www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4921873
Para todos los públicos Torres en la cocina - Arroz con grelos y lubina a la sal - ver ahora
Transcripción completa

¡Vamos ahí!

Bienvenidos a "Torres en la cocina",

seguimos o empezamos el año con fuerza, traemos recetas

que nos van a hacer felices, que nos ayudarán a estar a tope.

Vamos a hacer un arroz de grelos, es este producto de temporada,

no es ni más ni menos que el tallo de nabo. Y... Javier.

Y, después, vamos a hacer una lubina a la sal con toques,

no os la podéis perder, es fácil de hacer y para sorprender.

No, es brutal. Ya veis que empezamos el año con ganas,

ya llevamos días pero hemos dicho: "Un arrocito tenemos que hacer".

Pero este arroz tiene un diferenciados total.

Yo te lo voy a decir. Vamos a revolucionar, a reinterpretar,

lo que vamos a hacer hoy no lo hemos hecho nunca.

Y no lo habéis visto nunca en el mundo mundial.

Ni en las galaxias siderales, tampoco.

Vale. Vale, tenemos guisantes,

hemos comprado un guisante normal congelado,

lo hemos descongelado y trituramos con fumet.

Esto ya... Ojo, para la base.

Esto ya es un toque. No os perdáis detalle

porque este arroz sorprende mucho y es diferente.

Le pongo el caldo que tenemos aquí.

Un poco de caldo de pescado.

Lo trituraremos bien y, luego, lo colaremos.

Enciendo esto para que se caliente.

Vale.

Primer toque: una crema, más bien, un puré de guisantes.

Ya está, lo tenemos aquí. Ya sabéis que es una legumbre.

Verde, verde.

Después, vamos a hacer la marca del arroz

con chalota, podría ser cebolla, y un poquito de ajo.

¡Vamos allá! Primero, rehogamos la chalota,

que la está picando Javier. Javier, si lo haces bien

estos días tendrás una sorpresa para Reyes.

A ver, yo lo lucho, ¿eh? Lo lucho desde hace mucho tiempo.

Te falta entusiasmo cuando presentas el producto,

si no, no lo vas a tener nunca, Javier, nunca.

Siempre te vas a quedar ahí detrás, en segunda fila.

Bueno, voy a sacar aquí esto. El año pasado os dijimos que eran

nuestros propósitos y este año vamos a seguir con la misma onda.

Primero, productos de kilómetro 0, ya hemos dicho alguna vez

que utilizamos los productos más cercanos

porque es más económico y porque ayudamos al entorno;

dieta equilibrada, es importante estar sano y estar bien;

alimentos de temporada, cuando el alimento es de temporada,

el fruto, la legumbre, lo que sea, siempre va a ser mejor;

y, sobre todo, comprar sostenible, ya lo sabéis.

Seguimos este año a tope, como siempre,

recuperamos y concienciamos, es para lo que está el programa.

Mientras Javier pica la chalota, el público viene desde Miami,

nos ven muchísimo desde Miami. Gracias por venir.

Un placer. Además, yo sé que alguien

de vosotros tiene una hija muy fan, ¿no?

¿Cómo se llama? Gala.

Gala, un beso muy fuerte. Quería venir y no ha podido.

Muchas gracias. Mucha gente me dice que se nos ve en Miami.

Constantemente. Sí.

Inclusive, están desarrollando un fan club de ustedes.

¡Toma ya! Estamos felices, muchísimas gracias.

Y por estar aquí. Gracias.

-Os queremos muchos y es un honor estar aquí con vosotros.

-Un honor. Fantástico. ¡Viva Miami!

A ver si vamos pronto, seguro que la temperatura está más playera.

Bueno, ahora estáis en la playa. Un poco de aceite.

Vale, ajo y chalota.

Ajo, chalota y rehogar; hasta aquí todo normal,

un sofrito para empezar el arroz.

Luego, le vamos a dar un toque-truco interesante,

con el guisante, claro.

Vale, rehogamos bien y traemos el arroz, arroz bomba,

que es un buen arroz.

La verdad es que... Un saludo a todos, a todo el mundo.

Tengo un mensaje para José Andrés, un abrazo muy fuerte, amigo.

Ya sabéis que José Andrés es nuestro

embajador cocinero más internacional de España.

Nos mandó un mensaje al móvil y nos dijo:

"Felicidades por el programa, lo estáis haciendo fantástico".

Fantástico, vente un día y acompáñanos aquí.

Ahí queda dicho.

Vamos a poner ahora, al loro. Un momento...

Yo primero pondría... Vino blanco.

El arroz y el vino blanco para sellar el arroz.

Ajo, chalota; es mi arroz, quédate quieto, parado.

Vino blanco y evaporamos.

Un poquito de vino blanco, no hace falta poner gran cantidad.

Venga.

Ahora, vamos a poner a modo de tomate,

que no le vamos a poner tomate, espérate.

Vamos a poner el puré de guisantes.

¡Oh! ¡Oh!

¡Oh! Hombre, ese es el toque.

Esto sería el tomate, que no es tomate;

pero le va a dar un rollo al arroz... nunca lo hemos hecho.

Probadlo una vez y diréis: "Pero ¡¿qué es esto?!".

Hay que evaporar bien, ¿vale?, como si se tratara del tomate,

que lo dejamos sufrir, que dejamos que reduzca bien.

Es la misma cosa.

Y ya veréis qué color más bonito queda.

Color y sabor. Queda precioso.

Sabéis que el arroz es poroso y se impregna del caldo o líquido

que tiene alrededor, ese arroz va a saber a guisante, a verdura.

Vamos a poner arroz. Y nacarar.

Bueno, que se empape. Se podría decir.

Sí, vamos a poner bastante. Vale, vale.

Somos mucha gente. ¿Quieres dejarlos sin comer?

Que han venido desde Miami.

Un poco de sal: antes, durante y después.

Fijaos, ¿vale? Ahora, vamos a mojar con caldo de pescado.

¿Por qué caldo de pescado? Porque le vamos a poner navajas.

Tiene mucho sentido que sea con caldo de pescado

y porque le va a dar sabor, muy buen sabor.

Moja, Sergio.

Ponemos fumet, siempre tenemos. Se me quema, ¿eh? Se quema.

Chis. Vale.

Tiene que sufrir. Se está quemando.

No se está quemando. Qué nervios de hombre.

¿Ves? Ya está, tranquilo. Vale, ahora sí.

Está todo controlado.

Normalmente, quedaría rojo, pues, ahora, queda verde.

Vamos a hacerlo como siempre decimos:

el arroz hay que hacerlo sufrir, menos la paella, que no se toca,

en este tipo de arroz debe reducir el caldo, que sufra el arroz,

que chupe, que se hinche. Como un risotto.

Exactamente. Y, luego, ir poniéndole hasta que se cueza.

Antes de que termine la cocción volveremos,

vamos a esperar aquí con nuestros invitados.

Unos dieciocho minutos.

Un poco menos, faltan los grelos, faltan las navajas

y falta el toque Torres.

(Música)

Fijaos cómo está el arroz, es lluvia fina.

Verde. Veis que está pum, pum.

Se llama lluvia fina porque es esa burbuja fina.

Vamos con el grelo, que lo tengo en la nevera.

Mojamos otra vez, es lo que tardará el arroz,

porque ya casi está.

Bueno, el grelo es un productazo de temporada.

¡Epa! ¡Viva Galicia, amigos de Galicia!

Vaya productos tenéis. Recordad que el grelo

es el primer tallo que sale en invierno del nabo.

Antes de la floración sale esto.

Es el más tierno, fijaos qué maravilla.

Está el mítico plato de lacón con grelos.

Que es mundialmente conocido.

Es una verdura tan buena, tan de invierno, tan de temporada;

es fantástica, es buenísima.

Enero, febrero y marzo, temporada de grelos, están increíbles.

Fijaos lo que vamos a hacer, hemos ido al mercado:

¡Viva el mercado! Y hemos visto estos ejemplares de navaja,

son los más comunes, los que más se encuentran en el mercado.

Los abrimos con un poco de vino blanco, simplemente.

Las escurrimos y ya, este toque le va perfecto.

Este es el navajote grande porque tiene forma de navaja.

Exactamente, de ahí viene el nombre de navaja.

Es verdad que esas son enormes.

Ponemos la navaja, vino blanco y nada más.

Y ya lo tenemos.

Voy a poner una gota de aceite para calentar,

para que coja más temperatura, vino blanco y tapamos.

Se tienen que cocinar, las sacaremos, las cortaremos.

La navaja tiene una parte, a los amantes de la navaja

le gusta todo, pero hay una parte chiquitita que me parece fuerte

y la quitamos. Sí.

Los corto, no muy pequeños, pero para que sea más fácil.

Le da un toque herbáceo al arroz... Delicioso.

Le da un toque muy bueno porque esta parte del nabo

tiene un sabor tremendo. Dame tallo, ¿dónde están?

Yo quería un poco de hoja.

Sí, pero dame tallos. Espérate, que lo bueno está aquí.

Perdonadme, pero a mí me gusta mucho la hoja.

No, vamos a echarle troncos. La hoja es delicada y buena.

El tronco queda al dente y es una especie de crujiente.

Yo hago los troncos salteados con jamón y están buenísimos.

Ven aquí, que te voy a explicar... Ponemos la hoja y el tallo.

Ya sabéis que del grelo se come toda la planta;

normalmente, se hace cocido en guisos, en verduras...

Y lo más conocido es el lacón con grelos.

O en el caldo gallego, se pone en esos caldos de cuchara

que te dan la vida, reconstituyen y son muy sanos, muy buenos.

Probad de sal. La navaja está cocida.

Hum... La retiramos.

(SE RELAME)

El guisante le da una suavidad, este arroz es muy sutil.

Sal y pimienta. Y diferente, como veréis.

La navaja la vamos a limpiar.

La sacamos de la cáscara

y la parte que decimos que es un poco más fuerte

os la voy a enseñar ahora. Vamos a explicar.

Esta es la parte carnosa más buena

y esto que veis aquí, esta bolsa, que sería como el estómago,

a veces, puede tener un poco de tierra y es más potente.

Mucha gente se la come y es buena lo que pasa es que el sabor...

Bueno, son gustos. Es un sabor profundo.

Así queda muy limpia y suave. Eso córtalo en dos.

La cortamos en dos. Eso es, como te he explicado.

Gracias por enseñarme, Sergio.

Hombre, sí para eso estoy...

Gracias, maestro. No pasa nada.

Muchas gracias. Para eso estamos,

para enseñar a los que vienen, un poco flojos, por detrás.

Esta navaja es una navaja preciosa.

No le doy más cocción. Es gallega.

Lo ponemos aquí. "Verde, que te quiero verde"

El grelo lo hemos cocinado poco y con el arroz se terminará,

el arroz está ligeramente al dente y se terminará con el caldo.

Le vamos a poner la navaja, le vamos a poner aceite de oliva.

Y algo verde. Le pondremos hierbas.

Le pongo una navaja más. Veo el perifollo,

pero sabéis que de hierbas, las que tengáis.

Mira, le voy a poner un toque de romero.

Esto le va como anillo al dedo.

El toque de la navaja le da ese sabor marino de la navaja,

que tiene esa potencia tan extraordinaria.

Yo le pongo el toque de romero para que haga contraste,

aceite de oliva y ya lo tendríamos.

Fijaos qué arroz más diferente pero más internacional.

Aquí tenemos este superarroz, vamos con una lubina, bueno...

(AMBOS) ¡La lubina!

La lubina, ya veréis.

Porque, ya veréis. ¡Viva el mercado!

Mirad qué lubina tan preciosa.

Tiene esa mirada que enamora.

Exactamente. ¡"Trachán"!

Hay que decir que alguna vez hemos hecho pescado a la sal

pero como lo vamos a hacer... ¡No!

Con esos toques es muy fácil de hacer,

sabéis que tanto la lubina como la dorada son los pescados

que más encontramos en la pescadería, en el mercado.

En este caso, hemos cogido un ejemplar para dos personas.

Exactamente, para dos. Hemos dicho que nos limpien las tripas,

pero que no nos quiten las escamas. Muy importante.

Para hacer la lubina o la dorada a la sal es importante

que no quiten la escama, porque la escama ayuda

a que el agua del pescado, los jugos del pescado, no evaporen,

no salgan por la piel. Eso es un toque muy interesante.

Aquí tenemos unas pasas que hemos puesto con vino dulce,

vino de moscatel, para que hidraten y queden bien jugosas.

Esto será para la guarnición.

Venga, yo voy con las limas.

Ahora vamos a ir con la sal.

Con la sal de la vida.

La lubina a la sal lleva sal

y le vamos a dar ese toque, que es la diferencia; es ese plus.

Ponemos un poco de sal fina.

Fijaos cuántas limas, se puede hacer con limón, ¿eh?

Lo hacemos con lima porque le da un toque más...

Ácido, ¿no? La lima es más ácida que el limón.

Y el sabor es diferente. Cómo huele esto ya.

Pero como, siempre, sabéis que damos alternativas,

se podría hacer solo con limón, ¿vale?

Lo que pasa es que la lima... Lo vamos a hacer verde.

Es más aromática.

Con limón quedaría amarillo pero lo queremos verde.

Opcional, es tremendamente bueno, es citronela,

ya veis que es un tallo que se utiliza mucho en Asia

para hacer guisos. O salteados, verduras.

Y tiene un olor... La corto para que la veáis.

Lástima que no lo oláis, huele mucho a...

Qué bonito. Huele mucho a limón.

¿Os acordáis de los repelentes de mosquitos?

Muchos repelentes de mosquito llevan esencia de citronela.

¿Dónde se encuentra? Donde venden productos asiáticos,

seguramente lo encontráis porque, normalmente,

está congelado y, a veces, fresco.

Y ya decimos, es opcional

y si lo tenéis, realmente vale la pena.

Esto luego la sal, evidentemente,

traspasa al pescado, el punto de sal es perfecto,

impecable y el toque cítrico que también le daremos.

Ya ves. Luego, también dice: "citronel",

vale, ¿tenemos? Bien, ¿no tenemos? Hierbaluisa

que también va muy bien, melisa que tenemos.

Esto es la hoja de melisa, mirad.

Esto es melisa, arrancaré un trozo y la pondremos también dentro.

Esta hoja que veis aquí, esto es melisa.

Pero bueno... Y esto...

Buah, tiene un olor muy cítrico, muy alimonado también.

Ahora pondremos las hierbas, por un lado la piel

ya veis la piel de lima con la citronela y sal fina.

Suficiente, le sacamos toda la esencia y veis que queda

una sal verde, hoy vamos de verdes, eh.

Guau. Arroz verde,

lubina a la sal verde. Además, cuando sacas esto

a la sala, al comedor... Huele todo.

Todo huele a cítrico, todo es como muy aromático,

todo es como muy festivo, ¿no?

Recordemos, si el pescado pesa medio kilo, 600 gramos,

el doble de sal, un kilo cien, un kilo doscientos.

Exacto. Porque hay que tapar

muy bien el pescado por arriba y por abajo.

Y el triturar la piel, de verdad, suelta ahora el olor,

aquí es, tremendamente fuerte, huele a cítrico.

Le vamos a poner un poco de zumo de lima

y, cómo no, sabéis que nosotros para que cuaje esa sal,

para luego poder sacarla con facilidad, le ponemos

clara de huevo, solo la clara y eso hace que, al ser

coagulante, quede compacta, bien dura y luego, le das un golpe

y ya veréis la presentación que es brutal.

Ya que tenemos un poco de tomillo limón, también

le cortaremos aquí dentro tomillo limón que le irá superbién.

¿Ah, sí, dónde está el tomillo limón?

Yo lo tengo, Sergio. Pues enséñamelo.

Ya lo verás. A ver.

Lo tengo por aquí si no me lo has escondido.

Me lo escondiste. No, vamos a hacer...

O melisa. Le pondremos melisa

aquí dentro del pescado.

¿Y me lo has escondido? Que no hay, no hay.

Que no hay, nos lo comimos ya. Venga.

Vale. Ponemos aquí ahora,

fijaos solo la clara y ponemos un par de claras,

no hace falta mucha cantidad de claras,

con poca que pongamos ya es suficiente.

Dices: "¿Podría poner el huevo entero?" También,

pero bueno, es mejor solo la clara.

Es mejor la clara porque luego te queda blanca,

la sal es blanca y lo bonito es blanco

con el toque verde de, evidentemente, la lima

y de esta hierba que le pondremos, la melisa.

Pero quería rellenar la lubina con la melisa, Javi.

Cítrico, pues vamos a poner... Bueno, hay más, hay más,

pondremos en los dos. ¿Veis? Hay un montón, Sergio.

Ahora es hidratar la sal y luego, eso, bien de especias,

le pongo otra clara, va.

Ya que te hacía ilusión rellenarla, pues la rellenamos

porque aquí hay más melisa. Sí, ponle dentro que es solo

porque le da aroma también. Vale, vamos a hacer,

que yo, Sergio, pondría más de sal,

me parece poca. No, está bien, tranquilo.

Vale, muy bien. No tengas miedo.

Es que es mi plato y será poca sal.

No, va a ir bien, yo te digo cómo va, espérate.

Es mi plato, no me vaciles.

No te vacilo, tío, pero escúchame porque menos es más.

Tú, ahora, escucha y aprende.

A mí me gusta con más sal. Ya veréis, tranquilo, tranquilo.

Ahora, llegamos al final porque es la primera cama

y como le pondremos, ya veréis que ponemos...

Importante. No, así no, así, doblada.

Ahí, que luego es más fácil de limpiar y ahora

lo que hacemos es cubrirla bien.

Sergio, así, ahí está, ahora te veo.

Tranquilo, qué prisa tienes, siempre con las prisas, tío.

Tranquilo, ahora lo importante es ir poniendo por los lados

para que cubra bien. Y veis aquí que quedan,

por ejemplo, esto de aquí es calzar

como si habláramos de un cardo, calzar la lubina.

Calzamos y una vez bien calzado...

Qué bien huele a cítricos porque sale la citronela.

Perdonad, pero esto es algo que se hace con las manos.

Mira, mejor, más rápido. Y esto le dejamos la cabeza fuera

y todo lo demás lo tapamos es más estético y bonito

y la cabeza se cocina igual, pero la dejamos más vista.

Importante, bien cubierta, que tenga una capa de sal

porque así la protege en la cocción y se quedará compactada

se quedará fuerte, dura.

Ahora, recogemos la sal de los lados, prensamos bien,

luego esto al llevar la clara, claro, se compactará, claro.

Clara, claro, ¿no? Claro.

Muy bien. Tú me entiendes, ¿no?

Venga, ahí está. Aquí es fina la sal, pero bueno.

No, está bien, está bien.

No tengas miedo, Javi. Vale, ahora vamos al horno,

vamos al horno, Raúl, y yo os explicaré

cómo es el tema de la cocción. Ahora, cuántos minutos

tiene qué cocer, lo vemos. Ahora, el horno está a 180 grados

y cocinaremos esta lubina

20 minutos y hablamos ahora del tiempo, vamos allá.

Vale, horno precalentado a 180 grados, ponemos aquí.

Ponlo dentro.

180 grados, cerramos la puerta, cómo va la cocción porque, claro,

una lubina si está tapada con la sal, tú no la ves,

no la puedes ver, ¿qué hacemos? Primero, si pesa, esta pesa

menos de un kilo por eso la ponemos 20 minutos.

Por cada kilo de lubina son 30 minutos, si pasa medio kilo,

si fuera kilo y medio, le daríamos ocho minutos más.

Exacto. Si fueran dos kilos,

daríamos 16 minutos y así, paulatinamente.

O sea, progresivamente. Siguiendo esos tiempos

según el peso. Así, siempre quedará bien,

jugosa y el punto de cocción que es importante porque, claro,

otra técnica que usamos es la de la puntilla

o cuchillo que no falla, que es coger y traspasar un poco,

es mejor una aguja de metal, traspasar un poco la lubina

en la parte más gorda que suele ser el lomo,

dejar un momento en el centro, el labio, ¿que está tibio? Fuera,

¿que está frío? Un poco más, ¿que está caliente? Corre, sácala.

Eso es el tema. Ahora, vamos con las espinacas.

Guarnición, tenemos aquí las pasas

que es lo que dijimos antes que lo pusimos una horita antes

de empezar la receta y si es más, mejor.

Exactamente. Tenemos una chalota

moscatel que utilizaremos el mismo que tenemos aquí.

Exactamente. Y chalota.

Ya sabéis que las pasas, que es uva seca,

al ponerla en vino dulce se rehidrata y coge toda

la esencia del vino dulce.

Piñones, estos son unas espinacas que recuerdo que en casa

se comían mucho y son unas espinacas

con pasas y piñones salteadas.

Bueno, muy típico, una buena guarnición.

Y, bueno, que combina muy bien con el pescado y la carne

o, simplemente, sola. O con un ave, también, un pollo

sabemos que le va muy bien. Bueno, aunque, comienzo del año

ya estamos con estos propósitos comida saludable también,

pues esto es un plato que puedes comer, bueno,

espinacas sabéis que tendría que ser un plato

grande, pero yo hay días que, vamos.

Sanísimo. Chalota, bueno.

¿Qué? No sé, vale, nada, bien.

Últimamente, te portas con la chalota.

No veas cómo pica, está fortísima esta chalota.

Igual uno de estos días tienes premio.

¿Sí? Igual para reyes

vamos a ver. Gracias, maestro.

No, bueno, bueno. Gracias, maestro.

No me llames maestro, llámame, simplemente,

no sé... ¿Pinche, aprendiz?

¿Qué hay más que maestro?

Vale, ponemos las pasas. Os diré una cosa,

nuestra abuela nos tenía motes, a mí me llamaba el viejo,

no sé por qué. Y a mí el joven,

a mí el joven, el viejo.

A mi padre el desmemoriado. Sí.

Que no es verdad que tiene buena memoria.

El único sin apodo era el David que como era su niño así mimado,

pues no. Y a mí el viejo porque se me cayó

un diente, claro, era niño y se te caen los dientes.

Parecía un viejo yo.

Es que, fíjate que pasa el tiempo y sigues pareciendo ese...

Como esa cosa. Ay, el argumento que te he dado

para coger ahí pie. Bueno, piñones

y dorado, un poquito dorado que es bueno.

Que dore un pelín, lo dejamos, luego también como tenemos

el moscatel o vino dulce que nos quedó aquí.

Pero espera que dore un poco. Sí, tranquilo,

le vamos a poner un poco.

Espinaca, esto es delicioso ya lo conocéis.

Producto de temporada

que se puede comer crudo o cocinado.

Esto es espinaca tierna, pequeña, un brote que no quitamos

ni la parte de atrás porque todo es bueno,

es delicioso. Hay que decir que hay

dos variedades que cuando vemos espinaca en verano

es que hay una espinaca de verano y hay otra, que es esta,

que es la de invierno. Que la de invierno es más fuerte

Bueno, con el frío es normal. Se hace más fuerte,

bueno, está mejor, a mí me gusta más la de invierno.

Ponle aquí... No, ponle tú.

Venga, le pongo yo un poquito de... toma ya.

Un chorrito. Eso es un toque.

Ahora ya... ¿Veis las pasas que se hinchan?

Ponemos las espinacas, esto es una guarnición,

ya decimos, fácil y buena.

Bien de espinacas, esto es agua, luego se queda en nada.

Ponemos todo. Se queda muy poquito,

ya veis que enseguida se van a, bueno,

pues a sacar todo el agua y se queda en muy poquito.

Y ahora, lo vamos, bueno, lo dejamos aquí

porque ahora soltará el agua la espinaca y hay que reducirlo

y queda un poco seco. Termina de hacerla.

Saltea así, con garbo, con brío, Javier.

Solo es dejar que evapore un poco el agua y lo retiramos.

Y ahora... A mí esto así me fascina,

el piñón que le da la resina, la pasa que le da el toque dulce

y la espinaca que le da el toque herbáceo.

Lo que vamos a hacer es reducir un poco el agua,

que se termine la lubina y emplatamos.

Bueno, ya veréis el emplatado, lo vamos a emplatar.

Recién salida, aroma intenso buenísimo.

Cítrico, cítrico, cítrico. Ahora vais a ver.

Vamos a quitar con cuidado que está muy caliente,

está muy caliente el recipiente.

Vamos a quitar la primera cama de encima

de sal. Concentración,

detalle, plano detalle.

Mira, ole.

Ay, ay, ay,

Qué bueno. Esto es...

Y ahora, vamos a sacarle la piel. Y las escamas, como veis,

protegen la carne, ahora lo que haremos será

limpiarla, está jugosa porque por dentro está impecable

y ahora, mira, detalle importante. Marcamos por aquí.

Por donde tiene la espina dorsal.

Veis que se marca muy fácilmente.

Marca por aquí, por debajo de la aleta.

Sergio, para ya. Es para que lo entiendan.

Es que es pesado, Dios mío, qué pesado.

Eso es porque dice: "Lo he explicado yo y soy tal",

vale y ahora, sacamos la piel.

Vale, mira. Hala.

Oh, porque fijaos, toda la grasa que tiene,

todo el jugo que tiene ahí ahora mismo...

Es increíble, y ahora marcamos con el cuchillo un poquito.

Pero no todo el lomo, sacamos un trozo solo.

Bueno, ¿cómo que no todo el lomo?

Mira, así, Sergio, para que no se rompa.

Pero todo no. Pon la espinaca en la base,

lo primero. Espinaca, sí.

Buah, vaya pinta tiene. Los pasos, es que estamos nerviosos

con esta lubina. Ponemos la base de espinaca.

Venga, perfecto, lo veo.

Que esto está, acompaña superbién, es buenísima esta guarnición.

Las pasas, los piñones, la chalota, la espinaca.

Y lo ponemos todo porque esto es para ponerse

las botas, es un plato para disfrutar muchísimo.

Luego es tan fácil como dar la vuelta a la lubina

y ya está. De momento, ponemos media, Sergio.

Ponemos el filete.

Un poquito de aceite de oliva encima.

Vamos a poner aquí. Y ya que vamos de cítricos...

Esta ahora no tiene nada de espina porque la dejé aquí,

luego ya lo vamos apurando desde aquí.

Aceite de oliva, un toque de lima ya para potenciar aún más

el tema de los cítricos

y es un platazo espectacular, lo tenéis que probar

porque está muy bueno.

Ya veis este arroz que es diferente porque lo hicimos

con puré de guisantes en vez de tomate,

probadlo porque es buenísimo.

Y luego, la navaja. Técnica nueva y también

con la lubina hecha con cítricos, espinacas, pasas y piñones.

Siempre hay un buen motivo para cocinar.

Y más empezar el año con estos platazos,

fuerte abrazo a todos, adiós.

Os queremos, hasta el próximo programa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arroz con grelos y lubina a la sal

Torres en la cocina - Arroz con grelos y lubina a la sal

03 ene 2019

Hoy un arroz con grelos gallegos y deliciosas navajas. La segunda elaboración también tiene el pescado como protagonista y en concreto, la lubina que estará preparada a la sal con mucho toque Torres.

ver más sobre "Torres en la cocina - Arroz con grelos y lubina a la sal" ver menos sobre "Torres en la cocina - Arroz con grelos y lubina a la sal"
Programas completos (786)
Clips

Los últimos 2.550 programas de Torres en la cocina

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos