Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4953849
Para todos los públicos Testimonio - Los enfermos como imágenes vivas del señor - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Soy sor Blanca Fernández de Leceta Arróniz,

Sierva de María, ministra de los enfermos.

Estamos en Ciudad Real, en una comunidad,

y pertenecemos a la Congregación de Siervas de María,

fundada por Santa María Soledad en el año 1851, el 15 de agosto.

Estamos extendidas, prácticamente, por todo el mundo,

y nuestra misión es cuidar a los enfermos

allí donde se encuentren, pero con la particularidad

de poderlos cuidar en sus domicilios.

El enfermo para nosotras es Cristo, pero también nosotras

debemos de ser un reflejo de esa caridad de Jesús,

que va al encuentro del enfermo.

Y también al encuentro del enfermo y sus familiares,

que la caridad siempre se expande.

Santa Soledad Torres Acosta nace en Madrid,

en la calle de la flor baja entre los números cinco y siete.

Hija de una familia humilde,

su padre tenía el oficio de lechero del barrio.

Entonces, ella hasta los 25 años se conoce muy poco de su historia,

porque ella cuando fundó la Congregación era muy humilde,

y hablaba poco de ella.

Los que han visto la película de "Luz de Soledad",

creo que refleja muy bien ese ambiente de familia sencillo,

del Madrid de entonces.

Ella inicia a sus 25 años,

se une a la obra del Padre Miguel

e inicia la Fundación en el barrio de Chamberí,

concretamente, en la Parroquia de Santa Teresa,

hoy Santa Teresa y Santa Isabel, pero ahí se inicia la Fundación.

Cuidar enfermos por la noche estaba muy mal visto en la época,

una mujer sola, de noche por las calles, como estaba Madrid

en aquel entonces, que no había ni luces o muy pocas en las calles,

era muy arriesgado.

Entonces, a Don Miguel le costó mucho

el que le admitieran ese tipo de congregación,

además, otra característica muy importante para nosotras

es la gratuidad en el servicio.

Para la madre Soledad,

cada vez que hacía una Fundación en una capital de provincia,

le parecía que era como la casita madre pequeña,

de donde de ella saldrían más comunidades pequeñas.

Y de hecho, cuando funda la Comunidad de Valencia,

es la época de la Revolución,

y entonces, llega el Obispo de Valencia y está muy enfermo,

y le dice la madre Soledad que va a fundar un convento

y están en plena revolución.

El señor Obispo le dice: "Pero, mujer de Dios, ¿a qué viene

usted aquí? Si está matándose la gente por las calles".

Y entonces: "Vengo a fundar una Congregación para cuidar enfermos".

Total, que fue la madre Soledad y se fue a las barricadas,

y el jefe de allí le dijo: "¿Pero, a qué viene usted aquí?".

"A cuidar enfermos", y le dice: "Pues ya puede usted empezar".

Y así se quedó en Valencia, la Casa de Valencia fue

verdaderamente pedida por los mismos que estaban peleando.

Hoy día, sigue este mismo carisma,

sin descuidar la asistencia a enfermos

en las residencias de ancianos,

no es que tengamos alguna propia, hay, pero muy pocas.

Pero en los hospitales y centros también se les cuida,

pero siempre de una forma particular.

Hoy estamos en Ciudad Real, somos una Comunidad de diez hermanas

Hay tres bastante mayores, somos ya mayores,

pero seguimos cuidando a enfermos en sus domicilios,

en la medida de nuestras posibilidades,

y siguiendo las mismas normas, una asistencia esmerada y gratuita,

que es el signo de la providencia, que tanto marcó a la madre Soledad,

y al mismo padre Miguel.

Él se dio cuenta de que, pensando en los humanos

no podía mantenerse la Congregación,

y por eso se afianzó en la misericordia,

en la confianza, en la providencia, y también la madre Soledad

es una campeona, en ese sentido.

La imagen de Cristo enfermo es una imagen

muy tradicional en nuestra Congregación,

de hecho, la madre Soledad lo puso uno en cada noviciado,

para que las novicias aprendieran a ver a Jesús en el enfermo.

Después, con la guerra se perdieron todos o casi todos,

hay uno en la Casa Madre, que lo tenemos,

pero la misión del Cristo enfermo es enseñarnos eso justamente.

Pienso que para nosotras es donde nos transmitió toda su teología,

todo el amor a Dios y todo lo que teníamos que hacer,

porque si está en el enfermo, pue está en mi hermana enferma,

está en mi hermana de Comunidad y está en mí cuando esté enferma.

Ese para mí es el mejor libro que nos ha podido dejar

nuestra Santa Madre.

Nos ha dejado más, ella no ha escrito ningún libro,

pero ese es el mejor libro, para mí, que nos ha podido dejar.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Los enfermos como imágenes vivas del señor

Testimonio - Los enfermos como imágenes vivas del señor

27 ene 2019

Sor Blanca, sierva de María, nos cuenta los orígenes de las llamadas "Ministras de los Enfermos", fundadas por Santa Soledad Torres Acosta, en el madrileño barrio de Chamberí, por iniciativa del sacerdote Miguel Martínez.

ver más sobre "Testimonio - Los enfermos como imágenes vivas del señor" ver menos sobre "Testimonio - Los enfermos como imágenes vivas del señor"
Programas completos (556)
Clips

Los últimos 559 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios