www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3951526
Para todos los públicos  Teleplaneta - 20/03/2017
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?.

Una semana más estamos de regreso en Teleplaneta,

donde les tenemos preparados

un buen número de peligros naturale

con los que a buen seguro les vamos a sorprender.

Se va acercando la primavera

pero eso no nos va a impedir ver nieve en el programa de hoy,

en algunos casos en cantidades más que significativas.

Tendremos tiempo también para seguir pendientes

de la actividad volcánica en el Etna,

que esta semana ha dado un buen susto a un grupo de turistas

y vulcanólogos.

Estaremos en Estados Unidos, China y también Perú,

donde las lluvias son ya una verdadera pesadilla.

Habrá como siempre tiempo para más cosas, la visita a twitter

y las temperaturas extremas de la semana.

En cuanto a nuestro reportaje,

miramos al próximo día meteorológico mundial,

al que le dedicamos ese tiempo de nuestro programa.

Comenzaremos en Perú,

ya que lo que en un principio podía parecer

una serie de temporales más que azotan al país andino

empieza a tomar cuerpo como una verdadera catástrofe natural

de proporciones gigantescas.

De los 1800 distritos del país, más de 800

están con situación de emergencia declarada,

y no dejan de subir el número de damnificados y afectados

por las lluvias, las crecidas y los deslizamientos.

A día de hoy se calcula que las zonas afectadas

necesitan unos 1500 millones de dólares

para paliar los daños provocados por unas precipitaciones

que dejan imágenes impresionantes de los conocidos como "huaicos"

en las lenguas locales,

que son las avalanchas de lodo

que se han convertido en uno de los principales peligros

en esta serie de temporales que afectan a Perú.

Otro país donde los problemas son múltiples es Chile.

Y uno de los mayores, sino el mayor,

son los incendios forestales a los que ya les hemos dedicado

un reportaje aquí en el programa.

Pero es que la situación es de tal gravedad

que requiere que regresemos a este país

para seguir narrando lo que allí sucede.

En esta ocasión le ha tocado a Valparaíso.

Tanto esta ciudad como la turística de Viña del Mar

han visto a 6000 de sus vecinos ser evacuados

ante la proximidad de unas llamas

que han devorado sin piedad decenas de hogares.

Los bomberos, que luchan sin descanso desde hace semanas

y al borde de la extenuación,

hacen lo que pueden ante lo que es una verdadera plaga.

Unas 300 mil personas se han quedado sin suministro eléctrico,

y las cifras de hectáreas quemadas no hace sino aumentar.

A día de hoy ya se ha superado la espeluznante cifra

de 600.000 hectáreas,

el equivalente a una provincia como Alicante o Gerona al completo.

Tiempo ahora para ir a la costa este de los estados Unidos,

porque allí prácticamente toda la zona atlántica

se vio barrida por Stella, una tormenta invernal,

la última que recibirán en esta estación,

que ha dejado espectaculares nevadas en muchos estados.

Una situación que había sido correctamente pronosticada

por los meteorólogos

que además advirtieron del gran potencial precipitador

de esta borrasca.

Y así fue, en muchos estados se ha visto

como hasta 70 centímetros de nieve

se acumulaban en diversas localidades,

dejando aisladas a miles de personas.

Más de 31 millones de habitantes

estaban en el radio de acción de Stella,

que ha afectado a ciudades como Nueva York o Boston entre otras,

dejando como siempre en estas ciudades

estampas realmente bellas.

Hasta 8000 vuelos han tenido que ser cancelados por la nieve

y por la escasa visibilidad.

Pero Stella no ha sido la única protagonista con la nieve.

El viento ha sido huracanado también

en diversas zonas de los estados unidos.

De hecho ha llegado a provocar una aparatosa salida de pista

de un avión que afortunadamente no pasó a mayores.

Uno de los mejores ejemplos

cuando llega el viento al noreste de los Estados Unidos

es ir al monte Washington en New Hampshire,

donde durante estos días hemos podido ver a los científicos

intentar lidiar con vientos de 180 kilómetros por hora,

y por lo que parece, con poco éxito.

Lo cierto es que el monte Washington

es un lugar en el que el viento se desata en ocasiones

de forma exagerada,

y esos 180 km/h no son nada con los 371 km/h

registrado en 1934.

Otra zona que también ha dejado imágenes increíbles

es el lago Ontario,

donde algunas de las viviendas en los márgenes del mismo

se vieron completamente congeladas

por el spray que el viento arrastraba

desde las aguas gélidas del propio lago.

Un auténtico show.

Tiempo ahora para ir al Etna,

que esta semana ha dejado unas imágenes

que han dado la vuelta al mundo.

Se trata del susto que se han llevado un grupo de turistas

y vulcanólogos que estaban cerca del frente de colada

cuando una explosión provocó el caos en el grupo

que huyó despavorido entre los piroclastos

que caían desde la colada.

Aunque muchos medios hablaron de erupción,

lo que sucedió realmente

es que la colada alcanzó una zona de nieve

y al circular sobre la misma se fundió

provocando una acumulación de vapor bajo la colada

a altísimas temperaturas,

lo que al final provocó la explosión.

Quitado este incidente,

el volcán continúa con su espectáculo absoluto

para el deleite de los aficionados a los volcanes,

de los que el coloso siciliano acumula miles por todo el mundo.

Dejamos los volcanes y vamos ahora a hablar de terremotos.

Myanmar es un país que de vez

en cuando se ve golpeado por movimientos sísmicos

aunque raras veces alcanzan grandes magnitudes.

En este caso ha sido un temblor de magnitud 5,8

el que se ha dejado sentir.

El problema es la escasa preparación

de las estructuras de ese país para afrontar eventos

de este tipo.

Localizado a unos 10 kilómetros de profundidad,

el terremoto duró unos 30 segundos

según los testigos que lo vivieron.

Los daños en algunos edificios históricos y templos

han sido más que evidentes,

mientras que el número de heridos se eleva a varias decenas.

Afortunadamente,

y siempre según las estadísticas del hermético país asiático,

no habría que lamentar víctimas.

Tiempo ahora para la nieve, en este caso en el Tíbet.

A pesar de ser un territorio

en el que la nieve es un elemento bastante habitual,

en estas últimas semanas las nevadas

han sido de tal calibre que muchas carreteras

y pasos fronterizos

han quedado totalmente bloqueados por espesores de nieve

que en algunas zonas han superado el metro de espesor.

A ello hay que añadir los fuertes vientos

que han dejado importantes ventiscas

con visibilidad muy reducida.

Las vistas aéreas dejan clara

la gran cantidad de nieve caída en esta zona del planeta.

Cientos de conductores se han quedado bloqueados

en las autopistas más importantes del país,

lo que ha obligado a realizar complejas operaciones de rescate

para devolver la normalidad y abrir las vías de comunicación.

Como todos los años por estas fechas

dejamos atrás el invierno

y nos preparamos para la llegada de la primavera,

y con ella llega el Día Meteorológico Mundial,

que en esta ocasión estará dedicado a las nubes.

De hecho, aunque parezca increíble,

se ha añadido un nuevo tipo de nube al catálogo internacional,

y es que ni siquiera sobre las nubes está todo escrito.

Como todos los años, el mes de marzo es prolífico en efemérides,

y una de las más significadas es la del día meteorológico mundial,

con el que se aprovecha para hacer hincapié

en todos aquellos fenómenos que pueden condicionar nuestras vidas

o la evolución en nuestro territorio.

Este año, las protagonistas de este día son las nubes.

Entendiendo las nubes.

Ese es el lema del día meteorológico mundial

de este año 2017.

Y es que en este día se quiere poner en valor

el importantísimo papel que juegan las nubes en el tiempo

y en el agua.

Todos sabemos que las nubes generan fascinación

entre quienes miramos al cielo

intentando adivinar el tiempo que hará,

y es que ellas son capitales para los pronósticos

y las observaciones de los expertos.

De esta celebración hay que resaltar dos preguntas importantes

que a día de hoy ronda las cabezas de los investigadores del clima.

¿Cómo afectan las nubes al clima y cómo afecta el cambio climático

a las nubes?.

Y si hablamos de nubes tenemos que hablar de la importancia

que estas juegan como auténticos almacenes de agua a nivel global.

Ellas tienen un papel crucial en el ciclo del agua

y en cómo el agua se distribuye por el planeta.

Vemos en estas fechas cómo las nubes

han traído del vuelta el agua a California tras años de sequía,

años en los que las nubes no era productivas,

o directamente no se dejaban ver en los horizontes de este estado,

llevando los acuíferos a niveles insostenibles.

Esta edición también servirá para actualizar el Atlas de nubes,

un verdadero catálogo internacional

en el que se recogen desde las más vistosas

hasta las más extrañas.

Más de 100 combinaciones

que van desde las sorprendentes lenticulares

a los sobrecogedores cumulonimbos.

Compañeras de viaje desde el principio de los tiempos,

las nubes han formado parte de la vida del ser humano,

de sus inquietudes, sus expresiones artísticas.

De ellas llega un agua fundamental para la vida,

y de ellas salen algunos de los fenómenos más temibles y dañinos.

Por ello debemos entender las nubes,

para poder entender un poco mejor

el porqué de nuestra presencia sobre el planeta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 20/03/2017

Los últimos 235 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos
Recomendaciones de usuarios