Testimonio La 2

Testimonio

Domingos a las 10.25 h.

Espacio católico de cinco minutos de duración en el que una persona da testimonio público de su fe. La fuerza, que también en la comunicación social tiene el testimonio, nos lleva de la mano en este pequeño programa, con el convencimiento de que, como afirmaba Pablo VI, "el hombre contemporáneo escucha más a gusto a los testigos que a los maestros, o si escucha a los maestros lo hace porque son testigos".

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4671100
Para todos los públicos Testimonio - Benín, bendita pobreza - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Soy Juan Pablo López Mendía,

sacerdote riojano, de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

Fui ordenado en el año 88.

Ocho años estuve en La Rioja como sacerdote,

en tres parroquias,

sucesivamente, aproveché para hacer la licenciatura, doctorado,

y en el año 96 me fui a Benín,

donde he estado 21 años, hasta mayo pasado.

Benín es un país poco conocido, antiguo Dahomey,

muy alargado, es más o menos como Portugal

y dos provincias de Galicia.

9 millones de habitantes, y con 60 lenguas, 60 etnias distintas.

Una parte sur muy poblada,

con mucha gente que viene de otros países,

y la parte norte, en la que yo he estado viviendo, sabana,

agricultora y nómada.

La misión consiste fundamentalmente en anunciar el Evangelio.

Anunciar el Evangelio consiste también en poner a la gente de pie,

no puedes decir: "Jesús te conoce, Jesús te quiere",

y que sigan de forma indigna.

Entonces, para ello, gracias a Manos Unidas,

entre otros organismos,

hemos podido avanzar en dignidad de la mujer,

en la dignidad que proporciona tener agua,

y en la dignidad que tienen en estos momentos, tener luz.

En el tema de la mujer, los proyectos son maravillosos,

porque son ellas, ellas son las que se sientan,

las que buscan soluciones,

y las que empujan para que se hagan posibles acciones.

La mujer siempre se levanta antes que los demás, se acuesta la última,

y su vida siempre es luchar contra la adversidad,

por el bien de la familia, por el bien de los hijos.

Sentar a las mujeres significa ir a lo fundamental.

En el aspecto educativo, no solo la alfabetización,

que también es importante aprender a leer y escribir

la lengua que hablan, pero el número de manuales escritos es pequeño,

el libro que más escrito está es la Biblia.

Con esos documentos, van avanzando.

Pero también educación, ayudar a los padres de alumnos,

para que haya aulas en los institutos públicos.

Allí la escolaridad se paga,

y los edificios hay que pagarlos.

Eso cae sobre los padres, si tienes dos o tres hijos,

lo tienes muy cuesta arriba.

Entonces, nosotros, desde Manos Unidas,

aportamos el equipamiento y la construcción del edificio.

Sabemos todos que la energía ni se crea ni se destruye,

solo se transforma.

Yo, me gusta cambiarlo, y digo:

"La energía ni se crea ni se destruye, solo se comparte".

¿Por qué digo esto?

Tenemos que ser conscientes de que la iluminación de una calle

en un pueblo de España serviría para iluminar todo un pueblo en África.

Esto hay que pensarlo.

Estamos acostumbrados, lo admitimos,

pero solo esa cantidad de luz sería suficiente

para alumbrar a todo un pueblo.

Y eso cambia radicalmente, porque el día no se acaba

a las siete de la tarde, se hacen actividades en casa,

los chavales pueden estudiar, los maestros pueden preparar las clases,

las mujeres pueden seguir peinándose, trabajando, o haciendo lo que sea.

Eso es importante, y estamos en ese esfuerzo,

empezamos con farolas solares,

luego saltamos a poner todas las instalaciones de agua

con sistema solar, y ahora estamos con campos solares.

A medida que se van pasando los años, y se hace la formación,

las mujeres se sientan, y discuten, salen problemas.

Entre los problemas uno muy grande era el de la ablación del clítoris.

Cuando yo llegué, en el año 96,

a todas las chicas de más de 15 años se lo habían hecho.

No es un problema de hombres, ¿eh? Por lo menos en nuestra zona,

es un problema de mujeres.

Para buscar dinero, las que lo hacían,

sometiendo a las chicas a esto, que generalmente no lo quieren.

Fruto de la animación y la formación

en ingeniería de salud y alimentación, está erradicada.

Manos Unidas nos invita a compartir lo que importa,

significa que cada uno de nosotros nos tenemos que hacer la reflexión:

¿Voy yo a lo esencial en mi vida?.

¿Cuántas cosas son añadidas, que no son importantes?

Y entonces, yendo a lo importante, decir: "¿Yo qué puedo hacer

para que todo el mundo también pueda tener dignidad

y acceso a lo importante?".

(Música créditos)

Testimonio - Benín, bendita pobreza

22 jul 2018

Programas completos (495)
Clips

Los últimos 498 programas de Testimonio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios