www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4293196
Para todos los públicos Teleplaneta - 06/11/2017
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Ya estamos en Noviembre y parece que por fin el otoño se asoma

por nuestras latitudes.

Es lo más interesante por nuestro país, pero por el resto del planeta

han seguido sucediéndose numerosos fenómenos naturales

que nos tendrán ocupados un buen rato viajando

de un lado al otro del mundo.

Pero ello no nos hace olvidar nuestras secciones habituales,

de la visita a Twitter y de las temperaturas extremas de la semana.

En cuanto a nuestro reportaje, hablaremos de una celebración

que este pasado mes nos recordaba la necesidad de invertir

en prevención y en educación, y no era otra

que el día internacional por la reducción de desastres naturales.

La semana pasada contamos los problemas

que están sufriendo en Italia con los incendios forestales,

y como la región piamontesa se estaba llevando la peor parte.

Durante estos últimos días han continuado

en la lucha contra el fuego en las decenas de focos

que se han visto alimentados por las fuertes rachas de viento

y por la ausencia de lluvias, que han convertido

a este comienzo de otoño en el más seco en décadas.

La zona del Valle de Susa sigue siendo el principal

punto de actuación de unos bomberos extenuados

por las largas jornadas luchando contra las llamas.

Un centro de mayores ha tenido que ser evacuado en su totalidad,

repartiendo en otras zonas a sus 197 inquilinos

mientras las llamas se acercaban a la localidad de Mompanterno,

donde se han vivido momentos de tensión por el temor

a que la localidad fuese arrasada

por esta serie de incendios forestales.

Una situación muy similar a la italiana

la hemos venido contando desde hace meses en Portugal,

donde los incendios se han contado por centenares,

y donde la superficie quemada ha batido récords,

dejando además un trágico balance de víctimas en el país vecino.

Todo esto viene refrendado por los datos que el pasado septiembre

deja en los registros meteorológicos de Portugal,

porque al cierre de ese mes, el 81% del territorio luso

estaba en situación de sequía severa.

Esto se ha traducido en todo lo que hemos venido contando

en el programa, en incendios forestales sin descanso

y en una superficie forestal con daños,

en algunos casos irreparables.

Habrá que esperar décadas para que algunas de las zonas más afectadas

recuperen su aspecto previo.

Mientras, en el centro y norte de Europa

una de las primeras grandes borrascas del año

ha seguido dejando su sello en países como Alemania,

donde los vientos han sido huracanados

y donde los daños son millonarios.

Las inundaciones se han extendido por numerosos estados

y la situación en algunos de ellos ha sido realmente compleja.

Algunas estaciones han recogido más de 100 litros-m2,

lo que ha provocado el repentino aumento de los cauces

de decenas de ríos que a su vez se han salido de sus márgenes

para provocar bastantes problemas en viviendas y locales.

También en las zonas costeras el estado del mar ha sido pésimo,

llegando incluso a provocar que algún carguero perdiera el amarre

y quedase a la deriva.

Otro país donde la tormenta Hewart pasó con la fuerza de un huracán

fue Austria.

Allí las rachas de viento en zonas de montaña han llegado a alcanzar

los 180 km/h, lo que le colocaría en situación de huracán de entidad.

Al igual que en el caso alemán, los daños han sido severos.

Tanto en viviendas privadas

como en infraestructuras como estaciones de trenes,

el viento ha dejado su huella en tierras austriacas.

Los bomberos se han tenido que multiplicar para dar respuesta

a todas las llamadas recibidas, y es que cientos de viviendas

han tenido que lamentar desperfectos

en sus fachadas y tejados.

Miles de árboles fueron derribados por el viento, que ha dejado

una factura realmente elevada en el país.

Seguimos progresando al norte del continente europeo

y nos detenemos en Dinamarca, donde otra borrasca,

a la que han bautizado como Ingolf ha metido en problemas

a muchas regiones del país.

Y lo ha hecho por la influencia de los fuertes vientos

en las mareas del mar de Kattegat, donde los niveles

han llegado a subir más de un metro desde su posición normal.

En algunos puntos han tenido que cerrar las carreteras

al pasar el agua por encima de ellas, sobre todo en la zona

de Odense y Horsens, donde se hacía más evidente la crecida.

Afortunadamente la tormenta pasó con bastante rapidez

lo que ha hecho que las aguas comiencen a volver

a sus niveles de normalidad y que los daños hayan sido muy contenidos

La temporada de tifones sigue su curso en el Pacífico,

y nuevamente Vietnam es una de las víctimas del vigesimotercero

y a la vez decimosegundo que pasa por este país,

una cifra impresionante.

Damrey ha sido el nombre con el que han bautizado a este tifón

que a pesar de llegar ya debilitado a las costas del país,

llevaba consigo vientos de hasta 90 kms-hora.

Lo más significativo sin duda ha sido la lluvia,

que ha caído torrencialmente en territorio vietnamita.

Las cifras que dan las autoridades son realmente importantes,

y es que a pesar de que los vientos no fueron

extraordinariamente violentos, más de 40.000 casas han sido dañadas,

de las cuales más de 600 han sido destruidas por completo.

Para completar estas cifras hay que sumar los más de 30.000 evacuados

que esperan a que las aguas retrocedan para poder regresar

a sus vidas diarias con normalidad.

Vamos ahora hasta el hemisferio sur porque allí ya están en primavera,

y esta época trae, sobre todo a Australia,

un tiempo realmente loco.

De hecho en estos días, en la ciudad de Melbourne

han pasado de estar a 35ºC a la sombra, a quedar cubiertos

por una importante capa de granizo como resultado

de las fuertes tormentas que se han producido.

Todo ello debido a la llegada de un frente frío

que al colisionar con la masa de aire caliente

ha derivado en fuertes tormentas.

El granizo ha caído con fuerza en la ciudad australiana

y en las afueras ha llegado a nevar en zonas de media montaña.

La llegada del frente fue tan súbita según los expertos,

que en cuestión de minutos el termómetro pasó

de los 29ºC a marcar 11,5ºC y eso, obviamente,

tenía que tener consecuencias.

Terminamos esta primera parte en Estados Unidos,

concretamente en Nueva Inglaterra, porque allí en los pasados días

han tenido la visita de una potente ciclo génesis que desembocó

en tormentas por todo el Estado.

El paso de esta profunda borrasca dejó vientos huracanados

que en el famoso Monte Washington alcanzaron los 200 kms-hora.

Además del viento, la lluvia fue protagonista,

ayudando a complicar las cosas.

Miles de árboles fueron derribados, y algunos de ellos a su vez

tumbaron postes de la luz, lo que finalmente dejó

a más de 1,5 millones de personas sin fluido eléctrico.

Para evitar males mayores decenas de colegios han cerrado sus puertas

y han dejado en casa a miles de alumnos.

Ahora las autoridades intentan que la normalidad regrese

lo antes posible a un Estado en el que pronto llegarán

las primeras nevadas,

por lo que la gente necesita luz lo antes posible.

Uno de las motivaciones fundamentales de Teleplaneta

es mostrarles que a diario se producen fenómenos naturales

adversos en muchos puntos del planeta,

en ocasiones con resultados trágicos.

En una gran mayoría de casos, el impacto de los mismos

se podría haber mitigado con prevención y educación,

pilares fundamentales sobre los que se edifica

el Día Internacional para la reducción de Desastres Naturales.

Los desastres naturales, que en ocasiones parecen lejanos,

tienen un impacto cada vez mayor en nuestro día a día.

En un mundo cada vez más globalizado,

el impacto en las comunidades más distantes se hace patente también

en el freno económico al avance que muchas veces se deriva

de estos desastres.

Por eso todos los años en el mes de octubre se celebra

el día internacional para la reducción de desastres naturales.

En la campaña de este 2017 busca una serie de objetivos

muy concretos, como son el aumentar la conciencia

sobre qué acciones efectivas, políticas y prácticas

hay que llevar a cabo para reducir la exposición al riesgo.

Este se enmarca en la campaña denominada "los siete de Sendai"

que se llevará a cabo durante siete años

Su primer objetivo, reducir la mortalidad,

el más importante sin duda.

Con el lema "hogar, seguro hogar"

se busca que las comunidades más vulnerables puedan tener

más opciones ante los fenómenos naturales adversos,

pudiendo así mejorar su calidad de vida

y reducir la posibilidad de daños fatales.

Hay que incidir que no sólo los países en vías de desarrollo

sufren estos desastres.

Acabamos de verlo con los incendios de California,

donde zonas de alto nivel han sido pasto de las llamas.

Lo hemos visto con el paso de Harvey por Texas,

o de María por las islas más exclusivas del Caribe.

En el otro extremo, terremotos como los sufridos por México

son también un buen botón de muestra para dejar claro

que nadie escapa a los desastres naturales llegado el momento.

Los datos no mienten, en las últimas dos décadas,

más de 1.300.000 personas han muerto por desastres naturales,

con las inundaciones llevando el triste honor de ser

las más mortíferas a pesar de eventos

como los terremotos de Indonesia y Japón.

Queda mucho trabajo por hacer a nivel global.

Millones de personas siguen amenazadas y con recursos

muy limitados para hacer frente a futuros desastres naturales.

Solo la acción coordinada, realizada fundamentalmente

a través de la educación y la prevención puede lograr

que en las próximas dos décadas esos números se reduzcan

de forma drástica y veamos un menor impacto

por desastres naturales.

  • Teleplaneta - 06/11/2017

Programas completos (252)

Los últimos 255 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios