Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4945301
Para todos los públicos Testimonio - Las personas con enfermedad mental - ver ahora
Transcripción completa

Me llamo Elena Fernández Gallardo, me dedico al diseño gráfico,

soy directora de arte, estoy casada, tengo un bebé

y además se voluntaria en el hospital psiquiátrico

Doctor Rodríguez Lafora que está en Madrid.

Empecé en este voluntariado

por una invitación de Gerardo Dueñas que es el subdelegado de pastoral

de la salud en Madrid,

y el daba los cursillos prematrimoniales

justo antes de casarme, le conocí allí

y ya nos contó que además era capellán de este hospital.

Nos invitó a hacer voluntariado

y yo, sinceramente, es un tipo de acción

que a priori no me movía demasiado

porque estaba más interesada en niños en este momento de mi vida.

Finalmente acepté la invitación, conocí el hospital

y descubrí una aventura que es maravillosa.

Este hospital es un centro público,

tiene capacidad para unos 350 pacientes

y está dividido en distintas unidades.

Hay 3 unidades de hospitalización breve,

una de ellas está dedicada personas mayores.

A esta unidad acceden a veces de forma voluntaria

y en otras ocasiones incluso por orden judicial,

pueden ser que vengan los pacientes en coche policial,

pues en unas condiciones un poco desagradables.

Tenemos otras 3 unidades de larga estancia,

también una de ellas dedicadas a personas mayores

y aunque mucha gente pueda pensar que la larga estancia son seis meses

o hasta dos años, hay pacientes que llevan

desde que abrió este hospital, que son 50 años.

Acaba de cumplir su 50 aniversario. Esta es una cifra muy alarmante.

Hay otras 2 unidades de rehabilitación

en la que se está estudiando la reincorporación

del enfermo a la sociedad,

dos unidades de trastorno de la personalidad

y otras 2 unidades más de dependientes del alcohol.

Siempre esto, es la característica fundamental,

siempre ingresan de forma voluntaria,

es imposible atender a personas que están aquí de forma obligada

porque entonces no habría ningún tipo de resultado.

Lo primero que hacemos cada día que vamos al hospital,

empezamos celebrando la eucaristía,

es un momento en el que invitamos a los pacientes y a sus familias

o incluso al personal sanitario,

a que participe con la lectura de las sagradas escrituras.

Tenemos un momento muy bonito que es de peticiones conjuntas,

hacemos oración por lo que cada uno quiere pedir en su interior.

Por todo aquello que necesita su alma

y también es curioso ver cómo estas personas

que sufren enfermedad mental, no piden por sí mismos,

siempre tienen la generosidad de pedir por otras personas.

Tenemos un momento muy bonito también los jueves.

La exposición del santísimo.

Hacemos una hora santa de oración y llevamos la comunión

a todos aquellos pacientes

que no pueden acercarse a la capilla.

Pero como yo siempre digo,

no solo es importante que les llevemos a Jesús

o que les hablemos de Jesús, hay muchas personas

que no son creyentes, sino a veces es más importante

que hablemos a Dios de esas personas que a las personas de Dios.

Y nuestra manera de llevar a Jesús es acompañando.

Es una palabra que quizás esté muy manida,

pero está llena de significado.

Y para mí acompañar significa estar.

Muchas veces, a los pacientes no les apetece hablar contigo,

pero saben que estás y eso es fundamental.

Aunque es fundamental, por supuesto, la atención sanitaria,

la atención médica, que estén con buenos especialistas,

también es fundamental que no solo estén atendidos clínicamente,

si no que se sientan queridos.

Y es ahí a lo que vamos, por amor a las personas.

Cuando comencé con todo esto,

mucha gente se sorprendía porque un hospital psiquiátrico

causa mucho rechazo a la sociedad.

Un enfermo o una persona con enfermedad mental causa rechazo,

pues un centro que está lleno de personas con enfermedad mental,

ni te cuento, y me preguntaban: "Elena, porque lo haces, con un bebé

y con tu vida profesional,

pero si estás a tope. ¿Te da la vida?"

Y la respuesta que me nació del corazón fue espontánea:

"Pues porque tuve hambre y me distes de comer,

tuve sed y me distes de beber."

Y para mí eso me llena de paz, sencillamente.

Cada día que vuelvo a casa, a veces es muy duro porque te traes

los problemas de los pacientes y tienes un poco de sufrimiento,

pero cada vez que vuelvo a casa pienso que en este pequeño trocito

del mundo, en este hospital,

Jesús tuvo hambre y le di de comer. Jesús tuvo sed y le di de beber.

Y a lo mejor es un sentimiento un poco egoísta

pero a mí me llena de paz y creo que además estoy haciendo bien,

no solo a la Iglesia sino a la sociedad en general

porque los voluntarios a veces, sirven para hacer un efecto llamada,

para invitar a otras personas a que se hagan voluntarias

y para seguir, para multiplicar este amor

y siga siendo de forma exponencial hasta donde Dios quiera.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Las personas con enfermedad mental

Testimonio - Las personas con enfermedad mental

20 ene 2019

Testimonio de Elena F. Gallardo, voluntaria en el hospital público psiquiátrico "Dr. Rodríguez Lafora".

ver más sobre "Testimonio - Las personas con enfermedad mental " ver menos sobre "Testimonio - Las personas con enfermedad mental "
Programas completos (555)
Clips

Los últimos 558 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos