www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4473334
Para todos los públicos Torres en la cocina - Arroz jambalaya. Pan de queso - ver ahora
Transcripción completa

--Adiós.

(Música)

(Aplausos)

¡Bravo, bravo!

¡A tope! Estamos a tope porque es carnaval.

Bienvenidos a un nuevo programa de "Torres en la cocina",

que lo dedicamos a los carnavales.

A los carnavales de todo el mundo.

Concretamente, al de Nueva Orleans y, cómo no, al de Brasil.

Son dos grandes carnavales.

Vamos a hacer dos platazos. Primero...

Un arroz, que nos vamos a Nueva Orleans.

Un plato típico de la cocina cajún, que se llama jambalaya.

Exactamente. Un arrozaco.

Y después, ya iremos a Brasil. Ya veremos.

Hay muchas sorpresas hoy en el programa.

¿Con qué vamos a hacer el arroz?

Lo vamos a hacer con pollo y salchicha.

Pero salchicha criolla, que sabéis que lleva pimentón.

Exacto. Entonces, es otro...

Es un arroz que, en Nueva Orleans, a veces,

lo hacen con carne y pescado.

Pero solo lo vamos a hacer con carne.

Muy sencillo y muy fácil. Sí.

Y muy bueno. Sobre todo, lo que tiene,

es un toque de especias, que os vamos a explicar ahora.

Las vamos a hacer para que veáis en casa

se puede hacer cocina cajún también. Y después ya vendrá...

Hoy nos visita Mariana.

Mi mujer. Vamos a hacer también un pan de queso maravilloso.

Es muy buena receta también.

Yo le he quitado el hueso bien y tú no, eh.

Bueno, sabéis que la salchicha...

Bueno, dice: "No, no se lo quites". ¿El qué?

El hueso. Qué va. Si suele dar sabor, ¿no?

Claro, claro. Salchicha viene de chicha,

que es del italiano. Es sal-chicha.

Y de sal. "Sal" porque lleva sal. "Chicha" de la chicha, de la carne.

Sabéis que nos gusta saber de dónde viene

el origen de las palabras.

Y que algunas nos las inventamos nosotros.

Que para eso está la "wikitorres".

Ahí está. Vamos a sofreír bien.

Y vamos a poner aquí en la sartén, con aceite.

Qué fiesta más bonita el carnaval.

También, aquí en España, se celebra muchísimo, claro.

Y hay carnavales impresionantes.

Bueno, el de Cádiz, el de las Islas Canarias.

Bueno, aquí hay... Tenerife. El de cada pueblo.

El de cada pueblo, cada calle, porque cada calle tiene su fiesta.

Y es una de las fiestas guapas guapas para disfrutar

y, en la cual, nosotros nos disfrazamos.

Y nos ha tocado, por suerte, alguna vez,

vivir los de Río de Janeiro, los de Sao Paulo también.

Yo hice... Yo os voy a confesar una cosa.

Hizo la rúa. Hice el sambódromo.

¿Sabéis? Que es la rúa. Yo dije: "Me lo voy a pasar allí

superbién porque voy a ir de fiesta".

No, no. Lo pasé fatal. Es durísimo.

Porque me pusieron un disfraz de muchos kilos

y era una disciplina impresionante.

Tenía que cantar bien y bailar bien,

cosa que, las dos cosas, ninguna las hago bien.

Imagínate. O sea, durísimo.

Acabé destrozado.

Vale. Pongo un poco de sal y pimienta.

Y dejamos dorar. Como si fuera un pollo al ajillo,

bien rustido, bien dorado. Sí.

Que pille... que pille...

Y, oye, recetas alegres, recetas fáciles,

porque en carnaval es lo que prima.

Curiosamente, la gastronomía va muy vinculada al carnaval.

Cada lugar que tiene una fiesta carnavalera,

tiene una tradición gastronómica. De alguna manera.

En Cádiz, ¿qué tienen? Pues los erizos con ostiones

y los pestiños.

En Brasil, pues, bueno, tiene otra serie de platos

que se suelen comer, que nos explicará Mariana,

porque ahora mismo no me acuerdo cuáles son.

Bien rustido. Ahí hay que dejarlo que quede bien rustido.

Y ahora, Sergio nos explicará... Toma.

Cortas tú el ajo. Venga. Vas cortando el ajo.

No. Córtalo. ¿Tienes prisa? No.

Yo no tengo prisa. ¿Tienes prisa?

Ah, vale. No.

Hombre, por de fiesta, no. Me quedo aquí.

Porque habrá que disfrazarse. Y vamos rustiendo bien.

¿De qué te vas a disfrazar?

Pues yo no lo sé, la verdad. No lo sé.

Estoy mirando ahí algún disfraz, pero todavía no lo tengo.

Hombre, iba a decir... Bueno.

¿Qué? Bueno, ¿qué? No. De payaso, igual, te va bien.

No. No sé. Hay que disfrazarse de alguna cosa,

pero hay que disfrazarse.

¡Ah!

¿Sabéis qué pasa? No me asusto porque la he visto en el cajón.

¿Ah, sí? La he visto antes.

Te queda bien, tío. Te queda bien.

La he visto en el cajón y he dicho:

"¿Esta careta, qué hace aquí?"

A Mariana le daremos un susto de Hulk.

No ha llegado todavía, entonces, no lo podrá ver.

La has visto. He abierto el cajón.

La has dejado ahí. No me lo puedo creer.

Y he dicho: "¿Para qué es esto?"

Vale, venga. Podrías haber fingido o algo.

Ya, pero es que... No sé. Vale. Ahora sí.

Está bastante rustida. Ahora ponemos el ajo.

Y dejamos todavía rustir mucho más.

Venga. Ahí va. Perfecto.

Vamos a explicar las especias de la cocina cajún.

¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

Bien. Bienvenidos, eh.

Gracias. Esos fueron los primeros franceses

que se asentaron en Canadá.

Y luego, los ingleses los echaron.

Se fueron más hacia Nueva Orleans. Y ahí cogieron

una influencia que se llama la cocina cajún,

que es una influencia francesa, americana

y tiene algo de africano también.

Entonces, hacen estas mezclas de especias tan interesantes.

Vamos a hacer... Vamos a hacer esta mezcla.

Nosotros... Se llaman especias cajún.

Luego os diremos otra alternativa para hacer en casa

solo con tres tipos de especia.

En este caso, vamos a hacerlo con las que tocan.

Tenemos pimentón picante.

Una cucharada. Como veis, tenemos cucharada

un poquito más grande y una un poco más pequeña.

Ponemos pimentón picante.

Pimentón dulce. Una cucharada de cada, eh.

Cebolla en polvo.

Ponemos tomillo.

Una cucharada de tomillo.

Orégano.

Es fácil, eh. No tiene... Mostaza.

Ponemos una cucharada. Y luego ya, vamos a cambiar

de cuchara, porque ya vamos con las especias

que son más potentes. En este caso, es el comino.

Ajo seco. Cogemos para que salga siempre igual la mezcla,

hacemos con cucharadas.

Chile en polvo. Que chile no puede faltar.

Que tiene un punto picante también esta salsa.

Y luego, le ponemos pimienta negra.

A ver. ¿Quién me ayuda?

Dame un pimentero, Javier. ¡Voy!

Ahí está. Venga. Vamos a rellenar.

Me vais a ayudar a rellenar el pimentero, que está medio vacío.

Mira. Tú misma me ayudas. ¿Cómo rellenas el pimentero?

Pues poquito a poco. Te voy a enseñar un truco,

que tengo aquí una bolsa. Lo coges así.

Pones dentro. Cógelo tú misma.

Y aquí, ya coges con un puñado.

Y si se caen... Porque, normalmente, se caen fuera,

se llena toda la mesa y es un follón.

Como se van cayendo fuera, así lo rellenamos. ¡Patapam!

Vale. ¿Has visto? ¡Oh, oh!

Bueno, son truquillos de estos Torres que tenemos aquí.

Y luego ya, recuperamos la pimienta.

Y así no manchamos.

Bueno, simplemente es un truco fácil. Pero bueno.

Y práctico. Y práctico, exacto.

Vale. Ponemos un poquito de pimienta.

Y ya tenemos estas especias cajún.

Que se encuentran hechas.

Si vais a según qué tiendas,

encontráis el bote que pone

"especias cajún".

Pues es, ni más ni menos, esta mezcla.

Toda esta mezcla. Esta de aquí. A ver cómo nos huele.

Tú que tienes pinta de buena cocinera.

El comino. Sí. Comino.

El pimentón.

El pimentón es muy importante.

A mí me huele la cayena también bastante.

El tomillo. La verdad es que todas están reflejadas aquí.

Y es una mezcla de todo.

De influencia, ya digo, americana, francesa, sobre todo,

y luego, africana.

Vale. Vamos allá. Ahora, con estas especias,

lo que vamos a hacer es...

Primero, ponemos aquí. Veis que está bien rustido.

Primero, las especias. Y las cortamos con el vino.

Vale. Venga. Lleva bien de especias, eh.

Ponemos.

Hombre, es un arroz con personalidad.

Es lo que le va a dar potencia de sabor.

Venga. ¿Qué tenemos? Esto nos venimos

aquí a la tierra un poco.

Ellos le ponen vino blanco seco, aquí le ponemos Jerez.

Jerez seco. Ponemos Dejamos reducir un poquito.

Bueno, este es ya nuestro toque que le teníamos que dar.

Eso le da un toque brutal. Las especias, la verdad,

es que les da una potencia muy buena.

Y luego, el rustido de la salchicha criolla

y el pollo con el ajo... ¡Uf! Es increíble.

Espectáculo. Ahora, como va a hervir,

se evaporará la parte de alcohol que quede. Ponemos el agua.

Y dejamos cocinar un poco. Ahí.

Bueno, que lo voy a hacer casi directo ya.

Ahora, que hierva, eso sí. Como es un arroz caldoso,

no hace falta cerrar el grano. Qué bueno.

Y lo hacemos con agua. Normalmente, en muchos arroces

ponemos caldo. Aquí vamos a poner, simplemente, agua.

Y después, tres de agua por una de arroz.

Correcto. Porque es caldoso.

Ahí va. Cuando hierva. Eso sí es importante,

que hierva el agua. Qué bueno. ¿Le has puesto sal?

Le he puesto un poquito. Porque las especias

lo bueno es que cuando cocinamos con ellas,

tenemos potencia de sabor.

Y ahí no hace falta tanta sal.

¿Veis? Estas especias son las mismas,

pero las hemos comprado. Están mucho más molidas,

mucho más finas, pero son superinteresantes.

Os habíamos prometido alternativas en caso de no tener cajún.

Orégano, cayena y pimentón. Exactamente.

Esa sería la alternativa en casa si queréis hacer un cajún casero.

Y luego, a partir de ahí, ponerle lo que tengáis,

lo que queráis de hierbas secas. Una versión simplificada.

Ahora dejamos cocinar 16-18 minutos.

Que se cocine. Y luego, le damos el toque.

Ya veréis.

(Suena la alarma)

¡Oh! ¡Qué olor tiene! ¡Vaya pinta tiene!

A saco. Esto está... Tiene una pinta...

Yo lo tengo que probar también.

Fijaos qué ligado queda, qué color

de las especias que hemos puesto.

Tiene una pinta que no veas.

Recordemos que un arroz caldoso: tres partes de agua

por una de arroz. ¡Hum! Buenísimo, eh.

Y, a veces, si falta un poquito de agua, se le pone un poco más.

¡Hum! Sencillo. Qué pocos ingredientes

lleva y qué bueno está.

Increíble. Vale. Ya está. Además, el grano está

un pelín al dente, que es como nos gusta.

Y si no, recordad la alternativa de con tres especias, simplemente,

podéis hacerlo en casa. El orégano, la cayena y pimentón.

Y lo hacéis perfecto. Ahora, os digo que aquí Sergio

le ha puesto un punto de picante buenísimo.

Es que llevaba el pimentón picante también.

¡Oh, oh, oh!

Y luego, la cayena, claro.

Es un gran plato. Y ya veis que tiene muy pocos ingredientes.

Y más, si compramos la especia.

Que la podemos encontrar y es fantástica tenerla en casa.

En Nueva Orleans, además, ahora le ponen...

"New Orleans". Le ponen unos langostinos.

Pero a nosotros nos sobran los langostinos.

Ya con esto nos parecía perfecto.

Venga. Yo creo que está. Nos parecía como más...

Platazo de carnaval.

Carnaval, carnaval.

Venga. Un poco de cebolla tierna, que le va perfecto.

Y un poco de tomillo fresco.

Bueno, tomillo llevaba el cajún,

pero si quieres ponerle, le puedes poner.

Sí. Le quiero poner. Pues ponle.

Un poquito de frescor. Me parece muy bien.

Es fresco. Es diferente. La cebolleta la guardamos.

Venga. Y está al caer Mariana,

que haremos un pan de queso maravilloso.

Bueno. Ya tenemos aquí este superplatazo.

Primer plato. Bueno, tú tenías que explicarnos algo

sobre las especias. Vamos a hacer un pequeño juego.

Venid. Con el público.

Y con vosotros, en casa también.

Ya estamos hablamos del mundo, de "New Orleans", Brasil.

Sabores. Bueno, vamos a irnos a viajar

con las especias.

Yo os voy a dar una especia. La tenéis que oler.

Intentad adivinar de cuál de los países que hay aquí

es esa especia.

No es fácil, eh, porque es verdad...

Nosotros que cocinamos mucho con especias

y la oportunidad de viajar, sí que conocemos más

un poco el mundo de las especias. Pero si no, es difícil.

Pero, bueno, hay que lanzarse a la piscina.

Aquí tenemos cuatro países.

¿Alguna apuesta? ¿Algo? ¿India, Japón, China o Marruecos?

Yo diría India, a lo mejor.

¿Y al principio, has dicho...? Marruecos.

¡Muy bien! ¡Sí, señor! ¡Marruecos!

Era Marruecos. Es Marruecos. Vale.

Aquí tenemos Marruecos.

Después, ra... Aquí tenemos otra.

Huy, por poco lo dices. Sí, sí.

Os queda China, Japón o India. Yo digo que China.

¿China? Sí.

Efectivamente. Efectivamente.

Muy bien. Fantástico. Pues es China.

Después, vamos con esta. Pasamos por ahí.

Ya es más fácil. Oye, estáis muy bien.

Estáis a tope.

Esta, igual, es un poco más complicada.

Estamos diciendo "complicado" y lo están sacando todo.

Solo queda India y Japón. No tiene más vuelta de hoja.

Esta es India. -India.

Bueno, ¿dónde os vais? India.

¡Oh! ¡Oh! Aquí no. Esta es Japón.

Esta es Japón. Y, bueno, aquí India.

Ya tendríamos India. Y luego, aquí vamos a tener los nombres.

Vamos a ver si lo hacemos bien.

Desde el principio el orden era así.

Vale, primera que hemos utilizado:

Marruecos. «Ras al hanut»

La segunda que hemos utilizado, son las cinco especias.

Y, después, el nombre, que es muy fácil:

«shichimi toragashi».

Y, después. «Garam masala»

Aquí tenemos un viaje por el mundo y por las especias,

este mundo tan fascinante, tan bueno y que nos encanta.

Tenemos que ir ahora de viaje.

(Risas) Ojalá.

Con esto transformas un plato y lo llevas a otra dimensión.

Otra historia. Lo habéis hecho genial.

Muy bien, la verdad que muy bien.

Vamos a hacer un pan de queso espectacular.

Ya está entrando Mariana. Hola, Mariana.

Hola. Hola.

¡Qué guapa, qué cosa! Hola, «cuñá».

Hola, «cuñá». Hola, «cuñao».

Venga, perfecto, vamos a hacer un pan de queso.

Mariana nos trae esta receta. Cuéntanos un poco.

Qué ilusión. Qué ilusión.

Me encanta. A mí, también.

La receta brasileña que más me encanta.

Y siempre que llego a aeropuerto de São Paulo,

paro en una cafetería y me como unos cinco panes.

Está buenísimo. Es verdad, que el pan de queso

se come a todas horas. Sí.

No solo para desayuno o merienda. Desayuno, merienda,

en cumpleaños de los niños... Correcto.

Te pides un café y es café con pan de queso.

A cualquier hora del día.

Bueno, pues vamos a poner los ingredientes aquí.

Vale. Vamos a empezar la receta,

que es muy sencilla. Sí.

Y está muy bien para hacer con los niños.

Exactamente. Divertida.

Tú mandas en esta receta. Vale.

Nosotros somos ayudantes. Tus ayudantes.

Vamos para allá. La vamos a tunear un poco.

Le he pedido a Mariana. Esto de tunear...

Un toque Torres sí. Vale...

Porque si no, era una receta, que es maravilloso tal cual él,

hemos pensado darle un toque mediterráneo.

Le pondremos mozzarella, aceituna y tomate.

Nada más mediterráneo que eso.

Vale. Entonces, lo haremos.

Tenemos aquí, primero. Los líquidos, ¿no?

Exactamente. Deja a Mariana.

Yo no digo nada. Tú me ayudas, «cuñao».

Yo amaso y hago lo que quieras, soy tu ayudante.

Vale. No, eres nuestro ayudante.

Eh, cuidado. Nuestro pinche.

Nuestro... gusano.

Vale, leche. Venga.

Puede ser leche desnatada. Vale.

Con leche desnatada. Sí.

Por eso de la figura y todo eso. Sí.

Aceite. Aceite de semilla.

No aceite de oliva para que no dé tanto sabor.

Me imagino. No, yo aceite de oliva.

Virgen. Como tiene que ser. Claro.

Toque mediterráneo. Toque Mariana.

Un poco de sal. Venga.

Muy bien. Y ahora.

Los huevos. Los huevos.

Yo lo hago con tres, pero bueno.

Tres. Bueno. No pasa nada.

No pasa nada. ¡Ah!

La hemos sacado. Gracias, «cuñao».

El pinche está para eso. Gracias, «cuñao».

Vamos a moverlo un poco. Vale.

Yo te ayudo, para que veas... Muchas gracias.

Qué fácil. Ahora. Muy bien.

Es meterlo todo. Yo tengo aquí las dos harinas.

Tiene Mariana. El «polvilho».

Que no es harina, es una fécula.

De mandioca. Fécula de mandioca.

Como aquí tenemos la fécula de maíz,

esto es la fécula de la mandioca, que es lo más utilizado allí.

Más que la harina, mucho más que la harina.

Y no tiene gluten. No tiene.

En tiendas de alimentos latinos, que cada vez hay más,

se encuentra muy fácilmente. Hemos ido a comprarlo aquí al lado

y tenía, o sea. Es fácil.

No es difícil. Ahora el «polvilho» dulce.

Porque hay dos tipos, hay dulce y hay agria.

No pasa nada, es carnaval. Está el «polvilho» dulce y agrio.

Sería como la mandioca dulce y la mandioca agria,

hay dos tipos de mandioca.

Entonces, con un solo tipo la podríamos hacer.

Sí. Pero lo haremos con los dos tipos.

Bueno, se podría hacer solo con uno, ¿no?

Es que uno da más elasticidad al pan de queso.

El dulce da más elasticidad. Y el otro es como un impulsor.

Impulsor, vale. No sigas eso. Ay, perdón, perdón.

El otro es como un...

(TODOS) ¡¡Impulsor!!

Muy bien, muy bien, equipo.

Cuando esté bien mezclado ponemos. El «polvilho» agrio.

Agrio. ¿Lo pongo? El agrio. Sí.

Tengo mis dudas si se podría hacer con fécula de...

Ahora le daría con la cuchara. Vale.

Porque se va a espesar. Tú mismo.

Venga, te ayudo, pero es tu masa. Vale, bueno.

Yo lo que mandes, para eso estoy. Yo os digo.

Tiene una textura ya que es superagradable.

A mí me encanta, a los niños.

Y a mí, cuando vamos a Brasil, la verdad es que,

me pongo morado de pan de queso, a todas horas.

Tiene una consistencia un tanto gomosa,

que es superatractiva, buenísima. Buenísima.

Es juntar todos los ingredientes.

¿Te acuerdas que un día hice el sambódromo?

Claro, claro. Qué guay, carnaval. Aunque no te fue muy bien.

No exactamente. Javier estaba en el sambódromo

pasándolo mal, y Mariana y yo desde arriba en el camarote,

tomando una cerveza, tranquilos. Una caipiriña.

Es duro, porque, claro, cada «bloco»,

cada escuela de samba tiene un tema y trabaja todo el año

sobre este tema. Disciplina. Tiene que ser perfecto.

Quieren ganar, es una competición. Claro.

Exactamente. Claro.

Qué textura, qué buen rollo.

Coge esto. Te has olvidado una cosa.

El queso, ¿no se lo ponemos encima? ¿O lleva dentro?

Dentro lleva un poco. Sergio... No pasa nada.

Está Mariana aquí. No es mi receta.

¿Cómo vives tú el carnaval?

Yo bien, superbién.

Ya, eso seguro, o sea...

Es que en cada región es un carnaval distinto.

El de São Paulo es muy bueno.

En Bahía es un tipo de carnaval, superdiferente.

Estás en los tríos eléctricos, que son los camiones potentes,

con sonido y van por toda la orla.

Son seis horas de música que no para.

Es una fiesta, sí, sí. A mí me gusta más el de la calle,

el de São Paulo, es más democrático,

no tienes que comprar disfraces... Lo dice porque es de São Paulo.

Si fuera de Río, diría otro. Ahí cada uno defiende lo suyo.

No, me gustan todos los carnavales, es mi tierra.

¿Qué diferencia hay con el de Bahía?

La música, por ejemplo. Ah, claro.

En Bahía es axé, que es un tipo de música.

Menos samba y más «trabalhar». Vale.

Que hay que darle. En Río más samba.

Hay más samba. Más samba.

São Paulo es más... Es samba, es todo.

Es marcha de carnaval... Es lo más.

Va, vamos allá. Vale.

Venga, vamos a hacer unas bolas, vamos a dividir la masa.

Fijaos qué fina queda. La tenemos así.

Qué bonita. Queda superbién.

Superchula. Increíble.

Vamos a hacer uno cada uno, como esto luego sube.

Vale. Vamos a hacer ocho.

Y sube. Dos, cuatro, seis, ocho.

Vale. Un poco más grande.

Dos, cuatro.

¿Tú ves esto de rellenarlo?

Vamos a intentarlo. Mariana.

Ahí en Brasil, también lo hacen, pero de otra manera.

¿Verdad que le ponen chorizo? Le ponen una especie de chorizo.

En Minas Gerais o por ahí. ¿Chorizo?

Sí. No lo sé. Después de hecho,

ellos ponen, ¿cómo se llama esto de...?

Con una manga lo rellenan. Lo rellenan.

¿Cómo se llama? Una manga.

Y le ponen ¿qué? Hay que hacer así, primero.

Es preciosa. ¿Cómo se llama «requeijão»?

Requesón. Requesón.

Mantequilla, cosas así.

Vale, yo he pensado en esto. A ver qué os parece,

pero bueno, la receta es de Mariana.

Así, ¿vale? Así normal.

Esa es la forma, pero nosotros

para darle... «Toque Torres...».

Toque, toque Torres.

Mariana, Mariana. Mariana, Mariana.

Un poco de aceituna rellena de anchoa

y un poquito de mozzarella.

Entonces, ahora, hago la forma del pan.

Bueno, ¿qué te parece, Mariana?

Lo vas a probar y vas a decir: «ostras».

A ver, a ver, a ver, a ver.

Ya está. Vale, ¿qué le has puesto?

Nos queda igual que el que ha hecho Mariana,

pero cuando te lo comas, tendrá esa explosión de sabor.

Mediterráneo. Mediterráneo.

Es una fusión entre Brasil y España.

Entre nosotros. Exactamente.

Qué lindo. Es amor.

Venga. ¿El tuyo no está rellano?

No. No lo quieres rellenar.

Si no lo quiere rellenar. No.

No lo rellenes. No pasa nada.

Este es tuyo. Aquí.

Uno sin rellenar. Es una masa muy amable.

El tuyo será el segundo, ¿vale? Vale.

El segundo. Una marca.

Ahí, exacto. Venga, yo sí le pongo porque me parece bueno.

Más cosas sobre el carnaval o sobre la influencia.

Ah, sobre la comida, ¿no?

Sobre la comida en carnaval, ¿qué se come en carnaval en Brasil?

Mira, no hay una comida típica, la gente suele comer aperitivos.

¿Qué son aperitivos?

Esto; pan de queso, croqueta de bacalao.

Qué bueno. Croqueta de bacalao.

La «coixinhas» «Coixinhas de frango»

¿Qué son? Lo sabemos pero... «Coixinhas de frango», ¿cómo...?

«Coixinhas de frango» es...

Como una croqueta, pero hecha con fécula, ¿no?

No, es con harina. ¿Es con harina?

Pues como una croqueta de pollo, maravillosa, crujiente, buenísima.

Tiene forma de patita de pollo. Exactamente.

Pollo con queso. Pollo con queso, exactamente.

Se come con salsa picante. Está muy bueno.

Con aceite picante. Esas son las tapas

para carnaval, porque es tanto exceso, tanta bebida,

que la gente necesita una comida con grasa.

¿Arroces, también? Bueno, «feijoada», también.

Qué buena es. Es potente.

Me encanta la «feijoada». ¿Postres hay, típicos?

Bueno, en Bahía, por ejemplo, la cocada.

¿Cocada? Que es con coco, azúcar...

Ah, sí, muy dulce. Superdulce.

Allí los dulces son... Muy dulces.

Sí, gusta mucho el dulce muy dulce. No está relleno.

Este sí. Ah, este sí, vale. Muy bien.

Te has animado. ¡Epa!

Sí. Dos, cuatro, seis.

Este y ya. Este y este.

No, ya está. Uno más. Hacemos ocho.

El que tengo yo, este. Bien.

Ahora les vamos a poner el queso, ¿no?

Falta queso por encima. Sí, encima.

Vale, lleva normalmente. Este, ¿no? El parmesano.

Este es parmesano y ese el otro. Ah, vale.

Pero bueno. No pasa nada.

Sabía que lo sabías. Sí, era una broma.

Vale, muy bien.

Vale, ¿qué te ha pasado en la cara? Muy bien.

(GRITA) ¡Ah! Qué susto.

Javi, yo estaba ahí.

Le saco partido a mi careta. Lo había visto ya.

Por cierto, se la he cogido esta mañana a mi hijo.

Y me dice: «¿dónde vas?».

Es de Mikel. ¡Oh...! Sí, sí.

Vale, la ponemos al horno. Vale.

Vamos a poner al horno. Qué monstruo.

Lo tenemos aquí. 180 grados durante 20 minutos.

¿Veinte? Sí.

¿Cuánto lo dejas? 30 o 40.

¿30 o 40? Sí.

Vale, pues aquí somos más rápidos.

Ay. ¿Cuánto rato?

A ver, díselo a la gente. Yo, ¿cuántos? ¿Minutos?

Sí, tiempo y temperatura. Temperatura: 160 grados.

30, 40 minutos. Este mi pan de queso.

Este es igual. Yo creo que 30, 40.

A ver qué sale, rellenos nos los hicimos.

Bueno, ya lo tenemos. Los hemos tenido, al final,

un poco menos de tiempo. Ay.

Porque veíamos ya que estaba.

Vamos a abrir uno. A ver.

Que lo abra Mariana. Toma, Mariana.

¿Así? Sí, por la mitad.

Cuidado con los dedos. Vale...

No lo chafes.

Toma. Así.

Oh.. Olé.

¡Toma ya! Tiene aceituna, tiene todo, ¿no?

Sí, claro, está todo ahí.

Está fantástico. Perfecto.

Hay un sistema más. El pan de queso,

lo bueno que tiene es que por dentro está hueco.

Queda vacío. Sí.

En vez de rellenarlo antes, era un experimento,

le haces un agujero ahora y con una manga lo rellenas.

Perfecto. Buenísimo.

Estaría bien.

Queso cremoso. Queso cremoso.

Está la opción de ponerlo en flaneras, no estarás de acuerdo.

No, prefiero con las manos.

Si ponemos aceite y ponemos la bola,

también crece aquí. Hemos hecho este.

Vamos a emplatarlo, ¿no? Aquí están.

Fijaos qué bonito. Este lo pongo abierto que se vea.

Vamos a poner esto. El aireado.

Toma, este superpán de queso. Ponlo ahí.

Aquí. Este abierto así.

Qué bueno. Qué maravilla.

Está, de verdad, muy bueno. Sí, sí.

Es buenísimo, la textura es muy gomosa.

Con esto hemos querido hacer un homenaje.

Sergio. A los carnavales de todo el mundo.

Nueva Orleáns. Nueva Orleáns, Brasil.

Los carnavales no son solo las recetas.

La música. También es la música.

Exactamente. Y los disfraces.

(Música de carnaval) Creo que...

Animaos a bailar todo el mundo.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Gracias por estar ahí. Nos vemos.

¡Feliz carnaval!

(Música de carnaval)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arroz jambalaya. Pan de queso

Torres en la cocina - Arroz jambalaya. Pan de queso

12 feb 2018

Hoy un arroz jambalaya, muy típico de las zonas del sur de los Estados Unidos. Mariana, la esposa de Sergio, ayuda a preparar un pan de queso original, una receta brasileña muy adecuada en tiempo de carnaval.

ver más sobre "Torres en la cocina - Arroz jambalaya. Pan de queso" ver menos sobre "Torres en la cocina - Arroz jambalaya. Pan de queso"
Programas completos (683)

Los últimos 2.238 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios