www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3627479
No recomendado para menores de 16 años Teleobjetivo - Sin factura y en negro - ver ahora
Transcripción completa

Ibiza es un paraíso para los turistas.

Y un infierno para muchos habitantes de la isla.

Aquí vivimos tres: mi marido, yo y mi hijo.

¿Y este contrato es legal?

Yo creo que no, este contrato no es legal.

Los ibicencos no tienen pisos en los que vivir.

¿Qué está haciendo, dormir en el coche?

Sí, duermo en el coche.

Otros se conforman con habitar cualquier sitio con techo.

La persona que me lo alquila ni siquiera es el propietario.

O sea, yo era una subarrendada. Todo ilegal totalmente,

ni declara a hacienda, ni propietario él.

Encima en mayo o me iba o me echaban.

Alquileres ilegales controlados por grupos organizados.

Al final esas construcciones acaban en mano de mafias.

Alquileres declarados hay muy pocos en Ibiza.

En Ibiza tienes trabajo, pero no tienes casa.

En Cádiz el contrabando de tabaco es un modo de vida

para muchos gaditanos.

Aquí se vende tabaco en las casas.

Hemos visto en el telefonillo "Estanco".

Y no sólo venden de forma ilegal

sino que el tabaco es vendido por menores

que viven en esa casa.

El tabaco llega casi siempre del mismo sitio.

Eso es un barco de Gibraltar.

Somos testigos directos de la tensión que se vive

con las autoridades del Peñón.

Vienen directos.

¡Que empiece la fiesta!

¡Arriba!

En Galicia el negocio de las verbenas

mueve al año unos 25 millones de euros.

Y es sector que funciona

en el ámbito de la economía sumergida.

Casi todo el dinero en negro.

El 90% de las operaciones

que se realizaban no había factura.

"Teleobjetivo" pone al descubierto

al rey de la pachanga en Galicia.

¿Quiere hacer alguna declaración?

No, no quiero. -¿No?

Es una persona que utiliza unos métodos nada acordes

con lo que puede ser la legalidad.

Las plataformas de transporte colaborativo

también están en el punto de mira

de la hacienda pública.

Estamos haciendo un reportaje. ¿Qué tipo de reportaje?

Pues mire, ¿está usted trayendo...?

¿Qué tipo de reportaje? De BlaBlaCar.

¿De dónde sois vosotros? De TVE.

Ah, de TVE, pues no tengo nada que declarar.

Algunos están haciendo negocio y se han convertido

en transportistas ilegales.

Lo que se está haciendo con este tipo de prácticas

es volver a lo que llamábamos antiguamente piratería.

Hoy en "Teleobjetivo":

Sin factura y en negro.

Una forma de supervivencia para algunos.

Es dinero negro, pero eso no es dinero negro.

Porque no estoy robando ni del estado

ni de nadie del bolsillo.

Y un gran negocio para otros.

Es un sector que mueve entre 50 y 80 millones de euros.

Ibiza es un destino idílico,

una isla que derrocha glamour y lujo.

Los visitantes se divierten y disfrutan de sus placeres,

completamente ajenos a lo que les ocurre

a los ciudadanos que viven allí.

Los ibicencos llevan un tiempo

sufriendo una auténtica pesadilla.

Encontrar una casa digna para vivir

se ha convertido en misión imposible.

Alquilar muy caro y en negro es lo normal.

(LLAMA AL TIMBRE)

Hola. Hola.

Muchas personas con trabajo como Sonia terminan viviendo

en condiciones lamentables en locales comerciales.

Como este, a pie de calle.

Sonia, explícame eso.

¿Cuánta gente vive en esta manzana

y qué tipo de gente son?

Pues mira, en este edificio, en este trocito,

vivimos 14 personas, 4 familias completas.

Aquí vive un matrimonio con dos hijos.

Y luego ahí 3 familias más ahí adentro.

¿Y en qué situación estáis ahora mismo?

Pues que el día 1 nos tenemos que ir todos,

sin haber encontrado nada ni nada.

Lo que pasa aquí en Ibiza pues que el dueño

alquila a alguien y luego lo vuelven a realquilar

y lo vuelven a realquilar.

Y así sucesivamente.

Terceras personas ajenas al dueño.

En estos locales malviven varias familias ilegalmente.

Porque no están sellados ni nada.

Y esto aparte que no tiene ni cédula de habitabilidad.

No te puedes ni empadronar aquí.

¿Lo habéis intentado alguno?

Estos vecinos han intentado empadronarse

y no les han dejado porque no consta como una vivienda.

Os enseño mi casa. Esta es la entrada

de tres de los apartamentos que están alquilando.

Este es el primero, que vive una familia

con dos niños pequeños.

¿Aquí?

Aquí nos hicieron el favor de dejarnos la secadora

y la lavadora porque no hay ni lavadora ni secadora.

Entonces nosotros tres

compartimos esta lavadora y esta secadora.

Luego ahí está una salida de humo

y aquí es donde lavamos la ropa.

Esto es el cuadro de luz

que compartimos estos tres vecinos.

Y aquí si tenéis un incendio...

Salimos en llamas.

Este es el estudio.

Y por esto pues pagamos al mes 500 euros,

con luz y agua incluida, porque no se puede dividir

entre los vecinos va todo incluido.

Y el baño al fondo.

No hay más, y consta de lo que veis.

Bueno, esto es la cocina de que disponemos.

La campana funciona pero no tiene la salida de humo.

Sonia vive en estos 30 metros cuadrados

con su hijo de 13 años.

A veces recibe la visita de su hija mayor

que estudia en la Península.

Cuando viene mi hija nos queremos morir

porque si maleta, su ropa, añadido a todo esto

es como una locura.

Te diría que alquileres declarados

hay muy pocos en Ibiza.

Muy pocos.

En Ibiza tienes trabajo pero no tienes casa.

Es que es una locura.

Sonia es cocinera y tiene un trabajo fijo

por el que cobra 900 euros al mes.

(Ladridos)

El casero les ha notificado que tendrán que dejar

la vivienda en los próximos días.

Sí, hemos hablado todos los vecinos.

Y evidentemente la solución es no irnos.

Seguir pagando el alquiler y aguantar aquí hasta que...

Bueno, no sabemos lo que va a pasar.

Pero evidentemente irnos no nos podemos ir a la calle.

Porque es imposible.

Es que no hay dónde meterte.

¿Estás buscando? Sí, hemos buscado estudios,

hemos buscado habitaciones.

Pero una habitación de mil euros no lo puedo pagar,

porque no los cobro.

Bueno, ahora os presento a mis vecinos,

que son también un matrimonio. ¿Qué tal?

Mira, esto es una habitación con todo incluido como veis,

con cama, la cocina...

Aquí vivimos tres: mi marido, yo y mi hijo.

El primer problema es mi marido cómo está,

que tiene cáncer de garganta.

Esto está todo cerrado, no hay ventanas ni nada.

Los médicos me dicen que pueda respirar bien.

Aquí no se puede.

Cuando hago la comida lo tengo que sacar fuera.

Y como veis la cama rota.

Esto es lo que hay...

Mira, este es el contrato

y este piso nos cuesta 550 al mes.

¿Y este contrato es legal?

Yo creo que no es legal.

Yo creo que no.

Este contrato no es el de verdad.

El dueño de los locales comerciales les ha asegurado

que tiene las viviendas alquiladas

y por eso les echa.

Nuestra reportera se propone averiguar si es verdad.

Así que le llamamos por teléfono interesándonos

por el anuncio de alquiler de esas viviendas.

Hola, buenos días. Mire, llamaba porque he visto

un piso en alquiler en Ibiza.

Confirmamos lo que los inquilinos temían,

que aún las viviendas no están alquiladas.

Además hemos comprobado que la cédula de habitabilidad

de estos locales está caducada hace dos años.

Para denunciar este tipo de alquileres abusivos

e ilegales se ha creado una asociación

de la que Luis es presidente.

Luis. Encantado.

Tenemos muchos casos de gente que ha tenido que abandonar

la isla después de llevar aquí viviendo toda su vida

ante la imposibilidad de pagar un alquiler anual.

Un ejemplo es que los pisos

de dos habitaciones no bajan de los 1500 euros en Ibiza.

Muchas veces sólo se alquilan durante el invierno,

con lo cual llega mayo y te tienes que ir

con la dificultad de encontrar algo

durante ese periodo.

Noel trabaja en una pastelería.

Cobra 1400 euros y aún así vive en el coche.

No encuentra ninguna casa de alquiler

con un precio que se pueda permitir.

Porque los precios que encuentro no...

Por una casa de una habitación son de 1000 euros,

o de más de 1000 euros.

Si son más de 1000 euros no puedo. Ni 1000 euros.

¿Qué está haciendo, dormir en el coche?

Sí, duermo en el coche y los fines de semana

que lo tengo a él pues me voy a casa de mi hermana.

Los fines de semana se va con su hijo.

Claro, porque a mi hijo no lo puedo tener en el coche.

Yo sí, pero él no.

¿Y descansa?

Sí, bueno, me duele la espalda pero no hay otra.

¿Qué voy a hacer?

Un hotel no me puedo pagar.

¿Y después de eso va usted a trabajar?

Claro.

Lleva mes y medio viviendo así.

Noche tras noche hace la misma operación:

se cambia en su vehículo

y duerme en la parte trasera hasta que amanece.

¿Cómo le ha afectado esto a su vida?

Uf...

(SE EMOCIONA)

Bastante.

Bastante, porque...

Porque sí.

Me ha jodido porque no puedo tener al niño.

Cada día, no puedo tener nada,

tengo que estar pidiendo favores todo el tiempo.

Teniendo trabajo, teniendo todo, no tengo...

Un sitio donde pueda estar tranquila.

El caso de Noel no es una excepción.

Miles de personas viven situaciones similares

y ya se están manifestando para reivindicar sus derechos.

Los pisos se alquilan por semanas, no hacen contrato,

no se declara esa vivienda como alquiler turístico.

Se trata de dinero negro.

Si alquilas de forma turística, tendrías una licencia,

esa licencia en Baleares solo son para unifamiliares

y casas que no están en cascos urbanos,

con lo cual el 80% de pisos que se anuncian en páginas

como BNB u otro tipo de plataforma, son alquileres

irregulares, te piden mes de comisión,

por agencia o inmobiliaria, muchas son inmobiliarias ficticias,

más un depósito, así que, para entrar, el primer mes

desembolsas una cantidad que ronda los 10000 o 15000 euros.

Hacemos la prueba, nuestra reportera llama a varios

anuncios para comprobar cómo está el mercado.

(Tono de teléfono)

Estoy buscando piso.

O sea, 1600 por 12.

(Tono de teléfono)

Mire, que me voy a mudar a Ibiza

con mi marido y estamos buscando un piso.

¿Y cuánto vale el estudio?

(Tono telefónico)

Las viviendas que antes se alquilaban por años,

ahora, se alquilan por meses e, incluso días y sin contrato.

Para los propietarios es más rentable.

Si durante el año cobran, por ejemplo, 1200 euros al mes,

en temporada alta, pueden ganar tres veces esa cantidad.

3600.

En cinco meses consiguen más dinero que en doce.

La desesperación de los vecinos de Ibiza

ha llegado a tal punto

que muchos viven en cualquier sitio con un techo.

Fíjate, cómo hay candados, ¿eh?, están cerradas.

Un vecino de la isla nos lleva a una zona

de casas abandonadas

donde malviven personas que no pueden alquilar.

Esto, hace unos años vino un constructor,

levantó esto, pero, claro,

vino la crisis, la supuesta crisis y se quedó así.

Esto ya lleva como cinco o seis años así.

Como veréis, aquí, vive gente, esta es la planta baja,

todos los pisos están ocupados.

Es la gente que está todo el año

y la gente que no encuentra alquiler, acaba aquí.

Hay mucha explotación laboral y las personas acaban aquí,

con alquileres de 1000 euros, imposible pagar.

Al final esto es... Estas construcciones

acaban en mano de mafias, acaban en manos de personas

que acaban cobrándoles alquileres

a la gente que se instala aquí como puede.

Mucho dinero negro que se mueve y mucho dinero negro

que está circulando por Ibiza.

Supongo yo que será eso, ¿no?, si no, se habrían tomado medidas.

Y aquí, nadie hace nada.

En estos edificios sin acabar, estuvieron viviendo Julia,

su marido y su hijo durante 1 año.

No es una indigente, es más, tenía un trabajo

muy digno cuando tuvo que recurrir a este sitio.

Hola Juli, ¿cómo estás?, soy Elena, de T.V.E.,

muchas gracias por recibirnos.

Pues, acabamos viviendo... A refugiarnos en este lugar.

Pues, para tener dónde vivir.

Ahí, vivía un señor de 80 años que llegó

a plantarse fuego en invierno. Este señor ponía una carretilla

con ascuas, casi nos morimos todos.

Y él, pues,...

Impresiona mucho, perdona, él, murió, pero,...

Pudo haber tenido una vida mejor y no la tuvo.

Y aquí estaba, ahí donde está ese ese cañizo.

Y, bueno, nuestra zona

era aquí donde están estás cortinas.

Si es la misma puerta, es todo, todo esto lo puso mi marido.

Y esa, pasamos el... Hasta el candado es el mismo.

Pasamos el candado por detrás,

lo ponemos por aquí, enganchamos y esa era nuestra seguridad.

Nosotros teníamos el baño ahí, o sea, el baño, el aseo,

donde nos lavábamos, todas las garrafas de agua

las teníamos aquí detrás.

Aquí, donde está esta puertita, madre mía, veo que han hecho

otro cuarto, qué lástima,

eso es diminuto, aquí era la cocina.

Era una bombona de butano con un camping gas de este

que lo encajábamos, clac, camping gas con una bombona

de butano y con una cebolleta de esas y un fogón.

Aquí hay una tabla, si la levantas, hay un agujero, eso era donde

hacíamos pues, nuestro cuarto de baño.

Después de vivir aquí, le costó encontrar

un alquiler razonable.

Bueno, encuentro un alquiler en Playa d×en Bossa,

la persona que me lo alquila ni si quiera es el propietario.

O sea, yo era una sub arrendada.

Todo ilegal, totalmente, ni declaraba a hacienda,

ni propietario él, encima en mayo, me iba o me echaba.

Fue estafada en su siguiente casa y, aunque nunca lo aceptó,

le llegaron a ofrecer dormir en una hamaca de playa.

Me han ofrecido en los apartamentos Lido,

en la terraza, estas hamacas de plástico,

35 euros por la noche, al aire libre, en hamaca.

Siguiendo el recorrido por la zona, nos encontramos, precisamente,

con una hamaca en medio de un campamento

donde parece vivir gente.

Cuando empieza la temporada se acercan a las playas

y cogen alguna hamaca que se quedan sueltas

y acaban aquí como mesas, sillas o bien que las tiran

y se hacen su pequeño campamento,

como verás, allí hay una cocina,

hicieron la cocina ahí abajo, aquí cocinaban.

Aquí, mira, aquí tienen todavía la sal y todas esas cosas.

Bueno, como verás, no muy lejos tiene que haber una persona

durmiendo porque tiene toda la ropa secándose.

Y aquí, tiene toda su ropa,

se supone que la lavó y la cuelgan aquí.

Tiene que estar por aquí cerca la persona.

Bueno, aquí tenemos otro apartamento en Ibiza

que esto no estaba antes y aquí tenemos ropa,

saco de dormir, supongo que será

de una persona que buscaba trabajo en Ibiza,

porque esto es nuevo, esto, supongo que será,

esto hace poco que no estaba.

La situación de los alquileres ilegales se ha agravado

en los últimos tres años.

Han aparecido comisionistas que cobran en negro,

intermediarios que anuncian los pisos por precios superiores

a los de los dueños para quedarse ellos con el dinero.

El intermediario es una persona que coge un piso, lo anuncia

a través de Facebook o página web, lo anuncia por un precio

superior al pedido por la dueña

para quedarse un mes de comisión, esa persona ni está

dada de alta, ni es autónoma ni nada, es solo un pirata.

Tenemos localizadas por lo menos, a 10 o 15 personas

que se dedican a hacerlo de forma sistemática.

Nuestra reportera se propone encontrar

a algunos de estos comisionistas.

Concertamos una cita con uno de estos intermediarios.

(RÍE) Je, je, je. ¿Qué pasa?

Este intermediario le pide 1200 euros,

pero, debe pagar 4 meses por adelantado.

Bea es la excepción, ha tenido suerte, tras cuatro

meses buscando, acaba de encontrar un chollo, entre comillas,

porque va a pagar casi 1000 euros por un piso pequeño.

Claro, todos me dicen: "Oh, qué ganga encontraste",

no, no es ninguna ganga, realmente, no es ninguna ganga,

es un precio caro porque, además, sí, es una casita de campo,

pero, tiene una habitación, es muy chiquitina por dentro,

pero, claro, acostumbrados a oír pues 1900, 2000,

pues, dices: "Bueno, 800, 900",

pues, es algo que parece más normal,

pero, sigue siendo caro.

Y la situación se está complicando tanto

que los caseros ya no aceptan ni mascotas ni niños.

Ahora, la nueva moda era, bueno, hace dos años era

que no aceptaban mascotas,

ya empezaron con mascotas incluso en casas de campo.

Pero, es que, ahora, también, te dicen: "Sin niños".

¿Perdón, sin niños?, ¿cómo sin niños?

¿Y qué hacen las familias? Irse a la península.

Porque les ponen pegas, porque tienen niños pequeños.

Es que es un caos.

Realmente, es un caos.

Si en la isla de Ibiza

los alquileres ilegales son un negocio,

en la costa de Cádiz, la venta de tabaco ilegal

es un modo de vida.

Este punto de aquí que pone "Golosinas",

ahí enfrente, justo, vende tabaco.

Ahí, controlado.

Bueno, ahí te lo venden descarado, ahí venden contrabando.

(Golpea el coche)

Es uno de los negocios más rentables, el contrabando

de tabaco entre Gibraltar y la costa gaditana.

Los exhaustivos controles en la verja han desviado

la mayoría del tráfico hacia la costa.

Gran parte de la mercancía llega por mar en pequeñas

embarcaciones que trabajan de noche.

Es dinero negro que genera cifras millonarias.

Son embarcaciones que desde playas en la colonia

cargan el tabaco, un número de cajas que no llega al límite

legal para la consideración del delito,

y la embarcación navega muy pegada a costa

y en muy poco tiempo, estamos hablando de minutos,

alija en playa.

El alijo en playa supone que hay un grupo de personas

que están esperando allí, que se le llama la colla

que se encarga de coger esas cajas de tabaco

y transportarlas a la carrera a casas que están

a escasísima distancia del agua.

Se trata de una organización muy bien estructurada.

Cada uno tiene un papel para agilizar la descarga

que transportan a casas comunicadas entre sí.

Hacen este tipo de operaciones casi a diario.

Es un laberinto porque normalmente son calles

que están sin salida.

Y las vías principales están distantes, y las secundarias

de un solo carril, estrechas, con coches aparcados

en una u otra banda, nos ocurre que algunas veces

se nos cruzan motos, coches, familias, niños, mujeres...

Una vez que el tabaco llega a la costa se distribuye

en los puntos de venta.

Recorremos con un coche patrulla el pueblo y

nos enseñan las zonas de venta ilegal.

Este punto de golosinas de ahí enfrente...

Hay contrabando.

Ahí te lo venden descarado. Ahí venden contrabando.

Nuestro coche no pasa desapercibido.

Un hombre no nos quita vista de encima.

A pesar de que es un vehículo camuflado, tonos nos miran.

En las esquinas hay gente parada observando.

Se dedican a eso. Se pasan así horas.

En los puntos de venta ilegal hay gente que va y viene.

Movimiento raro alrededor y después están las motos.

Las motillos es que... Ellos realizan distintas

funciones, y una de ellas es la que se conoce como punto.

Punto es control, que es ponerse en determinados accesos y ver

si a autoridad aparece o no.

Los matuteros que tradicionalmente cruzaban

la frontera con pequeñas cantidades de tabaco

adosadas a su cuerpo, han sido sustituidos por bandas

jerarquizadas que controlan el negocio.

Son una mafia que mueve millones de euros en negro.

En esta esquina es donde empieza la Playa de La Atunara

por la que corretean las embarcaciones neumáticas

con el tabaco buscando el sitio donde le esperan para alijar.

En estas imágenes vemos una de las actuaciones

en la que los agentes de la Agencia Tributaria

confiscan el material a unos contrabandistas.

Esta es una actuación que se hizo positiva.

Aquí estaba la embarcación trabajando dentro de bahía,

Playa de Poniente. La embarcación busca refugio

entre las piedras. Ellos, como se ven acosados

no ven escapatoria, entonces buscan refugio en la playa.

Clavan la embarcación, e inmediatamente tal como

la embarcación es abandonada con sus cajas de tabaco,

aquí vemos a uno de los tripulantes que busca

ir a la carrera... Otro por aquí...

Aquí estamos viendo 4 cajas de tabaco. Y en este caso

dejaron la embarcación porque no veían escapatoria.

Nuestro equipo decide probar suerte

y embarcar con los agentes.

Es un barco patrulla que nos llevará a recorrer

la zona para ver desde el agua los puntos de costa

más conflictivos de este negocio.

¿Eso es un barco de Gibraltar?

En estas aguas se concentra la rivalidad

con las autoridades del Peñón.

¿Y vienen para decirnos...?

Vienen directos.

Se moderan porque han visto que estamos grabando.

Nos están grabando ahora de hecho, ¿no?

Nos vigila la Policía de Gibraltar,

nos vigila todo el mundo.

Somos testigos de que la tensión en el Estrecho

es evidente, y que los contrabandistas

se benefician de ello.

Según nos vamos aproximando a la costa, divisamos

a varios jóvenes situados en lugares estratégicos.

Parece que son vigilantes.

Se ponen como que están pescando pero son puntos.

Estaban mirando para acá...

Puede ser casualidad, pero se dan la vuelta.

Buscan que no les veas. O sea, esos de allí

son chavales que llamáis puntos, ¿no?

Aquí te puedes encontrar con personas que hacen de punto

en cualquier sitio, entonces simulan que están pescando

y simplemente están ahí.

¿Qué es lo que hacen? Avisar. Están avisando:

"Oye, que una de Vigilancia Aduanera está en el puerto".

"Que ya la vemos salir". "Que vuelve a parar".

Si cogen un móvil, mandan un mensajito, avisan...

No sé si saben hacer más.

Tradicionalmente el tabaco de contrabando

ha entrado por vía terrestre.

La famosa verja de Gibraltar ha sido el punto caliente

para las mafias que actúan en la zona.

Los controles aduaneros ponen una cantidad máxima

de cigarrillos que se pueden pasar por cada viaje

de forma ocasional: una vez al mes.

Cada persona tiene derecho a importar sin pago,

con franquicia, hasta 200 cigarrillos.

Que son 10 cajetillas, lo que es un cartón.

Una vez al mes. Hay personas que pasan

varios viajes al día. Sí, hay personas que intentan

pasar varias veces al día con tabaco, tanto a pie

como en vehículo, efectivamente.

Si supera el valor de 15 000 euros, valorado

en precio de venta al público, ya entramos en la consideración

de delito, que puede acarrear penas de 1 a 5 años.

El tabaco ilegal se distribuye en multitud de sitios.

Bares, restaurantes e incluso tiendas de comestibles.

Pero se impone la ley del silencio.

Aquí no es fácil hablar.

En realidad lo que tenemos es miedo porque nosotros

somos la punta del iceberg de las denuncias

del tema del contrabando. Nosotros estamos perseguidos

por los contrabandistas, tenemos miedo por eso.

Vendemos un producto legal que tenemos que denunciar

a escondidas lo que nos pasa.

Este estanquero oculta su identidad porque tiene

miedo a las represalias.

Lo paradójico es que denunciar el contrabando es peligroso.

Aquí se vende tabaco en las casas. Hemos visto

en casas particulares, pero no en un bajo, en una casa

adosada... No, no. En un piso, en un tercero hemos visto

en el telefonillo "Estanco".

Y la clientela va al tercero de ese portal a buscar

el estanco, y no solo le venden de forma ilegal

sino que el tabaco es vendido por menores que viven allí.

En La Línea se han cerrado 14 estancos

de los 16 que había.

La última moda es el tabaco falsificado que llega

de China, de calidad dudosa.

Nuestra asociación ha hecho estudios sobre eso

y ese tabaco se ha comprobado que es tabaco

hecho con caca de conejo y caca de vaca.

Eso está viniendo de China y de Indonesia.

¿Se encuentra en el mercado? Totalmente.

Es un tabaco que no tiene ningún control de sanidad

y la gente no sabe lo que fuma. Se ha estandarizado tanto

ese sector de la venta ilegal de tabaco que los consumidores

lo ve bien porque el que vende el trabajo de contrabando

es un parado, pero nos están tirando nuestro negocio

por tierra, porque yo pago impuestos para vender

un producto real y ellos no pagan nada.

La competencia desleal también se da en otros sectores.

Ahora veremos cómo hay algunos que hacen negocio

con el transporte de pasajeros.

Son las 5 de la tarde y en los alrededores

de la estación madrileña de Atocha hay coches,

maletas y mucho movimiento extraño.

Conductores que se encuentran con pasajeros desconocidos.

Se saludan y se suben.

Un apretón de manos y un destino común.

Han quedado a través de una aplicación móvil

para viajar juntos.

Y este es un punto de encuentro muy habitual.

Perdona, somos de Televisión Española.

¿Estáis haciendo un BlaBlaCar?

¿BlaBlaCar?

¿Y qué tal? ¿Cómo funciona?

¿Es la primera vez? ¿Y por qué te has decidido?

¿Adónde vais?

BlaBlaCar nace con la idea de unir viaje y ahorro.

Sin embargo, algunos conductores

se han profesionalizado y se dedican a hacer viajes

con furgonetas que llenan de pasajeros.

Hacen varios trayectos al día y así sacan un sueldo al mes.

Es dinero fácil y en negro.

Hola, buenas. Mire, estamos haciendo un reportaje...

¿Qué tipo de reportaje? Pues mire, ¿está trayendo...?

¿Qué tipo de reportaje? Sobre lo que le estoy

explicando: de BlaBlaCar... ¿De dónde sois?

De Televisión Española. ¡Ah, Televisión Española!

Pues no tengo nada que decir. ¿No? Es simplemente saber...

Sabemos que hay conductores que se dedican a hacer

varios viajes al día.

Pero no quieren hablar ante la cámara

porque saben que puede traerles consecuencias.

Estamos haciendo un reportaje sobre Amovens y BlaBlaCar.

No, a mí no me interesa. Es un segundito.

¿Alguna vez lo ha utilizado?

¿Sí?

Ya.

Usted es conductor de...

Su trabajo es otro, ¿no?

La patronal de autobuses ha denunciado que quiere

que se inhabilite BlaBlaCar. ¿A usted qué le parece?

La confederación de autobuses ha comenzado ya una batalla legal

contra esta empresa.

Lo que se está haciendo con estas prácticas es volver

a lo que llamábamos piratería.

Nosotros tenemos seguros adicionales,

una formación específica de nuestros conductores,

tenemos unos tacógrafos que recogen tiempos de conducción

y descanso de los conductores, unas ITV muy severas,

cumplimos con la ley de consumidores,

derechos de protección de viajeros.

Marina viaja ahora precisamente en autobús

pero, hasta hace poco, era usuaria de Amovens,

otra aplicación para compartir coche.

Yo ahora siempre vengo en autobús a Madrid

porque he tenido una mala experiencia

con una aplicación de compartir coche.

Ella tiene pruebas de que existen estos conductores piratas

y ha tenido la mala suerte de cruzarse con uno.

Hace dos semanas tuve un problema con un conductor.

Pues yo reservo con él una plaza para el viaje de Sevilla a Madrid.

Y en el viaje me encuentro, cuando llego donde hemos quedado,

que lleva dos perros, cosa que yo no sabía.

En el viaje se para en un punto intermedio,

que no nos había avisado, se para una hora.

Se pone a fumar mientras está conduciendo,

pero lo que más miedo me dio fue que en la M-40

se para en el arcén a poner el GPS,

porque no sabe llegar a Atocha.

Después del viaje, ella escribió una crítica desfavorable

en el perfil del conductor y él le contestó con una amenaza.

"Tu valoración no valdrá de mucho.

Tardo menos en crearme un perfil que lo que has tardado en hacerla.

La próxima vez que solicites un viaje quizás sea yo

y te quedes tirada esperando.

La amenaza se cumple, Marina contrata un nuevo viaje

de Sevilla a Madrid con una chica

que resulta ser un perfil falso.

Cuando llego al sitio, me tiene esperando casi una hora

y, después de una hora, me llega un mensaje diciendo

que está poniendo el GPS en el arcén y que ahora tengo motivos

para valorarlo mal. Y me deja tirada allí.

Además de quedarse sin viaje, asegura que tuvo que aguantar

la humillación del conductor.

Recibo, además, un vídeo subido de tono

en el que se está riendo claramente de mí.

Sí, es un vídeo de contenido sexual muy desagradable.

Y lo que hace es que, a través de ese vídeo,

me indica que está en un supuesto sitio.

Ella denuncia lo sucedido a la aplicación,

que toma medidas y le bloquea.

Marina asegura que se dedica profesionalmente a esto.

Tiene distintos perfiles e, incluso,

tiene tres líneas distintas de teléfono.

Una de ellas me ha coincidido y me he dado cuenta que es él.

Hace viajes día sí, día no. Entonces, llena el coche

de Sevilla a Madrid y de Madrid a Sevilla hace igual.

Y cobrando lo mismo.

Hace los viajes los jueves, sábados y lunes.

-Mira, sí es él. Le localizamos cerca de Atocha.

¡Hola! Perdone. ¿Qué hay?

Somos de TVE. En uno de sus múltiples viajes

de Huelva a Madrid.

¿Comparte coche para hacer viajes?

Sí, de hecho, traigo a personas con BlaBlaCar.

¿Viene de Huelva a Sevilla y Madrid?

Sí, Huelva-Sevilla-Madrid y otra vez para atrás.

¿Lleva haciéndolo mucho tiempo? Pues tres meses más o menos.

Ajá. ¿Y alguna vez ha tenido algún problema con algún usuario?

Por lo general no, por lo general más o menos...

Hombre, pequeños problemillas, pero por lo general bien.

Afirma que no ha tenido problemas importantes con nadie

y que hace, por lo menos, tres viajes a la semana

por motivos laborales.

Sí, porque trabajo con varias protectoras

y tengo que traer perros para acá. Entonces, pues...

Trabaja con... Aprovecha, ¿no?

Aprovecho, traigo los perrillos y traigo pasajeros.

¿Con cuánto suele colaborar cada uno?

Eh, yo lo suelo tener a 20 euros de Sevilla...

De Sevilla-Madrid, o Madrid-Sevilla.

Si hace seis trayectos a la semana,

en cada viaje transporta a cuatro personas

y les cobra 20 euros,

gana 480,

un total de 1920 euros al mes.

Vale, tienes un beneficio. Tiene un sobresueldo ahí, ¿eh?

Sí, pero claro, después, si tú haces eso cada...

Supongamos dos o tres días a la semana,

al final, tienes que hacer lo que es el cambio de aceite,

el cambio de gasoil y todo eso... Lo tienes que hacer al mes.

O sea, sería como para ganar un poco de dinero a corto plazo.

Si lo haces un mes o dos, pero a la larga,

te cargas el coche y, uf...

Y no te sale rentable. ¿No cree que sea

competencia desleal como dice la patronal de autobuses?

Los autobuses... Sí, pero...

Ajá. Un poco, la verdad, pero claro...

-En estas aplicaciones hay de todo:

Hay gente que realmente lo hace para ahorrarse un dinero,

gente que lo hace por negocio, como este hombre,

y gente joven que lo hace por necesidad

porque, si no, no puede realizar el viaje en su vehículo.

¿Sí?

BlaBlaCar tiene un impacto en el mercado del transporte

de viajeros por carretera importante.

Por ejemplo, un viernes en lo que es el Levante,

BlaBlaCar ya supera más del 50%

de las plazas que ponemos en el mercado.

-Hemos analizado todas las rutas que se ofrecieron en España

en el último año y solo un tercio de ellas

tenían conexión equivalente directa en autobús.

Es decir, conectamos muchas veces trayectos que, de otra manera,

no existirían. Por ponerte un ejemplo,

es posible encontrar en BlaBlaCar viajes entre Navacerrada y Almería.

Concebús acusa a los conductores de BlaBlaCar de ejercer

un servicio de transporte sin licencia y, por eso,

les ha demandado. Para fundamentar la demanda,

efectivamente, contratamos a un equipo de detectives que

se hicieron pasar por conductores, por viajeros

para documentar la demanda, el funcionamiento de la web...

-BlaBlaCar tiene presencia en 22 países,

25 millones de usuarios y el único país

donde hemos tenido alguna fricción es en España.

Esto no es más que colaborar para hacer

un uso más eficiente de un vehículo,

pero en ningún momento hay una actividad económica detrás,

por lo tanto, no podemos hablar de economía sumergida

cuando no hay beneficio por parte de usuario.

Donde sí hay mucha economía sumergida

es en el transporte de mercancías.

Uno de los negocios de los últimos años

es aparcar en la puerta de los grandes almacenes

y ofrecer los servicios como transportista ilegal.

Los conductores hacen cola

en la puerta para convencer al cliente.

Cobran la mitad que en la tienda.

La gente, cuando sale fuera...

Sí. Les preguntamos

si quieren el servicio.

Lo hacemos muy bien... Barato,

con seguridad, en el momento.

El mínimo 30 euros.

Pero, por supuesto, que Ikea ha dicho a las cajeras

que nosotros somos ladrones,

que robamos,

que no sé qué, que rompemos los muebles.

Muchos clientes son desconfiados,

pero es dinero negro, pero eso no es dinero negro,

porque no estoy robando ni del Estado

ni de nadie, del bolsillo.

En otro Ikea de Alcorcón también hay otros 60 por ahí.

En el de Vallecas también hay unas 50 personas trabajando,

pero cada uno trabaja por su cuenta.

¿Has tenido algún problema

con la persona que te contrata o...?

Algunas veces salen peleas entre nosotros.

¿Entre vosotros por los clientes? Sí, por los clientes.

Para evitar las peleas, los transportistas ilegales

se dividen las zonas de carga por nacionalidades.

¿Y hay aquí mucha competencia?

Nos acercamos a otro centro comercial

donde trabajan estos transportistas ilegales.

Queremos saber cómo funcionan y qué márgenes de beneficio obtienen.

Ajá.

Nos confirma que se trabaja en negro,

pero lo más curioso es que a veces

es con la connivencia de los almacenes.

¡Que empiece la fiesta! ¡Arriba, oye!

El último sector de la economía sumergida en aflorar

ha sido el negocio de las orquestas.

El rey de las verbenas gallegas ha sido detenido.

¡Que empiece la fiesta! ¡Arriba!

Las orquestas de las verbenas

son un negocio bien visto por todos.

#Salí de casa con la sonrisa puesta.#

#Hoy me he levantado contento de verdad.#

Quién no ha bailado alguna vez en las fiestas de su pueblo.

Dinamizan las zonas rurales, hasta tal punto,

que en algunas regiones como en Galicia,

están pidiendo que se conviertan en Patrimonio Cultural.

En esta comunidad, operan cerca de 300 orquestas.

Y se ofrecen una media de 16 000 conciertos anuales.

Lo que se acaba de descubrir, es que el 90%

de estas contrataciones son ilegales.

Y que algunos empresarios han acumulado grandes fortunas

gracias al fraude a la Hacienda Pública.

Es un sector económico que funciona

en el ámbito de la economía sumergida.

El 90% de las operaciones que se realizaban,

no había factura, no se estaba repercutiendo el IVA

y si eran personas físicas, no declaraban su IRPF.

Podemos hablar de unos 50 millones de euros.

Hay estudios que hablaban de hasta 90 millones de euros.

Se trata de una industria estructurada.

Los clientes son los ayuntamientos.

Y en la mayoría de los casos, comisiones de vecinos

que autogestionan sus fiestas.

Las oficinas de representación son los grandes del negocio.

Son las que proporcionan las orquestas a los clientes.

Y por ser los que cobran del cliente,

sobre ellas ha recaído especialmente

el peso de la macroactuación de Hacienda.

Se ha liquidado en vía administrativa,

deuda tributaria y sanciones por 20 millones de euros.

Y después, hemos denunciado delitos

por valor de 22 millones de euros.

Delitos fiscales.

Como los seis delitos que atribuye el Ministerio Fiscal

al rey de la verbena gallega.

Este hombre, Ángel Martínez Pérez, Lito.

Este empresario musical concentra el 50% del sector en sus manos.

Dueño de Panorama,

una de las orquestas más famosas y aclamadas del país.

Te podría contar que se estima

que la orquesta Panorama es capaz de mover al año

entorno a un millón de personas.

Y, lógicamente, por la facturación.

Es un sector que mueve entre 50 y 80 millones de euros.

La Fiscalía reclama a Lito hasta 20 millones de euros

por defraudar impuestos a través de medio centenar

de formaciones musicales.

Nosotros no estamos investigando a Panorama

ni a París de Noia ni a ninguna orquesta.

Estamos investigando a Lito y a sus empresas.

El problema que tiene ahí, es que se juntan muchos delitos.

Solo en esta querella hay seis. Pena mínima es uno.

Acusaciones que podrían suponerle

una condena de seis años de cárcel

y sobre las que no da respuesta.

Se acogió al derecho de no declarar.

Dice que no está en condiciones.

No se le ve bien, pero hay un informe forense

que dice que está en condiciones.

No. Él... Ah, no. Depresión.

Sí, sí. Consta en el informe forense depresión.

Esta es la última imagen del magnate de la verbena gallega.

Desde que saltara el caso hace un año, raro es verle.

Un equipo de "Teleobjetivo" se propone encontrarle.

Queremos conocer su versión y nos trasladamos

a Caldas de Reis, donde montó su imperio.

Perdona. Busco a empresario, a Lito.

¿Pero vive aquí?

¿Es conocido aquí en Caldas?

Gracias. Chao.

Es un empresario llamado Lito,

de las orquestas. ¿Por dónde para?

¿No le conocen los vecinos?

Busco a un señor, Lito,

el de las orquestas. ¿Sabe si vive aquí?

¿Y aquí no le conocen en el pueblo?

¿Se deja ver por el pueblo?

Uno de los grandes de la verbena gallega, ¿no?

Tiene tráiler y demás.

Nos trasladamos a las naves de Lito.

Sin apenas actividad, sorprende la decadencia de las instalaciones

del que fuera gran exponente de la verbena gallega.

No cejamos en nuestro empeño.

Conducimos hasta Pontevedra.

Allí la nueva oficina de representación

que gestiona las orquestas que eran de Lito.

Nos dicen que ya no tienen nada que ver con él.

Nos ponemos en contacto con su abogado, Francisco Mínguez.

Tampoco quiere hablar.

Nos envía este comunicado en el que se defiende,

atacando a la Administración por querer recaudar a toda costa

y lamenta el ánimo persecutorio hacia las empresas

y personas dedicadas a la música.

París de Noia, Panorama, El Combo Dominicano.

La influencia de este importante empresario musical

es patente en toda Galicia.

Monforte de Lemos es uno de esos cientos de pueblos

que quiso contratar a las orquestas de Lito.

Sin embargo, el que fuera su alcalde,

denuncia que se encontró con prácticas casi mafiosas.

Es una persona que, bueno, utiliza unos métodos

nada acordes con lo que puede ser la legalidad.

El antiguo alcalde de Monforte de Lemos asegura

que sufrió un chantaje cuando quiso contratar

a la orquesta Panorama.

Y llegamos a un acuerdo para que en las fiestas de agosto,

por un precio que son 18 000 euros, vendría a actuar a Monforte.

Una vez hecho el acuerdo con Panorama,

el resto de las actuaciones, el Ayuntamiento las saca

a concurso para dar oportunidad

a las empresas que se quieran presentar.

Y el concurso lo gana una empresa de Monforte.

Al poco tiempo, la concejala de Cultura me informa

de que recibió una llamada del representante

de la orquesta Panorama donde le dice

que no va a venir a actuar a Monforte.

Yo, ante esa noticia, lo llamo por teléfono

y lo que me dicen, es claramente que, o le damos

el concurso público a ellos, o si no,

ellos no vienen a actuar a Monforte.

Justamente, no conformes con ese chantaje,

intentaron hacer, ofrecieron la actuación

para ese mismo día a tres ayuntamientos.

Los alcaldes estuvieron a la altura de las circunstancias

y no permitieron tampoco, y eso que le ofrecían

la actuación por una tercera parte de lo que le costaba a Monforte.

Las prácticas de Lito también provocaron conflictos

con otras grandes orquestas de Galicia.

Os llegaron a echar abajo algún contrato por presiones.

Pues sí. Nos echaron muchos contratos.

No uno ni dos ni tres. Varios. O se hacen todas

de la misma agencia, o si no, no tocamos.

A mí me parece un poco duro.

Quien dice eso, pues te puedo nombrar muchos casos.

Somozas, El Burgo... Muchas fiestas

con contratos firmados. Si no va esto, no va esto.

El gerente de Galicia Espectáculos explica claramente

cómo funcionaba el negocio de las orquestas.

Un pueblo como este que estamos aquí,

se junta una comisión, va pidiendo

por las puertas de las casas. La gente da un donativo.

50, 40, 30, 100 euros. Y entonces, con ese dinero

que juntan, contratan a una orquesta.

¿Qué pasaba? Que antes declaraba algo.

Pero ahora, en estos momentos, con el IVA al 21%,

en las comisiones se juntan 10 000 euros.

Pues date cuenta de que si le sacas el 21% de IVA,

no le queda ya nada.

O sea, que mucha gente ya no hace ni fiestas.

-Nosotros hemos tratado, hemos trasladado

a estas comisiones de fiestas, que le hemos enviado una carta,

es que primero tienen que pedir factura.

Y que en esa factura se repercuta el IVA que corresponde.

Y que, además, si la prestación de servicio supera

los 2500, por encima de los 2500 euros,

no pueden realizar el pago en efectivo, porque está prohibido.

Preguntamos a una comisión de fiestas,

la de San Antonio, en Monforte de Lemos.

Las fiestas de San Antonio duran cuatro días.

Y traemos dos orquestas por día.

Un total de ocho orquestas.

Somos doce miembros de la comisión de fiestas

y pedimos casa por casa a todos los vecinos

una colaboración para llevar esto a cabo.

El presupuesto que manejamos este año,

anda entre los 30 y 35 000 euros.

Para sufragar las orquestas, charangas,

grupos de bailes regionales, gaiteiros.

Y todo los que lleva la fiesta.

Esto es como todo. No todo el monto está mal.

Pero sí es verdad que te encuentras

con otros casos que son tremendamente chocantes.

Facturaciones en un ayuntamiento de orquestas

por un valor de 20 o 30 000 euros.

Y después, una comisión de fiestas en otro lugar

te dice que solo ha costado 2000.

Cosas de ese tipo. En fechas similares,

en eventos similares y con volúmenes similares.

En Galicia, donde hay una verbena por cada 169 habitantes,

reina la incertidumbre por el futuro

de las orquestas de pueblo.

Incluso la Xunta ha pedido una tributación especial

para un sector que los gallegos consideran

casi patrimonio cultural.

(CANTA)

  • Sin factura y en negro

Teleobjetivo - Sin factura y en negro

07 jun 2016

Los reporteros de Teleobjetivo investigan esta semana a los grupos organizados que se dedican a explotar los alquileres ilegales en Ibiza, en 'Sin factura y en negro'. El reportaje analiza también el fraude millonario en el que han incurrido las orquestas y oficinas de representación de la verbena gallega y muestra cómo los contrabandistas de tabaco operan por mar para sacar la mercancía de Gibraltar.

ver más sobre "Teleobjetivo - Sin factura y en negro" ver menos sobre "Teleobjetivo - Sin factura y en negro"
Programas completos (34)

Los últimos 69 programas de Teleobjetivo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios