www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4082621
Para todos los públicos  Teleplaneta - 26/06/2017
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Semana de mucho calor en toda Europa,

y de muchos fenómenos naturales por todo el mundo.

Hoy vamos a hacer un resumen de los más destacados,

y ello nos llevará a recorrer diversos continentes

para hablar de incendios, tormentas tropicales,

sequías y hasta un tsunami.

No faltarán a la cita noticias de otros sectores científicos

y tecnológicos,

la visita a twitter hoy para hablar

de una expedición de las de antaño

y las temperaturas extremas de la semana,

que vuelven a ser espectaculares.

Hoy vamos a poner el punto de partida en Brasil,

donde en estos últimos días las lluvias torrenciales

están provocando estragos.

Ya durante gran parte del mes de junio

las precipitaciones han dejado

muchos problemas en diversos estados

que abarcan gran parte del Sur del país.

Hasta 30000 personas han tenido que ser evacuadas

de esta zona brasileña

y más de 90000 estudiantes se han quedado sin clase

durante prácticamente todo el mes.

Pero no es el único lugar en el que la situación es crítica,

ya que en el nordeste, en los estados de Pernambuco

y Alagoas, más de 80000 personas han sido también desalojadas

de sus casas por las lluvias torrenciales,

y además aquí se cuentan al menos 12 víctimas por las crecidas

de numerosos ríos de esta parte del país.

La temporada de huracanes del atlántico

ha comenzado con bastante brío en este año 2017.

Prueba de ello lo hemos tenido esta semana,

con la tormenta tropical Cindy,

que tras moverse por la zona del golfo de México

finalmente tocó tierra

en los estados del sur de los Estados Unidos.

A pesar de que Cindy no llegó a convertirse en Huracán,

tuvo un intenso seguimiento por parte de las autoridades

ya que en su recorrido apuntaba claramente a zonas de Texas,

Lousiana y Alabama entre otras.

Con rachas de viento de hasta 95 kilómetros por hora,

quizás lo más destacable fueron las precipitaciones

que obligaron a decretar varias alertas por inundaciones

sobre todo en zonas fronterizas de Alabama y Florida,

aunque otras zonas

también recogieron importantes cantidades de agua.

La temporada de huracanes, recordemos,

se prolongará hasta noviembre,

y los pronósticos hablan de una temporada bastante activa.

No nos movemos de los Estados Unidos

porque seguimos muy pendientes también allí

de los incendios forestales.

Esta semana nos centramos en el estado de Utah,

donde son varios los que continúan activos,

y donde el que más preocupa es el conocido como Brian Head.

En este incendio,

que a día de hoy está bastante lejos de ser contenido,

han ardido ya más de 16000 Hectáreas,

y no parece que vaya a ser extinguido en pocos días,

ya que en este momento

está controlado solo un 8% de su perímetro,

y está siendo alimentado

por gran cantidad de material vegetal muerta,

sobre todo de coníferas.

Con 1000 bomberos trabajando sobre el terreno

lo que preocupa ahora es que el tiempo

va a favorecer el avance de las llamas,

con una humedad para los próximos días

cayendo hasta el 15% y con vientos del SW,

lo que traerá mayores problemas a esta zona.

Dejamos los incendios y los temas meteorológicos un minuto

para hablar de un evento singular que tuvo lugar en Groenlandia

la semana pasada.

Y no fue otro que un tsunami

provocado por un gigantesco deslizamiento de tierra

en la zona suroeste de este territorio polar.

Dicho deslizamiento,

que abarcó una gran parte de un acantilado libre de hielo,

se precipitó sobre la costa colindante

generando una enorme ola

que finalmente alcanzó varios asentamientos

dejando graves daños en algunos de ellos.

El tsunami pudo ser grabado por algunos habitantes

de estos lugares, y se puede apreciar

el agua entrando en la costa con bastante violencia.

Ahora la gran preocupación de las autoridades es una zona contigua

a la del deslizamiento que ha quedado bastante expuesta

y podría también caerse en próximas fechas.

Regresamos a los incendios forestales,

que por desgracia son la tónica general

de los veranos en gran parte del hemisferio norte.

Ahora le toca el turno a Croacia,

que ha logrado por fin contener un espectacular incendio

en la turística región de Podgora.

300 personas tuvieron que ser evacuadas de varios hoteles

debido a la proximidad de las llamas,

combatidas por casi 450 bomberos,

que tras varias jornadas de lucha

pudieron hacerse con el control de la situación,

agravada por las altas temperaturas

y por los fuertes vientos que no han dejado de soplar

desde hace varios días en esta zona croata.

Muchos de los evacuados eran turistas

que han decidido dejar la zona ante el panorama desolador

que ha quedado tras el incendio,

en un país que todavía tiene en mente

los devastadores incendios de hace 10 años,

donde se quemaron nada menos

que 160 mil hectáreas en 750 incendios diferentes.

No se libran tampoco nuestros vecinos de un tiempo infernal

en estos primeros compases del verano.

Francia se ha teñido de color naranja

ante las incontables alertas

que han sido decretadas a lo largo y ancho de territorio galo.

En algunos puntos concretos se ha llegado a coquetear con los 40º

aunque no han llegado a cruzarse,

pero es desde luego una temperatura

más propia del sur de España que de tierras francesas.

Durante estos días, eso sí, se han batido numerosos récords,

aunque destaca sobremanera el registrado en la capital, París.

Allí, el pasado día 22 se registró la temperatura mínima más alta

para un mes de junio desde que se tienen datos,

que comienzan nada menos que en 1872.

En una estación de Parc Montsouris se alcanzaron los 23,7º de mínima,

superando en 3 décimas el récord anterior,

algo que además según los expertos supone

que en el corazón parisino la temperatura

habría sido un par de grados más alta.

Seguimos hablando del calor y de sus consecuencias,

algo a lo que no escapan tampoco en Italia,

donde la situación es realmente preocupante

a estas alturas del año.

La semana ha sido realmente dura en gran parte del país

por temperaturas de hasta 40º

que han afectado a diez millones de italianos.

Y todo esto cuando se conoce que la primavera

que acaba de terminar ha sido una de las más cálidas desde 1800,

y la tercera más seca.

En el episodio de esta última semana,

la temperatura media ha sido 8º más alta de lo normal

para esta época del año,

lo que ha mantenido a los bomberos en alerta máxima.

Para colmo de males, la sequía ha hecho acto de presencia,

y ha llevado a extremos como el de Roma,

donde se ha prohibido el uso de agua para otra cosa

que no sea consumo humano.

El lago Bracciano, importante proveedor de agua a Roma,

está en niveles extremadamente bajos, al igual que el Río Po,

con un metro y medio de nivel por debajo de lo habitual

en esta época del año.

Que vivimos en un mundo globalizado es algo

que no vamos a descubrir en este programa,

y que el consumo de aparatos electrónicos

como los smartphones se ha disparado, tampoco.

Pero pocos saben que cada terminal que se fabrica consume agua

y emite CO2.

Por eso, también a este sector ha llegado la economía verde,

para intentar hacer de nuestra dependencia tecnológica

un problema menor de cara al medio ambiente.

El final del siglo XX y el comienzo del XXI ha venido marcado

por un inmenso desarrollo tecnológico

que ha transformado a la sociedad tal y como la conocemos.

Las comunicaciones nos han servido

para estar al segundo de cualquier acontecimiento

que tiene lugar en el planeta,

pero a coste de una mayor polución y una menor sostenibilidad.

Todos estos avances conllevan

en muchas ocasiones que los procesos de fabricación

y procesado sean agresivos con el medio ambiente,

emitiendo gran cantidad de CO2 a la atmósfera

entre otros componentes.

El aumento de la concienciación ambiental

ha llegado también a este sector

y comienzan a surgir iniciativas

que ven en el reciclado tecnológico

una opción viable tanto de negocio como de respeto al medio ambiente.

Es la tecnología verde.

Surgen entonces mercados de productos reacondicionados,

que intentan ocupar un nicho desconocido

pero que ofrece múltiples oportunidades

tanto para los promotores,

como para los usuarios finales, y también el medio ambiente.

Parece increíble,

pero un smartphone reacondicionado puede llegar a ahorrar

80kgs de CO2 en diversas fases.

Curiosamente, hay otro agente que tiene una importancia capital

en el reacondicionamiento de productos

como un smartphone, el agua.

Si intentamos ubicar a nuestro país en el mapa mundi

del consumo tecnológico asistimos con asombro a comprobar

que no hay otro lugar en el planeta

con mayor penetración de teléfonos móviles,

lo que lleva a la pregunta de si solemos reutilizar o no,

y si se ahorra CO2 en cantidades significativas.

Iniciativas como la de los mercados

de productos reacondicionados,

apostando por una economía circular

en la que el medio ambiente es agente fundamental

dentro de un mundo tan complejo como el tecnológico,

ponen de manifiesto un cambio en la mentalidad

respecto al respeto ambiental

y la lucha contra el cambio climático,

que puede estar en cualquier parte,

incluso en nuestros smarphones.

Programas completos (252)

Los últimos 255 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios