www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3457818
No recomendado para menores de 16 años Teleobjetivo - Operación cobre - Ver ahora
Transcripción completa

27, lo ves, ¿no? Lo tienes a unos 50 metros delante.

Les han detenido por robar y vender cobre.

Está detenido, ¿vale?

Su delito es muy grave.

Porque ellos roban el cobre

que nos lleva la luz a nuestras casas.

El cobre de todos los españoles.

El cobre del sistema de seguridad del A.V.E.

El cobre que regula el suministro de agua para los regantes.

Y aquí los restos de pelar todo el cable, llevarse el cobre

y dejar ahí la funda.

Poblaciones como Gilena, en Sevilla, que se quedó

sin el tratamiento de sus aguas residuales

porque son incapaces de hacer frente

al gasto de la reparación.

Y, ahora, el pueblo, sin depuración de aguas.

Claro, está inhabilitado y sin depurar las aguas.

El costo es inasumible para el Ayuntamiento

por los problemas presupuestarios que tienen hoy en día.

Porque este metal es imprescindible para nuestra vida.

¿Y dónde está el cobre?

Pues hay mucho cobre tanto en los edificios,

como en las farolas,

en los semáforos, en todas las conducciones eléctricas.

Los coches, de promedio, tienen 25 quilos de cobre.

O incluso las mismas personas, ya todas usamos teléfono móvil

que tiene cobre en su interior.

El móvil tiene cobre. Así es.

Y tiene un alto precio

que se fija en la bolsa de los metales de Londres.

(Bullicio)

La policía os siguió durante meses.

Es un grupo de rumanos que roban cobre

¿y cuánto tiempo llevan investigados?

Llevamos detrás de ellos cerca de siete meses.

Y para su detención se necesitó un operativo

de más de 50 agentes.

Pero los ladrones no son los únicos que sufrirán por sus delitos.

Quienes compran el cobre sabiendo que procede de un robo,

también verán endurecidas las penas.

Pasarán de un año de cárcel con el anterior Código Penal,

hasta tres años con el actual.

Precintado policial.

Los agentes pueden intervenir el material

comprado de algún robo.

Y hasta proceder al cierre del negocio.

Esto es un punto clave de vigilancia.

Miro hacia el campo y no veo, absolutamente, nada.

Porque no está acostumbrada a mirar de noche.

Lo tienen visto todo y por la noche pegan el palo.

Si no hubiera compradores, no habría robo.

Desde la fiscalía se sienten orgullosos de que se termine

con la impunidad de los ladrones de cobre.

Se trata de un hecho, sumamente, grave

que afecta de manera clarísima

a la economía nacional y, por lo tanto,

al patrimonio de todos los españoles.

Se ha conseguido penalizar la reincidencia.

Las denuncias por robo.

Pues mira:

Una, dos, tres,

cuatro, cinco, seis,

siete, ocho y nueve.

Para que lo que es de todos no se lo lleven algunos.

Hoy en "Teleobjetivo", "Operación Cobre".

Desde el cielo de una gran ciudad

podemos imaginar la cantidad de cobre que hay.

Incluso el que no vemos.

Sólo en España consumimos 360000 toneladas de cobre al año

de los 24 millones que se consumen en el mundo.

Quien mejor puede explicarnos el valor y el precio de este metal

tan asociado a la electricidad,

es el director del Instituto Europeo del cobre.

Aquí usted ya está viendo cobre.

Así es. Pues hay mucho cobre tanto en edificios,

como en las farolas, semáforos, en conducciones eléctricas...

Y no solo en las partes fijas que podemos ver,

si no, también, todos los objetos en movimiento.

Los coches, en promedio, tienen 25 quilos de cobre.

Si es híbrido o eléctrico puede llegar a los 50 quilos.

O incluso las mismas personas, ya todos usamos teléfono móvil

que tiene cobre en su interior.

El móvil tiene cobre. Así es.

Pero sí es necesario para hablar por el móvil,

para tener agua caliente en casa

o para ver la televisión.

Donde más se necesita este metal es en las grandes

infraestructuras de nuestro país.

También es imprescindible para el transporte.

Sí, las catenarias, todos los cables de señalización,

digamos que permiten controlar lo que es el sistema ferroviario

y las mimas máquinas que, también, tienen

gran cantidad de cobre dentro de los motores.

¿Pero, por qué roban, precisamente, el cobre?

La forma más común de la energía es la electricidad

y el cobre, por ser el mejor conductor,

es el que se usa para estos fines.

Entonces, ¿qué ocurre cuando

un pueblo se queda sin cobre porque lo roban?

Nos desplazamos hasta Coria del Río, Sevilla.

Uno de los pueblos más castigados por los robos de cobre.

Su alcalde lo sabe bien.

Encantada. Marta, de "Teleobjetivo".

¿Cómo afecta al pueblo este tipo de robo?

Pues no solo en lo económico o materiales, si no,

fundamentalmente, afecta en la inseguridad

que genera en nuestras calles,

en la imposibilidad que se disfrute

de nuestros parques a algunas horas, de esas plazas...

Una parte de un barrio lo tuvimos casi un mes a oscuras

porque fue imposible reponer todo el cableado,

y, sobre todo, la deficiencia que generó.

En un municipio como este con 30000 habitantes,

los robos de cobre hacen peligrar sus presupuestos.

Solo en material son en torno a 70000 euros,

algo más de 70000 euros.

A eso hay que sumar la mano de obra

que, normalmente, es más cara, bastante más cara

que lo que cuesta el material.

70000 euros se pueden tener contratadas

a 70 personas durante un mes.

En un presupuesto nuestro que es muy ajustado

que, por lo tanto, para nosotros es un esfuerzo superlativo.

El robo de cobre afecta,

directamente, a todos los trabajadores.

Y deja varias víctimas en la localidad.

Ha habido vecinos del pueblo que fueron electrocutados

y uno de ellos murió, David.

Eran tres los que parecen que actuaron en aquel momento

y David murió electrocutado

dentro de un centro de transformación.

Consiguió salir, pero no... No pudo sobreponerse.

Otro joven al que se le acusó de robar cobre,

logró sobrevivir.

Hemos hablado con su madre.

Hola, ¿está Manuel?

En rehabilitación. En rehabilitación.

¿Y sabe a qué hora vuelve para hablar con él?

Pues no sé, no tiene hora en volver.

No tiene hora. Lo trae la ambulancia.

¿Tenía antecedentes por robo?

No tiene antecedentes.

No.

La madre de Manuel prefiere que hablemos dentro de la casa,

no quiere que el vecindario vea con quién habla.

¿Quién es su hijo?

Este, el mayorcito. Este de aquí.

Sí.

Y ahora él, físicamente, ¿cómo está?

Está bien, tiene buen ánimo, vamos que no se ha dejado caer.

Le falta un brazo, ¿verdad? El derecho, sí.

Falta el derecho. Lo perdió de...

Porque le pilló esto de aquí, todo esto...

Le pilló la médula...

Y tiene lesión medular.

Su sillita de ruedas... En fin.

Subiendo, iban corriendo para meterse en la casilla,

mi niño llegó antes y a él le tocó.

Aquello estaba abierto, en malas condiciones...

Su hijo está a la espera de juicio.

La empresa eléctrica lo demandó por un intento de robo de cobre.

¿Y ustedes denunciaron o algo?

Está en manos del juzgado,

pero hace cerca de 5 años y aquí no...

¿Y dónde fue donde le dio la descarga a su hijo?

Que... Era en el campo

y era una casilla de la electricidad.

Que estaba abierta.

Cuando entraron es porque estaba abierta.

Ya... ¿Y no había carteles de peligro...?

No lo sé, no lo habría, no lo habría porque...

Cuando entraron y le pasó lo que le pasó, empujó la puerta

y era un cable de mucha tensión.

Son las graves consecuencias del robo de cobre.

Pero no son las únicas.

A solo 130 quilómetros de Coria del Río, en Gilena,

otro pueblo de Sevilla, los ladrones de cobre

multiplicaron su presencia en los últimos dos años.

Los agricultores son

los grandes perjudicados de estos robos.

Marta, de "Teleobjetivo". Encantado.

Usted es agricultor aquí en Gilena. Efectivamente.

¿Usted ha sufrido robo de cobre?

Sí, hemos sufrido robo de cobre y de otros productos.

¿Podría contar un poco de...?

Querrás ver lo más reciente...

Aquí tienes dos.

En esta viene el detalle que destrozaron

un transformador eléctrico,

valorado en 8000 euros

y cable de cobre valorado en 3000.

Estas son las pérdidas de material.

¿Podríamos visitar alguno de sus campos?

Sin problema ninguno.

Por ahí...

Abandonamos el pueblo para dirigirnos

a los lugares en que se cometieron los robos más recientes.

Estamos entrando en una de las fincas nuestras

y al fondo puedes ver la caseta de riego

y, tras ella, se encuentra el transformador

y, justo detrás, está el poste que le suministra la luz

y en mitad del poste,

esa caja oscura que se ve es el transformador.

Es lo que está codiciado por quien viene buscando cobre

porque su interior es una bobina de cobre.

La corriente viene a través de esos tres hilos

que hay ahí arriba, entra en 25000 voltios,

la recibe ese transformador, baja en esos cables,

que no son objetivo de robo porque es aluminio

y ellos lo comprueban porque, fíjate, como aquí

rompen el poste para ver qué tipo de cable hay dentro.

¿Cuánto cobre hay dentro de un transformador?

Puede tener, tranquilamente, unos 20 quilos de cobre.

¿Y vienen con un coche para tirar?

Tiran con el coche hacia abajo en esa calle

y cuando tensan, derriban el transformador.

¿Cuánto cuesta un transformador?

Ese en torno a 7000 euros.

7000 euros. 7000 euros.

Por 20 o 25 quilos de cobre te destrozan

una propiedad que vale 7000 euros.

Además, el daño que produce porque es imposible

restaurar un transformador y preparar la instalación

en menos de 12 o 14 días.

De regreso al núcleo urbano nos encontramos el lugar

donde los ladrones preparan el cobre robado para venderlo.

Esto es una antigua arcillera de aquí y ahí están los restos

de algunos de los últimos golpes que han dado.

Esto son las fundas de los cables de cobre.

Aquí ves, perfectamente, todo está rajado, se llevan el cobre

y aquí dejan nada más que la funda.

Los robos en Gilena se suceden de manera continua.

Este agricultor enseña el último de los grandes robos:

La depuradora municipal.

La desvalijaron días antes de su inauguración.

Veis el estado... En este lugar

se encontraba el cuadro general eléctrico de la depuradora,

ya no queda nada.

Las mangueras por las que estaba el cobre, desapareció el cobre.

Aquí estaba la batería de condensadores,

cuadro general, tubos de distribución y ya veis.

Ahí en el cajetín se ve el corte, ¿no?

Claro, por ahí cortan y sacan los cables.

Y si ves el foso, por ahí salían todas las tuberías

generales de cobre que desaparecieron.

Hablamos de una depuradora pública que da servicio al pueblo.

Correcto. Inhabilitó, completamente,

el uso de esta depuradora.

Ahora mismo, las aguas no se depuran.

Todas las llaves de paso que abren y cierran

todo el circuito de agua, también, las robaron.

Observa que hasta las juntas se quedaron en el suelo.

Las juntas van aquí, aquí va la llave

y las llaves desaparecieron.

¿Se puede poner de nuevo

en funcionamiento la depuradora de agua?

Trasladamos la duda al Alcalde de Gilena.

Soy Marta, de "Teleobjetivo", de TVE.

¿Usted sabría decirme cuánto costó al Ayuntamiento esa depuradora?

Entorno a millón y medio,

dos millones de euros, aproximadamente.

Y ahora mismo está totalmente abandonada por los robos sufridos.

Lleva ya año en periodo de abandono.

Ahora habría que retomar y hacer otra inversión.

Con la situación ahora mismo que tenemos,

es un obstáculo bastante grande al que tiene que acudir,

hacer frente un ayuntamiento.

Aparte del destrozo, tenemos una sanción

por no tener el agua depurada.

La sanción puede venir entorno a unos 15 000 euros,

aproximadamente, al año.

Los ladrones de cobren tienen en las grandes empresas

su principal objetivo. La red ferroviaria es

el gran supermercado donde surtirse de cobre.

Aquí hay un roto.

Ellos lo que hicieron es manipular esos seccionadores

para dejar sin tensión la parte de cableado

que iban a sustraer.

En este pueblo, acosado por los ladrones de cobre,

los agricultores han tomado medidas desesperadas.

Vigilar ellos mismos los campos con la llegada de la noche.

Y todas las noches hace esta ruta. Casi todas las noches.

No la misma ruta. Las alterno.

Procuro entrar unas veces por un sitio, otras por otro,

variar las entradas y salidas de la finca.

¿Qué pasa, campeón?

¿Ya vienes de dar una vuelta? Queda con Dios.

Es un control rutinario lo que hacen los agricultores.

Sí. Como casi todos nos conocemos, es bastante habitual

que nos tropecemos por los caminos.

Unos salen a unas horas, otros a otras.

Y procuramos que siempre haya alguien por ahí rondando.

Hombre, lo hacemos, obviamente, porque lo que está en el campo

es nuestra forma de vida.

Es lo que le da de comer a nuestra familia, a los hijos.

Los agricultores, además de su presencia nocturna

en los campos, han contratado una guardia rural privada

que completa su vigilancia. Buenas noches, señores.

¿Y este es un punto de vigilancia?

Este es un punto clave de vigilancia.

Hay varias casillas de aperos, que se llaman casillas de aperos,

en las cuales tienen motores de riego

y tienen bombas de riego que la suelen quitar.

¿Cuántos guardas hay ahora mismo trabajando?

Lo mínimo, de 15 a 20 casi seguro que hay en la zona.

¿Y cuántas hectáreas de campo hay que vigilar?

Solo Gilena, son 3500, sin contar las fincas particulares

que serán 5000 hectáreas. Miro hacia el campo y no veo nada.

Pero es porque usted no está acostumbrada a mirar de noche.

Son ladrones que saben dónde están,

porque si no, es imposible orientarse.

El producto que se llevarán, ya lo tienen visto.

-Lo tienen visto todo y vienen por la noche a pegar el palo.

-Si no hubiera compradores, no habría robos.

Eso no cabe la menor duda. Y no estarían aquí

ustedes esta noche. Sin duda.

Pero el campo no es el único lugar

que los ladrones tienen en el punto de mira.

Los polígonos industriales se convierten

en otro de los lugares elegidos para los robos.

¿Por qué hay una barrera? Esto es el polígono.

Volvemos hacia el pueblo y este es el polígono industrial.

Todas las entradas se cierran por la noche

y se abren a las seis y media de la mañana,

para obligar a que los vehículos que quieran entrar,

solo puedan coger la entrada que está abierta.

Y el guarda, que tenemos contratado para el polígono,

pueda vigilar la entrada.

O sea, que roban en el campo y roban en el polígono.

Aquí vemos que hay un punto en el que se junta

lo que es el campo con el polígono.

Podemos poner todos los medios que a nuestro alcance,

que es cortar los viales.

Pero a través del campo, pueden entrar.

De ahí, le necesidad de mantener el guarda toda la noche.

Hasta luego. Hasta luego.

Como en el caso de Gilena, los daños ocasionados

por los ladrones de cobre de las instalaciones ferroviarias

los tenemos que pagar entre todos.

Con una gran diferencia,

los trenes no pueden dejar de circular.

Es un servicio público de primera magnitud.

Acudimos a uno de los lugares en los que se acaba de cometer

un gran robo de cobre, con los responsables de seguridad.

Estamos en la población de La Gineta.

Nos dirigimos hacia la subestación eléctrica.

Es un lugar donde se ha producido varios robos

por parte de esta banda.

Esto siempre está cerrado, entonces, entiendo

que cuando llegan los ladrones de cobre,

rompen directamente el candado.

Lo cortan o rompen la valla y pasan por un lado o por otro.

Aquí hay un roto. Esto es lo que llamamos una gatera.

Haciendo un gancho. Un gancho y lo cogen ahí.

Y, entonces, ya por aquí todos pasan.

Una vía de acceso que pasa inadvertida

para cualquier vigilante.

Aquí se llevaron, aproximadamente, un kilómetro de tendido de cable.

Un kilómetro. Supera la tonelada.

Seguramente, cada metro, aproximadamente, un kilo.

La alimentación eléctrica viene por la red eléctrica,

los transformadores. Ellos lo que hicieron

es manipular esos seccionadores para dejar sin tensión

la parte de cableado que iban a sustraer.

Una vez que ya se han asegurado de que en el circuito

ya no hay alimentación, pues podéis ver ahí en el extremo.

Esos son los filos que nosotros

llamamos la alimentación. Esos que están colgando.

Al otro lado del pórtico, veis que hay otro cable

que también está colgando. Sí.

Si os fijáis, aquí hay restos en el suelo.

¿Es material de ellos, ese listón de madera?

Ellos lo que hacen es llevar varios listones de este tipo.

Llevan cinta americana o un precinto. Los unen.

En uno de los extremos, colocan una radial.

Y en el otro, llevan un grupo electrógeno

para poder alimentar esa radial.

Entonces, con la pértiga, desde abajo,

pueden cortar el cable. Y, además, la pértiga les sirve

como un aislante, al ser un material,

en principio, la madera no conductor

El cable que alimenta a los ferrocarriles

es de una sección tan gruesa, que cada metro pesa más de un kilo.

Un botín más que suculento para una banda organizada.

¿Cuántos robos han tenido ustedes?

Pues en lo que va de año,

aproximadamente, han habido unos 40.

40 robos. 40 de este tipo.

¿Y hay algún balance? Pues la valoración económica

de las denuncias que se han presentado

supera el millón de euros.

Están vigilados, lo saben, pero se sienten impunes.

¿Saben por qué han sido detenidos?

¿Sí? ¿Por qué?

Para nada. Nada les hace presagiar

que, en solo unas horas,

un nuevo código penal triplicará sus condenas.

Es el momento de actuar.

"Teleobjetivo" se incorpora

a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta.

Hola, Carlos. Buenos días.

¿Qué tal? ¿Vamos de viaje? Vamos de viaje.

Vamos a intentar desarticular una organización de origen rumano

que se dedica a robar el cableado del AVE.

Esos grupos crean un grave problema

en los servicios esenciales, en el ciudadano.

De Madrid salen dos equipos de ocho personas

que se unirán a los inspectores de Valencia,

los de Albacete y el fiscal que lleva el caso.

Somos testigos de este gran despliegue policial.

Bueno, venga. Vamos los cuatro coches.

Llevamos todos un canal corto para estar

en comunicación permanentemente. Y con tranquilidad.

Los acompañamos de manera extraordinaria.

Nunca antes un equipo de televisión ha compartido un operativo

con policía, el fiscal del caso

y una de las mayores víctimas de estos robos.

El desplazamiento por carretera se realiza en varios automóviles.

Una vez llegados a Valencia, se diseñará el modo de actuación.

Los objetivos ya están localizados.

Comunican sus posiciones a través

de los intercomunicadores. Cobra 3. Cobra 3.

Y llegan a Valencia. El punto de reunión es

la Jefatura de Policía.

Allí les esperan los policías

del Grupo de Metales de Valencia.

Se reúnen en despacho del Comisario Jefe

de la Brigada Provincial de Policía Judicial.

Buenas tardes. Son más de 40 hombres

los que se preparan para entrar en acción esta misma noche.

Hoy no sabemos si saldrán a robar.

En el hipotético caso que salga, cuando vuelvan,

procedemos a su detención.

Se incorporan al grupo también los responsables de seguridad

de las infraestructuras de RENFE, como víctimas de los robos.

Y comienza la asignación de tareas.

Esta gente, hasta la fecha, 14 palos,

que hayamos podido constatar.

A última hora, hemos recibido una llamada

donde uno de ellos, uno de los principales,

parece ser que quiere irse a Madrid.

El inspector jefe se ha desplazado desde Madrid

para coordinar a las unidades policiales

con otros organismos oficiales.

Es una operación que responde a un cambio estratégico

que tuvimos en el Cuerpo Nacional de Policía

en la lucha contra el robo de metales.

La diferencia es que no solo hay una operación policial,

sino que, además, en la inspección en la chatarrería

y en lo que haremos a partir de ahora

en las chatarrerías cuando creamos

que pueden estar implicadas,

será acompañarnos de la Inspección de Trabajo,

de Medioambiente y de Hacienda.

Todos dispuestos para salir a la calle

y se reparten las posiciones en el patrullaje.

Cobra 11 lo formarán con el Ibiza, David, Aitor.

Irás tú, Marta, con ellos. Son compañeros de "Teleobjetivo".

La dirección tuvo a bien que vengan en esta operación.

Cobra 10, estaré yo con los compañeros de ADIF.

Utilizan dos coches. La furgoneta está en Valencia.

La dejan en el lugar de los hechos. Llevan la Renault Kangoo

y tienen un Ford Mondeo con matrícula de Alicante.

¿Qué grado de peligrosidad tienen o cómo se organizan?

Es un grupo organizado porque cada uno tiene su misión.

Hay un jefe para nosotros, claramente individualizado.

Llevan a reventas. Tienen una furgoneta

que solo utilizaban para eso y la aparcaban siempre

lejos de sus casas para no levantar sospecha.

La utilizaban para recoger el cobre robado

y llevárselo hasta la chatarrería.

Y lo aparcaban en un sitio diferente.

Nuestro equipo se separa. Venga, pues vamos.

Mostramos la vigilancia a dos objetivos distintos.

Uno de los coches, Cobra 11,

tiene que hacer guardia en los domicilios,

y controlar los vehículos.

Cualquier movimiento pondría en marcha al resto de agentes.

¿Cómo es el modus operandis de esta banda?

Cobra 11 busca una buena posición para vigilar los vehículos.

Y ahora es cuestión de esperar si hay algún movimiento.

Mientras tanto, Cobra 13 vigila una de las casas

de los ladrones de cobre.

De repente, pasa junto a ellos un coche sospechoso

y saltan las alarmas.

Hay que llamar a la central para recibir instrucciones

y cotejar la matrícula.

Vale, se ha metido para allá, para Manises.

Va para allá. Aquel. -Posiblemente de algún chino,

de alguna nave de estas. Pero vamos...

-Nos ha adelantado y se ha ido, entonces cogimos la matrícula.

Tras el reconocimiento del vehículo sospechoso,

llega el momento de vigilar la chatarrería

donde los ladrones venden el cobre robado.

Ahora vamos a buscar un sitio para colocarnos

donde no llamemos la atención.

Y vamos a lo que policialmente se llama tronchar.

Vamos, que vamos a estar en el vehículo horas y horas

hasta que la superioridad indique que nos movamos.

Pero cercanos a la media noche

nada se mueve en el entorno de la organización criminal.

Los coches permanecen aparcados.

Se levanta el operativo.

El problema es que esa noche no salen y, no solo no salen,

sino que tienen una escisión entre ellos

y parte del grupo decide que se va a Madrid pronto.

Hoy será un día intenso.

La Policía ya tiene orden judicial

para detener a los ladrones de cobre.

Los agentes identifican el vehículo

que estuvieron vigilando la noche anterior.

Empieza la persecución.

La Policía cachea a los detenidos antes de salir del bar.

Son peligrosos, no quieren correr riesgos.

Yo no tengo nada.

Entre los detenidos se encuentra este hombre.

Responde al nombre Georgita.

Es el líder de la banda,

un experto de robo de cobre y un viejo conocido de la Policía.

No han mostrado ni resistencia ni nada en la detención.

Georgita se electrocutó en uno de os robos.

Tiene la cara llena de cicatrices.

Un accidente le deja marcado de por vida.

Aquí lo ven en pleno robo.

Las imágenes las captan las cámaras

de las empresas de seguridad de Renfe.

Georgita quiere llevarse todo el cobre que pueda

y tapa la cámara para que no lo identifiquen.

Sin embargo, nunca pudo robar el cobre.

Esta banda conocía bastante bien cómo acceder a la catenaria

y cortarla. Pero, bueno, cometieron un error,

uno de ellos se electrocutó y cayó al vacío

prácticamente de una altura de tres, cuatro metros.

Bueno, tuvo la suerte de estar vivo todavía.

Ahora la Policía acude a registrar

el lugar donde vive el líder de la banda.

A la salida encontramos a este hombre.

Es uno de los familiares del ladrón de cobre.

Soy Marta, de "Teleobjetivo", de TVE.

¿No puede hablar?

¿Es usted el abuelo de Georgita?

¿No? Es familiar.

De lejos. ¿No sabía que había sido detenido?

Cuando ha visto que la Policía

ha entrado en el domicilio, que vivía aquí.

¿Sabe por qué lo detuvieron?

Le ha pillado a usted por sorpresa.

Problemas nunca.

Muchas gracias por atenderme. Hasta luego.

Es difícil de creer que no supiera nada,

ni la razón que llevó a Georgita al hospital.

Pero la detención del líder no es la única.

Minutos después, los agentes detienen

a un tercer miembro de la banda.

(Se oye un murmullo)

La Policía traslada a los detenidos a comisaría.

¿Tienes algo? ¿Herramienta y así? ¿Tenéis?

Con la que robáis el cobre, ¿tenéis en casa?

¿La llave de la furgoneta? No te hagas el sueco.

¿No sabéis nada?

(RÍEN)

La actitud de estos supuestos ladrones de cobre es sorprendente.

¿Saben por qué fueron detenidos?

¿Sí? ¿Por qué?

"Para nada".

Se ríen, están acostumbrados a ser detenidos.

Están tranquilos, esperan que les tomen declaración.

Estaban muy tranquilos porque tienen muchas detenciones.

La media de detenciones de todos ellos es de casi nueve cada uno.

El principal tiene 12.

No pierden la sonrisa en ningún momento.

Ignoran que la ley ha cambiado.

Les espera un largo periodo en prisión.

Pero quien mejor puede explicar las consecuencias que esperan

a los ladrones de cobre, es el fiscal del caso.

Encantada, Pablo. Soy Marta, de "Teleobjetivo", de TVE.

"Teleobjetivo" lo entrevista en la comisaría donde esperan

los miembros de la banda rumana.

Están dedicándose a sustraer el cable de cobre

porque es muy rentable desde el punto de vista económico.

Estamos hablando de personas que no es la primera vez que roban.

En este tipo de fenomenología delictiva,

nos encontramos con una figura penal

que podríamos llamar un delito de cierto hábito,

con cierta estructura organizativa,

que puede ser o no jerárquica.

Ya, en el código penal, estaba tipificada la figura

de la organización criminal en sus distintos escalones.

Se les acusa de robo y de pertenencia a banda organizada.

Con el nuevo código penal su destino es la cárcel.

Las penas, tratándose de delitos de hurto,

pasan a castigarse de uno a tres años

cuando antes era un año y medio.

A partir de ahora robar cobre no será un delito menor.

El calabozo será el destino

de la mayoría de los ladrones de este material.

(Suena sirena de Policía)

En Madrid se prepara la segunda parte del operativo.

Hay que detener al grupo de ladrones

que operan en la capital. Adelante, para Cobra 1.

(Suena un pitido) -Nosotros estamos aquí ya.

-Ahora sabemos que están en este bloque,

pero no en qué domicilio, tienen tres.

Forman parte del clan de Georgita.

Su próxima reunión será en los juzgados.

Tercer día en Valencia.

Los agentes se preparan para detener

a los compradores del cobre robado.

En el punto de mira,

las chatarrerías frecuentadas por los ladrones.

-Vamos a organizar para entrar en la chatarrería

y vamos con gente del Ministerio de Trabajo

para ver si todo el personal está en regla.

Y, luego, con gente de Medio Ambiente también,

a ver si el reciclaje y demás también está funcionando bien.

Luego para hacerle el registro de la chatarrería,

que sabemos que aceptan cobra robado,

en este caso de ADIG.

-Nos vamos a desplazar a la chatarrería

en la cual se centra el principal foco de compra y venta

de este material que sustraían.

Este material, como además saben que es robado,

se deshacen de él enseguida para que no quede rastro de cobre.

-Claro. -Lo trituran y es imposible.

Llegamos a la chatarrería.

Un camión está descargando material.

Sin embargo, el propietario parece que no está.

Lo primero que los agentes se encuentran

incrimina directamente al chatarrero en un grave delito.

Se trata de una máquina para quitar la funda de plástico

de los cables de cobre robados.

Este tipo de aparatos no es rentable

salvo si se prevé pelar muchos, pero que muchos cables.

Esto es cableado de cobre.

Esto es la funda de PVC que la recubre.

Y, a lo largo de todo el PVC que lo cubre,

hay unas inscripciones que son el código de barras

del tipo de cable.

También sale el código de la empresa fabricante.

Y es lo que nos lleva a poder realizar gestiones

para determinar la procedencia del cableado.

Bien puede aparecer separado y arrojado a ese contenedor

o bien, directamente, puede ser triturado y picado.

Y aparecía en granos de plástico.

O sea, se trocea todo y se pica.

Así es imposible identificar nada. Claro, de esto nada.

Con las fundas trituradas

las pistas del origen del cobre se pierden.

Es imposible seguir el rastro de los robos.

En el registro además de la máquina

que estás desmontando se encuentran varias piezas

que son propiedad de las líneas ferroviarias

y que no pueden estar en una chatarrería.

Policía y Medioambiente comprueban si los vertidos

de residuos se hacen correctamente.

Y hasta la Agencia Tributaria

inspecciona los libros de cuentas.

No podemos acceder mientras la policía trabaja.

Pero les mostramos las imágenes grabadas

por los agentes en exclusiva.

El comisario de Valencia

nos informa del éxito de la operación.

Comisario, ¿cómo se ha desarrollado

este operativo? Estamos a punto de concluir.

Y yo lo calificaría como un éxito.

Se ha procedido a la detención

de los autores materiales de los robos.

Y ahora mismo se está procediendo

a la detención de los receptadores,

que en este caso es un empresario

que con un negocio lícito abierto al público

como es esta chatarrería en estas instalaciones,

pero que recibía y transformaba el material robado.

Pero el éxito no se mide

exclusivamente por las detenciones,

sino por la colaboración con otras entidades.

La investigación se centra en 15 delitos de robo

que en una primera valoración de los daños causados

pues se sitúa en torno a los 600 o 700 mil euros

en un periodo relativamente corto de actividad.

¿Satisfecho? Muy satisfecho.

La chatarrería de Manises ha sido clausurada.

Precintado policial.

Pero el trabajo policial no termina.

Otros puntos calientes donde se almacena el cobre

siguen siendo pasto de ladrones.

Este material termina siempre en las chatarrerías.

Perdonen, ¿ustedes se dedican a coger chatarra

de sitios abandonados?

Que no, que no queremos hablar con la prensa.

Pero simplemente me lo cuentan.

Lo habéis fastidiado todo vosotros.

Nos ponéis de ladrones, de banda organizada.

No, eso yo no. -Que no me grabes te he dicho.

La policía tiene que estar en otras cosas peores

y tienen que estar aquí para cuatro gitanos

que están cogiendo.

¿Estamos robando? ¿Estamos haciendo algo?

Hombre, están cogiendo chatarra.

Pues ya está. ¿Pero esto es de alguien?

Esto no es de nadie.

¿Dónde venden la chatarra después?

¿La cogen y a quién se la dan?

¿Nos deja señora, por favor?

Simplemente les pregunto qué están haciendo.

Estoy cogiendo chatarra para darle comer a mis hijos.

O que me den trabajo. ¿Cuánto se suele sacar

por esta chatarra usted?

¿Yo? Diez euros. ¿Por cuánto, qué cantidad?

Por todo lo que pueda coger.

Viven del expolio del cobre, de empresas abandonadas.

Pero según la policía

también están cometiendo un delito,

vender cobre robado a diferentes chatarrerías.

Hasta hace poco tiempo

las chatarrerías eran almacenes de cachivaches

a los que se les encontraba algún valor.

Hoy España se ha convertido en un país exportador de cobre.

Curiosamente sin minas de este metal.

Acudimos a la Federación Española de Reciclaje.

Es la directora general.

Por sus manos pasa la gestión

de los ocho millones de toneladas de metales

que se reciclan en España cada año.

Soy Elena de "Teleobjetivo".

¿Cuál es el origen del cobre que nosotros exportamos?

Tenemos un origen doméstico puramente de los consumidores

y usuarios que llevan las cosas a los puntos limpios.

Y todo ello acaba en unos almacenes,

de ahí se clasifica convenientemente.

Y luego y llevamos a fundición.

No tenemos mucha extracción,

pero reciclamos todo el cobre que se produce a nivel español.

Orígenes todos ellos muy lícitos.

Reciclar es una actividad que se recomienda

desde los organismos internacionales

para la conservación de la naturaleza.

¿Pero dónde va la mayoría del cobre

que llega a las chatarrerías?

El cobre que se roba en nuestro país

normalmente no lo pueden introducir

en el mercado legal en el propio país.

El destino final suele ser China.

¿De qué precio estamos hablando?

Nosotros nos guiamos por una bolsa,

igual que la Bolsa de Madrid, la Bolsa de Tokyo,

está la London Metal Exchange, que está en Londres

y es la que marca el precio a nivel mundial.

Entonces ahora se está hablando

aproximadamente unos 4500-5000 euros/tonelada.

Ese es el precio de compra

de un material ya en lingote puro.

Cuando estamos hablando

de un primera compra podemos estar hablando

de 0,90 céntimos el kilo de cable.

Y es desde este lugar

desde donde se pone precio al cobre.

Es la Bolsa de Londres.

Lo que deciden aquí afecta a todo el mundo.

Su precio fluctúa tanto que desde esta moqueta

pueden levantarse o perderse grandes fortunas.

De ahí el nerviosismo en los brokers,

sus múltiples teléfonos

y las señas de complicidad que intercambian.

Está en juego la competitividad de su cliente.

Con la caída de los ladrones de cobre en Valencia

la policía descubre que hay una parte de la banda

que se esconde en la capital de España.

David va a hablaros

de la distribución de los equipos.

Ya sabéis que viene TVE en el coche.

Si tenéis la suerte de trincar pronto, Javi, pues avisadnos.

Comienza la segunda parte

de la macro-operación contra el robo de cobre.

Esta vez será en Madrid, en el barrio de Carabanchel,

al suroeste de la capital.

Hoy toca efectuar unas detenciones.

¿Qué nacionalidad tienen?

Todos tienen nacionalidad rumana.

¿Y tienen relación con los detenidos de Valencia?

Los detenidos de Valencia residían aquí en Madrid.

Todos proceden de la misma región de Rumanía.

Pero sí, todos son conocidos.

Y ahora mismo cada uno os vais a posicionar

en un punto de vigilancia para en el momento que salgan

estas personas detenerlos.

Lo más prudente en estos casos es esperarles

para evitar una detención en casa,

porque no vamos a hacer registro domiciliario.

Y para que no nos detecten antes de la detención.

Porque si no se van a poner en contacto

y no va a haber manera de que salgan de casa.

(RADIO) Adelante, adelante.

Vale, recibido, nosotros estamos aquí ya en posición.

El coche ya está en su posición.

Ahora toca esperar.

Quedan pendientes nueve detenciones.

Y tienen que realizarse de manera simultánea.

Adelante. -Vale, acabamos de ver

al objetivo, se ha introducido en el portal.

Dos miembros de la banda se atrincheran en una vivienda.

Se ha visto al objetivo entrar, a Stephan en su domicilio.

¿Ahora qué es lo que hay que hacer?

Estamos a la espera de que llegue el abogado

que los va a asistir a ver si les convence

para que salgan de buenas maneras.

Sabemos que están en este bloque,

pero no sabemos qué domicilio porque tienen tres

en este mismo bloque. ¿Cuántas personas están?

Ahora mismo cinco funcionarios.

Sí, estamos cubriendo la posible vía de escape,

que es a través de un patio interior

o bien por la puerta de acceso normal.

Tras una persecución por los tejados de la zona

la policía consigue detener al objetivo.

La operación concluye con nueve detenciones en Madrid

y seis en Valencia.

Se ha desarticulado una banda de ladrones de cobre,

en su mayoría cobre de todos los españoles.

El de nuestros servicios básicos

como el transporte ferroviario.

El año pasado casi 150 km. de cable se robaron,

fundamentalmente de las vías del AVE.

Un robo que para garantizar

la seguridad de todos los usuarios

ha de repararse con urgencia,

retirándolo de otras partidas de gasto.

La empresa que se encarga de mantener

las infraestructuras de RENFE sabe lo que nos cuestan

estos robos a todos los españoles.

¿Qué consecuencias puede tener

ese corte de un cable de cobre de una vía de un tren?

La paralización del tráfico ferroviario.

¿Se han paralizado trenes por robos de cobre?

Sí, sí, sí, sí.

¿Cuál es el perfil del ladrón del cobre?

Hay dos tipos característicos grandes.

Uno que se dedica al pequeño robo,

que va a coger una pequeña cantidad

para cambiarlo inmediatamente.

Y luego las bandas organizadas que hay, que suelen ser

personas de otras nacionalidades

y que están perfectamente organizados.

Con un presupuesto en seguridad por encima

de los 32 millones de euros y 1500 agentes,

esta empresa ha colaborado con la policía

en la macro-operación contra el robo de cobre.

Estos estaban especializados

en el robo de subestaciones eléctricas principalmente.

Y nos han ido robando.

Hemos ido haciendo el crucigrama de dónde

nos podían robar al día siguiente.

Y sin embargo pues ahora es una satisfacción ver

que estas personas por este robo

pues hoy día están en prisión.

Los ladrones podrán ser condenados a más de 3 años

por los robos de cobre.

Una condena que es posible

gracias a un cambio en el código penal.

De esta manera el estado prevé terminar

con la impunidad de las organizaciones

que trafican con cobre.

El secretario de estado recibe a las cámaras

de "Teleobjetivo" para explicar el cambio en la ley.

¿Qué papel ha jugado el Ministerio del Interior

en la elaboración del nuevo código penal

que ha propiciado que esta operación sea posible?

El Ministerio del Interior ha liderado las reformas

de nuestro ordenamiento jurídico necesarias

para que determinados delitos que a lo mejor antes tenían

una consideración menos grave pues ahora se sancionen

con la gravedad que verdaderamente tienen, ¿no?

Y eso es así porque el robo de determinados bienes

asociados a la prestación de servicios públicos,

y el robo de cobre es el ejemplo paradigmático,

es considerado en el ámbito europeo,

en el ámbito de EUROPOL y por los estados miembros

como un fenómeno delictivo muy grave

que muchas veces llevan a cabo organizaciones internacionales.

Organizaciones internacionales que son presionadas

de manera constante por la policía,

consiguiendo un éxito tras otro.

Solamente en el año 2014 se produjeron 2308 detenciones

relacionadas con el cable de cobre.

Se recuperaron más de 500 toneladas

y más de 3700 kilómetros de hilo de cobre.

Estos 3700 kilómetros permitiría unir

Barcelona y Moscú, para que nos hagamos una idea

de lo que estamos hablando, ¿no?

Así pone freno España a los ladrones de cobre.

Caen los delincuentes.

Pero las víctimas

tiene que hacer frente a los destrozos.

Todo lo que nos proporcione comodidad

está relacionado con el cobre.

Todos los que roban el cobre de nuestras instalaciones

nos distancian de la civilización,

porque lo que roban es de todos,

lo pagamos entre todos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Operación cobre

Teleobjetivo - Operación cobre

25 ene 2016

El robo del cobre que regula el suministro de agua de Gilena, ha dejado a esta población de Sevilla sin poder depurar el agua. El robo y la compra de este metal imprescindible en nuestro día a día es un delito castigado desde 1 a 3 años de cárcel.

ver más sobre "Teleobjetivo - Operación cobre" ver menos sobre "Teleobjetivo - Operación cobre"
Programas completos (34)
Clips

Los últimos 69 programas de Teleobjetivo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios