Tendido cero La 2

Tendido cero

Sábado a las 14.00 horas

Presentado por: Federico Arnás, Belén Plaza, Javier Hurtado y Carlos Ruiz. Dirigido por: Federico Arnás

'Tendido Cero', fundado en Abril de 1986, es uno de los programas más veretanos y una referencia de la información taurina en todo el mundo. La actualidad, el campo bravo, otras caras de la Fiesta de los toros, la opinión y la información son sus soportes semanales enfocados para atraer tanto a aficionados como iniciados en La Tauromaquia.

Por esa razón hay numerosas secciones. La CrónicaA los toros de... Olé aquellas donde se recoge la actualidad desde distintos prismas. La parte más íntima y personal de los toreros tiene su apartado en De Perfil. Las ganaderías se asoman en "De Campo". El pasado se recuerda en "De Memoria" y "Se vio en TC". Las imágenes más curisosas se muestran en "Instantes" y las más diverdidas en "La Lupa". El aficionado se manifiesta en "Lo que tú digas" y hasta hay un concurso bautizado como "Mano a Mano" donde los toreros demuestran sus conocimientos en cultura taurina. 

Los principales protagonistas pasan por el estudio del programa y la música juegan un papel fundamental para envolver la estética de la Tauromaquia. 

Tendido Cero está dirigido por un equipo de profesionales que conce en produndidad todos los secretos de este rito. Dirigido y presentado por Federico Arnás, que ya formó parte del equipo fundador, realizado por Miguel Ángel Esteve y bajo la producción de Raúl Vicente el equipo de redacción está compuesto por Belén PlazaJavier Hurtado y Carlos Ruíz que también hacen labores de presentacíón. Mar Esteve y Mario Bacho completan el equipo junto al resto de profesionales de Prado del Rey. 

Es el único programa de temática taurina que se emite todo el año y en los últimos meses ha aumentado su tiempo de duración que ronda los 50 minutos. 

Además de seguirse los sábados en la 2 a las 2 y en la página web de RTVE tiene una gran acogida en Canal Internacional. 

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4606869
No recomendado para menores de 7 años Tendido Cero - 19/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes.

Día a día, tarde a tarde,

Toro a toro, San Isidro cumple

su guion. En los últimos días ha ido mejorando

tras un tímido comienzo.

Se han visto actuaciones destacadas en los últimos días.

San Isidro va a ser el núcleo del programa de hoy.

Hay otras cuestiones. Belén, buenas tardes.

Buenas tardes, Federico.

El pasado fin de semana en los ojos estaban puestos

en Jerez, la vuelta de Morante de la Puebla.

Vuelta nueve meses después de que decidiera hacer

un parón en su carrera.

Además, es una plaza talismán para él.

Ha logrado ocho puertas grandes.

Ha cortado 28 orejas y dos rabos.

Las localidades estaban agotadas cuatro días antes.

Al final, el reencuentro con su legión de seguidores

no fue el deseado. Por el pobre juego de los toros,

que no le permitió un gran triunfo. Pero nadie quedó defraudado con él.

Era el protagonista de la feria de Jerez.

Y gran actuación de Roca Rey.

Y la corrida de rejones.

Al día siguiente, estuvo en Valladolid.

Allí estuvo Javier Hurtado.

Entramos de lleno en Madrid. Hay muchas cosas.

La feria sube la temperatura a la ambiental y la del ruedo.

Triunfos para los toreros con la corrida de Baltasar Ibán.

Desde el día 15, festividad de San Isidro.

Se han cortado un total de cinco orejas.

Una para Luis David Adame, de un gran toro

de Juan Pedro Domecq.

Y tres el miércoles.

Una corrida de Núñez del Cuvillo,

una para cada uno de los componentes de la terna.

Antonio Ferrera, José María Manzanares y Talavante,

que ha sido el sobresaliente.

Hizo la faena a un toro complicado. Luego, acometió a la muleta.

Luego, echándose en el ruedo a mitad del redondel.

También ha sido el primero que se colocó el cartel de no hay billetes.

La de ayer también.

Hablaremos de lo que pasó ayer. Vamos a tener un recuerdo

para el doctor Ramón Vila, que fallecía esta semana.

Médico de la Maestranza.

Y echaremos un vistazo a las ofertas culturales

relacionadas con los toros que hay esta semana.

Empezamos en San Isidro. Mismo punto donde lo dejamos hace siete días.

(Música)

(Aplausos)

La primera de las cuatro corridas de rejones

reunía a cuatro hombres en una convocatoria hispano-lusa.

Entre ellos, un miembro de una gran dinastía a caballos.

Dispuso de una sola opción.

Esbozó su concepto,

pero acabo en rematar la lidia a caballo y a pie.

Raúl Martín Burgos sigue fiel a su personalidad.

Respondieron a lo que les pidió el rejoneador. Aunque el rejón

de muerte fue deficiente,

los pañuelos se impusieron para conceder la primera oreja

de la feria. Ruíz Hernández tuvo que pulir las embestidas

del tercero. Con paciencia,

controló la situación hasta lidiar con los quiebros

del veterano artista.

Desacierto al matar.

El cuarto fue un Bohórquez bravo.

Mejor actuación de Joao Moura hijo en las Ventas.

Expresando un rejoneo de muchos quilates.

Se fundieron las tres voluntades de las que hablaba Ángel Peralta,

toro, caballo y hombre.

Podrían haber dado orejas. Una pena con el descabello.

Algo parecido le sucedió a Leonardo Hernández.

Formó alboroto con un buen toro de Bohórquez.

No acusó la lesión sufrida siete días antes en Baeza.

Clasicismo de un lado y espectacularidad

de otro fueron en fusión.

Rayó un gran nivel en la preparación y resolución de las suertes.

Mañana vuelve al coso madrileño en mano a mano Diego Ventura.

Logró que el toro brillara en banderillas.

Arriesgó y le puso carácter.

El primer rejón, de muerte. Por ello, cortó la oreja

en una tarde variada.

En los prolegómenos del primer domingo de feria

había aficionados que se detenían para observar el azulejo

de Iván Fandiño descubierto horas antes.

Para los tres toreros,

era su única presencia en San Isidro.

La última feria de Alberto Aguilar.

Regreso a Las Ventas de Flores.

El año pasado, al ser cogido solo pudo lidiar un toro.

Sensaciones diferentes.

Todo pasa por la cabeza.

Con la esperanza de que sea el último San Isidro,

pero no la última tarde.

Espero que no. Pero será el último San Isidro.

Mira, tenía uno de novillero, igual que esté. Lo he hecho igual.

Alberto Aguilar iba a recoger la justa ovación

de los que tienen memoria.

En esta ocasión, muchos.

Un toro de Baltasar Ibán.

En el segundo, empujó con fija bravura hasta derribar.

Toreo importante y no fácil. Pedía distancia y sometimiento por abajo.

Ese espacio se lo dio Aguilar.

Sobre todo, en las primeras series,

pero no se impuso al bravo porque el viento le limitó las acciones.

Silencio tras fallar con la espalda. Mientras salía, aplausos.

En cinco años han pasado muchas cosas. Estoy contento.

Responsabilizado. Estoy feliz de jugarme la vida.

Una plaza y un país fundamental en tus comienzos.

Es un poco regresar a tu primera etapa en la vida tan importante.

Claro, tuve la fortuna de hacerme aquí.

De empezar con caballos.

Quería hacerme matador de toros aquí y en Francia.

Volver a regresar a donde empezó todos, para mí, es maravilloso.

Sergio Flores se ha instalado en México como uno

de los toreros más capaces.

De ahí, la importancia de que Madrid refrendará su momento.

Repartió la fortuna a partes iguales.

Cada uno tuvo una baja aprovechable.

--baza

La de Flores fue la segunda.

Un Baltasar Ibán un poco bajo.

Hubo pleno dentro de un conjunto

de estocada que le valió saludar y una ovación.

El quinto entró bien en el caballo, pero sacó genio brusco

en el último tercio.

Muchos toreros, después de la alternativa, atraviesan un bache.

Bueno, con el paso del tiempo, te das cuenta. Ahora estamos aquí.

Es una oportunidad importante.

Ojalá hoy pueda dar un paso importante en mi carrera.

El año pasado salen consciente de Las Ventas. En esta ocasión,

era plenamente consciente de lo que se jugaba.

Su toro bueno fue el tercero,

con una nobleza que no admitió dudas.

Había que ponerse en el sitio.

Allí se colocó. La faena tuvo altibajos.

Lógico en un torero tan joven.

Sobresalieron dos series con la derecha y un natural

excelente. En todo momento,

citó con firmeza. Sin dudas ni pasos atrás.

El terreno cercano a chiqueros no era el más propicio.

En el sector opuesto, no terminaron de implicarse

con ella. La estocada fue muy buena.

Resultó fulminante. La oreja se pidió, pero fue protestada.

En el séptimo, el acero se llenó de dudas.

Razón para que cayera en los abismos.

La semana se abre con un lote de las Ramblas

con toros de exagerado tamaño.

La plaza empieza a perder el norte en cuanto a lo que se entiende

por trapío. Estampas como esta no se aplauden de salida.

Buena corrida para hacer campañas sobre las propiedades

de la carne del toro de lidia.

Salvo uno, los astados nos sacaron malas intenciones.

El primero de Juan del Álamo

lució virtudes. Embestía con la cara por arriba.

Lo recibió con buenas maneras.

Capote en mano. Sobresalió la apertura.

Recuperar terreno para lidiar le restó puntos.

Imponente aspecto, pero no como modelo a seguir

de lo que es un toro de lidia.

El mayor problema era meter semejante volumen en la muleta.

Si al ganador le faltaron cosas,

más carencias tuvo el lote de de José Garrido.

Terminaría su paso por Madrid con un toro feo.

Lo pasó mal.

El de las Ramblas no quiso saber nada del capote.

No hubo manera.

El toro daba grupas a sus hombres.

Uno no quería. Caso extremo y también inusual.

Extrañas reacciones.

El presidente se precipitó.

Pañuelo verde. Muchos aficionados protestaron no sin razón.

El otro capítulo sobre lo de José Cruz,

a pesar de lucir una presencia menos aparatosa

que los de las Ramblas, tuvieron precisión.

David Mora hizo un comienzo de faena primoroso.

Mora lo toreó vienen las primeras series por la derecha.

La faena perdió brújula. La espada restó.

Aunque la plaza de Las Ventas recoge los principales

actos culturales este mes en Madrid,

y otros lugares en la capital de España que recogen también

obra de distintos artistas inspirada en la tauromaquia.

Es el caso de Mariano Cobo. Es un artista plástico.

Ha trabajado casi todo.

Ha expuesto más de un centenar de obras de distinto signo.

Ha hecho exposición de mujeres.

Esculturas de mujeres.

También marinas, pero esta vez,

aprovechando que es muy aficionado

a los toros, ha hecho una obra nueva y exclusivamente taurina.

Estos grabados se pueden ver en una galería muy próxima

al hotel Wellington, donde se viste la mayoría de los toreros.

Otro de los puntos calientes es espacio del hotel Wellington.

No solo hemos visto la obra de Mariano Cobo,

también hemos visto su estudio.

Nos gusta escuchar a estos artistas hablar del toreo como fuente

de inspiración.

(Música)

La plaza de las Ventas es el lugar habitual donde

a lo largo de San Isidro

se suceden exposiciones en distintas a las culturales,

pero no es el único de Madrid.

Hay galerías de arte en la capital que, durante mayo,

ceden su espacio a artistas con obra de temática taurina.

Es el caso de Mariano Cobo, artista polifacético.

La versatilidad proviene de ejercitar el dibujo.

-Dibujar es la base fundamental para seguir avanzando.

Seguidamente, viene la pintura.

Luego, todo seguido.

Tengo muchas inquietudes por estar constantemente

investigando. Todos los materiales que caen en mis manos,

pues voy desarrollando todo lo que creo.

-Hizo sus primeras armas en la pintura en su Cantabria

natal pintando marinas.

Instalado en Madrid, siguió por otros derroteros,

pero sin olvidarse del mar.

-Hace unos años un amigo me invito a navegar.

Era un mes.

Me quede más tiempo.

-Lo singular es pintar cuadros desde un punto de vista elevado.

-Es complicado. Te lo tienes que inventar.

Como voy tanto a los toros y dio tantos toros, pues ya,

por anatomía, vas haciéndolo. Es algo diferente.

-Aunque ahora los drones facilitan la perspectiva aérea,

no es partidario de utilizar estas ventajas.

-Mi trabajo es figurativo y expresionista.

No es revista. Trabajo con mi sentimiento y mi visión.

Tampoco necesito esas máquinas maravillosas.

-Sus esculturas presentan la distorsión formal

propia del expresionismo.

Para conseguir da forma a una pieza escultórica

hay que pasar por el dibujo.

-Primero, debes dibujar lo que quieres.

Luego, desarrollarlo.

En este caso, con cartón fui trazando esa figura, construyéndola.

Una vez que tengo lo que quiero,

voy puliendo con escayola.

Tratando para dar forma.

Cuando tengo la forma, con un yunque, un martillo

y una cizalla, para doblar hierros y acoplarlos a cada forma.

Es totalmente manual.

-Además han de ejercitar la muñeca dibujando,

fue alumno de Venancio Blanco.

Sus obras son figuraciones expresionistas no abstractas.

Para pintar el toreo no se basa en fotografías.

Copia del natural cogiéndole el aire a un muletazos

a botepronto. Lo retiene en la mente. Pasado un tiempo,

lo formaliza.

-Tuve suerte de ser amigo de Miguel bienvenida.

Fui a muchas corridas de toros y tentaderos.

Le pido que pases. Y tomo apuntes.

-Tampoco perfila el rostro de las figuras.

Le gusta más la expresión corporal.

-Es más importante para mí, sobre todo, expresar el movimiento

del torero.

Ese lance con los capotes o la postura de la muleta.

Una silueta, cada uno se imagina el torero que quiera.

Ya lo cuenta un poco el pase.

Otra particularidad de su obra son unas obras muy especiales.

-Son sacar los capotes fuera del lienzo. Son óleos vivos.

Más que nada, son los capotes.

Cogen otra dimensión también.

Aunque hay algunos

que no lo son, pero lo parecen por la forma de trabajar.

Por las sombras y la fuerza que cogen.

-Siempre incluye murales, cuadros de grandes dimensiones.

Son los que más le gusta pintar.

-Pintar en grande no es igual que pintar en pequeño.

Cuando pintas en pequeño, está sentado y ves toda la composición.

En un cuadro grande, pues no lo puedes hacer así.

El trazo es más grande. Tienes que separarte y volver.

Es más difícil.

-Ha expuesto en más de un centenar de colecciones.

En esta oportunidad, ha querido que la heterogeneidad

de su obra tratará exclusivamente de la tauromaquia.

Estará expuesto al público en la galería David Bardía.

En las salas y galerías de arte,

está el influjo del afán artístico

que ha brotado del hombre a través de los siglos.

(Música)

A pesar de ser conocida

como la feria del caballo,

el año pasado en Jerez de la Frontera hubo festejo

de rejones después de muchos años.

La empresa de capacitado ya recuperado este festejo.

Un rejoneador reaparecía por un día. Otro iniciaba su temporada.

Otros se presentaba.

La reaparición de Fermín Bohórquez.

Volvía a los ruedos para actuar junto a Guillermo

Hermoso de Mendoza.

Acaban de llegar de México para hacer campaña europea.

Fue una de las mejores entradas de los últimos años.

El resultado fue triunfal.

Fermín Bohórquez, que desplegó ese rejoneo sobrio que tiene,

cortó una oreja a cada uno de los toros de su hierro que lidió.

Hermoso de Mendoza cortó 4 orejas.

Los caballos veteranos los montó su hijo.

Tiene cualidades y un amor propio para no dejarse ganar

la pelea.

Cortó dos orejas al último toro de la tarde.

Los tres caballeros salieron

a hombros.

Feliz reencuentro de los rejoneadores

y los caballos a la arena de Jerez.

Que le hacía ilusión que el día que torear a su hijo en Jerez,

pues también toreara yo.

Cuadra todo.

-Es una tarde muy especial y para mi familia.

Sobre todo, para Guillermo, que ha toreado 20 corridas

en México. Tiene mucho que madurar y aprender. También mucho

que disfrutar y sufrir.

Tiene corridas con responsabilidad y sitios importantes.

Va a tener que dar la cara y sentir la presión.

-Sensaciones muy buenas.

Cuando toreas dos corridas, pues como reaparecer,

pero han ido rodando las cosas bien. Me he encontrado a gusto.

Con ganas de hacer temporada aquí.

La distancia y puro el sentimiento.

(Música)

Iré yo con el viento.

Iré para el amanecer.

Iré con el viento.

Estoy cansado de cantar.

Voy a cantarle a lo que nunca le he cantado.

Voy a llorar, voy a reír,

voy a llorar.

No habrá tempestad.

(TARAREAN)

(Música)

Es lo que sucedía en la corrida de rejones de Jerez de la Frontera.

Al día siguiente había otro cartel bueno.

Roca Rey fue el triunfador absoluto en este cartel de figuras.

Cortó cuatro orejas y un rabo frente a un trofeo de El Juli.

Alejandro Talavante se fue de vacío.

También sorteó los dos mejores toros de esa corrida

de Núñez del Cuvillo.

Roca Rey regresaba a Jerez de la Frontera después

de su estreno en esta plaza el año pasado en el mano a mano

con Talavante.

Ratificó la imagen del año pasado. El público volvió a conquistarle.

Todo el mundo salió encantado con las hazañas de este toreo.

Fue el triunfador de la feria.

Vamos a ver cómo manejó las telas Roca Rey.

Se llenó la plaza en la primera corrida de la feria.

Reclamo de un cartel de figuras.

El Juli regresaba a Jerez.

No toreaba desde 2012.

Cortó cuatro orejas y un rabo a la corrida de Núñez

del Cuvillo.

No tuvo en la primera oreja de la tarde en un toro

de la misma divisa.

Por el pitón derecho toreo a saber en una faena

de inteligente planteamiento.

Fue suficiente para llevarse el trofeo.

Tuvo nobleza, pero le faltó entrega en el toreo.

La dilatada labor del madrileño no tuvo eco ni calado

para trascender al tendido. Además, falló con la espada.

(Aplausos)

No tuvo su tarde Alejandro Talavante.

Sorteó un toro de escasa fortaleza, lo templó con suavidad en el inicio,

aunque después desistió ante la insulsa embestida,

que no decía nada. Abrevió frente al segundo de su lote,

otro toro sin clase, fue una faena anodina. Nada tuvo que ver

con la actuación del pasado año en el triunfal mano a mano

que protagonizó junto a Andrés Roca Rey.

Precisamente fue Andrés Roca Rey quien se llevó la tarde.

Arrollador desde que pisó el ruedo, cortó cuatro orejas y un rabo

a los dos mejores toros de la corrida.

Apostó por el tercero, un noble en embestidas.

Puso la plaza como un hervidero.

Exprimió después con pasmosa seguridad las embestidas

del de Cubillo, que llegó cosidas a la muleta,

en un corrida muy templada.

Cortó dos orejas y estuvo bien con la espada.

El peruano fue fiel a su personalidad,

con un gran dominio de la escena no escatimó esfuerzos

para aprovechar al máximo las buenas condiciones de los dos toros.

Este sexto fue un ejemplar que tuvo calidad,

sobre todo con el pitón izquierdo, por donde se desplaza de largo

y la faena creció en intensidad y alcanzó su punto álgido.

Hubo tandas largas, templadas, con encaje y ligazón.

Después de una estocada al encuentro de efecto fulminante,

se le concedieron los máximos trofeos.

Fue una faena brindada, por cierto, a Andrés Calamaro.

Un gran defensor de la tauromaquia y gran amigo de los toros.

Se le ve por diferentes plazas de la geografía.

Al final de la jornada el público sale de la plaza

animado por esta figura,

quiere ocupar un lugar importante en el toreo.

(Aplausos)

El jueves fallecía en Sevilla uno de los hombres más conocidos

del mundo del toro.

No era ganadero ni torero, pero eran muy famoso sus quites,

basados en el conocimiento.

Hablamos de Ramón Vilas, el cirujano jefe de la Maestranza

durante 33 años.

Ahí empezó en el 65 colaborando y aprendiendo también de su padre,

Ramón Vila Arenas, un eminente afamado cirujano de la Maestranza.

Cogió la titularidad en el 78.

Desde entonces, ha estado pegado a la Maestranza.

Ha hecho grandes cosas por el mundo de la medicina taurina,

porque no tiene nada que ver las cornadas de los toros

con heridas producidas por otros tipos de accidentes o materiales

y don Ramón aumentó el número de sanitarios, de 5 a 12,

cambió la ubicación de la enfermería.

La trasladó a un sitio donde estuviese más cerca del ruedo,

las asistencias llegaban muy pronto con los heridos.

Se jubiló y ha seguido yendo a la Maestranza

por si su nuevo equipo quería contar con su colaboración

o podía ayudar en algo.

Le tocó vivir tragedias y dramas, no es lo mismo.

Algo que podía terminar en tragedia lo transformó en rama

y luego, en la salvación de unos cuantos toreros.

Su labor fue decisiva para salvar la vida de muchos toreros,

como de Pepe Luis Vargas. También la de Franco Cardeña.

También la de banderilleros como Luis Mariscal o Jesús Márquez.

Más recientemente, en 2004, la de un novillero,

que sufrió una gravísima cornada que le arrancó un tendón.

En la temporada del 92, las muertes de Soto Vargas y de Montoliu.

No se pudo hacer nada, los dos recibieron una cornada mortal

en el corazón, pero sus manos han sido decisivas

para salvar la vida de muchos toreros.

Le queremos dedicar un pequeño homenaje en "Tendido Cero",

que mejor que escuchar en distintos momentos a don Ramón Vila.

(Música)

Me hubiera gustado ser torero.

Lo que pasó es que su muy alto, tengo muchísimo miedo

y no me he puesto nunca delante de un toro.

Cuando era cirujano, vi que había una posibilidad de meterme

en el mundo taurino, que es lo que me gusta.

Ahí he volcado la enseñanza quirúrgica de mi vida profesional.

Esto era más pequeño entonces, era su ayudante.

Luego pasé a ser jefe de los servicios médicos de aquí.

Dentro de un año ha habido de todo, como comprenderás.

Hechos trágicos, las dos muertes, hasta hechos gloriosos,

toreros que salieron después de operar y cortar orejas a los toros.

Es una cosa que no encuentras en ningún servicio de urgencias

ni en traumatología.

No hay una herida igual a la del toro porque el animal es único.

Aunque tiene cuernos igual que otros animales, los mueve de otra manera.

Tiene una inteligencia el toro que no lo tienen los demás animales,

está hecho para esa función, en vestir.

Además, el torero es totalmente distinto a otro paciente.

Excepcionalmente hay una herida, suele haber más.

La de entrada y la de salida.

Para que me entiendan, cuanto más alto tire el toro al toro,

menos heridas le han producido.

Cuando sale a 3 m de altura y cae, es porque se le ha escapado.

Si le mete el pitón, el toro puede elevarlo tanto.

Le da la vuelta, ahí viene la gravedad.

Hay menos números de cornadas, los toreros están más preparados.

Cuando coge un toro sabe dónde coger.

Antes había pronósticos leves, ahora hay pronósticos graves o muygraves.

Desde que se produce la herida hasta que llega el torero aquí,

puede pasar casi un minuto.

Se asiste a un torero más rápido que a ningún otro herido en el mundo,

incluidas las guerras. Se asiste a pie de donde se produce la lesión.

Eso hace que ya tengamos un 50% ganado.

El cuerpo sufre, está estresado.

Cuando despierta está ya operado.

Eso hace que las heridas, que están sucias se limpien rápido.

Aquí se demuestra la capacidad del cirujano,

algo imprevisto, que te viene de pronto y tienes que demostrar

que eres la persona que llevas dentro, la celeridad,

saber que tienes qué hacer o no hacer. Eso es la buena cirugía.

Se recuperan muy pronto.

Tienen una mente excepcional, cobran mucho,

pero incluso los subalternos, los que cobran poco.

Sin embargo, psíquicamente les duran mucho más.

Llevan una cicatriz mental porque les cuesta mucho trabajo

volverse a poner el sitio en el que le dio la cornada.

Que los entiendan, que los comprendan en su psicología,

que lo saben en su idioma. Que sepan si el toro es así o asá.

Eso es lo que pido. Esa es la concreta que piden los toreros.

Esa es la verdadera base del toreo, es un arte, pero hay muchos.

No tiene ese grado de morbo, de inquietud,

donde pasas la gloria a la tragedia.

Pasas de estar diciendo "qué maravilla", y de buenas a primeras,

está con una cornada el torero. Eso es lo que le hace especial al toreo.

(Música)

Precisamente el jueves se guardará un minuto de silencio

en la plaza de las Ventas en recuerdo de él. Descanse en paz.

Vamos a volver para contarles lo que sucedió entre el martes y el jueves,

muchas cosas realmente importantes.

Toros muy destacados, un encierro muy completo,

unas faenas destacadas.

Dentro de unos días donde todas las jornadas nos dejó algunos titulares

realmente importantes.

Vamos a recuperar las fiestas de San Isidro en nuestro análisis

en el día del santo patrón de Madrid, San Isidro.

¿Qué quieres que te diga? De Madrid al cielo.

¡Vivan los madriles!

Viva Madrid.

El día del patrón, día de San Isidro.

Una corrida del puerto de San Lorenzo.

Cuatro toros realmente notables, los dos,

precisamente que menos sirvieron fuero claramente...

El otro se movió sin mucho ritmo.

Destacó el fandi en los tercios de banderillas.

Allí escuchó los aplausos de la tarde.

Sus faenas luego se silenciaron.

Ese es un par que puso Vicente Osuna.

El lote de Alberto López Simón fue bastante potable.

Bastantes posibilidades los dos toros.

Tuvo sus momentos, pero no cogieron vuelo.

Sí, no pasó del trasteo,

pero no consiguió una estructura consistente.

Al sexto toro de la tarde lo toreó muy bien.

El toro también se quedó muy apurado después.

Además, cuando Alberto López Simón entró a matar se le echó encima

impulsado por un resorte.

No pudo cerrar una buena actuación esta vez en Madrid.

Vemos a Paco Ureña con uno de los mejores toros

hasta el momento de la feria, el segundo del Puerto San Lorenzo.

Un puerto importante. Habría mucho que decir de este toro.

Creo, Javier, que hubo cierta ansiedad en el torero.

Creo que era un toro muy idónea para el triunfo,

pero la faena, lo que dices, un poco de ansiosa,

querer redondearlo todo y, a lo mejor,

como suele decirse, por mucha precaución,

se parte uno las narices. Luego le falló la espada.

Hubiera cortado una oreja, por lo menos si no hubiese sido por eso.

Le cortó la oreja al quinto.

Para mí, aquí estuvo más centrado, la faena tuvo más estructura.

Luego el toreo no es tan rasgado, tanta conexión

con la plaza de Madrid de Paco Ureña.

Se pone en un sitio donde los toros embisten y dan.

Torea con dureza, con verdadera entrega,

se abandona en todo lo que hace.

Este toro, no siendo tan bueno como el otro,

a este lo cuajó, lo mató y cortó la oreja.

Le costó echarse derecho como una vela,

salió trompicado sin daños graves.

Estamos en la corrida del jueves.

Minuto de silencio, en recuerdo, de memoria del doctor don Ramón Vila.

Detalles, momentos. Pinceladas.

Sus toros no fueron los más apropiados.

Noble, humillado, pero falto de fuerza el primero.

Le costó pasar mucho a través de la muleta, definir.

No consumó una serie con prestancia.

El cuarto, igualmente flojo e inanimado.

Puso de su parte, pero no gastó más que unos minutos.

Luego falló con la espada.

Luego falló.

Román no terminó el lote de romper las telas

del torero valenciano, pero tampoco tuvo claridad de ideas.

Se lució en los lances del saludo

y consiguió algunos muletazos aceptables,

pero sin decir demasiado.

Tiro a puntear el engaño y las tantas de Román,

que se fueron sufriendo, carecen de nexo, de la unión que se prestaba.

El quinto tampoco se lució mucho.

Román había estado francamente bien con un toro de Fuente Ymbro

en la primera parte. Estamos con el sexto.

Dio la cara con él.

Podría haber cortado, una oreja con un parte banderillas

estamos viendo al torero.

También el toro salvaíllo fue un gran toro, gustó muchísimo.

La introducción a la lidia ganó puntos para él.

Después este inicio de faena, por estatuarios,

vemos cómo el toro repite las embestidas.

Se quedó quieto, como un poste.

Desde el primer momento de la faena sube la temperatura

y se veía que podía conseguir el triunfo.

Fue un toro, como decimos, muy bravo, muy importante,

pero también exigente. La colocación fue muy buena.

La faena tuvo ligazón, conexión, mensaje.

Sí, caló en el público.

Estuvo decidido, ardoroso por momentos y templado.

Llevó bien los pases. En los medios bien la media.

El viento permitía torear en los medios.

Esta actuación, junto con la del año pasado en la feria de San Sebastián

han sido las dos más importantes hasta el momento

de las campañas españolas para él de los toros.

Muy ajustadas, muy bien rematada la serie de bernardinas.

Estos muletazos. El pecho final.

En la estocada también estuvo acertado.

Aplaudido por derecho.

(Música)

Hemos introducido el Olé dentro de este bloque de San Isidro

para subrayar la importantísima tarde del 16 de mayo,

como todos los San Isidro, el minuto de silencio en memoria,

en recuerdo de Gallito.

La corrida es candidata a ser la mejor.

La corrida, prácticamente, en todos los capítulos

tuvo verdadero interés.

¿Quién ha dicho aquello de lo de abrir plaza es complicado?

La gente entró en la faena desde el primer muletazos.

Decimos muchas veces.

Parece una superstición, no les gusta abrir plaza,

pero con las fuerzas justas este toro,

no con una comitividad desbordante, pero tuvo clase estuvo

con el toro muy templado, toro con mucha torería,

con mucho gusto y entró en los ojos del público.

La espada clavada.

Luego, el cuarto iba a ser un toro con muy poca fuerza.

Prácticamente, sin detalle para él.

Esta primera oreja de la tarde la iba a cortar Antonio Ferrera

por una faena muy considerada por el público. Muy apreciada.

Hubo una importante muestra de escena.

Una buena finalización, todo hay que decirlo.

José Mari Manzanares estuvo muy hostigado toda la tarde

por un sector de la plaza.

En su primera faena tropezó bastante, no terminó de fluir,

pero en el quinto iba a cambiar.

Además de los lucientes muletazos, hizo por verónicas.

Salió tropezado por uno de los pitones, sin daño.

Con la muleta hizo una faena preciosista, elegante,

pomposa por momentos, de gran expresión corporal.

Los muletazos de pecho, enroscándose al toro hacia el lado contrario.

Solo dio una tanda con la mano izquierda. El toro lo evitó.

No parecía tan claro como con el pitón diestro.

Las faena de Manzanares, efectivamente,

tuvo esos más que conocidos, serias no muy largas,

pero con sus muletazos. Aquí, con la mano izquierda, pasa cerca.

La mano izquierda.

La espada, la contundencia habitual.

Tiene cogido el sitio. No se le escapa una.

José Mari Manzanares, estamos en el sexto de Alejandro Talavante.

Había rumor de puerta grande. Vamos a verla grandiosa faena que hizo.

Luego se vino un poco abajo.

Quizá tendría que haber dejado más hueco,

le hubiera pinchado la oreja si le hubiera pinchado.

Era un toro de puerta grande. Este, el que se esperaba.

Luego los otros hicieron las cosas muy bien.

Luego sube la temperatura de la faena.

El toro se vino a mitad de faena abajo y se fue todo al garete.

Vemos la extraordinaria faena, importantísima

de Alejandro Talavante al tercero. Muy encendido el toro.

El comienzo de la faena fue extraordinario.

Fulgurante.

El toro había estado huyendo, era muy manso, pero Talavante lo sujetó

en el inicio bajo el tendido 7, flexión de la pierna.

Continuó con el toro con el muletazo, casi protestando,

pero es lo que se llama "transmisión" en el argot

que es emoción en el toro.

Cuando se encuentra un torero frente a él y sabe canalizar

la emoción de las embestidas, está hecho.

Con la derecha, con la izquierda, fueron cumbres.

Observen por dónde saca los pitones el toro

y cómo nunca le engancha a Alejandro Talavante la muleta.

Cómo gira perfectamente sobre los talones.

Importantísima la actuación de Talavante,

fíjate si ha hecho faenas importantes en Madrid.

Esta entra en ese cuadro de honor entre las mejores.

Se le ve, en el rostro, si lo miramos, está relajado,

seguro de lo que hace, convencido de que al toro lo puede.

El valor natural que tiene.

Eso es valor natural, efectivamente.

Toda la faena, en los medios.

Tandas con la mano izquierda.

Ahí, molinete.

Los pases de pecho.

Una seguridad, como digo, aplastante. Dominadora.

El toro no dejaba de embestir.

Es un toro encastado.

Empezó manso y acabó bravo.

Muy exigente el toro y muy exigente la muleta de Talavante.

Esa suma de exigencias se tradujo en una emoción extraordinaria

en los tendidos.

Alejandro Talavante regresa el próximo miércoles

a la plaza de toros de las Ventas.

Quedó ligeramente atravesada la espada.

Así que no se le concedió las dos orejas.

Le dio el trofeo, toda la tarde sacó el pañuelo pronto.

Se lo había aprendido el reglamento estos días.

El pasado sábado en la plaza de las Ventas durante la corrida

mucha gente preguntaba que qué estaba pasando en Ferrer,

que que había hecho Morante. Pues algo similar.

Morante estaba Valladolid. Hemos estado esta semana.

Seré ha estado Belén.

Quiero saber con qué torero os habéis encontrado.

Nos encontramos con un Morante ilusionado,

ha puesto especial interés en que el escenario de su reaparición

fuera impecable.

Todo el mundo ha visto las fotos que ha circulado por ahí

con un testigo de excepción, como es Rafael de Paula

al propio Morante de la Puebla pintando las maderas

de la plaza de toros de Jerez.

Se ha ocupado de todo, ha supervisado

el estado del suelo de la plaza, ha subido los estribos,

ha cuidado hasta el más mínimo detalle.

Luego, cuando ha salido al reto, cuidó mucho la liturgia,

la puesta en escena, la imagen de torero decimonónico

con las pobladas patillas que lleva ahora.

El vestido está inspirado en el...

Un terno precioso, inspirado en un capote de Manolo Vázquez

que llevó el Domingo de Resurrección de la pasada feria de abril

de Sevilla en 2017.

En Jerez les vimos a Morante, a parte de lo que has dicho,

que no tuvo suerte con los toros, con su estilo,

que es un lenguaje propio.

Sugerente, original, de su quehacer le sacan siempre placeres estéticos.

Morante es un torero artístico, más que hablar de él,

habría que hablar de la gente.

En Valladolid vi a muchas personas de fuera,

de todos los sitios de España y de América.

Está moviendo al público, podemos decir a sus fans,

sus incondicionales, sus partidarios.

Es fenómeno de José Tomás, como va a recortar temporada,

la gente va a las plazas.

Hubo un lleno impresionante de Medelez.

Un regalo.

Esto no ha ocurrido en los últimos años,

pero este año, desde luego,...

También lo facilitan los medios de comunicación.

En Valladolid te plantas enseguida.

Hay que desplazarse y la gente que le siquee, muchos venían de Jerez.

Un momento bueno en ambas actuaciones.

En Jerez triunfo Padilla.

Al día siguiente, quien salió a hombros fue Manzanares.

(Música)

La plaza de Jerez resplandecía renovada para este festejo

en el que cuatro días antes se había colgado el cartel

de "no hay billetes" al reclamo de Morante de la Puebla.

Junto a Manzanares acompañaba a Juan José Padilla,

que se despedía en su tierra.

Mucha emoción desde Sanlúcar hasta Jerez.

Recordando tantas tardes de niño en esta plaza de toros,

tantas tardes de haber grandes corridas de toros tan importantes.

Hoy es una despedida con mucha ilusión.

Ojalá que sea para un buen recuerdo.

La clamorosa ovación a Juan José Padilla, última tarde en su tierra.

Morante no tuvo opción en la reaparición con un mal lote,

de todas formas, no defraudó al público que acudió a verle.

Fue una tarde de chispazos, de genialidad propia

del torero de la Puebla.

Pero bueno, abrió con un primer toro que fue descastado,

sin chispa, sin fuelle.

Luego, con este segundo tuvo la parte más buena, más inspirada,

pero no pudo ser una obra redonda por el poco material que tenía.

Había pintado más los días anteriores.

Fíjate cómo estaba la plaza por el mimo,

los cuidados que puso Juan Antonio Morante, incluso brocha en mano.

Una corrida bastante justa de presentación.

Tampoco sirvió el lote de Manzanares.

Fue un toro muy incómodo, era el sexto,

le cortó una oreja por una faena con una buena estructura,

estuvo marcada, sobre todo, por la elegancia del alicantino,

pero tampoco llegó la faena a explosiónar ni a llegar al público.

Lo remató con una estocada excepcional, eso sí.

Solo la estocada valió el trofeo que cortó en alicantino en Jerez.

Cerraba la tarde. El protagonismo iba a ser para Juan José Padilla.

Sorteó de los mejores ejemplares de la corrida.

De alguna manera quisieron sumarse a la despedida de Juan José Padilla.

Le vemos con el primer toro.

Le cortó una oreja. Este es el segundo de la tarde suyo.

Fue donde sacó todo su repertorio, variadísimo.

Con el capote, con las banderillas, extraordinario brindis,

muy emotivo, que hizo para sus padres en una tarde

muy especial para ellos.

Es el segundo brindis que os hago en casa.

El primero fue en mi primera corrida, más quiero.

El segundo brindis que les hacía en toda su carrera.

El primero ha sido con el primer becerro que lidió,

muy bonito el brindis.

El homenaje a sus padres, a todos los jerezanos

por la tauromaquia sin complejos.

Le vemos con el cuarto toro de la tarde, tuvo calidad,

clase hasta que terminó rajado.

Mientras duró, le explotó Juan José Padilla

con todo su repertorio.

Sacó toda su personalidad, arroyó en Ferrer,

no se dejó nada en el tintero. Al final, las tres orejas que cortó.

El triunfo y el cariño que le dedicó el público en la despedida.

Dentro del calendario de la despedida, la tarde de Jerez

era muy especial para Padilla.

Al de siguiente en Valladolid, una corrida de Núñez del Cuvillo,

la ganadería cambió de representante.

A Álvaro Núñez le ha sustituido su sobrino Álvaro de la Campa.

Venía ya un poco rodada la primera parte.

Para cuando llegué fue una noticia poco repentina.

Las firmas estaban hechas y el principio de la temporada

un poco enfocado.

Vamos A Madrid esta tarde, a Valladolid vamos en septiembre.

Muchas tardes que poco a poco iremos viendo cómo vamos encajando

los toros y hasta dónde podemos llegar.

Antes, trabajando con mi abuelo y mi tío no he estado propiamente dicho.

Yo he estado estudiando cinco años en la universidad

y un año en el extranjero. Tampoco es que me haya sobrado tiempo.

Lo que se conoce de caso, una cosa que si primero ha encantado,

el trato con los animales, caballos, toros,...

Echar una mano con el capote, ligazón a la ganadería,

es un salto enorme, pero tendré que ir estudiando.

Iremos encajando poco a poco.

Es una gran estrella su ganadería.

José Antonio Morante de la Puebla,

ahí le vemos con Domínguez, magnífico.

Morante de la Puebla, Manzanares y Talavante

con los toros de Núñez del Cuvillo.

Mucho público. La corrida no salió como hubiera sido deseado.

Baja casta y escasez de fuerzas.

Y poca presencia también.

También. Talavante no dio para objetivos muy loables.

Sus dos líneas fueron parcialmente débiles.

Lo mejor, la primera parte de sus actuaciones.

Intensa iniciación del trasteo.

Luego una serie de muletazos por el pitón derecho. Hasta ahí.

Después de lo que hemos visto antes en Jerez,

parece que estaba más pendiente y concentrado en Madrid.

Estuvo aislado tanto en Jerez como en Valladolid.

Después negó la explosión en las Ventas.

Creo que lo de Madrid ha supuesto un punto de inflexión

en el trayecto de la temporada de Talavante.

Lo que se esperaba en Valladolid era Morante.

Era su segunda actuación esta temporada,

la meta terminará en San Miguel, en Sevilla.

Un poco más de opciones que en Jerez.

Fue ingobernable, pero con este se vio un Morante distinto.

Molestó el viento y a este toro lo cerró.

Consiguió una serie de muletazos por el pitón derecho.

Salió fugitivo, como pájaro.

Hubo estallidos de admiración y los mis visviseos de la gente,

entusiasmada con su toreo.

Le iban a conceder las orejas.

Ninguno de los dos días, ni en Jerez ni Valladolid

ha roto un toro al completo para ir más allá de los detalles,

de los momentos fugaces.

Metió la espada hasta el pomo. Efectivamente, una oreja.

Cortó dos orejas, una de cada toro.

El primero era muy callizo, muy frágil de remos.

También, el consiguiente viento molesto.

Vemos un par de banderillas.

Uno de los miembros de la cuadrilla de Manzanares.

Lo mejor, los compases finales, los muletazos circulares por la espalda.

Este es el colofón de la misma.

Como Manzanares tiene la espada tan segura, después de la estocada

y muerto el toro, le vino la primera oreja.

Hablabas del toro, del tamaño del toro.

Morante de la Puebla, esta es la mitad de la de Madrid.

Es el doble, una corrida importante.

Indudablemente, esto viene a demostrar que no son los kilos,

sino la condición del animal.

Hay toros con kilos que embisten y que dan espectáculo,

que tienen emoción,

y otros, que siendo pequeños, también están...

Lo principal es la armonía.

Cómo está hecho el toro, no tanto la escala.

Muy bien rematado esta faena con la espada.

Le facilitó la consecución de la segunda oreja

y la salida a hombros de Manzanares.

Aunque las corridas de toros de San Isidro invitan

a las 7:00 de la tarde, durante la mañana los aficionados

pueden trazar un plan,

asistir al sorteo o pasarse por las alas culturales.

Se ha visto una exposición muy interesante.

Ha habido alguna presentación de libros.

Escarcela, "pinceles toreros de Paco Ruiz".

Se ha presentado "El diario de la gran dama",

centrados en la plaza de la Monumental de Barcelona.

De uno de esos libros tratan los siguientes minutos.

La memoria que está escrita en distintos rituales de las Ventas

que reportan muchos aficionados que sintieron

la llamada de la pasión en los 80.

Esa década reunió a toreros distintas edades,

algunos muy veteranos, otros emergían.

En esa década ha explorado Alfonso Santiago

con su obra "Memorias de los 80".

El objeto de libros dejar o hacer un homenaje a esta generación

de toreros, venían de los 70 maltratados

por determinado sector de la prensa. Tuvieron su explosión en los80.

La muerte de Paquirrín su significa mucho.

A nivel social, la del toro se consolida.

Ese cóctel de toreros y ese amalgama de tauromaquia,

como comento en el libro, es lo que quizá nos da a los aficionados

una perspectiva diferente, sobre todo, nos hace comprender

que en el toreo caben muchos conceptos

y muchas maneras de entender el toreo.

-Somos muchos aficionados hemos mantenido mucho la afición

-Somos muchos aficionados hemos mantenido mucho la afición

y una idea muy clara de lo que entendemos que es el toreo.

Otras memorias van más allá.

Por ejemplo, los tebeos que también han protagonizado

toros bravos y hombres de luces.

También en Estados Unidos, Inglaterra o Japón.

Para comprobarlo,

lo mejor es detenerse en la exposición de las Ventas.

Entre Superman y Rompetechos.

Una muestra consecuencia del trabajo minucioso y documentado

y un amante de los toros y los cómics.

Ejemplos la mejor cultura popular que, desde hace un siglo,

se dan la mano entre la diversión y el asombro.

El caso de el toro y el toreo dentro del cómic

ha sido unir dos mundos dentro de la cultura popular.

Muchas veces despreciada por la élite de la cultura popular.

Hay un estudio muy bueno de Humberto eco de los años 60

--Eco

que habla de ese rechazo de la cultura de élite

hacia la cultura popular.

Tanto el cómic como la tauromaquia es cultura popular.

Lo que no ha hecho el pueblo se ha quedado sin hacer.

Si hablamos de héroes, los superhéroes americanos,

es muy interesante que el toro aparece como la amenaza.

Hay casos como Batman o Superman,

donde acuden a México y acaban toreando un toro, que es la amenaza.

Son ellos mismos los héroes.

Por lo tanto, no se ve al torero como héroe, sino ellos mismos.

De algún modo, también son los toreros y los héroes.

(Música)

Ibáñez, tanto Mortadelo y Filemón como Rompetechos,

el toro está presente en Ibáñez de siempre.

Y de una manera muy divertida y sarcástica.

Y con cierta crítica también al mundo del toro,

en cuanto a dar pie a saber

que Ibáñez conoce el mundo de los toros.

(Música)

La de las Ventas será una de las corridas más esperadas

y también uno de los primeros festejos para el que se colocó

el cartel de que no había billetes.

Era la despedida de Padilla, Castella y Roca Rey.

Estaban anunciados para lidiar toros de Villahermosa.

Esto fue lo más destacado.

Era uno de los carteles de mayor expectación de San Isidro

donde se había colgado el cartel de que no había billetes y contaba con

la nota emotiva de la despedida de Padilla en su adiós a los ruedos.

En el público le brindó una emocionante ovación

cuando hacía el paseíllo.

Un primer toro que tuvo la calidad y la nobleza entre sus virtudes,

pero el ejemplar

fue bajando su ritmo a lo largo de la faena de muleta.

Por ello, la labor de Juan José, templado con el capote

y había cuajado un buen tercio de banderillas,

no alcanzó el lucimiento deseado.

Se partió la espada en la primera entrada a matar

y después dejó una estocada.

Su segundo toro, el más complicado del encierro,

no fue el idóneo para una despedida.

Este ejemplar, áspero, con ingenio y protestó en las embestidas,

protagonizó un emocionante tercio de varas.

Fue lidiado con acierto por Daniel Duarte.

Padilla resolvió con solvencia

en el último toro de una larga trayectoria en Madrid,

en la que ha toreado en diversidad de carteles

y con diferentes ganaderías, ganándose el respeto del público.

Se esperaba con expectación la actuación de Roca Rey en Madrid,

pero sorteó el lote...

Un toro manso y otro con poco fondo,

que nos respondieron a la entrega del peruano.

El tercero sin ningún fondo se acabó tras el inverosímil

inicio de logro después muletazos al natural de bella factura

y finalizó con una extraordinaria estocada.

Mucho éxito la faena que cerró plaza.

Otro Jandilla manso y sin clase.

Fue donde el toro quiso quedarse

y el peruano hizo algunas series de enorme mérito,

demostrando su gran capacidad.

Roca Rey recibió una justa ovación del público.

Sebastián Castella y el toro de Jandilla protagonizaron

uno de los capítulos más importantes del San Isidro pasado.

En esta ocasión, ni el torero ni la ganadería pudieron reeditar triunfo.

En su primer toro,

el diestro francés llevó a cabo una faena sin continuidad,

condicionada por la irregularidad embestida de un ejemplar

que terminó abrumado.

Por ello, la labor de Castella no tuvo ningún eco en el tendido.

Su segundo toro, de preciosas hechuras,

tuvo emoción desde que salió por la puerta.

Quizá por ello brindó al público

una faena que inició con cambiados por la espalda.

Las primeras series tuvieron intensidad,

aunque después el toro terminó frenado.

Fue entonces cuando Sebastián Castella tiro de valor

y se metió entre los pintores sin inmutarse.

Gran parte de la plaza se le entregó.

La estocada rápida.

La semana que viene Sebastián Castella repite actuación aquí,

en el segundo de sus tres paseíllos anunciados.

Fue lo más importante de la 11 corrida de la feria de San Isidro.

Hoy Belén, aunque es sábado, no hay rejones, es mañana.

Mañana un mano a mano muy interesante

entre Ventura y Fernández.

Un cartel que se repitió el año pasado, que fue triunfal

y esperemos que este año también.

Esta tarde una corrida de toros para Curro Díaz,

Joselito Adame y Juan del Álamo.

A partir del lunes...

Una novillada que van a lidiar Pablo, Alfonso Cadaval y Toñete.

Y luego el segundo encierro durante estos días que viene.

El Juli es única comparecencia.

Completan su primer paseíllo Miguel Ángel Perera,

Joselito, Morenito de Aranda, David Móra, Talavante y Paco Ureña.

También habrá que estar atentos a lo que sucedan

en dos ferias francesas importantes.

Una de esas corridas que ya son tradicionales en el calendario.

Una corrida que ha ido variando de fechas.

Empezó en abril, también se ha hecho en julio y este año en mayo.

Esta tarde Morante, Manzanares y Talavante.

El próximo viernes comienza la feria de Córdoba.

Antes de terminar, mandar un abrazo a un torero, Manolo Vanegas,

que ha sufrido un percance

bastante grave de lesiones cervicales en el campo.

Esperemos que se recupere pronto y pueda recuperar la temporada.

Fue todo por hoy.

Si pueden, vayan a los toros y disfruten de la tauromaquia.

Tendido Cero - 19/05/18

19 may 2018

Programas completos (515)

Los últimos 522 programas de Tendido cero

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios