Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5416463
Para todos los públicos Testimonio - El fuego de la misión - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Yo soy Rolando, misionero javeriano,

he nacido en México

y después de México he ido a Camerún 6 años

y 9 años a Chad.

Ahora me encuentro aquí en España haciendo animación misionera y,

sobre todo, tratando de que el ardor misionero

de esta Iglesia en España jamás decaiga.

Debo decirlo,

agradecido por tantos misioneros

que han dejado tierra española para ir a América

y a otros lugares a anunciar el Evangelio.

Los misioneros javerianos fuimos fundados en Italia y,

concretamente, con un carisma muy especial.

El anuncio del Evangelio a los no cristianos,

nuestro fundador, San Guido Maria Conforti

tomó el modelo de Francisco Javier, que es el patrono de las misiones.

Tenemos un cuarto voto,

el dedicar nuestra vida al anuncio del Evangelio

a los no cristianos.

Por eso,

yo me encuentro aquí en España haciendo animación misionera,

para que jamás se nos olvide y, sobre todo,

en esa idea del Domund,

que nosotros debemos anunciar el Evangelio que hemos recibido,

no nos lo podemos quedar para nosotros.

Hoy el Papa Francisco nos recuerda

que la Iglesia debe ser una iglesia en salida,

para nosotros, los misioneros, cualquier misionero,

misioneros y misioneras, es importante recordar esto.

Estamos llamados como Dios

a salir al encuentro de nuestros hermanos y hermanas,

en particular,

aquellos que tienen una cultura distinta,

aquellos que tienen una religión distinta

porque Dios ama a toda la humanidad

y para nosotros es importante

en este carisma nuestro ir a conocer la cultura del otro,

a ver los valores que Dios ha puesto en el corazón

y yo puedo decirlo así,

la fibra sensible que existe en cada ser humano

la ha creado Dios.

El encuentro se realiza

y nosotros somos como aquel instrumento

que Dios utiliza para darlo a conocer.

Nosotros trabajamos con obras misioneras pontificias

y con las delegaciones de misiones diocesanas.

¿Cuál es nuestro trabajo de animación misionera?

Bueno, vamos a colegios, vamos a institutos,

vamos a parroquias, vamos a universidades.

Y una cosa hermosa es el "Verano misión".

Muchos jóvenes se interrogan sobre qué hace el misionero,

porque los misioneros somos muy atractivos

para la sociedad

porque vamos a lugares difíciles de frontera.

Yo, en concreto, llego o acompaño a jóvenes españoles a Ceuta,

a Tetuán y a Marruecos donde hay inmigrantes

y una de las cosas que me llama la atención

es este encuentro del joven con una realidad distinta,

con jóvenes de 16 o 17 años que han pateado el desierto

y lo importante es descubrir los valores que ellos tienen.

Para nosotros la animación misionera es amar al otro

en su realidad y vivir nuestro ser cristiano

desde lo que somos,

encontrándonos con el otro como Dios lo hace con nosotros.

Yo creo que la vida misionera es una aventura,

es una aventura hermosa, muy humana y muy humana porque es muy divina.

Yo he trabajado en un banco,

y no se me había ocurrido nunca ser misionero.

Cuando aquello va naciendo en el corazón,

porque Dios pone esto es nuestros corazones,

yo me he dicho: "Mira, aquí la cosa es de Dios",

yo mi sueño, mi patria prometida,

mi tierra prometida es Chad, es un país delicado,

es un país donde hay 147 lenguas

y yo he tenido que aprender dos de ellas.

Y recuerdo que yo iba en bicicleta,

porque es un país que no tiene electricidad,

no tiene luz,

hay muy pocos cristianos, pero yendo por ahí,

cuando terminaba una misa,

después de 21 kilómetros de bicicleta o 35,

regresaba por las tardes,

veía aquellas praderas de la sabana africana,

saludaba a la gente en su lengua.

Yo decía: "Pero aquí está Dios".

Si hoy me preguntan: "¿Quieres volver a ser misionero?"

Claro.

Hay una cosa muy significativa, los misioneros, las misioneras

llaman la atención a todos, a los jóvenes, los pequeños,

yo cuando voy a colegios se quedan...

"¿Pero le conoces?" "¿Has estado ahí?"

"¿Hablas esa lengua?" Bueno, esto es real,

pero lo más importante y más esencial

es que debe haber una pasión por Jesús

y esa pasión por Jesús es de una conversión interna,

personal de un deseo de hacer como Jesús hacía.

El Evangelio, evangelizar es hacer lo que Jesús hacía,

acercarse al pobre, acercarse al leproso

y yo creo que hoy estamos llamados personalmente

y comunitariamente a abrirnos a los demás,

convertirnos a Jesús y con nuestra vida, hacer,

hablar el Evangelio.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El fuego de la misión

Testimonio - El fuego de la misión

20 oct 2019

Celebramos hoy el DOMUND, en el contexto del Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco para el que nos ha pedido que reavivemos el fuego de la misión, con atención especial a los más alejados.

ver más sobre "Testimonio - El fuego de la misión" ver menos sobre "Testimonio - El fuego de la misión"
Programas completos (559)
Clips

Los últimos 562 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios