Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4161240
Para todos los públicos Testimonio - Un cura de pueblo - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música cabecera)

Hola, soy Rafael Blanco Morales, sacerdote de la diócesis de Salamanca

y estamos en la iglesia parroquial de Villares de la Reina,

este precioso templo que nos regala la historia.

Una preciosa iglesia de 1619, que es el lugar,

la casa común de esta parroquia de San Silvestre,

que lleva por titular.

La Iglesia es,

según dice una de las dovelas del arco de entrada de la puerta,

de 1619. Estilo herreriano.

Y se va amueblando, como dicen los entendidos,

poco a poco a lo largo de los siglos XVII y XVIII.

El retablo mayor es un precioso retablo

de Juan Fernández, el mismo que hizo el de la Real Clerecía de Salamanca,

la hoy Universidad Pontificia.

Sus famosas columnas salomónicas, el motivo de las uvas y la parra,

motivo eucarístico también,

del mismo modo las granadas en la predela.

Hay unas tallas preciosas de un salmantino insigne,

Bernardino Pérez de Robles, alias el Indiano,

que después de hacer las Américas vino a su tierra y, probablemente,

estas son de las últimas tallas que realizó.

Este pueblo tiene por titular a San Silvestre, pero el patronazgo,

la fiesta patronal es el día del Corpus Cristi,

el domingo de la Infraoctava.

La eucaristía es muy importante, de hecho, tiene una cofradía.

Cada tercer domingo se celebra la minerva,

la procesión dentro de la Iglesia del Señor,

para así también, no solo recibirlo, sino adorarlo.

La parroquia de San Silvestre de Villares de la Reina

forma parte de la unidad pastoral, la diócesis de Salamanca

está desde hace 10 años, distribuida, no solo en arciprestazgos,

sino también en unidades de pastoral, con las vecinas parroquias

de Monterrubio de Armuña, San Cristóbal de la Cuesta

y Cabrerizos.

Entre las cuatro

tenemos una población de unos 14.000-15.000 habitantes.

Se trata de una realidad social muy peculiar

porque son pueblos muy cerquita de Salamanca.

Villares, a 4 km de Salamanca.

Conservan bastante gente mayor que vivió siempre en el pueblo,

pero del mismo modo han recibido un aluvión de familias jóvenes

que cambiaron el panorama sociológico de estas comunidades.

Esa misma realidad condiciona un poco toda nuestra pastoral.

Del mismo modo lo hace un documento para nosotros muy importante.

Roberto Ruano Estévez, el sacerdote que comparte trabajo

en esta unidad pastoral conmigo, los laicos...

Quizá echamos de menos algún religioso

que completara un poco los tres estados de vida.

Es verdad que entendemos que hay que ofrecer

una pastoral diversificada, como diversa es la propia,

y heterogénea, la propia realidad pastoral

de la que estamos hablando. De modo que no es lo mismo

el servicio pastoral que se pueda ofertar a los niños,

a los cuales, básicamente, se les presenta la catequesis,

primera comunión, confirmación...

Del mismo modo la misa de familias

que es una misa con, cada vez, más de número de gente

y, a la vez, una misa muy alegre

con un coro que anima muy bien la liturgia,

que el acompañamiento de las personas mayores,

la visita a los ancianos en sus casas,

el servicio de la comunión a los que, de ellos, están enfermos.

Traemos también un poco el mensaje del papa Francisco,

que nos dice en "La alegría del Evangelio",

en uno de sus números, que es bueno revisar y hacer

que todas nuestras estructuras se conviertan pastoralmente,

de modo que se vuelvan mucho más misioneras.

Nosotros tratamos de que toda la estructura

de las cuatro parroquias sea cada vez más expansiva y misionera,

y llegue allí donde tiene que llegar la palabra de Dios.

Hay un grupo mixto de las cuatro parroquias

que ha asistido en el periodo más duro de la crisis,

hace unos cinco años, a cerca de 80 familias

a las que ha suministrado comida, alimentos, ropa,

material escolar para los niños, incluso ayudándoles a buscar trabajo

a los muchos parados que ha habido en esta zona.

Ahora, casualmente, estamos más o menos en la mitad,

unas 40 familias que atiende este grupo de unas 15 personas.

Del mismo modo hay otras realidades

que la propia parroquia y la propia experiencia

ha ido fraguando, como por ejemplo los campamentos,

las clases de guitarra. Son muy importantes,

porque el tiempo libre ayuda muchísimo

en la transmisión de la fe.

(Música créditos)

  • Un cura de pueblo

Testimonio - Un cura de pueblo

13 ago 2017

Nos recibe en el templo de Los Villares, en Salamanca, una joya, conocida como "la catedral de la Armuña", que merece mucho la pena conocer.

ver más sobre "Testimonio - Un cura de pueblo " ver menos sobre "Testimonio - Un cura de pueblo "

Los últimos 460 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios