www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5112707
Para todos los públicos  Teleplaneta 01/04/2019
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?.

Comienza el mes de abril,

dejamos atrás el primer trimestre del año y seguimos haciendo repaso

de los fenómenos naturales más destacados de los últimos días

aquí, en Teleplaneta.

Una semana que ha venido marcada fundamentalmente

por las inundaciones en la ciudad de Shiraz, en Irán,

y que veremos a continuación.

En nuestro tiempo de reportaje hablaremos de la hora del planeta,

que se celebró este pasado sábado

y como siempre veremos alguna noticia más

de otros campos de la ciencia y cerraremos

con las temperaturas extremas de la semana en el planeta.

Tal y como anunciábamos hace unos instantes

la noticia de la semana la encontramos en Irán,

concretamente en la ciudad de Shiraz, en el suroeste del país.

Allí las lluvias torrenciales han provocado una verdadera catástrofe

que ha dejado como resultado más de 40 víctimas.

Las lluvias se produjeron en dos episodios distintos,

cortos pero muy intensos,

lo suficiente para provocar importantes riadas.

A dicha intensidad hay que sumar también la mano del hombre,

ya que hace dos décadas se decidió asfaltar el cauce de un barranco

para utilizarlo como carretera,

lo que ha conducido al desastre que ahora vemos.

Las autoridades han ordenado que se lleve a cabo una investigación

sobre lo sucedido para que esta situación no se vuelva a repetir.

Otras zonas del país, como la ciudad de Fars

también han sufrido importantes inundaciones

a consecuencia de las fuertes tormentas en la zona.

Mientras en Irán han tenido que lidiar con unas riadas

de carácter puntual, en los Estados Unidos siguen peleando

contras las enormes inundaciones provocadas por el río Missouri.

Dichas inundaciones, que se extienden desde el mes pasado

por todo el medio oeste del país dejan daños estimados

en miles de millones de dólares.

Estados como Nebraska, Iowa o Missouri

no se han recuperado todavía

y viven en una situación de excepcionalidad

provocada en gran parte por la rotura de cientos de diques

a lo largo del curso del río,

que han dejado expuestas a miles de personas,

y que han provocado de decenas de miles de kilómetros cuadrados

acabasen anegados por las aguas.

Queda ahora por delante una ardua tarea de reconstrucción

que llevará meses y que demanda una nueva política

de control de inundaciones a lo largo de curso del Missouri.

No dejamos los Estados Unidos porque se hace extraño

en este programa la ausencia de un protagonista

que durante años ha dado mucho a este programa,

el volcán Kilauea, en Hawaii.

Durante estos días hemos podido ver cómo los vulcanólogos hacían

un vuelo sobre el cráter principal del volcán

y se veía que el silencio que llegó en septiembre

después de 35 años de erupción sigue dominando la escena.

Calma total que sólo se ve rota por algún que otro derrumbe

en las paredes del cráter.

Los científicos han aprovechado para tomar medidas

y reconstruir el interior de la estructura,

que se ha ido rellenando poco a poco con dichos desprendimientos

y que ha pasado de tener 356 metros de profundidad

a 286 según las últimas mediciones.

El volcán no está en erupción y por primera vez desde 1983

se encuentra en nivel verde algo inédito

para unas cuantas generaciones de hawaianos,

que no conocían otro estado que no fuera

el de la erupción constante del Kilauea.

Una de las noticias sin duda de esta primera parte del año

nos la dejaba hace unas semanas el ciclón Idai en Mozambique,

una de las peores catástrofes que se recuerdan

en esta zona de África.

Muchas zonas aún siguen bajo las aguas

y las tareas de rescate y reconstrucción serán muy penosas

por la falta de medios.

La respuesta internacional ha sido inmediata

ante la magnitud del desastre

y los principales esfuerzos se centran ahora mismo

en dotar de agua potable a cientos de miles de personas

que siguen afectadas por el paso del ciclón.

Ni siquiera hay un número de víctimas oficial,

aunque se sabe ya que superan las 700,

aunque podría por desgracia ser una cifra mucho mayor,

dado que en algunas zonas es difícil hacer un censo

de cuántas personas habitaban los miles de hogares arrasados

por los fuertes vientos y las mareas.

Durante esta pasada semana hemos vivido también

pendientes de los incendios en la península,

en unas fechas impropias y que dejan una honda preocupación

ante la posibilidad de que estemos ante una temporada de incendios

más activa de lo normal.

El más importante de todos ellos se localizó

en la población de Rianxo, donde las brigadas forestales

y los bomberos han necesitado de más de tres días

para sofocar las llamas.

La fuerza del viento, que llegó a soplar con rachas de más de 70 kph

y los constantes cambios en la dirección del mismo

impidieron poder sofocar antes el incendio,

que finalmente ha calcinado más de 1100 hectáreas.

Se trata pues del primer gran incendio del año en Galicia,

aunque no ha sido el único que hemos visto en los últimos días

en la comunidad gallega, ni tampoco en la cornisa cantábrica,

donde ya tanto Asturias como Cantabria

han tenido que hacer frente a decenas de focos.

Hoy la primera parte del programa la terminamos en Tenerife,

destino turístico para millones de personas

que disfrutan de sus maravillas naturales y un clima envidiable,

pero que por desgracia dejan su huella en alguno de esos paisajes.

La pasada semana la playa del Porís aparecía

con este lamentable aspecto

debido a la presencia de cientos de kilos de microplásticos

arrastrados por las corrientes a esta parte de la isla.

El vídeo muestra diversos cordones de diversos materiales

que invaden la playa y que dejan un paisaje terrible

en el que además hay que añadir los datos

de un estudio de la universidad de Las Palmas de Gran Canaria

que resaltaba la presencia de hasta 81 contaminantes diferentes

presentes en estos plásticos.

Esos microplásticos pueden llegar a diezmar

las poblaciones de animales presentes en la zona,

de aves y peces, e incluso posteriormente trasladarse

en la cadena trófica hasta llegar a los humanos.

Hasta 800 especies de moluscos, crustáceos y peces

ya saben lo que es comer plástico, una verdadera tragedia ambiental

que no tiene visos de cambiar a corto plazo.

El pasado sábado, millones de personas en todo el mundo

apagaron las luces de casa y de sus negocios durante una hora

para celebrar la hora del planeta, una de las citas ambientales

más importantes a nivel mundial.

Con este gesto simbólico se pretende recordar todos los años

la necesidad de llevar a cabo medidas urgentes

para paliar los efectos que el ser humano deja sobre nuestro planeta.

Hoy, lo contamos en nuestro reportaje.

Con más de siete mil millones de seres humanos

sobre la faz de la Tierra,

y con una tasa de crecimiento de dos personas por segundo,

la presión que ejercemos en nuestro entorno

comienza a rayar lo insostenible.

Es por ello que en ocasiones surgen ideas,

actos que en un principio tienen un marcado carácter simbólico

pero que poco a poco van calando en nosotros

y acaban convirtiéndose en efemérides que no debemos olvidar.

Es el caso de la denominada Hora del Planeta.

Surgido en Australia en 2007, este acto pretendía llamar la atención

sobre la necesidad de adoptar medidas

frente al cambio climático,

haciendo hincapié en uno de los factores

sobre el que más capacidad de influencia tiene cada individuo,

el del consumo eléctrico.

El camino que queda por recorrer en nuestro desarrollo como especie

está amenazado por nosotros mismos,

envueltos en un derroche de recursos

que puede acabar por salirnos muy caro,

y por eso aquel gesto simbólico pedía que durante una hora,

todos los aparatos eléctricos fueran desconectados de la red.

El resultado de aquella iniciativa resultó

en el ahorro de un 10,1% de energía en la ciudad de Sydney

durante la hora de duración,

en la que se estima que participaron

unos 2 millones de personas.

Esto animó a sus creadores a hacer de la Hora del Planeta

un evento internacional, al que poco a poco

han ido sumándose más y más países,

que han apagado las luces de sus monumentos más populares.

Puede parecer en principio una celebración banal,

pero la toma de conciencia en relación al consumo energético

encuentra en este tipo de iniciativas

un caldo de cultivo perfecto para que las generaciones venideras

entiendan el tremendo reto que afrontan.

Este año 2019 la hora del planeta planteó unirse a tres retos

que están estrechamente ligados al cambio climático

y que se proponen llevar a cabo durante todo el día.

Un día sin plástico, sin carne y sin emisiones de CO2.

Y es que cuando se desgranan los datos

es cuando se tiene una mejor fotografía del escenario actual.

Cada año se vierten 100 millones de toneladas de plástico

a la naturaleza, en un daño irreparable

que merma la biodiversidad.

Eso en cuanto a los efectos más visibles,

porque actualmente se calcula que para producir un kilo de carne

son necesarios 15500 litros de agua,

o que por ejemplo, el transporte urbano

que colapsa nuestras ciudades genera el 30%

de las emisiones de CO2 en el planeta.

Un año más cientos de millones de personas, miles de ciudades,

y decenas de países se han sumado a la iniciativa

de la hora del planeta apagando las luces

y sumándose a alguno de los retos planteados.

Una hora simbólica, pero que afortunadamente se han consolidado

como una de las iniciativas ambientales más singulares

y robustas de cuantas se celebran a lo largo del planeta.

Pues como siempre las temperaturas nos sirven

para poner el punto y final al programa de hoy.

Regresamos dentro de una semana

pero ya saben que nos pueden volver a ver

en la web de esta casa, Rtve a la carta

y seguirnos en twitter, en ¡rtveteleplaneta.

Les esperamos dentro de siete días,

con más naturaleza, ciencia y tecnología.

Hasta la semana que viene

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta 01/04/2019

Programas completos (316)

Los últimos 319 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos