Tengo once años La 2

Tengo once años

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
2304012
Tengo once años - Programa 1  - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Cada día me siento más independiente.

Qué rabia, ¿no? Que no nos hayan puesto en la misma clase...

Sí, se hace un poco raro no oírte hablar.

Les estoy preparando una fiesta sorpresa a mamá y a Candela.

¿Para su cumple?

¿Quieres que te ayude a algo?

No, yo me apaño sola.

Corre, que nos vamos ahora al picnic. ¿Quieres ir a comer al campo?

Siempre que podemos, mamá propone cosas para hacer con Sara.

Es muy divertido estar todas juntas.

A mí lo que más me gusta del mundo es ver a mi hermana Sara sonreír.

Esta es mi familia,

estos son mis padres, Fernando y María Jesús,

aunque mis hermanas y yo les llamamos papá y mamá.

Mi padre trabaja mucho y por eso no suele estar en casa.

Esta es mi hermana Rebeca. Es la mayor.

Esta es Esmeralda, la segunda.

Mi perro Toby, mi gato.

Esta es Sara, mi hermana pequeña, y esta soy yo.

Me llamo Ángela, vivo en Toledo y tengo once.

Mi hermana Sara tiene una discapacidad.

Sara no sabe cómo suenan los coches...

Dile: adiós

...Ni cuando Toby ladra...

...Ni las personas al hablar...

Sara nació prematura,

y luego ella nació con una microcefalia,

y por esa microcefalia tiene problemas de visión y de audición.

Mi padre quería llevar unos juguetes a unos niños,

y ahí nos encontramos a Sara,

y ahí nos dijeron que iban a cerrar el centro.

Y al llegar a casa yo no podía parar de pensar en ella.

Dije: ¿Qué te parece si nosotros la solicitamos a la Junta?

Y él me dijo: “Bueno, lo que tú quieras”

Dije: “No, tiene que ser de los dos. En familia. Todos juntos.

Y así fue”.

¿Esto qué es? ¡Un coche verde, sí, muy bien!

Hola mamá: Te escribo para darte las gracias

por cuidar siempre de nosotras,

por estar siempre pendiente de nuestras cosas

y por ayudarnos siempre que puedes.

-¿Me pones el pichi?

Sí. Dame un abrazo. ¿Vamos a ponerte el pichi?

- Sí.

¡Chicas, vamos, que llegamos tarde!

Isabel como hija es una niña estupenda.

Cuando iba a cumplir tres años se puso una noche malita.

En el hospital en principio no sabían lo que le pasaba,

hasta que ya la diagnosticaron el síndrome de Steven Johnson.

Y a raíz de eso, Isabel se quedó ciega.

Venga, iros sentando, por favor.

¿Qué te pasa, tienes sueño? No

Candela e Isabel. A ver, las servilletas.

Yo pedí a Candela básicamente diciendo: Quiero una hermanita,

quiero una hermanita, quiero una hermanita.

A los Reyes siempre les pedía una hermana.

Y mi madre me decía que no,

que los Reyes no traían ni niños ni animales.

Isabel hija, si quieres ve dándole a tu hermana,

que voy a ir haciendo las camas, ¿vale?

Cuando venían los Reyes o Papá Noel, se levantaba y tocaba el sofá.

Y yo decía: “¿Pero qué haces?”

“Pues ir a ver si me han dejado una hermana”.

“No te la van a dejar”.

“Sí, porque si deseas algo con mucha fuerza, se cumple”.

El día que se enteró de que nació su hermana y el día que la pudo coger,

siempre dice ella que fue de los días más felices de su vida.

Y nada, Candela al final fue un regalo,

porque nació el mismo día de mi cumpleaños,

o sea que ella y yo hacemos los años el mismo día.

Me llamo Isabel, vivo en Madrid,

tengo una discapacidad visual y tengo once.

Educación física y lengua, vale. Pero las mates es que son un rollo.

Entonces, para que no me cuesten tanto las ecuaciones, pienso en Sara.

Porque para ella ir a clase es una fiesta.

María está pasando por aquí,

María está pasando por aquí.

Todos se transforman, la alegría viene, la tristeza va.

Mi función es favorecer la integración comunicativa de Sara

con el resto de sus compañeros

y con sus profesores y hacer visible la lengua de signos dentro del aula.

Sara viene a un colegio concertado, no es un colegio de adaptación,

pero todos los niños que han querido venir pues se les ha acogido

y desde siempre se les tiene un cuidado especial

para que el resto de sus compañeros les vean sus virtudes

y le valoren por lo que es y por lo que tiene.

Yo creo que la presencia de Sara enriquece el aula.

Yo creo que Sara les da una oportunidad a los demás niños

a que aprendan que somos diferentes pero iguales, es decir,

que ellos además lo ven con muchísima normalidad.

Ellos han integrado que a Sara, en lugar de hablarla con la boca,

la hablan con las manos,

porque ella utiliza otro sistema de comunicación

que es la lengua de signos.

¿Quién es esta? Es mamá ¿Quién es?

Anda, es Ángela. Les queremos mucho a la familia.

Ay, besitos a papá.

Aunque le han puesto un implante, ella oye.

Tampoco habla, pero ahora estamos aprendiendo el lenguaje de signos

para comunicarnos con ella.

Buenos días.

Empezamos hoy nuestra clase de lengua de signos.

Primero vamos a recordar nuestro signo de cada una.

Mi signo es Irene.

Mi signo, Rebeca. Mi signo, mamá.

MI signo, Ángela.

Bueno, pues hoy vamos a trabajar los colores, ¿vale?

Muy importante que nos acordemos

para luego en casa trabajarlo con Sara.

-Rojo

-Rojo -Amarillo

-Amarillo -Rosa

-Rosa

La familia es el primer entorno donde todos nos desarrollamos

y donde todos aprendemos

y por eso es fundamental

que la familia de Sara conozca su sistema de comunicación,

lo compara y la estimulen comunicativamente dentro de casa.

-Irene. -Dime

-El bocadillo, por ejemplo, cuando viene al cole.

-Estupendo, mira, lo hacemos: bocadillo.

- Bocadillo. No hace falta mover las manos, María Jesús.

Como si le estuviésemos sujetando.

-¿Y sándwich cómo has dicho? -Sandwich, así como en pinza.

-¿Cómo se dice patines?

-¿Vais a patinar? ¡Estupendo! Con el dedo meñique sólo. Patinar.

Es una familia especial, es una familia que adora a sus hijas

y hace todo el esfuerzo por adaptar todo lo que hacen dentro de casa

para que Sara se pueda incorporar.

-Sara, buenos días. Sara, nos vamos.

Sí, vamos. Me la llevo.

-Adiós Sara. Hasta luego, Ángela.

-Con cuidado. Cierra el horno.

Y mientras esperamos los 20 minutos ve a por la pizarra

y le explicas a Sara lo que aprendiste ayer en lengua de signos.

Vamos a colocarlo. Mira.

Ahora Ángela va a traer la pizarra.

Sí, para escribir.

Ángela está muy pendiente de Sara porque es quien más la entiende.

-¿Qué es esto, Sara?

Mira, le hacemos una carita. Sándwich. Muy bien.

¿Qué es eso, Sara? Un bocadillo. Bocadillo.

No sé si es porque son las dos pequeñas, porque duermen juntas,

porque juegan juntas.

Las otras son mayores y llevan ya otra vida.

Esto , tren. Tren, tren.

Muy bien.

El tren. Eso es.

-¿Y ya te sabes más o menos cómo ir al colegio?

-Sí.Bueno, se me ha olvidado un poco en verano.

Con un poco de ayuda creo que lo recordaría.

-¿Qué rabia, no, que no nos hayan puesto en la misma clase?

- Sí, la verdad es que se me hace raro no oírte hablar.

-Y a ti, que tú siempre estabas callada.

Isabel la conozco desde los tres años, desde que éramos pequeñitos,

y pues al principio ella no estaba ciega.

Faltó mucho al colegio,

teníamos una foto en el armario de todos los niños

y yo la veía siempre con los ojos abiertos

y cuando la miraba y veía que los tenía cerrados,

entonces me quedaba un poco sorprendido.

A veces me hace de rabiar, sobre todo cuando vamos al colegio,

porque yo voy bajando por mi calle y él se esconde para que no me vea,

va por detrás de mí, y cuando estoy a punto de llegar a donde quedamos,

me asusta.

Y como yo chillo, se ríe.

-Si cogiésemos un mapa de paralelos

y los pusiésemos encima de meridianos, tendríamos...

-A ver, Isabel, y de la Edad Antigua,

¿qué grandes imperios había, por ejemplo?

El Imperio Romano.

-Muy bien. ¿Y en la Edad Media?

A ver, Amin.

Desde este verano ha empezado a utilizar un ordenador,

que lo que ella va escribiendo se lo dice al oído

y así ella sabe que ha tecleado bien las teclas.

-Los geógrafos, para ubicarse.

Lo ponéis en forma de dibujo,

que después para estudiar es más fácil.

60 grados, 30 minutos, 15 segundos, y nos diría si está al norte o al sur.

En clase tengo una profesora de apoyo

que me ayuda con la parte visual de las asignaturas.

-Isabel, ¿y con los profesores qué tal?

-Bien, muy bien. -¿Muy bien?

-Tuvimos una reunión inicial con ellos,

un poco para explicarles qué método de trabajo tenían que llevar contigo,

que tenían que verbalizar mucho todo lo que hicieran,

y la verdad es que tenían una actitud estupenda.

-A ver, abrid un momento vuestro libro,

que veáis un ejemplo de cómo lo utilizan los geógrafos.

-¿Y lo que menos te gusta de la secundaria?

-Quizás que me pesa mucho la mochila.

-Y el madrugón de por las mañanas, ¿eh?

-Eso, el madrugón. El madrugón no me gusta nada.

-Hola -Hola

-¿Qué tal? -Bien

-¿Qué haces?

-Estudiar inglés -¿Qué tal?

-Bien -¿Bien, no? El inglés bien.

-Sí

Les estoy preparando una fiesta sorpresa a mamá y a Candela.

¿Para su cumple?

¿Y quieres que te ayude con algo? No, yo me apaño sola.

¿Sí?

Isabel es una niña muy activa.

Yo creo que tiene las cosas muy claras.

Siempre se va a encontrar con algún obstáculo, y, bueno,

hay que intentar salvar ese obstáculo.

Lo ha ido superando.

Ha ido yo creo que asimilándolo.

Hemos tenido, tanto ella como nosotros,

mucha ayuda por parte de todo el mundo:

el colegio, en la ONCE, los compañeros...

¿Y esto de búsqueda por voz qué será?

Si activas el micrófono quizás puedas buscarlo por voz, pero claro,

tendrás que tener también activado un micrófono.

Claro

Yo soy quizás un poquito gruñón con ella.

A veces quizás la exijo demasiado.

Intento que ella esté preparada para todo lo que le pueda venir.

En google no hace falta que lo pongas todo,

porque cuando tú vas escribiendo...

Ya, pero mira. Sí, pero mira.

Las nuevas tecnologías yo pienso que son fundamentales.

Es que les facilita la vida un montón y les da muchísima libertad.

Necesitamos que tenga libertad y que sea autónoma

para poder ser también un poquito más autónomos nosotros, ¿no?

-Parece un poco policía: detener complemento, detener complemento.

Cuadradito juega con sus amigos en...juega con sus amigos. Riiiing.

Es hora de entrar en la casa grande.

Pero Cuadradito no puede entrar, no es redondo como la puerta.

Mira, está cuadradito fuera, la puerta que es un círculo,

y todos sus amigos dentro.

Una de las cosas que me gustaría ser es escritora.

A mí me gusta mucho leer, me gusta mucho inventarme historias...

-Le va a doler a Cuadradito, ¿verdad?

Claro, si le cortas las esquinitas le duele.

Yo los cuentos, como no se los puedo leer porque no veo las letras,

pues muchas veces me invento historias

mezclando cosas que a ella le gustan.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

-Hola.

Buenos días, chicas ¿El desayuno, Ángela!

-Eh, eh, ahí voy yo.

-Nosotras tenemos que preparar el picnic.

Luego papá se reúne con nosotras más tarde.

Se ha levantado Ángela la primera, ¿verdad?

Luego a montar en un trenecito.

Mira lo que te dice Ángela. Luego en un trenecito a montar, sí.

Y Ángela se va con Sara a jugar cuando mi madre está ocupada,

o mi padre, o nosotras estamos haciendo la tarea,

pues se ponen a hacer puzles o a jugar al balón con el perro...

Tienen sus cosillas de hermanas como todas, pero luego se llevan bien,

no saben estar la una sin la otra.

Corre, que nos vamos ahora al picnic.

Sí.Sí, Ángela, mira lo que te dice Sara. Díselo a Ángela.

Di: que nos vamos.

-¿Quieres ir a comer al campo?

¿Quieres sándwich? ¿No? Que espere, me dice.

A mí lo que más me gusta es estar en familia con mis hermanas,

con mi hermana Sara, jugando, dando un paseo,

jugando a la pelota con Toby...

¡A revolcarse!

Vamos, menuda diferencia de estar en un hogar,

a tener un referente de su padre, su madre, sus hermanas y hermanos.

Esto es, pero no sólo para Sara, para todos los niños en general.

Yo de mayor quiero ser policía.

Me gusta correr, me gusta el deporte.

Lo de policía es porque me apetece ayudar a la gente,

así que voy a seguir entrenando para conseguirlo.

Y para ponerme en forma.

A mí me gustaría llevar a Sara al instituto

para que siga aprendiendo cosas.

Vámonos a dormir. Ay, cada día pesas más. Sí, venga a dormir.

Sara hace cuatro años era un poco tímida, muy pequeña, delgadita

y se le veía que no iba a avanzar,

pero ahora que se ha vuelto más cariñosa, más grande,

un poco más gordita, más sonriente,

pues ya vemos que está avanzando mucho.

-A dormir. Buenas noches. Adiós.

El bastón me ayuda a conocer el suelo por donde camino.

Y Cuqui me enseña a orientarme.

-Bueno, Isabel, vamos a acercarnos hasta la esquina

para escuchar el tráfico.

Mira, nos ponemos aquí,

me pongo detrás de ti para escuchar bien, ¿vale?

Vamos a dar la vuelta a la manzana.

La que tienes justo delante

ahora mismo esa calle es Doctor García Tapia.

Y la de la izquierda es la calle Oberón.

¿Qué diferencia hay entre una y otra?

A ver, vamos a escuchar un poquito la Calle García Tapia.

A ver si escuchas muchos coches o pocos coches.

-Muchos -Muchos coches

-¿Es una calle ancha o es una calle estrecha?

-Es una calle ancha

Lo que vamos a hacer es empezar a construir el espacio de su zona

de donde ella vive, de su entorno más próximo familiar

para que pueda como mínimo ir y volver sola al colegio.

Hasta encontrar el cambio de suelo que nos indicará el paso de peatones.

-Cambio

-Muy bien.

Bueno, pues ahora que se encuentra el cambio

vamos a ir a localizar el bordillo.

-Muy bien, Isabel.

-¿Notas diferencia entre esta calle Oberón y la calle García Tapia?

-Bastante

-Bastante.

A ver, ¿cuál?

-Que por aquí no pasan coches y por allí sí.

Mi vida es igual que la tuya,

sólo que yo me lo tengo que currar un poquito más.

La actitud de la familia de Isabel es de total colaboración.

Entonces, si yo no dejo que mi hija vaya cambiando, vaya evolucionando,

vaya poniendo en práctica todo lo que le voy enseñando,

a la larga le estoy limitando.

La familia de Isabel colabora mucho porque cuando yo establezco,

cuando yo cubro un objetivo, por ejemplo,

pues ya Isabel puede llegar hasta la esquina

o puede ir al centro comercial,

es que a la semana siguiente me dice su madre, me dice Mamen:

Cuqui, este fin de semana ya ha ido la niña y ha comprado el pan.

Es decir, que lo ponen en práctica inmediatamente.

-Mira, Christian, esta es Isabel. -Hola.

-Sí, a Christian sí que le conozco. -¿Sí que le conoces?

Dos besos, porque os acabáis de ver después del verano.

Isa es muy participativa.

Se apunta a un montón de cosas y, por que tengo entendido,

se le da todo bien, es decir, que cosa que hace, cosa que destaca.

Un equipo lanza

y los del equipo contrario tienen que escuchar por dónde va el balón

e intentar pararlo.

Muévelo para que veas cómo suena.

Como no puedes ver nada tienes que intentar escuchar por dónde va.

Siempre rodando por el suelo. No vale tirar por el aire.

Yo me apunto a un bombardeo, pero es que Pablo siempre viene conmigo,

y aunque a veces le pongo en un aprieto, lo pasamos en grande.

-Ay, qué pena.

Hay que poner los brazos más juntos y más duros.

Sí que hay un poco de diferencia

entre jugar con los compañeros de clase,

porque normalmente los que están aquí en el CRE

suelen tener un poco más de experiencia

y te lo suelen poner un poco más difícil.

Cuando me he puesto las gafas, no se pueden ver las cosas

y es un poco agobiante.

Es todo más difícil porque no ves nada y,

como en este deporte estás callado,

pues te sientes solo en medio de nada.

¿Cómo puedo decorar una tarta?

Cómo decorar una tarta con merengue Cómo decorar una tarta de cumpleaños

Hoy es un gran día: el cumpleaños de mis dos chicas.

Voy a regalar a mamá y a Candela algo especial y hecho por mí.

-Hola Jose. -Hola.

-¿Me das una bolsa de pastillas de chuche?

¿Cuánto es?

Tiene que salir a la calle.

Queríamos que ella empezase a conocer la zona,

hacer pequeños recados y poder moverse un poquito.

Estoy deseando sentir la ilusión de mi hermana Candela

y la emoción de mi madre cuando sepan que todo esto es para ellas.

Mira, papá

-Hombre, Sarita

Pues Sara es un torbellino, en líneas generales.

Muy inquieta, pero muy cariñosa, en dos palabras.

¿Al tren? Vamos

Si pudiera pedir tres deseos...

Que mi familia estuviera bien,

que desaparecieran los exámenes de matemáticas

y que mi hermana Sara siga haciéndome cosquillas

por las mañanas.

La llegada de Sara a la familia

ha supuesto un cambio radical en nuestra manera de vivir.

En las niñas les ha influido en que se implican más

y ya no ven la discapacidad como algo lejano,

sino que lo tienen en el día a día.

Y yo creo que, vamos,

gente me ha dicho que las ha visto que han madurado.

Lo que más me gusta del mundo es ver a mi hermana Sara sonreír.

Y ella es la que más juega con Sara.

Que si hace puzles, que si juega con el balón... de hecho,

los médicos nos dicen

que no hay mejor medicina que cariño, cariño y cariño.

Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz,

te deseamos todos, cumpleaños feliz...

-¡Bieeeen! ¡Bien! Gracias cariño

Voy a por los platos.

Ve a por los platos, sí, por fa.

-¿Puedes, Isabel? -¿Qué?

¿Puedes o te ayudo?

-Sí, sí, es que estaba buscando el plato de las princesas.

Yo de Isabel lo que espero el día de mañana es que ella sea muy feliz.

Me da igual que ella sea, como ella dice, fisioterapeuta,

cantante, escritora... Me da igual.

Yo sólo quiero que ella sea feliz y que disfrute de la vida

en lo posible.

-La ha hecho la tata.

La he hecho yo sola. Yo sola.

¿te ha gustado la tarta?

¿Quieres que otro día haga otra?

Muchas gracias, hija, de verdad.

Esperad, que tengo un regalo.

Un regalo para todos.

Un regalo para todos. A ver qué es.

Una carta.

Yo lo que espero de Isabel es que no se ponga límites

y que llegue lo más alto que ella pueda.

Mamá: Te escribo para darte las gracias

por cuidar siempre de nosotras,

por estar siempre pendiente de nuestras cosas

y por ayudarnos siempre que puedes.

A papá le doy las gracias por ayudarme siempre con la informática

y con las matemáticas.

También por cuidarnos.

A Candela quiero decirle

que me alegro mucho de que sea mi hermana

y que aunque a veces sea un poco traviesa la quiero mucho.

¡Ah! Felicidades.

Quiero imaginármela como siendo una buena persona.

Ahora sí que podemos comer tarta. Vamos a ver cómo está.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1

Tengo once años - Programa 1

12 ene 2014

Conoceremos las vidas de Angela e Isabel, ambas tienen once años y conviven de manera directa con situaciones de discapacidad. A través de nuestras protagonistas viviremos con naturalidad sus limitacionnes, y nos sorprenderán.

ver más sobre "Tengo once años - Programa 1" ver menos sobre "Tengo once años - Programa 1"

Los últimos 6 programas de Tengo once años

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 6 Completo 29:54 21% 16 feb 2014
    Programa 6 16 feb 2014 Cristina tiene 11 años, vive en Colmenar Viejo y lo que más le gusta es jugar al fútbol. Su jugador favorito es Diego Costa. Su madre, Loli, tiene una discapacidad intelectual. Pablo tiene 11 años y vive en Godel...
  • Programa 5 Completo 30:02 12% 09 feb 2014
    Programa 5 09 feb 2014 Judith tiene once años y vive en Tarragona, lo que más le gusta son los cómics japoneses. Su padre tiene una enfermedad mental. Carolina tiene once años y vive en Pozuelo, Madrid. Su padre tiene una discapacidad ...
  • Programa 4 Completo 30:07 34% 02 feb 2014
    Programa 4 02 feb 2014 Laura tiene once años, vive en Madrid con su padre y su madre; su padre tiene un discapacidad que le limita un brazo.María tiene once años , vive también en Madrid, María tiene síndrome de Down,sus padres tienen ...
  • Programa 3 Completo 29:24 33% 26 ene 2014
    Programa 3 26 ene 2014 Carmen tiene once años y vive en Alicante donde disfruta de su mayor pasión, el atletismo. Mientras ella entrena su hermano mellizo Arnau, compite en boccia, un deporte paralímpico. Nos trasladamos a Galapagar pa...
  • Programa 2 Completo 30:09 44% 19 ene 2014
    Programa 2 19 ene 2014 El capítulo 2 de "Tengo Once Años" nos acerca a la vida cotidiana de Marcos Y Alba. Por distintos motivos los dos tienen un contacto directo con la discapacidad. Marcos porque convive con su hermano Dawit, que t...
  • Programa 1 Completo 30:01 55% 12 ene 2014
    Programa 1 12 ene 2014 Conoceremos las vidas de Angela e Isabel, ambas tienen once años y conviven de manera directa con situaciones de discapacidad. A través de nuestras protagonistas viviremos con naturalidad sus limitacionnes, y nos...

Añadir comentario ↓

  1. maa

    Descubrí por casualidad este programa y me parece excepcional. Lo único que deberían darle más importancia en la programación y retransmitirlo en horario infantil en los canales para niños (aunque permanezca también en La 2). Es una pena que con lo educativo que resulta tengas que descubrilo por casualidad.

    18 feb 2014
  2. lola

    me parece una serie muy interesante eso de saber como viven los niños de mi edad

    11 feb 2014
  3. Fantine

    Es un trabajo televisivo precioso el que se ocupa de mostrarnos cómo la superación personal puede convertirse en el verdadero valor de la persona en una sociedad que sólo parece ocuparse de temas intrascendentes dejando a un lado lo único que realmente nos hace humanos. Un aplauso para RTVE por dar cabida a espacios de sensibilidad y modelos de aprendizaje para todos y un agradecimiento para la ONCE y todos cuantos se ocupan de hacer la vida más sencilla y justa a todos aquellos que lo tienen tan difícil.

    13 ene 2014
Recomendaciones de usuarios