www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4540311
Para todos los públicos
Transcripción completa

Hola, ¿qué tal? .

Volvemos una semana más a repasar los peligros naturales

más destacados de los últimos días en el planeta,

que nos llevarán a numerosos países donde las inclemencias del tiempo

han sido las protagonistas.

Además en nuestro programa de hoy

vamos a tener una interesante entrevista

con un investigador español en Harvard

y trataremos otras noticias ambientales destacadas.

No podrían faltar tampoco en nuestro programa

la visita a twitter y las temperaturas extremas

de la semana en nuestro planeta.

Nuestro punto de partida en el día de hoy está en Madagascar,

porque allí el paso del ciclón Eliakim, uno de los más intensos

de los últimos años y que ha dejado graves daños en esta isla africana.

Eliakim llevaba consigo vientos huracanados y lluvias torrenciales

que han provocado importantes inundaciones

a lo largo y ancho del país, donde varias regiones

habrían quedado devastadas según ha informado

la Oficina Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres.

Según los cálculos de esta organización,

más de 15.000 personas se habrían visto afectadas

con más de 6000 evacuadas.

Unas 1200 casas han sido anegadas y más de 600 destruidas

por el paso del ciclón, el séptimo de la temporada de ciclones

en el suroeste del índico, que termina oficialmente el 30 de abril

La pasada semana hablamos del problema de las crecidas en Bosnia,

y parece que la situación en los Balcanes está lejos de solucionarse

En esta ocasión el peor escenario se ha vivido en Croacia,

donde en estos últimos días ha llovido sin descanso

y eso ha provocado que numerosos ríos se hayan desbordado.

Hasta el ejército croata ha tenido que apoyar

a los cuerpos de emergencias desplegando miles de sacos terreros

y barreras para controlar los cauces fluviales,

que en algunos casos han batido récords de caudal.

En numerosas poblaciones la gente se ha resistido

a abandonar sus hogares con lo que se está repartiendo ayuda en botes

en las zonas más remotas.

Otro país donde la situación es complicada es Rumanía.

Allí, en la misma capital, Bucarest se ha producido un fenómeno

típico del invierno y que ha complicado y mucho

la vida de sus habitantes, sobre todo las de quienes

han tenido que coger el coche.

Se trata de la lluvia engelante, un tipo de precipitación

que se produce en unas condiciones ambientales muy particulares.

El agua cae en forma de nieve en origen y se derrite totalmente

al atravesar una capa de aire más cálida

para luego congelarse nuevamente al atravesar otra capa más

en la que el aire está por debajo de los cero grados.

Esto provoca importantes acumulaciones de hielo

allá por donde cae, como ha sido el caso.

En otras regiones los problemas han venido de la mano

de los deslizamientos de tierra, que han afectado

a numerosas infraestructuras, en una primavera que parece

no haber llegado aún, y que ha hecho que las primeras cigüeñas

que llegan al país se encuentren un panorama realmente complicado.

Hacemos una breve parada en Dinamarca, de donde estos días

ha dado la vuelta al mundo una imagen realmente impresionante.

Se ha producido en la Bahía de Faxe donde las condiciones meteorológica

han sido tan adversas que algunas de las casas

en las cercanías de la costa han aparecido completamente congeladas.

Las bajísimas temperaturas, unidas a las fuertes rachas de viento

han dejado un paisaje de cristal en el que el tiempo

pareciera haberse detenido, y que es un claro recuerdo

del crudo final de invierno vivido en muchas zonas de Europa.

Una semana más, otro temporal en los EE.UU.

ha vuelto a cubrir de nieve muchos estados del país.

Este tipo de temporal, conocido como Noreasters ha afectado

al sector norte de la costa este, con lo que nuevamente

ciudades como Boston, Nueva York o Washington han vuelto a ver

caer la nieve con fuerza en sus calles.

Los espesores en esta ocasión han alcanzado los 30 cm.

en zonas de Baltimore, en una de las secuencias

de temporales de nieve más importantes en décadas

y que traerá ahora una nueva preocupación, de la mano

de la subida de las temperaturas y con un deshielo que será

de los más grandes de los últimos años

debido a la importante acumulación de nieve en esta parte del país.

Muchos de nuestros seguidores ya saben que entramos en las semanas

donde la actividad de tornados es más importante en los EE.UU.,

donde se registran la gran mayoría de este tipo de fenómenos.

En estos meses se generarán los más intensos y para ello

se preparan en el medio oeste, y en el conocido como Tornado Alley

donde proliferan los más intensos.

Buena prueba de ello la hemos tenido esta semana

en los estados de Alabama y Georgia donde han dejado importante daños.

La zona más castigada ha sido la de Jacksonville,

donde un tornado F3 ha dejado daños masivos.

Es por el momento el mayor tornado de la temporada,

que ha dejado unos datos como siempre realmente sorprendentes.

Recorrió nada menos que 56 km. llegando a alcanzar una anchura

de 1800 metros llegando a cruzar entre los dos estados comentados.

Por el momento son 83 los tornados confirmados en Estados Unidos,

en lo que hasta ahora es una temporada muy poco activa.

Las investigaciones con ADN antiguo están ayudando

al mundo de la arqueología a llegar a puntos

que hace unas décadas eran totalmente impensables.

Uno de esos ejemplos es el de la cultura del vaso campaniforme,

protagonista de uno de los estudios más importantes

jamás realizados en este campo y que tiene como protagonista

a un investigador español.

Mirar al pasado y bucear en nuestros ancestros

ha sido siempre una tarea vista con un romanticismo casi único,

en un mundo, el de la arqueología, que formaba parte de los sueños

de miles de niños.

Hoy, en pleno siglo XXI, esta disciplina vive

una auténtica revolución gracias al empuje

de los estudios de ADN antiguo.

La aplicación de técnicas que parecían casi ciencia ficción

hace pocas décadas se están convirtiendo ahora

en una de las herramientas más potentes para reconstruir

nuestro pasado como especie y los cambios

que en la misma se produjeron.

Uno de esos estudios involucra a la denominada cultura

del vaso campaniforme, una manera de crear cerámica

en la zona ibérica en la edad del Cobre y que supuso

una verdadera revolución en el mundo antiguo por su expansión.

Aplicando las técnicas más modernas de los estudios de ADN antiguo

una publicación que ha liderado un joven científico español

ha aportado datos claves para entender qué es lo que sucedió

con esta cultura, y para saber si hubo oleadas migratorias

que llevaron esta forma de hacer cerámica por todo el mundo.

Nunca antes habían tenido los investigadores una fuente

tan enorme de información como este tipo de estudios.

Se abre así una ventana única a un mundo completamente nuevo

en el que se podrán establecer parámetros que hasta ahora

parecía imposible calcular, y que transforman a la arqueología

en una fuente de innovación como jamás antes

se habría podido calcular.

En una era de tecnología presente en cada rincón,

sorprende ver que haya aún rincones del planeta

en los que sobrevivan los métodos artesanales.

Es lo que sucede con los pescadores de sardinas en Omán,

de los que hoy vamos a conocer un poco más.

En un mundo en el que la automatización y la mecanización

ha alcanzado todos los sectores,

sorprende ver cómo en algunas zonas del planeta se siguen manteniendo

las tradiciones que durante siglos han mantenido a comunidades enteras,

es el caso de la pesca de la sardina en la costa Sur de Omán.

Lejos de los grandes barcos multinacionales que pescan

por toneladas esta especie, en esta parte del territorio omaní

se sigue capturando la sardina de forma tradicional,

en un espectáculo que cada año atrae a más turistas.

Utilizando embarcaciones artesanales y redes cortas,

el esfuerzo es enorme para capturar los cientos de kilos de sardinas

que hay en las zonas de la orilla a muy poca profundidad.

Con unos recursos mínimos consiguen unas capturas sostenibles

en una tradición que se traspasa de generación en generación.

La tradición dice que dos botes deben extender una red

entre la playa y una zona determinada en el mar

para a partir de ahí comenzar a recogerla

con todas las capturas que puedan alcanzar.

Todo este método es manual, ya que el gobierno del país

prohibió la extracción mecánica hace siete años,

lo que ha permitido la conservación de las capturas

y que de un año para otro no se debilite la población de la sardina,

que por otro lado sufre en todo el mundo un declive preocupante.

Como siempre, no todo es como parece,

y esta tradición centenaria también acusa los cambios globales.

El encarecimiento del combustible o la falta de mano de obra

para una tarea extremadamente dura pone en riesgo a esta actividad,

hoy más foco de turismo que de negocio,

ya que sólo aporta menos del 1% al PIB del país.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 26/03/2018

Programas completos (292)

Los últimos 295 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos