www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4950686
Para todos los públicos Torres en la cocina - Chuletas de cerdo en salsa y peras a la sangría - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Hola a todos, bienvenidos a "Torres en la cocina",

hoy haremos unas chuletas guisadas con salsa buenísimas.

Y después haremos unas peras con sangría, ya veréis que tienen

mucho toque Torres, pero no cocinaremos solos hoy viene

una persona, un actorazo, alguien que sabe mucho de cocina

también y que teníamos muchas ganas que cocinara con nosotros,

Pepón Nieto, bienvenido. ¡Eh!

(Aplausos)

Buenas. Qué tal, Pepón.

Qué tal, cómo estáis. Bienvenido.

Gracias por venir, lo primero. A vosotros.

Te pedimos que te pongas el delantal, que te laves las manos

y te daremos una cosa mientras te lavas las manos

para que laves también, un salsifí, que no sé

si lo habrás visto alguna vez.

Ah, sí, es el tubérculo este.

Exactamente, sí, señor, es una raíz, un tubérculo,

familia de la escarola. Correcto.

Y, bueno, haremos una crema, es como curiosidad porque

aunque sea muy mediterránea, porque es una raíz mediterránea,

no se suele encontrar asiduamente. No en el mercado, yo recuerdo

que hicimos una vez una búsqueda y fuimos al pueblo de Sils

que está en la costa brava, creo,

sí, está en la costa brava, en el interior, y recogimos

este producto de la tierra

y es una planta fantástica y nace bajo tierra, ya se ve,

es una raíz, pero luego, a mí me recuerda mucho

a la alcachofa. A mí a alcachofa también.

¿De dónde lo conocías? No, lo había visto,

pero no lo he probado nunca. ¿No? Pues hoy lo cocinaremos.

Hoy lo haremos aquí. Me lavo las manos y os lo lavo.

Vamos aquí a la pica, con que laves uno ya está,

solo para que se vea el color.

Viene lleno de tierra es lo que tiene que venga así.

Alternativas, siempre lo decimos,

tenéis el tupinambo, tenemos la patata que también

le pondremos, tenéis chirivía, tenemos muchos tubérculos

de raíces que podemos encontrar y que... qué te parece.

Que tienen mucha tierra. Bien, bien.

Tú, Pepón, en la cocina,

tú suelto como una gacela.

Bueno, es que me gusta cocinar, toda mi vida mi familia

ha tenido restaurante se dedicó a la hostelería

y yo siempre he huido de los restaurantes

porque me parece una cosa superesclava y al final,

pues la cabra termina tirando al monte

y monté un restaurante con mi hermana.

Has montado un restaurante con tu hermana, ¿dónde?

En Madrid, calle Colmenares, número cinco, esto está ya limpio.

Ahí está. ¿Quieres que te lave otra?

No, ya está, ya está,

era para que... Nada, para tener una muestra.

Vamos a pelarlo para que veáis cómo es y cómo va el restaurante.

Bien, estamos muy contentos, viene de un restaurante

que tiene mi hermana en Vejer, en Cádiz.

Pero lo tuyo es más faceta de actor, nos has dado

muchas alegrías con... A pelar patatas.

Te pongo a pelar patatas. Puedo pelarlo con esto, ¿no?

Solo una cosa rápida, mirad qué color más bonito.

Ya te veo que tú a cuchillo, más tradicional.

Pero se oxida enseguida, o sea, se pela y se pone en agua

porque todo este blanco se oxida enseguida.

Pero fijaos qué color más hermoso tiene.

Se pela como si fuera un espárrago. Tú te has criado en, bueno,

imagino que tus padres tendían... Mis padres tuvieron restaurantes

hasta que se jubilaron, tuvieron restaurantes en Marbella

y en San Pedro de Alcántara durante muchísimos años

y me ha tocado servir mesas, limpiar cubos de boquerones

porque, claro, era un restaurante de pescadito y había que limpiar

pescado cada mañana y me he limpiado lo más grande.

Pero, nada, yo hui pronto del restaurante, tenía muy claro

que quería ser actor y me fui a Madrid muy pronto

y con 18 años ya estaba allí currando

y, la verdad, me ha ido bien. Bien, no, muy bien.

Has hecho un montón de pelis, de series también, o sea,

estás a tope, mucha actividad. Pero sabes qué pasa,

que uno ya tiene una edad y cuando uno tiene una edad

te das cuenta que has hecho muchas cosas, pero no es por nada

es por la edad. Va, bueno, bueno.

Pelar, lavar, ligeramente y ahora, a cortar.

Cortar, lo vamos a cortar a cubos porque lo cocinaremos

para luego poder hacer, para luego poder hacer

una crema de tubérculos que vamos a hacer.

Que no tenemos salsifí,

podemos hacerlo con nabo, pero, bueno, si encontramos

salsifí, de verdad, que es sorprendente.

Preferencias gastronómicas, ¿qué te mola más?

Huy, que yo soy muy... Me gusta todo, me gusta mucho

la verdura, sobre todo, el pescado, soy un amante del pescado.

Soy más de pescado que de carne, pero también disfruto

con una buena carne, o sea, que... Y luego soy muy de cocina casera,

no se me da bien las espumas... Las volteretas mortales.

Cosas como de cocina molecular y esas cosas no.

Producto. Ponemos a cocinar la patata

con el salsifí, sal

y ahora, vamos a por las chuletas,

chuletas de cerdo que eso no falla. Qué ricas.

Aquí las tengo en la nevera

y ya que somos tres, cogí tres. Ah, pues muy bien.

¿Eh? Así no nos peleamos.

No, también aquí.

Chuleta de cerdo, sabéis que es la parte del lomo

con la costilla y lo que haremos será marcar.

Sal, pimienta y a la cazuela.

Parte económica, muy económica. Y a ti, qué se te da bien cocinar.

A mí, los guisos, las cosas que he visto hacer a mi madre

siempre y a mi abuela, que cocinaba muy bien,

los guisos, las cosas de cuchara, las cosas que se ponen,

los estofados, ese tipo de cosas, sí.

Me han dicho, que me moló mucho la receta que te la vamos a calcar

algún dúa en el programa, que haces un alioli

con tinta de calamar. Toma ya.

Ah, bueno, sí. Tiene rollo, o sea, tiene rollo.

Es muy sencilla. Ya, pero tiene rollo.

Le añades la tinta y está rico, sí.

¿Esa es tuya? Es de mi hermana, sí.

¿Cómo se llama tu hermana? Virginia.

Virginia. Apunta.

Te tenemos aquí. Las chuletas.

Vale, esta es una receta de aquellas superfáciles,

pero de verdad, es muy agradecida para comer.

Cebolla, ajo le pondremos también.

Aquí tenemos un poco de... Toma, te dejo un cuchillo

o la puntilla esta. Caldo de cocido, cómo no,

para mojar un poquito, podría ser caldo de pollo.

Y vino. Y vino.

Vino rancio o vino dulce que podría ser un poco

de vino dulce que al cerdo, sabéis que le va ese toque dulce.

Siempre le ponemos o le solemos acompañar

muchas veces de algún tipo de fruta y es que desengrasa

y quita sabor. Pero en este caso

con el puré de tubérculos, de salsifí y patata, va superbién.

Es muy bueno. Dejamos bien caliente,

ahí sí que hay que esperar un poquito hasta que humee.

Y así nos marcará y nos cogerá color.

Y yo leí por ahí que has llorado comiendo plancton.

Bueno, es que soy amigo de Ángel León.

Buen amigo, un abrazo desde aquí. Sí, buen amigo nuestro también.

Tenía un plato, al principio de abrir el restaurante,

que se llamaba el origen de la vida que era una latita.

Sí, me acuerdo. Era una latita con el...

No sé bien qué llevaba, pero sí plancton dentro

y me acordé un día en la playa con mi familia,

con mis primas y mi prima Yolanda haciéndome ahogadillas

y era un día que yo había olvidado

supongo que estaría ahí en la parte de atrás de la memoria

y de pronto, ese sabor a mar intenso de encontrarme

con el plancton, nunca lo había comido hasta ese momento.

Ahora ya está muy de moda y lo venden en muchos sitios,

pero hasta ese momento no lo había comido

y de pronto me recordó

ese día y me emocionó muchísimo porque, la verdad, la cocina

tiene esa cosa, los olores, los sabores te traen

a momentos de tu infancia de cosas que has vivido

y que, al final, emociona.

Totalmente, totalmente.

No, no, cocina de recuerdos. Vale, el ajo y me vais a dar

alguna hierba, romero, tomillo, romillo.

Tomillo y el romero que tenemos las plantas aquí,

yo te cojo romero. Cojo un poco de tomillo.

Me dijeron que eres una guía gastronómica ambulante.

Bueno, ¿sabes qué pasa? Hay una guía que se llama

la guía Peponín. Ja, no.

Que tienes buena guía de restaurantes.

Es que llevo toda la vida de gira con el teatro.

¿Ves? Una ventaja. Y por toda España.

Y entonces...

Entonces, pues uno va buscándose la vida, los cómicos lo que tenemos

es eso que nos sabemos todos los restaurantes

y todo lo que hay. No sé dónde hay muchos museos,

pero sí sé dónde está el museo del jamón.

Sabes que ha pasado, por aquí por el programa

tuvimos la suerte de tener compañeros tuyos de profesión

y todos nos decís lo mismo. A producción lo primero que hacen

es preguntarle: "¿Dónde hay un buen restaurante?"

¿Dónde se come aquí? ¿Dónde se come bien? Y patapam

y allí van. Como clientes son unos clientazos.

Sabemos que si no, también estáis compinchados

Echanove y tú, un abrazo, Echanove. Sí, a Juanchito, nos llamamos

de vez en cuando: "Estoy en tal sitio, dónde voy",

pues a este sitio y tal y así vamos, sí.

Bueno, ojo, ajo, tomillo, romero, un poquito de cebolla picada

y ahora, rehogamos bien

y ya veis que es una receta supersencilla, aquí el truco está

en que vamos a hacer un poquito de salsa con el vino

y el caldo de cocido. Y guisarla, sabéis que,

normalmente, rosadas las carnes,

es cerdo blanco, la guisaremos bien,

la vamos a tener el tiempo que tarde en hacerse los tubérculos

que van a tardar unos quince o veinte minutos;

ese tiempo, esos quince minutos, se estará guisando la carne

para que se impregne bien del caldo.

Receta sencilla pero superbuena.

Vamos a darle un toque de moscatel; no rehogo mucho la cebolla,

simplemente, para recuperar los jugos de la carne.

Moscatel, un vino dulce, ¿eh?

Podría ser un vino... rancio. O un vino seco.

Dejad reducir, un poco, y ponemos el caldo de cocido.

Hablando de restaurantes y de sitios donde se come bien,

recomiendo una guía: "La guía gastrocómica".

¿"Gastrocómica"? Eso es.

Está escrita por una periodista, María Díaz, estupenda;

pero viene con la información que hemos dado muchos actores

de sitios dónde comer por toda España.

La voy a buscar.

Hay restaurantes; gasolineras; sitios a pie de carretera,

con las autopistas se ha perdido la venta a pie de carretera,

pero quedan unas cuantas. Y hay de todo:

hoteles donde se come bien en distintas ciudades...

Está volcada la información de todos los que...

De los que hacemos giras, que somos quien los recorremos.

Qué bien. La buscaremos.

Esperamos diez minutos a que se cocine la carne;

que se termine de cocinar la patata y el salsifí, son veinte minutos,

y volvemos.

(Música)

Ya tenemos aquí las chuletas reposando.

Hemos ligado la salsa con mantequilla para que coja...

¿Qué te parece? Qué buena pinta.

Lo hemos probado y tiene un punto de acidez perfecto.

Aquí ya están cocinadas las patatas y el salsifí, ¿eh?

¿Veis? Cuando está... Cuando se hunde bien.

Vamos a triturar.

Vamos a hacer una crema de tubérculos

que es muy fácil, muy fácil, de hacer.

Vamos a probarlo, como no has probado el salsifí

vamos a hacer una prueba, que tenemos uno aquí.

Así es al natural, ¿eh? Pero verás qué bueno está.

Qué mantecoso.

Cuidado que está caliente. Pongo sal una puntita de sal

y un pelín de aceite de oliva; verás qué bueno está.

Así podría ser como una patata hervida, igual.

Dale tú ahí.

Buenísimo; es delicado... Qué rico.

Es aromático. ¿Verdad que recuerda, un poco, al alcachofa?

A cardo. A alcachofa, nabo...

Pero más suave. Una mezcla.

Más suave. Sí, señor.

A espárrago, también.

Sí, tiene una mezcla de sabores muy rica.

Es delicado. Muy terroso, te lleva a...

Hacia el sotobosque, a la tierra, hacia el huerto;

a esa tierra de huerta. No lo había probado nunca.

Vamos a triturar y echamos, un poco, de agua, que le va bien.

El agua de la cocción.

Esto es un caldo, ¿eh?, un caldo para poder mojar.

Un caldo buenísimo.

Se puede hervir una pasta o hacer un arroz sanote.

Mejor poner solo un poco y, luego, echar más,

para que no nos quede tan espeso.

Bien de aceite de oliva, sal, pimienta y algo de crema de leche.

Aceite de oliva. Como si fuera un puré.

Sí, sí. Sí, es un puré.

Echamos un buen chorro de aceite porque lo liga y lo deja bien,

pimienta, evidentemente.

¿Cómo estaba de sal? Yo he puesto un poco, ¿no?

Ahí está; un poco de sal y un poco de crema de leche.

No ponemos mucho porque lleva aceite.

Y nos gusta más ligar con aceite de oliva.

Exacto, es más sano. Donde esté el aceite de oliva...

A ver cómo va. Huy, huy, está perfecto.

Hum... Vamos a ir a emplatar, ¿no?

Venga, claro que sí.

Venga, hecho.

Probaremos de sal pero creo que estará perfecto

y veréis la textura que queda.

Queda cremosa, suave, elegante... Qué maravilla.

Eso es el salsifí, aunque la patata ayuda, claro.

Pero... ¿te lanzas?

Prueba de sal antes de emplatar, tú eres el...

El probador. Está muy rico.

Sí, ¿verdad? Muy bueno.

Es un producto que vale la pena.

Vale. Emplatad y yo corto cebollino,

para ponerle encima una hierba que, además, le va muy bien.

Fijaos qué crema, ponemos de base esta crema.

Un plato de crema así es buenísimo como plato único.

Y ahora, en invierno, que le puedes poner un huevo poché,

le puedes poner un poco de trufa...

Huy, huy, huy.

Le va muy bien a esta tierra, a estas raíces, a estos tubérculos.

Pepón, tú mismo, pon la carne encima.

Ponemos dos chuletas encima del puré

y pondremos un poco de salsa encima.

Y el cebollino que tengo picado. Equipo perfecto, te vamos a fichar.

Venga, yo me vengo encantado.

¡Toma ya!

Esto lo comes con el puré... Un poco más de salsa.

Y es delicioso. Ahí está. Que no falte.

Algo de verde. Que lo tengo aquí.

Esto lo dejo detrás, de momento.

Ya tenemos la primera receta, Ahora iremos a por las peras.

¿Te gusta la sangría? Me encantan las peras y la sangría.

Además, es mi fruta favorita. Toma.

Vamos con la sangría y con las peras,

pero, primero, vamos a hacer un granizado,

un granizado casero que podéis hacer fácilmente.

Yo te voy a dar los ingredientes, Pepón, y tú los vas a mezclar.

Vamos a hacer un granizado de coco y canela.

Lo podéis hacer en casa.

(AMBOS) Leche de coco.

Mira. La ponemos.

Tú me dices, ¿eh? Métela toda.

Venga. Un poco de azúcar.

Azúcar y canela.

¿También, toda? #Canela, canela#.

Azúcar, toda, y canela, un poco.

La coges con la puntilla y echas a tu gusto.

¿Te gusta la canela? Sí.

Mi hermano tiene una canción. Ya la he cantado.

No, no... #Canela, canela#.

No sabemos de dónde viene. No sé de dónde la he sacado.

Vamos a darle un varillazo y mezclamos, así de simple.

¿Qué hay que tener en cuenta para hacerlo?

Con la grasa de la leche de coco, va a quedar... queda superbueno.

No es fácil, es lo siguiente.

Lo único a tener en cuenta es que, con un tenedor

cada treinta minutos, hay que ir moviéndolo.

Ir rompiéndolo. La primera parte que se congela

es la parte de las paredes, donde coge más frío.

Y la parte de arriba. Sí.

Pero el centro no, hay que ir mezclándolo para que...

Moviéndolo, ¿no? Exactamente.

Para que el granizado se integre.

Es fácil y queda fantástico.

Vamos a la nevera, al congelador, perdón.

Lo meto en el congelador. ¡Patapam!

Y cada treinta minutos vamos moviendo con un tenedor,

veréis que queda un granizado impecable, superbueno.

Pepón, ¿qué técnicas tienes para cuando vas al escenario

y tienes que memorizar tanto?

Yo, la verdad, es que...

Se convierte en la parte técnica de la profesión,

al final, es ejercitar.

Para vocalizar vienen bien los trabalenguas.

¿Sí? Vienen muy bien.

¿"Trabalenguas"? Tengo una preparado.

Se me dan mal. ¿En serio?

Sí, tengo tarjetas para vosotros, a ver si sabéis decirlo.

Dilo, Sergio, yo no lo miro.

¿Sin mirarlo ni nada?

¿Lo digo yo? Vale.

¿Qué? ¡Toma ya!

Yo poco coco compro porque poco... No, no, sin leerlo.

Ah... Así, cualquiera.

Yo poco coco como porque... No.

Poco coco como, si más coco comiera más coco compraría.

No. ¿No?

No. Joder...

A ver yo. Yo poco coco co...

Hazlo, hazlo. No, dilo tú.

Yo poco coco como porque poco coco copo...

(TODOS RÍEN)

Es difícil. "Es difícil"

Joder. Parece una tontería.

Poco co... Yo poco coco compro... Ni leyéndolo.

Porque poco coco como, si más coco comiera más coco compraría.

Bueno... Bueno, está bien.

No, ostras... Está bien, está bien.

Dices que leyendo trabalenguas...

No, creo que los trabalenguas ayudan mucho a vocalizar

y a tener, digamos, la lengua ejercitada y...

Fluidez. Fluidez en el texto.

Vaya, lo que le falta a mi hermano.

Te tienen que entender y entender treinta filas más allá.

Es verdad. El de delante y el último de allí.

Sí, sí. Tu trabajo de actor no es vocacional, ¿cómo fue?

"No es vocacional...". Tengo amigos compañeros actores

que todos con cuatro años ya querían ser actores,

hacían teatro en el colegio y tenían muy clara

la vocación de actor. Yo...

Yo era culo de mal asiento; quería ser médico, camionero,

otro día bombero y otro día practicante.

No tenía nada claro; pero sí tuve claro,

cuando hice teatro, que me divertía

y que iba a probar suerte por ahí.

Y te fue genial. Y eso hice.

Te ha salido bien. Sí.

Vamos a hacer una sangría de cava con naranja, con limón...

Tenemos licor de naranja...

(AMBOS) Zumo de naranja.

Zumo de limón, ya veréis cómo queda la salsa;

cardamomo; canela y un poco de clavo, clavo de olor;

y, luego, evidentemente, cava.

Cava y un poco de miel, para darle el toque dulce.

¿Qué? Joder...

Sergio, ¿te ayu...? (GRITAN CONTENTOS)

¡Hala! Esto es alegría, esto es alegría.

Le ha dado al cámara. ¡Ay!

A la cámara, a la cámara. Ponemos...

Vale. Fijaos; cava.

¡Toma ya! Ponemos bien de cava

que, luego, se elimina el alcohol con la ebullición, ¿vale?

¿Cuánto de zumo de naranja?

Échale la mitad, por lo menos.

Zumo de limón. Un poco más.

Como comentábamos, el primer programa...

La primera serie que hiciste fue "Farmacia de guardia".

Sí, pero... Que fue un... exitazo.

Pero yo era un actor que empezaba, solo hice un capítulo.

Al empezar, yo tenía muy claro que no haría televisión,

porque no me veía haciendo tele y, luego, fíjate.

Yo trabajaba en teatro, solamente, y en "Farmacia de guardia"

me dieron un papelito en un capítulo

y la verdad es que lo recuerdo con mucho cariño.

Mucha gente se sentaba ante el televisor

para ver "Farmacia de guardia".

Fue la primera serie mayoritaria.

Reunió a todas las familias.

Exactamente. Un toque de miel.

Cardamomo. Le ponemos aquí miel.

Que le da un toque aromático buenísimo y diferente. Pongo dos.

Aquí vamos a cocer las peras y reducir este caldo.

Y queda... bueno.

Clavo de olor.

Clavo de olor. Hombre, las series

te han ido de éxito en éxito.

Pero has hecho un montón de películas.

Sí. Pero ya te digo, porque tengo muchos años

y me ha dado tiempo. ¡Qué va!

Oye, en este caso, estamos en época de peras.

Fijaos que tiene el rabillo y todo.

Esto lo hacen cuando recogen la pera,

para que aguante más tiempo.

Es totalmente natural. Las ponen con esta cera.

Y esta cera, lo único que hay que hacer, es sacarla así

y ya está. Ya lo tenemos fuera.

La diferencia de este... ¿Habéis puesto el licor de naranja?

Yo no lo he puesto. Le pongo un chorro.

La diferencia de esta sangría es que la vamos a hacer hervir

para hervir las peras dentro.

Vamos a cocinar las peras dentro.

"Las vamos a hacer hervir para hervir".

Yo estoy haciendo lo que me dice aquí Pepón.

El poco coco como.

Poco coco como porque poco coco compro.

Oye, dame un pelador. Si más coco comprara,

más coco comería.

¿Hago con puntilla? Tú hazlo como quieras.

Como quieras.

Hazlo como te parezca mejor.

¿Y qué te gusta más? ¿Con qué te quedas?

¿Con la tele? ¿El teatro?

¿Las series? Al fin y al cabo, es lo mismo.

Es componer un personaje, hacerlo creíble,

contar una historia. Y ese mismo hecho es

en cine, en teatro o en televisión.

Pero egoístamente, a mí el teatro es lo que más me llena.

Es donde tengo... Todos decís lo mismo.

Yo creo que es más directo. Ahora estás con una obra también.

Exactamente. Ahora estoy haciendo una función

que se llama "La culpa", de David Mamet.

Estamos de gira, pero estrenamos ahora en Madrid,

en el Teatro Bellas Artes.

Está hasta marzo.

¿Y de qué eres culpable? Confiésanos aquí.

Es una función muy complicada.

Es un texto que genera mucho debate,

que está muy bien y que habla de la responsabilidades

que tenemos,

de la culpa que sentimos cuando pasa algo terrible,

algo dramático de verdad,

hasta qué punto somos responsables.

Pero, justamente antes, estabas haciendo una comedia,

"La comedia de las mentiras". Exactamente.

¿Cómo pasas de un papel a otro, que son completamente diferentes?

De la mentira a la verdad, ¿no?

Al principio fue un poco esquizofrénico,

porque estaba de gira con "La comedia de las mentiras"

y ensayando "La culpa". Ahora que ya estoy solo

con "La culpa", está uno centrado

en el personaje que hace y no tienes otras cosas.

Pero cuando tienes un par de cosas, sobre todo,

si son las dos de teatro, estás un poco esquizofrénico.

Pero separas bien cuando tienes dos obras.

Separo perfectamente. Estas cosas que muchas veces

pensáis, que cuando termina la función... Yo me voy a mi casa

con toda la tranquilidad y desconecto facilísimo.

Y ahora vamos a ponerlas dentro.

Coceremos. Cuando arranque a hervir, cocemos 20 minutos,

para que esté bien impregnada y buena.

Si tuvieras que elegir un papel que dices:

Me gusta hacer de malo, de bueno, de vaquero...

Los personajes así de malos son mucho más agradecidos.

Mola más, ¿no? Te lo pasas mejor.

Yo he tenido pocas oportunidades porque con esta cara,

siempre me han dado papeles de bueno.

Pero son mucho más divertidos los malos.

Bueno, esperamos 20 minutos que se cocine.

Y acordarnos que cada media hora,

ir moviendo el granizado. Importante.

Perfecto. Haremos un recuento. Os explicaremos qué ha pasado.

Hemos cocinado las peras. Están supertiernas.

Están bien cocinadas. Un repaso, ¿no? ¿O un recuento?

¿Está bien dicho o no, Pepón? Un repaso de lo que hemos hecho

y un recuento de los pasos que hemos dado.

Correcto. Qué rapidez. Qué bueno.

Cocinamos las peras, que están bien cocinadas.

Ya sabéis que las peras... Os explico primero.

Y luego tenemos el caldo reducido, que es esta sangría de cava.

Te voy a dar a probar porque tú reducido

no lo has probado todavía y está frío ya.

Queda buenísimo, de verdad.

Reducirlo sin las peras, con las peras ya sacadas.

¡Hum! Está buenísimo.

Está buena, ácida. Tiene un punto ácido muy rico.

Al reducir, coge potencia. Decías que la pera es uno

de tus ingredientes favoritos. Es una de mis frutas favoritas.

La típica "tatin" que todo el mundo hace con manzana,

la hago con pera porque me gusta más.

Cuando hemos reducido la salsa y dejarla enfriar,

nos ha explicado una historia muy bonita.

Coincidimos en algo muy importante,

que su abuela también era gran cocinera.

Sí. Yo os veo.

Os veo mucho en la tele. Y entonces, sé

que habéis aprendido a cocinar mucho con vuestra abuela.

Y mi abuela Isabel, que ya no está, por supuesto,

pues era cocinera también de unos señores con dinero.

Como nuestra abuela. Entonces, cocinaba

profesionalmente para ellos.

Y me acuerdo cuando era chico, iba al colegio

y los niños decían: "He comido lentejas".

Y mi abuela nos hacía unas cosas.

Nos hacía unas lasañas de verdura, canelones, unas cosas riquísimas.

Y yo todavía tengo alguna receta. En Navidad siempre hago

los roscos que hacía mi abuela con la misma receta.

Me gusta mucho porque me he criado viéndola cocinar y los olores.

Y luego, sabía cuál era el plato favorito

de cada uno de sus nietos.

Y siempre que íbamos, nos hacía nuestro plato.

Cada uno el suyo. A mi hermano le gustaba

la ensaladilla rusa que hacía. La casa siempre era...

Estaba todo el día cocinando. Qué bonito.

Vamos a sacar el granizado. Fijaos cómo ha quedado.

Fijaos.

Esto es una nieve, es un polvo. Pruébalo, Pepón.

Lo hemos ido moviendo, pero tú no lo has probado.

Es una nieve, es un polvo fantástico de coco.

Y lo que hemos hecho, recordamos, con el tenedor ir raspando.

Ir raspando, raspando, raspando.

Hasta que te queda este polvo, esta nieve de coco.

Vale. Perfecto. Vamos a proceder al emplatado.

Tenemos varios platos aquí, pero este es el chulo.

No. Vamos a poner este mejor. ¿Ah, sí?

Este, ¿no? Vamos a dejar al público.

¿El de Javi o el de Pepón? El de Pepón.

Yo también me quedo contigo, Pepón. Chaval, quítate.

Este es más bonito. Más contraste con la pera, que es blanca.

Claro. Si es que Javier, ¿sabes lo que pasa?

A veces me da la sensación de que es un poco daltónico,

porque pone los ingredientes con el plato del mismo color.

No lo entiendo. No lo entendemos.

Vale. Vamos allá. Emplatado.

Tenemos la reducción, que la vamos a poner de base.

Fijaos cuando se enfría que es espeso.

Parece miel. Es espeso. Y os digo.

Esta salsa en un plato más clarito como el mío, resulta mucho más.

Bueno, yo voy a cortar las peras por la mitad.

Las vamos a dejar tal cual. No le vamos a quitar la pepita.

Las voy a cortar para poder, de alguna manera,

apoyar el granizado.

Se podría hacer perfectamente entero.

También. Si queréis, dejamos alguna entera.

Es como una sopa. Me da igual.

Yo era porque quería hacer como... así.

Mi idea era esta.

Ponemos una de pié, ¿no? Exactamente.

Exactamente. Pepón, ¿qué otros planes

tienes para 2019?

Bueno, tengo que estar en el teatro haciendo

"La culpa" de David Mamet, que estoy con Magüi Mira,

con Ana Fernández y con Miguel Hermoso.

Y luego tengo un proyecto de serie para empezar el año,

que no voy a desvelar todavía.

No hay que decirlo hasta que no... Eres una máquina.

Tengo pendiente de estrenar una película

que se estrena a principio de año. "Lo nunca visto".

La directora es Marina Seresesky,

directora de "La puerta abierta",

una película con muchos premios, que está muy bien.

Y esta es una comedia que hemos hecho

junto a Kiti Mánver, Carmen Machi y yo.

Y Jon Kortajarena. Ya ves.

Casi nada.

Bueno, vamos a poner el granizado que lo rompemos con el tenedor

y vamos poniendo aquí tal cual por encima de las peras.

El granizado está riquísimo. Está superbueno.

Y le va superbién a la pera con la leche de coco.

Y la canela también. La pera y la canela van muy bien.

¿Qué es esto? Melisa.

Ah, melisa. Es una hierba cítrica, fresca.

Que podría ser hierbabuena. La conozco en infusión.

Acerca... Esto por aquí. Un momento, Javier.

Te vamos a dar, para que te pongas ahí

y puedas chulear a tope, un delantal.

Qué maravilla. De "Torres en la cocina".

Está personalizado con mi nombre. ¡Hombre!

Te lo hemos hecho aquí.

Muchísimas gracias, eh. Vamos, campeón total.

Y luego, te vamos a dar un libro también.

Aunque sabemos que tú ya controlas y pilotas.

Muchísimas gracias. Ahora me lo firmáis, eh.

Por supuesto. Tú sabes que ahora el invitado

tiene que despedir el programa.

No sé si te acuerdas de la frase. Dímela tú.

Vale, vale. Siempre hay un buen motivo para cocinar.

¿Nos vamos ya? Yo creo que sí

porque tenemos hambre.

Pues nos vamos de "Torres en la cocina".

Y siempre hay un buen motivo para cocinar.

Hasta el próximo programa. ¡Adiós!

(CANCIÓN) #Ojos negros, piel canela.#

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Chuletas de cerdo en salsa y peras a la sangría

Torres en la cocina - Chuletas de cerdo en salsa y peras a la sangría

24 ene 2019

Hoy el actor Pepón Nieto es el invitado en la cocina de Javier y Sergio que preparan unas chuletas de cerdo con salsa y crema de tubérculos y unas peras a la sangría de cava con granizado de coco.

ver más sobre "Torres en la cocina - Chuletas de cerdo en salsa y peras a la sangría" ver menos sobre "Torres en la cocina - Chuletas de cerdo en salsa y peras a la sangría"
Programas completos (794)
Clips

Los últimos 2.574 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios