Tengo once años La 2

Tengo once años

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/1.6.18/js
2328047
Tengo once años - Programa 2 - Ver ahora reproducir video 30.09 min
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Dawit, ¿a ti te gusta el surf? -¡Sí!

Nos vamos a Madrid para ir a un museo y dibujar con otros niños como Dawit.

Pinta aquí las casas. Mira, esto es Madrid.

Es como Nueva York. -Yo quiero un móvil.

El año que viene, si vamos al instituto,

vemos a ver lo del móvil.

Si me gusta una cosa yo me apunto. Que me cogen perfecto,

que no pues bueno, ya será la próxima vez.

Yo soy una niña muy feliz.

Esta es mi playa en Cádiz.

Aquí vengo con mi tabla desde que tengo seis años

a coger olas.

En la playa hago mil cosas. Me baño

y juego a todo lo que se me ocurre. ¿Qué tienes, frío?

¿Hacemos un castillo de arena?

Venga, ven, siéntate. Pero pasármelo bien con mi hermano

es lo mejor. Dawitt, ¿a ti te gusta el surf?

Mírame a la cara. ¿te gusta el surf? -¡Sí!

-¿Tú cuándo has hecho surf, en verano?

-No. Sí. -Sí, ¿con quién?

-Con Marco. ¿Y con quién más? -Con Adri.

Para mí, mi hermano es como un héroe de cómic.

Igual que Spiderman salta por los tejados,

Dawitt hace los mejores castillos de arena de todo Cádiz.

¿Quieres surfear conmigo algún día? -¡Sí!

Y vamos a coger la tabla de Jaime, le pedimos una a Pepi

y hacemos uuuuh, ¿vale? Y cogemos muchas olas,

pero muy chiquititas porque si no es muy difícil.

Dawitt, chiquitín, un bañito, corre, que nos vamos para casa ya,

que ya hace frío. -Marquitos, la tabla cógela también.

-Y la tabla. Marcos, la tabla.

-Venga, Dawitt, las piernas y las manos.

-Corre.

Dawitt es TEA, es un trastorno de espectro de autismo.

Es un desarrollo diferente, quizás un poquito más lento.

Ellos entienden el mundo de una manera más... pausada.

Son niños que son más sensitivos que el resto de los niños.

-¿Qué te ha pasado en la olita?

Estaba muy fuerte, ¿a que sí? Vente mi amor.

Venga, nos vamos a buscar tus zapatillitas.

Vamos a buscar tus zapatillas. Marcos, ¡vamos!

Me llamo Marcos y tengo 11.

-Hola Alba, cariño. ¿Vamos al cole?

El sonido del despertador debería estar prohibido para los niños.

Me encanta remolonear en la cama, pero... hay que ir a clase.

Eso sí, el sábado y el domingo mi cama no se libra.

Soy muy presumida. Me encanta la ropa, cuidarme el pelo,

y como dice mi padre, soy una desgastaespejos.

Me tengo que acercar mucho para verme la cara, el flequillo...

Tengo una discapacidad visual. Veo menos de un 1 %.

Significa que de día veo pero si las cosas están muy cerca,

pero por la noche no veo nada.

Yo, por lo general, me gusta mucho la ropa.

Tengo el armario organizado de tal manera

que a la izquierda tengo abrigos,

más o menos por el medio tengo vestidos.

Los colores sí distingo, pero tienen que ser muy chillones.

Si hay dos colores que se parecen ya nada.

Mamá, ¿dónde está la falda vaquera?

-Cariño, ¿por qué no te pones mejor el vestido verde

con la chaqueta de cuero? Venga, voy a acabar, ¿vale?

Mi madre me dice que soy un poco presumida,

pero yo creo que no tanto.

Alba nació con un problema de visión grave;

nos lo dijeron cuando tenía cuatro meses.

Sí que notábamos en casa que tenía

un movimiento de ojos irregular. Era una enfermedad rara.

-Bueno, Alba, ¿tenemos todo preparado para el cole, cariño?

Sí. -¿Los deberes de ayer? ¿Todo bien?

Yo quiero un móvil. -¿Quieres un móvil?

Ya te ha dicho mamá que no, Alba. Son 11 años.

Ya lo sabes tú que te lo ha explicado mamá que son 11 años.

Que no todos los niños de tu clase tienen móvil.

El año que viene, si vamos al instituto, vemos lo del móvil.

¿Cuándo hacemos la fiesta en casa?

-Podemos hacer el bizcocho ese volador.

¿El bizcocho volador? Vale.

Me llamo Alba, vivo en Alcalá de Henares,

tengo menos de un 1 % de visión y tengo 11.

-Dawitt, voy a dibujar Madrid y tú dibujas las casas, ¿vale?

A mí lo que más me gusta es viajar. Él se pide siempre pintar.

Venga, y ahora pinta aquí las casas. Nos ponemos a dibujar

las ciudades que nos gustan, y nos imaginamos que las visitamos juntos.

Cuando vi por primera vez a Dawitt era superchiquitín.

Yo le miraba, y sabía que tenía un hermano para siempre

y un compañero de aventuras.

Arre burro arre, anda más deprisa que llegamos tarde.

Y el peine de plata fina.

Pero mira cómo beben los peces...

Fuimos a Etiopía, decidimos adoptar un niño

después de que naciera Marcos. Fue en Navidad,

fuimos el día de Navidad, así que fue un regalo para todos, Dawitt.

¿Quién cuenta, tú o yo? -Yo

A mi hermano nadie le gana corriendo. Ni Superman supera su velocidad.

Como no se cansa nunca, jugamos hasta hartarnos.

A los dos años, dos años y medio, notábamos que algunos comportamientos

estaban fuera del patrón normal de un niño de su edad.

El vocabulario, sus reacciones y tal.

-¡Te pillé!

Marcos... Él ha ido viviéndolo también,

entonces ha ido evolucionando a la par

con el trastorno de su hermano.

-Me has pillado.

Vamos al mismo cole. Yo voy a la clase de los mayores,

pero en el recreo estamos juntos.

-Yo creo que Dawitt disfruta mucho en el cole.

Intentamos que esté integrado el mayor tiempo posible.

Hay ratos que está nervioso, está en su mundo...

-¿Qué hacemos con el oído? -Escuchar

Escuchar. Oímos. ¿Cómo nos han salido hoy las actividades?

-¡Bien!

A tu sitio el libro, que nos vamos al recreo.

Yo normalmente suelo venir tres horas diarias con él.

Si necesita apoyo en las actividades, para que atienda a la profesora

o para cualquier cosa. El libro lo tiene adaptado;

hay actividades que no tiene o que las tiene diferentes.

Entonces él tiene sus pictogramas que sabe lo que tiene que trabajar,

lo que le toca y cómo debe estar dentro de la clase.

-Una pamela. Pamela, pamela.

Yo voy a Madrid con Dawit para una cosa de un museo,

y allí vamos a dibujar y eso.

-Yo he ido a Madrid y es muy bonito. ¿Sí?

Pues espero que a mí también me guste.

Jaime es uno de mis mejores amigos. Nos lo contamos todo.

A él también le gusta viajar. -¡Dawit, ven! ¡Dawit!

Ven, dame un beso. Un besito.

Ven, vamos a buscar a Jaime. ¿Está por aquí? ¿Dónde está?

Mi hermano siempre va a contar conmigo,

y con mucha gente que le ayuda a seguir aprendiendo y creciendo.

-A ver, Dawit, los días de la semana.

¿Qué es esto? -Lunes, martes,

miércoles, jueves y viernes. -Y hoy es... ¿qué día es hoy?

-Ese.

¿Y ese cuál es? -Lunes.

¿Y este niño cómo está? -Contento

¿Y este? ¿Y tú cómo estás? -Contento.

¿Y en clase cómo tenemos que estar? -Sentados.

¿Y esto qué es? -No se pega.

¿Qué pone aquí? -Ojos.

-¿Dónde está ojos? Fíjate, mira. Ojos.

Muy bien. ¿Cómo lo has hecho?

-¡Super bien! ¿Entonces cómo estamos?

-Contentos. Al principio le costaba comunicarse,

y cuando intentaba decirnos algo, como no se le entendía bien,

se frustraba. Y ahora cada vez tiene más intención comunicativa,

y a nivel de comportamiento también va aceptando mucho mejor las normas,

sabe que cuando está en clase tiene que estar sentado,

sabe que se tiene que poner en fila.

Hay días que lo acepta mejor y días que menos,

pero por lo general, la verdad es que ha evolucionado muchísimo.

Me gusta ir a clase con mis amigas.

Me acompañan a todos lados, pero yo ya me lo sé de memoria.

Mi sitio en clase ocupa un poco más que el del resto.

Tengo una estantería sólo para mis libros y cuadernos,

y una mesa más donde está mi máquina Perkins para escribir en braille.

La profesora habla en inglés

-Ayudo a Alba a buscar la página. Algunas veces, no siempre,

que soy autosuficiente.

-Ella me ayuda por ejemplo en inglés,

cuando yo no sé una palabra, pues se la pregunto a ella.

Y si ella tampoco la sabe pues se la preguntamos a la profe.

Alba es una niña con muchísimas cualidades,

y trabaja muy bien en todo lo que haga.

Luego, evidentemente, tiene sus dificultades como todos los niños,

pero es muy muy buena en todo lo que tiene que ver

en el ámbito oral. Se ha adaptado mucho

lo que es la clase, ¿vale? La clase está llena de luz,

ella tiene sus espacios para trabajar

-Alba, vamos preparando la hoja del dictado.

Sí, estoy casi lista. -De acuerdo.

El quebrantahuesos,...

en todas las montañas del sur de Europa...

Yo creo que los compañeros ya se han adaptado.

Yo creo que la máquina Perkins lo ven como un ruido más de la clase.

-Y de vibraciones de mesa. Sí, también.

Trabaja muy bien de forma individual y al ritmo de la clase,

que eso es importante. Con Alba lo que hacemos,

si yo tengo que escribir algo en la pizarra,

y ella lógicamente no lo ve, verbalizo siempre, siempre, siempre.

Leemos lo que escribimos... todos los profes.

-Fenomenal. Muy bien, Alba.

Dorado se escribe con una sola erre.

Muy bien. Siguiente.

Estoy en el cole desde muy pequeñita y ya me conozco el espacio

y ya me muevo muy bien.

Mi asignatura preferida es el recreo. Ojalá pusieran nota,

sacaría un sobresaliente.

-En el recreo solemos jugar a polis y cacos,

y ayudamos a Alba dándole la mano, pero ella también pilla

bastante gente.

-En el colegio son todos bastante feos...

-Y muy chulitos. -Sí, sí.

-Quizás demasiado. Algunos son un poco más majos.

Se creen tan guays que se pasan... de chulitos.

No quiero tener un novio porque...

quiero centrarme primero en los estudios.

Dice mi madre que mejor con los pies en la tierra.

Que cada cosa a su debido tiempo y en su debido lugar.

-Bueno, Alba, ¿vamos a hacer los deberes, cariño?

-¿Qué tienes que hacer? El ejercicio tres.

-Pues venga, empezamos, a ver qué tal.

-Ce o con doble ce. Muy bien.

-¿Por dónde vas? Elección

¿Con qué lo has puesto? Voy a ponerlo con dos ces.

-Con dos ces. Vale.

-¿Cuál es? Ácido.

¡Bien, terminé! -Muy bien.

-Vale, pues dámelo, que lo quiero iluminar yo para Gema.

-Nosotros llamamos iluminar a todo lo que escribe ella en braille

nosotros se lo ponemos a la profesora en tinta, ¿vale?

Si Alba comete un error, yo se lo voy a dar con error

la profesora, para que vea los fallos.

-Protección, Alba, no has puesto una ce; has puesto una d y una ce.

¿Me lo cambias? -No te lo puedo cambiar, Alba.

Sabes que yo a Gema hay que mandárselo como lo tenemos.

Ya, pero que no me borren un punto. -Ya, cariño,

pero tienes que tener cuidado. Yo te lo voy a dejar así.

-Lo tienes todo bien, ¿vale cariño? Vale.

¿Puedo llamar a Gema? -¿Quieres llamar a Gema?

-Vale, cariño. Ábrelo, que ya... Espérate, mejor parada

que no me da la luz.

―Os dejo un poquito a solas ¿vale? Venga, hasta luego.

Acabo de terminar los deberes.

-Ah, pues yo los he terminado en el cole.

¿Al final qué te vas a poner en la fiesta de Halloween?

-No sé. Un disfraz, pero aún no sé.

Es que tengo muchos y no sé cuál elegir.

-¿Tú de qué te lo has comprado? Yo, de bruja.

Pero vamos a ir la mitad del vecindario, ¿eh?

Bueno, te dejo. Hasta mañana en el cole.

¿De qué es la galleta? -Esa.

¿De chocolate? -Blanco.

-Chicos, ¿qué pasa? ¿Estáis merendando?

-¿Estáis merendando? Qué bueno. Oye, una cosita.

¿Sabes dónde vamos mañana, Dawit? -¿A la piscina?

-No, a Madrid. ¿Sabes a qué vamos a ir a Madrid?

-A un museo.

¿Sabes para qué? Para pintar con niños

como Dawit. ¿Tú quieres ir?

¿A ti te gusta mucho pintar?

-Dawit, tú sabes que cuando estemos en Madrid vamos a dibujar mucho.

Vamos a hacer cuadros, vamos a pintar...

la casa de Bru. -¿A ti te gusta Madrid, Dawit?

¿Te gusta Madrid? Mira a papá, mira a papá.

¿Te gusta Madrid? Es una ciudad muy grande, muy grande.

-Y con muchas luces. Sí.

Y un cuadro. -Vamos a pintar un cuadro.

-Nos vamos a Madrid. Nos han elegido entre muchas familias

para ir a un museo y dibujar con otros niños como Dawit.

Está chulísimo, porque podremos contactar con niños de Nueva York.

Este viaje va a ser una pasada. ¡Madrid, allá vamos!

Es la primera vez que no voy a un museo a mirar cuadros.

Hoy los pintamos nosotros.

Mis hijos Pilar, Lorenzo y Ángel.

-Ellos son Marcos y Dawit.

-Claro, es que estamos en un museo y entonces hay que hacer poco ruido.

Bueno, este proyecto se llama el "Power parents".

El objetivo es digamos que crear herramientas y recursos

para los padres de niños y niñas con TEA.

-Se le ha pedido a los niños que dibujen algo en concreto

sobre el museo para introducirlos, estimularlos un poco

en el tema de lo que es la pintura.

Y ahora todos estos dibujos se van a colgar ahí en un panel,

y cada mes todos los dibujos que hacen los niños

se van a enviar al museo Queens de Nueva York,

y los niños de Nueva York enviarán sus trabajos para aquí.

-Todo lo que se haga, cualquier proyecto que se inicie

a través del arte, pues yo creo que es muy positivo para ellos.

He ayudado a dibujar a Dawit,

he ido con él a dar una vuelta por el museo,

le he dicho muchas cosas, le he enseñado los cuadros del museo.

Me ha hecho mucha ilusión venir aquí, a Madrid,

porque podía conocer niños nuevos, podía relacionarme

y así viajaba un poco. -¿Tú quieres volver a venir aquí?,

¿a dibujar? -Un gusanito.

Mira, un gusanito. ¿Cómo se llama esta ciudad?

Ma... -Madrid.

Madrid, muy bien.

Lo mejor de esta aventura juntos es que hemos aprendido

que con nuestros dibujos podemos llegar a cualquier lugar del mundo.

-Vamos a empezar la clase, Alba. Tenemos nuestro Yaus arrancado,

y ahora para coger nuestros apuntes nos vamos a nuestro Word,

que tú te acuerdas cómo era. Sí.

-¿Cómo? Control, Alt, W.

-¿Para poner negrita qué ponemos? Control ene.

-Correcto.

-Cuando vamos escribiendo, Yaus no nos dice e, ele, ese, u,

sino que nos lo dice en un tono más alto.

-E, ele, ¿por qué? Porque está en mayúsculas.

-Alba, con su Yaus... ella va escribiendo

y Yaus le va repitiendo, como ella lo tenga configurado,

carácter por carácter, palabra por palabra,

y ella controla en todo momento lo que está escribiendo.

Yo tengo ganas de aprender Yaus, usar internet

para meterme en el correo o en el Skype,

para hablar con mis amigas de clase. Una pregunta:

¿Hasta cuándo voy a tener que estar haciendo Yaus?

-Pues hasta que yo estime que dominas bien, no solamente Yaus,

tienes que terminar... Los niños de tu clase

van a saber manejarse perfectamente en internet,

van a saber manejarse perfectamente en el correo.

Tú has de saberlo hacer igual que tus compañeros videntes, Alba.

Exactamente igual. ―Vale.

A todas nos flipa Halloween, sobre todo a Erika y a mí,

que nos disfrazamos todo el rato aunque sea marzo.

-Bueno, ¿qué? ¿Preparamos la fiesta de Halloween?

-A ver, mira Lorena.

-Este para Lorena. El traje de bruja de Alba.

Yo te lo quito, ¿vale?

-El rabito de Lorena.

-Mira, otro traje de bruja para Gema.

Cuando vengo a casa de Alba jugamos a muchas cosas.

Nos disfrazamos, jugamos en la tablet,

jugamos con las nancys, con los usu pets...

-Nos ponemos a hacer pulseras. El juego favorito de Alba

es jugar a la tablet. -Hacer pulseras.

-Jugar a la tablet. -Y el mío... hacer pulseras.

¡Oh, bueno! ¿el tuyo es hacer pulseras y el mío no?

Erika y yo siempre vamos de campamento juntas en verano

una semana. Libertad; no hay padres...

Bueno, hay 13 monitores para 30 niños. Es guay.

-Son muy majos todos. -Bueeeno...

La mayoría. -Hay un monitor que se llama Isma

que le llamamos Caillou porque es...

así calvete y bajito. Nos hemos inventado una canción.

Con casi 30 añitos envejezco muy despacito

y voy enseñando... soy Iiiiiisma.

-Hola, buenas noches, Alba. ¿Qué tal?

-¿Qué tal en el cole hoy? Bien.

-¿Qué quieres, te voy a leer el cuento?

El libro, papá, el libro. ―Vale Alba, el libro,

que ya vas siendo muy mayor. Todas las noches

a Alba le leo un capítulo,

parte de un libro. Si no ella no se va a gusto a la cama.

-Llegan los feriantes.

El primer día que pasaron todos juntos fue maravilloso.

-¿Qué tal, cariño? ¿Ya se ha dormido? Ya se ha dormido.

-¿Crees que todavía hay que contarle cuentos, con casi 12 años ya?

-A Alba no le quitas el libro ni queriendo.

-Mira qué me ha dicho cuando íbamos al cole.

Que quiere un móvil. -Todos sus amigos quieren móvil.

Se está haciendo mayor y quiere lo típico,

que si todos los niños llevan móvil pues yo quiero móvil.

-Ella te dice que tiene sus amigas, que tienen un grupo de whatsapp...

Alba, pero cuando quieres hablar con whatsapp no tienes problema.

Dime lo que quieres que te escriba, yo te lo escribo.

Que ya son a años camino de 12. -Ya. Se está haciendo mayor la pobre.

Nos hemos quedado sin niña. -Nosotros viejos, ¿no?

Si me gusta una cosa yo me apunto. Que me cogen, perfecto,

que no, pues bueno, ya será la próxima vez.

-Bien, y los pequeñitos aquí. Tú, aquí en medio.

Empecé a cantar cuando era muy pequeñita,

cantaba en casa. Me apunté, hice las pruebas

y al final me cogieron.

¿La primera estrofa el grupo pequeño y la segunda estrofa todos juntos?

-No, cantamos dos veces la primera estrofa

y dos veces de la misma manera.

Grupo pequeño, grupo grande, grupo pequeño, grupo grande.

-Las entradas se las da el compañero o la compañera que esté a su lado

con un apretón de mano, entonces ella sabe que realmente

tiene que empezar a cantar.

-Todos los niños es verdad que aprenden partituras de memoria,

ella a veces repasa un poquito más.

Canta igual que el resto de compañeros del coro,

o sea, en la escolanía cantan todo el grupo de niños igual.

-Ella quería eso. Yo, lo que ella me pida.

El año pasado pidió manualidades, yo me apunté con ella a manualidades

para que ella hiciese manualidades.

Nunca voy a olvidar nuestra visita a esta gran ciudad,

con tanta gente y tantas cosas nuevas.

Pues a mí me encanta.

Mira, esto es Madrid. Es como Nueva York.

Hay una ciudad que se llama Nueva York que es más grande,

y hay muchos niños como tú que vienen aquí.

Mira hacia arriba. Mira, mira la catedral ahí.

A ver, busca la Luna, dónde está la Luna.

No, no está. ¿De qué color son las luces de los coches?

-Azul. Desde aquí arriba

me imagino todos los lugares que nos quedan por conocer.

Un montón de aventuras que viviremos juntos.

¿Y os cuento cuál es el super poder más fuerte de mi hermano?

Que cuando está a mi lado yo me hago mucho más fuerte.

Al lado de Dawit soy invencible.

Todos:¿Truco o trato? -¡Truco!

Todos:¿Truco o trato?

-Alba no tiene problema, vamos, no ha tenido problema nunca;

siempre entabla conversación con alguien,

juega con niños que no conoce de nada, incluso en el parque.

Disfraces, caramelos, amigos y fiesta.

¿A quién no le gusta Halloween?

Yo le diría a un niño como yo que todos somos iguales,

así que no tendría ningún problema.

Yo soy una niña muy feliz.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 2

Tengo once años - Programa 2

19 ene 2014

El capítulo 2 de "Tengo Once Años" nos acerca a la vida cotidiana de Marcos Y Alba. Por distintos motivos los dos tienen un contacto directo con la discapacidad. Marcos porque convive con su hermano Dawit, que tiene TEA, y Alba padece una discapacidad visual del 1 por ciento.

ver más sobre "Tengo once años - Programa 2" ver menos sobre "Tengo once años - Programa 2"

Los últimos 6 programas de Tengo once años

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 6 Completo 29:54 21% 16 feb 2014
    Programa 6 16 feb 2014 Cristina tiene 11 años, vive en Colmenar Viejo y lo que más le gusta es jugar al fútbol. Su jugador favorito es Diego Costa. Su madre, Loli, tiene una discapacidad intelectual. Pablo tiene 11 años y vive en Godel...
  • Programa 5 Completo 30:02 12% 09 feb 2014
    Programa 5 09 feb 2014 Judith tiene once años y vive en Tarragona, lo que más le gusta son los cómics japoneses. Su padre tiene una enfermedad mental. Carolina tiene once años y vive en Pozuelo, Madrid. Su padre tiene una discapacidad ...
  • Programa 4 Completo 30:07 34% 02 feb 2014
    Programa 4 02 feb 2014 Laura tiene once años, vive en Madrid con su padre y su madre; su padre tiene un discapacidad que le limita un brazo.María tiene once años , vive también en Madrid, María tiene síndrome de Down,sus padres tienen ...
  • Programa 3 Completo 29:24 33% 26 ene 2014
    Programa 3 26 ene 2014 Carmen tiene once años y vive en Alicante donde disfruta de su mayor pasión, el atletismo. Mientras ella entrena su hermano mellizo Arnau, compite en boccia, un deporte paralímpico. Nos trasladamos a Galapagar pa...
  • Programa 2 Completo 30:09 44% 19 ene 2014
    Programa 2 19 ene 2014 El capítulo 2 de "Tengo Once Años" nos acerca a la vida cotidiana de Marcos Y Alba. Por distintos motivos los dos tienen un contacto directo con la discapacidad. Marcos porque convive con su hermano Dawit, que t...
  • Programa 1 Completo 30:01 55% 12 ene 2014
    Programa 1 12 ene 2014 Conoceremos las vidas de Angela e Isabel, ambas tienen once años y conviven de manera directa con situaciones de discapacidad. A través de nuestras protagonistas viviremos con naturalidad sus limitacionnes, y nos...