www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4250278
Para todos los públicos Torres en la cocina - Carpaccio de remolacha y confit de pato - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Aplausos)

Bienvenidos a todos a "Torres en la cocina",

programazo, dos grandes productos que nos gustan y que a partir

de ahora vais a poner en la lista de la compra.

Remolacha, porque haremos un carpacho de remolacha increíble.

Otro productazo. Empezamos con la remolacha.

Y lo primero que vamos a hacer,

diréis: "Ostras, ¿un carpacho de remolacha? Pues sí.

¿Qué necesitamos? Fijaos qué fácil es hacer.

Nosotros cogemos un producto tan de temporada y humilde

y, a la vez, rico.

Esto es el lujo, la remolacha.

Y la vamos a fermentar.

Ahí está, fermentar. Exactamente, vamos a hacer

y os enseñaremos después que la hacemos de todo tipo.

Las verduras fermentadas aparte de ser ricas

para regular la flora intestinal son supersabrosas.

Pela, Javier. Es todo un mundo, de verdad,

es todo un mundo. ¿Habéis fermentado alguna vez?

(TODOS) No. Es que no se suele hacer en casa.

No se suele hacer y es muy bueno. De verdad, es superbueno

y lo primero que necesitamos, guantes porque la remolacha

tiñe muchísimo, eh.

Luego diremos algunos trucos

que es muy escandalosa la remolacha,

daremos algunos trucos para, bueno, pues si manchamos

con remolacha, cómo poder quitar las manchas.

Vamos allá. Bueno, tú vas pelando.

Necesitamos por cada litro de agua, fijaos qué fácil,

mejor que el agua sea filtrada o embotellada.

Y la sal también que sea lo más natural posible.

Necesitamos por cada litro de agua, ponemos un litro de agua.

25 gramos de sal, que lo tengo pesado ya.

Cogemos con una cuchara y lo que hacemos es diluir un poco.

Esto es la base, nada más.

O sea, es tan fácil como bueno.

Lo importante de este procedimiento es que el bote, lo que hemos hecho

primero ha sido hervirlo en agua. Esterilizarlo, sí.

Y la goma también porque es muy importante que esté

muy bien, muy higiénico.

Exactamente. Hace falta este tipo de botes

que son herméticos, nosotros primero lo hervimos,

después poner la goma.

Que esté bien puesta porque ni puede entrar ni salir aire.

Pero, de verdad, es superfácil de hacer y....

el resultado es brutal porque cogemos la remolacha cruda

y la ponemos aquí dentro.

Bueno, mira, ponemos dos de momento.

Ponemos dos. ¿Por qué ponemos,

por qué fermentamos

verduras o productos? Porque le da una acidez

espectacular y aparte porque es muy sano.

Es verdad que es un método sanísimo.

Otra forma de comer la verdura, dices: "A mí eso de fermentado

me suena raro", primero, probadlo, segundo, si no, tened la remolacha

cocida o cocerla normal.

Mira, vamos a ir por aquí

y yo tengo aquí, tenemos aquí, venid con nosotros.

Tenemos aquí remolacha que hemos puesto a fermentar.

¿Cuánto tiempo? Bueno, esta lleva una semana,

la que tengo yo aquí. Cuánto tiempo hace falta

desde que ponemos el bote a fermentar,

de tres a siete días.

Tres días ya se puede consumir y tiene ese toque de fermento,

pero cuanto más tiempo lo dejemos, más...

Potente quedará. Más potente quedará.

Importante, en un sitio fresco, seco y que no tenga mucha luz.

Sí, y una vez abierto el bote, a la nevera

y nos aguanta el tiempo que queramos.

Tenemos aquí, ajo, pepinillo, pimientos, le podemos poner

hierbas aromáticas, especias...

Hemos hecho berenjena, brócoli. Espárrago, zanahoria, pimientos.

El pimiento queda muy bueno porque ya tiene se toque de dulzor

que está muy bien. Yo tengo esta remolacha.

Que sigue fermentando en la nevera cuando tú lo pones.

Fíjate, a ver si aquí se puede oír o no.

Vamos a hacer una cosa,

si tú, por ejemplo, ahora, vamos a escuchar.

Bueno, siempre tiene un poco de gas.

Al abrirla hay que tener cuidado

para que no salpique el gas que queda dentro

porque se queda fermentando. Y si te manchas, como él explicará

después, pues no pasa nada. Claro.

Hay que cortar la remolacha, la vamos a cortar superfina.

Fijaos qué color

Bueno...

Es que queda buenísima.. Es ácida.

Coge un punto de acidez, de frescor, superbueno.

No me digáis que no es una cosa

preciosa.

Muy diferente.

Vale, tú vas cortando, ¿no? Sí.

Bueno, simplemente, va a cortarla a láminas finas

para montar después este carpacho.

Mirad qué bonito, qué color.

Vale, qué pasa si ahora lo ponemos encima

de la mesa o le salpica o yo qué sé

o lo pones en un plástico y te mancha, vamos allí

con nuestros queridos amigos, qué tal, cómo estáis.

Bien. Bienvenidos.

(TODOS) Gracias. A tope, muy bien.

Qué tal, ¿os gusta la remolacha? (TODOS) Sí.

¿Sí, la compráis, de verdad? Sí, sí.

Bueno, vale, ¿y cómo la hacéis? Yo en zumo.

Ah, en zumo es buenísima. ¿Cruda?

En gazpacho, cruda con zanahoria, con jengibre.

¿Qué bueno, ves? En zumo está muy bien,

aquí hicimos una vez licuado y es sanísimo.

Os voy a enseñar unas cosas para, por ejemplo, cuando tenemos

la remolacha que mucha gente no la compra porque dice:

"Es un follón", porque es un drama cuando se ensucia,

por ejemplo, aquí el trapo.

¿Cómo lo limpiamos? Normalmente, lo que se hace es

zumo de limón, restregarlo muy bien.

La vitamina C, el ácido hace

que la tinta de remolacha salga.

¿En la tabla? Lo mismo, una vez que lo ponemos en la tabla

con el limón, pam, pam, darle bien y luego

debajo del grifo

o cera, también, que cera va muy bien,

y quitamos, normalmente, las manchas.

Y luego, en el plástico también suele haber,

normalmente, poner agua con un poco de lejía

y luego lavarlo bien y ya está.

Y luego también en el mármol

haríamos lo mismo con un poco de limón.

En el mármol, limón y alcohol porque al ser poroso

el mármol pues lo tienes que dejar, normalmente,

con un papel encima que se humedezca bien

para quitar bien las manchas.

Pero, bueno, y para las manos como hemos hecho aquí,

para las manos, guantes, pero no hay que alarmase,

hay que consumirlo porque son productos 10.

Bueno, voy a seguir.

¿Os ha ido bien o no? (TODOS) Muy bien, gracias.

Vale, yo voy a ir colocando en el plato así ya luego

me quito los guantes. Un poco de sal y pimienta.

Yo haría primero la vinagreta, pintar un poco.

¿Sí? Para quitarme los guantes ya, ¿no?

Vale, pues le pongo, mira, lo hacemos más fácil,

pongo sal, pimienta y aceite de oliva.

Que a mí siempre me gusta aliñar, sazonar, a veces, nos olvidamos

que debajo del plato también hay vida iba a decir,

(Risas) bueno, pues hay...

Vale, ya está solo con eso.

Espera, lo pongo aquí y así. Fijaos qué color más bonito.

Vale, voy sacando yo ingredientes.

Porque vamos a hacer una vinagreta.

Tengo champiñón, tengo rúcula

y tengo queso fresco.

Es una receta

en este caso la vamos a hacer verde, la haremos vegetariana,

pero que podría ser, luego ya sabéis que cada uno

Y lo que haremos primero será la vinagreta.

¿Qué necesitamos? Champiñón, champiñón de París.

Champiñón normal.

Que ya sabéis que en vinagreta queda muy bien y crudo también,

ya que ponemos todo, incluso, el champiñón también

se podría poner a fermentar.

Pues sí, es que es lo que cualquier verdura.

Verduras que, normalmente, se podrían comer crudas,

las podéis poner, tranquilamente.

A mí, para empezar, si queréis empezar a fermentar,

pimiento y zanahoria.

Y probadlo, de verdad, eh, vale la pena porque queda

Y, de verdad, es supersano y otra manera de...

porque no pierde ninguna propiedad, todo lo contrario, las multiplica.

Ya habéis visto, haremos una vinagreta fácil, fácil.

Aceite de oliva virgen.

Extra. Vale, ya lo tengo.

Aceitazo que tenemos en España.

Vale. ¿Veis? Y así ya.

Con estas manitas, ¿no?

Vale, vamos a poner

un toque de vinagre. Precioso.

Vinagre de Jerez en este caso.

Manzana, de lo que os vaya bien.

Sal y pimienta que, normalmente,

hay que ponerle a la vinagreta que le va muy bien.

Y vamos con otro producto que le va superbien.

Que es... Ahí está, vinagreta.

Chan... la naranja.

Naranja y remolacha, perfecto.

Vale, vamos con la naranja. Naranja a lo vivo que decíamos

pues es pelarla, quitar la parte de arriba y la parte de abajo.

Pelar con un cuchillo que corte, importante,

si no, es muy difícil.

Y ahora sacaremos los gajos. Gajos sabéis que para que quede

limpio es entre veta y veta

cortamos...

y así nos queda,

nos queda, completamente, limpio.

¿Vale? ¿Lo tienes?

Casi. Venga, pues voy con la vinagreta.

Después, acompañar también con algo verde,

algo, un poquito de rúcula o podemos poner también brotes.

Brotes están muy bien.

Lechuga, ensalada, lo que...

Mira. Os parezca.

El champiñón con la vinagreta que vamos a repartir

por encima porque le dará un toque, bueno,

pues siempre se aliña, no olvidéis que esto se sirve

como un plato frío.

Pero, de verdad, espectacular.

A partir de ahora yo si lo probáis,

vamos, no se os olvida comprar remolacha en la vida.

¿quieres un poco de jugo de la naranja?

Venga, en la vinagreta, ponle un poco.

Y yo pondría incluso un poco de agua de la remolacha también.

Bueno, ya tiene... vale, está bien. Ahí está.

Ponemos los gajos también.

Mirad qué color.

Y es que tenéis que probarlo, la combinación, probadla.

Menos es más, este sí es un plato de estos.

Porque el truco, bueno, que no es ningún truco,

es algo que se suele hacer y que se debería hacer más.

Pero a lo mejor mucha gente no lo hace de fermentar.

Nueces.

Rompo unas nueces encima

que le vamos a dar un toque crujiente.

Y de fruto seco, también muy sano.

Hombre, no me diréis que no es un plato diferente.

Por lo menos es diferente.

Queso azul porque le va, la remolacha y el queso azul

es un poco como la endivia,

con la remolacha, con la endivia, que es el queso azul.

Yo aquí, la remolacha, ya que me queda esto,

un poquito del agua de la remolacha

que es que siempre se ha de aprovechar.

Pues voy a poner en vez de vinagre voy a poner este agua de remolacha,

un poquito de aceite de oliva, sal, pimienta.

Bueno, el queso azul, ya veis, roto por ahí.

¿Qué le has puesto el agua de la remolacha?

Como yo te dije. Sí, claro.

(Risas)

Y mirad, el verde, la remolacha,

la naranja... Las nueces, el queso.

Espectáculo de plato.

Y luego mirad, si veis el coste de este plato es nada,

Sí, pero tiene mucho sabor, es un plato de estos buenísimos.

Después de este supercarpacho fantástico de remolacha,

nos vamos con el pato. Haremos un pato fácil,

muy fácil y muy bueno. También es algo que no sé

si soléis comprar o no vosotros.

¿Pato? Alguna vez.

¿Sí? Alguna vez.

Yo, sí, alguna vez. Pues a partir de ahora

lo compraréis más porque es muy fácil.

¿Qué tenemos aquí? Tenemos, hemos comprado,

sabéis, aquí hemos hecho en el programa,

lo podéis ver en la web, tenemos el muslo

y las mollejas de pato.

Dos productos fantásticos que vienen con grasa.

¿Qué hacemos? Los calentamos y recuperamos la grasa.

Este lo hemos comprado hecho ya, hemos dicho:

"Vamos a hacerlo muy fácil". Eso en el mercado

donde vendan las aves, pues quiero un muslo,

un confit de pato y esto es lo que os darán.

¿Y qué vamos a hacer ahora? Reconfitar.

¿Por qué? Porque tiene una textura,

es un poco, todavía, duro y lo que queremos es que quede

muy tierno, muy para deshilachar.

Y darle nuestro toque. Porque vamos a hacer una rillette.

Una rillette es un plato, normalmente, se hace,

bueno, es de origen francés

y es una especie de paté pobre

le llaman porque es un paté hecho de pato.

Paté de pobre, paté de pato. De pato.

Y está hecho con el pato deshilachado y la grasa del pato

y luego le daremos un toque Torres brutal.

O sea, que está muy bien.

Bueno...

Recuperamos la grasa, ¿que no nos llega?

Ponemos un poco de aceite de oliva

o grasa de cerdo también podría ser.

Pero es importante que cubra. Ponemos...

el pato, podría ser solo muslo, pero es que es tan bueno.

Bueno, la combinación de los dos.

Y ahora es cuando le damos nuestro toque.

Ajo, ajo en camisa que lo chafaré un poco,

vamos a darle un toque.

Pam.

Y tomillo, una ramita de tomillo que tenemos nosotros siempre

en nuestro huerto particular.

Y una copita de coñac.

Coñac, armañac. Brandy...

Ron... podría ser y esto lo dejamos cocinar,

lentamente, seguir confitando una hora u hora y media.

Aproximadamente, hasta que veamos que

se deshilacha, que quede muy tierno.

Ya estaba confitado, pero todavía lo confitamos más.

Ahora, vamos a hacer un aceite.

Esto es para el final.

Toque Torres.

Un aceite. Aceite de oliva.

Un poquito. Poquito.

Sí, poquito. Es que este aceite

que hacemos nos puede servir para otras elaboraciones.

Después lo explicamos, para muchas cosas.

Lo ponemos al mínimo, mínimo, o sea, mínimo es...

Al uno y medio, ponemos un poquito de piel de naranja.

Porque lo que queremos es aromatizar este aceite.

Con esto ya es suficiente.

Sobre todo, que no tenga blanco porque así no amarga.

Y un trocito de canela. Un poquito. No mucho.

Ya está. Esto está buenísimo. Ya está.

Ya está. Bueno, sobre todo, es aromatizar.

Porque el aceite de oliva, si superamos la temperatura,

rompemos la cadena del aceite que es a 170 y tantos grados.

Vamos solo a hacer una infusión.

Si no rompemos la cadena del aceite,

guardamos las propiedades aromáticas.

Vale. Yo esto lo pongo que no hierva. Importante.

Bajo el fuego.

Que vaya confitando hora y media. Exacto.

Tranquilamente. Ven, Sergio. Venid.

Vamos a hablar un poquito más del pato

con nuestros amigos y amigas.

¿Qué tal? ¿Cómo estáis? Muy bien.

¿Así sois de pato? (RÍEN)

Un poco.

Vienen entregados. Vienen entregados.

A ver, el pato. Vamos a hablar un poco del pato.

El pato también es un animal

que se aprovecha prácticamente todo.

Se aprovechan hasta las plumas. Fijaos.

Cojín de plumas. Los abrigos de pluma.

Bueno, yo creo que del pato se aprovecha todo.

¿Qué tenemos? Las partes más consumidas.

Evidentemente, el magret, que es de la pechuga.

El confit, que es el muslo.

El hígado de pato o el foie de pato, el hígado.

Vamos a hacer una cosa.

Que se confite lo que tenemos en el fuego.

Y, después, terminamos un recetón.

Nos quedamos aquí de "charreta". Venga.

Fijaos. El aroma es increíble. Está superconfitado.

Y lo importante, lo que estábamos buscando, es esto.

Que se deshaga. O sea, fijaos.

¡Oh! Sale solo. Exactamente.

(Exclamaciones) Está completamente confitado.

Se deshace. Eso es fundamental.

Esto lo tenemos aquí. Ahora, antes de esto,

vamos a hacer un puré de manzana muy fácil

y que nos va a dar acidez.

Sabéis que la manzana y el pato va superbién.

Va con el pato, va con el cochinillo.

Va con carnes. Con todo. Va superbién.

Y le vamos a poner... ¿Cómo lo pronuncias tú, Javier?

Cardamomo. Muy bien, muy bien, muy bien.

Veo que vas... Si digo "cardomomo",

es para hacerle la puñeta. Ya, ya, ya.

Bueno, pelamos la manzana.

Y vamos a hacer un puré superrápido.

Y que luego lo vamos a montar con este fantástico aceite

que tenemos infusando todavía. La canela.

Bueno, ya está infusado, la verdad.

La manzana lo que nos va a servir, es para desengrasar este pato.

La verdad es que le da mucho frescor.

Por eso hemos cogido este tipo de manzana, que es ácida.

Y nos va muy bien para hacer el puré que vamos a hacer.

Cortamos bien pequeñita la manzana.

Superpequeña. Contra más pequeña, menos tardará.

Te voy ayudando. ¡Hombre, menos mal, Sergio!

Estás aquí, vamos, de...

Dicen que si te comes una manzana cada mañana,

bueno, pues te libra de... En realidad, con todas las frutas.

De un montón de enfermedades.

Muy muy fina. Muy muy muy.

Menos tardará. Porque este es un puré exprés.

Fácil y bueno.

Porque es muy refrescante. Vale.

Ponemos en una olla.

Aquí tenemos una olla.

Ponemos en la olla.

No tiene que coger color, eh.

¡Huy!

¿Lo has cortado mejor? Como me ha dicho: "Muy pequeña",

yo la he cortado diminuta.

Esto combina con todo, con carnes, con pescados.

Ahora, ponemos unas gotitas de agua para que coja un poco de humedad.

Y tapamos.

Exactamente. ¿Cardamomo le has puesto?

No. Ya lo pongo yo.

Ponle. Un grano. Vale. Es potente, muy aromático.

¿Tenéis cardamomo en casa? (PÚBLICO) Sí.

(Risas) Tenéis de todo. Sois cocinillas.

Muy bien, muy bien. Dejar cocinar.

Esto son, nada, cinco minutos.

Bueno, vamos a seguir con la manzana.

Porque también vamos a hacer,

con el mismo tipo de manzana, vamos a pelar.

La rillette se puede comer solo como paté.

Como paté, a mí me gusta mucho.

Además, que tiene un sabor buenísimo.

O como ensalada, como lo vamos a montar.

Venga. Vale.

Nosotros quitamos. Vamos a aprovechar toda la manzana.

¿Cómo lo vamos a hacer? Pues coger una puntilla.

Yo le quito un poco aquí.

Y yo el corazón. Exactamente.

Tenemos un agua hirviendo. ¿Por qué?

Porque la vamos a escaldar. Bueno, fijaos la manzana.

Yo la corto... No hace falta mandolina,

porque la cortamos bien fina a cuchillo.

Cuchillo bien afilado.

Si tenemos mandolina, para hacerlo más regular, mandolina.

Pero lo más fino posible. Eso sí.

Vale. Yo voy cogiendo lo más bonito.

Lo demás, también al puré.

Y ahora lo vamos poniendo aquí en el agua para escaldarlo.

Es un hervor, eh. Rápidamente.

Tampoco necesita mucho tiempo.

Que vemos que alguna está más gorda,

porque Sergio la ha cortado muy gorda...

Bueno, el cuchillo es lo que tiene, claro.

Al puré. He sido bastante preciso, pero...

Y ya veréis. Ahora se vuelve muy manipulables.

Espera, que saco esta.

Que esta ya está. Las más gordas,

o te las comes, o la pones a puré.

Ya que tenemos hoy el público que está a tope,

alguien va a tener que ayudarnos.

Bueno, fijaos.

Que ahora es superfácil de manipular.

Y no se nos vuelve negra.

Y esta también. Venga, al agua. Ahí va.

Sergio, vamos a sacarlo. Aquí tenemos las carnes

de este confit fantástico de pato.

Y lo que hacemos, es... La piel, evítala.

Sí. La piel la voy a quitar.

Aquí tenemos las mollejas, que se deshacen solas.

Son fantásticas. Para mí, es un manjar.

Brutal. Que queremos solo el muslo, solo el muslo. Está bien también.

Veis la piel. Como dice Sergio: "Oye, la piel no".

Pues la piel, fuera. Porque es muy grasa.

Tiene mucha grasa. Fijaos. Mirad.

Qué color. Yo me lo comería ya así.

Vale. Sacamos todo. El ajo también.

Fijaos que el ajo ha perdido la piel.

Podrías coger la mano de mortero. No, no. Deshilachado.

Verás. Quedará mejor. Para hacerlo, ras, ras.

¿Ras, ras? Vale. Recuperada la carne.

Vamos a deshilachar, Sergio. Deshilachar, normalmente,

o lo podéis hacer, yo decía con el mortero.

O con un tenedor, o con una cuchara.

Simplemente, es cuestión de...

Espera, que se te ha colado un hueso.

Un hueso grande, además.

¿Sí? No me lo puedo creer. Perfecto.

Habrás sido tú.

Luego, ya, a medida que vamos montando,

se va emulsionando. Ya veréis. Va quedando un paté brutal.

Este plato se hacía mucho en otoño.

Sobre todo, para conservar la carne, el confit.

Sí. En zonas de interior, sobre todo, en la montaña.

Es un plato de granja. ¿Quién se anima?

¿Habéis consensuado entre todos?

Sí.

¿Cómo te llamas? Montse.

Montse. Bueno, ya verás que es superfácil.

Eso espero. Que yo no soy como vosotros.

De verdad, pues...

Vais a ver todos que no hay... Es que no tiene nada.

Ya verás. Es muy fácil.

Lo primero que te pediremos, que te laves las manos.

Vale. Fijaos cómo hace...

El muslo de pato hace este tipo de hilos.

Se deshilacha. La molleja cuesta un poco más.

Pero esto queda deshilachado. Y esto nos va a ayudar a ligar.

¿Veis? Es superfácil de deshilachar.

Muy bien. Aquí ponemos la manzana para que seque un poquito.

Ves que queda ahora superbién. Muy manipulable.

Y ahora, espera, que tengo aquí un pincel.

Sergio, tú vas haciendo eso. Sí.

Voy deshilachando aquí.

Y nosotros vamos haciendo la parte importante.

Mira. Os acordáis que hemos hecho la infusión

con un poquito de piel de naranja y la canela.

Entonces, mojamos un poco.

Y ahora, tú vas a montar.

Yo solo te voy a explicar un poco. Vale.

Vamos poniendo así.

Y más bien, que salga. Ajá.

Entonces, ahora ya vas poniendo así.

Y vamos haciendo toda la vuelta.

Mientras más juntito, más bonito te quedará. Ahí está.

Fantástico. Estupendo, estupendo.

No es difícil. No.

Ahora, ¿lo harías en casa? ¿Tendrías paciencia para hacerlo?

¿Te parece complicado? No. Me parece fácil.

Es fácil, ¿no? Y ya verás el resultado.

Luego queda precioso, superbonito. Vale, Sergio.

Yo lo he machacado con el mortero,

porque la molleja tiene un poco más de resistencia.

Fijaos que ha sido nada, un momento y ya está.

¿Te voy echando aceite para ligar? Exactamente.

Bueno, sabéis que está la grasa del pato,

que está todo el sabor, toda la esencia.

Y lo que vamos a hacer, es ir poniendo poco a poco.

Para ir ligando. Ir poniendo.

Vale. Bueno, para que quede más jugoso, más sabroso.

Montse, ¿qué platos haces tú con pato en casa?

El pato a la naranja.

¡Qué bueno! Me encanta.

Y a la pera también lo he hecho. A la pera.

Sí, sí. Es que le va muy bien la fruta.

Sí. En este caso, manzana.

Con nabos también funciona muy bien.

De raíces. A ver qué te parece con manzana.

Bueno, veis cómo se va hidratando la carne.

Que va cogiendo... Se va ligando.

Se va ligando. Al final, queda como un paté.

Puedes ir poniendo. Queda esponjoso, muy bueno.

Ya no pondría más. Bueno, admite más.

Pero ya está bien. Como es mi plato, no pongo más.

Me parece muy bien. Ya está.

Es la única... Si no, no hay manera.

¡Qué bonito, Montse! Gracias.

Muy bien. Qué bonito.

Vale. Ahora, lo que haces,

es rellenar con una cuchara tú misma.

Un poquito dentro.

Bueno, un poquito.

Un poquito... bien. ¿Menos?

Bueno, pon y luego vemos. Pondremos menos.

Yo pondría más. Sí. Porque ahora veremos.

Para luego poder taparlo. Y el otro también.

Bueno, incluso, un poquito más. Vale. Ese.

Lleno este. Exacto.

Es darle estética y frescor. Le da mucho frescor.

Aquí, nada, un pelín más.

Ya está. Y ahora, tan fácil como...

Cerrarlo. Exactamente.

Tú misma. Del último que tú ya ves

que has puesto. Correcto.

Fantástico. Estás hecha una artista.

Sí. Muy bien. Te vamos a fichar.

Ah, vale. Ningún problema.

Y luego, para sacarlo es muy fácil.

Hombre, ahora, si lo enfrías un poco, bien.

Pero, también, la temperatura ambiente funciona.

Es la práctica. Bueno, Montse, muchísimas gracias.

Yo, con esto, lo doy por concluido.

De verdad, gracias. Muchas gracias.

(Aplausos) ¡Bravo!

O sea, es fácil de hacer. Es fácil.

Vale. Voy a sacar la lechuga que tengo aquí.

Pero antes, Sergio, vamos con el puré.

Vale, vale. Pero saco los brotes.

Vamos a acabar este puré.

¿Cuánto ha cocinado? ¿Cinco minutos? Pues ya está.

Ahora, tenemos el aceite.

Que teníamos aromatizado. Que lo tengo aquí.

Pues venga. Ponle un poquito de aceite, Sergio.

Vamos a ligar. ¿Os acordáis de este aceite

que hemos hecho con canela y la piel del cítrico?

Pues ponemos. ¿Esto por qué?

Porque si solo hacemos la manzana, nos va a quedar un poco cortado.

Y si le ponemos el aceite,

nos va a ligar. Emulsiona.

Exactamente. Y nos va a quedar muy bonito.

Además, el toque de canela y naranja

va muy bien con el pato y va muy bien con la manzana.

O sea, que nos combina con todo.

Vale. Lo tenemos.

Fijaos qué ligado. Qué bonito.

No. Si está... Parece una mayonesa.

Vamos a ir al montaje del súper mega plato.

Ya veréis que queda precioso.

Yo me iré con el puré,

que esto tú no lo sabes hacer. Tira.

Mejor que tú.

De verdad, queda muy ácido.

Queda buenísimo. Vale.

Ahora, aquí tenemos estos fantásticos...

Mirad. Para sacarlo. Esto es lo bueno que tienen estos moldes.

Porque yo cojo y hago así con la mano.

Sí. Pero hay que decir que si no tenéis un molde de esos,

un ramekín, cualquier tipo de molde también podría ser para sacarlo.

¡Tachán! Ya, ya.

Pero bueno. Vale, venga.

Y lo ponemos aquí. Lo ha hecho Montse

sin haberlo hecho nunca y le ha quedado precioso.

Tengo aquí unos brotes, que podrían ser

unas hojas de lechuga frescas, porque también le va.

Lo voy a poner un poco alrededor

para hacerle un poco de cama, de nido.

Bueno, lo ponemos y entre que se emplata,

ya te digo yo que se enfría y queda perfecto.

Ahora, un poquito de aceite de naranja encima.

Eso le da un toque buenísimo. De verdad.

Ahí. Ponemos, fijaos, este puré.

Hacemos unos puntos.

Se tendría que dejar enfriar, porque me estoy quemando.

Bueno, pero queda bien. Y ya, si me aprietas...

Lo vamos a hacer ya... Vamos a hacerle ya...

Ya estamos, ya estamos. No pasa nada, Javier.

Es que te he visto ahí. Vamos a hacerlo ya...

Ya estamos. No os compliquéis la vida.

Aquí lo tenéis. Remolacha y pato.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Nos vemos muy pronto. Adiós. Un abrazo.

Os queremos. Hasta luego.

  • Carpaccio de remolacha y confit de pato

Torres en la cocina - Carpaccio de remolacha y confit de pato

06 oct 2017

Hoy los Torres preparan un plato muy original con un ingrediente asequible: carpaccio de remolacha y además un confit de pato con mucho toque Torres.

ver más sobre "Torres en la cocina - Carpaccio de remolacha y confit de pato" ver menos sobre "Torres en la cocina - Carpaccio de remolacha y confit de pato"
Programas completos (501)
Clips

Los últimos 1.672 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios