lleva pero me gusta". Es esta.

Vale. El arroz integral, os acordáis que hemos puesto

una rama de romero, un poquito de tomillo y un diente

de ajo entero. Es como si fuera un arroz hervido.

Lo que pasa es que es con un arroz integral.

¿Qué pasa? Que tarda más que un arroz normal,

que si tarda unos 18 minutos. O 20.

18 o 20, este tardaría el doble, casi 40.

Pero bueno, tiene todo el salvado,

toda la esencia. Es un arroz buenísimo.

Y las patas que hemos hecho, cocina de aprovechamiento.

Le hemos dado el sabor al caldo Yo lo voy a picar

y lo voy a mezclar con el arroz también,

que me va a dar una textura y un poco de sabor también.

Ha sido idea mía, eh. Bueno...

Vale.

Buena pinta, eh. Sí, sí. Además ese arroz

a mí me gusta. Es muy bueno, mucho más sano

este tipo de arroz, eh. Este arroz es buenísimo.

Claro, es lo único, como os decía antes,

que no está pasado por la pulidora.

Si se pule ese arroz, se vuelve el arroz blanco.

Y ahí contiene toda la fibra también.

Es muy bueno.

Ahí, bien picado. Además el calamar,

bien de precio y es un producto que es muy bueno.

También lo podríamos hacer con sepia

Además es uno de los productos más consumidos aquí en España.

Además, es superbajo en calorías; o sea que...

Hay que consumir calamar. Es muy bueno.

Vale, aquí lo tengo. Voy a ponerlo en el arroz.

Vamos a emplatarlo en un plato de estos que tenemos aquí.

Fijaos.

Tres vueltas.

Vamos a emplatar aquí hoy. Buenísimo. Ahora al final

lo terminaré con un poquito de aceite de oliva.

Vale, Sergio, me parece bien. Como muy marino.

Mientras va reduciendo la salsa lo que vamos a hacer es...

¿Qué hemos hecho con el calamar?

Al calamar le hemos quitado las cabezas, que habéis visto

que hemos utilizado tanto para la salsa

como para el arroz, y ahora el calamar entero con la piel,

lo que vamos a hacer es unos cortes

Lo tenemos entero. Casi superficiales.

Bueno, que no lleguen a cortar del todo.

¡Tras!

Tras.

Y aquí.

Dale, ¿cuántos vamos a hacer? Y aquí, ya está.

Solo un poquito, eh. Otra forma de presentarlo

y luego la piel le da sabor. Eso sí, la piel es muy buena.

Y protege. Protege la carne del calor directo.

Bueno, esta técnica se llama cortar en forma de concertina.

¿Qué hacemos, cuatro? Pues, cuatro o cinco, tío.

Mira el plato. Sí, sí. Tranquilamente. Tengo hambre.

Vale. ¿Qué tal la salsa esta? Buena, eh.

Bueno, no. Buenísima. Está superbuena.

Vale, ¿el arroz lo vamos a poner ahí también?

Sí, ¿no? De base. Yo lo pondría de base,

los calamares y la salsa.

Está buena la salsa, ¿no? Está muy buena.

Yo la ligaría un poquito más. Sí, la vamos a ligar

con una nuez más de mantequilla, puse muy poca.

Pero un poquito más, le va bien.

Nada, un poquito. Venga, dale caña al fuego, a tope.

Vamos a hacer el calamar.

Aceite bien, bien caliente la sartén.

Los vamos a marcar por la parte por la que los hemos cortado

para que se marque bien.

Y ahora ponemos sal y pimienta.

Y vuelta y vuelta, eh. Cuando lo ponemos a la plancha,

el calamar muy poco hecho. Tú prepara el plato, Sergio.

Un plato con papel. No muy poco hecho, que esté

cocido, pero no es lo mismo hacerlo a la plancha

que hervirlo con patatas o en un guiso.

La cocción es más larga hervido pero si es a la sartén,

"pam pam", muy poquito hecho.

Si nos pasamos de cocción, además, queda duro y reseco.

O sea que hay que darle... ¿Veis? Mirad qué bonito.

Le damos la vuelta. Es suficiente, eh.

Precioso, eh. Sí, es muy bonito.

Sí, sí. Además es un supercalamar.

Y venga, ya paro el fuego.

¿Le has puesto pimienta? Sí.

Seguro, eh. Sí.

Hay que vigilar a Javier.

Vale, ponemos aquí. Sergio, ¿tú me cortas un poco

de pimiento del piquillo para el arroz?

Sí. Y venga, emplatamos.

Venga.

Pimiento del piquillo... Sí, hoy la mezcla parece

un poco extraña de comer pero es buenísimo este plato.

Cortamos pequeñito. Vale, y el arroz ya está.

Pongo un poquito de aceite de oliva para terminar.

La salsa ya está, eh. Esto ayuda a ligar,

a que quede más ligado. Ponemos el pimiento

del piquillo, que le da un toque buenísimo.

Y ahora ponemos el arroz en la base.

Espera, voy a sacar esto.

Espera, que apagamos aquí.

Ahí va. Y ahora recoger, limpiar...

Recordad que aquí el ingrediente es la cerveza.

Está en la salsa y, de verdad, ha quedado...

Parece un jugo de carne, como si hubiésemos hecho... mirad.

La cerveza tiene muchas aplicaciones en la cocina

no sólo para el salado sino también para el dulce.

Para hacer un bizcocho es muy buena la cerveza.

Para hacer un rebozado, también es buena.

Para hacer una témpura, es muy buena.

Vale, perfecto. Venga, Javier.

Ahí ponemos ahora encima. Oye, la salsa, espectacular.

Sí, ¿no? Es que el plato es... Este plato es mío.

El plato es la bomba.

Son platos sencillos pero muy bueno.

Ahí está, platazo. Súper.

Venga, perfecto. Cuidado, que voy para allá.

Y ahora ya generosos con la salsa porque le va muy bien.

Aparte nos va a abrillantar muchísimo el calamar.

Bueno, ya ves. ¿Alguna hierba o algo?

Yo no pondría nada, nada, cero. ¿Cebollino, no?

No ¿No?

Yo le pondría, ¿eh?

(EMITE UN SONIDO)

Y aquí tenemos... simplicidad, Sergio, menos es más.

Calamares a la cerveza y arroz.

Vamos con la segunda receta,

son unos codillos de cordero a la cerveza negra.

Exactamente. Y una guarnición muy especial.

Sí, yo haré un puré de patata con un toque muy especial.

Bueno, ya lo veréis. Vale.

Lo primero, veis estos jarretes que son fantásticos, de cordero,

aparte, que es verdad, también, están muy bien de precio

y es de las mejores partes

porque quedan súper melosas, quedan muy buenas

y lo que hemos hecho ha sido bridar,

¿qué quiere decir bridar? Pues atar.

Para que nos quede una forma un poco más estética, más bonita,

lo que hacemos es...

Aquí atamos...

Nada, no hace falta ni apretar mucho, es, simplemente,

que nos mantenga bien la forma.

Pasamos, ligeramente...

Y aquí, ya lo vamos a hacer así.

Ahí está, no hace falta que sea lechal porque el...

No, no hace falta.

El jarrete, si no, sería demasiado pequeño

y está bien que sea un tamaño...

¿Ajo en camisa o picado? En camisa.

Puedes hacer... Venga, vamos a hacer los cuatro...

Vale, salpimentar...

Que cerveza, ya veréis... Es verdad que, igual

que la receta anterior,

nos da para la salsa un sabor característico,

en este caso que era cerveza rubia la que utilicé yo,

Javier, con cerveza negra... Y decir que el codero,

ahora, en primavera, es cuando

está mejor, es cuando está en su plenitud,

es la mejor época de consumirlo.

O sea, la primavera, el cordero está genial.

Cordero y el cabrito.

Vale...

Vamos a dorarlo, aquí tenemos...

Yo pico cebolla y el ajo. Exactamente.

Ahora, para cuando Javier tenga dorado...

Pues un poco de ajo y cebolla.

Vale, doramos...

Perfecto, y ahí se nos van a quedar todos los jugos

y, luego, los vamos a recuperar...

Cuando pongamos la bresa, la cerveza...

Veréis, es un plato buenísimo y la cerveza negra

le aporta color y sabor.

Perfecto.

Bueno, vamos a explicar, también...

Lo que siempre decimos que el fondo es la base

y la base es el fondo.

¿Aquí qué hay? Le hemos pedido al carnicero que nos dé

un trozo de cuello de cordero

y unos huesos de cordero y con eso y un poco de cebolla,

ajo, laurel, tomillo...

Hemos hecho un caldo, agua y dejar, lentamente...

Espumando, espumando, espumando...

Desengrasando. O espumando o desengrasando,

espumando, también, es la espuma que saca.

Desengrasando. Y espumando.

Y, entonces, aquí lo tenemos, este nos va a servir para mojar.

¿Que se podría hacer con agua? Perfectamente.

Pero que si el fondo es bueno,

y es, prácticamente, coste cero, que cuesta muy poco,

nos va a aportar muchísimo sabor.

Vale, doramos por todos los lados...

Bueno, cerveza negra, es porque la malta ya es...

Bueno, pues malta usada, tostada, también, que...

Que, bueno, da unos tonos mucho más, pues, como dice

la palabra: tostada; mucho más oscuros...

Y es una cerveza más peculiar.

Para los amantes de la cerveza...

De verdad, se nota, luego, en el guiso.

Bueno... Se nota ese guiso, ay, ese toque,

si es más tostada o menos la malta.

Porque es más dulce y más intensa la cerveza negra...

Exactamente. Que la normal.

Bueno, fijaos que hemos dorado bien.

Aquí tienes la cebolla, el ajo, las hierbas, voy por ellas.

¿Qué necesitas, romero, tomillo?

Romero y tomillo.

Y faltará la manzana, Sergio. Vale.

Romero... Aquí vamos a ponerle...

Que chocará un poco

porque diréis: "Ostras... manzana ácida".

Aquí, y lo rehogaremos, también, porque nos dará una acidez

muy buena para la salsa.

Buah, ya verás. Esto se lo he dicho yo, eh.

Esto se lo he dicho para que diga: "Mira, un truquillo de esos...".

Venga, perfecto, la ponemos así, eh.

Toma.

Vale, con piel y todo.

Para, luego, poder pescarla.

Bueno, aquí, ahora, rehogamos las verduras...

Bueno, las verduras... la cebolla, el ajo, las hierbas y la manzana.

Que sea ácida la manzana.

Mejor.

Bueno, cuando estés tú, dime que pongo a cocer mi...

Y, ahora, cerveza negra.

Generosos, además.

Vamos a evaporar los alcoholes...

Y, ahora, ya podemos poner aquí...

El jarrete...

Perfecto, bien colocado...

Y como va a cocinar bastante tiempo,

los alcoholes nos van a desaparecer.

La cerveza nos va a aportar un olor y un sabor buenísimos.

A ver, ahora, te tengo.

Genial. Esto receta barata y buena.

Ya te digo, veréis el resultado. Sencilla... Súper buena.

¿El caldo se lo pones ya, no? Increíble.

Sí. Venga, pues cojo un colador...

Vamos ahí y, ahora, cubrir, bueno, cubrir...

Pero, bueno. Hacedlo con agua, también,

si queréis, la verdad, siempre saldrá mejor con el caldo...

Pero, bueno... y este caldo es muy económico

porque ya os ha dicho Javi que lleva

otra parte del cuello y es más barato.

Yo digo: vale la pena, eh. De verdad, vale la pena.

Total, lo dejas ahí a fuego lento, te olvidas un poco.

Vas... Desengrasando,

pero, realmente, le aporta muchísimo sabor y vale la pena.

El fondo es la base y la base es el fondo.

Digo, pero, bueno, para alternativas...

Vale, y, ahora, lo vamos a poner al horno, vámonos.

Ya casi tenemos cocido los jarretes de cordero,

pero, yo he puesto unas patatas a cocer, un patata primor

que es esta patata, bueno, pues un tipo de patata,

ya veis muy redonda, pequeña que se utiliza

para asar entera...

Va muy bien, pero, también, a nosotros nos va muy bien

para hacer un puré o una crema, también.

Porque es muy mantecosa.

Y es una patata nueva. Es una patata nueva.

Que tiene muy poco tiempo. Exactamente.

Es una patata, normalmente para hacer puré,

no es para freír, poer sí para asar, para asar sí.

Entonces, ¿qué tenemos aquí?

Yo he puesto agua a hervir la patata

hasta que estaba bien blanda,

recordad... que nosotros la patata la ponemos con piel

para guardar toda la fécula, todo el almidón,

y, también, pues para que no evapore nada,

para que no elimine propiedades de la patata.

Una vez la tenemos... Ya está...

Está cocida, la vamos a poner en el pasapurés

y la vamos a pasar.

Bueno, esto, hasta aquí hasta aquíno tiene secreto.

¿Os acordáis que, a veces, hacemos, la trituramos

en la máquina, en el robot, otras veces...

Bueno, pues, ahora hemos querido hemos querido hacerla así...

Expresamente... También,

para enseñaros otra forma de hacerla.

Buah, el jarrete, increíble, ya os lo digo.

Contiene más agua, y menos calorías que la vieja,

eso sí es verdad, esta patata.

Y es muy cremosa, eh. Sí, no es muy buena.

Bueno, ya está, bueno,

ya la tenemos pasada... Esta la dejo aquí.

El pasa purés, esto, vamos, más tradicional...

Imposible.

Venga, perfecto, ahora, le vamos a poner aceite de oliva...

Generosos, el aceite de oliva es bueno...

Voy a poner la vaina de vainilla.

Un poquito de crema de leche, muy poquito.

Toque Torres, eh.

Porque es opcional, completamente, pero un poco

de vainilla al puré de patata, se va superbién.

Le va bien.

Mantequilla, ponemos unos dados de mantequilla,

un poquito para darle más cremosidad, más untuosidad...

Lo voy a hacer con...

Y un poquito de vainilla, que ya sabéis que la vainilla

hay que abrirla y son estas semillas estas de aquí,

las que a nosotros nos interesan.

Y luego, la vaina la guardamos siempre.

Ahí va. Muy bien.

La patata, esta patata nueva cocina muy, rápidamente,

en 20 minutos la tenemos de sobra cocinada, en 15 o 20 minutos

está, pero como siempre,

pinchar hasta que no tenga

resistencia y es cuando está cocida.

Luego, la vainilla con la patata combina muy bien,

pero, es que, luego,

con el cordero, una vez esté lacado, ya es vamos...

Pásame el pimentero de allí.

Este es de pimienta rosa, le voy a poner pimienta normal.

Sal, pimienta...

Y ya reservamos el puré que ya lo tenemos.

Vale, voy a por el jarrete. El superpuré.

Bueno... aquí, lo que hemos dicho antes, han pasado ya...

Casi 3 horas...

Y lo hemos puesto el horno a 150 grados.

150, 160 grados.

Es una temperatura baja para que la carne

quede más tierna y más jugosa, queda muy jugosa

porque va cocinando,

tranquilamente, tranquilamente, y queda buenísima.

¿Tú, el horno lo has parado ya? Eh... no.

Pues, guardaré el puré

para que se mantenga caliente de momento, y lo paro.

Vale, fijaros, sacamos los jarretes...

Que ahora vamos a quitar la cuerda...

Están supertiernos...

Y ahora le vamos a dar el toque final que es...

Ya sabéis que lo hemos hecho alguna vez

y nos encanta con las carnes que es reducir la salsa y lacar.

Lacar hasta que parezca esto un bombón, que es lo que es.

Aquí tengo este último...

Que lo sacamos, también,

Sergio, tú, le vas a quitar la cuerda, ¿vale?

Venga, hecho, a ver, déjame probar, ¿se nota la cerveza?

Tranquilo, ¿eh?, no levites.

Tranquilo.

Y, ahora, cuando reduzca, todavía mejor.

Vale.

Ahora, un colador...

Y, ahora, lo que vamos a hacer es reducir la salsa,

reducir bastante a tres cuartas partes de su volumen

y si hace falta un poco más hasta que nos quede

brillante y espesa para lacar, lacar.

Entonces, aquí tengo una sartén que me va a ir más rápido...

Pongo la salsa...

Veis que ahí los trozos de manzana...

Que la manzana le ha dado una acidez tremenda,

la cerveza, también, ya veréis

cuando reduzca que nos va a quedar más oscura...

Vale, de momento está.

Mirad, le quitaré este hueso de aquí,

es muy fácil, ahora, que está guisado, con la tijera.

Voy a poner un poco más. Que es este hueso de aquí,

espera, que lo voy a explicar aquí bien, voy a quitar esto de aquí...

Mirad...

Va, huele de cine.

Mirad, este hueso de aquí,

que nos puede molestar a la hora de emplatar...

Pues entonces, con la tijera ahora es muy fácil,

tirar y sale solo,

y, luego, bueno... ya nos queda el jarrete

para poder emplatarlo si queremos de pie, como queramos.

Bueno... Es muy fácil, quitamos la cuerda

y el hueso que no, que es este de aquí que no nos va bien.

Vale... ¿Eh?, fácilmente.

Ahora, dejamos reducir, tranquilamente,

y una vez reducida...

A lacar.

Fijaros qué salsa más bonita, más brillante, mirad.

Preciosa, limpia, ¿por qué?,

porque sacamos todas las impurezas...

Están limpias, está, ya decimos, brillante para lacar

Vale, Sergio. A ver, vamos allá.

Y no tenemos que tener miedo

a la hora de reducir, que quede bien espesa.

¿Por qué? Porque lo que queremos es... fijaos.

Venga, queremos esto, ir lacando...

Para que nos quede bien brillante y bien bonita la pieza.

La voy a poner así, también, que lo podáis ver bien...

Pero, bueno, vamos ahí.

Sergio, ¿tú, cómo está tu puré? Está perfecto,

lo tengo en el horno que lo dejé con el horno apagado antes.

Me encanta. Y está perfecto.

Perfecto, tibio, aprovechando las sinergias de calor...

Que tenía el horno... Pues tenemos ya el puré.

(Música)

Pues, vamos a emplatar, ¿no?

Sí, ya lo tenemos. Venga, perfecto.

¿Pones uno o pones dos o cuántos? No lo sé.

Mira, un poco de salvia le pondré. Huy, la salvia le va.

Es que salvia, cordero, salvia...

Bueno, está que se deshace esto.

Voy a poner un poquito de salvia...

Lo cortaré en julianas, pon uno, uno.

No, voy a poner dos. Pon uno, pon uno.

Me gusta dos.

Queda más bonito, hombre. ¿Porque somos dos?

Exacto.

Hay que ir con cuidado que, ahora, está superdelicado.

Entonces, voy a ayudarme...

Lo ponemos aquí.

Como gemelos...

¿Qué te parece? Muy bonito, Javier.

Vale, bajamos un poquito con la salsa...

Fijaros que es caramelo, ahora, eh.

Y no amarga, está buenísima.

Está cogiendo este cuerpo, que parece caramelo total.

Pero es la cerveza... Qué hambre tengo.

Y yo también.

Yo veo esto ya y...

Me pongo nervioso. ¿Puré, Sergio?

Me pongo nervioso, pues, venga, yo voy a poner, también, dos...

Dos quenelle de puré, ya que has puesto tú dos,

pongo yo dos, también.

O tres para romper.

Vale, pues lo veo.

Bueno, ahora, vemos.

Vamos a poner aquí...

Uno...

Dos y como sabéis que a mí

no me gusta el par, me gusta el impar...

A la hora de emplatar, pues le pongo tres.

Dos...

Venga, y este tres.

Está súper cremosa la patata. Y la vainilla le aporta ahí...

Una pinta que no veas...

Vale.

Ya está, espérate que lo quiero hacer yo, ¿pongo aquí, no?

Sí, ya está. Espera, salvia...

Que le pongo un poquito de salvia que la salvia le va.

Un poco de salvia en juliana.

Toque de aceite de oliva que le da color y sabor.

Y...

Siempre hay un buen motivo para cocinar...

Y os queremos mucho y os esperamos en el próximo programa.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cocina con cerveza

Torres en la cocina - Cocina con cerveza

12 abr 2016

Hoy dos recetas cocinadas con cerveza: calamares a la plancha con salsa de cerveza y jarrete de cordero con cerveza negra y puré de patata.

ver más sobre "Torres en la cocina - Cocina con cerveza" ver menos sobre "Torres en la cocina - Cocina con cerveza"

Los últimos 1.398 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Jose Antonio Rodriguez

    Maravillosos, lo mejor que se hizo nunca en tv. Gracias seguir asi.

    12 abr 2016
  2. Lorena sandoval

    Las dos recetas me parecieron espectacular,pero me quedo con el cordero tenia una pinta maravillosa..

    12 abr 2016